Fanfic Nueva aventura, nuevo sentimiento (AdvanceShipping)

¿Te gusta el fic?

  • Si, continuálo

    Votos: 38 100.0%
  • Más o menos, siguele

    Votos: 0 0.0%
  • No

    Votos: 0 0.0%

  • Total de votantes
    38

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
En el capítulo anterior, vimos como la batalla de May y Blake, en el concurso pokemon de Ciudad Florando, fue interrumpida ferozmente por parte de Maxie, Archie y Giovanni, los líderes de los equipos Magma, Aqua y Rocket, ya que estos estaban en búsqueda de Lugia y Mewtwo, los pokemon legendarios que eligieron a Ash como su entrenador. También, vimos como en medio de la batalla entre Ash y los tres líderes, el entrenador fue atacado directamente por un hiper rayo del Salamence de Maxie, y llevado al centro pokemon por May y Mewtwo. Por último, vimos como Brock y Dawn intentaban comunicarse con el centro pokemon de Ciudad Florando. Veamos que sucede.


Capítulo 19: La preocupación de todos y el poder de la amistad. (Parte I)



xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx FlashBack: xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


— Residencia Balance ¿Quién habla?- Cuestionó una voz femenina del otro lado del teléfono.

— Hola señora Caroline, soy Brock ¿Cómo ha estado?- Contestó el criador

— ¡Hola Brock! Cuanto tiempo. Muy bien ¿Y tu?- Respondió la madre de May y Max.

— Muy bien señora. ¿Ash aún se encuentra en su casa?- Preguntó Brock demostrando su preocupación.


— Pues, no Brock, él y May partieron hacia Kanto hace tiempo para pasar algo de tiempo con su madre y sus pokemon. Pero, hace dos días May me llamó y me dijo que estaban en Johto, en ciudad Florando, ¿Por qué no intentas llamarlos al centro pokemon de esa ciudad? – Informó Caroline


— De acuerdo señora, muchas gracias, por favor déle mis saludos al señor Norman- Agradeció Brock para luego cortar.


Luego de esto, Brock y Dawn se dirigieron al centro pokemon más cercano, al llegar…


— Enfermera Joy, ¿Podría, por favor, comunicarme con el centro pokemon de Ciudad Florando, en Johto?- Pidió Brock, amablemente.


— Claro, sígueme, por aquí- Aceptó la enfermera.


Luego de unos segundos, Brock, Dawn y la enfermera Joy llegaron a los videófonos, y esta ultima marcó el número del centro pokemon de Ciudad Florando.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx Fin FlashBack: xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


Luego de unos minutos de espera, la llamada de Brock fue atendida por la enfermera Joy.


— Residencia Balance ¿Quién habla?- Cuestionó una voz femenina del otro lado del teléfono.

— Hola señora Caroline, soy Brock ¿Cómo ha estado?- Contestó el criador

— ¡Hola Brock! Cuanto tiempo. Muy bien ¿Y tu?- Respondió la madre de May y Max.

— Muy bien señora. ¿Ash aún se encuentra en su casa?- Preguntó Brock demostrando su preocupación.


— Pues, no Brock, él y May partieron hacia Kanto hace tiempo para pasar algo de tiempo con su madre y sus pokemon. Pero, hace dos días May me llamó y me dijo que estaban en Johto, en ciudad Florando, ¿Por qué no intentas llamarlos al centro pokemon de esa ciudad? – Informó Caroline


— De acuerdo señora, muchas gracias, por favor déle mis saludos al señor Norman- Agradeció Brock para luego cortar.


Luego de esto, Brock y Dawn se dirigieron al centro pokemon más cercano, al llegar…


— Enfermera Joy, ¿Podría, por favor, comunicarme con el centro pokemon de Ciudad Florando, en Johto?- Pidió Brock, amablemente.


— Claro, sígueme, por aquí- Aceptó la enfermera.


Luego de unos segundos, Brock, Dawn y la enfermera Joy llegaron a lo videófonos, y esta ultima marcó el número del centro pokemon de Ciudad Florando.


— Centro pokemon ¿Qué se le ofrece?- Articuló la enfermera.

— Hola enfermera Joy. Me gustaría saber si Ash Ketchum y May Balance se encuentran allí- Contestó Brock, en un tono agitado, demostrando su preocupación.

— Si, están aquí, espere un momento por favor, iré a llamarlos- Pidió la enfermera, para luego ir en busca de May.


En la sala donde se encuentra Ash.


— Alguien se acerca, chicos por favor entren a sus pokebolas- Pidió May a Lugia y Mewtwo, tomando rápidamente sus pokebolas del cinturón de Ash.


— “De acuerdo”- Aceptaron ambos pokemon legendarios, para luego ingresar a sus pokebolas.


Unos minutos más tarde, la enfermera Joy llegó a la habitación.


— Disculpa. ¿Ustedes son Ash Ketchum y May Balance?- Preguntó la peli-rosada.


— Si enfermera, somos nosotros. ¿Sucede algo?- Pregunto la oji-zafiro.


— ¿Cómo te sientes Ash?- Preguntó la enfermera al ver que el azabache acababa de despertar. — Por cierto. Tienen llamada May-. Añadió.


— Pues, a decir verdad, no sé que sucedió ni porque estoy aquí- Respondió Ash con voz débil.


— Yo iré a atender la llamada. ¿Usted puede encargarse de Ash enfermera?- Balbuceó May, antes de partir a atender la llamada.


— Claro. Ash, recibiste un hiper rayo del Salamence del líder del Equipo Magma, por eso estas aquí- Informó la enfermera.


Después, las pupilas de Ash se dilataron y éste recordó todo lo sucedido.


Mientras tanto con May.


— Hola, soy May ¿Quién habla?- Preguntó la coordinadora.


— ¡May, soy Brock! Quería saber como están, ya que hace tiempo no tengo noticias de Ash- Articuló Brock demostrando su preocupación.


— Pues, a decir verdad, no muy bien Brock- Contestó la hija de Norman y Caroline, derramando algunas lágrimas.


— ¿Qué sucede May?- Cuestionó el criador, aún más preocupado.


— Es que… Ayer… Ayer, Ash fue atacado con un hiper rayo por parte del Salamence de Maxie, el líder del Equipo Magma, y ahora se encuentra hospitalizado- Informó May llorando.


— ¡¿Qué?! ¿Por qué May? ¿Por qué el líder del Equipo Magma atacó a Ash?- Preguntó Brock exaltado.


— Eso no puedo decírtelo, y menos por aquí, eso es algo que debe y puede contarte solo Ash- Respondió May


— De acuerdo, enseguida voy hacia allá, afortunadamente capturé un pokemon volador, iré con Dawn- Informó Brock, para luego colgar la llamada.


Después de esto, May regresó a la habitación donde se encontraban Ash y la enfermera Joy, y se encontró con una situación inesperada.


Mientras esto sucedía en Johto, en la lejana región de Sinnoh, Brock y Dawn se alistaban para partir hacia Ciudad Florando.


— Bien Dawn ¿Ya tenemos todo guardado?- Preguntó Brock echando una última ojeada, para asegurarse.


— Pues, al parecer si Brock- Respondió la cuestionada, imitando el gesto de su amigo.


— Muy bien, entonces estamos listos para irnos ¡Ve Aerodactyl!- Exclamó Brock.


— Aeeroo (¿Qué sucede amo?- Rugió el pokemon fósil.


— Oye Aerodactyl, ¿Crees que puedas llevarnos a Dawn y a mi? – Preguntó Brock a su nuevo pokemon.


— Dactyl Dac (Por supuesto que si)- Afirmó, asintiendo con su cabeza.


— Genial, muchas gracias Aerodactyl. Dawn tu súbete a su lomo- Agradeció Brock.


— Pe-pero ¿Y tú Brock?- Preguntó sorprendida la coordinadora.


— Tranquila Dawn, tu sube- Repitió el coordinador.


— De acuerdo- Aceptó la coordinadora, para luego subirse al lomo de Aerodactyl, siendo ayudada por Brock.


— Bien, ahora Aerodactyl- Manifestó Brock.


Una vez Dawn se colocó en el lomo de Aerodactyl, el pokemon hizo lo que Brock le pidió, levanto vuelo, dio una vuelta en el aire y regresó donde el criador, para luego tomarlo con su pata izquierda y emprender así su viaje hacia Johto.

Mientras tanto, en el centro pokemon de Ciudad Florando.


Al llegar a la habitación donde estaba Ash, May se encontró con Ash tosiendo de una manera desesperante, las cuales le provocan arcadas, hasta que comenzó a vomitar sangre, y sudar mucho, hasta que acaba desmayándose.


— ¡Demonios! ¡Esto es muy grave! ¡Sus órganos internos están muy dañados!- Declaró la enfermera Joy, aterrada por la situación de Ash


— ¡Ash!- Bramó May, espantada, llorando. — “Por favor, no te vayas”- Imploró.


Mientras tanto en la mente de Ash.


Nuestro héroe se encontraba en un sitio completamente oscuro, donde no podía ver más allá de su propia nariz.


— “¿Do… Donde estoy?”- Se preguntó, mientras volteaba en todas las direcciones, en un vano intento por vislumbrar algo. — ¿”Qué es este lugar?”- Volvió a cuestionarse.


De repente, una voz resonó en todo el lugar.


— Lucha Ash…- Pronunció una voz misteriosa, que resonaba por todo el lugar, como si del eco dentro de una cueva se tratase.


— ¿Quién eres? ¡Muéstrate!- Vociferó Ash. Pero nadie respondió. Al cabo de unos minutos…


— Lucha Ash. Nunca te has rendido, no es momento de hacerlo ahora- Manifestó nuevamente aquella voz.


— ¡Nunca lo haré! Pero muéstrate, déjate ver de una vez- Reclamó Ash.


— Ya me has visto, hace mucho tiempo- Mencionó la voz.


Mientras tanto, en la habitación del centro pokemon.


— ¡Oh no! ¡Sus signos vitales se debilitan! ¡Si esto sigue así morirá!- Exclamó asustada la enfermera Joy.


— ¿Qué? ¿Y usted no puede hacer nada enfermera Joy?- Consultó May, impactada por lo dicho por la encargada del centro pokemon.


— No, lo siento, ya he hecho todo lo que está a mi alcance, recuerda que aquí nos ocupamos de pokemon, no de humanos- Respondió decepcionada la enfermera Joy por no poder hacer nada más por el entrenador.


Mientras tanto, de camino a Johto, se veía a un agotado Aerodactyl, llevando a dos personas, una en su lomo, y otra agarrada de su pata.


— ¡Por favor, resiste un poco más Aerodactyl! ¡Ya casi llegamos!- Solicitaba Brock a su agotado pokemon.


— Aeeroo (Llevas diciendo eso hace 15 minutos)- Refunfuñó Aerodactyl haciendo su mayor esfuerzo.


— ¡Mira! ¡Allí esta Johto! Ya hemos llegado- Anunció Brock, con alegría de haber llegado.


Al aterrizar, Brock le dio un poco de comida a su Aerodactyl, para luego de que éste comiera, regresarlo a su pokebola para que tome un muy merecido descanso.


— ¡Arcanine, Togekiss salgan ya!- Exclamaron Brock y Dawn liberando a sus pokemon.


— Arcanine necesito que me lleves a Ciudad Florando lo más rápido que puedas- Pidió Brock.


— Y yo necesito que tu me lleves a mi lo más rápido que puedas, Togekiss- Solicitó Dawn.


Ambos pokemon aceptaron, y Brock y Dawn se montaron sobre ellos.


— Bien ¡Velocidad extrema!- Solicitaron el criador y la coordinadora.


Gracias al movimiento velocidad extrema de Arcanine y Togekiss, Brock y Dawn lograron llegar a Ciudad Florando en cuestión de minutos.

Al llegar, regresaron a los pokemon a sus pokebolas, y se dirigieron al centro pokemon. Al no encontrar a la enfermera, Brock y Dawn decidieron buscar a Ash, al no encontrarlo por ningún lado, comenzaron a llamar a Joy.


— “Alguien me llama”- Mencionó Joy para sus adentros. — E-enseguida regreso, May, alguien me llama- Anunció, para luego marcharse.

Luego de unos minutos, Joy regresó a la habitación, seguida por Brock y Dawn.


— ¡Brock!- Exclamó May, aún llorando


— ¡May!- Vociferó Brock — ¿Q-qué sucedió?- Interrogó


— Como… Como ya te he dicho, fue atacado por el Salamence de Maxie, y dicho ataque dañó mucho los órganos internos de Ash- Informó la coordinadora.


Mientras esto sucedía, en el subconsciente de Ash.



— ¿De verdad? Entonces déjame verte nuevamente, y dime quien eres- Manifestó Ash



— De acuerdo- Respondió aquella voz.


De repente, un resplandor tan intenso y dorado como los rayos del sol hizo acto de presencia, comenzando a descender lentamente, hasta que finalmente se detuvo frente a Ash, después el brillo fue atenuándose lentamente, hasta descubrir la silueta de un pokemon.


— Yo… Yo nunca antes te había visto- Dudó Ash


— Si Ash… Si me has visto ¿Cómo puedes estar tan seguro de lo que dices, sino me ves completamente?- Respondió el misterioso pokemon.


Mientras tanto en la habitación del centro pokemon.


— No hay nada que pueda hacer, enfermera Joy- Interrogó Brock


— No, lo siento mucho, he sido capacitada para curar pokemon, no humanos- Respondió Joy, decepcionada.


— “May ¿Me oyes? Soy Mewtwo”- Se comunicó telepáticamente el pokemon clon.


— “S-si, te oigo Mewtwo, ¿Qué sucede?”- Contestó la coordinadora.


— “He observado la mente de Ash, en estos momentos esta teniendo un encuentro con un pokemon que vio hace mucho tiempo, al parecer puede y esta intentando ayudarlo”- Informó Mewtwo — “Sólo te pido, que no digas nada, te mantendré al tanto” – Añadió.


— “De… De acuerdo Mewtwo. ¿De que pokemon se trata?”- Cuestionó la coordinadora proveniente de Hoenn.


— “No lo sé, no logró distinguirlo bien, por el momento sólo se ve su silueta”- Informó el clon de Mew.


— “De acuerdo, muchas gracias Mewtwo”- Agradeció May


Mientras tanto en el subconsciente de Ash.


— Entonces deja que te vea completamente- Demandó el entrenador proveniente de Pueblo Paleta

— De acuerdo, si eso es lo que quieres, que así sea- Aceptó el misterioso pokemon.


De repente, el brillo que rodeaba a este pokemon se intensificó nuevamente, provocando que Ash se tape los ojos con su brazo derecho, al desaparecer el resplandor, Ash pudo ver de quien realmente se trataba.


— ¿Eras tu? Ya recuerdo que te he visto hace mucho tiempo, pero… ¿Quié eres? ¿Cuál es tu nombre?- Indagó Ash con curiosidad.


— Así es, soy yo- Respondió el misterioso pokemon.


¿Quién será el misterioso pokemon que se presentó ante Ash? ¿Qué sucederá con nuestros héroes?


Las respuestas a estas y más preguntas, en el próximo capítulo.



Esta historia continuará…
 
Última edición:
Registrado
2 May 2016
Mensajes
17
Offline
Continúa con tu fic es muy bueno. Lo he leído desde el principio y me gustó, es interesante espero el siguiente capítulo con ansias. Saludos ya tienes otro lector
 

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
Continúa con tu fic es muy bueno. Lo he leído desde el principio y me gustó, es interesante espero el siguiente capítulo con ansias. Saludos ya tienes otro lector
Muchas gracias por tus palabras :) me alegra mucho que te agrade mi fic. Y aqui te dejo la conti.

---------------------------------------------------------------------------------------------------XoX----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En el capítulo anterior, vimos como Brock, luego de hablar con Caroline, la madre de May y Max, Brock se enteró que Ash, junto con la coordinadora de Ciudad Petalburgo, se encontraban viajando por Johto, al cortar la llamada, el criador se dirigió al centro al centro pokemon, y pidió a la enfermera Joy que lo comunicase con el centro pokemon de Ciudad Florando en Johto. También, vimos como luego de hablar con May, Brock y Dawn partieron con un rumbo a Johto, muy preocupados por Ash. Y también vimos, como en el subconsciente de Ash, un misterioso pokemon hizo acto de presencia, diciéndole al azabache que no se diera por vencido y luchara por su vida. Veamos que sucede.


Capítulo 19.5: La preocupación de todos y el poder de la amistad. (Parte II)



xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx FlashBack: xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


Mientras tanto en el subconsciente de Ash.


— Entonces deja que te vea completamente- Demandó el entrenador proveniente de Pueblo Paleta

— De acuerdo, si eso es lo que quieres, que así sea- Aceptó el misterioso pokemon.


De repente, el brillo que rodeaba a este pokemon se intensificó nuevamente, provocando que Ash se tape los ojos con su brazo derecho, al desaparecer el resplandor, Ash pudo ver de quien realmente se trataba.


— ¿Eras tu? Ya recuerdo que te he visto hace mucho tiempo, pero… ¿Quié eres? ¿Cuál es tu nombre?- Indagó Ash con curiosidad.


— Así es, soy yo- Respondió el misterioso pokemon


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx Fin FlashBack: xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx




— Bien. ¿Y cuál es tu nombre?- Interrogó el entrenador.


— Mi nombre… Es Ho-oh, muchos me conocen como el pokemon arco iris, como aquel, que india el comienzo de una era de paz entre humanos y pokemon, y sólo me presento ante entrenadores que son puros de corazón, y como ya sabrás, tu Ash, eres puro de corazón, y noble. Pero eso, dejémoslo para después, Ash, lucha. Lucha por tu vida, no debes darte por vencido, todos tus amigos, tanto humanos como pokemon, están muy preocupados por ti, incluso aquellos que no están viajando contigo- Confesó el pokemon alas de arco iris.


— ¿Qué? Pero… Si no están viajando conmigo, ¿Cómo lo saben?- Preguntó Ash, confundido.


— Yo les informé, Ash, yo poseo lo habilidad de ver todo lo que sucede en el mundo- Anunció el pokemon rey del fuego.


— Está bien, lucharé, es lo que estoy intentando- Dijo el azabache.


— Lo sé, pero el ataque de ese Salamence daño tus órganos internos- Informó Ho-oh.


— Oh, ¿Y cómo se supone que salga de esta, Ho-oh?- Preguntó angustiado el entrenador.


— Tranquilo, yo sanaré tus órganos internos- Mencionó el pokemon legendario.


— De acuerdo, muchas gracias Ho-oh- Agradeció Ash.


— De nada Ash, pero eso no será suficiente para salvarte- Afirmó Ho-oh, sorprendiendo al entrenador.


— ¡¿Qué?! ¿Y entonces… cómo se supone que me salve? No… No quiero, no puedo hacerle algo así a May- Se lamentó el hijo de Delia.


— Eso dependerá del poder de la amistad que te una a los humanos y pokemon que te rodean… Y del amor que te une a May… Solo si esos dos factores son los suficientemente fuertes, podrás salvarte…- Respondió Ho-oh — Por cierto, si logras salvarte, te acompañaré junto a otro pokemon en tu viaje, sólo que nosotros formaremos parte del equipo de May- Añadió para luego desaparecer, sin darle tiempo a Ash para responder.


Mientras tanto en la habitación del centro pokemon, todos los pokemon de Ash, salieron de sus pokebolas.


— ¡Sus pulsos vitales se normalizan! ¡Y sus órganos vitales se han regenerado! ¡Esto es un milagro!- Anunció sorprendida la enfermera Joy, quién observa el estado de Ash con una máquina.


— Pero… ¿Por qué no despierta?- Interrogó May, al borde del llanto


— Es… Es cierto ¿No se supone que debería despertar? ¿O dar alguna señal de mejoría, al menos?- Agregó Brock, con la lagrima en la garganta.


— Es que, sus órganos se regeneraron, pero su corazón está muy débil, es sólo cuestión de tiempo hasta que se detenga- Informó triste la enfermera Joy.


— ¡¿Qué?!- Fue lo único que atinaron a decir May, Brock y Dawn, para luego romper en llanto.


— Pikapi (Ash)- Se lamentó Pikachu, comenzando a llorar, acto imitado por el resto de los pokemon de Ash que se encontraban en esa habitación.


De pronto, en el laboratorio del profesor Oak, todos los pokemon de Ash comenzaron a llorar, Charizard, en el valle charizific, también comenzó a llorar, todos los pokemon que pertenecen y pertenecieron a Ash, en todos los lugares del mundo, comenzaron a llorar. Incluso Larvitar y su madre.

Poco después, todos los amigos de Ash, Misty, Tracey, Melody, Bianca, Latios y Latias, Gary, Max, Norman, Caroline, Delia, el profesor Oak, Ritchie, Morrison, Todd y Dawn, también comenzaron a llorar.


Las lágrimas de cada pokemon y humano, en ese momento, como si de un poder psíquico, o de arte de magia, se tratase, comenzaron a flotar en dirección a Ash.

Luego de varios minutos, cada lagrima llorada por cada amigo humano y pokemon de Ash llego a él. Sorprendiendo a todos los presentes en aquella habitación de aquel centro pokemon.

Aun así, Ash no despertaba. Debido esto Lugia y Mewtwo salieron de sus pokebolas sin importarles quién los viera, y para sorpresa de todos, también comenzaron a llorar por Ash. Aun así, Ash no despertaba.


— ¡Ash! ¡Por favor despierta, no me dejes!- Exclamó May, llorando amargamente sobre el pecho de Ash, ya que se encontraba en una silla a un lado de su cama.


— ¡Pikapiiii! ¡Pika pika chupi! Pika pika (¡Aaash! ¡Vamos despierta! ¡No me hagas esto! Eres mi mejor amigo)- Imploró Pikachu, también llorando amargamente, sobre el vientre de Ash.


De repente, May y Pikachu sintieron una mano que acariciaba su cabello y cabeza, respectivamente.

Tal como Ho-oh le había dicho a Ash en su subconsciente, el poder de la amistad de cada uno de sus amigos, humanos y pokemon, y, el amor de May, salvaron su vida.


— ¡Ash!- Celebraron todos los presentes el despertar de Ash. En especial May y Pikachu.


— ¿Cómo te sientes Ash? – Preguntó la enfermera Joy.


— Algo… Mareado, enfermera- Contestó Ash. Con voz débil. — Necesito beber un poco de agua, si es posible enfermera- Solicitó el entrenador


— Claro Ash, enseguida te traigo- Aceptó la enfermera.


— ¡Que gusto verte despierto de nuevo Ash!- Comentó May, llorando a causa de la alegría que sentía, para luego abrazarlo — Creí que me dejarías sola- Comentó en un tono de voz lo suficientemente bajo como para que sólo Ash la escuche.


— Eso nunca pasará May- Respondió el entrenador, en el mismo tono de voz.


— Aquí esta tu agua, Ash- Mencionó la enfermera, entregándole el vaso a Ash, y una jarra, con un poco más de agua, a May por si Ash quería beber más.


Luego de que Ash bebiera unos tres vasos de agua, conversó un rato más con May, Brock y Dawn, hasta que cayó la noche, momento en el que Brock y Dawn, se fueron a otra habitación, y May, se quedó para cuidar de Ash, en la habitación de este.


Ya era media noche, nuestros héroes se encontraban durmiendo tranquilamente en el centro pokemon de Ciudad Florando, pero uno de ellos, a pesar de estar dormido, estaba teniendo una charla en su subconsciente.


— ¿Viste Ash? Te dije que sólo el poder de la amistad que te une a los humanos y pokemon que te rodean, y el amor que te une a May podrían salvarte- Mencionó con orgullo el legendario pokemon.


— Si… Es cierto- Respondió un pensativo Ash.


— ¿Qué sucede?- Preguntó Ho-oh.


— Nada, es sólo que. ¿Tu me dijiste que te unirías a mi aventura junto a otro pokemon?- Preguntó Ash


— Si así es, pero ese otro pokemon y yo formaremos parte del equipo de May- Afirmó.


— Pero… ¿Eso no la pondría en peligro Ho-oh?- Interrogó el entrenador preocupado.


— Tal vez, pero quédate tranquilo, al igual que Lugia y Mewtwo te eligieron y te protegen, nosotros hemos elegido y protegeremos a May- Anunció el pokemon.


— De acuerdo. ¿Pero donde los encontrara? Y… ¿Cómo los capturara?- Preguntó el joven entrenador.


— Estamos muy cerca de donde están ustedes, y nos dejaremos capturar sin necesidad de pelear- Informó


— Esta bien Ho-oh- Aceptó el azabache.


— Sólo que… tu debes estar presente, para que May pueda entender lo que le decimos- Pidió el ave legendaria.


— Está bien. ¿A dónde tenemos que ir?- Accedió Ash.


— Vengan a la torre quemada, en Ciudad Iris, en cuanto te den de alta- Solicitó


— Muy bien, así será- Concordó el entrenador.


El sol ya estaba alzándose, en Johto todas las personas, y los pokemon diurnos, comenzaban a despertarse, para luego iniciar tranquilamente con sus rutinas.

En el centro pokemon de Ciudad Florando, un entrenador y una coordinadora, acababan de despertar.


— Buenos días Ash- Saludo la oji-zafiro, con una sonrisa.


— Bueno días May- Devolvió el azabache también con una sonrisa, para luego sellar con un corto pero tierno beso.


— ¿Cómo te sientes Ash?- Preguntó la coordinadora.

— Mucho mejor May, creo que ya estoy listo para irme… Pero…- Comentó Ash.


— ¿Qué Ash?- Preguntó May con interés.


— Esa decisión depende de la enfermera Joy- Contestó el entrenador del Pikachu.


— Si, es cierto- Concordó la coordinadora del Blaziken


Después de esto, la enfermera Joy llegó a la habitación.


— Buenos días, ¿Cómo te sientes Ash?- Quiso saber la encargada del centro pokemon


— Mucho mejor enfermera- Contestó Ash, sonriente. — ¿Cree que pueda darme de alta el día de hoy?- Preguntó


— Pues, creo que si, sólo espera que llegue el doctor al que le pedí que venga, y que te haga algunos análisis.- Respondió la enfermera.


— ¿Análisis?- Preguntó Ash confundido


— Si, para asegurarnos de que tus órganos internos sanaron correctamente- Informó la enfermera Joy.


Un tiempo después, una hora y 30 minutos para ser más exactos, el doctor ya le hizo a Ash los análisis necesarios y estaba por informarle a Ash los resultados, mientras que Brock, May y Dawn esperaban afuera.


— Bien joven Ketchum, los resultados de sus análisis ya están listos- Anunció el doctor.


— ¿Y bien doctor? ¿Qué dicen esos análisis?- Preguntó el entrenador con interés.


— Me complace informarle que todo está perfectamente- Comentó el dr.


— ¡Genial! ¿Eso significa que ya me puedo ir?- Cuestionó Ash.


— Pues si, podría joven Ash, pero…- Mencionó el especialista.


— Pero… ¿Qué?- Preguntó Ash, un poco nervioso.


— Sólo por seguridad, sería recomendable que se quede un día mas aquí, haciendo reposo, para que tanto sus órganos internos como sus músculos se recuperen completamente y no tenga ningún tipo de complicación posible- Recomendó el profesional.


— De acuerdo doctor, muchas gracias por todo- Aceptó Ash, contento.


— No hay porque- Respondió el doctor, para luego retirarse.


Al salir el doctor May entró a la habitación, luego de pedirle a Brock y Dawn que por favor esperen afuera un momento.

— ¿Qué te dijo el doctor Ash?- Preguntó May con interés luego de un tierno beso.


— Ven, siéntate y escucha May- Respondió el cuestionado, haciendo lugar en la cama para que May se siente, una vez que May se sentó, Ash comenzó a contarle lo que le dijo el doctor — El doctor me dijo que ya estoy listo para irme, pero que, sólo por seguridad, sería recomendable que me quede un día mas aquí, haciendo reposo, para que tanto mis órganos internos como mis músculos se recuperen completamente y no tenga ningún tipo de complicación posible- Contó Ash alegre.


— Vaya ¡Eso es genial Ash!- Dijo May feliz por la noticia.


— Si, lo es- Dijo Ash sonriente.


Mientras tanto, afuera de la habitación.


— Oye Brock, ¿Crees que deberíamos contarle sobre lo nuestro a Ash y May?- Preguntó la coordinadora de Sinnoh algo indecisa.


— Pues, yo creo que si mi pequeña, pero siento que todavía no es el momento- Respondió el criador de Ciudad Plateada.


— De acuerdo Brock- Concordó la peli-azul.


Regresamos con Ash y May, que estaban teniendo una conversación importante, al menos para ellos y su relación.


— Dime Ash… ¿Por qué hiciste algo tan arriesgado tú solo?- Preguntó May, triste e inconforme por lo que hizo Ash en la batalla.


— A… ¿Qué te refieres May?- Cuestionó Ash.


— A lo que hiciste, Ash, pelear tú sólo contra Maxie, Archie y Giovanni- Respondió May, aún inconforme por aquella acción de Ash.


— Para protegerte May, no podía permitirme que corrieras riesgos, y gracias a dios y a todos los pokemon que lo hice- Reveló Ash, causando que May comience a llorar.


— ¡¿Pero que dices Ash?! ¡Por hacer eso casi mueres! ¡¿Y agradeces por eso?!- Indagó May indignada por lo dicho por Ash.


— No May… No agradezco porque casi muero… Agradezco porque no estuviste involucrada. Hace mucho tiempo, hice la promesa de protegerte, no la romperé ahora, además… ¿Te imaginas lo que hubiera sucedido si hubieses sido tu quien recibía ese ataque?- Contestó Ash, entristeciendo.


— Pues, lo mismo que sucedió contigo ¿No?- Respondió May.


— No May, hubieras muerto, no lo hubieras resistido, y nunca me lo hubiera perdonado. Recuerda que destruyó mis órganos internos… Yo no morí solo por dos cosas, si no fuera por ellas, sin dudas ahora no estaría con vida- Confesó el entrenador de Pueblo Paleta.


— ¿De… De verdad Ash? Y ¿Cuáles son esas dos cosas?- Interrogó May, con interés, triste y sorprendida.


— Te contaré, pero será nuestro secreto, al menos por ahora. La primera de las cosas es que, cuando estaba inconsciente, en mi subconsciente un pokemon apareció, habló conmigo… él fue quien regeneró mis órganos internos. Y la segunda, éste pokemon me dijo que el regenerar mis órganos internos no sería suficiente para salvar mi vida, que lo que me salvaría sería el poder de amistad que me une a mis amigos, humanos y pokemon, que me rodean, y, el amor que nos une May- Narró Ash sorprendiendo mucho a May, y causando que se sonrojase, al igual que él, por lo último.


— Vaya… No sabía que paso eso Ash, lo siento, no debí tratarte así- Dijo May, recriminándose.


— No te preocupes May- Respondió Ash, con una sonrisa.


— E-esta bien Ash. Por cierto…¿Qué es eso de que hiciste una promesa?- Preguntó con curiosidad.


— Pues…- Comenzó a contar Ash.


¿Cuál será la promesa que hizo Ash? ¿Dejaran de molestar Maxie, Archie y Giovanni? ¿Comentarán Brock y Dawn lo que tienen para comentar?


Descúbranlo en el próximo capítulo



Esta historia continuará…
 
Última edición:
Registrado
2 May 2016
Mensajes
17
Offline
Oye amigo para cuando la continuación, espero que no abandones el fic ya que es bueno, solo lo que le falta es algo de publicidad para que sea más visitado
 

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
Oye amigo para cuando la continuación, espero que no abandones el fic ya que es bueno, solo lo que le falta es algo de publicidad para que sea más visitado
Hey, que tal? Lo siento por la demora, estuve muy falto de inspiración (2017 fue un año pésimo para mi) y ahora no puedo escribir porque office no me permite usar el word hasta pagarlo :C así que en cuanto pueda comprarlo, escribiré lo que sigue.
 

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
Nada más aquí chismeando. Si necesitas una opción que no sea de pago, puedes probar con el LibreOffice o el WPS Office. Si por algo no cuentas con un internet decente para bajar los programas aunque no sean tan pesados puedes recurrir a la hoja de documentos de Google o directamente usar Word Online.

Para todo lo demás, torrent es tu amigo (?)
Uff, lo siento mucho, acabo de verlo. No habia entrado ultimamente. Ya tengo Office nuevamente xD. Así que prontamente se viene la continuación del Fic ^^
 

Neo Namikaze

AdvanceShipper - AltoShipper
Registrado
24 Jun 2015
Mensajes
87
Ubicación
FanficsLandia
Offline
Bien... Principalmente quisiera agradecer a todos los que han estado leyendo y comentando esta historia, realmente me alentaron mucho ^^. Luego, quisiera disculparme por la MUY larga demora, es que he tenido algunas complicaciones, la más importante, es que me quedé sin licencia de Office, pero ya la he recuperado, así que podré continuar la historia :D. En fin, sin más preámbulos, les dejo la conti ^^

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

En el capítulo anterior, vimos como el pokemon que se presentó en el subconsciente de Ash reveló su nombre a éste, haciéndolo recordar que lo había visto hace mucho tiempo, ese pokemon, era Ho-oh. También vimos como éste pokemon sano los órganos internos dañados de Ash, y como también, le informó a este último que sólo eso no sería suficiente para salvarse. Luego, vimos como Ash despertó gracias a la amistad que lo une con los humanos y pokemon que lo rodean, y el amor que lo une a May. Finalmente, vimos con un doctor le realizó unos análisis a Ash, y al tener los resultados, informó a Ash que ya estaba listo para retirarse, pero que solo por seguridad, era aconsejable que se quede un día más en el centro pokemon para que tantos sus órganos internos como sus músculos se recuperen completamente. Veamos que sucede.


Capítulo 20: La llegada de una carta y el alta de Ash.



xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx FlashBack: xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

— No May… No agradezco porque casi muero… Agradezco porque no estuviste involucrada. Hace mucho tiempo, hice la promesa de protegerte, no la romperé ahora, además… ¿Te imaginas lo que hubiera sucedido si hubieses sido tu quien recibía ese ataque?- Contestó Ash, entristeciendo.


— Pues, lo mismo que sucedió contigo ¿No?- Respondió May.


— No May, hubieras muerto, no lo hubieras resistido, y nunca me lo hubiera perdonado. Recuerda que destruyó mis órganos internos… Yo no morí solo por dos cosas, si no fuera por ellas, sin dudas ahora no estaría con vida- Confesó el entrenador de Pueblo Paleta.


— ¿De… De verdad Ash? Y ¿Cuáles son esas dos cosas?- Interrogó May, con interés, triste y sorprendida.


— Te contaré, pero será nuestro secreto, al menos por ahora. La primera de las cosas es que, cuando estaba inconsciente, en mi subconsciente un pokemon apareció, habló conmigo… él fue quien regeneró mis órganos internos. Y la segunda, éste pokemon me dijo que el regenerar mis órganos internos no sería suficiente para salvar mi vida, que lo que me salvaría sería el poder de amistad que me une a mis amigos, humanos y pokemon, que me rodean, y, el amor que nos une May- Narró Ash sorprendiendo mucho a May, y causando que se sonrojase, al igual que él, por lo último.


— Vaya… No sabía que paso eso Ash, lo siento, no debí tratarte así- Dijo May, recriminándose.


— No te preocupes May- Respondió Ash, con una sonrisa.


— E-está bien Ash. Por cierto… ¿Qué es eso de que hiciste una promesa? - Preguntó con curiosidad.


— Pues…- Comenzó a contar Ash.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx Fin FlashBack: xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


— Pues… ¿Recuerdas cuando nos despedimos de tus padres, cuando partíamos de Petalburgo para ir a pasar un tiempo en Pueblo Paleta con mi madre y pokemon? ¿Recuerdas que tu padre me pidió hablar un momento en privado? -. Preguntó el entrenador.


— Si Ash, lo recuerdo. ¿Por qué? -. Respondió la coordinadora.


— Pues, en ese momento ha sido, que tu padre me pidió que le hiciera la promesa de que te protegería y no permitiría que nada malo te sucediera -. Informó Ash a la coordinadora.


— ¿En serio Ash? ¿Y por eso ha sido que has hecho todo lo que has hecho durante todo este tiempo? -. Cuestionó la coordinadora, sorprendida.


— En parte si May, pero no es la única razón. Es decir, aunque tu padre no me hubiera pedido eso, igualmente te hubiese protegido siempre, porque como ya te he dicho me he prometido a mí mismo hacerlo, porque jamás me perdonaría que algo malo te sucediera-. Contestó el entrenador.



— Cielos Ash, no sabía todo eso. ¿Por qué nunca me lo has contado? -. Preguntó May, con algo de sorpresa


— A decir verdad, nunca he considerado que eso fuese algo demasiado relevante May, ya que, como sabes… Te hubiese protegido siempre, con o sin promesa. Por eso es que no te lo había contado-. Mencionó Ash, para luego entre los dos sellar esta plática con un beso.


Mientras tanto en la no muy lejana Ciudad Trigal, un joven se encontraba en un parque, sentado en un banco muy pensativo, tras leer por quinta vez la carta que había escrito en el Centro Pokemon.


— Pues sí, definitivamente creo que eso está bien, tan solo espero que acepten y vengan-. Comentó finalmente, para luego liberar a uno de sus pokemon voladores. — Masquerain, necesito que lleves esta carta al centro pokemon de ciudad malva y se la entregues a la enfermera Joy. ¿Crees que podrás? -. Pidió el joven a su pokemon.


— Masquerain Masq (Por supuesto que sí) -. Respondió el pokemon, para que una vez que su entrenador le diese la carta, partir con rumo a Ciudad Malva.


Mientras tanto, en el centro pokemon de Ciudad Malva un criador y una coordinadora, encontraban esperando sentados en unas sillas, en el pasillo del centro pokemon, esperando que les permitieran pasar para ver a su amigo.


— Dime Brock. ¿Crees que deba cambiar o mejorar algo en mis actuaciones para los concursos? -. Preguntó Dawn, intentando formar un tema de conversación, para que la espera no se les hiciese tan larga.


— Pues… Yo creo que no Dawn, es decir, así como vienes hasta ahora está muy bien. Quizá lo que podría aconsejarte, no como participante de concursos, sino como observador, es que creo que quizá podrías soltarte un poco más, o relajarte. Es que, al menos yo, siento que a la hora de hacer tus presentaciones estas tensa, y eso no te ayudará en absoluto-. Respondió el criador, entiendo las intenciones de la chica.



— Vaya, ya veo. Muchas gracias Brock, Y… ¿Tienes alguna sugerencia para poder corregir eso? -. Consultó la peli-azul


— Pues, no estoy completamente seguro, pero creo que podrías imaginar que sólo están tú y tus pokemon, que en ese momento no hay público, no hay jueces, no hay presentadora… nadie… tan solo tus pokemon y tu -. Comentó Brock.



— Creo… Creo que tiene razón Brock, debería intentarlo, si es cierto que me pongo muy nerviosa, y eso podría jugarme una muy mala pasada -. Contestó la coordinadora.


Luego de esta conversación, May abrió la puerta de la habitación de Ash, anunciando a Brock y Dawn que ya podían pasar, acto seguido por retirarse de la habitación hacia los videófonos para llamar a sus padres.


— ¿Cómo te sientes Ash? -. Preguntaron Brock y Dawn al entrenador.


—Mucho mejor ahora, chicos. Gracias por preocuparse, May me ha contado todo, lamento haber interrumpido su viaje por Sinnoh -. Respondió el azabache.


— Me alegra oír eso -. Contestaron el criador y la coordinadora a la respuesta de su amigo. —¿Gracias? Por dios Ash no hay nada que agradecer, eres nuestro amigo, sabes que siempre estaremos para ti -. Añadió el criador. —Si, es cierto Ash. ¿Y cómo puedes disculparte por eso? La amistad es mucho más importante que cualquier viaje -. Agregó la coordinadora de Sinnoh.


— Está bien, chicos. Muchas gracias -. Agradeció nuevamente Ash.


— ¿Y por qué agradeces ahora? -. Preguntaron Brock y Dawn sin entender el motivo del agradecimiento.



— Por brindarme su apoyo y amistad, chicos, eso significa mucho -. Contestó el aludido


— No debes agradecer por eso Ash -. Contestaron ambos. —Por cierto, ¿Sabes cuándo te dan de alta? -. Preguntó Brock con interés.



— Pues, si todo marcha bien mañana podré irme, según me ha dicho el doctor -. Respondió Ash. En eso May regresa de la zona de videófonos, y se sienta en la silla junto a la cama de Ash, acto imitado por Brock y Dawn, en dos sillas que se encontraban al otro lado de la habitación. — Díganme chicos. ¿Qué tal va su viaje por Sinnoh? -. Añadió después, interesado por el viaje de sus amigos


— Pues… a decir verdad, va bastante bien Ash, yo he capturado un nuevo pokemon, y Dawn ha ganado bastantes listones -. Respondió el criador Pokemon



— ¿¡En serio!? ¡Eso es genial chicos! -. Respondió Ash con alegría. — Por cierto, May ella es Dawn, la nueva amiga que conocimos en Sinnoh. Dawn, ella es May, ella es quién ha viajado con Brock y yo junto a su hermano por todo Hoenn, y luego por Kanto -. Presentó Ash.


— Mucho gusto, es un placer conocerte -. Se saludaron ambas coordinadoras, sonrientes.



— Como habrás oído May, Dawn también es coordinadora, así que, puede ser que en algún momento sean rivales -. Comentó Brock —Y es muy buena, por cierto -. Añadió luego el criador.


— Ay, ya párale Brock, que me da pena -. Pidió Dawn, un poco avergonzada.



— Está bien Dawn, pero es la verdad, eres muy buena -. Aceptó el criador.


— Muchas gracias Brock -. Agradeció la peli azul, sonriente. —Aún así, creo que eso no viene al caso -. Haciendo referencia al sitio y situación en que se encontraban.



— Si, es cierto, tienes razón Dawn -. Concordó el criador. —Lo sentimos Ash, que desconsiderados hemos sido -. Se disculpó y recriminó el criador.


— Ya paren chicos, que estamos en un centro pokemon, no en un velorio -. Bromeó Ash


— Si, tienes razón, pero, aun así, este no es ni el momento ni el lugar para hablar de lo buena coordinadora que es Dawn -. Continuó criticándose Brock



— Ya para Brock, en serio -. Dijo Ash. —No es necesario criticarte tanto, yo ya estoy bien, así que no es necesario que esto esté lleno de llantos o lamentaciones -. Continuo.


— Si, es cierto -. Contestó Brock. —En fin, me iré a mi habitación, ya que creo que ya está anocheciendo -. Añadió, para después cerciorarse de que efectivamente, estaba anocheciendo, para así retirarse junto a Dawn a su habitación, luego de despedirse de Ash y May


Seguido de la salida de Brock y Dawn de la habitación de Ash y May, la enfermera Joy ingresó a la misma luego de pedir permiso para hacerlo, el cual fue concedido por los chicos.



— Lamento molestarlos chicos, pero les ha llegado esta carta de un remitente anónimo -. Informó la enfermera, mientras le entrega la carta a May, para así después retirarse nuevamente hacia la recepción del establecimiento.


— Pues veamos -. Dice May abriendo la carta. —¿Quieres leerla tú, o la leo yo Ash? -. Pregunta después.



— Pues. ¿Nos la han enviado a ambos, cierto? Así que creo que da un poco igual quien la lea ¿No? -. Respondió sentándose en la cama, manteniendo sus piernas estiradas sobre el colchón, y manteniéndose apoyado con sus manos.


— De acuerdo Ash, entonces, si no te molesta la leeré yo -. Aceptó May, procediendo a leer la carta, luego de un recibir un “Claro, adelante May” por parte de Ash.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx CARTA: xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



Ash y May:

Me gustaría reunirme con ustedes en Ciudad trigal y poder conversar, ya que hay algunas cosas que me gustaría que hablemos personalmente, espero puedan aceptar y venir, ya que, para mi es algo muy importante, los estaré esperando en el parque situado justo en el centro de la ciudad.



Cordiales saludos

Y desde ya, muchas gracias.



xxxxxxxxxxxxxxxxxxxx FIN DE LA CARTA: xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



— Ya veo ¿De quién se tratará? -. Preguntó un pensativo Ash.


— Pues, la verdad, ni idea Ash, ¿Qué hacemos, aceptamos? -. Preguntó May, también pensativa.



— Pues… En cuanto me den de alta debemos de ir a Ciudad Iris May, y Ciudad Trigal nos queda de camino, así que yo creo que podríamos detenernos un momento para ver que quiere quien nos envió esa carta. ¿No crees? -. Comentó el entrenador


— Pues si es así, yo creo que tienes razón Ash, unos minutos de demora para llegar a Ciudad Iris no dañarán a nadie -. Concordó la coordinadora,



— Pues entonces ya está decidido May, mañana en cuanto me den el alta, partimos con rumbo a Ciudad Trigal -. Dijo Ash, seguido de un rugido de su estómago. —Cielos, tengo hambre, y la Enfermera Joy estuvo aquí y no le pregunté si puedo ir al comedor a comer algo -. Mencionó Ash rascando su nuca.



— ¿Quieres que vaya a preguntarle, Ash? -. Se ofreció May, ya que ella también tenía algo de hambre.



— Pues… como tú quieras May, no quiero abusarme -. Respondió Ash tranquilo y con una sonrisa, mirando a May


— De acuerdo, enseguida regreso -. Contestó May, para luego darle un beso a Ash y salir en dirección a la recepción del centro pokémon.


Mientras esperaba a May, Pikachu y el resto de los pokemon de Ash hicieron notar su presencia. —¿Cómo te sientes Ash? -. Preguntó el ratón eléctrico. —Ese ha sido un ataque muy fuerte el que has recibido -. Añadió Sceptile. —Gracias a Arceus no has muerto -. Finalizó Lucario. Lugia y Mewtwo ya se encontraban dentro de sus pokebolas


—Chicos, tranquilos, ya me siento mucho mejor, como han oído antes, ya estoy listo para irme, mañana ya retomaremos nuestro viaje -. Tranquilizó Ash. — Por cierto, Lucario… ¿Qué o quién, es Arceus? -. Pregunto después Ash con curiosidad.



— ¿No sabes acerca de Arceus? -. Se sorprendió el pokemon aura. Luego, más calmado añadió. — Bueno, no debería de sorprenderme, ya que ninguno de ustedes es originario de Sinnoh… Pues verás… -. Procedió Lucario a contar lo que sabe respecto a Arceus.


— Ya veo… ¿Con que el pokemon Dios? Debe ser muy importante, y poderoso… -. Comentó Ash. En eso, llegó may.




— Ya está Ash, he tardado porque la enfermera Joy se ha comunicado con el doctor que te ha atendido hoy para preguntarle, a lo que el doctor dijo que si, y que podría hacerte bien, pero recomendó, que comas poca cantidad y sano -. Informó la coordinadora de Ciudad Petalburgo.


— Ya veo… Pues bien, entonces vamos a cenar May -. Aceptó Ash, para luego a regresar a todos sus pokemon a sus pokebolas, calzarse sus tenis, para irse a cenar junto a su novia.


Dicho esto, nuestros héroes se encontraban en el comedor del cetro pokemon, cenando, compartiendo mesa con Brock y Dawn y conversando sobre lo que harían próximamente.


— Pues, una vez que me den de alta mañana, primeramente, nos iremos hacia Ciudad Trigal, y luego hacia Ciudad Iris, y continuaremos viajando por Johto. ¿Qué harán ustedes chicos? -. Comentó Ash, para luego llevar un poco más de su ensalada a la boca.


— Pues, Dawn debe continuar compitiendo en los concursos, así que, mañana también, partiremos rumbo a Sinnoh -. Respondió el criador pokemon, también llevando un poco de su comida a la boca.



— Ya veo… Espero que algún día podamos competir juntas Dawn -. Mencionó May. Para luego llevar algo de comida a su boca.


— Me encantaría May, eso sería increíble -. Contestó Dawn sonriente, para luego cargar más comida en su boca.


Y así, nuestros jóvenes héroes continuaron conversando, mientras disfrutaban de su cena. Una vez acabaron de comer, se dirigieron a sus respectivas habitaciones a descansar, en espera del siguiente día.

Al día siguiente, las primeras en despertar fueron May y Dawn, quienes se dispusieron a ducharse, una vez acabaron, despertaron a sus respectivos compañeros, los cuales también se ducharon. Una vez todos estaban listos, bajaron al comedor del centro pokemon a desayunar, para así, al acabar sus desayunos, cada duo continuaría sus respectivos viajes.


¿Quién habrá enviado la carta a Ash y May? ¿Qué les espera a Ash y May en Ciudad Trigal? ¿Tendrán nuestros héroes otra oportunidad de reunirse, para así Brock y Dawn comentan a Ash y May lo que tienen para comentar?


Las respuestas a estas y más preguntas… en los próximos episodios


Esta historia continuará…
 
Última edición:
Arriba Pie