Personaje: Zane Von Necrov

Judas

Sorry, I'm dead.

Registrado
25 Abr 2013
Mensajes
1,873
Offline
Creador: Judas
Personaje: Zane Von Necrov
Especie o Raza: Nefilim
Género: Masculino
Elemento: Fuego
Aviso: Esta ficha participa en el Concurso Creepylloween de la categoría Samhain.




Zane "Zee" Von Necrov
[ 21 Años Fuego Nefilim Demisexual ]
♦ ♦ ♦ ♦

Historia:
Creció en Idris en el seno de una familia de buena reputación entre los Nefilim, pero no una lograda por riquezas y noblezas, sino por el esfuerzo y logro de sus integrantes. Formada sobre todo por mujeres, Zane se crió con sus cinco hermanas mayores y su madre en el encierro. Como prisionero en la residencia Von Necrov como si fuera una burbuja impenetrable. Como el único hijo varón, se le exigió todo lo que este pudiera dar, mucho más a comparación de sus consentidas hermanas. Por ello, su niñez paso entre rigurosos estudios y entrenamientos físicos, estos últimos siendo en especial lo que el niño mas odiaba tras descubrir su mayor interés por las ciencias a saber cómo matar a un demonio de forma efectiva.
No se sentía cómodo en su familia, y el comportamiento desalmado que desarrollo con el tiempo hacía ellos hizo que lo enviaran a sus nueve años a un Instituto en Paris. Allí fue donde termino sus estudios y donde emergió su talento para la herrería. Tras terminar su educación a los dieciocho años decidió iniciar sus viajes, cuyo fin tenían el ampliar sus conocimientos tras conocer más las diferentes culturas de los subterraneos. Esto lo llevo a sobrellevar varios conflictos y final mente, tras mucho tiempo, entender la reclusión a la que se le formo de niño. Desde el renacimiento, su familia fue insistentemente perseguida por la Santa Inquisición, personas con una fijación exquisita de buscar y exterminar a los usuarios de elementos naturales. Personas como él.

País: Idris/Francia.


Gustos: Libros. Películas cómicas. Estudiar. Mantenerse ocupado. Comer lo que sea.

Disgustos: La televisión. Personas de mal genio. La rutina. Pasar hambre. Demonios Oni.


Habilidad/Poder:
Es de los escasos Nefilims capaces de controlar un elemento de la naturaleza siendo este el fuego. Es capaz de manipular los distintos tipos del mismo como es el fuego fatuo. Una llamarada azul capaz de lastimar de manera más eficiente a los subterráneos
Capaz de manejarlo a su antojo, puede dispararlo, aplicarlo a un arma o rodearse del mismo sin resultar herido.
Capaz de dibujar Runas con su Estela sobre su cuerpo. Dependiendo de la runa dibujada, esta puede brindarle de distintas fortalezas, como recuperarse de sus heridas, quitar el miedo, brindar más fuerza, etc.


Descripción Física:
De contextura delgada aunque levemente trabajada y tonificada, repleta de marcas sobre su pálida piel que otros seres incluyendo a los “mundis” ven como simples tatuajes. Estas abarcan casi por completo a ambos brazos, parte de la espalda y el lado izquierdo del cuello. Sus cabellos son una mota oscura y azabache que no llega a los hombros, en muchas ocasiones despeinada o llevada en distintos estilos cuando se da el tiempo de estilizarla. La misma contrasta con unos inquietos ojos azul claro enmarcados con notorias ojeras que le dan un aspecto cansado. Lleva varios piercings en el rostro perfilado, sobre el labio inferior de la boca, en la nariz y en las orejas. Mide unos 1.93 de alto, y prefiere usar ropajes monocromáticos eligiendo entre blanco al negro.

Descripción Psicológica-Personalidad:

Un error común en la mayoría de las personas es juzgar a Zane por un chico frío y distante con solo verle, nada más lejos de la realidad ya que entre sus amigos es conocido por su particular sentido del humor y su modo de ser distraído.
Alguien sin muchos escrúpulos y con una falta de modales considerable al momento de abrir la boca dado su directa forma de ser, momento en que suele arruinarlo todo con tan solo una oración en un record admirable de segundos. Esto sin intención, sino que más bien no sabe muy bien el identificar el modo de tratar a otros.
Una persona positiva y bromista. Alguien que en cualquier momento puede sacar una carcajada a quien sea que se encuentre con él, haciendo comentarios ridículos o sarcásticos sobre lo que sea, sin ningún motivo aparente más que el de conversar o salir del aburrimiento. Un rasgo que lo convierte en una persona de más sociable y capaz de tratar a quien sea, sin importar de quien se trate. Aunque puede llegar a ser algo irritante e insistente si no se capta su sentido del humor.
Tiene un sentido del pudor y el ridículo inexistentes, no conoce lo que es la vergüenza de hacer estupideces en público o de decir las cosas cuando no debe. Esto lo lleva a tomarse todo con demasiada calma por ser de lo más relajado, riéndose de sus propias estupideces, errores y muchas veces hasta de accidentes, sustos y situaciones que no tuvieron la menor gracia o deberían tomarse con más seriedad. Es difícil hacerlo enojar con comentarios o palabras y solo una acción lo suficientemente fuerte para es capaz de despertarlo. Como ver algo que vaya por completo contra sus principios. Solo en estos momentos es capaz de cerrar la boca por completo y dedicarse a lanzar golpes a diestra y siniestra a lo que sea que lo haya hecho perder la paciencia. Aun así, prefiere evitar los conflictos mientras eso le sea posible debido a su notoria taciturnidad y el hecho de ser demasiado flojo.
Altamente insensible. Sus experiencias de vida lo han hecho un experto en minimizar las cosas, en hablar poco y solo lo necesario con respecto a si mismo. Es difícil para el interpretar y descifrar los sentimientos ajenos, y siente que codifica jeroglíficos cuando le hablan de afecto puesto que es muy desapegado y a menos que te arranquen un brazo, no se sentirá auténticamente preocupado por ti. Cree muy fuertemente que él puede cargar su propio peso y sus problemas, cosa que lo vuelve muy cerrado y es algo que se nota en cuanto hace de oyente para los demás, sin decir una sola palabra acerca de si mismo.
Podrá parecer muy simpático, pero dado su escasa empatía es difícil para el ser un buen amigo más que para pasar el tiempo y divertirse.

Habilidad Especial:

Como todo Nefilim, tiene mayor resistencia a la humana. Puede resistir largos lapsos en batalla y sus reflejos son más avispados. De buena agilidad y velocidad de reacción.
Posee conocimientos de herrería que se han perfeccionado con el paso del tiempo. Es de su gusto crear y probar todo tipo de armas que sea capaz de fabricar. Esto lo hace diestro en el uso múltiple de ellas.

Debilidad:

Utilizar fuego consume su energía. Esto afecta su resistencia en batalla y sus fuerzas. Debe saber cómo y cuándo usarlo pues su uso no puede ser continuo por largos periodos de tiempo. De usar demasiado fuego, o en una amplia extensión de área, el desgastamiento de su cuerpo se acelera considerablemente consumiendo ya una parte significativa de sus fuerza. La consecuencia de esto sería un agotamiento extremo, razón por la que debe pensar estratégicamente sus movimientos.
Las runas recientemente hechas tardan en hacer efecto sobre su cuerpo. Existe un lapso de tiempo antes de ello, y por eso debe aplicarlas tiempo antes de una pelea. No son inmediatas.

Manías: Esta obsesionado con el trabajo y el estudio, ambas cosas le interesan mucho más que el entrenamiento físico. Si no está encerrado y embotellado en alguna investigación, se llevara un libro a donde vaya para continuar con sus estudios.


Fobias: Le tiene un odio extremo a las grandes cantidades de agua. Nunca lo veras cerca del mar y ni de casualidad sumergido en el. Le aborrece por el miedo que le provoca ahogarse, aunque no es una fobia en sí.


Extras:

Tomo como mascota a un zorro volador filipino al que llamo “Dragul” durante uno de sus viajes, al cual crio y domestico para usos prácticos –recados u apoyo en batalla- a pesar de que la mayoría de los Nefilim prefieren llevar un halcón. Dragul se la pasa colgando de la espalda de su dueño, la mayoría del tiempo durmiendo.
Aunque sepa sobre música escrita y composición, –por haberlo estudiado- escucharlo cantar romperá más de un tímpano. Desafina terriblemente.
Constantemente esta llevándose algo a la boca por ser un tragón de primera. De no ser porque hace ejercicio físico obligado por su profesión de cazador, de seguro ya tendría kilos de más.
Tiene sus propios apuntes sobre investigaciones sobre los demonios, la creación de runas en un cuaderno que siempre lleva. Se dedica mayor mente a estos estudios tanto como a los de cualquier cosa que le parezca de utilidad como cursos comunes de informática, ingeniería, etc.
Como es fácil de suponer, antes de salir de fiesta o al aire libre prefiere pasarse horas enteras entre sus libros y en la sala de forja. Nunca fue una persona muy moderna o de muchos amigos, solo pretende serlo.
Gracias a unos viejos amigos que insistieron en que se veía "muy aburrido" anteriormente, posee su modo de vestir y su corte de cabello actual el cual prefiere mantener por los viejos tiempos. De ser por él, vestiría suéteres holgados y llevaría anteojos enormes. Pues no tiene buena vista. Utiliza lentillas.
 
Arriba Pie