Película ¿Quién engañó a Roger Rabbit?

Yukino's boyfriend
Registrado
11 Dic 2005
Mensajes
7,172
Ubicación
España


Hollywood, 1947. El detective privado Eddie Valiant, alcoholizado desde que su hermano fuera asesinado a manos de un "dibu", recibe el encargo de conseguir pruebas de que la espectacular y curvilínea Jessica Rabbit le es infiel a su marido el conejo Roger, estrella de Dibullywood. Eddie obtiene unas fotos comprometedoras de Jessica con un importante empresario de artículos de broma y se las enseña a Roger, que reacciona desesperadamente. Poco después el magnate aparece muerto, aplastado por un piano -la técnica favorita de los "dibus" para asesinar- y Roger se convierte en el principal sospechoso. El conejo recurrirá a Eddie Valiant para probar su inocencia.

Pese a que la historia del cine contaba ya con precedentes más o menos notables de convivencia entre personajes reales y de animación -recuérdense Canción del Sur (Song of the South, Harve Foster y Wilfred Jackson, 1946), Mary Poppins (Mary Poppins, Robert Stenson, 1964) o La bruja novata (Bedknobs and bromsticks, Robert Stevenson, 1971)-, la película de Robert Zemeckis no encuentra parangón posible con las anteriores. Animación e imagen real se mezclan a lo largo de cincuenta y seis minutos y no solo ocasionalmente, y la perfección lograda en la coordinación de movimientos y en la interacción de los "dibus" con los personajes de carne y hueso resulta difícilmente superable -así, Cool world: Una rubia entre dos mundos (Cool world, Ralph Bakshi, 1992), estrenada poco después, no consigue esa fusión tan perfecta, aunque sus virtudes son otras-. A lo largo de los ciento cuatro minutos de metraje, los "dibus" resultan tan vivos y reales como sus partenaires humanos.

Un resultado tan excepcional solo podía deberse a la colaboración entre la Disney, a través de su filial Touchstone Pictures, la Amblin de Steven Spielberg -en calidad de productor ejecutivo- y la Industrial Light & Magic de George Lucas, a cargo de los efectos especiales -además de la licencia obtenida de la Warner y otras compañías para utilizar personajes animados tan famosos como el pato Lucas, Betty Boop, Piolín, Porky Pig o el Pájaro Loco, a los que se suma una "espada cantarina" a la que presta su voz el mismísimo Frank Sinatra-. Cuarenta y cinco millones de dólares de presupuesto, unos setecientos nombres en los títulos de crédito, 82.000 dibujos y el empleo de veinticuatro fotogramas por segundo para conseguir la tridimensionalidad deseada en las figuras animadas ejemplifican la magnitud del esfuerzo llevado a cabo.

La mayor dificultad consistía en interpretar frente a un antagonista imaginario -en el caso de los actores- y en el condicionamiento que suponía para los animadores dibujar a partir de escenas reales, lo que les obligó a centrarse en la parte interpretativa de sus personajes. Zemeckis explicó en su día que primero hubo de rodarse la parte real y después añadir las voces de los personajes animados para, finalmente, realizar la parte animada en relación con la real. Los animadores tenían que ceñirse en gran medida a un storyboard muy detallado, lo que al principio les causaba irritación. Por su parte, Bob Hoskins, que encarna a ese simpático detective derrotado por la bebida y el recuerdo de su hermano muerto -en un principio se pensó en Paul Newman y en Harrison Ford para el papel de Eddie Valiant- comentó, en relación con su asombrosa facilidad para interpretar sin partenaire, que lo había aprendido observando a su hija jugar con amigos imaginarios.

Pero para entender el fulgurante éxito de taquilla que supuso el filme, no basta con la perfección lograda en la fusión de animación y realidad. Hay que añadir la estupenda interpretación de Hoskins y también, por qué no, de toda la galería de personajes animados, desde Roger Rabbit hasta Baby Herman, el tierno bebé que, al acabar su trabajo en el plató, entierra un puro en su boca y lamenta con grosería y sarcasmo lo inadecuado de su físico para las relaciones amatorias. Fundamental resulta también el laborioso trabajo de un equipo de más de trescientos animadores dirigidos por Richard Williams.

El enorme esfuerzo exigido al equipo de animación tuvo, sin embargo, su contrapartida picante: cuando se editó la película en laser-disc, se pudo comprobar que Jessica Rabbit -que en la versión original habla con la voz de Kathleen Turner y canta con la de Amy Irving, ex esposa de Spielberg- aparece durante cuatro fotogramas -una sexta parte de segundo- enseñando sus partes más íntimas, en un alarde de "libertad subliminal" por parte de los sufridos dibujantes.

EEUU, 1988. Título original: Who framed Roger Rabbit? Director: Robert Zemeckis. Autor (novela original): Gary K. Wolf. Guionistas: Jeffrey Price, Peter S. Seaman. Productores: Frank Marshall, Robert Watts. Productores ejecutivos: Kathleen Kennedy, Steven Spielberg. Música: Alan Silvestri. Intérpretes: Bob Hoskins, Christopher Lloyd, Joanna Cassidy, Stubby Kaye, Alan Tilvern, Richard LeParmentier, Joel Silver, Paul Springer, Richard Ridings, Edwin Craig. 104 minutos.
 

ベルモット
Administrador
Es un clásico que no se olvida, pero la que agarró fama fue Jessica Rabbit.
Pero esta película no fue de Disney no? Aunque creo compró ara tener derechos sobre algunos personajes para que salieran como Mickey, Donald, dumbo, al igual que los de la acme y la warner .
 

ORKKRO

Solo llámenme Ork.
Diseñador Oficial
Registrado
1 Oct 2011
Mensajes
4,105
Ubicación
México
Sin duda esta película es algo que es obligatoria de ver para cualquier fan de los cartoons clasicos, la historia es bastante divertida y realmente parece que los humanos conviven con los dibujos animados. Otro detalle bastante bueno son las apariciones de varios personajes "rivales", y sus interacciones, pues me parecen que son apropiadas y me temo que es casi imposible volverlo a ver en este tiempo. Lo único que le reprocharía a la película sería el haber quitado el dato de que el malo era quien había matado a la mama de bambi y la actitud del carro amarillo, que al menos en mi opinión, es bastante desagradable e innecesaria.
 
Arriba Pie