Original Fic Pequeñas Largas Historias (M/M) YIFF - HOLA!

¿Que bailarín seria ideal?

  • Tigre

    Votos: 6 17.6%
  • Conejo

    Votos: 6 17.6%
  • Oso

    Votos: 3 8.8%
  • Lobo

    Votos: 1 2.9%
  • León

    Votos: 8 23.5%
  • Caballo

    Votos: 3 8.8%
  • Cocodrilo

    Votos: 10 29.4%

  • Total de votantes
    34
  • Encuesta cerrada .

Cucco

un cambio de look ramdom :u

Registrado
28 Mar 2017
Mensajes
808
Ubicación
Colombia
Offline
Bueno... Cucco Cucco, R RowenTheHyena... veran las cosas terminaron así por un motivo, Cucco Cucco gracias por recordarte de ese detalle te digo que sera importante en los siguientes caps. Verán en el siguiente cap les mostrare una parte mas de la ciudad donde vive Rocky y la razón por la cual Daniel no hizo nada antes en parte esta relacionado a las consecuencias que Rocky podría tener, créanme tuve problemas escribiendo ese cap...pero estoy de exámenes por lo cual subiré el cap el sábado pero antes habrá un oneshop y se los juro, ya esta listo.
Wonald Wonald tienes una mente perspicaz, Kian tiene en sus manos algo prohibido y peligroso, sera un tema a futuro pero por el momento sin spoiler.
Gracias a todos por leer mis historias les agradezco mucho me hacen muy feliz!!!!
ahora que recuerdo no habian jugadores de futbol caninos en el equipo? o luke el labrador?
 
Registrado
9 Dic 2015
Mensajes
489
Offline

- Hey

- ¿Qué sucede?

- ¿Cómo terminamos así?

- Pues…¿eso te preocupa en este momento?...podríamos morir

- No tengo arrepentimientos, morir no seria algo malo

- ¿Enserio no te arrepientes de nada?

- Me hubiese gustado tener mas tiempo contigo, no sé, creo que no te hubiese gustado de todas formas

- ¿Eso piensas de mí?

- Pues, sí, ¿te lo dije no?, me gustas

- Enserio que tus gustos no son buenos

- No quiero escuchar eso de ti

- Ja ja, lo entiendo

- Oye…¿dolerá?

- Mas que doler, creo que nos desmallaremos antes

- Eso esta bien, no quiero sentir dolor, oye ¿podrías morderme antes de que empiece a perder la conciencia?, no, lo siento, te pedí algo muy egoísta

- Pensaba hacerlo, mi veneno tiene efectos rápidos, morirías sin dolor

- Gracias supongo…¿Cuánto tiempo nos queda?

- Quizás un par de horas, quizás menos si seguimos hablando

- Eso está bien…

- ¿Enserio ya renunciaste a salir de esta?

- ¿Es siquiera posible salir de algo como esto?

- Yo…no creo que haya salida

Los dos se sentaron en el piso uno al lado del otro y recostaron sus cansadas cabezas por la pared mientras suspiraban. Un par de segundos pasaron antes de que uno tomara la mano del otro.

- Se que dije que no tengo arrepentimientos, pero tengo miedo

- Igual yo, odio que sea por mi culpa que vayas a morir aquí, de verdad lo siento Oliver

- Si, cierto, es toda tu culpa toma responsabilidad de mí en la otra vida

- Lo prometo, en la siguiente vida te tomare como esposa

- ¡¿Por qué asumes que reencarnare como mujer?!

- ¿No te gustaría?

- A veces te odio

- Yo igual

- Hey Kou – dijo Oliver mientras Kou lo miraba un poco confundido – oye…te am…

- ¡Siento la espera! – esa inusual voz alegre y cargada de emoción hizo que los dos se estremecieran de repente – ¡Oh…que lindos, no hay problema, no hay problema, dejare solos a los tortolos!

Intimidados por la inusual mirada del joven detrás del cristal, o al menos creían que era un joven por la altura de la silueta, los dos no pudieron sino poner una cara extraña difícil de describir.

- ¡Hey tu, ¿Cómo llegaste aquí?!

- Tengo nombre, ¿sabías?, me llamo Velkans

- ¡Eso no importa mocoso, ¿Qué paso con los tipos que estaban aquí?! – grito Oliver

- ¿Había alguien aquí?, solo oí insectos y decidí deshacerme de ellos, no te preocupes no hay problema no hay problema– simplemente dijo eso mientras reía un poco y movía su mano frente a su cara

- ¡No estoy para bromas mocoso!

- No estoy bromeando, además si no dejas de decirme mocoso no te sacare de allí, con las molestias que me tome para venir y me tratan así, ¡Oh pobre de mí!

- ¡Desgraciado…..!

- ¡En fin!, creo que tengo que sacarlos de esa caja, si pudieran cubrirse un poco no resultarían tan lastimados por la explosión, ah aléjense de la puerta – notaron como la figura se movía hacia la puerta mientras silbaba, no paso mucho tiempo para que se escuchara un sonido raro proveniente de la dura puerta de metal, entonces por fin se dio cuenta del significado detrás de sus palabras

- ¡Ese demente!

- ¡¿Eh?, ¿Qué sucede?! – Oliver que hasta ese momento estaba congelado en el piso pareció reaccionar apenas Kou grito eso

- ¡Va a volar la puerta!

- ¡¿Queeee?!

- ¡Apártate! – grito mientras tomaba el cuerpo de su compañero y saltaba al otro lado de la habitación para cubrirse

Casi al instante una poderosa explosión hizo volar la puerta, libre de las bisagras la dura puerta de acero reforzado golpeo la pared antes de caer al suelo.

- ¡Vaya que desperdicio de un Bomb! – la juvenil voz hizo eco mientras caminaba entre la nube de polvo que se había formado tras la explosión – Honestamente mi hermanito es mucho mejor con lo destruir, yo soy mejor siendo silencioso, ¿Eh?, ¿Se ponen cariñosos en momentos como este?, por eso los adultos son molestos, aunque me divierte matarlos

La juvenil figura se revelo, físicamente no era mucho mas alto del adolescente promedio, por lo que tendría entre los 15 o 16 años de edad. De altura no superaba los 170 cm, fu complexión era atlética, pero sin llegar a ser musculosa y en su mirada se notaba un aire de superioridad, o al menos eso denotaba el profundo color miel de sus ojos con los que los miraba.

- ¿Un leopardo de las nieves?

Leopardo de las nieves, podría ser mejor para describir su especie y su vestimenta. Literalmente era un joven leopardo de color blanco con leves toques grisáceos, sus motas negras eran de un tono tan profundo que parecían absorber la luz, pero a su vez cada una de ellas tenia un leve tinte azulado en sus bordes. Su ropa era inusual, primeramente, estaba la ropa esquimal, pero de aspecto moderno que usaba, de tonos azulados y blancos un abrigo ligero estaba en su pecho este se notaba que no protegía mucho del frio pero la capucha y las mangas estaban decoradas con zonas de una esponjosa piel falsa , como el abrigo estaba abierto dejaba entrever un chaleco de algún material liso de color blanco con patrón de copos de nieves, su pantalón era del mismo material y color que su abrigo con zonas lanudas en los tobillos, sus botas eran del mismo color que su demás ropa solo que estaban decoradas con un patrón de copos de nieve tejido a mano. El usaba unos guantes negros cortos que dejaban ver sus dedos, a su vez estos tenían una especie de nudilleras de metal adheridos a ellos, usaba una boina del mismo color que su atuendo con un extraño escudo de armas tallado sobre una placa metálica de color palta con forma de escudo y finalmente en su oreja izquierda tenia una especie de pendiente de color plata con una gema de un leve color azulado traslucido. Pero lo verdaderamente raro fue lo que el chico llevaba en sus manos, a un lado tenía una lanza larga esplendida de color plata la lanza parecía de algún tipo de acero de damasco y relucía espléndidamente, el cuerpo de la lanza no era tan llamativo como la hoja que esta tenía ni sus decoraciones pero era igualmente bello, aparte de eso en su cinturón llevaba el estuche de un arma del lado derecho con una pistola que se asemejaba mas aun juguete que a un arma, y del lado izquierdo tenia una pequeña bolsa militar.

- ¡Bien me presentare! – el silencio que se había formado entre ellos desapareció por esas palabras – ¡Soy el arma viviente número 0000002, soy el leopardo de nieve escarlata, Velkans, el asediador!, un gusto – esas palabras tan fuera de lugar provocaron un escalofrío a los otros dos presentes en la habitación – ¿Una cebra…y una cobra?, ¡Genial nunca he destazado a una cobra, quiero ver como se ven por dentro!...pero no puedo – el genuino suspiro de resignación que soltó hizo estremecer a Kou hasta sus entrañas - ¡Bien mi hermanito ha a hacer volar este lugar hasta los cimientos así que será mejor irnos antes de que eso pase, ah, cierto, te regresare esto! – apenas Velkans termino esa frase saco un arma de su bolsa, la dejo en el piso y la pateo hacia los dos – ¡Vámonos por este lado! – y entonces comenzó a caminar

Los otros no entendían que sucedía, pero por lo menos una parte de sus cerebros comprendió que estaban a salvo por ahora. No estaban seguros si seguir a un niño, pero no tenían opción. Solo siguieron a ese niño.

Velkans no se molestó o preocupo por el hecho de darle un arma a esos dos, él sabía que eso no podría hacerle daño.

Velkans, el asediador fue más o menos el segundo en crearse y nacer. Pensado para misiones en climas helados o incursiones silenciosas, de los diez hermanos era el que se jactaba de ser el mas adecuado en lo concerniente a rescates, infiltración y eliminación rápida. Era cierto que otros hermanos eran relativamente mas aptos para tareas de gran envergadura militar, por que para eso fueron concedidos, sin embargo, Velkans fue diseñado para cubrir misiones que requerían precisión y sigilo, no puro poder de fuego. Su trabajo era simple, localizar, seguir, acosar y matar a su presa.

Otros de sus hermanos podrían hacer ese trabajo mucho mejor, por ejemplo, su hermano menor podría sitiar una ciudad y localizar a su victima gracias a su talento, otro de sus hermanos simplemente podría destruir la ciudad de su objetivo, sin embargo, lo que hacía tan efectivo a Velkans en relación a sus otros hermanos era en verdad su talento de infiltración y sus habilidad única de desactivar todo dispositivo electrónico en su radio, aparte su apariencia inofensiva lo hacían un gran espía.

- Bien – el tono alegre de Velkans estaba demasiado fuera de lugar tanto para Oliver y Kou que acababan de vivir una aterradora experiencia – Mi hermano dijo que esperaría a que salgamos

No entendían que estaba pasando, solo sabían que fueron traicionados por un alto funcionario militar amigo de Kou, se suponía que Kou solo vendría a entregar un informe final de investigaciones y Oliver a dar declaraciones, ya que no formaba parte del ejército, sin embargo, de un momento a otro los habían encerrado en una habitación hermética sin posibilidad de escapar y con el aire agotándose por la falta de ventanas o ductos. Kou entendió que fue una traición, pero el porque y quien la había orquestado no lo sabía.

Y entonces apareció el extraño leopardo de las nieves, quizás era una locura total, pero Kou sabía que por lo menos estaba de su lado. Adema solo era un niño, el plan del reptil era atraparlo e interrogarlo después, luego lo entregaría a las autoridades.

Y mientras pensaba en que hacer, Kou se dio cuenta de que seguía sosteniendo la temblorosa mano de Oliver. Era inevitable, Oliver solo había sido una especie de testigo durante toda la investigación de Kou, era en términos simples, un curioso que había seguido a la cobra a todos lados y por eso se había envuelto en esto. Al principio Kou pensó que no era la gran cosa, que solo era una recopilación de datos y demás, pero a medida que avanzaron en la investigación se dieron cuenta de que tan profundo era el hueco que habían encontrado. Una red interminable de casos de tortura, violación a los derechos y demás en la cual miembros retirados del ejercito estaban envueltos. Y Oliver, un mero civil se había involucrado en eso.

Entonces llegaron al vestíbulo del lugar. Obviamente este estaba lleno de cadáveres.

- Uuuuoooggh – fue el sonido de vómito. Ante la horrible escena Oliver que hasta hace pocas semanas había tenido una vida libre de violencia, derramo sus entrañas con fuerza mientras soltaba lagrimas y trataba de cubrirse desesperadamente

- ¡¿Tu hiciste esto?! – grito Kou mientras desesperadamente abrazaba a un traumatizado Oliver

- Obviamente, además los gusanos siempre esparcen sus entrañas cuando los aplastas, es algo natural, no te preocupes por eso – eso fue todo lo que dijo Velkans

Horror era la palabra para describir la irreal escena, muchos de los soldados habían perdido la cabeza, literalmente fueron decapitados de forma brutal. Otros tuvieron menos suerte ya que sus sesos y entrañas estaban esparcidos por todo el lugar, inclusive había algunos órganos vitales colgando de las paredes, lo mas irreal de la escena fue ver la cantidad se sangre que adornaba el lugar, a Velkans no pareció importarle la escena. Y luego un grito desde atrás capto la atención de todos. Era un soldado que tenia puesto un chaleco bomba, él había sobrevivido a la masacre orquestada por Velkans, y él había comprendido una cosa.

Era un monstruo en un capullo de piel, el entendió que nunca podría matarlo de forma tradicional por eso como venganza por lo ocurrido hacia sus camaradas había decidido dar su vida en sacrificio y llevarse a Velkans con él.

Pero fue ingenuo.

- Muy ruidoso – fue lo que dijo el felino antes de que un sonido sordo cruzara el aire, al momento siguiente la lanza de Velkans estaba clavada en el cráneo del soldado.

El soldado se desplomo hacia atrás mientras que Velkans tranquilamente caminaba hacia él, estaba muerto no había duda de ello. Con un hábil movimiento para evitar manchar su ropa, desenterró su lanza del cuerpo de su víctima. Al retirarla, noto que la sangre y pedazos de materia cerebral habían manchado su hoja, pero no le importo ya que la limpio con un movimiento rápido.

- Hey – la calmada muy voz que estaba completamente fuera de lugar helo la sangre de los dos que aún seguían en el piso – Antes de que el chaleco haga bomb, ¿no deberíamos salir?

Entonces se alejo del cuerpo apresurando sus pasos, al mismo tiempo que Oliver y Kou lo seguían con pasos temblorosos. Luego escucharon la explosión por lo que se detuvieron a temblar sin mas remedio

- Se que es tarde para decir esto, pero … - ambos miraron con terror al felino que caminaba delante de ellos con paso firme y sin preocupación – Si dicen algo los matare, ¿ok?

Ellos solo asintieron rápidamente con la cabeza al mirar a los ojos fríos y agudos de Velkans.

- Ya lo he mencionado anteriormente, tercer Alférez de la quinta división, creo que ¿te llamas Kou verdad? – al escuchar su nombre y su título, Kou tembló un poco – Sabes, el buro estará muy interesado en ti, pero no tienes talento para ser parte de nosotros, en fin, supongo que querrás que te diga lo que pasa, ¿verdad? – Kou solo respondió con un “si”, tan bajo como para que nadie escuchara – Veras, cuando las cosas de los gobiernos se complican, cuando existe mucha porquería en los países y demás, nos llaman a nosotros, somos algo así como el equipo de limpieza, trabajamos por y para todos los gobiernos del mundo por un pago claro, ah, pero también somos diferentes, si un país experimenta una dictadura nosotros debemos de eliminarla llegado cierto momento

- Es…eso..e…es..

- Siempre ha habido gente podrida, desde el pasado, por eso nacimos nosotros, si existe un partido político, secta, grupos rebeldes, revolucionarios o inclusive un grupo de delincuentes que puedan amenazar la paz global, nosotros los eliminamos, a todos y cada uno

- ¡Eso es!

- Es simple en realidad, no permitimos que la gente caiga en palabras de supuestos idealistas o gobernantes, a fin de evitar el conflicto nosotros eliminaremos a todos esos idiotas, ¿libre pensamiento?, ¿derechos?, ¿igualdad?, no nos importan lo que digan, si juzgamos que son molestos los matamos, ¿Cómo crees que el mundo ha funcionado tan bien hasta ahora?, no tenemos compasión ni paciencia para fingirla

- Tu…¿Qué edad tienes?

- ¿Yo?, solo tengo 9 años de nacido, pero el buro ha existido desde siempre, mis hermanos y yo solo somos la mas reciente adquisición, puedes llamarnos armas vivientes

- ¿Qué…que…esta pasando?

- Antes de responder a eso quiero saber algo – y entonces se detuvo – ¿Quién es ese caballo mal pintado? – Oliver al oír eso solo se aferró más fuerte a Kou – Se metieron en algo que no les importaba, eso me complica más mi trabajo así que será mejor que tengan una muy buena explicación que darme para no abrirlos por la mitad

Eso fue todo lo que dijo mientras comenzaba a caminar otra vez. Y con pasos temblorosos Oliver y Kou lo seguían. Hasta que finalmente salieron del lugar.

Esta base se encontraba a una distancia considerable de la ciudad, era una pequeña base militar que funcionaba como centro de investigación para crímenes de militares, así como una base de detención para estos. Sin embargo, algo estaba notoriamente mal en sus afueras.

- Los…mataste a todos – fue lo que salió de la boca de Kou al ver los cuerpos de varios soldados esparcidos por el patio del lugar – ¡¿Que se supone que eres?!

Ese grito anormalmente fuerte salió de las entrañas de la cobra mientras miraba con rabia al Velkans. Este sin embargo se volteo hacia el con una sonrisa, pero había algo anormal en él ahora.

Sus ojos. Los que antes habían sido ojos de un bello tono miel, ahora eran luminosos ojos de color magenta que desentonaba por completo.

- ¿Te lo dije verdad?, arma viviente número 000002, el asediador

Kou intento apuntarle y dispararle por el terror nacido de su alma al verlo, sin embargo, antes de que siquiera pudiera apuntar su arma fue cortada por la mitad. La afilada hoja de la laza partió el cañón en dos mitades perfectamente iguales.

- Usualmente te hubiese matado, de hecho, quiero hacerlo, pero ahora mismo no puedo hacerlo porque me regañarían, dejare que mi hermano menor lo decida – al decir eso fijo su mirada en el cielo nocturno – ¡Lextu, hermano, ven un momento!

Casi como si esperara esas palabras una figura se manifestó. Usaba una elegante gabardina que cubría gran parte de su cuerpo, desde atrás podría parecer el vestido de luto de alguien. La gabardina estaba entreabierta dejando ver lo que usaba debajo. Sus pantalones militares de un absoluto color negro hacían juego con su chaleco de color blanco abierto en el pecho para que dejara ver los colores de su pelaje, bellas botas de caballería plateadas adornaban sus pies mientras el brillo de la luna las hacía resplandecer. El contorno de sus enormes alas batiéndose hacia abajo detono la especie a la que pertenecía.

- Déjenme presentarles a mi hermano menor, arma 0000009, vampiro de la media noche, Lextu el cazador de sombras

- ¡No me llames vampiro idiota! – fue lo que grito a medida que descendía del cielo, así mismo Kou pudo verlo mejor

En primera se notaba su atractivo, era joven y quizás estaba entre los 20 o mas años. Tenía el pecho trabajado y se notaba que era musculoso a simple vista, sin embargo, por mas atractivo que resultara el hecho era que estaba cubierto de sangre.

Toda su ropa, estaba manchada por el liquido rojo, eso mostraba que había sido el que orquesto la matanza tanto dentro como fuera del lugar. Sin embargo, él estaba calmado, no parecía importarle estar cubierto de sangre, hasta quizás puede ser que lo disfrutara. Aunque Kou rogo porque ese no sea el caso.


- Uggmm – el sonido de disgusto que vino del Lextu provoco que él aun conmocionado Oliver se aferrara aún más desesperadamente a Kou – Son inútiles debería de eliminarlos

- No se puede hermano, vamos con Teddy antes que se impaciente

- Grrt, de acuerdo

Eso fue todo lo que dijo mientras batía sus alas y empezaba a elevarse hacia el cielo

- Bien ustedes, será mejor que nos vayamos – Velkans soltó esas palabras mientras se empezaba a caminar tranquilamente

Ellos querían escapar, salir corriendo, alejarse del terror que estaban viviendo. Querían correr, correr lejos, muy lejos de aquellos que acaban de conocer, pero sus instintos aun funcionaban por lo que no lo hicieron. Sus instintos gritaban que si se atrevían a correr serian asesinados en el acto. Así que se obligaron a seguirlos mientras se aferraban el uno al otro.

Fueron guiados hasta una pequeña elevación de tierra no muy lejana al cuartel, en donde otro de esos seres más los estaba esperando.

- ¡Hermanitos Teddy los estaba esperando! – la jovial y alegre voz del infante fue mas que suficiente para erizar la piel de los dos.

Sentado en una roca estaba un joven osezno, su edad no debía ser mayor a los 12 años, sus ojos de color anaranjado parecían brillar en la oscuridad a medida que una tierna sonrisa se formaba en su rostro. Su atuendo era algo extraño también, desde su pesado y mullido abrigo color naranja de un material similar a la felpa tenia una capucha en forma de oso de peluche muy adorable, en una de las orejas del oso había un sarcillo de oro con una gema en este. Usaba unos shorts negros con cadenas adheridas a su cinturón que se conectaban a unas pesadas botas de metal adornadas con gemas en ellas. Básicamente era una mescla rara.

- Hermano – dijo Velkans – Puedes hacerlo

- ¡Si! – dijo entusiasmado el pequeño – ¡Teddy hará un gran trabajo, Gin se encargo del ruido no hay problema!

- Cuando quieras hermanito – dijo el murciélago que seguía en el cielo observando sus alrededores

- ¡Si, Teddy hará solo una pequeña! – grito mientras sacaba un pequeño y adorable instrumento de su espada, era una lira de color dorado – ¡Esta es la melodía que mato al dios Odín, dulce manzana rueda por las puertas del invierno y del verano, trae contigo mi acorde de la risa que desvanece el llanto! – grito fuertemente esas palabras mientras raspaba el arpa en sus manos con una sonrisa – ¡Este es el acorde de la risa, Gentraiges! – y entonces como si estuviera esperando eso, la manzana callo

El aire alrededor de la base se calentó a niveles alarmantes, fue menos de una fracción de segundo y tampoco fue un gran estruendo, fue solo una inmensa bola de luz que lo consumió todo y carbonizo el suelo. Lo mas irreal de la escena fue la absoluta falta de ruido que se presento mientras el fuego consumía todo.

Ese era el acorde de la risa Gentraiges, podría parecer que su nombre era algo extraño, pero se adecuaba a su efecto. Al igual que una jovial risa infantil, el acorde de Teddy se llevó todo lo negativo, no, lo borro. Este era solo una pequeña parte del poder de Teddy, el arma viviente 0000008, él mata dioses. Gracias a su peculiar configuración, su cerebro tenia los códigos para activar un satélite espacial con varios tipos de artillería pesada a su disposición, una de esas armas era un cañón extremadamente peligroso que provocaba una explosión de hidrogeno. Claro que Teddy tenia acceso a una variedad de otras cosas, desde un juego de cohetes espaciales y hasta un misil de categoría nuclear. Claro que él no solía usar esas cosas ya que recargarlas era algo muy costoso. Sin embargo, los tres diferentes laser en el satélite le daban a Teddy todo lo que necesitaba.

Un laser para desencadenar una explosión de hidrogeno, otro que podía iniciar grandes incendios forestales o explotar misiles, y finalmente uno especialmente diseñado para la destrucción a gran escala, un laser de fotones. Claro que eso no lo sabían ni Kou, ni Oliver. Pero aun así el uso de Teddy era algo problemático, principalmente por su gran limitante que era su propio satélite ya que requería de tiempo para poder ubicarse en su objetivo, pero eso no era su verdadero poder, no, Teddy era un arma diseñada para enlazar múltiples sistemas de misiles y dirigirlos a su antojo, claro que esa habilidad por el momento estaba sin usar debido al costo excesivo de datos que requería para hacerlo, pero en caso de emergencia podría hacer uso de esto.

- ¡Bien Teddy termino! – grito alegremente mientras se volteaba a ver a los aterrorizados sujetos

- Muy bien hecho Teddy – Velkans río alegre mientras miraba hacia arriba – Ahora dime hermano menor, ¿Qué es lo que sigue?

Las miradas de todos se dirigieron a la cima de un árbol donde una hermosa luna era observada por un solo lobo rodeado de mariposas de tonalidades azules y verdes que volaban en círculos a su alrededor.

- Esta ciudad….me molesta – la voz hablo como un violín en el viento – Velkans tengo a alguien que visitar antes de que se me salga de las manos, por el momento haz uso de tus talentos con el hermano Gin y el hermano Lextu, yo me encargare de esos dos, el protocolo será limpieza de la ciudad

- ¿Puedo usar el Insane?

- Diviértete hermano – una fría sonrisa se dibujo en el rostro de Velkans mientras movía su lanza

- Eres el mejor hermano menor del mundo, mi amado hermanito Artemis




torawolf torawolf , @Squirtle , @[email protected] , Wonald Wonald , S SebastianBane , @Toriel_Dreemurr Koro Kusanagi Koro Kusanagi Wolf On Nutella Hyena Bot (LUNA) #CUBALIBRE (LUNA) Starshadow89 Starshadow89 Sylver Cirius Ezequiel Reon Okami Worriz. eonia ,seba el gato KOPAKING27 KOPAKING27 zore doggyfox ~Doggy~ gao @xXZorritoXx EMERY08 EMERY08 BLACK-Green Tiger jose ramon perez parrondo Demichi1 I.D.loverholf @DigeTokyo6 SleepyTiger king55 fortunat01 Cucco Cucco Revenant Sergal Kurai Senshi ToraHell RomanticHowl27 wolf-matt zore Yeizee R RowenTheHyena end? Ryuji Takeshi Antonio9.9
 

Wonald

Intentó advertir de los problemas y soy culpado

Registrado
17 Ene 2015
Mensajes
1,921
Ubicación
Donde yo quiera estar.
Offline
Lo prometido es deuda, primera parte de la serie de cinco oneshots que vendran je je je
BUAJA JA JA JA

En realidad no cuenta cómo Oneshot si hay más de un capítulo, de allí el "one", ya sería un Fic al ser algo originalmente tuyo.

Así que puedo pensar en 2 cosas. Lo olvidaste o será un Oneshot bastante largó.

Sobre el capítulo, es intrigante pero creó que exageras un poco las descripciones, me refiero a que ya conocemos a ciertos personajes. Y si alguien se olvidó de ellos ese alguien debe darse un golpe en la cabeza para acomodar su cerebro.
 
Registrado
9 Dic 2015
Mensajes
489
Offline
Rocky

Los resultados del fin de semana….

- Voy a matar a Kian, mi trasero no podrá resistir otra vez – me quejaba amargamente mientras golpeaba mi cabeza por la mesa

- ¿Enserio lo hicieron allá abajo?

- Estaba muy ebrio creo, pero lo bueno es que tenían mucho lubricante – entonces levante mi cabeza – Pero no se contuvo ni un poco, le dio con todo de nuevo

- Sabes deberías de hacer algo con respecto a eso, no creo que de verdad lo haga a propósito

- ¡Pues si tienes una idea dímela vaca estúpida mi trasero no soportara otra vez!

Resumiendo, el viernes por la noche fuimos al BBB, y entre un trago y otro terminamos en el área oscura donde Kian y yo lo hicimos, no recuerdo mucho después de eso solo recuerdo que nos despertamos en una de las camas de allí y yo como siempre con el trasero doliéndome y el tarado de Kian abrazándome con una sonrisa.

Lo único bueno de todo esto es que el bobino de mi mejor amigo está escuchándome quejarme de esto, aunque no ayuda mucho.

- Tranquilízate un poco amigo

- ¡Tranquilo ni que nada, me duele mucho, tiene que haber una solución al doble problema de Kian!

- Bien, tranquilo, ya pensaremos en algo….

- Eso espero – y volví a azotar mi cabeza por la mesa – Lo quiero mucho, pero soportar eso cada vez es…demasiado, ¿tu cómo le haces?

- ¿Yo? – entonces pensó un poco dando la vuelta su cabeza – Talento natural…¿creo?

- Eso no ayuda y es más perturbador que otra cosa

- Supongo que el hecho de que sea un toro ayuda mucho, pero…francamente nunca he sentido muchas molestias cuando bueno ya sabes, me penetran

- ……No sé qué es más perturbador, el hecho de que lo digas tan seguro o que estemos hablando de esto

- Bueno…ni idea, pero honestamente tenemos que pensar en algo no quiero pasar el resto de mi vida oyéndote quejar por tus problemas en la cama

- Ni yo quiero pasar el resto de mi vida hablándote de ellos, ¡Pero ancestros denme paciencia por que si me dan fuerza voy a matar a Kian!

Una risa se nos escapo mientras que solo nos mirábamos, honestamente las cosas entre Carlos y yo nunca había esta mejor. Es como si ahora pudiéramos hablar de todo, antes solo eran conversaciones estériles sobre las clases, las chicas o la novia de Carlos, pero después de todo lo que paso empezamos a comportarnos como se supone que deben comportarse los mejores amigos.

Y mientras pensaba en eso sonó la campana para regresar a clases, con un suspiro de pesadez solo nos levantamos y nos dirigimos al salón de clases, claro que tomamos algunas desviaciones para evitar cualquier contacto con cualquier integrante del disuelto equipo de americano. Por suerte pudimos llegar a tiempo justo cuando el maestro de ciencias entraba. Él es una gacela que honestamente muy amargado.

- A ver animales siéntense y cállense – dijo suspirando – Voy comenzaremos con una nueva lección sobre las cadenas genéticas, y….¿porque hay marcas de garras en mi escritorio?


Mas tarde en el almuerzo.

- Y así descubrí que Max es terriblemente sensible en sus pies – Carlos solo río un poco mientras seguía tomando su bebida – Por otro lado, fue un fin de semana tranquilo, todo tranquilo con mi doctor

- Ya veo…, y dime ¿qué dijo el doctor?

- Bueno dice que estoy mejorando, pero no me reducirá la dosis por el momento, ¡Cambiando de tema, ¿oíste el rumor?!

- ¿Rumor?

- Si, al parecer alguien de la escuela tiene un… - entonces el se me acerco al oído – Un silbato para perros….

- ¡¿Hieeeee?!

- ¡Si! – dijo y me tapo la boca con un dedo – Shhhh, es un rumor a voces Ralf ya dijo que se investigara y dijo que lo denunciara a la policía si es cierto, pero solo es un rumor

En ese momento un enorme escalofrío recorrió mi medula espinal, en definitiva, tengo un nuevo y peligroso secreto que obviamente no pensaba contarle a mí amigo.


Kian

Estaba enojado, muy enojado. La razón es simple.

Daniel, el desgraciado que me había dado el silbato que tanto daño le causo a Rocky estaba llevándome a un lugar desconocido. Simplemente me llamo, no, me obligo a encontrarme con él cuanto antes. La verdad no quiero hablar con el por el momento.

- ¿Cómo van las cosas con Rocky? – pregunto como si nada

- No te interesa

- Oh, que malo – el oso idiota no paro de sonreír – Y dime, ¿Qué esperabas que hiciera?

- ¡No sé, tal vez podrías buscar otro método o algo así?

- ¿Y pagarías las consecuencias de eso?

- ¡¿A qué carajos se refiere?! – el solo suspiro y luego me hablo muy calmado

- Articulo tercero de la ley médica, cualquier ser que presente una amenaza para los demás debe ser notificado para su evaluación, en caso de que el individuo presente principios de salvajismo… - el resto lo complete yo

- Debe ser puesto en aislamiento hasta que el departamento pertinente lo decida, luego será evaluado para reintegrarse a la sociedad

- Exacto, y ¿Quién crees que cubrió la denuncia que hizo ese panda a la policía?

- ¡No me digas que…!

- Fue Richard, veras estoy con las manos atadas, podría recetarle a Rocky alguna que otra cosa para que calme su instinto animal, eso no sería problema, el problema sería que tendría que acudir el resto de su vida a una oficina de control eso se vería reflejado en su solicitud de universidad y estaría obligado por ley a poner su condición en su curriculum, por lo que conseguir un buen puesto de trabajo se le haría muy difícil

- ¡Pero usted podría…!

- ¿Darles medicamentos en secreto?, no, no hare eso, existe el riego de que sea intolerante a lo que le recete, sin un correcto estudio hormonal, de sangre y varias otras pruebas no podría darle algo seguro a Rocky, lo máximo que podría recetarle son pastillas calmantes para los nervios, pero no son muy efectivas, y si decidiera darle algún medicamento en secreto corro el riesgo de que mi hospital este en la mira, no quiero eso para mí o para mi familia, debo velar por ellos primero

- Debe….debe de haber otra forma

- Si la hay yo no la veo, lo único que podemos hacer es evitar que suceda lo peor, Kian aunque no quieras aceptarlo Rocky esta enfermo

- …..Lo se… - entonces suspire pesadamente – Se más de lo que crees Daniel

- No entrare en detalles si no quieres – dijo tranquilo – Aún quedan opciones para Rocky, pero por el momento tenemos que ser cautos en esto

- ¿Qué se supone que hagamos?, ¿Cómo puedo ayudarlo?

- En primer lugar, debemos de hacer que pierda ese instinto salvaje, luego dependerá de él controlarse

- ¿Y como haremos eso?

- Bueno, la ventaja es que Rocky es perro, por lo que solo debemos de dirigir el instinto de su raza a algo menos volátil, luego debemos hacer que se mantenga calmado, pero creo que eso ya no será un problema, y por último debemos hacer que este atado a algo que lo controle y allí entras tú

- ¿Yo?

- Te llevare con un amigo que te enseñara como tratar con canes, creo que en términos simples sería….¿Entrenador de perros?

- ¡¿Ehhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh?!


Rocky

- En definitiva, esta camiseta te quedaría bien Rocky, aunque a mí me hace ver gordo, ¿será que la tienen en rosa?, y si, puedo conservar mi masculinidad después de esto – Carlos solo río mientras se ponía una camiseta frente a un espejo

Bueno supongo que puedo explicar lo que pasa, resulta que como ya no hay equipo de americano ya no hay practicas y como ya no hay practicas tengo mucho tiempo libre antes de ir a trabajar, así que Carlos y yo decidimos hacer algo que me quedaba pendiente, renovar un poco mi guardarropa, por lo que obligó al entrenador a traernos hasta el centro comercial, mientras que yo aun estoy de un humor de perros por mi trasero.

- ¿Y que te parece este? – pregunte eso mientras miraba un par de camisetas

- Es lindo, pero no, ¿Qué te parece algo un poco más atrevido y llamativo?

- No usare algo rosa, no me gusta

- ¿Quién dijo que tenia que ser rosa?, Rocky una camiseta negra puede ser una buena opción si tienes un buen….. ¡¿Haaaaaaaa?!

- ¡¿Qué sucede?! – yo me erice por completo por el repentino grito de terror de mi amigo, lo siguiente que paso fue que el me hizo voltear hacia un televisor de la tienda – ¡¿Hieeeee?!

En el televisor estaban pasando un anuncio de un spa, el mismo spa para el cual pose hace apenas una semana. Lo increíble de eso era que ¡Esta en el maldito televisor!

- ¡¿Que hace eso allí?! - grite mientras que Carlos me miraba sorprendido

- ¡Rocky no me dijiste que hiciste de modelo! – entonces me tomo de la oreja y me hizo acercarme hacia el – Exijo una explicación mi perruno amigo

- ¡¿Espera porque estas molesto?!

Una explicación rápida después.

- Ya veo – dijo Carlos mientras cerraba los ojos y luego – ¡¿Estuviste con Antony Dilan, y no me dijiste?!

Entonces me tomo por la fuerza y me empezó a zarandear de un lado al otro.

- ¡¿Por qué bastardo?!, dímelo, dímelo, dímelo, dímelo, dímelo, ¡dímelo todo ahora!

- ¡Espera Carlos, ¿Quién es ese?!

- ¡¿Ni siquiera sabes eso idiota?! – el no paro de zarandearme – ¡Ese tipo es el literalmente uno de los tipos mas deseados por la comunidad Gay, ese dragón es todo un partido!

- ¡¿Espera es gay?!

- ¡Eso nadie lo sabe! – allí se detuvo y me soltó – Es algo así como un misterio, nadie sabe si es realmente gay o no, pero lo que, si se es que se presta para las actividades de la comunidad, sesiones de fotos y cosas como esas, pero jamás ha hecho publico que es gay, además ha tenido novias declaradas, pero terminaron después de un tiempo, es decir es un soltero cotizado

- Bien, pero yo no sabía eso, literalmente estuve adormilado casi toda la sesión de fotos además solo le dije hola y nada mas

- Ya veo, ¿entonces me dices no hablaste con él?

- Mas que hablar con él, creo que él estaba tratando de hablar conmigo, digo entre cada una de las pausas intento hablar, pero no recuerdo lo que dijo, solo recuerdo que estaba como muy tarado, pero repito estaba medio dormido así que ni idea

- Espera un segundo…..¿no estaría intentando ligar contigo?

- No lo creo, Kian de seguro lo habría matado de ser así

- Si, debes de hacer algo con su celopatía

- ¿Tu crees?, pienso que es lindo que sea así

- No te discuto que los celos pueden ser algo lindos, pero en dosis muy pequeñas, lo suyo es…preocupante

- Creo que es cierto – yo solo volví a escoger algo de ropa mientras pensaba – Hablare con él sobre eso y sobre como te trata, de verdad me gustaría que se llevaran bien, ¿esta camiseta es aceptable? – solo le mostré algo que elegí que a mi criterio era una buena prenda

- Sería agradable, pero Maxi lo odia así que de seguro será complicado, y no me gusta esa camiseta es muy grande tienes un buen cuerpo, no intentes cubrirlo, además no me cambies de tema

- Jeje, supongo que lo hago porque no se nada de eso

Realmente es agradable estar donde estoy ahora, riendo y pasándola bien con mi mejor amigo. Pero se que aún tengo problemas pero quiero evitar pensar en eso, quiero apartar mi mente de eso por ahora. Por otro lado, no me gusta mucho comprar ropa, aunque es algo divertido en cierta medida.

Y mientras pensaba en eso.

- ¡Ese no! – lo siguiente que recibí fue una patada voladora que ni idea de donde venia, solo sé que me dolió mucho, perdí el aire y terminé en el piso – ¡¿Qué haces con esa porquería en tus manos?! – y entonces me di cuenta quien había sido el causante de esto

- ¡¿Gregory?! – grito Carlos al ver al zorro rojo que estaba parado frente a mí

Gregory, el primo de Ralf, el zorro rojo capitán del club de moda, él me había dado una patada digna de admiración, raro viniendo de un zorro. El usaba una camiseta muy llamativa con un pantalón de tela muy bonito y unos zapatos únicos. Él era muy atractivo por el brillo y el tono de su pelaje que también era inusualmente cuidado, pero lo verdaderamente raro era que estaba acompañado de un enorme dragón color azabache que conocía.

- Oh, hola Karl – dijo Carlos mientras yo aun me encontraba en el piso

- Hola, ¿Qué tal todo? – dijo calmado

Karl, era el capitán del equipo de baloncesto, se que Andrés es su primo directo porque tienen el mismo apellido, pero hay algo raro en él. Honestamente se que es gay y es novio de Gregory, todos en la escuela lo saben y, es más, son una de las parejas mas antiguas de la escuela, han estado juntos desde antes siquiera de entrar a Isonova Hight. El era un dragón color negro azabache, musculoso pero muy bien equilibrado, alto, muy alto, quizás por el hecho de jugaba baloncesto, sus ojos azules eran muy atrayentes si los mirabas de cerca, tenía una especie de carisma que todos admiraban, el usaba unos pantalones azul eléctrico con una camiseta color verde metalizado, hablando de eso siempre quise saber cómo se viste con ese par de alas que tiene en su espalda. Pero en fin es muy atractivo al igual que Gregory quien como que lo tenía enganchado. Y hablando del zorro.

- ¡Te prohíbo que uses esa camiseta de tercera! – me grito mientras me quitaba la camiseta de las manos y la ponía en su lugar - ¡Si vas a invertir en ropa que sea algo de buena calidad!

- Mis…costillas – yo solo dije eso mientras me agarraba la zona donde recibí el golpe – ¡¿Cómo puedes ser tan fuerte?!

- Oh, eso es porque Greg es cinta negra en karate, ¿o era judo? – Karl solo ladeo su cabeza a un lado y luego suspiro – Se que la gente piensa que yo soy el rudo porque soy mas grande, mas fuerte, mas alto y bueno soy un dragón, pero no has conocido el amor hasta que ves a un zorro romperle el brazo a rinoceronte, y eso que era levantador de pesas

- En primera ese tipo se lo merecía y solo para que lo sepas por mas que haya sido un mastodonte, tenía pésima resistencia, ya sabes mas cardio y menos pesas, en segunda no porque sea un adorable, bello, glamoroso e inteligente

- Y humilde – dijo Karl muy sarcásticamente antes de recibir una patada en su plexo solar que lo hizo caer al piso como yo – Ya recordé era….kung fu

- Como decía, no porque sea pequeño quiere decir que no sepa defenderme, además mi padre es policía y mi abuelo dirige una tienda de tatuajes obviamente tengo que saber dar y recibir palizas

- ¡Tu familia ha de estar loca! – dije desde el suelo, sorprendentemente él no lo negó

- Bueno mi abuelo me llevo a un bar a conocer a sus antiguos amigos cuando tenía apenas ocho años, y termine envuelto en una pelea, que lindos recuerdos, creo que fue la primera vez que rompí una botella de cerveza en la cabeza de alguien, ah y desde allí aprendí a jugar cartas y apostar, para cuando tenia diez ya había desplumado a esos viejos, ¿Cómo creen que me compre mi primera maquina de costura?

- Aunque…..no lo crean – dijo Karl aun en el piso – Gregory no es ningún fresita, es mas macho que camionero, un macho que sabe coser

- Hey, es como dice mi abuela – entonces suspiro – El hombre debe saber hacer de todo, no me vengas llorando si el día de mañana te casas con alguien inútil

- ¿Hacía falta esa patada? – yo dije eso mientras mas o menos me recomponía

- Honestamente no, pero quería hacerlo – Greg solo río un poco mientras se acomoda su ropa un poco – Al punto, no compres ropa de mala calidad, mi lema es invierte en algo un poco mas costoso, pero de buena calidad, y si quieres gastar poco asegúrate de que por lo menos sea una prenda muy versátil

- Mami…. – yo solo seguí en el piso aguantándome las ganas de llorar por la patada

- Débil – fue la única respuesta de Gregory mientras negaba con la cabeza

Unos minutos después en una cafetería del centro comercial.

- Y entonces las pliego y las meto por el oyó, cuando quiero usar chaquetas me aseguro de que puedan caber bien y que sean cómodos, pero cuando usas una camisa eso es más difícil, pero por suerte tienen costuras especiales – fue toda la respuesta de Karl mientras bebía un poco de su licuado frutal

- No sabía que tus alas fueran tan flexibles – respondí por saber todo lo que hacía para poder ponerse una camiseta

- Es una ventaja poder volar y una enorme desventaja tener alas – el solo suspiro tranquilo mientras miraba a Gregory – Ahora que recuerdo cuando comencé a volar tuve varios problemas, por suerte que solo vuelo a baja altura

- Es cierto nunca he visto a un volador volar a grandes alturas

- ¡Obviamente! – grito de repente –¡Si dejas de aletear morirás, ¿sabes lo cansado que es volar?, tienes que literalmente levantar todo tu peso, luego tienes esa molesta sensación que sientes cuanto el viento toca tú ropa y se te pega a la piel, ¡ah y ni hablar que si está nublado somos blancos para los rayos!

- Hey, las abejas vuelan y no se quejas – yo solo reí un poco mientras el se enojaba

- ¡No me pongas al mismo nivel que un insecto! – el solo grito eso y luego suspiro – Cuando era niño soñaba con poder volar, pero ahora solo quiero un auto, como quiero uno

- ¿No tu abuelo te lo había regalado? – Gregory dijo eso mientras que Karl solo estrellaba su cabeza por la mesa

- Corrección, me llevo a un deshuesadero y me dio a elegir cual quería para restaurar con él y Andrés, pero yo le dije que no era el momento y ahora mi abuelo no tiene la edad para esas cosas

- Y ahora estas sin auto, no quieres volar y dependes del autobús – río Gregory mientras Karl solo se deprimía – Lo peor es que a Andrés le regalaron una motocicleta, bueno esos fueron los tíos Richard y Daniel

- Pues perdón por no ser el novio de Ralf, lo siento, pero él, Luke y yo literalmente nos conocemos desde que teníamos pañales es mi familia no importa por donde lo mires

- ¿Y yo? – pregunto Gregory un poco risueño

- Tu eres diferente, no lo entendieras hasta que veas tus fotos de bebe con tus primos durmiendo a tu lado, eso le baja las ganas a cualquiera

- Cierto que mis padres me sobreprotegieron cuando era un bebe, pero te conozco desde los seis años, ¿no me consideras familia?

- No quiero cruzar la línea porque sino seria incesto y créeme que mi cerebro no soportaría esa imagen

- Que…..familia de locos – en ese momento salieron de mi boca esas palabras y ellos me miraron

- Meeh, para mi es normal – dijo Karl

- Supongo que cada familia es rara a su manera – agrego Gregory

- ¡Y no lo niegan! – grito Carlos casi en shock

- Bueno…. – Gregory entonces giro sus ojos como si tratara de recordar algo – El sentido de la normalidad se perdió hace mucho

- ¿Antes o después de que él tío Daniel comprara ese Tráiler?

- ¡¿Tráiler?! – en ese momento pensé en la semejante cantidad de dinero que se requeriría para eso

- Oh es interesante recordar, resulta que mi tío asistió a una subasta por error y termino comprando un tráiler de Carga enorme, ¿Recuerdas la cara que puso el tío Richard, Gregy?

- Eso no se olvida fácilmente, creo que ese día aprendí lo que es la sed de sangre, pero resulto muy beneficioso para el club al final

- Espera un segundo… - en ese momento sujeté mi frente con mis dedos y los interrumpí a ambos – ¿Qué hace el club con un tráiler? – Gregory solo se encogió de hombros y me respondió tranquilo

- Lo usan para los desfiles, el tío Richard decidió convertirlo en un camión de fiestas móvil, además es super practico ya que puede llevar toda la estación de Dj del tío Steven, no solo eso, resulto tan popular que tuvieron que comprar otros dos módulos, uno para una barra de tragos y otro para un mini escenario, es como un club en miniatura

- De hecho, ahora mismo todo el camión esta regresando a la ciudad para la fiesta del orgullo próxima, veras como es tan popular, los tíos lo alquilan a diferentes clubes y discotecas de todo el país, aparte lo alquilan para eventos especiales, fiestas privadas y bla bla bla, el punto es que se hizo una fama y lo alquilan para eventos todo el año

- Espera creo que lo vi una vez…., ¿Le pertenece a ese par de locos?

- Mis tíos no están locos – dijo Greg un poco molesto

- Sí – agrego Karl – Por lo menos están chiflados, tal vez el tío Daniel es un poco idiota pero no está loco, no según el psiquiatra del estado al menos, aunque eso es debatible supongo

- Repito su familia es de locos – agregue eso mientras Carlos solo reía un poco

- Creo que nos estamos desviado del tema – Gregory dijo eso y yo solo asentí – Así que decidiste renovar tu guardarropa, que bien te ayudare

- Bueno gracias pero no quiero mas patadas, por cierto para tener manitas de princesa das buenos golpes Gregory – Greg solo río un poco mientras que Karl solo me miro un poco curioso

- Debo decir que no eres como me esperaba Rocky – comento Karl muy tranquilo – Eres mas amigable de lo que pensé

- ¿Eh? – en ese momento yo lo mire y Carlos suspiro – No creo ser alguien muy agradable

- No, no lo que quiero decir es que creía que eras el típico hetero ortodoxo que molestaba a los demás, bueno así me tenías, pero ¿quién iba a pensar que resultarías gay jeje?

- Hey hace cuestión de semanas ni sabía que era gay, aunque en retrospectiva era bastante obvio ahora que lo pienso – yo solo forcé una sonrisa

- Sip, nunca tuviste novia, no salías con nadie, no coqueteabas con ninguna, tu cuarto esta lleno de fotos de jugadores de americano y algunas veces actuabas un poco delicado, aunque no te dabas cuenta Rocky – Carlos agrego eso mientras tomaba un poco de su bebida

- ¿Eh, cuando hice eso?

- Pues cuando decías que tu pelaje estaba un poco seco, cuando hablabas sobre el jabón herbal que usas y tu insistencia en la higiene

- ¡Hey no porque me gusta oler bien y tenga hábitos de higiene exigentes quiere decir que sea gay!

- Aja, ¿Qué hacías usualmente luego de llegar a tu casa luego de las practicas?

- Pues obviamente me bañaba

- ¿Aun después de que ya te dúchate en la escuela?

- ¡Pero eso haría que oliera muy mal!

- ¿Y que me dices de tus garras?

- ¿Qué tienen mis garras Carlos? – en ese momento me preocupe y mire las garras de mis manos

- Están impecables, no solo eso, las de tus pies son igual, es obvio que te las arreglas

- Obviamente me las corto, las limo y las mantengo saludables, no quiero una garra encarnada y….¿soy afeminado acaso?

- No, claro que no, pero es solo que un hombre promedio no se enfoca en esas cosas mi querido perro – Carlos solo sonreía victorioso mientras que Gregory y Karl se aguantaban las ganas de reír – Eso sí, eres un poco agresivo amigo

- Eso no te lo niego Carlos – yo solo azote mi cabeza por la mesa por ese comentario tan acertado de Carlos

- Bueno, cuando Rocky termine de actuar como perrito regañado, vamos de compras, ¿les parece? – Gregory dijo eso como un baldé de agua fría, pero me enojé

- ¡¿Quién se hace del perrito regañado?! – yo grite eso y todos en la mesa se rieron de mi

Es divertido salir así, no lo niego, ojalá que pueda tener más oportunidades como esta. Ojalá pueda superar lo que me molesta y seguir adelante con mi vida.

Como lo deseo, y mientras pensaba en eso el tiemo paso volando y ya estábamos saliendo del centro comercial con todo lo que habíamos comprado, con la ayuda de un asesor como lo es Greg hasta se puede regatear con las ofertas y con ciertos cupones puedes inclusive llevarte una prenda casi gratis. Con eso tengo ropa suficiente para que dejen de molestarme por mi apariencia. Mientras que mantenía una conversación amena con Carlos, quien me ayudaba con un par de bolsas, me di cuenta de algo muy llamativo a medida que salíamos del lugar.

Él era un león color caramelo oscuro con la melena de un color cobre brillante, tenia un sarcillo en su oreja izquierda. Vestía un pantalón de vestir de color negro con una camisa inmaculadamente blanca, llevaba un chaleco de vestir negro y algo extraño alrededor de su cuello, era una especie de corbatín con una gema de color marrón oscuro adherido a una especie de pañuelo, además tenía puesto un sombrero de vestir un poco cursi para mi gusto. No se veía tan joven, quizás entre los 25 o 27 años, pero no era viejo, se notaba que sus facciones eran muy delicadas ya que repito era muy guapo.

Ese tipo no paso de largo casi como si no existiéramos, pero nosotros cuatro nos quedamos viéndolo a medida que entraban.

- Madre mía ese león era muy sexy – Greg no pudo evitar decir eso mientras que se tomaba de sus mejillas

- ¡Greg! – grito Karl un poco molesto

- Honestamente tiene razón, ese león era muy atractivo – eso dije yo y Karl me miro enojado

- Rocky tiene razón, era muy sexy, todo un semental – Carlos dijo eso un poco sonrojado mientras que el dragón solo se ponía mas y mas enojado

- ¡El tío Julius tiene razón dejas a los pasivos solos un momento y ya van por el mundo babeando por cualquier tipo! – cuando Karl dijo eso todos los miramos muy enojado, ese chiste fue asqueroso – ¡¿Ahora qué?!

- ¡Eres un imbécil! – eso lo dijimos todos al mismo tiempo mientras que le dábamos un golpe en conjunto haciéndolo caer

Ver a ese dragón en el piso realmente nos saco a todos una sonrisa.

- ¿Quieren ir por un helado? – dijo Greg mientras nos miraba tranquilo

- Yo me apunto – dijo Carlos

- Vamos, pero yo quiero una banana Split enorme, pero con nueces y nada de esas chispas de colores

- Je, a Rocky le gusta el plátano enorme jeje – río Carlos mientras comenzaba a caminar

- ¡Cállate Carlos!


Kian

Llegamos a una linda casa en lo que parecía un bosque, aunque realmente no era una colina. Era más bien una propiedad enorme a las afueras de la ciudad. Todo el lugar estaba lleno de arboles y era un poco sombrío en algunas áreas, pero había una gran área de pasto en un lugar, era algo así como una pista de deportes con algunos que otros equipos para hacer deporte. La casa era linda, era una especie de cabaña moderna, hecha de madera oscura, pero con ventanas abiertas y una enorme puerta deslizante. Lo verdaderamente bello de la construcción era como se mesclaban las piedras y la madera natural, en especial la chimenea de piedra a un lado de la casa.

Pero no tuve mucho tiempo para poder admirar el lugar porque Daniel me apresuro para entrar.

- Este lugar es mas o menos lo que podrías llamar centro de rehabilitación privado – Daniel dijo eso un poco tranquilo – Veras sería algo así como, bueno ya sabes, cuando un chico tiene problemas y sus padres no quieren que pasen problemas los envían aquí, el dueño es un conocido mío por la parte médica, es un gran especialista en trastornos de la personalidad y conductas agresivas, el puede ayudar a Rocky, tiene métodos bastante efectivos

- No me gusta nada de lo que sale de tu boca jefe – yo solo suspire enojado mientras observaba como Daniel tocaba la puerta

Lo que salió de la casa me asusto.

- Señor Daniel – dijo con una voz fuerte e intimidante – Cuanto tiempo sin verlo

- Oh, hola Frey, te ves muy bien

- Gracias, me he estado cuidando mucho

- Que bien, ¿Cómo has estado?

- Bien por suerte, voy paso a paso

- Que bien, ¿Esta Wilfredo?, o perdón olvide que odia su nombre jeje

- Estoy seguro que no lo olvido señor Daniel, solo le gusta molestarlo

- Cierto, cierto, ya me conoces Frey, en fin, ¿esta Will?

- Oh, lo siento salió un momento, pero pasen estará por regresar – el amablemente se hizo a un lado dándonos la seña para poder entrar – Por cierto, señor Daniel, ¿Qué le pasa a su amigo?

- ¿Eh?, ¿Kian? – yo solo podía verlos y oírlos, pero creo que realmente…. – Se desmallo estando de pie

- ¿Fue por mi culpa?

- Bueno, por donde lo mires das miedo Frey, además tus tatuajes no ayudan mucho que digamos y con esa cara, tenemos suerte de que no se haya hecho en los pantalones

- Pero solo soy un lindo perrito, no le hare daño

- Frey eres un enorme Doberman de dos metros de alto, das miedo

- Pero soy tierno y adorable

- Ese Will de verdad que te daño el cerebro, ¿verdad?

- Hey, Will es un amor, es el mejor

- Sip, te daño el cerebro, en fin, ayúdame a meter a esta cobra inútil

- No hay problema señor Daniel


torawolf torawolf , @Squirtle , @[email protected] , Wonald Wonald , Zaheta, S SebastianBane , @Toriel_Dreemurr Koro Kusanagi Koro Kusanagi Wolf On Nutella Hyena Bot (LUNA) #CUBALIBRE (LUNA) Starshadow89 Starshadow89 Sylver Cirius Ezequiel Reon Okami Worriz. eonia ,seba el gato KOPAKING27 KOPAKING27 zore doggyfox ~Doggy~ gao @xXZorritoXx EMERY08 EMERY08 BLACK-Green Tiger jose ramon perez parrondo Demichi1 I.D.loverholf @DigeTokyo6 SleepyTiger king55 fortunat01 Cucco Cucco Revenant Sergal Kurai Senshi ToraHell RomanticHowl27 wolf-matt zore Yeizee R RowenTheHyena end? Ryuji Takeshi Antonio9.9
 
Registrado
9 Dic 2015
Mensajes
489
Offline
Kian

Escuché chasquidos de dedos a medida que abría los ojos, para mi sorpresa lo que vi no fue reconfortante.

- ¡Hieeeeeeeeee! – era increíblemente aterrador

- Buenos días pequeño

- ¡Ahhhhhhhhhhhhh!

- No soy tan espelúznate

- ¡Mamaaaaaaa!

- Ok esto se esta poniendo molesto

Era un tipo malditamente enorme, gigantesco y malditamente monstruoso, era un perro doberman. Sus brazos estaban todos tatuados con incontables, valga la absurda redundancia, con incontables tatuajes de colores, esos brazos eran enormes bien desarrollados y hasta aterradores. Él era ridículamente grande, mas alto que yo y con un pelaje, las partes que obviamente no estaban tatuadas, negro oscuro. Tenia una mirada fría pero no se si de enojo o de que se trataba porque tenía demasiado miedo a mirarle a los ojos que tenían piercings en las cejas y orejas. En resumen, tenía tatuada la palabra maleante en toda la cara, no literalmente. Hasta su ropa me intimidaba, ya que usaba una camiseta sin mangas color rojo dejando ver sus brazos y parte de su pecho y unos shorts un poco ceñido, no ayudaba el hecho de tener un collar de cadenas en su cuello tampoco.

- ¡Señor Daniel! – grite mientras que saltaba al otro lado del sofá en el que estaba recostado

- ¡¿Quñe…suseñe?! – Daniel hablo con la boca llena mientras se tragaba un trozo de pastel que tenía

- ¡¿Quién, que es eso?!

- ¿Él? – dijo apuntando al perro que me saludaba muy tranquilo – Es solo Frey, no es la gran cosa, por cierto, Freysito este pastel sabe raro

- ¿Enserio? – ese perro solo tomo un pedazo del pastel que Daniel tenia en un pequeño plato y luego lo probo – Creo que olvide la mantequilla otra vez – entonces se deprimió – Soy un fracaso

- Es solo un pastel, tranquilo

- Si…. – entonces subió sus puntiagudas orejas de golpe – ¡Le pediré consejos al señor Richard!

- Mejor toma clases, no es buena idea pedirle a mi esposo que te enseñe, ¿no recuerdas lo que sucedió la ultima vez?, ya sabes con el pastel de banana

En ese momento Frey puso una cara de susto y casi se quedó en blanco.

- Había demasiada crema – dijo temblando un poco

- Fue un domingo interesante – agrego Daniel – En fin, Kian este es Frey, Frey él es Kian

- Es un placer, soy Frey, Francisco de hecho, pero me dicen Frey

- ¡Eres brutalmente enorme! – grite

- Si – dijo el

- ¡Eres aterrador!

- Si….

- ¡Te ves como salido de una pandilla!

- Estuve en una pero…..

- ¡Das miedo!

- Y tú eres una cobra…

- ¡Es que das terror, eres como un monstruo!

- ¡Lo entiendo, lo entiendo doy miedo! – en ese momento el suspiro mientras bajaba su cabeza y sus orejas – No soy tan aterrador……

Honestamente podría entrar en conflicto que le tenga miedo por su apariencia, en especial porque yo también soy discriminado por mi especie, pero es que me da mucho miedo. Creo que Rocky sabría como se siente ese tipo, pero realmente yo prefiero seguir detrás del sofá.

- ¡Oye cachorrito, ya vine, acabo de ver un auto que creo que conozco en la entrada, por favor dime que el imbécil de Dani no fue quien vino, acabo de llegar de hacer compras y no quiero tener que verlo! – la voz repentina hizo que Daniel frunciera el ceño y que Frey levantara sus orejas – ¡Ah cierto te traje la crema para batir que querías, y ¿Qué te parece lasaña para cenar?, Había una oferta de dos por uno en la sección de congelados así que traje un par de ellas! – la persona realmente estaba ajeno a que había extraños en su casa, se notaba por la forma en que hablaba con toda normalidad – ¿Acaso estas indecente mi lindo cachorrito?, como no te oigo supongo que quieres jugar un poco con tu sement…. – y entonces entro al lugar donde estábamos – Oh, es solo el idiota de Daniel y… un completo desconocido

- También es un placer verte Will – dijo Daniel aun molesto – ¿Cómo están tus cuernos?

- ¡Desgraciado voy a matarte!

Era un toro, uno grande. Su color era marrón oscuro y se notaba que le hacía ejercicio ya que era musculoso, pero no tan exagerado como ese perro. No sé qué edad tenía, pero había algo llamativo en él, sus cuernos. En una parte eran blancos y en la otra eran de alguna especie de material dorado, no creo que sean de oro por lo caro que es, pero eran dorados brillantes.

- Oh vamos no tiene nada de malo que estés, descuernado

- ¡Esa palabra no existe oso desgraciado! – y así soltó las bolsas que traía en las manos y se abalanzo hacia Daniel, solo que Frey lo detuvo – ¡Suéltame Frey, voy a matar a ese oso miserable, estúpido de mierda, doctor de segunda, asqueroso ser del averno!

- ¿Sigues molesto por lo de esa vez?

- ¡Por tu culpa perdí mis cuernos, imbécil!

- Eso no fue mi culpa – Daniel solo seguía comiendo ese pastel mientras ese toro intentaba desesperadamente librarse del agarre de Frey para ir a golpearlo

Bien debo de decirlo, si un toro pierde sus cuernos nunca le vuelven a crecer. Se que para los toros los cuernos son algo sumamente importante y hasta son motivos de orgullo, así que puedo imaginarme lo molesto que esta por haberlos perdido. Sobre todo, porque afirmaba que fue por la culpa de Daniel que los perdió.

- ¡Frey déjame matarlo! – siguió gritando

Y cinco minutos después

- ¿Qué te trae por aquí imbécil? – ese toro, que según deduje se llamaba Will, estaba sentado en un sofá individual mirando a Daniel, no, no lo estaba mirando ya que tenia los ojos cerrados, mientras Frey lo masajeaba por detrás

- Bueno Wilfredo tengo que solicitar tu ayuda con cierto pitbull que conozco – Daniel solo hablo con mucha calma mientras se cruzaba de brazos

- Ya veo, los pitbulls son complicados de tratar, pero lo hare, tráelo aquí cuanto antes

- ¿Tan rápido aceptas el caso?

- No lo hago por ti, lo hago para ayudar – dijo y suspiro – Gracias Frey, ¿puedes ir a traer café?

- Si – con eso Frey dejo de masajearlo y se fue a la cocina

- Lo tienes muy domesticado – Daniel dijo eso mientras miraba furtivamente a Will

En cuanto a mí, seguía detrás del sofá como personaje secundario.

- Es preferible que este domesticado a que vuelva a las pandillas – Will dijo eso en un tono tal que literalmente me helo la sangre, y eso que soy de sangre fría – Por cierto, hay algo que me ha estado molestando – y entonces me miro – ¿Quién es él?

- Es Kian, es novio del pitbull que te mencione

- Se supone que es una cobra, pero…actúa como cobarde – en ese momento escuche un “tchh” y luego desvió la mirada – Ahora que recuerdo hace poco me pediste que hiciera un silbato para perros, ¿era para ese pitbull?

- Exactamente – dijo Daniel mientras que yo mire a ese tipo

- ¡¿Fuiste tu quien lo hizo?! – grite y por primera vez ese toro agudizo su mirada en mí

- No es algo que se pueda comprar en tiendas Kian – Daniel dijo eso mientras suspiraba y me miraba – Alguien tiene que hacerlos y Will es uno de los pocos que saben como

- Es un secreto trasmitido por mis antepasados desde hace siglos – cuando dijo eso se acomodó en el sofá y saco algo de debajo de su camisa, era un silbato igual al mío solo que de color rojo – Mi abuelo me conto, que en tiempos pasados cuando los herbívoros y carnívoros estaban en guerra, muchos herbívoros idearon métodos para poder superar a los carnívoros, los silbatos fueron uno de esos métodos, yo tengo los conocimientos para poder hacerlos

- ¡Señor Daniel, ¿este tipo no debería de estar en prisión?! – la respuesta de ese oso solo fue un encogimiento de hombros

- Lo que sea, ¿eres el novio de ese pitbull, enserio? – el me pregunto eso mientras me miraba un poco escéptico

- ¿Y que si lo soy? – la verdad le respondí de esa manera porque me pone furioso que el haya sido el que hizo el silbato que lastimo a Rocky

- Bien, dime los síntomas que tiene tu novio – el solo suspiro mientras que habría el cajón de una mesa de luz que estaba a su lado, de él saco una libreta y un bolígrafo – Bien, dímelo porque cuanto antes sepamos que es lo que le pasa antes podremos ayudarlo

- Se que “WILFREDO”, puede ser un tarado, pero es buena persona confía en él Kian – al terminar de decir eso Daniel solo se río un poco mientras que se toro solo rechinaba los dientes

- Bueno…para ser completamente honesto, Rocky reacciona con mucha facilidad a los celos y ata..

- Ataca a quien se acerque a ti o te lastime, ¿verdad? – yo solo asentí con la cabeza mientras el escribía con mucha rapidez

- Además de eso no tengo otra queja – la verdad tampoco tenía quejas sobre los celos de Rocky, amo esos celos

- Anota esto Will, es temperamental y un poco explosivo, me preocupa el hecho que pueda herir a alguien dentro de poco, a Kian ya lo mordió y hace unos días por poco le arranca el cuello a alguien

- Todo eso me suena a indicios de salvajismo en fase temprana, hay que actuar pronto – al escuchar eso salir de la boca de ese toro mi cabeza se puso igual que un resorte

- ¿Salvajismo en fase temprana? – al decir eso Will solo suspiro y me miro

- ¿Cono decirlo?, es como un secreto, pero se da pocas veces, es algo así como que vuelven a sus instintos primarios de anima, existen tres…, no, cuatro fases en el salvajismo, la primaria es donde los instintos vienen y van, suele suceder por diversos motivos y hasta puede ser considerado normal en cierta medida, ocurre mayormente cuando se experimente enojo o intensas emociones negativas

- Ya veo…

- La segunda fase se llama fase de Jack, en ella el salvajismo se intenta mesclar con la personalidad y la persona se vuelve naturalmente agresiva, ataca a todos los que les molesten y el sentido de bien y mal se hace delgado, a la tercera fase se le conoce vulgarmente como la fase del abismo, la personalidad de la persona se pierde su mente se empieza a romper y se entrega a sus instintos el asesinato es natural en esta fase y casi nunca se puede volver de ella y finalmente tenemos, la fase de la bestia

- ¿De...de…la bestia?

- Una fase que casi nunca se da, pero si sucede es como en una película de terror, las condiciones para que eso ocurra son, la persona tiene que ser carnívora, debe haber matado y haber consumido carne de una de sus víctimas, luego de eso la persona que experimenta esa fase se pierde en un frenesí de sangre, su mente se rompe y nada queda, solo ha habido cincuenta casos así en el mundo y se ha tratado con ellos siempre igual

- Se los elimina lo más rápido posible – Daniel dijo eso mientras miraba a la distancia – A fin de que no sufran, de que nadie sufra, deben de ser eliminados, como médicos no podemos aceptar eso

- Pero encerrarlos no seria justo para ellos ni para nadie – Will dijo eso mientras suspiraba y luego me miraba un poco más concentrado – He trabajado con canes que han llegado a la segunda fase, y algunos que han llegado a la tercera, esos últimos solo pude ayudar a cinco hasta ahora – entonces miro hacia atrás – Frey es uno de ellos

- ¡Sabia que este tipo era un asesino cuando lo vi! – y luego de eso recibí un golpe más rápido de que lo pude predecir

- No vuelvas a decir eso, o hazlo si te atreves, Frey no es ningún asesino – el que me golpeo fue Will – En fin, si estamos hablando de salvajismo será mejor que traigan a ese perro lo mas pronto posible, en fin, Daniel quítalo de mi vista lo más pronto posible antes de que algo pase

- Yo enserio que no quería…

- ¡Que te largues! – el me interrumpió de pronto

Entonces Daniel solo me tomo con fuerza del brazo y me obligo a salir a toda velocidad de la casa.

Ya estando a una distancia considerable de la casa, Daniel hablo mientras conducía.

- Lamento eso – entonces suspiro – Will y Frey han pasado por mucho para llegar a donde están ahora, la verdad es que Frey casi nunca sale de esa casa

- ¿Es agorafóbico? – la verdad me recordó a Gary, uno de mis pocos conocidos, no lo llamo amigo porque no hablo mucho con él

- No lo sé, sale a veces y de vez en cuando van a dar un paseo, pero no sale todos los días supongo que podrías decir que es un amo de casa, o…pero guardián se le aplicaría mas adecuadamente

- ¿Esos dos están juntos?

- Lo están, se casaron hace cinco años

- ¿Todos los que conoces son gays?

- La mayoría

- Ah

La verdad es que había cierta tensión en la conversación, sé que me pase por juzgar a Frey y no tengo escusa para eso, pero no pude evitarlo.

- Fuiste todo un idiota allí – Daniel dijo eso mientras nos deteníamos en un semáforo

- Lo se…, es solo que no pude evitarlo me asusté mucho al conocer a ese perro

- No con eso, al decir que Frey era un asesino

- No quise que…

- Kian, dejemos eso a un lado por ahora no quiero hablar contigo por unas horas, solo cállate

- Si…

Realmente soy un idiota.


Mientras tanto

- ¡Los cafés están listos! – grito alegremente Frey mientras traía una bandeja con tazas y algunas cosas dulces – ¿Eh donde están los invitados?

- Ya se fueron – Will hablo mientras llenaba unas fichas medicas y revisaba algunos documentos – No tiene que fingir que no lo escuchaste amor – Frey solo dio una sonrisa mientras ponía una taza en la mesa

- No se de que me hablas cariño, no he oído nada

Will solo bajo sus orejas mientras observaba como su compañero se alejaba hacia la cocina, brevemente pudo ver la lagrima que brotaba del ojo derecho de Frey. Will solo suspiro mientras recostaba su pesada cabeza en el sofá. El sabía que no podía hacer nada por ahora, debía dejar que el tiempo pasase de nuevo.


Rocky

- ¡Es demasiado lindo! – es lo que grite mientras tomaba una foto de mi helado gigante

- Rocky en verdad eres fanático del azúcar – rio Carlos mientras se tomaba un batido helado de frutas

- ¿Cómo es que puedes comer eso y no engordar? – eso lo dijo Greg mientras que comía un poco de su helado pequeño y dietético

- Yo no subo de peso, me cuesta mucho hacerlo – mientras decía eso sin prestarles atención subí unas fotos mías y de mi helado a mi blog porque todo el mundo debe de ver esta obra de arte, luego de que hice eso me doy cuenta que los dos me estaban mirando medio enojados – ¿Dije algo malo?

- No….es solo que yo engordo hasta con el agua – dijo Gregory

- Bueno yo no subo tan fácilmente, pero tengo tendencia a almacenar grasa y me cuesta muchísimo quemarla – al decir eso Carlos suspiro – Ahora que lo pienso tu no subes de peso y comes como loco además no vas al gimnasio y tienes un físico de primera, yo tengo que ir dos horas al gimnasio después del partido para mantenerme

- Yo no hago eso, digo tengo un par de pesas en casa y hago un poco de ejercicio, pero nada más – al decir eso comí un poco de mi helado y sonreí por su sabor – En fin, gracias por lo de hoy Gregory

- No hay de que Rocky

- ¿De qué están hablando?, aun nos queda una cosa por ir comprar – Carlos dijo eso mientras me sonreía

- ¿Qué cosa? – Greg solo volteo a verlo cuando dijo eso yo solo seguí comiendo muy sonriente y moviendo la cola

- Tenemos que ir a comprar nueva ropa interior para Rocky – cuando dijo eso yo por poco escupo lo que tenia en la boca – Y cuanto antes mejor ya que puse en la donación casi toda tu ropa interior

- ¡¿Qué hiciste qué?! – cuando grite eso todos se voltearon a verme, pero yo solo agache la cabeza – ¡¿Cuándo lo hiciste? Y… ¿Cómo no me di cuenta?!

- Lo hice la semana pasada y sueles ser muy distraído, descuida solo me deshice de la que estaba muy vieja o la que parecía de abuelo, ya dije una vez que la ropa interior es importante

- Carlos tiene razón, y ya se donde conseguir la mejor – cuando Greg termino de decir eso me di cuenta de que tengo tendencia a atraer pervertidos sin lugar a dudas

Una hora mas tarde

- Greg – dije yo

- ¿Sí?

- Cuando dijiste que conocías una tienda donde venden la mejor ropa interior, no mencionaste un pequeño e insignificante detalle

- ¿Cuál?

- ¡Que es la maldita sex shop del club! – al gritar eso Carlos solo volteo la cabeza a un lado

- No es del club, es de mis tíos – Greg solo entro sin preocupación y para bien o para mal mi sentido de la normalidad que ya estaba bastante dañado me hizo seguirlo

Al entrar el lugar estaba sin nada en los mostradores, básicamente es como si lo hubiesen vaciado todo, lo mas llamativo era el aroma químico en el aire.

- ¿Qué…sucedió aquí? – Greg se puso preocupado en ese momento – ¡Tíos, ¿Dónde están?, Tío Julius, Tío Julio, Tío Steven, ¿Dónde están?!

La verdad que ver la tienda así si era para preocuparse. Pero por suerte nos contestaron.

- ¡Estamos abajo! – la voz venia del sótano

Entonces los tres bajamos para encontrar a los tres abriendo cajas.

- ¡¿Qué sucedió?, ¿Están bien?, ¿Qué le paso a la tienda?! – Greg realmente se había preocupado lo supe cuando vi que fue a abrazar a esos tres

- Estamos bien sobrino – Steven dijo eso mientras que desordenaba el pelaje de Greg

- Si, nosotros estamos – dijo Julius

- Perfectamente bien – completo Julio

- ¡¿Qué fue lo que le sucedió a la tienda?! – apenas Greg termino de decir eso los tres voltearon sus cabezas y suspiraron un aire anormalmente pesado

- Fue un – Julius dijo eso con una mirada cansada

- Sucio y feo – Julius le siguió con la misma expresión

- Zorrillo – y Steven lo completo

- Zo…zo…zo…¿Zorrillo? – al decir eso inconscientemente abrace a Carlos – ¡Odio a los zorrillos!

Si, esa es mi única fobia verdadera, no soporto a los zorrillos. No le temo a las agujas, los insectos ni a la oscuridad, no le temo a las alturas o alguna de esas cosas que comúnmente dan miedo, quizás tengo algo de sana vergüenza por trabajar en un club gay, pero eso se quedó atrás hace mucho. A lo que realmente le tengo miedo y a lo que nunca pude superar es a los zorrillos.

- ¿Por qué me entero de eso recién ahora? – Carlos solo esbozo una sonrisa mientras sacaba su teléfono – Tengo que contárselo a tu novio

- ¡No! – y entonces le arrebate el celular – ¡Nadie puede saberlo, ¿me oíste?, nadie, nadie, nadie y menos Kian, si se entera que me dan fobia los zorrillos, ¡nunca te lo perdonare!

- Esto….¿Porque te dan miedo los zorrillos? – Greg dijo eso mientras que yo solo suspiraba

- Cuando…cuando era niño uno de mis compañeros que era uno me rocío, desde ese día le tengo fobia – y entonces temblé como gelatina y me abrace a mí mismo y luego a Carlos porque estaba cerca – ¡No quiero pasar por eso otra vez!

- ¿Un zorrillo te rocío? – Steven dijo eso mientras su cara casi se ponía verde – Que pesadilla

- ¡Lo fue, lo fue aun mas con mi sentido del olfato! – el solo hecho de recordar me hizo abrazar a Carlos aún más fuerte, al menos es una buena almohada

No me importa actuar de esa manera frente a todos, la verdad la sola idea de pensar en zorrillos me da fobia, puedo controlarme en la escuela evitándolos sutilmente, pero ni muerto podría estar a solas con uno.

- En lo que estaba…, ¿Qué fue lo que paso con el zorrillo? – Greg se dirigió a Steven y el solo suspiro

- Bueno, para serte franco no fue del todo su culpa, el tipo se estaba probando una chaparreras y luego se asusto de la nada por el ruido de la televisión y rocío – entonces volvió a suspirar – Lo bueno es que lo hizo sobre el espejo y no sobre la mercancía, pero aun así tuvimos que llevarla toda abajo y pedir que vinieran a limpiar el lugar con un agente desodorizante

- Pero como – Julius

- Fue un problema – Julio

- Muy serio – Julius

- El sujeto se puso a llorar – Julio

- Entonces le sugerimos – Julios

- Que se opere para quitarse las glándulas de olor – eso lo dijeron al unisonó mientras suspiraban sincronizadamente – Por eso lo llevamos con Daniel, él dijo que vería que hacer

- Se que es tarde para decir esto, pero…¿Cómo le hacen para hablar así? – Carlos saco eso tan de repente y esos dos solo se miraron confundidos

- ¿Hablar cómo? – dijeron al unisonó

- Ya me asustaron – y Carlos dio un paso atrás mientras yo me despegaba de él – Lo que sea venimos a ver si Rocky podía conseguir algo de ropa interior nueva pero como veo que están ocupados será mejor que nos vayamos

- Si quieren ropa interior tenemos como tres cajas por allí – Steven dijo eso mientras apuntaba hacia un lado – De hecho, nos harían un favor si nos ayudaran con eso, ya que tenemos un problema

- ¿Qué clase de problema? – el tono de Greg me sorprendió un poco ya que era algo alegre

- Pues veras nos enviaron la colección del año pasado, no podemos devolverlas porque son de un envío especial y no nos pueden rembolsar lo que gastamos, pero lo bueno es que nos enviaron la ropa que habíamos pedido en primer lugar gratis

- Eso no suena algo malo – dije yo y Steven suspiro – Digo es dos por uno

- Eso es lo malo, tenemos que justificar en el inventario y dar declaraciones al hacer impuestos, ¿sabes lo que toma eso? – el pobre lobo blanco realmente lucia estresado – Para colmo que tengo que reorganizar todo, porque estos dos – luego miro furtivamente a los dos zorros – Tienen que encargarse de llevar las cosas arriba

- Que – dijo Julius

- Malo – dijo Julio

- Lo que sea si quieren pueden ver las que les guste – Steven dijo eso mientras seguía moviendo algunas cajas – Después de todo son amigos de nuestro sobrino

Cuando termino de decir eso volvió a lo suyo.

- Bien ya lo oyeron – Greg dijo eso mientras iba a un lado y tomaba una de las cajas – Vamos arriba a ver que tal nos quedan

- Suena bien para mí – Carlos lo siguió mientras también tomaba una de las cajas

- ¿Tendremos que pagar por esto? – y yo me uní a eso

La verdad creo que hoy estoy teniendo una extraña mejora de mi suerte.


Media hora después de que Rocky y los demás subieran.

- ¿Chicos? – hablo Steven levantando sus orejas – ¿Tiraron esos postres que nos había regalado el bufón de Alexander?

- ¿No se supone? – dijo Julius

- ¿Qué tu los tiraste? – dijo Julio

- Esperan un segundo…¿no me digan que los dejamos?

- ¡Los chicos! – gritaron los dos zorros mientras que salían corriendo seguidos por Steven

Ya estando arriba.

- ¡No coman los dulces! – gritaron los tres mientras veían como Gregory abría una de las cajas

- ¿Qué dulces tíos? – pregunto mientras los miraba

- Menos mal – suspiro Steven por un segundo pero

- Oye Gregory estos dulces de té verde saben deliciosos – fue Rocky quien decía eso mientras se metía a la boca un pequeño pastel cuadrado blanco y verde – ¿Qué?, ¿No podía comerlos?

- Tenemos un problema, un gran problema – los zorros gemelos dijeron eso mientras se apartaban

- ¿Te…Te…sientes bien Rocky?, ¿Cuántos comiste? – pregunto Steven mientras se acercaba a él

- Como Carlos no quería yo me comí la mayoría de la bandeja, pero dejé como diez, así que me comí como siete creo, ¿Hice algo mal?

- Aparte del hecho que eres un maleducado por comerte las cosas que no te ofrecen, si, esos dulces lo hicieron la señora Cannabis – Steven dijo eso mientras ponía una dudosa expresión

- Ya veo, lo siento mucho pero díganle a ella que es una gran repostera

- ¡¿No lo entiendes idiota?, eran pasteles de marihuana!

- Ah….. – Rocky en ese momento Rocky miro al techo y callo a piso, sorpresivamente no sintió dolor – Je…Je…Je…jajajajajajajajajajajajaa



torawolf torawolf , @Squirtle , @[email protected] , Wonald Wonald , Zaheta, S SebastianBane , @Toriel_Dreemurr Koro Kusanagi Koro Kusanagi Wolf On Nutella Hyena Bot (LUNA) #CUBALIBRE (LUNA) Starshadow89 Starshadow89 Sylver Cirius Ezequiel Reon Okami Worriz. eonia ,seba el gato KOPAKING27 KOPAKING27 zore doggyfox ~Doggy~ gao @xXZorritoXx EMERY08 EMERY08 BLACK-Green Tiger jose ramon perez parrondo Demichi1 I.D.loverholf @DigeTokyo6 SleepyTiger king55 fortunat01 Cucco Cucco Revenant Sergal Kurai Senshi ToraHell RomanticHowl27 wolf-matt zore Yeizee R RowenTheHyena end? Ryuji Takeshi Antonio9.9
 

Wonald

Intentó advertir de los problemas y soy culpado

Registrado
17 Ene 2015
Mensajes
1,921
Ubicación
Donde yo quiera estar.
Offline
En resumen, Kayn sigue siendo un inútil. Los zorros patean traseros. Los zorrilos siempre apestaran sin importar el mundo. Carlos tiene MUCHA influencia en Rocky sin que este lo sepa. Rocky es tan despistado que se podría quedar sin ropa interior y no se daria cuenta. Rocky esta drogado pero puede ser bueno para mi siguiente pregunta:

¿Desfile gay de ropa interior en la tienda? :3636:

¿Qué pasó con el dragón?
 

Cucco

un cambio de look ramdom :u

Registrado
28 Mar 2017
Mensajes
808
Ubicación
Colombia
Offline
zorros violentos golpeando y dando patadas voladoras....*tratar de no pensar en sua, ....pensar en sua...ver el mundo arder por el duo de zorros *
 

Cucco

un cambio de look ramdom :u

Registrado
28 Mar 2017
Mensajes
808
Ubicación
Colombia
Offline
Kian

Escuché chasquidos de dedos a medida que abría los ojos, para mi sorpresa lo que vi no fue reconfortante.

- ¡Hieeeeeeeeee! – era increíblemente aterrador

- Buenos días pequeño

- ¡Ahhhhhhhhhhhhh!

- No soy tan espelúznate

- ¡Mamaaaaaaa!

- Ok esto se esta poniendo molesto

Era un tipo malditamente enorme, gigantesco y malditamente monstruoso, era un perro doberman. Sus brazos estaban todos tatuados con incontables, valga la absurda redundancia, con incontables tatuajes de colores, esos brazos eran enormes bien desarrollados y hasta aterradores. Él era ridículamente grande, mas alto que yo y con un pelaje, las partes que obviamente no estaban tatuadas, negro oscuro. Tenia una mirada fría pero no se si de enojo o de que se trataba porque tenía demasiado miedo a mirarle a los ojos que tenían piercings en las cejas y orejas. En resumen, tenía tatuada la palabra maleante en toda la cara, no literalmente. Hasta su ropa me intimidaba, ya que usaba una camiseta sin mangas color rojo dejando ver sus brazos y parte de su pecho y unos shorts un poco ceñido, no ayudaba el hecho de tener un collar de cadenas en su cuello tampoco.

- ¡Señor Daniel! – grite mientras que saltaba al otro lado del sofá en el que estaba recostado

- ¡¿Quñe…suseñe?! – Daniel hablo con la boca llena mientras se tragaba un trozo de pastel que tenía

- ¡¿Quién, que es eso?!

- ¿Él? – dijo apuntando al perro que me saludaba muy tranquilo – Es solo Frey, no es la gran cosa, por cierto, Freysito este pastel sabe raro

- ¿Enserio? – ese perro solo tomo un pedazo del pastel que Daniel tenia en un pequeño plato y luego lo probo – Creo que olvide la mantequilla otra vez – entonces se deprimió – Soy un fracaso

- Es solo un pastel, tranquilo

- Si…. – entonces subió sus puntiagudas orejas de golpe – ¡Le pediré consejos al señor Richard!

- Mejor toma clases, no es buena idea pedirle a mi esposo que te enseñe, ¿no recuerdas lo que sucedió la ultima vez?, ya sabes con el pastel de banana

En ese momento Frey puso una cara de susto y casi se quedó en blanco.

- Había demasiada crema – dijo temblando un poco

- Fue un domingo interesante – agrego Daniel – En fin, Kian este es Frey, Frey él es Kian

- Es un placer, soy Frey, Francisco de hecho, pero me dicen Frey

- ¡Eres brutalmente enorme! – grite

- Si – dijo el

- ¡Eres aterrador!

- Si….

- ¡Te ves como salido de una pandilla!

- Estuve en una pero…..

- ¡Das miedo!

- Y tú eres una cobra…

- ¡Es que das terror, eres como un monstruo!

- ¡Lo entiendo, lo entiendo doy miedo! – en ese momento el suspiro mientras bajaba su cabeza y sus orejas – No soy tan aterrador……

Honestamente podría entrar en conflicto que le tenga miedo por su apariencia, en especial porque yo también soy discriminado por mi especie, pero es que me da mucho miedo. Creo que Rocky sabría como se siente ese tipo, pero realmente yo prefiero seguir detrás del sofá.

- ¡Oye cachorrito, ya vine, acabo de ver un auto que creo que conozco en la entrada, por favor dime que el imbécil de Dani no fue quien vino, acabo de llegar de hacer compras y no quiero tener que verlo! – la voz repentina hizo que Daniel frunciera el ceño y que Frey levantara sus orejas – ¡Ah cierto te traje la crema para batir que querías, y ¿Qué te parece lasaña para cenar?, Había una oferta de dos por uno en la sección de congelados así que traje un par de ellas! – la persona realmente estaba ajeno a que había extraños en su casa, se notaba por la forma en que hablaba con toda normalidad – ¿Acaso estas indecente mi lindo cachorrito?, como no te oigo supongo que quieres jugar un poco con tu sement…. – y entonces entro al lugar donde estábamos – Oh, es solo el idiota de Daniel y… un completo desconocido

- También es un placer verte Will – dijo Daniel aun molesto – ¿Cómo están tus cuernos?

- ¡Desgraciado voy a matarte!

Era un toro, uno grande. Su color era marrón oscuro y se notaba que le hacía ejercicio ya que era musculoso, pero no tan exagerado como ese perro. No sé qué edad tenía, pero había algo llamativo en él, sus cuernos. En una parte eran blancos y en la otra eran de alguna especie de material dorado, no creo que sean de oro por lo caro que es, pero eran dorados brillantes.

- Oh vamos no tiene nada de malo que estés, descuernado

- ¡Esa palabra no existe oso desgraciado! – y así soltó las bolsas que traía en las manos y se abalanzo hacia Daniel, solo que Frey lo detuvo – ¡Suéltame Frey, voy a matar a ese oso miserable, estúpido de mierda, doctor de segunda, asqueroso ser del averno!

- ¿Sigues molesto por lo de esa vez?

- ¡Por tu culpa perdí mis cuernos, imbécil!

- Eso no fue mi culpa – Daniel solo seguía comiendo ese pastel mientras ese toro intentaba desesperadamente librarse del agarre de Frey para ir a golpearlo

Bien debo de decirlo, si un toro pierde sus cuernos nunca le vuelven a crecer. Se que para los toros los cuernos son algo sumamente importante y hasta son motivos de orgullo, así que puedo imaginarme lo molesto que esta por haberlos perdido. Sobre todo, porque afirmaba que fue por la culpa de Daniel que los perdió.

- ¡Frey déjame matarlo! – siguió gritando

Y cinco minutos después

- ¿Qué te trae por aquí imbécil? – ese toro, que según deduje se llamaba Will, estaba sentado en un sofá individual mirando a Daniel, no, no lo estaba mirando ya que tenia los ojos cerrados, mientras Frey lo masajeaba por detrás

- Bueno Wilfredo tengo que solicitar tu ayuda con cierto pitbull que conozco – Daniel solo hablo con mucha calma mientras se cruzaba de brazos

- Ya veo, los pitbulls son complicados de tratar, pero lo hare, tráelo aquí cuanto antes

- ¿Tan rápido aceptas el caso?

- No lo hago por ti, lo hago para ayudar – dijo y suspiro – Gracias Frey, ¿puedes ir a traer café?

- Si – con eso Frey dejo de masajearlo y se fue a la cocina

- Lo tienes muy domesticado – Daniel dijo eso mientras miraba furtivamente a Will

En cuanto a mí, seguía detrás del sofá como personaje secundario.

- Es preferible que este domesticado a que vuelva a las pandillas – Will dijo eso en un tono tal que literalmente me helo la sangre, y eso que soy de sangre fría – Por cierto, hay algo que me ha estado molestando – y entonces me miro – ¿Quién es él?

- Es Kian, es novio del pitbull que te mencione

- Se supone que es una cobra, pero…actúa como cobarde – en ese momento escuche un “tchh” y luego desvió la mirada – Ahora que recuerdo hace poco me pediste que hiciera un silbato para perros, ¿era para ese pitbull?

- Exactamente – dijo Daniel mientras que yo mire a ese tipo

- ¡¿Fuiste tu quien lo hizo?! – grite y por primera vez ese toro agudizo su mirada en mí

- No es algo que se pueda comprar en tiendas Kian – Daniel dijo eso mientras suspiraba y me miraba – Alguien tiene que hacerlos y Will es uno de los pocos que saben como

- Es un secreto trasmitido por mis antepasados desde hace siglos – cuando dijo eso se acomodó en el sofá y saco algo de debajo de su camisa, era un silbato igual al mío solo que de color rojo – Mi abuelo me conto, que en tiempos pasados cuando los herbívoros y carnívoros estaban en guerra, muchos herbívoros idearon métodos para poder superar a los carnívoros, los silbatos fueron uno de esos métodos, yo tengo los conocimientos para poder hacerlos

- ¡Señor Daniel, ¿este tipo no debería de estar en prisión?! – la respuesta de ese oso solo fue un encogimiento de hombros

- Lo que sea, ¿eres el novio de ese pitbull, enserio? – el me pregunto eso mientras me miraba un poco escéptico

- ¿Y que si lo soy? – la verdad le respondí de esa manera porque me pone furioso que el haya sido el que hizo el silbato que lastimo a Rocky

- Bien, dime los síntomas que tiene tu novio – el solo suspiro mientras que habría el cajón de una mesa de luz que estaba a su lado, de él saco una libreta y un bolígrafo – Bien, dímelo porque cuanto antes sepamos que es lo que le pasa antes podremos ayudarlo

- Se que “WILFREDO”, puede ser un tarado, pero es buena persona confía en él Kian – al terminar de decir eso Daniel solo se río un poco mientras que se toro solo rechinaba los dientes

- Bueno…para ser completamente honesto, Rocky reacciona con mucha facilidad a los celos y ata..

- Ataca a quien se acerque a ti o te lastime, ¿verdad? – yo solo asentí con la cabeza mientras el escribía con mucha rapidez

- Además de eso no tengo otra queja – la verdad tampoco tenía quejas sobre los celos de Rocky, amo esos celos

- Anota esto Will, es temperamental y un poco explosivo, me preocupa el hecho que pueda herir a alguien dentro de poco, a Kian ya lo mordió y hace unos días por poco le arranca el cuello a alguien

- Todo eso me suena a indicios de salvajismo en fase temprana, hay que actuar pronto – al escuchar eso salir de la boca de ese toro mi cabeza se puso igual que un resorte

- ¿Salvajismo en fase temprana? – al decir eso Will solo suspiro y me miro

- ¿Cono decirlo?, es como un secreto, pero se da pocas veces, es algo así como que vuelven a sus instintos primarios de anima, existen tres…, no, cuatro fases en el salvajismo, la primaria es donde los instintos vienen y van, suele suceder por diversos motivos y hasta puede ser considerado normal en cierta medida, ocurre mayormente cuando se experimente enojo o intensas emociones negativas

- Ya veo…

- La segunda fase se llama fase de Jack, en ella el salvajismo se intenta mesclar con la personalidad y la persona se vuelve naturalmente agresiva, ataca a todos los que les molesten y el sentido de bien y mal se hace delgado, a la tercera fase se le conoce vulgarmente como la fase del abismo, la personalidad de la persona se pierde su mente se empieza a romper y se entrega a sus instintos el asesinato es natural en esta fase y casi nunca se puede volver de ella y finalmente tenemos, la fase de la bestia

- ¿De...de…la bestia?

- Una fase que casi nunca se da, pero si sucede es como en una película de terror, las condiciones para que eso ocurra son, la persona tiene que ser carnívora, debe haber matado y haber consumido carne de una de sus víctimas, luego de eso la persona que experimenta esa fase se pierde en un frenesí de sangre, su mente se rompe y nada queda, solo ha habido cincuenta casos así en el mundo y se ha tratado con ellos siempre igual

- Se los elimina lo más rápido posible – Daniel dijo eso mientras miraba a la distancia – A fin de que no sufran, de que nadie sufra, deben de ser eliminados, como médicos no podemos aceptar eso

- Pero encerrarlos no seria justo para ellos ni para nadie – Will dijo eso mientras suspiraba y luego me miraba un poco más concentrado – He trabajado con canes que han llegado a la segunda fase, y algunos que han llegado a la tercera, esos últimos solo pude ayudar a cinco hasta ahora – entonces miro hacia atrás – Frey es uno de ellos

- ¡Sabia que este tipo era un asesino cuando lo vi! – y luego de eso recibí un golpe más rápido de que lo pude predecir

- No vuelvas a decir eso, o hazlo si te atreves, Frey no es ningún asesino – el que me golpeo fue Will – En fin, si estamos hablando de salvajismo será mejor que traigan a ese perro lo mas pronto posible, en fin, Daniel quítalo de mi vista lo más pronto posible antes de que algo pase

- Yo enserio que no quería…

- ¡Que te largues! – el me interrumpió de pronto

Entonces Daniel solo me tomo con fuerza del brazo y me obligo a salir a toda velocidad de la casa.

Ya estando a una distancia considerable de la casa, Daniel hablo mientras conducía.

- Lamento eso – entonces suspiro – Will y Frey han pasado por mucho para llegar a donde están ahora, la verdad es que Frey casi nunca sale de esa casa

- ¿Es agorafóbico? – la verdad me recordó a Gary, uno de mis pocos conocidos, no lo llamo amigo porque no hablo mucho con él

- No lo sé, sale a veces y de vez en cuando van a dar un paseo, pero no sale todos los días supongo que podrías decir que es un amo de casa, o…pero guardián se le aplicaría mas adecuadamente

- ¿Esos dos están juntos?

- Lo están, se casaron hace cinco años

- ¿Todos los que conoces son gays?

- La mayoría

- Ah

La verdad es que había cierta tensión en la conversación, sé que me pase por juzgar a Frey y no tengo escusa para eso, pero no pude evitarlo.

- Fuiste todo un idiota allí – Daniel dijo eso mientras nos deteníamos en un semáforo

- Lo se…, es solo que no pude evitarlo me asusté mucho al conocer a ese perro

- No con eso, al decir que Frey era un asesino

- No quise que…

- Kian, dejemos eso a un lado por ahora no quiero hablar contigo por unas horas, solo cállate

- Si…

Realmente soy un idiota.


Mientras tanto

- ¡Los cafés están listos! – grito alegremente Frey mientras traía una bandeja con tazas y algunas cosas dulces – ¿Eh donde están los invitados?

- Ya se fueron – Will hablo mientras llenaba unas fichas medicas y revisaba algunos documentos – No tiene que fingir que no lo escuchaste amor – Frey solo dio una sonrisa mientras ponía una taza en la mesa

- No se de que me hablas cariño, no he oído nada

Will solo bajo sus orejas mientras observaba como su compañero se alejaba hacia la cocina, brevemente pudo ver la lagrima que brotaba del ojo derecho de Frey. Will solo suspiro mientras recostaba su pesada cabeza en el sofá. El sabía que no podía hacer nada por ahora, debía dejar que el tiempo pasase de nuevo.


Rocky

- ¡Es demasiado lindo! – es lo que grite mientras tomaba una foto de mi helado gigante

- Rocky en verdad eres fanático del azúcar – rio Carlos mientras se tomaba un batido helado de frutas

- ¿Cómo es que puedes comer eso y no engordar? – eso lo dijo Greg mientras que comía un poco de su helado pequeño y dietético

- Yo no subo de peso, me cuesta mucho hacerlo – mientras decía eso sin prestarles atención subí unas fotos mías y de mi helado a mi blog porque todo el mundo debe de ver esta obra de arte, luego de que hice eso me doy cuenta que los dos me estaban mirando medio enojados – ¿Dije algo malo?

- No….es solo que yo engordo hasta con el agua – dijo Gregory

- Bueno yo no subo tan fácilmente, pero tengo tendencia a almacenar grasa y me cuesta muchísimo quemarla – al decir eso Carlos suspiro – Ahora que lo pienso tu no subes de peso y comes como loco además no vas al gimnasio y tienes un físico de primera, yo tengo que ir dos horas al gimnasio después del partido para mantenerme

- Yo no hago eso, digo tengo un par de pesas en casa y hago un poco de ejercicio, pero nada más – al decir eso comí un poco de mi helado y sonreí por su sabor – En fin, gracias por lo de hoy Gregory

- No hay de que Rocky

- ¿De qué están hablando?, aun nos queda una cosa por ir comprar – Carlos dijo eso mientras me sonreía

- ¿Qué cosa? – Greg solo volteo a verlo cuando dijo eso yo solo seguí comiendo muy sonriente y moviendo la cola

- Tenemos que ir a comprar nueva ropa interior para Rocky – cuando dijo eso yo por poco escupo lo que tenia en la boca – Y cuanto antes mejor ya que puse en la donación casi toda tu ropa interior

- ¡¿Qué hiciste qué?! – cuando grite eso todos se voltearon a verme, pero yo solo agache la cabeza – ¡¿Cuándo lo hiciste? Y… ¿Cómo no me di cuenta?!

- Lo hice la semana pasada y sueles ser muy distraído, descuida solo me deshice de la que estaba muy vieja o la que parecía de abuelo, ya dije una vez que la ropa interior es importante

- Carlos tiene razón, y ya se donde conseguir la mejor – cuando Greg termino de decir eso me di cuenta de que tengo tendencia a atraer pervertidos sin lugar a dudas

Una hora mas tarde

- Greg – dije yo

- ¿Sí?

- Cuando dijiste que conocías una tienda donde venden la mejor ropa interior, no mencionaste un pequeño e insignificante detalle

- ¿Cuál?

- ¡Que es la maldita sex shop del club! – al gritar eso Carlos solo volteo la cabeza a un lado

- No es del club, es de mis tíos – Greg solo entro sin preocupación y para bien o para mal mi sentido de la normalidad que ya estaba bastante dañado me hizo seguirlo

Al entrar el lugar estaba sin nada en los mostradores, básicamente es como si lo hubiesen vaciado todo, lo mas llamativo era el aroma químico en el aire.

- ¿Qué…sucedió aquí? – Greg se puso preocupado en ese momento – ¡Tíos, ¿Dónde están?, Tío Julius, Tío Julio, Tío Steven, ¿Dónde están?!

La verdad que ver la tienda así si era para preocuparse. Pero por suerte nos contestaron.

- ¡Estamos abajo! – la voz venia del sótano

Entonces los tres bajamos para encontrar a los tres abriendo cajas.

- ¡¿Qué sucedió?, ¿Están bien?, ¿Qué le paso a la tienda?! – Greg realmente se había preocupado lo supe cuando vi que fue a abrazar a esos tres

- Estamos bien sobrino – Steven dijo eso mientras que desordenaba el pelaje de Greg

- Si, nosotros estamos – dijo Julius

- Perfectamente bien – completo Julio

- ¡¿Qué fue lo que le sucedió a la tienda?! – apenas Greg termino de decir eso los tres voltearon sus cabezas y suspiraron un aire anormalmente pesado

- Fue un – Julius dijo eso con una mirada cansada

- Sucio y feo – Julius le siguió con la misma expresión

- Zorrillo – y Steven lo completo

- Zo…zo…zo…¿Zorrillo? – al decir eso inconscientemente abrace a Carlos – ¡Odio a los zorrillos!

Si, esa es mi única fobia verdadera, no soporto a los zorrillos. No le temo a las agujas, los insectos ni a la oscuridad, no le temo a las alturas o alguna de esas cosas que comúnmente dan miedo, quizás tengo algo de sana vergüenza por trabajar en un club gay, pero eso se quedó atrás hace mucho. A lo que realmente le tengo miedo y a lo que nunca pude superar es a los zorrillos.

- ¿Por qué me entero de eso recién ahora? – Carlos solo esbozo una sonrisa mientras sacaba su teléfono – Tengo que contárselo a tu novio

- ¡No! – y entonces le arrebate el celular – ¡Nadie puede saberlo, ¿me oíste?, nadie, nadie, nadie y menos Kian, si se entera que me dan fobia los zorrillos, ¡nunca te lo perdonare!

- Esto….¿Porque te dan miedo los zorrillos? – Greg dijo eso mientras que yo solo suspiraba

- Cuando…cuando era niño uno de mis compañeros que era uno me rocío, desde ese día le tengo fobia – y entonces temblé como gelatina y me abrace a mí mismo y luego a Carlos porque estaba cerca – ¡No quiero pasar por eso otra vez!

- ¿Un zorrillo te rocío? – Steven dijo eso mientras su cara casi se ponía verde – Que pesadilla

- ¡Lo fue, lo fue aun mas con mi sentido del olfato! – el solo hecho de recordar me hizo abrazar a Carlos aún más fuerte, al menos es una buena almohada

No me importa actuar de esa manera frente a todos, la verdad la sola idea de pensar en zorrillos me da fobia, puedo controlarme en la escuela evitándolos sutilmente, pero ni muerto podría estar a solas con uno.

- En lo que estaba…, ¿Qué fue lo que paso con el zorrillo? – Greg se dirigió a Steven y el solo suspiro

- Bueno, para serte franco no fue del todo su culpa, el tipo se estaba probando una chaparreras y luego se asusto de la nada por el ruido de la televisión y rocío – entonces volvió a suspirar – Lo bueno es que lo hizo sobre el espejo y no sobre la mercancía, pero aun así tuvimos que llevarla toda abajo y pedir que vinieran a limpiar el lugar con un agente desodorizante

- Pero como – Julius

- Fue un problema – Julio

- Muy serio – Julius

- El sujeto se puso a llorar – Julio

- Entonces le sugerimos – Julios

- Que se opere para quitarse las glándulas de olor – eso lo dijeron al unisonó mientras suspiraban sincronizadamente – Por eso lo llevamos con Daniel, él dijo que vería que hacer

- Se que es tarde para decir esto, pero…¿Cómo le hacen para hablar así? – Carlos saco eso tan de repente y esos dos solo se miraron confundidos

- ¿Hablar cómo? – dijeron al unisonó

- Ya me asustaron – y Carlos dio un paso atrás mientras yo me despegaba de él – Lo que sea venimos a ver si Rocky podía conseguir algo de ropa interior nueva pero como veo que están ocupados será mejor que nos vayamos

- Si quieren ropa interior tenemos como tres cajas por allí – Steven dijo eso mientras apuntaba hacia un lado – De hecho, nos harían un favor si nos ayudaran con eso, ya que tenemos un problema

- ¿Qué clase de problema? – el tono de Greg me sorprendió un poco ya que era algo alegre

- Pues veras nos enviaron la colección del año pasado, no podemos devolverlas porque son de un envío especial y no nos pueden rembolsar lo que gastamos, pero lo bueno es que nos enviaron la ropa que habíamos pedido en primer lugar gratis

- Eso no suena algo malo – dije yo y Steven suspiro – Digo es dos por uno

- Eso es lo malo, tenemos que justificar en el inventario y dar declaraciones al hacer impuestos, ¿sabes lo que toma eso? – el pobre lobo blanco realmente lucia estresado – Para colmo que tengo que reorganizar todo, porque estos dos – luego miro furtivamente a los dos zorros – Tienen que encargarse de llevar las cosas arriba

- Que – dijo Julius

- Malo – dijo Julio

- Lo que sea si quieren pueden ver las que les guste – Steven dijo eso mientras seguía moviendo algunas cajas – Después de todo son amigos de nuestro sobrino

Cuando termino de decir eso volvió a lo suyo.

- Bien ya lo oyeron – Greg dijo eso mientras iba a un lado y tomaba una de las cajas – Vamos arriba a ver que tal nos quedan

- Suena bien para mí – Carlos lo siguió mientras también tomaba una de las cajas

- ¿Tendremos que pagar por esto? – y yo me uní a eso

La verdad creo que hoy estoy teniendo una extraña mejora de mi suerte.


Media hora después de que Rocky y los demás subieran.

- ¿Chicos? – hablo Steven levantando sus orejas – ¿Tiraron esos postres que nos había regalado el bufón de Alexander?

- ¿No se supone? – dijo Julius

- ¿Qué tu los tiraste? – dijo Julio

- Esperan un segundo…¿no me digan que los dejamos?

- ¡Los chicos! – gritaron los dos zorros mientras que salían corriendo seguidos por Steven

Ya estando arriba.

- ¡No coman los dulces! – gritaron los tres mientras veían como Gregory abría una de las cajas

- ¿Qué dulces tíos? – pregunto mientras los miraba

- Menos mal – suspiro Steven por un segundo pero

- Oye Gregory estos dulces de té verde saben deliciosos – fue Rocky quien decía eso mientras se metía a la boca un pequeño pastel cuadrado blanco y verde – ¿Qué?, ¿No podía comerlos?

- Tenemos un problema, un gran problema – los zorros gemelos dijeron eso mientras se apartaban

- ¿Te…Te…sientes bien Rocky?, ¿Cuántos comiste? – pregunto Steven mientras se acercaba a él

- Como Carlos no quería yo me comí la mayoría de la bandeja, pero dejé como diez, así que me comí como siete creo, ¿Hice algo mal?

- Aparte del hecho que eres un maleducado por comerte las cosas que no te ofrecen, si, esos dulces lo hicieron la señora Cannabis – Steven dijo eso mientras ponía una dudosa expresión

- Ya veo, lo siento mucho pero díganle a ella que es una gran repostera

- ¡¿No lo entiendes idiota?, eran pasteles de marihuana!

- Ah….. – Rocky en ese momento Rocky miro al techo y callo a piso, sorpresivamente no sintió dolor – Je…Je…Je…jajajajajajajajajajajajaa



torawolf torawolf , @Squirtle , @[email protected] , Wonald Wonald , Zaheta, S SebastianBane , @Toriel_Dreemurr Koro Kusanagi Koro Kusanagi Wolf On Nutella Hyena Bot (LUNA) #CUBALIBRE (LUNA) Starshadow89 Starshadow89 Sylver Cirius Ezequiel Reon Okami Worriz. eonia ,seba el gato KOPAKING27 KOPAKING27 zore doggyfox ~Doggy~ gao @xXZorritoXx EMERY08 EMERY08 BLACK-Green Tiger jose ramon perez parrondo Demichi1 I.D.loverholf @DigeTokyo6 SleepyTiger king55 fortunat01 Cucco Cucco Revenant Sergal Kurai Senshi ToraHell RomanticHowl27 wolf-matt zore Yeizee R RowenTheHyena end? Ryuji Takeshi Antonio9.9
Drogas fuertes y de als buenas ~~, el zorillo aparecera de nuevo ?el dragon que paso con el ? cuanta ropa se probaron? era gratis? y kian llegarara a ver a rocky drogado? , que paso con los demas , descubra esto y mas en el proximo capitulo

PD: espero estes mejor zorro jeje ^^
 
Registrado
9 Dic 2015
Mensajes
489
Offline
En resumen, Kayn sigue siendo un inútil. Los zorros patean traseros. Los zorrilos siempre apestaran sin importar el mundo. Carlos tiene MUCHA influencia en Rocky sin que este lo sepa. Rocky es tan despistado que se podría quedar sin ropa interior y no se daria cuenta. Rocky esta drogado pero puede ser bueno para mi siguiente pregunta:

¿Desfile gay de ropa interior en la tienda? :3636:

¿Qué pasó con el dragón?
Bueno con respecto a la primera pregunta, va a ser que no,....[Eso lo tengo reservado para Apu]

Y con a Karl....

En Algún callejón deberia de esta así
Ver el archivo adjunto 596181
 
Registrado
9 Dic 2015
Mensajes
489
Offline
Alguien sabe de algún Artista que acepte pedidos de dibujo para personajes?
Se que ya me han dibujado y regalado prácticamente los personajes una vez pero quiero que me hagan un dibujo como decirlo...¿DE cuerpo completo de los personajes?
Alguien lo sabe?
 

SleepyTiger

¡Tiger Paws!

Registrado
26 Sep 2016
Mensajes
374
Ubicación
Colombia
Offline
Alguien sabe de algún Artista que acepte pedidos de dibujo para personajes?
Se que ya me han dibujado y regalado prácticamente los personajes una vez pero quiero que me hagan un dibujo como decirlo...¿DE cuerpo completo de los personajes?
Alguien lo sabe?
Yo conozco a uno, su nombre es Marlon.Cores, si mal no recuerdo, hace dibujos a cuerpo completo y su estilo de dibujo es realmente bueno, te dejo su furaffinity por si quieres ver qué tal trabaja~
Userpage of Marlon.cores -- Fur Affinity [dot] net
 
Arriba Pie