Rol Planeta Exo (Sin cupos)

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Personaje secundario numero 1
Registrado
14 Oct 2012
Mensajes
615
Calificación de reacciones
258
Puntos
100
Mi intro n.n

Dante poco a poco fue abriendo sus ojos mientras el despertador sonaba con fuerza en su cuarto. Miro la hora, las 5:00 AM, la misma que se había hecho su hora acostumbrada desde hacia ya un tiempo. Se levanto y lanzo su almohada a un lado, golpeando a un pequeño ser de piel azulada vestido con unos pantalones negros y una curiosa mascara, el cual simplemente se revolvió en un colchón pequeño y se fue desperezando.

“El trabajo diario de un mayordomo es difícil, ya que es el primero de la casa en despertarse”

-¿Qué sucede Dante? –Pregunto el pequeño ser mirando al pelirrosado que se encontraba tomando su ropa y una toalla –¿Por qué me despiertas a mi si tu eres quien la cuida?

-Porque estare aburrido si no tengo a alguien para platicar hasta que se despierte –Y sin decir una palabra mas el pelirrosado entro al baño

Despues de unos momentos Dante salio del baño vistiendo su usual chaqué con el que trabajaba y su cabello sin peinarse realmente, mientras que su compañero se transformaba en su forma humana, simplemente descubriendo su rostro como una muestra de educación. Ambos caminaron tranquilamente por el pasillo de la gran casa abriendo las ventanas y sacudiendo un poco el polvo de los cuadros y estantes para finalmente llegar a la cocina.

“Un mayordomo debe cerciorarse de que los alimentos de su amo sean de la mas alta calidad y que estén preparados cuidadosamente”

-¿Por qué siempre le cocinas tu? Digo, tienen cocineros asi que no necesita que tu le hagas algo de comer –Comento el chico pelirrojo de capucha mientras Dante iba sacando varias cosas del refrigerador –Acaso ella…

-Pela y corta esto –Rapidamente Dante interrumpio a su compañero dándole varias verduras y el continuar con otras cosas mas –Ademas, como si “niñero” tengo que eliminar cualquier posible peligro, entre ellos el envenenamiento

-Claro, sigue encerrado en tus excusas –Dracmon esbozo una sonrisa divertida mientras pelaba tranquilamente las verduras para de nuevo mirar de reojo a su compañero que sacaba la harina –Tsundere

Y un cuchillo volo directo a la mano del ser oscuro, mas este se clavo a su lado en la tabla de picar en lugar de su mano. El pelirrosado simplemente puso de excusa un “Se me resbalo” para luego continuar con sus deberes mientras su compañero palidecia un poco y decidia no volver a hablar por el momento. Una vez que Dante termino de cocinar, puso todo en una charola plateada y la tapo igualmente para acto seguido subir de nuevo hacia la habitacion de su “ama”. Se acerco a la puerta y en lugar de tocar, simplemente abrió esta y camino hacia el interior sin prestar atención a los detalles.

Miro a Sax dormida entre las sabanas a pierna suelta, su cabello pelirrojo estaba despeinado y en su rostro se encontraba una tierna sonrisa denotando que soñaba con algo agradable, de seguro algún postre o dulce como acostumbraba. Dante dejo salir una pequeña risa y acto seguido abrió de golpe las cortinas para que la luz del sol le diera directa, cosa que la hizo retorserce en su cama y cubrirse en una especie de capullo entre sus sabanas.

-Ya es hora de levantarse señorita –Dante simplemente camino hasta la entrada de la habitacion tomando la charola de manos de su compañero Dracmon

-¡¿Por qué siempre haces cosas como esta?! –Grito/Pregunto molesta la pelinaranja mientras se levantaba de su capullo improvisado viendo al pelirrosado caminar trayendo consigo una mesa pequeña del lugar dejándola frente a la cama

-No siempre hago cosas como estas –Rebatio el pelirrosado mientras dejaba la charola frente a Paprika

-¿Te parece si recordamos? –

Hace una semana

-Levantate que llegaras tarde –Dante con su tono usual simplemente tomo las sabanas de Paprika quitandolas de forma violenta y por ende despertándola

Hace dos semanas

-Ya llevas tres horas mas de tu hora –El pelirrosado simplemente tomo el colchón de Sax y lo lanzo al otro lado causando que este cayera sobre ella en el suelo

Actualidad

-Debes de admitirlo, he ido suavisandome con el pasar de las semanas –El pelirrosado parecio no darle mucha importancia al asunto para luego mirar como su querida “ama” inflaba las mejillas de forma infantil mientras miraba hacia otro lado –Toma, te dejo tu desayuno, yo tengo que hacer otras cosas mas

Sin decir nada mas, Dante dejo al descubierto un plato con una gran cantidad de Hot Cakes que aun humeaban un poco por ser hechos no hace mucho y además una tortilla de papa a lado, aunque esto no era notado por Paprika. El pelirrosado dejo un bote de miel y cubiertos en la mesita y salio de la habitacion para que ella pudiera comer en paz, siendo precedida su salida con la entrada del compañero digimon de ella.

“Un mayordomo tiene que llevarse bien con la familia de su amo”

El pelirrosado ya no se encontraba en compañía de su compañero digimon, este había preferido irse a dormir de nuevo a la habitacion, cosa que Dante no pudo negarle por la simple razón de que este lo molestaría todo el dia diciéndole que tenia sueño y prefirió continuar haciendo las cosas solo. Mientras caminaba por la gran casa viendo de que todo se encontrara bien, llego a la sala en donde se encontraba un chico pelirrojo de ojos color aguamarina, de alrededor de 20 años, vistiendo un chaleco color negro sobre una playera amarilla y un pantalón de mezclilla.

-Buenos días, señor Kouta –Saludo amablemente Dante al pelirrojo, el cual simplemente lo ignoro como si no hubiera dicho nada, cosa que molesto ligeramente a Dante –(Siempre se comporta de forma tan altanera, el tipo de persona que disfruto golpeando… pero no puedo, no ahora al menos)


-Oye esclavo –Kouta miro a Dante con una gran sonrisa al tiempo de empezar a tronar los dedos –Traeme un té de limón y algún postre para acompañar, rapidito y de buena gana

-Claro que si… señor… -Dante mostraba una sonrisa enormemente forzada mientras caminaba casi de forma mecánica hacia la cocina

Dante llego a la cocina y sin siquiera darse a la tarea de preparar algo con su esfuerzo, simplemente saco una rebanada de pastel que había dejado Dracmon en una de sus comidas y metio una taza de agua con un sobre de té instantáneo al microondas para luego regresar con el pelirrojo y dejarle las cosas, para acto seguido continuar su trabajo antes de que pidiera alguna cosa mas.

Ahora iba hacia las habitaciones para asegurarse de que estas estuvieran en orden, pero nada mas al estar cerca de la habitacion de la hermana mayor de Sax, fue jalado al interior de esta y después lanzado en contra de la pared. Cuando abrió los ojos, pudo ver a una chica de alrededor de 20 años igualmente, tal vez menos, de cabellera rojiza y ojos color magenta, llevando una blusa color rojo y una falda azul un poco corta, la cual estaba teniendo contra la pared a Dante amenazándolo con una barra metalica.

-Hoy entraste a la habitacion de Paprika, ¿Qué hiciste? –Pregunto en tono serio la pelirroja mientras acercaba un poco al cuello de Dante la parte filosa de la barra

-Simplemente la desperté como siempre y deje su desayuno –Contesto el pelirrosado sin inmutarse, eso ya era tan usual que incluso se había acostumbrado –No veo el alboroto por esto, señorita Maika

-Solamente son precausiones para asegurarme de que no le hagas nada a mi hermanita –La pelirroja solto a Dante para luego sonreírle –Por cierto, ¿Puedo pedirte un favor?

-¿Qué sucede? –El pelirrosado arqueo una ceja algo intrigado, casi nunca Maika le pedia favores pero cuando lo hacia de verdad eran interesantes

-Pienso hacer una fiesta aquí en la noche, tengo el permiso de mi padre pero solo me falta una cosa importante: bocadillos –Dante ya se estaba dando una idea de lo que le pediría en esos momentos –Necesito que hagas algunas cosas y si lo haces… ya pensare en algo que darte

-No hace falta señorita, terminare todo pronto para poder seguir con mis deberes –Y sin decir palabra mas, el pelirrosado se fue de la habitacion rumbo a la cocina

[5 horas después]

Dante regreso a la casa cargando a Sax en sus brazos, se había escapado junto a Coronamon a una zona perteneciente a una de las familias rivales para ir a un festival de música que se estaba dando en ese lugar y si no fuera porque la detuvieron ella hubiera seguido allí en peligro. Despues de una lucha un tanto infantil por ver quien de los dos tenia la razón, el pelirrosado simplemente abandono la habitacion de ella, pero tan pronto cerro la puerta escucho un ruido extraño y luego una caída.

-Por favor, solo por esta vez cuando abra esta puerta quiero que ella no se haya escapado –Pidio Dante mirando al techo para después abrir la puerta y comprobar que, efectivamente, había escapado… de nuevo –Vamos Dracmon, esta vez solo seremos nosotros dos

-Solo espero que estén bien –Y de nuevo salieron a la búsqueda de su ama

Cuando estuvieron a punto de salir de la casa, se encontraron cara a cara con un sujeto de cabellera rubia y ojos azules, de la edad de Dante y una chica a su lado, de cabellera entre roja y rosada, con ojos color grisáceo. Solo vasto unos momentos que se vieran a la cara para que tanto el chico como Dante pusieran un rostro molesto, y los acompañantes de ambos suspiraran resignados.

-Hola Syo, que “agradable” sorpresa –Dante sonrio de nuevo muy forzosamente mientras el rubio le contestaba igual

-Hola Dante, ¿Se encuentra Sax? –El rubio extrañamente parecía haber suavizado el tono cuando hablo de la pelinaranja

-En estos momentos no esta, ahora mismo voy a buscarla –El pelirrosado salio cerrando la puerta detrás de él para continuar su camino ignorando a Syo –Puedes regresar mas tarde o mejor aun, regresa la próxima semana

-No, prefiero acompañarte a ir por ella, no vaya a ser que ocupes uno de tus métodos brutos para traerla –Syo se adelanto a Dante para acto seguido apretar el paso –Y ya tengo una ligera idea de donde estará

-No la veras si la encuentro primero –Y con esas simples palabras, ambos salieron corriendo con dirección al festival de música mientras que sus acompañantes se miraron unos instantes para después suspirar resignados y seguirlos caminando

[20 minutos después]

Tanto Syo como Dante no paraban de buscar a Sax por todas partes pero no lograban encontrarla. Los dos digimon igualmente habían intentado todos los medios para hayarla, pero nada igualmente. Despues de un rato mas, Dante tuvo una brillante idea y comprando un pan de chocolate y un plato desechable, pusieron el pan sobre el plato y sobre este una caja sostenida por un palo de escoba y amarrado a un hilo, para acto seguido esconderse detrás de un contenedor de basura.

-Solo esperemos a que se acerque –Susurro Dante de forma inexpresiva mientras miraba hacia el pan

-¿De verdad crees que caera en una trampa tan tonta como esa? –Pregunto Lalamon un tanto extrañada mirando la trampa

-Silencio, o se escapara –Syo igualmente miraba hacia la caja y para sorpresa de los digimon, Sax se acercaba lentamente al pan como si estuviera hipnotizada mientras su compañero digimon intentaba detenerla

-¡Ahora! –Y Dante jalo fuerte la cuerda encerrando dentro de la caja a Sax

-¡Nyan sáquenme de aquí! –Grito la pelinaranja sorprendiendo a todos los presentes -¡Ignoren el Nyan!

-Lo olvidare si regresas a casa –El pelirrosado se sento en la caja para asegurarse de que Coronamon o la misma Sax no intentaran levantar la caja

-¡Nunca, Coronamon noquéalo! –Grito molesta Paprika al tiempo de que su compañero asentia lanzándose contra Dante

-A partir de este momento, nos ayudaras a llevarnos a Paprika y no despertaras hasta que lo ordene –Dracmon había regresado a su forma digital e hipnotizo al león digital para que este los ayudara

-Lo siento Sax, pero es por tu bien –Dijo Syo tranquilamente junto a la caja

-Por favor, quiero ir al festival… será le mejor de todo el año –Suplico aun dentro de la caja Paprika

-No, tu padre te dijo que… -

-Mi padre dijo que siempre y cuando fuera con protección estaría bien, ustedes me protegerán, ¿Verdad? –Pregunto Paprika un tanto triste esperando que su voz lograra convencerlos

-¿Haras caso si te digo que es peligroso? –

-Completamente –

-¿Regresaremos a casa antes de las 6? –

-De las 10 –Rebatio rapidamente Paprika

-Hasta las 8 –Dante dio un ligero golpecito a la caja

-Hasta las 9 y es mi ultima oferta –Paprika se cruzo de brazos dentro de la caja mientras hacia un puchero

-Esta bien, a las 9 pero ni un minuto tarde –Dante suspiro mientras levantaba la caja, pero una vez que lo hizo Sax corrió lo mas rápido posible hacia el festival llevando consigo el pan de chocolate

-¿Qué están esperando? ¡Hay que apresurarnos! –


H Leny Van-dike Nyan nwn
 

× Little Star ×
Registrado
11 Jul 2009
Mensajes
1,416
Calificación de reacciones
354
Puntos
500
Sus piernas se arrastraban fuera del lugar luchando sobrevivir aunque sabía que era totalmente inútil. Frente a él estaban dos entidades, una mujer y un hombre que sin chistar en un solo instante habían acabado con esa base suya. Temblaba, pero por ningún momento planeaba decir su petición. Chocó contra la pared y su interior se revolvió en un indescriptible terror. El hombre colocó sus manos en su cintura y apareció una sonrisa caníbal en sus labios, sentía una extraña diversión, sus cabellos eran cortos y dorados pero el dato más llamativo eran sus ojos carmesí, junto a él estaba la femenina que le sonreía de oreja a oreja, sin embargo, contraria a la sonrisa de su acompañante esta lucia más sincera.

Las luces parpadeaban a causa misma del reciente ataque, parecía increíble que todo ese alboroto fuera creado por la intervención única de dos personas, bueno, esas dos personas eran mucho más hábiles que una armada con mucha fuerza bruta. Se podía notar el brillo de aquella arma desenfundada de la femenina. Un pequeño cuchillo que estaba en su mano desde hace un buen rato.

Valla, que terco resulto, unas palabras y las cosas terminarían rápido. — La sonrisa caníbal del hombre se ensanchó. Apuntó su arma al frente. Aquel hombre cerró sus ojos y su cazador soltó una carcajada—. ¿De verdad crees que las cosas podrían terminarse tan rápido?. Te lo dejo a ti. — Con un giro guardó el arma. La aludida se adelantó hasta él.

Basta con que dé la contraseña y asunto resuelto. — El filo de su arma se adelantó hasta su rostro y se detuvo frente a ella.

¡Jamás!. — Su voz se escuchó ronca a causa posiblemente de haber corrido una gran distancia buscando salvar su vida. La mano derecha de la chica danzó partiendo el aire. El doctor no pudo reaccionar, pues de un segundo a otro una daga había rozado su mejilla.

La contraseña. — Cantareó.

¡He dicho no!. — El hombre disparó un proyectil de procedencia extraña para ella. Estuvo a centímetros de tocar el rostro de la rubia la mano de él se adelantó hasta detenerla. El hombre de bata lo observó y se crispó. Hasta hace un momento aquel rubio estaba sentado en el escritorio y tras un parpadear detuvo en proyectil que iba rumbo a ella.

Cometió un grave error. — El rubio tiró el artefacto al suelo y amplió su sonrisa—. Nadie puede ponerle una mano encima, no a ella. — Sus ojos carmín irradiaron. La mirada celeste de ella quedó fija. Su acompañante terminó su trabajo tras un segundo y giró a donde ella estaba—. ¿Te encuentras bien, Rahzel?. — Ella asintió y él lo hizo a su vez, volteó a donde estaba la computadora y avanzó en esa dirección. — Creo que puedo descifrar esto. — Sinceró a su lado—. No debe ser nada muy complicado, son humanos. — Apuntó su mano al frente.

Eso suena cruel incluso para mí. — Se quejó inflando las mejillas. El rubio medió sonrió. Un código salió de la palma de él hasta la computadora. Los datos corrían alrededor de él y ella solo observaba, poco a poco fueron desapareciendo hasta no quedar nada más. Giró a la femenina—. ¿Se envió algo?.

¿Su llamado de auxilio?. — Ella asintió—. Lo negué, no podemos tener más testigos ahora hicimos mucho alboroto. — La mirada del rubio se quedó fija en un punto vacío de la habitación, no era la primera vez que lo miraba de esa manera, aislado y perdido.

Alzeid. — Lo llamó. La mirada de él giró hasta ella, la mano extendida de Rahzel le robó las palaras—. Vamos a casa. — El asintió tomando su mano.


[ . . . ]


¿Saben en que consta?. — El par de femeninas observó la pantalla. Aquella que hablaba era una mujer bien vestida de buen porte y con un aire de superioridad. Era conocida como la líder actual del clan—. La de ustedes que lo consiga podrá llevarse el título que tanto espera.

Yo no lo quiero. — Pronunció Rahzel observando a la mujer esta arqueó una ceja. La chica a su lado de cabellos negros también la miró—. No quiero un título ni nada por el estilo. — La mujer soltó una risilla.

Habrá que usar otros métodos. — Esa sonrisa la hizo sentir un vuelco, sabía que significaba—. Paprika Saxonhurts es el actual objetivo, cortesía del hermano. — La fotografía del ‘objetivo’ apareció en la pantalla que tenía la mujer a su espalda—. Objetivo de Rahzel Seratiido Baroqueheat y Seraphim Fitzgerald. — La mujer sonrió.


[ . . . ]


Ya la localizamos señor — dijo uno de los hombres

Abrió los ojos con terror, ya no tenía salida ¿O sí? Los hombres se acercaron con cuidado cualquier movimiento seria tomado como una amenaza para la joven.

Hazlo — la joven observo a su compañero, quien tomo su forma Digimon — Coronamon — el digimon se colocó en pose y lanzo una pequeña chispa de fuego la cual rápidamente se transformó en una llamara que rodeo a los perseguidores dejándolos totalmente aprisionados.

Entre la persecución ninguno notó a la muchacha de cabellos cuervo que observaba detenidamente y en silencio. A su lado había otra silueta que observaba de igual manera a la muchacha.

Mo~ ¿Tan pronto piensas asesinar?. — La voz la hizo crisparse y voltear hacia atrás—. Creí que te tomaría más tiempo, no sé, podrías ser más profesional. — Elevó los hombros al aire.

No digas eso cuando estás aquí por el mismo objetivo. — Afirmó chocando sus carmín con los celestes.

Mismo objetivo, diferente razón. — Giró sobre sus talones—. No te lo dejaré tan fácil, Sera~

¿Tan pronto me tuteas?. — Arqueó una ceja irritada.

Puedes hacerlo también conmigo, nos conocemos hace mucho. ¿No?. — Le sonrió. Seraphim regresó la vista a donde su objetivo se encontraba.

¡Coronamon! ¡Suéltame cabello de chicle! — la peli-naranja forcejeaba contra su niñero

No — respondió sin inmutarse, presiono ligeramente el cuello de la chica, aplicando la misma técnica.

Sax vio negro.

Señor — los hombres que perseguían antes a la joven hicieron su aparición.

Vámonos — ordeno Dante, se echó a la chica al hombro como si fuese un saco y comenzó a caminar, su compañero ninja(?) cargo al compañero de Sax y le siguió.

Tiene guardaespalda. — Habló un muchacho de cabello oscuro, meditando.

Claro que lo tendría, sería estúpido si no. — Habló Alzeid.

Bueno, nosotros tenemos cosas que hacer. — Sonrió Rahzel siendo seguida por el rubio.


[ . . . ]


¡Principe!. — El gritillo llamó su atención y lo obligó a voltear. Una femenina llegaba corriendo a paso veloz intentando aminorar su retraso que claramente había sido enorme. El castaño sonrió al verla acercarse y ella lo hizo por igual. Aquel castaño de bellos ojos olivo era si bien un amigo verdaderamente cercano de la rubia. Su mano derecha y amigo—. ¡Lamento tanto mi retraso!. — Apoyó ambas manos en sus rodillas recuperando todo el aire que había perdido.

No te preocupes. — Pronunció sonriente. Ella lo apuntó con el índice.

¡Si me preocupo! Yo invitaré los helados. — Afirmó dando vuelta y avanzando. Ella se detuvo al notar que él no lo seguía, parecía distraído con algo en el cielo—. ¡Eh, Principe!. — Regresó y tiró de su mano—. Vamos, vamos~ — Cantareó.

 

Omega Ω Wolf
Registrado
19 Mar 2010
Mensajes
481
Calificación de reacciones
36
Puntos
50
Edad
23
Disculpen la ENORME tardanza xP (creo que solo faltoyo) Ya subo en la tardeciiittaa c: sino...
 
  • Me gusta
Reacciones: Han Hyung Hee

Las cosas nunca van bien, cuando algo no va mal.
Registrado
2 Jun 2012
Mensajes
295
Calificación de reacciones
220
Puntos
100
“Las estrellas, para muchos son guía para otros son luz en medio de la oscuridad y para otros pocos son un hogar al cual volver”

Abrió los ojos de golpe, alguien la llamaba.

Poco a poco comenzó a incorporarse y camino hipnotizada por esa dulce voz que aun la llamaba. La voz se acalló y la chica paro en seco, sacudió ligeramente la cabeza saliendo de aquel trance, abrió los ojos de par en par mientras en su rostro se dibujaba sorpresa y asombro.

¿Dónde estoy? — susurro

Un hermoso y colorido cielo descansaba sobre ella, las nubes viajaban con el viento sin rumbo alguno. El suelo a sus pies estaba hecho totalmente de agua, un hermoso arcoíris se comenzó a divisar en el cielo y en el agua se apreciaban todo tipo de extravagantes y exóticas criaturas. En todo su esplendor frente a ella se mostró el mismísimo globo terráqueo.


Se tambaleo temerosa de caer al agua, el primer pensamiento que llego a su mente fue el hecho de no saber nadar. Su agitada respiración mostraba el miedo que recorría cada fibra de su ser. Se tambaleo nuevamente hasta caer.

Cerró los ojos con fuerza esperando caer al agua. Abrió los ojos y se hayo a si misma sentada sobre el agua no pudo evitar sorprenderse aún más de lo que ya se encontraba, se incorporó con sumo cuidado y golpeo con el pie el agua cerciorándose que esta fuese totalmente firme. Una vez confirmo que era seguro con cuidado comenzó a caminar, fue cuando noto la ausencia de su calzado.

Una melodiosa voz comenzó a llamarla nuevamente. Dejo de lado todo incluso su miedo de caer al agua y echo a correr siguiendo ese hermoso sonido que no paraba de llamarla. Su desesperación comenzó a crecer, sentía que no llegaba a ningún lugar no importaba cuanto corriera.

Apoyo ambas manos en las rodillas y recupero el aliento, seguía en el mismo punto. La voz nuevamente comenzó a llamarla.

¿Dónde estás? — pregunto desesperada comenzó a correr nuevamente, de pronto frente a ella se vio una chica de cabellera blanca, sus azulados ojos eran casi tan brillantes como el mismo cielo. Esta permanecía inmóvil observándola, examinándola sin mostrar ningún tipo de expresión en su rostro más que seriedad. -¿Eres tu quien me llamaba?- pregunto Sax

Para su sorpresa la chica asintió.

¿Quién eres? — pregunto escrutándola con la mirada Paprika, la peli blanca clavo su mirada en el cielo y señalo. Sax dirigió su vista al cielo, al hacerlo este se apagó por completo mostrándose negro como la noche.

Sin entender lo que pasaba la chica siguió observando el oscuro cielo tratando de encontrar algo más, una pequeña chispa de luz se hizo presente llamando rápidamente la atención de peli naranja. El cielo se ilumino nuevamente pero esta vez el sol no era el responsable sino las incontables estrellas.

Hermoso — susurro para sí misma admirando las estrellas, un destello de luz la obligo a cerrar los ojos, al abrirlo nuevamente quedo pasmada al ver el escenario que se mostró frente a ella.


¿Qué significa esto? — pregunto regresando su vista hacia la peli blanca, pero esta ya no se encontraba allí. — ¿Hola? ¿Dónde estás? — comenzó a caminar nuevamente mientras en cortos periodos de tiempo se detenía a admirar nuevamente el escenario que aun permanecía sobre ella.

Sax. — se giró bruscamente, esa voz, era completamente diferente a la anterior por alguna razón esta se sintió familiar y cálida. Sacudió la cabeza se viro nuevamente para seguir con su camino parpadeo llena de confusión, el escenario había cambiado completamente.

¿Que es este lugar? — se preguntó a si misma admirando aquel nuevo paisaje, era extraño y sorprendente a la vez, parecía ser roca volcánica aún se podía apreciar los residuos de lava a sus alrededores. Lo que llamo más la atención de la joven no fue la lava ni las rocas, mucho menos los múltiples troncos de los árboles que obviamente habían sido consumidos por la lava. Si no un hermoso árbol de cerezo que descansaba en lo más alto.


Estuvo a punto de dar su primer paso cuando, una luz la cegó nuevamente obligándola a retroceder y cubrirse el rostro con ambas manos.

De pronto se vio a si misma flotando en el vacío del universo, lo único que podía ver eran estrellas, un extraño circulo se dibujó a sus pies, tenía extraños símbolos que esta no pudo describir.


¿Qué es esto? — pregunto sin despegar la vista del aquel extraño circulo, este comenzó a brillar con intensidad, la joven se vio frente a una majestuosa criatura. — ¡¡Ahh!! — grito retrocediendo con rapidez, aquella criatura era casi tan grande como un rascacielos, también desprendía un aura imponente y autoritaria. El imponente ser dio un simple paso, todo tembló y Sax cayó al suelo.

Sax simplemente permaneció estática sus piernas ya no les respondían, tampoco podía apartar la vista de aquel ser.

Paprika Saxonhurst — llamo aquel majestuoso ser, su imponente voz resonó en todo el lugar, Sax abrió la boca pero no logro emitir ningún sonido — Cuanto has crecido — dijo utilizando esta vez un tono más dulce

La joven se relajó un poco al escuchar la dulzura en su voz

¿Q...Quién eres? — con voz temblorosa, el enorme ser no dijo nada y le dedico una seria mirada nuevamente, una luz rodeo a aquel ser obligando a Sax a cerrar los ojos, ya estaba cansada de ver tantas luces. Cuando finalmente abrió los ojos, se encontró con un pelirrojo que le dedico una tierna sonrisa se acercó a ella y toco su frente con su dedo índice.


Miles de imágenes comenzaron a acumularse en la mente de la joven, sintió un ardor en su abdomen. Cayo de rodillas trato de incorporarse pero cayo de bruces al suelo, antes de perder la consciencia observo por última vez a ese pelirrojo quien sonreía con satisfacción.


¡Despierta! — Dante arranco la sabana con fuerza, la peli naranja despertó de golpe y cayó al suelo

Ouch ¿Qué rayos te pasa? — grito molesta, el peli rosa la ignoro y salió dando un portazo — ¿Pero... Que... le pasa? — susurro parpadeando con inocencia y confusión. Sacudió la cabeza para despabilarse — ¿Eh? ¿Es mi habitación? — se levantó de golpe y examino su habitación con cuidado, suspiro — Que sueño tan extraño — susurro dejándose caer sobre la cama.

Tras ducharse y cambiar su vestuario la joven bajo con rapidez las escaleras, tropezó.

¡¡ahh!! — cerro los ojos con fuerza e instintivamente se cubrió la cabeza. El golpe jamás llego. Abrió los ojos se encontró sentada al final de las escaleras.

“Eres especial, desarrollaras habilidades que no podrás explicar”

Se crispo cuando esa frase llego a su mente

¿Habilidades?

"Busca a los demás elegidos, no tienen mucho tiempo. Viaja a Beautifull Moon"


.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.​

Mientras tanto en otra parte del mundo humano, siendo en esos momentos la media noche, en una ciudad bastante desolada, casi como si toda la vida tanto humana como animal la evitara, algunas figuras se reunían a los pies de lo que antiguamente fuera el edificio de gobierno en aquel lugar. Todos rodearon a una figura un poco más pequeña que ligeramente temblaba ante la presencia de los demás presentes.

Dime, Bakemon, ¿Cómo va la búsqueda? — hablo una mujer de piel blanca y tersa, con unos aparentes 20 años, de cabellera negra con algunos mechones rojizos, ojos de un color castaño y una notable sonrisa zorruna; vestía unas ropas similares a las de una miko solo que en color negro

Hemos logrado encontrarlos a todos, solo es cuestión de esperar la orden, los atraparemos de inmediato — respondió la figura pequeña, un chico de aparentes 13 años, de cabellera extrañamente blanca y rostro cubierto por una máscara de madera con 6 triángulos negros, vestía una polera azul y pantalón del mismo color extrañamente llevaba guantes blancos en sus manos — ¿Qué debemos hacer ahora?

Manténganlos vigilados, no tomen acción a menos que alguno lo ordene — indico un hombre de cabellera negra extrañamente peinada en dos especies de picos a los lados, de tez bastante pálida y ojos negros sin vida, vistiendo un elegante traje negro

¿Qué sucede Devimon? ¿Te aterran esos niñatos? — pregunto otro hombre, de cabellera negra lisa que llegaba hasta su nuca, sus ojos eran de un tono carmesí bastante amenazante, vestía una camisa blanca de manga larga debajo de un chaleco negro y pantalón del mismo color

No, pero es mejor proceder con inteligencia o puede que no logremos atraparlos antes de que lleguen con “ellos” — respondió el llamado Devimon mientras tomaba la corbata de su traje y la iba aflojando un poco — Aunque… si deseas desafiar mi decisión podemos arreglarlo

Eso sería interesante, hace tiempo que no mido mi fuerza contigo — lentamente el otro pelinegro fue recogiendo las mangas de su camisa mientras sus brazos poco a poco cambiaban a unas garras negras

Ambos rápidamente cargaron el uno contra el otro para empezar la pelea, poco antes del impacto fueron detenidos por un enorme instinto asesino que hizo temblar a todos los presentes e incluso hizo huir al pequeño Bakemon. Los tres restantes de inmediato se arrodillaron en dirección a la Noria en donde se encontraba una figura observándolos con diversión, y a su lado otra figura más que se encontraba cubierta por una larga capucha negra.

No se detengan por mí, continúen con su pelea amistosa pero aquel que pierda, lo devorare — ante estas palabras todos los presentes, a excepción del encapuchado, no pudieron evitar temblar — ¿Cómo van las búsquedas?

Logramos encontrarlos a todos, señor — fue la respuesta rápida de la única mujer del grupo, a pesar del miedo que la inundaba su voz seguía tan seria como hace unos momentos — Esperamos sus órdenes

Uhm… creo que debemos proceder como es debido, pero también sería imprudente hacerlo sin tomar medidas — el sujeto sobre la noria clavo su mirada al cielo unos instantes para luego sonreír ampliamente — Cada quien tome a un grupo de Bakemon y haga lo que quiera, es libre de tomar las decisiones que crean prudentes pero como regla extra no pueden intervenir en lo que hacen los demás ¿Soy claro?

¡Si señor! — no repararon en más detalles, dichas figuras desaparecieron del lugar

Y tu… eres libre de hacer lo que quieras, sé que tomaras mejores decisiones que estos bufones — exclamo mirando a la figura encapuchada que simplemente asintió y desapareció en el manto de la noche — Pero aun así no lograra hacer nada por sí mismo… Datamon

¿Señor?— pregunto un sujeto de cabellera azul y ojos negros detrás de gafas, vestido de un color blanco totalmente y con un computador en sus manos

Quiero que filtres por todos lados las fotografías de todos nuestros objetivos, y ponles precio a sus cabezas — respondió con una amplia y macabra sonrisa mientras miraba a súbdito — Sera más difícil su movilización y serán perseguidos por su misma especie

Como ordene… Infi-sama

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.​


Hermosa y larga cabellera blanca, tez blanca y perfecta, hermosos ojos color carmesí los cuales se encontraban clavados en cierta figura que divagaba por el jardín.

Ophanimon-sama — llamo una figura a su espalda que portaba una elegante capucha blanca ocultando así su rostro por completo.

¿Qué sucede? — respondió en su característico tono de voz dulce y sumiso

Han hecho contacto con “ellos”


Aclaraciones
*
Las estrellas (Caballeros reales) haran contacto con sus elegidos por medio de sueños (El sueño los dejo a criterio de cada quien)
* Los elegidos descubren sus "habilidades" y sus "marcas"
* Desde ahora serán perseguidos por todos, sus fotografías has sido filtradas por Internet ofreciendo una jugosa recompensa
* Deben viajar a "Beautifull Moon" (Son ruinas a las afueras del pueblo)

M Makoto Ayame
Kirari Kirari
D Sapphire
Josh K. Josh K.
A Alone
L Lobito Reindeer
Dark Fallen Angel Dark Fallen Angel
L Lost Quelana
U Umbreon
M Mizuki
 
  • Me gusta
Reacciones: Umbreon

Personaje secundario numero 1
Registrado
14 Oct 2012
Mensajes
615
Calificación de reacciones
258
Puntos
100
El festival habia sido muy divertido para el pequeño grupo, pero ya era el momento de ir a dormir. Syo ya se había ido a su casa mientras que Sax en cuanto llego fue directo hacia su cuarto y Dante fue a rendir reporte del dia al padre de la misma para acto seguido irse a acostar en su habitacion. El pelirrosado realmente nunca había podido dormir bien, siempre tenia problemas para descansar no importaba que tan cansado estuviera, mas por alguna razón en cuanto llego a su cama cayo dormido profundamente.

-Abre los ojos muchacho –Una voz masculina hizo despertar a Dante inmediatamente

Ahora su habitacion ya no era la misma de antes. Todo había cambiado transformándose en una habitacion estilo japonés, con paredes de papel y un piso de tatami, además de tener en medio una mesa baja hecha de madera. Extrañamente Dante se encontraba vestido con una gabardina abierta de color blanco y un pantalón del mismo color, además su estomago estaba cubierto por vendas. Frente a el se encontraba un hombre alto, de cabellera rojiza hacia arriba y unos curiosos lentes parecidos a una especie de visor cubriendo ambos ojos, estaba vestido con un traje completo de color negro con unas partes como armadura color plateado, además de llevas unas sandalias de madera roja.

-¿Bebes algo? –Pregunto tranquilamente el hombre pelirrojo frente a él mientras le extendia una copa con sake

-Un poco –Dante tomo tranquilamente la copa mientras bebia un sorbo de la bebida -¿Quién eres?

-Soy Gankoomon, conocido como uno de los guardianes y también… -Gankoomon hizo una pausa como si no supiera que decir para finalmente suspirar –Soy tu padre

-Deja de bromear viejo –Susurro el pelirrosado mientras continuaba bebiendo de la copa

-¿Cómo esta Celestia, Dante? –

Esas simples palabras bastaron para que Dante de un rápido movimiento mandara volando la mesa hacia su padre y acto seguido se lanzara intentando darle una patada directa al rostro, mas este simplemente lo paro con una de sus manos esbozando una pequeña sonrisa. El pelirrosado levanto la otra pierna pateando la mano de su padre y liberando su otro pie, para dar una vuelta e intentar encestar un golpe con su puño derecho hacia la mejilla, mas unas manos espectrales de color amarillo lo detuvieron.

-En verdad te pareces a mi –Exclamo orgulloso el pelirrojo para después señalar con la cabeza hacia la mesa –Aunque eso lo hacia yo desde que era un novato

-¡Sueltame para que pueda golpearte tanto que terminaras teniendo la cara besando tu propio trasero! –Dante intentaba por todos los medios zafarse del agarre mientras Gankoomon continuaba viéndolo algo divertido -¡¿Por qué demonios sonries?!

-Dime chico, ¿Cómo han estado tu madre y tu? –Pregunto el pelirrojo con cierta melancolía en su voz

-¡Bien, nos las hemos arreglado sin ti! –Poco a poco las garras fantasmales fueron soltando a Dante, el cual continuo -¡Ella se partia la espalda cada dia trabajando para poner algo de comida en la mesa cada dia mientras yo intentaba ayudarla desde pequeño robando y peleando! ¡¿Acaso tienes la minima idea de que significa eso?!

-No, no la tengo y es por eso que no tengo derecho para pedirte nada –Lentamente el digimon pelirrojo se arrodillo frente a su hijo e hizo una reverencia –Pero… tengo que pedirte algo ahora mismo

-Habla rápido –Dante parecio calmarse por unos instantes mientras daba una mirada asesina a Gankoomon

-Hay un peligro inminente asechando a todo el mundo y es tu deber junto al de los demás niños de las estrellas el salvarlo –Gankoomon hizo una pausa pensando sus siguientes palabras –Cumple esta misión por favor, es tu destino desde el momento de tu nacimiento

-Lo hare… no porque me lo pidas, sino porque hay gente a la cual tengo que proteger –Dante simplemente se levanto para acto seguido darle la espalda a Gankoomon y caminar hacia la salida del lugar -¿A dónde tengo que ir?

-Beautiful Moon –

Los ojos de Dante se abrieron de forma violenta, su respiración estaba agitada y su cuerpo de forma extraña le dolia un poco. Miro hacia su despertador, se había levantado exactamente 10 minutos antes de que este sonara. Miro sus manos algo confundido y pudo ver en el dorso de la derecha una extraña marca parecida a un tatuaje de color negro… simplemente se tomo la frente unos instantes pensando que había cometido alguna estupidez el dia anterior en el festival. Suspiro hondo y se arreglo tranquilamente, pues necesitaba ir a despertar a su ama.

-Este será un dia desesperante –Dante termino de cambiarse y justo cuando estaba a punto de salir, la alarma del despertador sono, por alguna razón esa mañana era mucho mas molesta la alarma por lo cual sentía enormes deseos de destruila

El pelirrosado inconscientemente hizo un ademan con la mano, como si lanzara lejos el pequeño aparato y este salio volando al otro lado de la habitacion con gran fuerza, destrozándose contra la pared. Dante se quedo unos momentos paralizado ante tal acontecimiento y sin pensarlo dos veces cubrió sus manos con unos guantes blancos, pensando de que esa forma podría parar los efectos de lo que fuera que sucedió.

[Por la tarde]

Dante estaba tranquilamente sirviéndole una taza de té a Sax, no estaba pasando nada realmente inquietante o que llamara mucho la atención… o al menos eso pensaba el pelirrosado. Sax intento desperezarse un poco estirándose y por ello su blusa se levanto ligeramente dejando ver un poco de un inusual tatuaje en su abdomen. El mayordomo simplemente reacciono levantando un poco la blusa de Paprika, logrando comprobar lo que pensaba… mas sin embargo…

-¡Pervertido! –Dante termino en el suelo por culpa de un fuerte golpe por parte de Paprika, la cual se encontraba totalmente sonrojada -¡¿Ahora que es lo que te pico?!

-Tu también tienes una marca… -El pelirrosado se quito el guante del lado derecho dejando ver su marca a Sax, la cual se veía ligeramente impresionada –Dejame adivinar, ¿Beautiful Moon?

-¿Cómo lo supiste? –Sax ladeo ligeramente la cabeza algo confundida, dando como inicio una larga explicación de Dante sobre el extraño sueño que tuvo

Una vez que la explicación de Dante termino, fue el turno de Sax para contar su sueño y una vez que ambos terminaron, se quedaron sentados, esperando a que alguno hiciera un comentario sobre lo sucedido o tuviera alguna idea, mas la opción mas simple fue la que escogieron: Ir a investigar. Tranquilamente ambos tomaron una motocicleta “prestada” de las que ocupaban algunos “ayudantes” del padre de Paprika, y acelerando se dirigieron hacia las famosas ruinar Beautiful Moon.

--------------------------------------------------------------------------

A ver compañeros, me mando a decir la mandamas que si no se apuran pasara como la cancion "Van a rodar cabezas" nwn gracias por atender

H Leny Van-dike
Kirari Kirari
D Sapphire
Josh K. Josh K.
A Alone
L Lobito Reindeer
Dark Fallen Angel Dark Fallen Angel
L Lost Quelana
U Umbreon
M Mizuki
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Comentarios por Facebook