Psicosis Futa [ADVERTENCIA: Scat en el segundo capítulo]

Decirme. ¿Será asesinada...?

  • con el pene completamente erecta hacia delante

    Votos: 1 12.5%
  • con el pene completamente erecta hacia sus tetas

    Votos: 0 0.0%
  • con el pene completamente hacia arriba

    Votos: 0 0.0%
  • con el pene relajado

    Votos: 0 0.0%
  • mientras eyacula hacia delante

    Votos: 0 0.0%
  • mientras eyacula hacia sus tetas

    Votos: 0 0.0%
  • mientras eyacula hacia arriba, empapándose de semen

    Votos: 3 37.5%
  • con el pene relajado y orinando en la bañera

    Votos: 4 50.0%

  • Total de votantes
    8

Registrado
14 Ago 2012
Mensajes
191
LA LLEGADA

En un gran desierto lleno de elevaciones rocosas de formas curiosas, arenas completamente anaranjadas y completamente pedregoso, y un clima muy soleado. Demasiado soleado, donde cruza una carretera asfaltada llena de grietas y baches; estando mal cuidada. No hace extrañar, ya que es un lugar muy aislado y alejado de ciudades y pueblecitos; y casi no pasa ni un coche. En una ciudad cercana a este lugar, como a unos 50 kilómetros del desierto; hubo un misterioso robo en una empresa mobiliaria; a la que se ha robado más de 40000000 dolares. Al parecer, una misteriosa mujer, de 20 años cumplidos, hizo un trabajo de secretaria en dicha empresa; y fue cuando el empresario le dio una cantidad de dinero ganado de los clientes, y que lo guardase en el banco. La chica, en vez de decidir ir al banco, ella coge su coche de segunda mano; un bello coche de un color rojo chillón; y huye de la ciudad, directo hacia el O. Con 40000000 dolares en mano, podía cumplir su sueño de viajar a Bélgica para buscar un trabajo para películas pornográficas, a la que ella quería.
Durante un viaje de casi 3 horas, atravesando dicho desierto; no veía nada para hospedar. Solo quería ropa nueva, y un baño gratificante para poder tranquilizarse. Cuando todo estaba perdido, y cuando faltaba unas pocas horas para anochecer, ve a lo lejos un pequeño motel viejo de madera; cuando aparco en un aparcamiento que solo era un trozo de tierra plana llena de piedras pequeñas y arena del desierto; ella bajó del coche, sacando una maleta donde tenía el dinero robado. Era una glamurosa chica rubia de pelo largo; con un top rojo vestida y una pequeña falda vaquera. Estaba calzada con zapatos deportivos, pero no tenía ni un calcetín. Estaba frente el pequeño edificio, pero parecía que imponía. Una puerta vieja de madera, con ventanas y cristalerías, algunas rotas por golpes; una fachada con planchas de madera pintada de un verde ya demasiado demacrado. Ella pensaba que el lugar podía estar abandonado, o incluso, sería mala idea pasar una noche aquí; pero ella pensó que era la única solución para buscar algo de ropa. La única ropa que tiene para escapar, es la que tiene puesta; debido a las prisas, no tuvo tiempo de ir a su casa para recuperarla. Ella entra en el edificio, habriendo la demacrada puerta, y ve que el interior esta un poco más cuidado que la fachada. El vestíbulo tenía un recibidor un poco desordenado lleno de papeles, y las paredes y suelos, de madera como la fachada, no parecía que estaba en buen estado, pero viéndolo, parecía que todo parece mantenerse de pie, sin ningún problema. A parte del recibidor; había una puerta al lado que accedía a una vieja cocina donde había un viejo horno, un lavabo y una vieja lavadora. Todo parecía que funcionaba. Al fondo del vestíbulo, había un pasillo que accedía a dos puertas que daban a dos habitaciones, las únicas que tienen el motel; pero parecía que no habia nadie hasta que alguien la asusta mientra la saluda, una linda chica morena de pelo largo que podía tener la misma edad que la rubia vestida con un uniforme de color negro; un jersey negro con botones y un pantalón negro. La rubia la vió, y tuvo la pequeña osadía de verla arriba y abajo, aunque ella estaba vestida, se podía notar un poco su atractiva figura, a la que se veía el contorno de sus pechos y de su cintura, a la que debajo de ese uniforme, había un cuerpo de modelo a la que quería poseerla. La chica rubia contesta

- Buenas, pensé que no había gente - dijo ella con tranquilidad

- ¿Y eso pensastes? Que curioso, pensé lo mismo que tú, pero viéndolo de otra forma, debido a que el motel esta situado en un solitario y abandonado desierto en que no ocurre nada - decía ella

- La verdad, encontrar un motel en el desierto es como tocarme la lotería, ya que necesito una habitación; nueva ropa y un buen baño - dijo ella

- Bueno, lo de la habitación y del baño; puede que se cumpla, pero la ropa... la verdad, ni un cliente ha olvidado ropa en este lugar desde hace tiempo, aunque te darás una sensación porque - dijo la morena

- Sospechaba algo parecido - decía la rubia un poco decepcionada, no obstante, pensaba en algo en su sucia mente. No quería gastar algo del dinero que robó, ya que lo necesitaba para poder comprar lo necesario, nada más llegar a Bélgica; solo tiene dinero que pudo ganar del trabajo para poder sacar un billete de avión cuando llegase a una ciudad costera que está más al oeste de este lúgubre desierto. Una de las dos cosas, para su plan, era mentir a la chica que no tiene nada de dinero, y la segunda parte del plan; podía usar el sexo con la encargada del motel como posible soborno para poder pasar una noche en una habitación del lugar.

- Bueno, así que quieres una habitación para ti sola, la verdad, solo puedes usar una que esta libre. Otra, la uso de almacén ya que todos los trastes que tengo no me cabe en el sótano; supongo que no es ni un problema - dijo la encargada del motel en total tranquilidad

- No es ni un problema - decía la cliente - Pero no obstante, no tengo nada de dinero

- Que pena - decía la recepcionista algo decepcionada

- Pero podía usar como pago algo mejor que simple dinero - dijo la chica algo atrevida - Puede que nos vaya a gustar a las dos

- Hm, bueno. Suelo no dar una habitación quienes no tiene dinero, pero, la opción que me das puede ser una excepción ante eso - decía muy curiosa - ¿Con quién vas a pagar para pasar esta noche?

- Con sexo - decía la chica sin tapujos

La recepcionista empieza a reirse ante tal opción

- ¿Con sexo? Es lo más raro que he escuchado en toda mi vida - decía la recepcionista algo risueña - ¿Es qué te parezco tan atractiva?

- Es que eres bastante atractiva, tiene una bonita cara y unos lindos ojos negro que combina bien con ese lindo pelo que tienes - decía mientra acaricia la cara con total cariño - Y la verdad, aunque tengas ese uniforme, no cubres mucho tu cuerpo, se ve que tiene unos buenos pechos y una buena figura

La recepcionista se quedó completamente excitada y a la vez, sentía una linda sensación cuando la acariciaba la mejilla, pero con su mano la apartó un poco

- Que palabras tan lindas, eres muy atrevida. Tienes suerte de que sea lesbiana - dijo la morena con total tranquilidad - Pero tengo que decir que es muy tentador, pero hace tiempo que ya tuve sexo lésbico con una chica hace tiempo en el instituto, y estuvo perfecto. Es tentador, pero no acepto tal opción. Tiene que ser algo más tentativo, algo que sea mejor que hacer un lindo tribadismo aquí mismo.

- Hm, si todavía no me has visto desnuda - decía la rubia atrevida -

- Bueno, aunque me hayas descripto mi sexy cuerpo, también de lo describo bien. Mira que pechos tienes, te gusta mucho enseñar ombligo, y esa cortita falda un poco ajustada, un buen y lindo culo y una vulva rosadita que se moja con cualquier cosa sucia mientras lo piensas. Así que podíamos hacerlo si quieres, pero la verdad... no conseguirás la habitación igual - decía la morena con total seriedad

- Hm, tengo una última oportunidad; si consigo lo que busco, me quedaré, sino, me ire de este motel. Yo te entiendo, todo lo que dices tiene lógica; sin dinero no hay negocio, y si dices que has tenido sexo con otras chicas, podía decir que tiene muchas posibilidades de tenerlo con cualquiera. Solo es algo que te gusta, y eres igual de pervertida que yo - decía la rubia

- Todas somos pervertidas - dijo la morena un poco seria

- Si, lo se. Pero podemos desnudarnos las dos aquí, y podemos probar - dijo la rubia atrevida

- Eres una chica muy testaruda. Bueno, si quieres, me desnudaré primero, pero después te tocara a tí - decía la morena un poco seria pero con un tono burlesco y atrevido - Ah, mi nombre es Nadja ¿y con quién tengo placer de hablar?

- Yo me llamo Mónika, encantada - contestó Mónika con total tranquilidad

Nadja empezó a quitarse el uniforme negro, quitando primero el jersey negro mostrando un bonito sujetador blanco, a la que se lo quitó sin ninguna vergüenza, mostrando unos senos hermosos y grandes. Unos pezones rosados completamente erectos debido a que empezaba a excitarse ante la escena, después se quitó el pantalón negro y las bragas a la vez, mostrando una rica vulva peludita, tirando su ropa al suelo. Se descalzó y saltó sobre la mesa del recepcionista para estar al lado de Monika

- Este es mi cuerpo, mira bien - decía Nadja muy atrevida - Mira mi culo

- Que tetas tienes, bonita vulva, y esas nalgas son muy carnosas y redondas. Puede que tengas cerca de las medidas exactas - decía Monika excitada

- Si, cerca de lo que todos llaman dichas medidas; 89-60-91. Un cuerpo casi perfecto. Ahora te toca a tí - decía Nadja excitada

- Esto te va a sorprender - decía Monika atrevida - La verdad, no soy una chica normal como tú piensas

- ¿De verdad? - preguntó Nadja con curiosidad - ¿Qué es lo que tienes lo que las demás no tiene?

- Ya verás - decía Mónika mientras empezaba a quitarse el top, mostrando un sujetador negro, a la que después quitó mostrando unos grandes senos iguales a las de Nadja. Nadja se excitó ante esos enormes pechos, aunque la verdad, no parecía reaccionar con cierta curiosidad. A parte de todo, eran simple pechos de una chica más o menos dotada, pero que no es la primera vez que ha visto chicas así.

- Bonitas tetas - decía Nadja atrevida - Son esponjosas y grandes, pero conozco algunas chicas que son iguales de pechugonas que tú, ¿qué es lo que me intentas demostrar?, sospecho como será tu parte inferior. Una vulva rosada; peludita o afeitada; y un buen trasero. Necesito algo más

- Todavía no me he desnudado completamente - decía Mónika totalmente atrevida - Así que todavía no sabes nada de mí.

Se descalzó primero, y después, empezó a quitarse la falda y las bragas, y a parte de tener unas nalgas muy carnosas parecida a las de Nadja, mostraba un gran pene peludito gordo y hermoso, y unos testículos redondos gordos de un tamaño parecido a unas naranjas. Nadja se excitó de una forma increíble, ese gran pene la puso muy cachonda

- ¿Qué... clase de chica eres? - preguntó con total curiosidad y excitada

- Soy una chica como tú, solo que nací con sorpresa ¿No te gusta? - decía Mónika algo atrevida

- ¿Bromeas? Es lo más cachondo que he visto en mi vida. Que polla más linda, nunca he visto nada - decía Nadja muy excitada mientras se puso de rodillas ante tal grande pene empezando a tocar los testículos - Menudos huevos, son... son hermosos... - empezó a tocar el gordo pene que empezaba a ponerse erecto y duro. Empezó a tocar el glande de la chica - Que polla... si, te daré una habitación... lo has conseguido... si me prometes que me lo mame... que me folles sin parar... que juegues con mi cuerpo... hazme lo que quieras... ya soy tuya - su excitación parecía llevar un poco a la locura, pero Mónika vería que sería algo normal en una chica como Nadja que reaccionase así por lo que no vio nada que la asustase ni la viese nerviosa. Sería algo común en su vida.

- Claro... que sí - decía Monika completamente excitada, y a la vez, con un poco de inocencia.

- Bueno - dijo Nadja cuando dejo de tocarlo, y miro hacia arriba, donde estaba los grandes pechos de Mónika - Es más interesante que el dinero. ¿No te parece? A la puta mierda, la economía, es mejor esto. Ven y sígueme - decía con total normalidad, aunque no podía camuflar muy bien esos instintos carnales por el pene y por los pechos enormes de Mónika

Nadja, la lleva a una de las dos habitaciones del pasillo que esta al fondo de dicho vestíbulo, al abrir, era una habitación algo sencilla. Paredes de yeso desnudas, una vieja cama y solo había un armario antiguo.

- Bonita habitación, esta muy lindo - decía Mónika con total tranquilidad - Con menos adornos y mierdas, es más solitario y más lúgubre, eso es muy atrevido mientras jugamos

- Bueno, Mónika. Espera un poco, meteré tu ropa en la lavadora - decía Nadja mientras se dirigía al vestíbulo.

Mónika se echó en la cama, su gordo pene estaba completamente erecto y duro, estaba muy excitada y tenía muchas ganas de follar a la ingenua Nadja. Esta totalmente impaciente.

Mientras Nadja, cogió la ropa de Mónika, y empezó a olerlo. Ella estaba muy excitada ante tal descubierto, ella empezó a decir a si misma: Todos los papeles... fuera...

Decía sin parar agarrando todos los papeles e informes que tenía sobre el recibidor, todos a una trituradora de basura que estaba en la cocina. Todos esos pápeles eran informes que hablaban de Nadja; una chica que tenía un gran coeficiente intelectual, pero a pesar de eso, tiene una psicopatía incurable; a la que dice que asesinó a su padre mientras tenía 15 años, a la que se dice que fue abusada por él. Peligrosamente inestable, su sociopatía empezó a reaparecer ahora mismo; pero tenía que ocultar tales sentimientos ante Mónika para que no sospechase nada. Cuando tiro todos los pápeles, y cogiendo los que habrán caido por el suelo, para echarlos todos a la trituradora. Pero cuando cogió de nuevo la ropa y el calzado de Mónika, en vez de meter la ropa en la lavadora, también lo lanza a la trituradora; y poniendo en marcha el aparato, empezó a triturar todo; después puso en marcha la lavadora vieja que era esas que no tenía una puerta con cristal, sin echar nada de detergente, para hacer creer a Monika que su ropa estaba lavándose. Ella volvió a la habitación como si no hubiera pasado nada en total tranquilidad, viendo a Mónika echada boca arriba con su pene erecto mirando hacia delante.

- Bueno, lo haremos por turnos. Primero, tú me follas, y después, me cabalgo sobre tí - decía Nadja con total tranquilidad y a la vez atrevida

- Bueno, me parece bien - decía Mónika atrevida y excitada al ver el cuerpo desnudo de Nadja.

Nadja se echó en la cama y de rodillas sobre la cara de Mónika, teniendo su vulva sobre su boca

- Por favor, lámela - decía Nadja en tono cariñoso

- Claro que si; Nadja - decía Monika mientras ponías las manos sobre las nalgas de la chica morena y empezó a lamerla pasando por los labios y el clítoris, mientras Nadja empezaba a gimir de placer. Mónika era muy experta en lamer vulvas, ya que es no es la primera vez, y para ella, sería un entrenamiento para futuras películas pornográficas. Empezó a meter la lengua en el orificio vaginal de Nadja haciendala gemir de mucho placer

- Mónika... que buena lengua tienes... - mientras Nadja gritaba de placer -

- He tenido sexo con muchas chicas como tú, pero tú eres mi favorita de todos, tu peludita vulva es la más linda que he visto, y tu culo es muy bonito - decía Mónika atrevida mientras seguía lamiéndola

- Entoces, quiero que tu linda polla me penetre en mi linda vagina - decía Nadja muy atrevida

Nadja se echo boca arriba, preparada para una penetración.

- Eso quiero probar - decía Monika atrevida enseñando su pene ya completamente erecta y dura hacia delante. En ese Mónika, se pone sobre Nadja y penetra el pene por la vágina de la chica completamente. Nadja grita de placer, ante tan gran penetración

- Que pene más gordo... lindo... grande... dios mío - decía Nadja entre gemidos de excitación - Fóllame sin parar... hasta que eches tu linda leche...

- Si, Nadja... - decía Mónika completamente excitada mientras empezaba a mover la cadera hacia delante, embistiendola. Nadja gritaba de excitación, como su vagina empezaba a calentarse y humedecerse. No paraba de decir que sigá follándola sin parar. El pene de Mónika seguía creciendo haciéndose más gordo y grande, haciendo que Nadja se excite más. Hasta que ella eyacula una gran cantidad dentro de ella

- Que rica... leche - decía Nadja gritando de excitación

- Si... siempre la tengo muy rica - decía Mónika excitada y con más ganas de follar - Quiero seguir... hasta que no me quede ni una gota

- Que bien... ahora me toca a mí - decía Nadja muy excitada y casi al borde de la locura

Mónika sacaba su gran pene de la vagina complemante chorreando, Nadja se excito cuando el pene de Mónika era más gordo y erecto que antes. Estaba completamente excitada, y quería seguir jugando con el pene de Mónika. Mónika se puso boca arriba con su pene erguida hacia arriba, y Nadja empezó a agarrar el duro pene, viendo que soltaba gotas de semen con solo tocarlo. Estaba excitada

- Mi pene es una gran reserva de semen, mucho mejor que la de un chico - dijo Mónika excitada -

- Nunca he tenido sexo con un chico... aunque esto debe ser parecido... aunque me da la sensación de que debe haber ciertas diferencias - decía Nadja excitada mientras tocabas los testículos de Mónika apretándolo un poco

- Nadja... - decía Mónika gimiendo - Parece que te gusta... mis huevos...

- Son muy lindos - decía mientras lamía un poco los testículos y chupandolos - Quiero decirte algo...

- Dime... - decía Monika entre gemidos

- Has llegado a mi motel... en el momento apropiado - decía mientras empezaba a tocar el pene de Mónika con la mano masturbándola un poco - Está al borde de la bancarrota... y como supongo... que debe ser de noche... me tenía que ir abandonando el edificio - decía mientras lamía el glande de Nadja y chupándolo un poco cuando una de sus manos empezaba a masajear los testículos de Mónika

- Entonces... si te vas... ¿qué... qué voy hacer?... necesito darme un baño... - decía entre gemidos

- No te preocupes... Mónika... cuando me vaya... seguirá habiendo agua caliente... y luz durante toda la noche... hasta mañana, puede que hacia las 12 de la mañana, se corte todo los suministros, y ya es inhabitable... en otras palabras... puedes darte un baño y relajarte... en completa soledad del desierto - decía Nadja todavía masturbando el pene de Mónika

- Bueno... la verdad... suena bien... pero... ¿no podías quedarte un poco más? - preguntó Mónika entre gemidos pero algo desilusionada

- Podía quedarme... pero... es mi padre... siempre me ha cuidado muy bien... pero me dice que debido a que el motel está a borde de la quiebra... mi padre me dijo que fuese con él, ya que tengo una petición de mano de un chico que él conoció para poder ganar algo de economía - decía Nadja algo seria, cuando tanto masturbar el pene de Mónika, suelta una pequeña pero abundante eyaculación por el cuerpo de Mónika y la cara de Nadja

- Oh... bueno... entonces es cosa de familia... no te obligaré que te quedes conmigo... solo era más bien... hacer el amor con una desconocida y simpática chica - decía Mónika completamente tranquila y excitada

- Bueno... eso significa que te quedarás sola cuando me marche... supongo que puede haber algo... para ponerte algo encima - decía Nadja algo atrevida
- No me voy a vestir hasta mañana... me quedaré completamente desnuda en el motel... ya que me voy a dar un baño... y aprovecharía a masturbarme un poco... - decía Mónika completamente sincera

- Entonces... no me voy a preocupar - decía Nadja mientras se arrodillaba sobre el gran pene, completamente duro y erecto, de Mónika agarrándolo y metiendo en su vagina todavía chorreando de semen y se echa sobre Mónika abrazándola y empieza a mover las caderas hacia el pene de Mónika, penetrándo en su vagina - Que pene... tan rico... quiero quedarme para que me sigas follando... pero no me quedaré mucho tiempo... - decía Nadja entre gemidos mientras se movia hacia el pene notando como empezaba a agrandar más en su interior haciéndola excitar de más

- Pues... entonces... te ayudaré - decía Mónika gimiendo de placer, agarra a Nadja, moviéndola donde cambia de posición, donde estaba ahora encima de ella - Voy a eyacular... todo dentro de ti... hasta la última gota... antes de que te marche...

- Mónika... si... por favor - decía Nadja excitada y es cuando Mónika la abraza y empieza a besarla en la boca, mientras empezaba a penetrarla otra vez, mientras jugaban con sus lenguas

Nadja nota como ese pene la llegaba hasta lo más profundo de su vagina, notando una sensación increible. En ese momento, Mónika empezó a eyacular una gran cantidad de semen, pero no paraba, seguía penetrándola sin parar, y su pene seguía más gordo y duro. Las dos empiezan a gemir de placer, más Nadja, a la que estaba completamente muy excitada, de como la folla sin parar después de haberla eyaculado. Notaba como el pene empezaba a restregar el semen eyaculado por toda su vagina y vulva, durante más de un gran rato. Notó una eyaculacion más abundante que la anterior, pero la seguía penetrando sin parar.

- Tu gran polla... no para de chorrear corridas... sin parar... tu miembro es inagotable - decía Nadja gimiendo de excitación y completamente alterada
- Aunque... piensas que es posible... no la tengo tan inagotable... todavía no he terminado de vaciar mi reserva de semen - decía Mónika entre gemidos mientras la seguía penetrandola - Noto que me llega... todo lo que tengo... te voy a inundar la vagina

- ¿Si?... - dijo Nadja completamente excitada.

- Voy a correrme... - decía Mónika excitada cuando lanza una gran eyaculación con mucha más cantidad de lo normal, desbordando toda la vagina de Nadja, mojando la cama de semen y de la eyaculación de Nadja. Nadja grita de excitación, notando como esa cantidad la hacía notar el mejor orgasmo que nunca ha tenido.

- Dios mío... - decía Nadja extenuada y completamente eufórica - Es la mejor follada que he tenido en mi vida... eres una chica... con muchas sorpresas

Mónika bajaba de la cama, su pene estaba completamente relajado y mojado de semen

- Mi polla es diferente a la de muchos chicos... no obstante... en pocos minutos, volveré a masturbarlo y volverá estar erecto y gordo - decía Mónika mientras se extiraba un poco, Nadja se bajo de la cama también, y empezó a mirar el pene de Mónika, aunque estaba relajado, era completamente grande, con sus grandes testículos - Aunque la tengo completamente relajado, sigue siendo grande

- La verdad; nunca he visto una chica con pene hasta ahora, y no podía saber que podía haber penes de ese gran tamaño... es lo más guay - dice Nadja algo eufórica - Bueno... me tendré que ir...

Las dos se dirigieron al vestibulo completamente desnudas, mientras Nadja cogía su uniforme negro del suelo.

- Bueno, creo que me iré. Supongo que no te pasará nada, si te quedas aquí - decía Nadja algo seria -

- No lo creo, estamos en un lugar completamente remoto, y no creo que me pase nada; aunque nunca haya aprendido defensa personal - dijo Mónika confirmado tal cosa

- A pesar de que seas una chica con pene, ¿no sabes defenderte? - preguntó Nadja algo alterada, pero intento disimular tras un poco de seriedad

- No, eso es de pijas - dice Mónika. Ella seguía completamente desnuda sin verguenza, mostrándolo ante Nadja - Y puedo mostrar mis tetas, mi culo y mi polla a quien sea, porque la verdad, no tengo interés de taparme; quiero que vean como es mi cuerpo, y todo porque planéo viajar a Bélgica para ser una actriz porno

- Vaya, así que por eso estas por aquí - decía Nadja algo curiosa al terminar de vestirse - Supongo que mañana te marchará a la ciudad costera y coger un avión para dirigirte a Bélgica

- Si, la verdad, si - decía Mónika - Es el sueño que tengo que cumplir. Por alguna razón, naci con una gran polla

- Supongo que es cosa del destino - decía Nadja mientras abría la puerta saliendo al decrépito aparcamiento del motel

Mónika sale completamente desnuda del motel, sin ninguna verguenza, siguiendo a Nadja. Era completamente de noche, y con un frío bastante notable, pero aguantando el frío como podía

- Bueno, entonces te vas - dice Mónika con tranquilidad - Bueno, supongamos que un día de estos podíamos vernos de nuevo; y así repetir lo de esta noche

- Oh, sería bonito - decía Nadja mientras se acercaba a un viejo coche gris decrépito aparcado en el aparcamiento, mientra sacaba las llaves y abría la puerta del coche - Pero sería muy difícil eso, ¿sabes?

- Lo se, pero el mundo es un pañuelo - dice Mónika

- Eres muy atrevida salir del motel desnuda mostrando esa pene tan gordo y esos testículos enormes - decía Nadja algo atrevida

Mónika soltó algunas risitas

- La verdad, es algo atrevido y excistante, después de todo, voy a tocarme la polla y eyacular sin parar en la bañera. Que pena que no puedas ver el espectáculo, pero ten fantasías sexuales de mí, porque si piensas en esa persona todos los días, supongo que te buscaré y te encontraré de nuevo. Llamando a tu puerta y completamente desnuda con mi polla erecta y dura para follarte salvajemente - decía Mónika muy atrevida

- Me gusta lo salvaje y lo depravado, por eso me gusta, Mónika; me gustaría que llegue ese momento - decía Nadja mientras ponía en marcha el coche - Te esperaré en mi nueva casa en la ciudad costera; o puede que te vaya a buscar a Bélgica un día de estos - Ella arranca el coche y empieza a moverlo hacia la carretera, y frena un poco para despedirse - Bueno, hasta la próxima vez que nos veamos

- Hasta luego - dice Mónika despidiendo de Nadja, mientras arranca el viejo y se marcha por la carretera. Mónika anda un poco hacia en medio de la carretera pisando el decrépito y frío asfalto con sus pies descalzos mientras veía como el coche se alejaba de ella perdiendose por el infinito desierto - La verdad, es una chica extraña y un poco ingenua, pero era bastante bonita. Por lo menos, no sabe nada de lo que hice antes de conocerla; y no se dio cuenta, del gran fajo de dinero que tengo para poder vivir como una reina en Bélgica - decía mientras se dirigía metiéndose en el motel, ahora completamente silencioso y tranquilo.

Pero Mónika no sabe lo que le espera en pocas horas; completamente indefensa y sola en un extraño motel y después de haber mostrado su cuerpo desnudo a una completa desconocida sin saber su pasado, pasará por un horrible calvario que no saldrá con vida. El viejo coche de Nadja estaba completamente parado en plena carretera, Nadja parecía estar diciendo algo en voz baja; su enfermedad mental acaba de salir de su oscura mente. No para de pensar en el cuerpazo de Mónika: en sus grandes tetas, en su gran culo, y especialmente, en la enorme polla de Mónika. Su lado oscura la domina, y saca de entre los viejos cajones del coche, un gran y afilado cuchillo de cocina, y que nada más arrancar, coge otra vez el coche, da la vuelta, y se dirige hacia el motel, con mucha discreción para que Mónika no se enterase.
 

Registrado
22 Jul 2010
Mensajes
425
Un fic bastante interesante me gusto bastante como va la historia ademas de que al parecer sera bastante bizarro :) espero ver como sigue
 

Registrado
28 Feb 2005
Mensajes
5,487
pues de hecho es interesante el fic
gracias por subirlo, algo loquillo
pues tamiben espero ver que pasara despues
 
Arriba Pie