Fanfic Pokemon Nova: Introducción

Registrado
6 Mar 2022
Mensajes
2
Offline
Región Nova

Un archipiélago pluricultural dividido en tres islas, con todo tipo de gente y pokemon en su haber.

(En corto, desde la 1era hasta la 8va generación, junto con las megapiedras, los cristales z y el dina/gigamax. Ya saben, para que sea más chévere)

El nombre de las islas que la conforman son:

-Isla Carmesí, donde se halla la mejor tecnología, servicios sociales, etc

-Isla Aqua, la principal zona turística por ser más económica y accesible

-Isla Darkness, la zona menos segura y con todo tipo de negocios en ella

Con esto en mente, la historia a contar se centra en una joven entrenadora de la isla Carmesí, con un sueño y una determinación que serán puestos a prueba a través de bizarras situaciones ocasionadas por su mala suerte...



... ¿O será por otra cosa?
 
Última edición:
Registrado
6 Mar 2022
Mensajes
2
Offline
En una playa ubicada en la Isla Carmesí, bajo el sol abrazador, se estaba librando un combate

-¡Gardevoir, usa Cabezazo zen!

Con la orden, el pokémon se aproximó a su oponente preparando un ataque

-Gengar, esquívalo y bola sombra

Dicha criatura esquivó fácilmente la arremetida, para después atacar con una esfera de energía sombría

Al recibir esta directamente, el pokémon no resistió el impacto y cayó debilitado

-¡Gardevoir, no!

La entrenadora del Gardevoir se acercó para auxiliar a su pokémon debilitado, mientras que la del Gengar se limitó a devolver su pokémon a la poké ball

-Esto ni siquiera fue una batalla. Ya te lo dije, no vuelvas a retarme siendo tan débil, es tu última advertencia

Dijo antes de irse del lugar

-Maldición, ¿Con esta cuántas derrotas van? ¿Hasta cuando tendremos esta mala racha?

-Gaar...

-Ah, perdón, enseguida te curo

Después de sacar unas cuantas pociones, la entrenadora pasó un buen rato tratando a su pokémon.

Una vez terminó, se recostó en la arena al lado de este, agotados por el combate

Mientras descansaba contemplando el cielo azul, la chica no pudo evitar pensar en voz alta

-Gardevoir, desde que evolucionaste, las cosas se han puesto difíciles ¿verdad?

-Voir...

-Ah, lo siento, no quise decir que es tu culpa. Es solo que combatir con entrenadores profesionales es completamente diferente a cuando lo haciamos antes, es mucho más duro

Al terminar de hablar, se volteó esperando la reacción de su compañera, quien solo pudo contestar con una sonrisa melancólica

Ante este gesto, la entrenadora devolvió una sonrisa cansada

Para evitar pensar en la derrota, dirigió su mirada hacia el bello paisaje que le mostraba el mar. Sin embargo, esto le trajo una sensación desagradable que no esperaba

-¿Qué... qué es eso?

Levantó la mitad de su cuerpo por instinto

Alarmada, observó una figura que se ocultaba en el agua

Solo alcanzaba a ver los ojos de aquella criatura y una cresta rosada sobresaliendo de ellos

Al verse descubierta, la criatura se sumergió. Esto les trajo algo de tranquilidad

-Bueno, lo que sea que haya sido, al menos ya se....

¡Splash!

De las profundidades del mar, aquella cosa que habían visto emergió de un salto hacia la orilla

Aquella criatura aterrizó a un par de metros de la entrenadora, haciendo retumbar el piso

-¡E-es enorme!

Eso dijo ella

Pero viéndolo de cerca, se dio cuenta que esa cosa era en realidad un pokémon, solo que estaba repleto de algas que le daban un aspecto monstruoso

Además, vio que llevaba algo en la boca: una cuerda. El otro extremo de dicha cuerda aún se hallaba en el agua, subiendo poco a poco hasta que...

-¡Aaah!

Impulsada por la fuerza del salto del pokémon, una persona salió bruscamente del agua, gritando por el repentino movimiento que lo sacó del mar

Dicha persona aterrizó delante de su pokemon, provocando una dolorosa caída

-Auch, Caraj... ¡Swampert, qué rayos te pasa!

Pero al levantar la cabeza, en lugar de encontrar a quien pensaba, se descubrió frente a una entrenadora con un rostro temeroso y avergonzado, puesto que desde esa posición estaba básicamente "expuesta"

Hubo un silencio incómodo, que fue interrumpido por el entrenador

-Em... Buenos días, señori...

-¡Idiota!

Plam

El sonido de una patada fue lo último que escuchó antes de perder la conciencia
 
Arriba Pie