Raid One-eyed Dragon [Dana Ruikás, Kyle Masters & Light]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

"さあ、往こうか"
Supermoderador
Offline


Respiración agitada y pasos apresurados era lo único que se escuchaba en ese sendero desolado de las Ruinas Codec. La figura perteneciente a un chico de unos catorce años corría despavorida por el lugar, buscando huír de algo o alguien que le estaba dando persecución en ese momento. El compañero a su lado, un Psychemon, mantenía una expresión de frustración total. El dúo acababa de ascender a Medium y esa era su primera exploración en Folder, ¿Acaso la diferencia entre los Digimon salvajes de ahí comparado con File era tanta como para no poder rasguñar a aquel monstruoso Digimon?

- ¡Ahi viene!

Como si su pensamiento lo hubiera llamado, un bólido amarillo cayó de una de las paredes escarpadas que marcaban el sendero, haciendo temblar la tierra y levantar el polvo con su aterrizaje. Tanto Tamer y Digimon solo pudieron ver, horrorizados, como su única vía de escape estaba bloqueada por la imponente bestia, reduciendo aún más sus opciones, ¿debían pelear para escapar, o huir en la dirección contraria? El cíclope no parecía tener intención de dejarles pensar siquiera, puesto que con un gruñido gutural clavó su único ojo sano en el Tamer frente a él, su presa de aquel día.

- No hay otra opción... - escupió el chico, sacando su Digivice - Vamos, Psychemon.

El Child asintió y se dejó envolver por el aura de la evolución, modificando su apariencia a aquella de un gato. Tailmon salió del resplandor, mirando fijamente al oponente mientras intentaba aplacar su nerviosismo. La evolución no había amedrentado a la bestia, al contrario, la había vuelto aún más sedienta de combate.

- ¡Empecemos con-!

Sin embargo, antes que el Tamer pudiera dar la orden Cyclomon hizo el primer movimiento, abriendo sus fauces y liberando un ardiente rayo de energía. Tailmon solo pudo ver, estupefacto, como el Hyper Heat no iba dirigido hacia él sino a su compañero, el cual se vio incinerado en cuestión de segundos, sin dejar atrás ni siquiera un mísero hueso. El mundo pareció congelarse para el mamífero en ese instante, viéndose abrumado por un intenso odio y dolor. Apretando sus dientes, el pequeño Digimon partió directamente contra el cíclope que había dado fin a su compañero, sin tener nada en su mente más que vengarse de él. Una sonrisa macabra se dibujó en la boca desfigurada de la bestia, la cual, con un movimiento rápido, dirigió su rostro directamente en la dirección de la mosca que lo molestaba, exhibiendo la hilera de dientes filosos que lo caracterizaba.

[!]

Un sonoro crujido dio paso a un silencio sepulcral, a medida que datos emanaban como líquido de las fauces del cíclope. Sin prestar más atención al cementerio que había creado, la criatura partió montaña abajo buscando más presas que cazar.


"One-eyed Dragon”​
a) NPC que la solicita: -
b) Descripción de la misión: Las Montañas Codec se han vuelto el escenario de otro digimon fuera de control, Cyclomon, quien aún en su travesía por derrotar a Leomon, ha decidido encontrar una forma de llamar su atención, destrozando todo digimon o humano que ose intentar detenerlo. Su trabajo es evitar que siga hiriendo a inocentes en su afán de seguir encontrando pelea, derrótenlo a toda costa.
c) Descripción del campo de juego: Montañas Codec
d) Objetivos a cumplir:

  • Viajar a las Montañas Codec.
  • Encontrar a Cyclomon.
  • Derrotarlo.
e) Notas
  • Al aprobar con 90 puntos o más: Carta "Cyclomon: Hyper Heat"
  • Está completamente prohibido llevar la batalla hasta la ruinas Codec. Los Devas ya nos han comunicado que no se involucrarán en la batalla, mucho menos Baihumon
  • Cyclomon tiene una fuerza sobrenatural, tengan cuidado.
  • Mínimo 4 tamers Medium.
  • Paga máxima asciende a 500 Bits.
Dana Ruikás
Kyle Masters
Light

Mínimo de Posts: 2 por persona
Digivice: D-Arc (Kyle) iC (Dana & Light)
Plazo: 10 Días

Soncarmela Soncarmela Luigi Luigi Claire. Claire. pueden comenzar
 

Soncarmela

Moderador
Offline

No es posible… —La recepcionista que había atendido al chico el día anterior no se podía creer que hubiera muerto también. Su rostro se descompuso y se llevó las manos a la cara, a punto de echarse a llorar—. Otro tamer…

Llevaban una semana completa recibiendo avisos de que un Cyclomon en las Montañas Codec se estaba dedicando a asesinar a todo digimon o humano que se le acercara. Al tercer día de enterarse de eso no habían tardado en solicitar tamers que se vieran capaces para eliminarlo de una vez por todas, pues no podían permitir que aquel monstruo sanguinario continuara aumentando el número de víctimas.

Ni siquiera esa pareja lo logró. Rikta y Jeo... —Recordó a esos dos jóvenes, un chico y una chica que estaban decididos a derrotar a ese Cyclomon por el bienestar de todas las criaturas digitales que habitaban en las Montañas Codec.

Al menos ella pudo regresar.

La historia de esa pareja era triste. Eran dos tamers Medium que estaban dispuestos a ir solos para librar al Digimundo de ese digimon tan salvaje. Sus compañeros, un Plotmon y un Labramon, iban con energía, felices, pues hacían un buen equipo y se compenetraban perfectamente. Pusieron todas sus confianzas en ellos, siempre hacían las cosas bien. Al final no pudo ser, Rikta apareció sucia y con algunas heridas, y con el digitama de su camarada en brazos. Se enteraron de que el muchacho se había sacrificado junto a su digimon para dejar que su amada se salvara. Cogió una fotografía de esa pareja, de otra misión, pues vivían en Star City y muchas veces acudían allí para pasar un agradable día cooperando con otros digimon, realmente eran muy amables. En ella se podía apreciar un Dobermon de tamaño más pequeño de los de su especie, jugando con las piernas de la humana, mientras que los dos tamers se abrazaban y Angemon sonreía a la cámara.

Ella no paraba de repetir la misma historia —Tragó saliva—. Que Dobermon no debió correr por el brazo de ese monstruo. Y… Cyclomon lo partió por la mitad con sus afilados dientes —Unas lágrimas se deslizaron por las mejillas—. No puedo más, Ana; estoy cansada de conocer tamers y luego saber que han muerto o que la mayoría de ellos no lo contaron.

No te lo he querido mencionar antes pero un grupo de tres han venido esta mañana para aceptar la misión —Ana alzó la mirada y observó a su compañera—. Ya tienen experiencia en este tipo de trabajos, es posible… —No quería asegurarlo pero al menos necesitaba mentirse a ella misma, y también a su amiga—. Lo conseguirán, tienen que hacerlo.

Entonces… ¿Ya les contaste todo?

Así es. Deben estar en camino hacia las Montañas Codec. Les deseo suerte.

[…]

Dana, Light y Kyle no habían podido apartar la mirada al saber lo que estaba ocurriendo en las Montañas Codec. Conocían ese tipo de monstruos que eran más fuertes que los normales de su especie: casi no pensaban, disfrutaban a la hora de matar y destruían el lugar donde habían decidido quedarse. Ellos tres ya habían estado presentes anteriormente en una batalla contra digimon que eran así, por lo tanto eran conscientes del peligro al que se iban a someter. Vieron a la recepcionista preocupada mas también pedía ayuda a gritos. Alguien debía detener a Cyclomon, y ellos eran buenos amigos que habían peleado juntos otras veces, era el momento de compartir su fuerza para eliminar a ese salvaje.

Eran las doce del mediodía , habían abandonado Star City hacía una media hora, mientras que hablaban y creaban algunas estrategias. Aún no estaban completamente seguros de cómo sería el digimon, pero de todas formas veían bien acordar algunas cosas antes de enfrentarse a él. Arbormon y Grottomon conversaban también entre ellos, bueno, más el segundo, mientras que el otro asentía y hacía comentarios que no tenían mucho que ver con el tema. Los muchachos, por su parte, estaban serios, y era normal que no sonrieran ni pudieran hacer bromas. Aquella misión o trabajo era uno de los más importantes que habían tenido que realizar nunca: el riesgo de muerte era muy alto para unos simples humanos.

Tened mucho cuidado —había dicho la recepcionista—. Otros tamers como vosotros han acabado asesinados por ese monstruo, no sólo mata a los digimon, cualquiera que se mete en su camino corre la misma suerte. Por favor, pensad mucho antes de aceptarlo. No queremos más víctimas.

Nos haremos cargo, señora —contestó Kyle, recibiendo una afirmación por parte de sus aliadas femeninas.

Y allí estaban ahora, a punto de alcanzar las Montañas Codec.

Pase lo que pase, debéis estar alerta por Cyclomon —habló BlackAgumon juntando sus garras, algo preocupado—. Nosotros intentaremos llamar su atención siempre, pero es posible que os vea como objetivos y ataque sin razón a pesar de que lo estemos atosigando.

¡Os protegeremos! —exclamó Monodramon mientras le hacía carantoñas a Kai. El Gnome se sentía cómodo en presencia del morado, pues vivían en la misma casa y eso hacía que poco a poco le estuviera cogiendo mucha confianza.

Light, ¿te importa si Kai se queda contigo? Por si acaso debo entrar a la batalla.

Dana… —A BlackAgumon no le agradó mucho esa noticia.

Está bien —asintió la del pelo rosa cruzada de brazos. El miedo no la paralizaba, todo lo contrario, la hacía reaccionar más deprisa.

Si somos más podremos ayudarnos entre todos, Black. Además, como Arbormon seguramente resistiré más que como estoy ahora, ¿verdad? —Esbozó una sonrisa para calmar a su compañero y le acarició la cabeza— Kyle, he pensado que si necesitas alguna carta me lo puedes decir, debemos actuar rápido.

Es verdad. Déjame mirar tus cartas, es posible que se me ocurra algo —La española les pasó algunas y esperó a que él las observara, sin prisas, pues el muchacho tenía experiencia con ello—. Con esto quizá pueda hacer algo —señaló dos tarjetas.

BlackGreymon y BlackGrowmon son excelentes para atacar a distancia —Hizo notar Light, percatándose de que su camarada tendría que tomar precauciones para defenderse de los golpes del monstruo—. Si nos colocamos en buenos puestos conseguiremos confundir al enemigo y eso hará que no preste atención a ninguno en concreto.

Eso sería tener mucha suerte —objetó el hombre del grupo—. No sabemos cómo actuará Cyclomon en el momento en que lo encontremos. Aunque imagino que muchos digimon habrán huido del lugar para no ser asesinados, eso nos dará libertad para atacar sin preocuparnos por otros.

Continuaron con el trayecto, apareciendo finalmente en las Montañas Codec. No se escuchaba nada, las hojas de los árboles eran mecidas suavemente por el viento y tampoco se veía a nadie cerca. Posiblemente Masters había tenido razón con la deducción de antes. Era por ese motivo también que en el camino no habían avistado otros digimon, haciendo el recorrido mucho más rápido de lo que habían imaginado.

Chicos... —llamó entonces Guilmon.

El digimon rojizo se había separado un momento del camino al notar algo extraño en una esquina en concreto. El resto no tardó en ir hasta allá para comprobar lo que sucedía y entonces lo entendieron. Alrededor de varios árboles destrozados había dos digitamas. No tenían ni idea de cuánto rato llevaban ahí, pero no había duda de quién había acabado con esas criaturas. La escena asustó un poco al Gnome, ya que enterró la cara entre el cuello de la castaña.

Cyclomon —susurró Dana apretando el puño—. Lo detendremos.

Vamos —dijo Light, seria, caminando hacia delante sin mirar atrás. Incluso pasó por donde los digitamas sin contemplarlos de nuevo. Porque sí, había que llevarlos a Star City por lo menos, pero no podían perder tiempo. Primero había que terminar con Cyclomon para que a otros inocentes no les pasara lo mismo.

Luigi Luigi
Claire. Claire. Te toca

Saludos a todos aquellos que van a leer (?) :minion:

 
Última edición:

Claire.

Lightning
Offline
Continuaron la caminata rodeando un poco la montaña. Les habían advertido que en esas serranías estaban las famosas Ruinas Codec en las que, según se rumoreaba, habitaba una de las cuatro bestias sagradas, y que debían hacer lo posible por mantener a Cyclomon lejos de aquellas ruinas

Cada uno de los presentes iba en silencio, con la americana liderando la marcha, cada cual cavilando en sus cabezas lo que harían al encontrarse con aquel monstruo. Los digimon caminaban mirando a los alrededores, atentos a cualquier ruido, movimiento o cosa que les diera una alerta. Los dos espíritus seguían al lado de sus respectivos portadores, sin decir una palabra. La tensión se hacía sentir en el ambiente, aun cuando no habían encontrado a quien buscaban sabían muy bien que se trataba de un ser maligno, despiadado y peligroso que podría acabar con sus vidas si se equivocaban en un mínimo detalle.

No pasó mucho hasta que pudieron vislumbrar a lo lejos y hacia arriba las Ruinas Codec. Y fue en ese instante cuando un estruendo alertó a todo el grupo, que se reunieron de inmediato y comenzaron a mirar los alrededores, comprendiendo que ya habían llegado a la zona de peligro.

¡Viene de aquel lado! —comunicó Black y el trío de humanos se miró entre ellos para luego asentir.

¡Vamos! —dijeron los tres al unísono y junto con sus compañeros digitales echaron a correr hacia el flanco derecho, de donde había venido el sonido. Un temblor se hizo sentir por debajo de sus pies y una ruidosa explosión, que dejó ver una columna de humo por detrás de un muro rocoso, los hizo darse cuenta de que definitivamente Cyclomon estaba cerca.

¡Debe ser él! —gritó Guilmon corriendo, para poder finalmente dar la vuelta al muro que les quitaba la visibilidad.

¡Ahí está! —exclamó Dana señalando adelante. Efectivamente, habían hallado al violento digimon que buscaban.

A lo lejos y justo frente a ellos estaba: un enorme monstruo, de tal vez unos seis o siete metros de altura y de color amarillento, cuerpo bastante marcado por músculos sobresalientes y gruesas venas que recorrían sus brazos y piernas. Lo primero que llamaba la atención de él, aparte de su gran tamaño y aspecto tenebroso, era su agresividad. La gran cabeza recubierta por un casco de hueso que tapaba su rostro mostrando un solo ojo, y del cual sobresalía un puntiagudo cuerno. También estaba su brazo derecho, que en comparación a su cuerpo y su otro brazo, era anormalmente mucho más grande y alargado. Unas largas y filosas garras resaltaban desde todas su extremidades y tanto su cola como su hombro izquierdo iban recubiertos por placas de metal.

Un chirrido gutural resonó por todo el lugar y aunque estaban alejados, los humanos y digimon se taparon los oídos debido al fuerte sonido proferido por la bestia. Pudieron notar que no estaba solo, pues soltó un potente rayo de calor que incineró unas rocas frente a él e hizo volar algunos datos, sin duda estaba peleando con otro digimon. Aunque las dos chicas de Ávalon y el líder de Utopía jamás supieron quién fue la inocente víctima, ya que ahora frente al cíclope solo estaba un digitama que no contó con la misma suerte que los otros que encontraron antes, pues este fue rápidamente eliminado de un movimiento vertiginoso de las garras del infame.

El pequeño Gnome en el hombro de la europea ahogó una expresión de miedo, y cada uno de los tamers mostró su enfado ante aquel acto de crueldad a su manera: apretando los puños, frunciendo el ceño o tensando la mandíbula. Monodramon, Guilmon y Black Agumon se fueron al frente de sus camaradas, dispuestos a pelear contra el monstruo y vencerlo. Antes de que cualquiera diera una orden Light sacó su DigiWindow para verificar la información.

Nombre: Cyclomon.
Nivel: Adult.
Tipo: Hombre Dragón.
Atributo: Virus.
Técnicas: Hyper Heat / Strength Arm.
El aparato ofrecía más información del digimon, así como imágenes cercanas de él; los otros dos humanos miraron con atención la búsqueda y luego echaron un vistazo al frente. El cíclope aún no se había dado cuenta de su presencia así que podían aprovechar aquello.

¡Ahora! Hay que digievolucionar para atacarlo por sorpresa —aconsejó Kyle mirando a las dos féminas, mientras sacaba el D-arc y la carta de evolución. La española y la neoyorquina confirmaron aquello con la cabeza y ambas sacaron el digivice iC para seguidamente invocar el aura del Digisoul cada cual a su manera.

Kyle deslizó la carta por la ranura de su digivice, Light chasqueó los dedos y su mano de encendió de azul, mientras que para Dana, el aura cubrió su cuerpo entero. Ambas chicas extendieron sus manos y cargaron la energía sobre el dispositivo, la cual salió disparada hacia sus respectivos compañeros, haciéndolos pasar a la siguiente etapa evolutiva.


Monodramon digievolves a Raptordramon.
------>





Black Agumon digievolves a Black Greymon.
------>





Guilmon digievolves a Black Growmon.
------>



El espíritu de Arbormon se materializó al lado de Ruikás con sus puntos amarillos pegados al frente. Grottomon apareció igualmente detrás de Masters, con una mirada ceñuda y llevando el martillo que cargaba a su hombro. Los dos dinosaurios del tipo virus iniciaron una carrera al frente, para encontrarse con el cíclope; el raptor por su parte, se elevó y alzó vuelo para llegar desde arriba. Fue allí cuando finalmente el dragón humanoide se dio cuenta de la presencia de los recién llegados y se volteó para encarar al nuevo trío de contendientes. Dana y Kyle se miraron entre ellos, esperando el momento apropiado para intervenir, si era necesario.




Soncarmela Soncarmela
Luigi Luigi your turn, baby.
 
Última edición:

Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi
Offline


-¡Leomoooooooooooooooooooon! –bramó Cyclomon antes de abrir sus fauces y disparar su Hyper Heat en dirección de ambos virus. El cíclope rugió con furia al ver como su ataque terminó estrellándose contra unos árboles que resultaron evaporados por la técnica.

-Si ese rayo nos golpea…estamos muertos –comentó Masters con calma a pesar de sentir algunas gotas de sudor bajar por su frente luego de ver el poder de aquel ataque del dragón de un solo ojo. De forma rápida tomó una de las cartas de su cinturón. -¡Volcano Blaze!

-Ahora entiendo cómo es que ese digimon ha tomado tantas vidas y porque la recepcionista nos advirtió tener absoluto cuidado –habló la americana del grupo sin perder su característica seriedad, viendo como Cyclomon usó su enorme brazo para cubrirse de una de las potenciadas flamas escarlatas de Black Growmon.

Cyclomon rugió con cierto dolor al sentir el ardor en la piel de su brazo, para luego sacudirlo y emprender una frenética carrera en dirección del dragón negro con franjas azuladas, el cual preparó las cuchillas de sus garras al imbuirlas de energía oscura para que adoptaran una tonalidad purpura.

-¡Cuidado Black Growmon! –bramó el Greymon de atributo virus al ver como Cyclomon detuvo la garra con la cual Black Growmon lo iba a golpear. Si bien era cierto que la diferencia de altura entre ambos Adult no era mucha, no era lo mismo en el caso de la fuerza ya que Cyclomon soltó un fuerte puñetazo en la mandíbula de su enemigo y lo envió volando contra una de las tantas rocas del lugar.

-¡Leomooooooooooooooooooon! –rugió Cyclomon al aire antes de ponerse a correr para rematar a Black Growmon. Lo que el dragón de un solo ojo no se esperó fue el recibir desde el lado derecho el impacto de un rayo de energía oscura que lo mandó a rodar por el piso al ser tomado desprevenido. Mostró sus colmillos al ver que el responsable había sido Raptordramon que se encontraba equipado en su espalda con dos cañones de color rojo cortesía del Hyper Mugen Cannon que la tamer de cabellos rosados había usado en su lector de cartas.

-¡Fire Horn! –aprovechó Black Greymon para embuir sus cuernos en fuego y atacar al descolocado Cyclomon. Tristemente su ataque no tuvo éxito porque el dragón tuerto usó su enorme brazo para recibirlo con un movimiento similar a un “lariat” en el cuello. -¡Argh! –bramó el dinosaurio al sentir el dolor propiciado por dicho ataque del cíclope.

Cyclomon esbozó una sonrisa cruel al levantar su brazo para terminar con el dinosaurio de tres cuernos, sin embargo su intento quedó en nada al sentir como Black Growmon lo tacleó desde la izquierda para tumbarlo al suelo, dándole oportunidad a Black Greymon de levantarse luego de aquel terrible golpe. El tuerto rugió con ganas antes de quitarse a su agresor de encima con un golpe directo a la cabeza. Antes de que pudiera continuar, un segundo disparó de Raptordramon lo detuvo de seguir con su incontrolable ataque.

-La batalla no puede seguir con este ritmo –habló Light al ver como el armamento extra del dragón Cyborg se desvanecía luego de aquel disparo.

-Estoy abierto a sugerencias sabes –comentó con seriedad Kyle al apretar con fuerza su digivice, observando como un Hyper Heat llegó casi a rozar a Raptordramon en el aire, desestabilizandoal dragón y enviándolo a estrellarse en tierra firme.

-Un ataque contundente a su brazo gigante –sugirió Dana al ver que la principal ofensiva aparte del rayo era aquel descomunal brazo del cíclope. –Si logramos dañarlo estaríamos mermando su capacidad ofensiva…y eso nos daría una oportunidad.

Kyle y Light asintieron a las palabras de la castaña, siendo el primero en tomar manos a la obra al deslizar la carta de Metal Garurumon, permitiéndole a su compañero el uso del ataque congelante del lobo metálico y siendo avisado de la intención de la carta gracias a los gritos de Grottomon.

-¡Cocytus Breath! –bramó el dragón negro al disparar una rayo congelante de sus fauces en contra de Cyclomon. Este último al pensar que se trataba de un ataque normal decidió bloquearlo con su brazo gigante, llevándose la desagradable sorpresa de ver como su extremidad fue cubierta por una capa de hielo.



Soncarmela Soncarmela Claire. Claire. alli tienen(?)
 
Última edición:

Soncarmela

Moderador
Offline

Intentaron aprovechar que el cíclope tenía el brazo congelado para lanzar algunos ataques, pero fue inútil. El salvaje no paraba de moverse y a pesar de que la única palabra que conocía era el nombre de cierto digimon, tampoco se iba a dejar vencer como si nada. Utilizó el puño para romper el hielo, destrozándolo y los pequeños rastros del aliento de MetalGarurumon desaparecieron cuando chocó su garra contra el suelo. La escena fue extraña, porque el propio Cyclomon se hizo daño al golpearse con tanta fuerza pero no le importó, se abalanzó a por los dos dinosaurios que tenía delante, cabreado, echando humo. El único ojo que tenía parecía arder, ansioso por la batalla, deseando que Leomon lo estuviera sintiendo allá donde se encontrara.

¡Al suelo! —gritó Kyle rápidamente.

BlackGrowmon lo comprendió y, todavía con el efecto de la carta, arrojó hielo abajo y un poco más adelante, hasta que se quedó sin aliento. Así consiguieron detener el avance del salvaje, que tropezó; le tocó apoyarse con la mano buena y expulsó rayo de su boca, con tan mala suerte que resbaló por culpa del suelo escurridizo y el ataque fue lanzado hacia arriba, perdiéndose en el cielo.

Eso ha estado cerca —susurró Dana, pasándose una mano por la frente—. Les daré una ayuda extra.

Raptordramon puede marear al rival un corto periodo de tiempo pero servirá para ir con una buena ofensiva —añadió Light recordando el ataque que ella y su compañero habían estado practicando.

¡Adelante! —El líder de Utopía aceptó el plan y sacó dos cartas de su mazo para pasarlas en el momento adecuado.

No lo penséis mucho, sacadme a mí y le patearé el culo a ese monstruo de un ojo.

Patear culos está mal, Troiamon… Pero imagínate lo que es comer carne con esos dientes. Parecen peligrosos y perfectos para masticar.

A Dana le corrió un escalofrío al escuchar eso último, fue como si un mal recuerdo le viniera a la mente. Meneó la cabeza para quitarse ese pensamiento y colocó una memoria en el lector correspondiente. De ella se materializó el homólogo de BlackGreymon, sólo que con otro color, y esperó a recibir una orden para acatarla. Raptordramon ya había usado su rugido y Cyclomon parecía torpe, confuso, cosa que les vino de perlas.

¡Mega Flame a Cyclomon! —pidió Dana de inmediato.

¡Powerfull Will! ¡Thermal Mane! —El usuario del D-Arc pasó las tarjetas.

Greymon y BlackGreymon arrojaron sus llamaradas de las fauces al mismo tiempo, Raptordramon saltó para morder el brazo grande con fuerza, y BlackGrowmon no tardó en unirse a aquel ataque en conjunto, acercándose lo suficiente para quemar a Cyclomon y atacarle con sus cuchillas, provocándole más dolor todavía. Se olvidaron por un segundo de que el cíclope no iba a estar siempre mareado y de la nada se sacudió, mandando a Raptordramon por los aires y usó su mano deforme para quitar a BlackGreymon de delante. Si bien el dinosaurio intentó aguantar, fue inútil contra ese digimon, ya que le ganaba por fuerza y agresividad.

¡Leomoooooooooooooooooon! —bramó y se llevó el puño al pecho, como si sintiera dolor cada vez que recordaba al león.

El compañero de Kyle siguió arrojando chorros de fuego que ahora tenían el poder elemental del hielo. Cyclomon se giró al notar esos ataques en la espalda y rugió con más fuerza, cabreado, atizando el suelo con su cola. No tardó en usar eso último para quitarse a BlackGrowmon. Lo mandó hacia atrás con violencia, chillando porque el fuego que rodeaba el cuerpo del otro le había lastimado un poco, aunque no lo suficiente. Fue entonces cuando se fijó en los humanos.

Mierda —En pocas palabras, Kyle resumió la situación.

Empezó a correr hacia ellos mientras que el chico se rodeaba de datos. Finalmente se convirtió en el guerrero de antaño, asombrando un poco a Light, porque aunque conocía a humanos que adoptaban la forma de digimon, no había sabido, hasta ahora, el secreto de Kyle Masters. Grottomon les dio tiempo a las chicas para que se movieran a otra zona, y aunque Dana estuvo a punto de ir con él, advirtió que podía ayudarle de otra manera. Usó la segunda memoria.

Cyberdramon, lleva a Grottomon hasta la garra de Cyclomon.

El digimon asintió en silencio y voló hasta Grottomon, el cual estaba llamando la atención del cíclope para llevarlo hasta otro lado. Igual que Raptordramon, que se encargaba de dar cortes a los hombros del salvaje gracias a sus partes metálicas. Cyberdramon recogió al duende y se dio impulso para esquivar un puñetazo de la bestia sanguinaria, para después lanzar a Grottomon, quien no tardó en coger potencia para darle un fuerte martillazo en la garra a Cyclomon, haciéndolo chillar de verdad.

¡Cuidado!

El grito de Light no llegó a tiempo. El rayo de Cyclomon borró por completo a Cyberdramon, que ya estaba a punto de desaparecer, pero por lo menos había defendido a Grottomon a costa de su vida fantasmal, quien había escapado de la cercanía del cíclope para no ser puré. Ahora era más peligroso que nunca, habían conseguido lastimarlo, el brazo que era capaz de extender le dolía cada vez que la movía y eso, a pesar de que podía parecer una ventaja, también era un aumento de agresividad en el salvaje. A continuación volvió a cargar energía en su boca para eliminar a Raptordramon, pues era como un mosquito molesto que revoloteaba por su lado todo el rato. Ya estaba a punto de arrojarlo cuando BlackGreymon y BlackGrowmon unieron fuerzas para atacarle por el flanco derecho con sus garras –por parte del segundo- y sus cuernos –por parte del primero. Cyclomon perdió su objetivo, que era Raptordramon, y el rayo desapareció por las montañas, destrozando todo por su paso.

Todavía tiene movilidad con ella —dijo Dana con preocupación, al observar como la garra se extendía hacia delante para machacar a los dos individuos que lo habían molestado. Entre los dos lo detuvieron por poco—. ¡Debéis seguir atacando, chicos! ¡Lo estáis haciendo muy bien!

En un rápido movimiento, Cyclomon cargó hacia los dos Black de nuevo y preparó un puñetazo para el compañero de la española. Fue entonces cuando la chica utilizó una carta: King Device. Su camarada aumentó considerablemente de tamaño y detuvo el golpe con sus garras, para después empujar a Cyclomon todavía más lejos de las humanas. El rayo brilló en las fauces del monstruo, pero BlackGreymon ahora tenía más fuerza y logró darle un cabezazo, obligándolo a retroceder y a detener su ataque.

¡Todos a la garra ahora! —pidió a gritos el dinosaurio azulado. Si no se daban prisa, el efecto pasaría y él tampoco estaba en las mejores condiciones. No dejaba de recibir puñetazos por parte del salvaje.

Luigi Luigi
Claire. Claire.

:Epycries: La boca estuvo lejos, tranqui todos (?)
 
Última edición:

Claire.

Lightning
Offline
De inmediato los cuatro digimon Adult lanzaron sus técnicas especiales cada uno por un lado. Grottomon propinó un potente martillazo al cíclope, Black Growmon lanzó su Llama Extenuante y Raptordramon cargó en su garganta por unos cuantos segundos el Raptor Roar, para luego enviarlo al salvaje, que fue golpeado por los tres lados quedando algo descolocado y aturdido, sin saber muy bien qué estaba sucediendo. Black Greymon profirió una poderosa Mega Flama, aprovechando las virtudes de tamaño que tenía antes de que el efecto de la carta desapareciera. Las llamas envolvieron a Cyclomon y se esfumaron, rápidamente la bestia adolorida y ya cansada emitió un rugido ensordecedor lleno de ira hacia sus atacantes. Respiraba agitado y lo cierto era que sus contendientes alrededor también. Cyclomon comenzó a gruñir y temblar de rabia mientras su ojo miraba a todas las direcciones, examinando a sus enemigos en esos pocos segundos de tregua que se dieron.

Fue el camarada de Dana quien rugió fuertemente y su compañera, que permanecía a un lado con Light, entendió lo que quería. Dio un respingo y apretó las manos para girarse a su compañera de guild.

Light, por favor, cuida de Kai —la aludida asintió y la europea miró a la pequeña hada sobre su hombro—. Kai, tengo que ayudarlos —dijo y lo tomó con ambas manos para depositarlo en las de la estadounidense. El Gnome asintió con el rostro un poco triste y voló al hombro de Light.

La castaña no perdió tiempo y la de cabello rosa solo vio como la española cubrió todo su cuerpo de Digisoul para cargar el digivice por segunda vez con una Full Digisoul Charge. Aquello hizo que en el campo de batalla una luz resplandeciera y Black cambiara su forma. Ahora un saurio del mismo color azulado y un poco más alto apareció. Lo diferente en él era su pecho y el casco que portaba en su cabeza, ambos metálicos; su brazo mecanizado y una pequeña melena que se asomaba por detrás de su cuello. Sin contar también las alas rasgadas y de hierro que ahora habían brotado en su espalda. Black MetalGreymon hizo presencia en el lugar soltando un alarido y Dana inmediatamente hizo que el anillo de datos apareciera en su mano para cargarlo sobre el canalizador.

Ahora al lado de Light estaba el guerrero de la madera, inmóvil. La americana quedó paralizada mirándolo, era mucho más alto que la anterior figura de Ruikás y su porte transmitía fortaleza. Si bien Light ya había visto a Dana transformarse, nunca dejaba de sorprenderse. Dio un respingo cuando el Jottoushi se volteó levemente y alzó una mano a modo de saludo. Entonces rápidamente se lanzó al frente a intervenir en el forcejeo que ahora desarrollaba Cyclomon, quien con su brazo deforme extendido, detenía una embestida que le propinaba MetalGreymon desde el aire.

El cabezazo que le dio Arbormon por un costado lo dejó levemente sin aire. Pero el vengador de un solo ojo rápidamente dio un manotazo para quitárselo de encima. En ese momento Cyclomon se dio cuenta que estaba siendo asediado por los cuatro flancos, y también por arriba. Volvió a rugir con furia y corrió a toda velocidad al frente hacia el Perfect del grupo, en cuestión de un segundos los cuatro digimon alrededor se movieron junto con él para atacarlo. El cíclope lanzó un coletazo a Black Growmon tan pronto lo tuvo encima, que este no pudo evadir. Dio con una mano a Grottomon lanzándolo contra un muro rocoso y alzó su brazo deforme, que ya le dolía y le pesaba bastante, para estrellar contra el suelo a Arbormon y tratar de aplastarlo, pero el guerrero logró evadirlo por poco. Siguiendo en su ataque frenético, Cyclomon lanzó el Hyper Heat contra Metal Greymon, pero este, aprovechando que aquel ataque había sido lanzado en medio de un arrebato desesperado, pudo esquivarlo con facilidad. Sí, la bestia comenzaba a verse vencida y la alteración le estaba jugando en contra; no pensaba, solo atacaba sin cansancio.

Fue en ese instante cuando Cyclomon sintió un calor devorador consumirlo desde atrás, el rugido de dolor se escuchó por todas las Montañas Codec. Cuando todos voltearon a ver se dieron cuenta que el causante de aquel ataque había sido Raptordramon desde el aire, a quien Cyclomon había olvidado por un segundo.

¡Justo en el blanco! —declaró Light con el lector en la mano y las dos cartas que acababa de usar: Símbolo del Valor y Cyclomon Hyper Heat. Sí, le había dado a probar al malvado una cucharada de su propia medicina, o en este caso de su mismísima técnica especial. El cyborg de pelaje rubio y armadura plateada volvió a abrir las fauces para lanzar otro Hyper Heat potenciado por la carta símbolo. Pero Cyclomon, herido en su orgullo hasta la última parte de su ser y sintiéndose furico a morir hizo el último intento digno de una bestia, si no podía contra todos, acabaría con al menos uno, con el mosquito.

Con una sobrecarga de poder que atemorizó a todos, irguió todo su cuerpo, mostrando bastante bien lo gigantesco que era. Soltó un bramido aterrador y movió con todas sus fuerzas su mano en dirección al raptor; aunque no logró atraparlo la corriente de aire que generó desestabilizó al cyborg que no vio venir el Hyper Heat. El ataque lo golpeó de lleno y el corazón de Light se disparó al ver a su compañero caer al suelo, siendo el pequeño Monodramon. El cíclope corrió hacia su víctima y todo el grupo se alertó.

¡Lo matará! —gritó Black Growmon.

¡Maldito tuerto! —exclamó Grottomon alzando su martillo y lanzándose hacia la bestia. Lo mismo hizo Arbormon que de inmediato atacó extendiendo sus extremidades.

Black MetalGreymon alzó vuelo de prisa, aprovechando la distracción de los otros. Fue hacia donde estaba Monodramon y lo tomó con sus garras para llevarlo a un costado hacia donde estaban Light y el Gnome. Lo depositó en el suelo y la americana se hincó para ver a su compañero. Este respiraba y estoy bstante mascullado, pero estaba conciente.

Kai, por favor, cúralo —pidió el virus metálico y el pequeño gnome asintió. Black volteó a ver que sus amigos estaban en problemas y entonces detuvo a Kai—. Espera —dijo con voz gruesa—, primero cúrame a mí, he recibido daño y necesito toda mi energía para darle el golpe fulminante a ese salvaje—. Light dirigió la vista al Gnome y confirmó con la cabeza. Monodramon estaba herido pero no moriría por esperar un turno. Era más imprescindible acabar con Cyclomon ya.



Soncarmela Soncarmela Luigi Luigi Perdón por la tardanza D:! - tiembla al verlos gruñendo desde las sombras-
 
Última edición:

Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi
Offline

Black Growmon gruñó por lo bajo al ver como Black Metal Greymon era sanado por Kai, dejándolo junto a los dos portadores de Spirits para mantener a raya al dragón tuerto. Una llamarada salió de su ya lastimado cuerpo al aprovechar que el cíclope estaba distraído gracias a uno de los ataques de Arbormon. Por su lado el duende del martillo tuvo que alejarse del campo de batalla al sentir como su cuerpo resentía los golpes de aquella bestia que anteriormente parecía imparable.

-“Necesito una forma de ganar tiempo” –pensó Grottomon antes de de-evolucionar a su forma humana. El castaño sintió un enorme dolor pero lo ignoró lo mejor que pudo para sacar dos de sus cartas. –Hora de poner a prueba este combo ¡Devimon Death Claw! –exclamó al pasar la primera carta por su digivice.

Black Growmon sintió como sus brazos se transformaron en un par de extremidades del mismo tono de su piel, la única diferencia radicó en que sus garras draconianas habían adoptado una forma humanoides. El virus negro sonrió al notar como en sus brazos se materializó una espada que normalmente no podría usar sin aquel tipo de manos…una espada que solo despertaba todo su potencial cuando era empuñada por un digimon de la especie de los dragones.

-¡Ryugonken! –exclamó el Growmon negro al blandir aquella arma, sintiendo como el nuevo poder recorrió su cuerpo velozmente. Aquella declaración llamó la atención del cíclope amarillo que estaba ocupado tratando de atinarle un golpe a Arbormon. -¡Kuzuryujin! –exclamó al enterrar la espada al suelo.

Cyclomon se había abierto sus fauces para disparar su Hyper Heat, pero la sorpresa de ver a nueve enormes dragones de fuego emerger de la tierra lo detuvo en seco. El dragón amarillo rugió con dolor al sentir como aquellos entes de fuego que surgieron del ataque del dragón negro le dieron de lleno y sin ningún tipo de misericordia lastimaron su cuerpo, dejando varias zonas quemadas debido a las altas temperaturas del ataque.

-¡Rápido! –exclamó el dragón negro a sus compañeros al salir corriendo con su temporal incremento de poder con intención de rebanar a Cyclomon con su espada. Gruñó con molestia al ver como su cansancio le impedía dar un golpe certero al ya también agotado dragón tuerto, que a pesar de su estado logró evadir los cortes con los que intentaron darle final a su vida. Finalmente un buen tajo diagonal apareció en el pecho del digimon amarillento junto a un nuevo quejido de dolor.

-¡Leoooooooooooooooooomon! –bramó el tuerto antes de usar su ya maltrecho brazo y conectar un fuerte golpe que estampó al dragón negro contra una de las rocas. El ya agotado y herido dragón amarillo esbozó una cruel sonrisa antes de percatarse que uno de sus enemigos había vuelto al campo de batalla.

-Light –llamó el pequeño dragón morado a su compañera. El child observaba con cierta impotencia la lucha mientras que el pequeño Kai comenzó a sanar sus heridas con cierto esfuerzo luego de haber tratado las del enorme digimon Perfect.

-Todo estará bien Monodramon –contestó la de cabellos rosados a la pregunta no formulada del pequeño dragón. Sus ojos azulinos se mantenían en la batalla que acontecía frente a ellos.

-¡Dana terminemos con esto ahora! –pidió el digimon cyborg negro al aparecer entre el tuerto y el dragón caído. A lo lejos, el guerrero de la madera volvía a la figura de una chica castaña con el fetiche de escalar montes a mano desnuda.

-¡Aquí vamos Black! ¡Hyper Mugen Cannon, Homing Laser, Powerful Will! –exclamó la adolescente al deslizar las tres cartas y equipar a su compañero digital con lo que parecía ser el combo demoledor que le daría el final a la batalla.

-¡Leomooooooooooooooooooon! –bramó el ya agotado titán amarillo al liberar un rugido al aire.

-¡Esta lucha termina ahora! –exclamó el virus cyborg al sentir en su espalda un par de cañones rojos y sentir como un aura de color blanco rodeó su cuerpo y tomó la forma del ya conocido Royal Knight Omegamon.

Cyclomon abrió sus fauces y disparó su letal Hyper Heat en dirección al coloso digital, sorprendiéndose al ver como el rayo que lanzó en contra su enemigo colisionó fuertemente con el suyo, liberando una gran cantidad de vapor debido a las naturalezas opuestas de los ataques y aparentando estar parejos por unos momentos…solo para que el rayo congelante de Metal Greymon virus ganara el duelo y superara el Hyper Heat. Lo último que sintió el dragón amarillo fue un frío que cubrió su todo cuerpo antes de ser convertido en una frágil estatua de hielo que comenzó a agrietarse lentamente para desquebrajarse en miles de fragmentos helados que se volvieron datos. Ninguno de los presentes sabría que el último pensamiento del titán de un solo ojo fue el nombre de su jurado enemigo felino.

Para el grupo de combatientes fue un alivio ver como la batalla había terminado finalmente, dejando a un sencillo digitama en la zona congelada donde impacto el ataque de Black Metal Greymon. Kai fue llevado a sanar al resto del grupo de las heridas recibidas por aquella lucha, para luego posarse en el hombro de su propietaria cuando iniciaron una silenciosa marcha de vuelta a Star City luego de varios minutos de descanso por la batalla contra el tuerto, siendo el único chico del grupo el encargado de llegar el digitama del dragón de un solo ojo…el trío de tamers debía reportarse en la Central e informar el éxito de la misión. Ninguno lo dijo abiertamente, pero los tres humanos sabían que después de reportarse en la Central, debían ir al cementerio y avisarle a cierta chica que el asesino de su amado y de otros inocentes finalmente había mordido el polvo…


Y...que sea lo que Yggdrasil quiera...sigo diciendo que era mejor que Metal Greymon evolucionara en mi ultimo post o_o solo espero que esto no me pegue duro...

Claire. Claire. Soncarmela Soncarmela listo

Masaru Masaru, te invoco para que nos mates con uno de tus rayos(?)
 

"さあ、往こうか"
Supermoderador
Offline
Narrativa
En líneas generales no tengo mucho que acotar en este rubro. Los tres manejaron una narrativa bastante buena, sin embargo cada uno presentó distintas asperezas que acotaré a continuación. Carme, en tu caso, además de momentos en los que noté un ligero abuso de comas, hubo dos ocasiones en las que confundías los nombres de quienes hablaban durante los diálogos (la primera fue en el inicio con las recepcionistas, cuando habías dicho que la otra -la que no estaba llorando- se llamaba Ana, pero al diálogo siguiente diste a entender que Ana era la que estaba llorando, ya que levantó la cabeza para escuchar lo que había dicho la otra; la segunda fue en el diálogo de los Juttoushi, donde Arbormon llamó a Grottomon "Troiamon"). Atenta a estos detalles, ya que puedes llegar a confundir al lector al no entender quien dijo qué. Por último, se me hizo un tanto extraño el uso de la palabra "carantoña",ya que hace referencia a "cariños hechos por conveniencia/interés/conseguir algo a cambio" lo cual no concuerda con lo que Monodramon hacía con Kai. Cuidado con el uso de los sinónimos, ya que algunos no pueden ser usados dependiendo del contexto.

Claire en tu caso noté el asunto de las comas un poco más pronunciado que en tu compañera, así como una instancia en el que se hacía uso del punto y aparte cuando el punto y seguido era más adecuado, sin embargo ninguno de los dos casos conllevó a problemas fuertes con la fluidez. Lo que si tendría que recomendar es que releas tus escritos, puesto que hubo instancias en las que se notaban asuntos de tipeo (Jottoushi) u oraciones sin sentido/con errores ("para ver a su compañero. Este respiraba y estoy bstante mascullado, pero estaba conciente."). Luigi en tu caso no tengo mucho que decir ya que solo hallé asuntos de tipeo o problemas de expresión, sin embargo considero que te faltó narrar/describir más las situaciones, ya que en ocasiones se volvía bastante simple el transcurso de la batalla en tus posts (X golpeó en Y a Z, en esto A atacó a X para defender a Z, repetir), recuerda que la narrativa es la base de la escritura, y por eso mientras más detallada, más fácil de hacer que la persona se imagine el combate (claro está, sin meter relleno colocando cosas innecesarias)

Nota general: 23/25

Interpretación
Buen manejo en cuanto se refiere a sus personajes y con los objetivos de la misión. También noté que, a excepción de algunas instancias de las cuales iré hablando, hubo un mayor respeto por Cyclomon que en la Raid que evalúe la última vez, lo cual es un plus. Ahora a las acotaciones:

Carme, en tu caso noté una contradicción en el inicio de la Quest (el fragmento de la sátira a la Quest anterior) donde no tomaste en cuenta dos aspectos claves de mi intro al mostrar a Ana llorando por la muerte del chico y Psychemon: El primero fue al mostrarla cansada de llevar chicos a su muerte, algo que no tiene sentido que lo provoque el Tamer de mi intro porque, como indiqué, estaba explorando la montaña (su primera exploración de Folder) cuando se encontró con Cyclomon, no había sido enviado para vencerlo. Además, si se encontraba solo en el lugar y su cuerpo fue desintegrado por el Hyper Heat, y el Digitama de Tailmon destruido por Cyclomon. ¿Cómo supieron que había muerto en primer lugar?. Dejando de lado este detalle (que no tuvo importancia en la trama ya que lo pusiste solo por parodia/drama), lo que si te afectó durante el desarrollo del combate fue un mal manejo de las distancias de los combatientes (o, en su defecto, mala explicación de estas). Me explico, el combate se llevó a cabo en un terreno de la montaña donde los únicos apartados eran los Tamers (inicialmente), dejando a Cyclomon rodeado de tres Digimon en la zona (dos de estos grandes), sin embargo durante la batalla hacías movimientos que hacía parecer que estaban separados uno de otro por una distancia mayor (por ejemplo: que BlackGrowmon tuviera tiempo de congelar todo el suelo cuando se suponía que Cyclomon estaba bastante cerca de él luego del post de Luigi), así como el manejo del Raptor Roar de Raptordramon: La técnica, como dice su descripción es "Un rugido que genera una onda de choque". ¿Por qué este detalle es importante? Lo menciono debido a que, ya que es una onda de choque, todo lo que la reciba debería salir afectado, sin embargo durante la raid hubo varias instancias en las que Cyclomon recibía el ataque con otro Digimon encima pero solo él salía afectado (este error lo cometieron tanto tú como Claire, por lo que les recomiendo que estén atentas al uso que le dan a las técnicas, del cual hablaré más adelante. Por último, la escena con Cyberdramon y Grottomon: No solo el Perfect de la DigiMemory salió casi instantáneamente cuando se invocó, sino que además, luego de cumplir su tarea de llevar a Grottomon hacia la garra de Cyclomon para lanzarlo, no desapareció de inmediato, sino que se quedó el tiempo suficiente para que Grottomon atacara, Cyclomon lanzara su Hyper Heat y Cyberdramon defendiera al Juttoushi con su cuerpo. Recuerdo el hecho que el Digimon de una DigiMemory solo cumple una orden para luego desaparecer de inmediato, por lo que el uso que le diste excedió sus capacidades y resultó en la conveniencia de ahorrarle a Grottomon una herida fuerte (de la cual hablaré también en realismo). Mucho cuidado con este aspecto a futuro,ya que las DigiMemories cuentan con más limitaciones que las cartas debido a que son más poderosas.

Claire, en tu caso tengo un poco más de acotaciones que realizar, una de las cuales es bastante fuerte. Pasando a los detalles menores, acoto el hecho que si la Digisoul de un Tamer cubre todo su cuerpo al hacer la carga, el resultado es un Digimon Perfect -Digisoul Full Charge- (esto lo menciono porque al momento de evolucionar a BlackGreymon pusiste que Dana cubría todo su cuerpo), el segundo detalle menor ocurrió durante la evolución a BlackMetalGreymon, más específicamente a la descripción que le hiciste, las alas de BMGreymon no son hechas de hierro, cuidado con este detalle por si en una asignación futura intentas bloquear técnicas con ellas valiéndote de esa "propiedad" inexistente.

Ahora bien, pasando a los errores que si tuvieron peso de tu desempeño serían los que ya le mencioné a Soncarmela sobre el Raptor Roar y el manejo de las distancias en el combate (una de las que quiero acotar es el hecho que BlackGreymon lanzó una Mega Flame gigantesca -a causa del King Device- a quemarropa, sin embargo ni él ni Grottomon que también estaba cerca fueron afectados), también acoto a la parte de tu segundo posts donde Cyclomon se "dio cuenta que estaba rodeado por los cuatro lados más el aire" sin embargo dos segundos después olvidó por completo la presencia de Raptordramon permitiendo que recibiera de lleno su ataque. Por último, y este fue el error más fuerte que cometiste en la Quest, está ese mismo fragmento:

Fue en ese instante cuando Cyclomon sintió un calor devorador consumirlo desde atrás, el rugido de dolor se escuchó por todas las Montañas Codec. Cuando todos voltearon a ver se dieron cuenta que el causante de aquel ataque había sido Raptordramon desde el aire, a quien Cyclomon había olvidado por un segundo.

—¡Justo en el blanco! —declaró Light con el lector en la mano y las dos cartas que acababa de usar: Símbolo del Valor y Cyclomon Hyper Heat.
¿De donde salió la carta de Hyper Heat? Light no la tiene en su inventario, y no se puede decir que Dana o Kyle se la prestaron porque ellos eran Hybrids en ese momento y tampoco la tienen en sus posesiones, por lo que literalmente salió de la nada. Imagino que habrá sido un descuido para "meter ironía en la batalla", sin embargo debo advertir que tengas mucho cuidado con esto: De haber sido ese el golpe final, o una carta que hubiese tenido un gran impacto en el desarrollo de la batalla, el haber usado algo que no poseías sin explicación alguna te pudo haber costado una penalización fuerte (Y de hecho, lo que te "salvó" fue el hecho que el Hyper Heat se usó como un ataque y ya, que pudo haber sido sustituido perfectamente por otra carta -Atomic Ray, por ejemplo- sin que afectara mucho la escena)

Luigi, en tu caso la única acotación que tengo sobre la interpretación fue el uso que le diste a Cyclomon. Durante mi post inicial, así como el resto de la Quest, se había presentado como una bestia salvaje sin capacidad de hablar ni nada, sin embargo en tus posts ganaba la capacidad de gritar "Leomoooooooooooooooooooon" como su única palabra. No reprocho esto persé puesto que realmente no afecta (y Carme te siguió la corriente) pero... ¿era necesario? Sinceramente sentí que el repetir esta frase constantemente le quitó bastante seriedad al "monstruo" que el resto del equipo trató de plasmar, convirtiéndolo más en un pokémon malhumorado y haciéndolo un tanto "Narm" para la ocasión, arruinando (muy) levemente el ambiente.

Por último chicos (y en líneas generales) no se olviden de la presencia de Kai. El gnomo apareció muy brevemente en el primer post cuando Monodramon lo acariciaba y Dana le pedía que se quedara con Light (al ser la única sin Spirit), y después de ahí desapareció por completo hasta el quinto post donde nuevamente Dana repitió lo mismo del 1er post y le encargaron que curara a Monodramon/MetalGreymon (Virus). Hablaré más de esta parte en Desarrollo, sin embargo lo menciono acá por que involucra el manejo de personajes

Nota:
Soncarmela y Claire: 15/25
Luigi: 24/25

Realismo

En líneas generales me alegra decir que, en su mayoría, tuvieron mayor respeto por Cyclomon en esta Quest que durante su intento anterior, sin embargo siguen presentándose algunos asuntos que iré mencionando por orden:

Luigi, empezando contigo al ser el que dio inicio en la batalla, una de las cosas que noté es que, aunque has aprendido que los personajes "protagonistas" no pueden estar ilesos todo el tiempo (y reciben golpe a la par que los otorgan), sigue habiendo problemas en cuando al manejo del daño. En otras palabras: Que los golpes que reciban tengan efecto. Durante el inicio de la batalla hubo dos instancias casi seguidas en las que BlackGrowmon recibió golpes directos a la cabeza (uno a la mandibula, otro a la cabeza) por parte de Cyclomon, un Digimon con fuerza descomunal que supera su nivel, sin embargo ninguno de los golpes causó problemas duraderos en tu Digimon. Así mismo, sentí bastante extraña la manera en la que el primer Hyper Heat que lanzó el cíclope en tu post fue "detenido al impactar con dos árboles". Se trata de un rayo que derrite cualquier cosa a su paso, ¿Cómo un par de árboles lograron pararlo? El ataque debió desintegrarlos y pasar de largo para golpear a su objetivo, no desaparecer del modo que lo hizo.

Carme, en tu caso los problemas de realismo que noté estuvieron en su mayoría atados a lo que mencioné en Interpretación: El manejo de las distancias y el uso del Raptor Roar. Principalmente el primero trae más peso, puesto a que llevó a momentos en los que los ataques que debían golpear fallaran por completo (por ejemplo el Hyper Heat que "se fue al cielo" porque Cyclomon resbaló, ignorando el hecho que BlackGrowmon estaba cerca de él y tenía una altura considerable como para que la técnica fallara así. De la misma manera, hubo un momento en el que los cuatro Digimon (sus tres compañeros + Greymon atacaron al unísono, con Raptordramon y BlackGrowmon usando técnicas físicas mientras que ambos Greymon lanzaban sus Mega Flames, sin embargo ninguno de los dos proyectiles tocóa los otros dos Adults. Por último, regreso al tema de la DigiMemory y Grottomon: Dejando de lado el asunto del doble movimiento de Cyberdramon, ¿Cómo es que Cyberdramon alcanzó a interponerse entre Grottomon y él rayo que fue lanzado casi a quemarropa (el duende estaba en su brazo) y como es que el híbrido salió ileso del disparo si estaba tan cerca? (para luego escapar). Mantengo lo que dije en la ocasión anterior, cuidado con meter a los personajes de otros en situaciones peligrosas para luego salvarlos con imposibilidades.

Claire, en tu caso no tengo casi acotaciones, ya que la mayoría ya la cubrí en interpretación. Lo único que quisiera acotar en este rubro fue lo que ya mencioné anteriormente sobre la Mega Flame gigante que no le hizo nada a Grottomon, así como el hecho que Arbormon logró dejarlo sin aire de un cabezazo. Tomando en cuenta que Arbor apenas mide más que un humano (2 mts) y Cyclo poseía 6~7 Metros de altura, es imposible que el Hybrid pudiera cabecearlo sin al menos pegar un salto considerable, y aún así quedaría en duda haber tenido la fuerza para que, con su tamaño, dejara sin aire a un Digimon con la fuerza y resistencia de Cyclomon)

Nota:
Luigi: 20/25
Soncarmela: 17/25
Claire: 23/25

Desarrollo
Bien, llegado a este mundo me queda decir que, en esencia, la Raid que plantearon en esta ocasión fue una buena, y que en definitiva fue mejor que el intento anterior en el cual Luigi y Carme participaron. Sin embargo, he de decir que el intento no fue perfecto, y una porción de los errores en aquella ocasión se siguieron manifestando en esta, como se pudo ver en los rubros de Interpretación y Realismo. Pasando al desarrollo neto: Me agradó ver que tuvieron más cuidado con la distribución de los posts, de manera que la batalla no se alargó más de la cuenta hasta el territorio que causó los problemas la vez pasada, sin embargo no salió del todo bien. Carme, para empezar debo decir que el fragmento inicial con las dos recepcionistas, además de relleno que cubrió la mitad del post, lo consideré una sátira innecesaria, haciendo burla (no malintencionada, por supuesto) a los dos personajes que no participaron en esta ocasión, cuando lo ocurrido en el intento fallido fue responsabilidad de los cuatro. Pasando a la batalla en sí: Como mencioné el mayor problema que hubo fue con el manejo de las distancias, ya que el Raid Boss fue más respetado en esta ocasión (sin embargo siguieron habiendo conveniencias como que los ataques fueran interrumpidos y fallaran frecuentemente, o que el Digimon olvidara a algunos contrincantes en ocasiones, o las heridas de estos desaparecieran si no eran convenientes para la trama. Por último con una de las cosas que tuve más objeciones fue con el final: Honestamente sentí que todo el propósito de que Monodramon saliera herido fue para darle un poco de protagonismo a Kai (el cual fue anulado porque el Child no fue curado y MetalGreymon no necesitó la curación para su último ataque). Así mismo, MetalGreymon. ¿Realmente fue importante evolucionarlo? Para ser un Perfect y, por tanto, el que más daño le pudo haber hecho a Cyclomon, el cyborg no hizo prácticamente nada durante su evolución, solo trasladando a Monodramon para que lo curaran (ignorando el hecho que es un Digimon bastante alto y que los dos Hybrids eran más aptos para la tarea) y pidiendo que lo curaran. Podía decirse que si tuvo rol porque Luigi hizo que diera el golpe final, pero la pregunta ahí sería ¿hacía falta ese combo? MetalGreymon pudo haber acabado el combate con una técnica natural (Revenge Flame ya que Giga Destroyer habría causado mucho daño) sin embargo en lugar de eso lo hizo con un combo de tres cartas que, no solo no hacía falta, sino que también anuló el propósito de la curación de Kai y la evolución a esa etapa (ya que Greymon pudo haber hecho exactamente lo mismo sin requerir ambas cosas para culminar el combate). Recuerden: Lucirse solo por lucirse causa el efecto inverso a lo que se busca, en especial si se fuerza con situaciones innecesarias como el combo o el uso de una carta que ninguno poseía. Recuerden que para hacer brillar a sus personajes la clave es aprovechar de mejor manera la situación que se tiene entre manos, no forzar una nueva que les haga ver más "cool". Por último, repito (en menor medida) lo ue dije en la Raid anterior: Cuidado con meter en peligros graves a los personajes de otros y con subestimar a su Raid Boss de turno. No fue tanto como la vez pasada, pero siguieron habiendo instancias en las que se libraban bastante fácilmente de sus ataques. 20/25


Nota: Soncarmela: 75/100 Claire.: 81/100 Luigi: 87/100
Paga: 375 Bits (Carme) 405 Bits (Claire) 435 Bits (Luigi)
EVO: +1 a BAgumon, Arbormon, Grottomon y Monodramon
Fama: +1 (Carme) +2 (Claire y Luigi)
Stats: +1 de DEF a BAgumon, Guilmon y Monodramon, +1 de STR a Grottomon
Blast Gauge: 15% a Luigi (Carme y Claire tienen las suyas al máximo)

Soncarmela Soncarmela Claire. Claire. Luigi Luigi pagas asignadas. Comentarios a mi persona
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie