Rol Planetoide no registrado [Sci-Fi, Survival Horror, Acción] [FINALIZADO]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Planeswalker
Registrado
23 May 2014
Mensajes
978
Ubicación
Ravnica
Offline
Saludos a todos!!

Hace casi un año que no andaba por acá. Es grato ver que las cosas siguen bien y que hay más actividad. Como sea. En estos días tengo menos cosas de qué ocuparme y quise volver con un pequeño rol. En esta ocasión, jugaremos con una versión simplificada del sistem Hitos (si es que eso es posible). Así las cosas serán más narrativas, y no me enrollaré con el tema de los dados. Jejejé.

Ahora, ¿de qué va la partida? Bueno, acá la historia:


Historia:


Es el año 2108 y usted trabaja para la Weiland-Yutani Company. ¿Es un ejecutivo? ¿Explorador tal vez? ¿O sólo limpia los baños? Bueno, eso no importa mucho. El caso es que justo ahora está viajando a bordo de la Estación Espacial Belgorod y el Arconte (Máxima autoridad abordo) es un tanto... temperamental.


Hace poco se perdió la comunicación con a U.S.C.S.S. Tambov y existen fuertes razones para suponer que pudo tratarse de sabotaje o espionaje industrial. Ésa nave contenía datos muy importantes para una misión de máxima importancia para La Compañía, y se ha decidido enviar a un equipo a recuperar esa información, y posteriormente enviarlos a terminar la misión que inició la tripulación de la Tambov. Esto le resulta un tanto extraño, porque cualquier dato que llevara la Tambov debería estar respaldado en algún servidor de la Belgorod. Lo que es cierto y no da lugar a dudas es que el mismísimo arconte ha seleccionado a ocho tripulantes de la estación para tripular una nave de exploración modelo MK-11 para ir a recuperar los datos en vez de enciar una sonda, como normalmente se hace. Y lo más intrigante es que el Arconte es el que se ha tomado la molestia de preparar todo esto.


Ver el archivo adjunto 311268

El equipo viajará en una nave completamente nueva y muy bien equipada para fines exploratorios. Es un modelo que se está volviendo muy popular en todo tipo de misiones de La Compañía. Es un poco más compacto que el MK-09, pero más amplio que el MK-10, así que debería ser bastante cómodo. Por otro lado, no es muy tranquilizador que se trate del mismo modelo que la desaparecida Tambov. Su nave está registrada como la U.S.C.S.S. Sulaco.

Ver el archivo adjunto 311274
Sistema de Juego:

Hitos permite al jugador mucha libertad de acción. Sólo debe mantenerse dentro de la lógica de la ambientación. En este caso, que es Sci-Fi, no habrá magia, ni hadas, ni dioses, ni elegidos ni nada de eso.

Cada jugador tendrá 3 Puntos de Drama. Estos permitirán al jugador hacer cosas que podríamos calificar como 'En extremo convenientes'. Por ejemplo, que tuviera una tarjeta electrónica sólo para abrir la puerta de su habitación, pero que con un fallo de los sistemas de la nave, puede acceder a una zona restringida; esa acción requeriría gastar un punto de drama.

Acá, permitiremos que todos los jugadores manipulen personajes ajenos de manera mínima y neutral, para agilizar y hacer los diálogos más orgánicos. Por ejemplo, Jugador A saluda a jugador B, entonces jugador A puede escribir en ese mismo post que el personaje de Jugador B responde el saludo. Pero, no se permitirá que mediante este manejo de personajes ajenos se obtenga ninguna clase de beneficio.
Ficha de Personaje

Nombre:
Raza:
Edad: [21 en adelante]
Puesto: [Puede ir desde Guardia de Seguridad hasta Jefe de Sector, pero piensen que van a ser un equipo, así que héchenle ingenio]
Descripción: [Pueden agregar una imagen si quieren]
Razgos distintivos: [Indicar qué hace a su personaje único e inigualable. Por ejemplo, si es el científico que mejoró sustancialmente un sistema de comunicaciones, o un ejecutivo capaz de convencer a cualquier comprador, etc. Cosas PRO's que ha hecho también valen. Eso sí, no hay personajes perfectos, así que también hay que incluir FAILS.]
Así que, bueno, los esperamos. Ah, sí. Y también, quien guste, puede hacer su credencial de la Weiland-Yutani como yo. Jejejé.
 
Última edición:

Hikari_Tiger

Utau user / Digital artist
Registrado
18 Nov 2015
Mensajes
1,240
Ubicación
Venezuela
Offline
Nombre: Will Misky

Raza: Puma

Edad: 20 Años

Puesto: Asistente del jefe de guardia de seguridad/Guardia de seguridad

Descripción: Es un puma bastante alto, de 1.90 M de altura, con ojos de color celeste y pelaje de color negro, es de complexión fuerte, no tiene una musculatura muy voluminosa como tal, su cabello era de color gris, su nariz es negra, suele llevar una camisa de color negro y una chaqueta de color verde y botas de color negro.

Rasgos distintivos: Will es un chico soñador, es de gran inteligencia, cosa que explica el porque a pesar de su corta edad ya es un guardia de seguridad reconocido, le gusta la creatividad, el mismo creó dos guantes inflamables con dos garras para defenderse, también gusta mucho la tecnología, el mismo creó un reloj inteligente con pocos recursos, en personalidad el es un chico alegre, aunque algo reservado con los demás, no suele socializar mucho, cuando la situación es seria él también lo es, suele intentar ser sensato y pensar bien en lo que tiene que hacer, es comprensivo, así que si necesitas de su apoyo puedes contar con él, en resumen es un chico reservado, pero alegre, que intenta siempre tener la cabeza fría e intenta ser comprensivo con los demás.

¿Problemas con el? existen tres problemas.
-Cuidado con molestarlo, cuando lo sacan de sus casillas... No es lindo.
-Le cuesta socializar con los demás.
-No todos sus inventos funcionan, suelen... Explotar.


 

Kiyoshi Yuuki

*sonidos de conejo*
Registrado
5 Abr 2015
Mensajes
483
Ubicación
venezuela
Offline
Nombre: Sam 1.0

Raza: androide

Edad: 10 (creado)

Puesto: AI/vigilancia

Descripción: diseñado con la apariencia de un felino delgado de 1.80 de altura. ojos color azul claro y cabello amarillo. enteramente hecho del material mas resistente y un diseño aerodinámico en las piernas para mayor velocidad

Rasgos distintivos: fue creado con la idea de un ser que pueda ayudar e interactuar con los demás como una persona normal. Su chip AI le permite aprender de los comportamientos de sus compañeros llegando a ser alguien alegre,bromista y interesado por los demás para ayudarlos. Puede que parezca débil pero su material lo hace resistente y veloz para atrapar a cualquier sospechoso
-su reloj interno está ligeramente atrasado y abecés llega tarde
-es resistente pero quitando unos tornillos puede reducirlo a un montón de miembros roboticos


"¿crees que un robot no puede tener emociones? eso es racista"
 

Toriel_D

Hi, I´m The Darkening
Registrado
1 Dic 2011
Mensajes
2,069
Offline
Nombre: Yurai obey
Raza: Polilla/Cyborg
Edad: 25 años xel´naga
Puesto: doctor/ cientifica en jefe

historia:
desde muy joven estuvo inmiscuida con los marines y la exploración espacial, su padre trabajaba en los laboratorios y siendo la unica sobreviviente de 100 larvas nacio bastante débil, si los insectoides son familias muy numerosas, pero sufren constantes ataque de otras razas, sin madre ni hermanos fue criada y sobre protegida por su padre en los laboratorios, algo que ayudo bastante en muchos avances de medicina espacial, por el interés de su padre por curarle ciertas deficiencias de salud, mientras ella a pesar de su debil estructura era curiosa y siempre husmeaba en las mecánicas de las armas, robots y vehículos su pequeñas manos ayudaron mucho a los ingenieros los cuales le enseñaron muchas cosas, de mecánicas, ingeniera, rebotica y desarrollo de armas. Mientras con su padre aprendió muchos lenguajes alien, medicina, electrónica y anatomía de circuitos y programación avanzada, su amor por la ciencias la hizo en listarse como exploradora científica, mientras crecia su cuerpo tuvo algunas inserciones roboticas, haciéndola un cyborg, sus partes alteradas son sus pulmones y alas de forma medica para usarlos bien y los que fueren optimizados de forma avanzada sus ojos y cerebro, ahora sus cuatro ojos constantemente analizan datos de todo y rodos, tiene una base de programación a distancia con un gran catalogo de modelos roboticos y armamentos militares como tambien información de las redes de información militar de forma remota, esto le permite hackear o programa cualquier androide o maquina que entre en su rango de visión, aunque los cyborg con ia avanzadas son problemáticos y se pueden resistir a la reprogramacion si se sienten amenazados,tambien suele tener los datos personales de cualquier militar que ande con ella" si alguien vio kill comand entiende como funciona la modificación pero aqui les dejo los primeros 8 minutos https://First 8 Minutes of Kill Command - YouTube".

descripcion: mujer de raza xel´naga, con un cuerpo insectoide del tipo polilla por lo que es bastante del gada pero algo exagerada en sus atributos femeninos, sus colores son un rosa palido casi blanco y tiene dos pares de ojos, unos bastante homanos y otros en los lados de su cabeza que pueden ver todo el perímetro a su alrededor, de estos ojos salen sus antenas y de una membrana mas atrás sus alas, tiene un juego de cuatro brazos bastante finos.

Razgos distintivos: suele ser muy timida cuando no esta relacionada, pero tambien pedante en especial cuando cree o tiene la razon, es bastante idealista y no logra distinguir que no todas las confrontaciones con otras especies se resuelven hablando, suele distraerse si hay algun artefacto raro ya que desea analizarlo, también sueña con catalogar especies desconocidas aunque no se le ha dado la ocacion, su deseo de conocimiento muchas veces sobre pasa su moral con aliados, pero no llega a un nivel homicida. a veces sus pulmones fallan y comienza a toser debe esperar unos segundos para que vuelvan a sincronizarse con su sistema.

Ver el archivo adjunto 311815
Magnus Aristos Kratos Magnus Aristos Kratos dime si corrijo algo Dio
 
Última edición:

Planeswalker
Registrado
23 May 2014
Mensajes
978
Ubicación
Ravnica
Offline
[ATENCIÓN]

A penas se registre el 6to jugador y valide su personaje, publicaré la introcucción de la aventura.

Estar atentos.​
 

Ah'ehye'drn

The Fallen
Registrado
23 Ago 2009
Mensajes
429
Offline
Nombre:
Margaret A. Harrison

Raza: Lobo

Edad: 24

Puesto: Ingeniera especializada en mecánica y tecnologías avanzadas

Descripción: Su apariencia no es muy distinta de la de cualquier otro ser antropomorfo que comparta características similares a las de ella. Su altura ronda entre los 170 y los 180 centímetros, aunque desconoce cuánto con exactitud. Apartando los detalles respecto a su cuerpo y fisonomía, casi siempre se la suele ver llevando un atuendo bastante similar, si no es que casi idéntico, a este mismo.

Rasgos distintivos: Si hay algo que cabe destacar de la señorita Margaret es lo obstinada que puede llegar a ser en ocasiones. Sin embargo, fue aquella actitud suya la que le permitió alcanzar el lugar donde se encuentra, siendo no solo una de las principales ingenieras de la corporación sino que también siendo la mejor en ello, o al menos tal es el modo del que ella gusta pensar. Pero así como su determinación la ha ayudado, también le ha resultado contraproducente por más que obvios motivos. No obstante, aquél no es el único detalle que se puede remarcar de ella. Suele trabajar mejor bajo presión, algo que irónicamente le ayuda a enfocarse por completo en lo que sea que esté haciendo.
 
Última edición:
Registrado
16 Ene 2016
Mensajes
74
Offline
Nombre: Ross Flame

Raza:
Caballo

Edad:
26

Puesto:
Especialista en mantenimiento (Ingeniero Jefe)

Descripción:
De altura considerable, de pelaje y cabello gris, suele usar un conjunto de ropa negra que consta de: chaleco, guantes, pantalón.

Rasgos distintivos:

Es un ingeniero y científico que constantemente experimenta con los nuevos materiales descubiertos en cada planeta incluyendo la propia tierra, uno de sus logros mas destacados es haber logrado la fundición de Diamante para crear blindaje, también se puede mencionar que mejora constantemente los vehículos espaciales haciéndolos mas seguros y eficientes al incorporarles armas de destrucción masiva.

Su carácter es normalmente enfocado aun cuando se esta divirtiendo, es algo insistente pero con razones validas, también es bastante paciente pero no dejando que lo pisoteen, consta de varios valores fundamentales como el respeto o sus intentos de compañerismo, aunque hay ciertos momentos en los que sus emociones intentan ganarle la batalla.


FAILS:
En sus intentos de hacer avanzar a la ciencia también ha causado peligrosas armas que muchas veces han sido robadas, además de haber explotado o desintegrado varios laboratorios en los que trabajó. Dandonos cuenta asi que puede llegar a ser descuidado cuando no esta pensando.

 

Noah V.

¿Snow?
Registrado
22 Jun 2016
Mensajes
37
Offline

Nombre: Noah Vermillion
Raza: Tigre Siberiano Albino
Edad: 28
Puesto: Científico especializado en robótica - Segundo al mando.


Descripción: Complexión gruesa con algo de musculatura, de apariencia adulta a finales de los 20, con una altura de 1.94 metros. Es bastante peludo por lo que aparenta tener barba que enmarca su rostro, sus ojos son de un tono azul con intensidad similar a la de un zafiro. Pelo de tono blanco y ligeramente con tonalidad gris en algunas partes de su cuerpo, cubierto con algunas rallas de tonos más obscuros.

Razgos distintivos: Es un científico e ingeniero que se enfoca en el área de la robótica, más específicamente en partes para la elaboración de robots con una amplia variedad de funciones e implantes en caso de cyborgs.
Noah siempre ha sido alguien que suele distraerse si realiza alguna tarea la cual él no esté de todo de acuerdo, pero que logra ser ambicioso si trata de lograr algo propio. Esto le ha llevado a tomarse bastante tiempo en terminar algunas misiones o cargamentos de piezas a lo largo de su carrera, más de igual modo, ha demostrado sus capacidades respecto al desarrollo de nueva tecnología, algunas veces incluso peligrosa. Por estas razones no ha podido ser ascendido más conserva su puesto dentro del laboratorio y la compañía.
En apariencia viste ropa que se consideraría casual para la época normalmente, en el trabajo usa algo similar a una bata blanca y corta con algunas secciones metálicas en los antebrazos y cuello, además usa lentes que aunque no les ocupes del todo tienen función de lupa y pequeñas luces de soporte, creación propia

Es alguien que puede ser bastante amiguero, desinteresado y algo terco por el hecho de no agradarle el recibir ordenes, más es alguien que puede ser bastante serio, trabajador y ambicioso cuando se da el caso o se encuentra motivado.



Magnus Aristos Kratos Magnus Aristos Kratos Espero y todo se encuentre en orden, iré actualizando la ficha y agregaré la credencial e imágenes cuando pueda usar un programa
 
Última edición:
Registrado
5 Feb 2015
Mensajes
132
Offline
Nombre: Kraven Meeren

Raza: Tiburon

Edad: 27

Puesto: Ingeniero de mantenimiento (especialista en areas bionicas y armas)

Descripción: Mide cerca de 2 metros, su piel es grisasea y algo oscura, a pesar de estar en descanso siempre lleva su ropa con una armadura ligera por cuestiones de su pasado.


Rasgos distintivos:

El era un marine que exploraba un planeta escoltando a los científicos pero según la información el planeta se encontraba desierto pero las cosas no eran así, buscando proteger a los científicos junto con unos compañeros término perdiendo su brazo derecho a mano de las especies salvajes que estaban allí, eso causo que a pesar de ya no servir en la milicia se especializara en volverse un ingeniero de mantenimiento a partes biónicas y armas además de que siempre lleva su armadura puesta por cualquier amenaza, en su tiempo libre le hace mejoras a su brazo y a cualquier arma que tenga a la mano, le causa curiosidad las partes biónicas que suplen las funciones de los órganos vitales pero a la vez le provoca cierta desconfianza.

Magnus Aristos Kratos Magnus Aristos Kratos (espero que todo este bien, hare la credencial apenas pueda)
 
Última edición:

Planeswalker
Registrado
23 May 2014
Mensajes
978
Ubicación
Ravnica
Offline
I Nikto Ne Prishel

Bienvenido a la estación espacial Belgorod. Si es su primera visita, diríjase a la oficina de registro ubicada en el Nivel 1.

La voz mecánica resonaba en la estación espacial como todos los días. Ustedes, los seleccionados por el Arconte para la extraña misión de recuperar los datos de la Tambov ya estaban acostumbrados a escucharla. No hay pasillo de la Belgorod que no conozcan. Si bien, se trata de una estación espacial importante de la Weiland-Yutani, tampoco es en la que se guarden los secretos más grandes de La Compañía. De hecho, más de alguna vez han sentido que los errores de su pasado han causado que los enviaran a una estación tan aburrida y monótona como la Belgorod. Pero hoy es un día diferente. Hoy los han llamado desde la oficina del Arconte. Hoy serán enviados a una misión fuera de la rutina. Hoy cambiará su vida como empleados de La Compañía. ¿Qué riezgos trae esta misión tan peculiar? Eso nadie lo sabe. ¿O alguien lo sabe...?


Ustedes se encuentran reunidos en una sala amplia dotada de luces artificiales (no podía ser de otro modo, gruesas capas de metal los aislan del vacío del espacio), sillas metálicas con cojines que a penas existen, un par de mesas que son más elementos decorativos que útiles, y varias terminales incrustadas en los muros.


Objetivos actuales:

  • Narrar cómo se sienten sus personajes ante la llamada del Arconte (De momento sólo han hablado con la secretaria del Arconte, pero eso ya es bastante importante)
  • Narrar cómo han llegado a la oficina del Arconte (De momento están en la sala de espera)
Datos adicionales
  • Nadie se conoce entre sí. Tal vez se hayan visto en los pasillos de la Belgorod, o trabajaron juntos en un cambio de turno una vez. Incluso, puede ser que se reconozcan de alguna charla casual que tuvieron en la sala de descanso tomando un café. Pero de momento, no son amigos.
  • Hay furrs que no confían mucho en los Sintéticos (Androides y así). ¿Eres uno de ellos?
  • De momento, nadie tiene armas ni equipo. Todo lo controla La Compañía y sólo se les otorga si la misión lo requiere.
Datos del Sistema de Juego.
  • Indiquen al principio de sus post nombre del personaje, en dónde se desarrolla la acción de lo que narran y sus 3 Puntos de Drama Adicionales
  • Para este momento, todos los que ya tengan su credencial de la Weiland-Yutani, pueden agregarse 1 Punto de Drama extra.
  • Pueden hacer que La Compañía les dé alguna clase de equipamiento gastanto un 1 Punto de Drama. De ser el caso, indiquenlo adecuadamente.
Alex-K Hikari_Tiger Mikazuki Hikari K Kiyoshi Yuuki T Toriel_Dreemurr Ah'ehye'drn Harujion Zerm G6 Zerm G6 N Noah V. Leon Negro Leon Negro - Alastor - - V i r t u S -
 
Última edición:

[ The Radio Demon ]
Registrado
27 Ene 2016
Mensajes
31
Ubicación
Broadcast 6.66 AFM
Offline

- Bahía de aterrizaje - / 3DP

El vacío cósmico a la distancia mostraba la quietud y silencio habituales sobre la estación Belgorod; el frío espacial se sentía incluso a través de los cristales que separaban la seguridad del interior de la nada absoluta que parecía querer engullir la instalación en su negrura, perdida en un mar tenue, y a la distancia, las estrellas brillaban débilmente, apenas vislumbrando la cubierta metálica. Sin embargo, el interior se mostraba un tanto más vivaz, con el personal moviéndose de lado a lado, llevando a cabo sus tareas rutinarias, entonando susurros lo suficientemente fuertes como para volverlos un ligero bullicio bajo la voz artificial que daba instrucciones a través de los altavoces localizados prácticamente en cada rincón del lugar. En el hangar, lanzaderas y transbordadores constantemente arribaban y partían, atravesando el campo de contención electromagnética que sujetaba las fuerzas del vacío que sin duda lanzarían despedido todo aquello que allí se encontrase de no ser por el muro azulado que los separaba. Súbitamente a la distancia se proyectó una figura estirada que había alcanzado la órbita de la estructura, el salto espacio-temporal a velocidad luz daba esa imagen difusa por apenas unas décimas de segundo antes de recuperar sus dimensiones a la vista de los ojos que tuvieran la suerte de captarlo en el momento exacto. Ésta vez se trataba de una nave muy particular; ésta excedía no por mucho el tamaño de las demás, pero el modelo era claramente diferente del resto, y el logotipo insignia del corporativo Moebius lucía claramente, soldado sobre el acero de su proa.

En cuanto el vehículo se localizó lo suficientemente cerca de la estación, redujo la velocidad notoriamente y retrajo los propulsores y alerones adicionales, encubriéndolos en su interior y sellando las salidas. Más temprano que tarde, el transporte atravesó el campo imantado, haciendo resonar las ondas a su alrededor cual líquido antes de suspenderse varios metros sobre la pista de aterrizaje y descender con lentitud. Una ráfaga de vapor se disparó desde las uniones de los pistones que sujetaban el buque a una distancia prudencial del suelo. Frente a ella, un reducido grupo se mantenía a la espera; mientras cuatro de ellos se mostraban claramente como escoltas, el individuo en medio resaltaba dadas sus prendas que lo delataban como funcionario de alto mando. Justo entonces una gran puerta se desplegó a modo de rampa con luces ascendentes en sus extremos, dejando ver dos siluetas que al atravesar el umbral fueron identificadas fácilmente como la guardia élite de la organización Moebius. Los hombres descendieron del vehículo con rifles láser en manos y se mantuvieron firmes al pié de la rampa que aún emanaba una ligera neblina, bañando la extensión de la superficie frente al comité de bienvenida. Sin demoras, la figura imponente y esbelta del Servidor Karath se manifestó cruzando la leve pendiente hasta posicionarse frente a sus anfitriones. Era difícil identificar su actitud o gestos puesto que al no ser posible visualizar su rostro -si es que acaso poseía alguno bajo el casco que lo encubría- sólo sería posible interpretar su lenguaje corporal y su voz sintética que no tardó en hacer presencia.

-La organización Moebius desea expresar su gratitud una vez más dada la oportunidad concedida de formar parte en la presente operación. El Servidor Karath se encuentra listo y a la espera de órdenes para cumplir con la voluntad manifiesta del honorable Arconte. -Sentenció el sinte con postura reverencial, extendiendo su brazo al aire en señal de cordialidad.

-El honor pertenece a la Compañía por disponer de usted para esta misión, Servidor Karath. El Arconte espera en sus aposentos; tengo entendido que pronto recibirá al resto de la partida. -Explicó el oficial en tono amable antes de alzar su brazo en dirección al portón al otro extremo de la enorme habitación.

-Comprendo. -Con una seña dió la orden a sus escoltas de retirarse para luego unirse al escuadrón que lo guiaría al interior de la instalación. La convocatoria del Arconte no suponía sentimiento alguno, era una máquina; fría, calculadora, indiferente y totalmente ajena a aquellas simplezas orgánicas . . . o era así? Una inteligencia tan avanzada debería de poseer algún tipo de software que simulase esas enigmáticas emociones pero, ¿Cuál sería el punto de poseerlas? Muy probablemente resultarían limitantes y posiblemente dificultasen el desempeño, y eso sería sin lugar a dudas inaceptable. De cualquier modo, el tour a través de todo lo largo y ancho del sitio no había impresionado demasiado al androide; visitar emplazamientos de este tipo era habitual, y en la mayor parte de los casos, los conocía de punta a punta dado el modelo virtual que se le proporcionaba como información para supuestas contingencias que amenazaran sus operaciones, aunque tratándose de una inteligencia artificial dedicada a regir sistemas, no le tomaría más que un instante el realizar su propia maquetación del entorno que lo rodeaba, después de todo esa era su función, soluciones prácticas y eficientes, completar la misión sea cual fuere y de una forma óptima, 0 errores, sin preguntas, y aunque las tuviese, los inhibidores localizados en su corteza craneal no le permitirían disponer de semejante albedrío. Sea como fuere, el recorrido se extendería por un período de tiempo más ¿Sería aquel un capricho? No había lugar ni posibilidad para ello, sólo instrucciones que seguir...
 
Última edición:

Hikari_Tiger

Utau user / Digital artist
Registrado
18 Nov 2015
Mensajes
1,240
Ubicación
Venezuela
Offline
PD: 4 Totales




Bueno, no me encontraba realmente entretenido en algo realmente, el día era tan monótono como siempre, y mis ganas de crear algo se encontraban por los suelos, no porque yo no tuviera ideas, sino porque simplemente no podia hacerlo, algo lógico sabiendo que no podemos tener ningún tipo de armamento, cosa que... Al parecer para ellos todo clasifica de armamento, más de una vez suspire de manera pesada, pensando que cómo podría estar invirtiendo mi tiempo en algo mejor pero... Solo estoy aquí, esperando algo que no tengo ni la menor idea de lo que es, con solo aquel frío espacio de compañia, realmente comienzo a pensar que esto es alguna clase de castigo, aunque eso seria algo estupido, por lo que borró ese pensamiento de mi mente y me concentro en lo que debo hacer, pronto, escuchó una voz, nada más y nada menos que la de un oficial, parecía ser un pastor alemán, ¿Irónico verdad?, su pose firme y su voz profunda llamaron mi atención poderosamente, voltee hacia él y escuche atentamente lo que me decía.

—El Corte lo está esperando es su oficina, mejor será que no se retrase y vaya de inmediato. —
Expresó con firmeza el oficial.

—Entendido. —
Asentí con la cabeza y me dirigí a la dichosa oficina.

No sabía realmente qué esperar de esta convocatoria realmente, pero no me sentía nervioso, simplemente era alguna clase de sentimiento extraño que era difícil de explicar para mi... Tal vez... Emoción de que pudiera ser algo bueno, o tal vez miedo de que pudiera ser algo malo, intente borrar eso de mi cabeza y entrar a la sala de espera, no era muy resaltante realmente, era como cualquier otra, fría y estéril, cosa que no era de extrañarse realmente, aunque podria inventar algo para hacerlo menos aburrido... Unos... Posters podrían quedar bien en la sala, o simplemente algún adorno, o alguna revista, como sea, simplemente me senté y observe quien más se encontraba en el lugar, ningún rostro conocido realmente, por lo que simplemente me concentré en lo que era importante, saber lo que deseaba el Acorte, ahora que me fijaba, habían algunos androides, en realidad se me hacían sumamente interesantes, eh escuchado que muchas personas desconfían de ellos pero... La verdad es algo estúpido, las máquinas son algo que debería ser apreciado no temido, una muestra de inteligencia de tal magnitud...

—...


Me mantuve en silencio, supongo que realmente no importaba... Estaba aburrido, me preguntaba cuanto mas faltaria para entrar y escuchar lo que tenían que decir, también esperaba poder volver a mi puesto regular, al menos era más entretenido que caminar o sentarme sin poder hacer mucho realmente... Mire mi reloj, no habían pasado ni cinco minutos y me estaba impacientando, supongo que las ganas de hacer algo productivo me estaban ganando y me desesperaba... Bueno, es un hecho de que lo hacían... Entonces note que mi cola ahora se movió de un lado a otro...

—"Buff... Esto de esperar realmente no se me da bien". —
Pense para mi mismo, suspirando pesadamente.


 

Noah V.

¿Snow?
Registrado
22 Jun 2016
Mensajes
37
Offline
Noah Vermillion

> Laboratorio - 3 Puntos de Drama

Un día más de trabajo y rutina para el tigre, - o al menos así le llamaba por costumbre - pensaba mientras miraba el reloj de una pantalla holográfica a su costado derecho y sobre una mesa alargada y curvada lo suficiente como para hacer un semicírculo a su alrededor; luego volviendo a mirar al frente donde poseía unos 4 pequeños brazos robóticos que sostenían diversas piezas de metal y circuitos que el felino trabajaba, al parecer su tarea actual era la de fabricar un tipo especial de mano robótica que fuese resistente y además tuviese la capacidad de conectarse a los nervios para dar la sensación de tocar algo realmente con ella, algo que no le agradaba del todo por la compleja tarea, y el hecho que sentir algo en alguien como un cyborg, le haría más vulnerable al dolor y por lo tanto sería débil a costa se sentir algo más simple como caricias, lo que no le veía ninguna utilidad y a pesar que fuese dirigido más al área médica.

Apoyaba su espalda contra el respaldo de la silla blanca, pensando en varias cosas fuera del tema y luego poniéndose a trabajar nuevamente, de forma pausada mientras trataba de distraerse en ese ambiente de tonos blancos y grises que aunque hubiesen otras personas; científicos, ingenieros y bioquímicos para ser exactos, no es que él quisiera hablar con ellos o pudiese, ya que siempre andaban ocupados con algún proyecto de cualquier tipo y solo hablaban para delegar o compartir información, para eso tendría que esperar a una hora de descanso para hablar con conocidos de otras áreas. Eso, al menos hasta que recordó que tenía un mensaje mandado por la secretaria del Arconte, la cual le citaba para una reunión o algo similar, algo que le hacía preguntarse el porqué ya que no había hecho algo realmente relevante en los últimos días o algo muy negativo como para ello. En cualquier caso, el tigre debía asistir sin importar que estuviese en medio de un proyecto, después de todo era con el jefe de la compañía de quien se trataba por lo que era mucho más que suficiente para excusarse con el jefe del laboratorio de dejar su trabajo, que aunque no le gustase del todo ya que Noah era el único que podía realizar ese tipo de mecanismo, no tenía más que posponer el proyecto. — Solo no dejes que nadie lo toque, no quiero que hagan un desastre y tenga que comenzar de nuevo — Bromeó antes de salir del área de laboratorios, vistiendo su típica bata corta y con secciones metálicas que de hecho eran aleaciones de aluminio, y el logo de la empresa, el color y la forma de una placa indicaban su cargo y rango, lo cual no entendía del todo ya que de todas formas tenía su identificación. Igual vestía pantalones negros y una camisa grisácea bajo su bata que podía decirse, se veía hasta elegante, aunque era típico para una empresa de tal calibre.


> Sala de espera a la oficina del Arconte

Caminó por los pasillos metálicos y bien iluminados, saludando a uno que otro conocido, así hasta llegar a la entrada de la sección donde se encontraba el Arconte, primero encontrándose con su secretaría; era un lugar bastante silencioso en comparación a las demás secciones de la nave, al parecer no había nadie más ahí por el momento, por lo que a decir verdad le llegaba a hacer sentir nervioso mientras se acercaba al puesto de la secretaria, presentándose y a lo que ella le respondió con cierta serenidad que esperase en la sala de espera y que era bueno saber que llegaba tan temprano, indicándole en donde podría sentarse a lo que el tigre asintió y fue al lugar, tomando asiento en una de esas sillas bastante incómodas y fijas, nada comparables con su asiento en su laboratorio.

Suspiró para calmarse un poco, tampoco es que estuviese del todo nervioso, solo un tanto ansioso e intrigado por la razón por la que el jefe de la compañía quería ver al subjefe del área tecnológica. Para distraerse un poco solo jugaba con sus lentes, explorando las funciones mientras ideaba alguna forma de agregarle o mejorarle las que ya tenía sin necesidad de hacerlos grandes o vistosos, ya de por sí parecían lentes comunes y simples. No tomó mucho tiempo para que demás seres comenzaran a llegar a la sala de espera, no parecían tener mucho en común uno de otro, lo que aún más le intrigaba al felino; no les tomaba mucha atención y seguía experimentando con sus lentes, al menos hasta que se aburrió y ya que no tenía herramientas ni equipo para hacerles alguna modificación, simplemente usaba la función de lupa para ver al suelo, eso mientras cruzaba los brazos y trataba de acomodarse en tal incómodo asiento
 

Kiyoshi Yuuki

*sonidos de conejo*
Registrado
5 Abr 2015
Mensajes
483
Ubicación
venezuela
Offline
Sam 1.0
pasillos-3 DP

la estación espacial Belgorod un lugar alejado de la tierra donde tal ves pueda seguir aprendiendo de los demás. aunque es cierto que no muchos no confían en los seres como yo, aunque eso no me da mucha importancia siempre y cuando haga mi trabajo. lo bueno de de mi es que puedo desviar toda mi concentración para vigilar siendo 100% eficaz. Este seria una nueva experiencia en mi corta existencia, cosas y personar por conocer abecés pienso que para ser una AI divago mucho

se supone que debería reunirme en la sala del Arconte

me puse en marcha hacia allí. El eco del sonido del metal contra metal se oía por el pasillo haciendo juego con el vació del espacio, las luces artificiales reflejándose en mi mientras llegaba a la sala

Sala de espera

al entrar a la sala de inmediato note que ya habían algunas personas presentes, ellos también me notaron haciendo que las miradas se fijaran en mi.
El lugar era normal sillas, mesas, un estilo minimalista. ente los presentes habían un tigre siberiano y un puma. había un silencio en la sala que no parecía terminar, ya que no había nada mas que hacer proseguí a sentarme en una de las sillas cerrando los ojos esperando ordenes nuevas

Hikari_Tiger Mikazuki Hikari
N Noah V.
 

Ah'ehye'drn

The Fallen
Registrado
23 Ago 2009
Mensajes
429
Offline
Margaret A. Harrison


3 Puntos de Drama

< Laboratorio >

El silencio la rodeaba, ¿pero realmente era silencio o era ella quien ignoraba todo lo que la rodeaba? Su mirada se encontraba centrada sobre la holográfica pantalla que tenía frente a ella, sus ojos parecían estar analizando con detalle cada palabra, dígito e imagen que se mostraba sobre la tan destellante superficie mientras que sus manos se apoyaban sobre un poco convencional teclado que tenía sobre su escritorio. Todo indicaba que aquél no era más que un día más para ella, un simple día de trabajo donde las horas se le harían minutos si se mantenía enfocada o una eternidad si alcanzaba lo contrario. Sin embargo, tras aquella apariencia se encontraba oculta la verdad que no podía notarse a simple vista, puesto que era en sus pensamientos donde se encontraba divagando. Tan solo había un único motivo que causaba en ella tal forma de actuar era simple, pero lo suficientemente complejo como para mantenerla pensativa; era un motivo que trataba de mantener en secreto no por temor sino por profesionalismo, aunque aquello era algo que resultaba difícil de conseguir, puesto que incluso dentro de tal ambiente las palabras se filtraban por la más mínima grieta entre las paredes. Aquello resultaba irónico, casi risible, pero era algo a lo que ya se había acostumbrado luego del tiempo que llevaba trabajando en aquél lugar. Aunque, quizás por mero instinto, en ese preciso instante no podía dejar de preguntarse si su decisión había sido la correcta. La incertidumbre la invadía poco a poco y causando en ella un poco agradable sentir. Se cruzó de piernas, colocando la derecha por sobre la izquierda; su mirada se desviaba hacia un costado, ahora teniendo ambas manos reposando sobre su pierna, estando una por sobre la otra. Tal actitud tan inusual por su parte no duró por mucho más tiempo. Una mano se apoyó sobre el respaldo de su silla haciendo el peso justo como para sacarla de sus pensamientos. La cánida giró un poco la cabeza, lo necesario como para poder observar de reojo a quien estaba a un lado suyo.

- ¿Recibiste el informe que me habías solicitado?

A un costado de ella se encontraba uno de los tantos que merodeaban por la zona. No recordaba exactamente quién era ni qué hacía, ya que ella no era alguien que fuera de socializar con los demás durante las horas de trabajo. No obstante, tenía bastante en claro que aquél individuo no llevaba allí tanto tiempo como ella, por lo que se tomaba el atrevimiento de tratarlo como si fuera una especie de ayudante. Claro estaba que no lo menospreciaba por ello, así como tampoco lo hacía con los demás, pero se hacía evidente el sentir que ella tenía de que su trabajo era siempre más importante que el de los demás, incluso cuando realmente no lo era.

- Informe… -murmuró para luego permanecer en silencio durante un breve instante- ¿Te refieres al referente a la nueva muestra? Necesitaré un poco más de tiempo para revisarlo más detenidamente, pero era todo lo que necesitaba.

El otro sujeto se alejó, dejándola tan sola como podía estar en un sitio rodeada de iguales, donde cada uno se encargaba de un proyecto distinto o trabajaban en equipo para terminar tan pronto como pudieran. De lo que ella debía ocuparse no era precisamente simple, y hasta desconocía si era posible lograrlo, mas no por ello dejaba de intentarlo. Cada día que pasaba en aquél lugar era un nuevo desafío, donde debía superarse constantemente y hasta lograr lo imposible. Sus tareas no eran siempre las mismas, ya que estas variaban desde algo tan simple como reparaciones hasta la optimización de sistemas ya existentes o, peor todavía, la planificación de nuevos sustitutos. La presión que generaba aquél ambiente no era poca, y claramente tampoco era algo que cualquiera hubiera podido tolerar por más que un par de días, pero aquello era uno de los motivos por los cuales ella se encontraba allí.

Las horas pasaron y, para cuando menos se lo esperaba, ya había llegado el momento que tan distraída la tenía en ocasiones. Había sido citada a la oficina del Arconte, algo que no ocurría muy seguido y, generalmente, no solía ser por buenos motivos. Ella en particular desconocía por completo el motivo por el cual la habían llamado, puesto que el mensaje que había recibido fue breve y sin detalle alguno más allá de cuándo debía presentarse. Una vez más, su mente comenzaba a verse invadida por las innumerables dudas a las que no lograba encontrar respuesta alguna, o al menos ninguna respuesta que le satisficiera lo suficiente. Pero pese a ello, no podía negar que tan poco ordinario evento también resultaba una molestia, puesto que se veía obligada a interrumpir su trabajo; trabajo que muy probablemente se vería obligada a terminar cumpliendo con horas extra si es que luego del llamado aún seguía trabajando allí. Con un tanto de desgano se alejó del escritorio, poniéndose de pie y dejando su escritorio en orden. Antes de marcharse avisó a quien estaba encargado de aquella área, quien respondió a las palabras de la can con una simple afirmación acompañada de una mirada llena de intriga y confusión, casi como si le costase comprender porqué alguien tan importante solicitaría la presencia de alguien no tan importante como lo era ella.

< Sala de Espera | Oficina del Arconte >

Su caminar por la nave era un tanto lento, aunque no le preocupaba en lo absoluto la posibilidad de llegar tarde puesto que había salido con algo de anticipación. Cualquiera que la conociera sabría que en aquél momento estaba teniendo un conflicto consigo misma a causa de la situación en la que se encontraba. Por un lado no solo tenía que ir, sino que una parte suya quería saber el motivo por el que la habían llamado, al fin y al cabo aquello no era algo que ocurriera todos los días. Pero así como lo quería, así también era cuanto lo rechazaba. El tan solo pensar en los tantos posibles motivos del llamado le causaba cierta inseguridad, por no decir que también le generaba un poco de temor. Suspiró mientras caminaba, tratando de enfocarse en alguna otra cosa, algo que pudiera distraerla mientras llegaba hasta la oficina del Arconte. Se lamentaba de no haber tomado consigo una copia del informe que había solicitado, aquél habría sido un momento más que adecuado como para leerlo y colocar su atención en algo que no fueran simples especulaciones. Se detuvo por un instante para calmar su mente y hacer a un lado aquellos pensamientos. Lo cierto era que no había nada de lo que debía preocuparse, mucho menos que temer. Le tomó unos pocos minutos, pero eventualmente lo consiguió y tras ello continuó con su recorrido.

Eventualmente llegó al punto de encuentro. Aún contaba con algo de tiempo de sobra luego de su lento andar y de los minutos que tuvo que tomarse, pero no fue precisamente eso lo que más le sorprendió. Al llegar allí se topó con una vista más inusual que el llamado que había recibido anteriormente, puesto que tal parecía no era la única que estaba esperando. No eran muchos, simplemente tres sin contarla a ella, pero no dejaba de ser algo que llamaba su atención. Aunque más llamativo era el hecho de que uno de los que estaba allí tenía toda la apariencia de ser un androide, algo que simplemente no se esperaba. Todas aquellas posibles ideas suyas sobre el motivo por el que la habían llamado se derrumbaron por completo, era más que evidente que allí estaba ocurriendo otra cosa que en ningún momento se había imaginado, mas seguía sin comprender ni imaginarse qué era. Pero ya había pensado demasiado en tonterías durante la caminata que había tenido como para continuar haciéndolo en aquél otro lugar, sin contar que ya no estaba sola, por lo que simplemente se sentó cruzándose de piernas mientras esperaba a que la llamaran. Con un rápido vistazo inspeccionó a los demás para luego dirigir la mirada hacia el suelo mientras, estando cruzada de brazos, se unía a los otros en lo que parecía ser una interminable espera.


----------

Hikari_Tiger Mikazuki Hikari
N Noah V.
K Kiyoshi Yuuki
- Alastor - - V i r t u S -
 
Última edición:
Registrado
5 Feb 2015
Mensajes
132
Offline
Kraven Meeren

Habitacion - 3PD


Había sido un día de trabajo como todos los anteriores, hacerme cargo del mantenimiento de algunas armas que fallaban por cosas mínimas y a algunos compañeros con problemas en sus áreas sintéticas, pero a pesar de todo no terminaba de gustarme ver como cambiaban partes vitales por elementos sintéticos, de momento estaba en mi cuarto calibrando mi brazo, no me gustaba la idea de que este pudiera fallarme en medio del trabajo o en mitad de algo importante, aquellos tubos que sobresalían al nivel de mi hombro se conectaban automáticamente con mis nervios haciéndolo hipersensible a estos ayudándome a medir de forma correcta mi fuerza, este era uno de mis hobbies luego de haber sido dado de baja de aquellos marines que nos hacíamos llamar a nosotros mismos Hellghast.

Al final que termine con mi brazo me quite un momento mi chaleco, a pesar de no estar en una zona de guerra lo usaba por precaución debajo de mi ropa, hubo un momento donde solo recordaba cómo nos habían emboscado esas cosas, se suponía que el planeta estaba desierto y solo salieron entre nosotros matando en seguida a uno de los científicos atravesándolo con unas especies de cuchillas y metiéndolo dentro del agujero que habían abierto, no pude evitar llevar mis manos a mi rostro recorriéndolo desde mi frente hasta mi nuca, no sé qué llego a mi mente empujándome a usar mi pantalla holográfica comenzando a dibujar lo poco que recordaba de aquel que me arranco mi brazo, su cuerpo era parecido al de una especie de larva pero era sumamente alto y de un color oscuro así como su piel parecía estar pegada a sus huesos sin ninguna especie de musculo, mientras que sus apéndices los usaba para arrastrarse y de estos salían algo parecido a unas guadañas, apenas termine de dibujarlo sentí un escalofrió que recorría mi espina, ver el rostro de esa criatura era algo que carecía del miedo, algo que venia del mismo infierno y que había traído de nuevo esos recuerdos traumáticos que llegue a perderme en mi mente sin embargo la alarma de haber recibido un mensaje me hizo salir de mi trance dando un leve salto de mi asiento para después mirar el mensaje pero al ver que lo había enviado el arconte solo pude sorprenderme pero no había nada claro, solo que me presentara allí a lo que hice caso en el momento cerrando la pantalla para salir sin demora a la sala del arconte.

Me paseaba por los pasillos saludando a unos cuantos compañeros de trabajo, iba saliendo de la zona de habitaciones hasta llegar al cuarto de espera donde se me había citado pero al entrar me lleve una sorpresa al ver que no era el único allí, esto me había dado una mala corazonada, ¿Por qué el Arconte había llamado a varios para convocarnos a la misma vez? En un momento solo me senté en un sofá comenzando a mirar de reojo a algunos de los que estaban allí, no conocía a ninguno de ellos y tampoco recordaba haberlos visto, creo que esto me sucedía por estar gran parte de mi tiempo ya fuera trabajando o en mi habitación, me encontraba algo nervioso por la misma incertidumbre pues no sabía que esperar pero lo único que podía hacer era ser paciente hasta que nos convocaran a lo que cruce entrelace mis dedos de ambas manos apretándolos descansando mis antebrazos en mis rodillas pero con la mirada analizando a los que se encontraban a mi alrededor moviendo levemente mi cabeza… ¿Qué sucede aquí?

Ah'ehye'drn Harujion
Hikari_Tiger Mikazuki Hikari
N Noah V.
K Kiyoshi Yuuki
- Alastor - - V i r t u S -
 

Planeswalker
Registrado
23 May 2014
Mensajes
978
Ubicación
Ravnica
Offline
La Reunión con el Arconte

Una vez que se reunieron todos los individuos citados, la corgi perfectamente uniformada que esperaba en el escitorio minimalista al fondo de la estancia se levantó notablemente tranquila. Llevaba un fichero en la mano y un bolígrafo. Se aseguró brevemente de que todos los citados coincidieran con sus registros.

—Muy bien. Bienvenidos a todos. De parte del Arconte, me permitiré recordarles el protocolo. No debemos interrumpirle en ningún momento, todas las preguntas son al final y si él lo conciente, debemos referirnos a él como Señor o Arconte, todas sus desiciones son finales a no ser que los altos directivos de La Compañía decidan que el Arconte está equivocado. Bien, adelante entonces.


Entonces fueron conducidos a una sala más amplia y con sillas más comodas. La mesa al centro estaba hecha completamente de cristal, y una figura se distinguía sentada en una silla notablemente más elegante que las demás; y más alta.


—Damas, Caballeros, Sintéticos... Seguro se preguntan qué hacen aquí, ¿verdad? —Preguntó con una voz profunda y dominante.— Bueno, no tengan miedo. Que sus fallos, TODOS sus fallos, serán borrados del sistema de La Compañía si cumplen la misión que les vamos a encomendar. Pues bien, seguro que todos saben que hace cosa de un año y medio la Tambov salió en una misión de exploración de la Zona 452-2558. Debieron haberse comunicado hace tres semanas. Así estaba programado. Y esta no es la primera vez que pasa. Hace cuatro años, enviamos a otra tripulación a la misma zona. Sobra decir que tampoco se comunicaron nunca. Entonces se preguntarán, ¿por qué mandar una tercera tripulación? ¿No sería mandarlos directos a su muerte? Pues, no. No es así. Suponemos que esas tripulaciones han continuado con su misión, y queremos que ustedes averigüen por qué no se han comunicado. Por eso mandamos a un experto en comunicaciones. Adicionalmente, queremos que se dediquen a dar apoyo técnico a las otras dos tripulaciones, para ello los científicos en robítica y mecánica. Doctora, queremos que usted valore la situación en la que se encuentran los equipos en el planetoide. Queremos evitar que vuelvan si han desarrollado alguna patología extrala. Pero, en condiciones ideales, ellos deberían estar extrayendo hierro, uranio y titanio en un planetoide no registrado que los radares captaron hace cuatro años y medio. Nadie además de ustedes y las otras tripulaciones saben de su existencia. Otra diferencia sustancial es que esos equipos partieron sin ningún Sisntético abordo. Pero es justo por esa extraña falta de comunicaciones que pedimos apoyo a Moebius. Esperamos que este Servidor permita a su nave operar en frecuencias más adecuadas para establecer una comunicación en dos vías. Como el protocolo lo señala, queremos enviar a dos elementos de seguridad. Enviamos a un efectivo biológico y a uno sintético como parte de la prueba del nuevo protocolo de seguridad. Esperamos cubrir más eventualidades de este modo. Su nave ya está preparada. Estarán en Hypersueño por un año, y al cabo de ese tiempo, tardarán una semana en llegar a las coordenadas de la Tambov, y deberían poder establecer comunicación con ellos y con la primera tripulación. Su nave estaba registrada como Decoy-007. ¿Entienden? ¿O es que alguien tiene alguna pregunta? Sólo permitiré una pregunta de cada uno.

La mirada del Arconte no parecía tener mucha paciencia.

Objetivos Actuales
  • Aclarar sus dudas con El Arconte
  • Dirigirse a su nave
  • Conversar con alguno de sus compañeros
Datos Adicionales
  • Saben que la nave ya debe estar lista porque el Arconte les está asignando una misión.
  • Han recibido un archivo en el que se listan 3 Objetivos de la Misión [Averiguar por qué no se han comunicado las misiones anteriores y recuperar la información de la misión, Brindar apoyo técnico, Evitar contagios de patógeneos alienígenas].
  • Saben que si La Compañía quiere mantener la existencia de ese planetoide en secreto, es mejor que así se quede.
  • El Hypersueño es algo parecido a hibernación artificial, y es perfectamente segura. Algunos de ustedes ya han tenido esa experiencia.
  • El personal de sguridad tiene acceso a un arsenal limitado pero efectivo de armamento en este tipo de misiones.
  • La nave lleva gran variedad de herramientas y recursos tecnológicos.
Alex-K Hikari_Tiger Mikazuki Hikari K Kiyoshi Yuuki T Toriel_Dreemurr Ah'ehye'drn Harujion Zerm G6 Zerm G6 N Noah V. Leon Negro Leon Negro - Alastor - - V i r t u S -
 

Noah V.

¿Snow?
Registrado
22 Jun 2016
Mensajes
37
Offline
Noah Vermillion
3 PD
> Sala de espera
Pasados unos minutos después de que el que parecía ser el último invitado a la reunión, la corgi apareció para darles permiso e indicación de acceder a la sala donde el Arconte se encontraba. A Noah le había parecido ciertamente una eternidad desde que él llegó, algo negativo de haber llegado tan temprano, ya que el tiempo sumado a las ansías del tigre no hacían buena combinación; aunque el que les dijeran que ya podían ver al jefe de la compañía fuese ciertamente un alivio, de igual modo incrementaba su nerviosismo por el simple hecho de desconocer el motivo de aquella reunión y que esa fuese la primera vez que el tigre viese en persona a una de las personas más importantes de tal organización.

Dió un largo y pesado suspiro antes de tomarse de las rodillas y levantarse del asiento, tratando de calmarse en sus pensamientos mientras veía de reojo a los demás que se hallaban en la habitación de espera, comenzando a adentrarse a la sala de reunión. Con cada paso su cabeza se llenada de muchas ideas, la mayoría negativas para él por alguna razón, quizás estaba muy nervioso, cosa rara en él ya que solía ser alguien bastante tranquilo, pero estar en presencia de alguien de tal renombre y que tenía la decisión de quitarle su trabajo era suficiente para acelerar su ritmo cardíaco. De todos modos no demostraba su nerviosismo por lo que sabía se controlaba hasta el momento, solamente se notaba su respiración más profunda que antes si se le ponía la debida atención.

> Sala de Reunión
Una vez recibidas las instrucciones, el tigre entró a la sala detrás de algunos de los otros invitados, cabe mencionar que él era de los más altos por poco, y su masa corporal le hacía resaltar además del vivo blanco y gris de su vestimenta. Observaba el lugar pero rápidamente su atención se centró en la gran mesa, más exactamente en la silla central que notablemente tenía apariencia y tamaño distinto al de las demás, volvió a suspirar mientras tomaba asiento al lado derecho de la mesa, mirando fijamente al Arconte hasta que este comenzó a hablar.

—Damas, Caballeros, Sintéticos... Seguro se preguntan qué hacen aquí, ¿verdad? —
con un tono de voz bastante fuerte y demandante cabe mencionar. — Bueno, no tengan miedo. Que sus fallos, TODOS sus fallos, serán borrados del sistema de La Compañía si cumplen la misión que les vamos a encomendar...— Esas palabras resonaron en la cabeza del tigre. "Demonios... ¿Enserio he cometido tantos desde que he trabajado en este lugar?" se decía a sí mismo, comenzando a recordar los errores que ha cometido y muchos de ellos por demoras al entregar algún proyecto de importancia para la empresa.

Noah escuchaba las indicaciones del imponente lobo, desvelando la razón de tal reunión y ciertamente causándole cierta ansiedad por la misión a la cual había sido asignado, realmente no le gustaba para nada, en sus años trabajando para la empresa él no había viajado tan lejos, tan solo de su sector a una nave de la empresa, luego a la actual nave Belgorod de la cual no salía del laboratorio técnicamente. Además, el lugar al que estaría destinado y el para que, no ayudaban en lo absoluto, solo se le venía a la mente ideas relacionadas a estar perdidos o la muerte, o incluso con un golpe de suerte el poder encontrar la nave sin algún problema mayor, que los enviados desertaron y decidieron vivir lejos de la influencia de la empresa, para así volver sin el peso de los errores cometidos a lo largo de su primer y único trabajo. Arconte al terminar sus palabras y dando apertura a dudas de los demás, Noah ciertamente tenía varias en mente, más habiendo escuchado sus palabras y su temperamento a simple vista, dudaba de decir mucho realmente.

— ... Señor, una duda...— Dijo levantando su mano ligeramente mientras no quitaba su mirada del cánido, conservandose calmado —En caso de que estuviésemos a mitad de algún proyecto de alta importancia, independientemente del sector a donde vaya dirigido y que en mí caso sea el único que pueda realizarlo, esta misión se encuentra por encima y por lo tanto se pospondrán, por lo que en caso de regresar ¿deberemos retomarlas y se nos dará un plazo bastante elevado para terminarlos?— Se sentía incómodo con lo dicho, más tenía bastantes dudas que trató en vano de mencionar alguna que otra en la misma oración, la más importante de si no era alguna misión suicida y habría una probabilidad de siquiera volver.


 

[ The Radio Demon ]
Registrado
27 Ene 2016
Mensajes
31
Ubicación
Broadcast 6.66 AFM
Offline

- Corredor Y-1 / 3DP
Tras recorrer el emplazamiento hasta sentirse satisfecho, pues había identificado efectivamente cada rincón de la instalación, pero más importante aún, analizado varios aspectos detallados de la compañía en su modus operandi sin llegar a inmiscuir en información que pudiese considerarse restringida. Más allá de su intrínseca curiosidad, lo movía su deseo de cumplir eficazmente cualquier disposición que se le encomendase, y para ello podría resultar ideal tener esa impresión de antemano para con sus operarios. Hecho esto, el servidor despachó al resto de la partida que lo acompañaba para dirigirse finalmente a la oficina. Oportunamente, al momento de atravesar el acceso a la sala de espera, los demás participantes se disponían a ponerse de pié e ingresar al salón -donde el Arconte aguardaba impaciente- tras la invitación de la secretaria que con cordialidad les abrió el paso. Sin ser notado sino hasta el último instante y una vez que todos habían ingresado, la máquina, siendo consciente de la posible confidencialidad del asunto a tratar, cerró la entrada detrás de sí al palpar la pequeña pantalla táctil, activando así el comando. La puerta metálica se deslizó hacia abajo e indicó su clausura con una luz roja sobre su superficie. Entonces Karath avanzó un par de pasos en dirección el escritorio central y ahí se mantuvo en silencio con sus dedos cruzados tras su espalda. Las palabras del Arconte fueron claras, y reafirmando los datos que disponía el sinte, no había entradas en su base de datos que pudieran dar detalle alguno sobre el sector citado.

El 452-2558 correspondía a una zona apartada del sistema, estudiada apenas por los instrumentos astronómicos que permitían identificar características notorias de los planetas -u otro tipo de cuerpos y astros- a grandes distancias para detectar la presencia de anomalías o como era este caso en particular, recursos y yacimientos ricos en minerales para su aprovechamiento. El sinte no pudo evitar detectar ciertas omisiones en el informe del Arconte, era evidente, al menos para él; esos ligeros rasgos y gestos, postura, volumen y onda en su voz, incluso el dilatar de sus pupilas lo delataba, pero ante un ojo común, incluso de otra máquina que no contase con el equipamiento o la funcionalidad para reconocer aquellos detalles, no podrían ser observados, tan siquiera vislumbrados. Sensatamente prefirió abstenerse a dar comentario alguno; sabía que las implicaciones psicológicas y emocionales de los “órgánicos” -como él los definía en ocasiones al no encontrarse operando- eran determinantes en toda situación.

-Honorable Arconte, es de mi conocimiento que en vuestra presencia las formalidades y aspectos burocráticos son en extremo prescindibles, es usted un hombre de acción, no de palabra. No tengo objeción ni duda alguna en lo que a este operativo respecta, sólo pretendo comunicaros mi deseo de cumplir a pie de letra con lo establecido por nuestras respectivas instituciones. Tiene mi palabra, la misión se llevará a cabo con eficiencia y a cualquier costo. -Hizo una pausa para hacer un ligero análisis sobre los integrantes del equipo; teniendo acceso a las credenciales y, dado esto, a la base de datos de la Compañía en el nivel en el cual se mantenía autorizado, pudo examinar los datos generales de los presentes junto con algún que otro detalle, todo tan solo en segundos antes de volver a tomar la palabra.

-Debo decir que en efecto ha logrado usted reunir una cuadrilla apta para su cometido, aunque no cabe duda que ya tenía esto presente, no podría esperarse otra cosa de alguien de su categoría; su reputación lo precede. -Se regresó al grupo avanzando unos pasos más y colocándose en posición firme frente a ellos, captando su atención.

-Para los no enterados; soy el Servidor Karath, sintético especializado en sistemas y enviado de Moebius. Estaré a cargo de las funciones y aspectos técnicos de su transporte así como también, tal como menciona el Arconte, de mantener los canales de comunicaciones. Confío en que todos y cada uno muestre el compromiso y dé la importancia pertinente al presente, como sabrán, las operaciones de la Compañía, y ahora en consecuencia las de mi propio sindicato, no han de tomarse a la ligera. Pero sois todos profesionales; el criterio de su señoría es suficiente para determinar que vuestros talentos y habilidades los hacen más que idóneos para la misión. -Hizo especial énfasis en esta última oración, fijando su cabeza en dirección a la Ingeniera Harrison, casi como si pudiera verla a través de su casco metálico que irradiaba su característico brillo carmesí. Posteriormente regresó la mirada al anfitrión.

El resto de la charla se dió con total normalidad -si es que lidiar con la actitud tan particular del oficial pudiera calificarse de tal modo- Cada uno eventualmente expondría sus dudas e inquietudes, pero el sintético permanecería inmutable en todo momento hasta el final. [Inclúyase aquí todo el contenido citado por los demás usuario] En cuanto todo quedó establecido y delimitado, el servidor manifestó su voz tan particular una vez más-

-Muy bien, teniendo todo esto presente, supongo que no hay motivo por el cual deba permanecer en su presencia, iniciaré con mis funciones de inmediato. Gracias por su atención. Equipo, Arconte, nos mantendremos en contacto, espere mis informes, serán periódicos y detallados. Olani Oai Oiad Laiad- Se inclinó sutilmente en reverencia, señalando su despedida.

La puerta se abrió y luego de que el sinte traspasara el acceso, ésta se cerró detrás de sí. Pronto se halló deambulando por un largo pasillo el cual se extendía hasta perderse a la distancia, a su izquierda se exhibían grandes ventanales que daban la vista al vacío, y no tan lejos de allí, la estrella Haydin-826, resplandeciente en tonos azafrán que coloreaban la superficie e interior de la estructura por cada apertura que permitiera su luz ingresar. El androide, eclipsado por el intenso brillo, continuó su paso lento sobre la rejindilla que lo separaba de los tubos de vacío bajo sus pies, el sonido de sus pisadas descalzas y sus articulaciones artificiales eran inconfundibles e imposibles de ignorar en la soledad y silencio de aquel corredor. Sin embargo, no pretendía perder un segundo más del tiempo que se le había encomendado; tan pronto como pudo, proyectó desde su led central una pantalla holográfica de bolsillo frente a él y, sin detenerse, empezó a hacer ajustes a su sistema y recabar registros e informes sobre la condición de la nave que estaría a su cargo. Ni siquiera la había visto en “persona” y ya podía hacerse una idea de las posibles complicaciones y supuestos, así como también las mejoras que podrían aplicarse a su modelo. Si debía debatir alguno de estos aspectos, se lo haría saber al personal técnico una vez se encontrase en el hangar, aprovechando el poco tiempo que sabía, les quedaba a bordo de la instalación Belgorod.
 
Última edición:
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie