Misión Primera aventura [Ai Sato] [V.C]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Registrado
13 May 2009
Mensajes
993
Calificación de reacciones
76
Puntos
400
Registro: Registro de Personajes - Foros Dz
Rango: V.C
Tipo: Pluss
Descripción de la misión: es la primera salida de nuestra pequeña vigilante y tiene que superar todas las inseguridades que esto le genera e intentar ayudar a la gente, aunque parece que nadie necesita ayuda... ¿que es eso? ¿alguien llorando?, unos chicos robaron el peluche de una niña para molestarla y lo escondieron en el parque, y cuando la pequeña se armo de valor para buscarlo... no salio muy bien, hora depende de Ai encontrar el peluche y devolverlo a su dueña.
Modalidad: Individual
 
Registrado
13 May 2009
Mensajes
993
Calificación de reacciones
76
Puntos
400
Era una tarde normal en un bario poco denso de la gran ciudad de Tokio. Una chica vestida aun con su uniforme de la secundaria, estrenado hace poco, despedía a su hermano menor y sus padres en la puerta de su casa; el menor pasaría la noche en la casa de un amigo y por coincidencia sus padres también tenían una reunión el día de hoy a la que no podían faltar y no podían llevar niños; estos sugirieron contratar una niñera, pero la chica llamada Ai insistió que no era necesario; ya estaba en secundaria y podía quedarse sola una noche después de todo ¿no era una señorita educada y responsable? Sus padres aceptaron, aunque eran estrictos no eran muy sobreprotectores; activaron la alarma en la puerta principal y dejaron a Ai sola para una tranquila noche en casa o eso pensaban.

En cuanto la dejaron sola esta subió a su cuarto y abriendo el tragaluz logro subir al techo, desde el cual vio como se alejaba el auto de sus padres, y al perderlos de vista regreso a su cuarto.

-bien esta será la gran noche- dijo con voz ansiosa, emocionada y ¿Por qué negarlo? Algo temerosa.

La pequeña se dirigió a su cama, mas no para acostarse, con algo de esfuerzo levanto el colchón y debajo de este se encontraba perfectamente doblado un cambio de ropa, ropa de chico de color negro.

Ai se desnudó rápidamente, dejo su uniforme listo, ato su larga cabellera dejándola lo más recogida que pudo y se vistió con su traje de vigilante, al terminar se miró al espejo; con una sonrisa comprobó que parecía un chico, después de todo sus nervios la llevaron a ser algo perfeccionista, llego incluso a usar ropa interior de chico y una venda para ocultar su pecho (aunque no se notaba la diferencia con o sin la venda).

De nueva cuenta subió al techo y pudo ver como el sol se ocultaba, en cuento sus últimos rayos desaparecieron Ai supo que había llegado la hora, mientras se mantenía agachada camino hasta el techo del edificio y continuo hasta llegar a un pequeño callejón en el que había una escalera de emergencias y bajo por ella con cuidado de no ser vista, no podía bajar del todo las escaleras pero solo tenia que dar un salto sobre un contenedor de basura, era un salto fácil había echo saltos mucho más difíciles en gimnasia pero ella se quedo congelada en el lugar.

Esta parte era algo que había pasado antes, muchas veces en realidad, sabia lo que ese ultimo salto representaba. Cuando diera el salto estaría en las calles dispuesta a usar su quirk, seria una vigilante, una criminal y si era descubierta seria arrestada; No era la primera vez que intentaba volverse una vigilante, pero siempre pasaba lo mismo llegando a este punto y siempre regresaba.

- ¿Estoy loca? Esto es muy arriesgado- dijo temblando al borde de la escalera retrocediendo lentamente para volver a casa -sí, aun no estoy lista, solo un poco más de entrenamiento, aun no puedo hacerlo- pero esas palabras movieron algo dentro de ella, agitaron el recuerdo de cuando sus padres le dijeron que no podía hacerlo, que nunca podría y dentro de ella la rabia la hizo acercarse al borde -si estoy loca, ¡estoy completamente loca! -

Lo había hecho había dado el ultimo salto finalmente, casi sin pensar, pero lo había hecho, y con el corazón a mil y temblando un poco por la adrenalina bajo del contenedor de basura y comenzó a caminar fuera del callejón, mientras en su mente se decía a ella misma.

-esta noche será la primera noche del resto de mi vida, bien demos un gran paso a la aventura-
 
Registrado
13 May 2009
Mensajes
993
Calificación de reacciones
76
Puntos
400
Ai salió del pequeño callejón, a las calles y al gran mundo a su alrededor; si la bufanda no cubriera su cara todos podrían ver una enorme sonrisa de felicidad, emoción y nervios muchos nervios, incluso su caminar estaba claramente marcado por la tensión del momento pues se movía algo rígida.

Caminaba sin saber muy bien el rumbo o que buscaba, ¿Qué esperaba exactamente que pasara? ¿Tal vez un robo o algunos pandilleros? En realidad no lo sabía, solo quería demostrar que servía, podía hacer esto; Pero pasaban los minutos y no tenia ni idea de que hacer, solo seguía caminando sin rumbo fijo hasta que llego a un parque, estaba tan oscuro que apenas se podía ver pero eso no le importaba nunca le tuvo miedo a la oscuridad. Y aburrida de ir sin dirección se sentó en uno de los columpios a pensar.

-Esta fue una idea tonta ¿Qué esperaba detener un robo o algo así? Aun si llegara a pasar creo que mis mejores posibilidades serian salir corriendo antes de que me mataran- con desanimo agacho la cabeza, pensando en volver a casa, pero con una derrota sobre los hombros mayor que ningún otra cuando…

- ¿Qué es eso? –

Escucho unos sollozos procedentes del parque, Ai comenzó a avanzar en busca de dónde venían mientras se preguntaba - ¿Qué pudo haber pasado? – Ai continuo hasta llegar a un juego de escalar, con forma de domo, era divertido subirse a el o meterse dentro para esconderse y de ahí era de donde venia el llanto.

-hola ¿hay alguien ahí? – En cuanto dijo eso pudo escuchar un fuerte chillido de una niña claramente aterrada; algo asustada por la reacción, Ai dio un paso atrás casi cayendo de espaldas, pero de inmediato recobro la compostura. Ella sabia lo que tenía que hacer, ahí dentro había alguien que realmente necesitaba ayuda, de inmediato activo su quirk cubriendo su mano con una capa de luz que iluminaba el lugar.

-Hey hey tranquil tranquila yo soy una… digo un bien chico- engrosando un poco la voz al final para sonar más masculino.

En ese momento entro al juego y pudo ver a la niña que lloraba dentro del mismo, era una pequeña niña de primaria de unos 10 años, la cual vestía una falda blanca y una blusa rosa bastante lindas, aunque al verla lo que más destacaba era su cabello verde claro. la pequeña tenía un raspón en la pierna y aun le veía temerosa.

-Tranquila quiero ayudarte- tomo su mochila y de esta saco su kit de primeros auxilios para curarle la pierna y un chocolate el cual se lo ofreció gentilmente intentado calmarla.

-Gra…gracias- dijo la pequeña tomando el chocolate aun manteniéndose tímida -estas usando tu quirk en la calle, te meterás en problemas- dijo la pequeña en tono de un consejo gentil, cosa que Ai encontró muy lindo de su parte.

-Si puede ser pero por ayudar a una señorita tan linda como tu yo me enfrentaría a todo un ejército- dijo Ai en tono coqueto guiñándole un ojo a la pequeña, la cual de inmediato se sonrojo hasta las orejas, aunque no parecía que le molestara, mientras Ai solo se preguntaba por dentro -¿Por qué rayos dije eso?- igual de sonrojada aunque también divertida por la situación.

Ai solo comenzó a curar el raspón de la pequeña limpiándolo y vendándole con cuidado.

-muchas gracias- dijo la pequeña ya más tranquila.

-No es nada, pero tengo que preguntar ¿Qué paso? ¿como te llamas?-
 
Última edición:
Registrado
13 May 2009
Mensajes
993
Calificación de reacciones
76
Puntos
400
-Mi nombre es Ayumi y bueno quise jugar un rato después de la escuela en el parque y saque mi oso de peluche un momento para jugar con el pero…- la pequeña hizo una pausa entre suspiros poniendo una cara muy triste -unos niños mas grandes me dijeron bebe por jugar con el y me lo quitaron no se dónde lo escondieron, quise irme corriendo a casa pero no quise dejarlo aquí solito, solo quería poder encontrarlo yo sola y mostrar que no soy una miedosa; pero no lo encontré y se puso oscuro y me comenzó a dar miedo y yo me caí y … y… yo- la pequeña Ayumi volvió a llorar suavemente.

Ai por instinto abrazo a la pequeña intentando consolarla para después alejarla un poco y viéndola a los ojos le dijo:

-Pues encontremos a tu osito Ayumi-chan, no te preocupes yo te llevare a casa y no dejare que pase nada, porque esta noche yo se re tu héroe- le dijo con una voz confiada y muy amable intentando animarla.

La peli verde tomo la mano de Ai con una sonrisa, mientras con la otra Ai alumbraba el camino mientras buscaban al osito de la más pequeña, pasaron así un rato mientras la mayor charlaba un poco para mantener a la menor tranquila contando chistes y alguna historia simple, pero con cuidado de no decir nada personal para no revelar su identidad.

-Oye ¿y tu como te llamas? ¿y por que usas bufanda para taparte la cara? – con esa pregunta de la pequeña Ai tembló un poco pues obviamente no podía responder con la verdad así que rápidamente improviso un nombre.

-yo… yo… soy Taiyo, si ese es mi nombre- Fue lo único que se le ocurrió a la pequeña Ai… ahora Taiyo como un nombre improvisado para su labor de vigilante.

-entonces eres Tai-kun es un lindo nombre-
dijo la pequeña un poco sonrojada cosa que sonrojo también a Tai-kun - ¿pero por qué tapas tu rostro? -

Mientras nuestra heroína (o héroe) pensaba en una escusa que darle a la pequeña pudo ver una sombra que llamo su atención y al alumbrar con mas cuidado pudo ver al osito de peluche colgado de una rama con una agujeta.

-Mira- grito triunfante, aunque la pequeña no se mostró tan feliz el oso estaba muy alto y no tenia cómo bajarlo, pero mientras la pequeña pensaba esto Ai ya se concentraba para bajar al peluche -Bien Ayumi-chan prepárate para ver como un héroe hace un rescate- hizo una pistola con sus dedos y poso apuntando a la agujeta intentando lucir genial para con un solo disparo láser cortar la agujeta haciendo caer al oso el cual alcanzo a atrapar en el aire y arrodillándose como un caballero ofrecerlo a Ayumi quien con una gran sonrisa y un aplauso de emocion lo tomo dando brincos de alegría.

Ai ofreció nuevamente su mano a la pequeña y la acompaño hasta su casa donde sus padres la esperaban muy preocupados, recibiéndola con abrasos (y regaños por llegar tan tarde)

-Bueno Ayumi-chan es hora de irme-
Ai les dios la espalda para marcharse tranquilamente

-Espera ¿puedes darme tu teléfono?... ¿por cierto nunca me dijiste por que tapabas tu cara? ¿o que hacías tan tarde? - dijo la pequeña un poco tímida pero emocionada por saber más de "su héroe".

- Lo siento linda señorita, pero no puedo darte mi teléfono por que bueno… lo que hacia esta noche era patrullar por que yo… ¡soy un vigilante! - Ai se volteo un segundo para guiñarle el ojo a la pequeña de forma juguetona y después se fue corriendo para perderse en la oscuridad tan rápido como pudo.

Ya de regreso a casa Ai no lo podía creer, lo había hecho realmente lo había hecho, realmente podía hacer esto del vigilante; pero más importante aún había podido ayudar a otra persona, pudo dar un pequeño final feliz a una niña que lloraba, y su sonrisa se quedo gravada en su mente y como la hizo sentir el poder ayudarla, poder ser su héroe, y mientras Ai sonreía solo pudo pensar en una cosa.

-Juro que seguiré ayudando a todo el que pueda. Yo se re una gran heroína, ¡Y ESTA SOLO A SIDO MI PRIMERA AVENTURA!-


*****

y así termina mi primer misión ¿un viva por Ai-chan?

LadyAzulina LadyAzulina Nya Nya
 

Morpheus's Dream ♚
Moderador
Registrado
12 Abr 2015
Mensajes
967
Calificación de reacciones
473
Puntos
750
M MoonStar, hay detalles en tu misión que me hicieron un poco de ruido pero que no afectarán mucho al resultado, te los mencionaré porque de repetirse en misiones de mayor rango es probable que sean determinantes para evitar que obtengas la recompensa. Para empezar, es muy extraño que un grupo de niños mayores se burlen de una niña por estar jugando con un oso de peluche, eso es algo bastante natural en todo el mundo. Además de eso, no le veo mucho sentido a que una niña se quede hasta tan tarde en un parque que está vacío, y que sus padres sólo se hayan quedado en casa preocupados. Tampoco veo posible que en esta era le falte iluminación a un parque.

Te otorgo 1 punto de popularidad. Cierro el tema.
 
  • Triste
Reacciones: MoonStar
Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Comentarios por Facebook