Evento [Reclutamiento] Kabuterimon - Akira & Dorumon

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Maiku

Mr. Nobody
Registrado
5 Dic 2009
Mensajes
4,902
Ubicación
Homeland
Offline
"[Reclutamiento] Kabuterimon"
a) NPC que la solicita: Kabuterimon
b) Lugar donde debe ser tomada: -
c) Descripción de la misión: Jamás los había visto por aquí, ¡Bienvenidos al Dojo de los Kabuterimon, la mejor zona de entrenamiento que ofrece Beetleland! ¿Creen que tienen lo necesario para completar nuestro régimen? Si lo logran superar puede que acepte entrenar bajo sus condiciones. ¿Eh, ciudad? Si, claro, siempre que sea mejor lugar que esa burla que los Kuwagamon llaman gimnasio. En fin, ¿tenemos un trato?
d) Descripción del campo de juego: Beetleland - Territorio de los Kabuterimon
e) Objetivos a cumplir:
  • Realizar el programa de entrenamiento de Kabuterimon
  • Sorprenderlo y convencerle de unirse a la ciudad
f) Datos Extra:
  • Mínimo de Post: 4
  • Plazo: 10 Días
  • El programa de entrenamiento consiste en diversas máquinas y ejercicios ideados por los Kabuterimon para llevar al límite las capacidades de quien las hace.
  • No se confíen, Kabuterimon les hará sudar hasta la última gota y no es fácil de sorprender.
g) Recompensa:
- 75 Puntos: 250 Bits, 2 PP. Kabuterimon se une a la ciudad.
- 85 Puntos: Horn Helmet​


Participantes: [CLICK]

Velvet. Kei...
 

Velvet.

I challenge my fate!
Registrado
7 Mar 2008
Mensajes
3,094
Ubicación
Underground
Offline

La diferencia entre la antigua File desolada con la actual era enorme y bastante marcada. Con cada reclutamiento que los Tamers enviados desde el otro mundo digital lograban completar, más y más crecía la ciudad. Solo era cuestión de tiempo para que la ciudad volviera a tener el brillo que poseía antiguamente. Aquel día caluroso era otra oportunidad para que los caballeros de Ygdrasil pudieran reclutar a otro compañero nuevo y así aumentar la prosperidad de la ciudad. Sin embargo, para el torpe y raro muchacho de cabellos purpuras las prioridades que tenía eran otras. Allí, cerca de la nueva heladería que recién fundó Yukiradumon, Akira esperaba con impaciencia y baba en su boca el helado que el oso de nieve le estaba preparando. El muñeco de nieve estaba con buenos ánimos el día de hoy, era la inauguración de su tienda y ya varios Digimon compraron sus deliciosos helados, alabándolo por el excelente trabajo que hacía con aquellos postres. “Tal vez no fue un error venir aquí” pensaba para sí mismo mientras le entregaba un helado de vainilla y chocolate al muchacho quien le brindó aquella oportunidad para cumplir su sueño.

- ¡Un helado de chocolate y vainilla terminado! ¿Quieres agregarle algo mas Aki?-Akira observaba los diferentes dulces que podía echarle a su helado. Desde chispas de sabores, hasta una deliciosa de chantilly.

- Sí, quiero que le agregues chispitas y un poco de jarabe de mora.

- ¡En un momento sale!


El oso de nieve no tardó en agregar los demás elementos para completar el pedido. Al terminar su obra magna le entregó el helado a su cliente japonés. Con una sonrisa en su rostro el muchacho comenzó a saborear el helado.

- Debo decirte que los ciudadanos aquí son bastante animados. ¡No pueden parar de comer mis helados! En verdad estoy agradecido de que me ayudaran a cumplir mi sueño.
- Siempre será un placer ayudarlo, señor Yukidarumon
-Dora al igual que su compañero asiático disfrutaba de un rico barquillo de helado. La boca de la dragona estaba cubierta completamente por el postre.
- Dora, te ves moe cuando tienes helado en tu boca.-la moradita de inmediato se avergonzó por las palabras de su compañero limpiándose la cara con una servilleta.
- ¡Para ya!
- Sí que son curiosos ustedes dos
-agregó el muñeco de nieve.- Por cierto, como agradecimiento por ayudarme a cumplir mi sueño los helados de hoy serán por cuenta de la casa.

Era bueno que con cada Digimon que llegaba a la ciudad pudieran llegar a ser de utilidad para sus demás congéneres. Sus sueños y metas yacían en aquella isla y era algo en lo cual aquellos Tamers lucharon por recuperar. Mientras caminaban por las calurosas calles de la ciudad los caballeros de Yggdrasil se detuvieron en el tablón de anuncios de Shellmon. Allí, con una sonrisa en su rostro el molusco saludo nuevamente a los caballeros.

- ¡Hola chicos! ¿Vienen en busca de noticias?

- De hecho, estábamos preguntando si hay noticias de un posible Digimon que podamos unir a nuestras filas.-
la pregunta de la dragona logró hacer que el molusco observaba las noticias nuevas en su tablón.

- Escuchen ¿Conocen Bettle Land? Hay algo que quizás pueda ser interesante para ustedes.-la pareja se miró entre sí por unos instantes.- Un Kabuterimon nos dejó una petición debido a que la ciudad está en una situación más favorable. El asunto, desea que alguien se someta a su riguroso entrenamiento. Supongo que es por los rumores de que varios perfect y adult se han unido a la ciudad.

- En otras palabras, quiere que entrenemos con el.-
Shelmon movió su cabeza en afirmación.- Aki, si logramos superar el entrenamiento podemos hacer que se una a la ciudad ¿Qué te parece?-el muchacho de cabellos lila observó el cielo durante unos segundos. Dio un suspiró y volvió a observar a su compañera fijamente.

- Vas a obligarme a ir ¿Verdad?

- Sí.

- ¡Vamos de aventura a la tierra de los escarabajos!
-la voz del muchacho sonaba claramente con cierto deje de cansancio. Era más que obvio que la sola tarea de entrenar era completamente agotadora para el.

- Chicos, si van a Bettle land les sugiero que lleven un solomillo de la granja de carne con ustedes. Será de utilidad para cruzar el lago.

- ¿Por qué?-
preguntó con cierta inocencia la dragona. El molusco sencillamente levantó sus manos.

- Es el platillo favorito de Seadramon.

Maiku Maiku Vamos por otro digi owo/

 

Velvet.

I challenge my fate!
Registrado
7 Mar 2008
Mensajes
3,094
Ubicación
Underground
Offline

Aquel imponente lago relucía ante la vista de los caballeros de Yggdrasil. Al igual que el del mundo real, el enorme lugar de pesca para Digimon y humanos por igual era idéntico al que ambos conocían, la única diferencia que saltaba a la vista era que no había ningún bote para rentar, por lo cual el dúo debía usar la ayuda del guardián del lago para cruzar al otro lado. Akira sostenía con cierto recelo el pedazo de carne que llevaba en sus brazos. Según Veggiemon, aquel solomillo era el platillo favorito del reciente colaborador de la isla, Seadramon, el cual, debían llevarle si querían cruzar el lago hacia Beetle land, su próximo destino. Sin embargo, para la pareja había un problema ¿Cómo podían llamar a semejante bestia?

- Entonces ¿Cómo lo llamamos? ¿Gritamos o algo? Mmm, quizás podemos agitar el agua y esperar a que pique o algo.
- No tenemos nada para llamar su atención. Solo nuestra voz
-la dragona observó el pedazo de carne que tenía su compañero. Una sonrisa se esbozó en su rostro.- Oye, podemos usar el solomillo de carnada. Tal vez el aroma logre atraerlo.
- Podemos intentar y esperar a que salga.-
el joven e cabellos lila se acercó a la orilla del lago. Tomando un trozo de carne la lanzó hacia el agua en donde se hundió como si fuera una piedra.- ¡Seadramon! ¡Sal a jugar!

Aunque la manera en la que llamaba al dragón marino no era para nada la correcta, los caballeros lograron observar como el agua burbujeaba. Allí una imponente serpiente de color verdosa apareció ante la pareja. Seadramon estaba de muy mal humor, sin embargo se encontraba masticando con energía algo en su boca.

- Hmmp… Oh, son un humano con su compañero…ñam,ñam. El solomillo ha estado delicioso como siempre.-el dragón marino tragó con energía el filete de carne.- Sin embargo, no es suficiente.
- Por su puesto que no señor Seadramon. Aquí le trajimos un poco más
-la mirada de Dora se posó en su compañero. Akira dejó cerca de la orilla el trozo completo de la carne favorita de Seadramon. De inmediato, la serpiente de mar se llevó la carne a su boca, la cual, comenzó a masticar y saborear. El rostro del guardián del lago se mostró bastante satisfecho luego de terminar de degustar la carne.

- Supongo que quieren que los lleve a alguna parte ¿Verdad?-la pareja asintió.
- Si, queremos que nos lleves a Beetle land. ¿Puedes hacerlo?-Seadramon bufó ofendido.
- ¿Acaso crees que no puedo con un humano y su Digimon? Me siento ofendido por eso. Sin embargo, como le prometí al pueblo, debo llevarlos a través del lago si cumplen con su parte del trato.-Seadramon le dio la espalda a la pareja mientras sacaba parte de su cola fuera del agua.- Súbanse, los llevare en un abrir y cerrar de ojos.

Los santos de Yggdrasil no tardaron en subirse al lomo de la serpiente del lago quien emprendió camino hacia la tierra de los insectos, Beetle land.

[***]
Al llegar a su objetivo, la pareja notó la inmensa vegetación que rodeaba el lugar. Al llegar allí, los pueblerinos del lugar no pudieron evitar sentir curiosidad por la llegada de aquellos dos extraños. Para ellos, era la primera vez que veían a un humano junto con un compañero Digimon, escucharon rumores acerca de la ciudad fantasma que estaba volviendo a la normalidad gracias a la ayuda de unos humanos, pero nunca creyeron que los rumores fueran ciertos. Akira se sentía un tanto incomodo por las miradas de los Digimon insectos que poblaban la zona, era como si esperaran a que metiera la pata, algo que no haría por sí solo. Dora fue proactiva y preguntó a los bichos de la zona, un par de Kunemon, acerca del lugar donde los citó el Adult.

- Buenos días, ¿Podrían decirnos donde se encuentra el dojo de los Kabuterimon?-los Kunemon se miraron fijamente entre sí.
- Ustedes no son de por aquí ¿Verdad?-Dora asintió ante la pregunta de uno de ellos.
- Así es, venimos de la ciudad File en busca de compañeros que nos ayuden a devolverle la prosperidad a la isla.-
nuevamente la pareja de orugas comenzó a susurrar entre sí.

- Eran ciertos los rumores acerca de los humanos que reconstruyeron File, entonces, tú y ese carnoso deben de ser uno de ellos-La dragona asintió. Uno de los Kunemon continuó hablando- Buscan el dojo ¿Verdad? solo tienen que seguir en la dirección que mi compañero está mirando. Allí encontraran una enorme intersección en donde encontraran un enorme estadio. Allí es donde se celebra anualmente el torneo de bichos, en donde solo los Digimon bicho pueden participar.

- En la derecha del estadio encontraran el gimnasio de los Kabuterimon y a la izquierda, el gimnasio de los Kuwagamon
.-agregó el otro Kunemon- Ellos son rivales y generalmente compiten entre sí para ver quién es el mejor de las dos especies, competencia sana he de decir. Les sugiero que no mencionen el nombre de Kuwagamon o encenderán su espíritu competitivo y no escucharan a nada ni a nadie.

- Entendemos, muchísimas gracias por su ayuda.-la moradita al igual que Akira dieron una reverencia de agradecimiento por la ayuda a los Kunemon. Con aquella informacion obtenida, los caballeros de Yggdrasil podían continuar con su camino.



Maiku Maiku de poquito a poco

 

Velvet.

I challenge my fate!
Registrado
7 Mar 2008
Mensajes
3,094
Ubicación
Underground
Offline

Los caballeros de Yggdrasil admiraban el imponente coliseo en el cual estaban parados. Era la primera vez que viajaban a Beetle land en lo que llevaban viviendo en el mundo digital y como era de esperarse ver tan imponente lugar en donde se libraban fieras batallas con tal de descubrir quién era el mejor guerrero insectoide. El japonés se sentía en cierta manera melancólico. De alguna forma el estadio enorme y la competencia de bichos le recordaban mucho a su hogar y las cosas buenas que allí vivió con su hermana.

- Esto me trae recuerdos.-habló con una suave voz el nipón.- Cuando era un kodomo, mi hermanita y yo jugábamos a la cacería de insectos. Luego, cuando regresábamos a casa, comparábamos nuestros resultados y si alguien atrapaba uno mejor que el otro, tenía que invitar a un helado.-Akira sonrió-Una de las pocas cosas que voy a extrañar del mundo humano.
- Te divertías con tu hermana ¿Verdad? cuando fuimos al mundo humano el año pasado estabas feliz de verla
.-agregó la felpuda con una sonrisa. El muchacho asintió.
- Si, espero que este bien y no se meta en problemas con sus fantasías Chuni.-la dragona no pudo evitar soltar una carcajada.
- ¡Pero si eso es de familia! Oh gran samurái.
- Oye Dora, eso lo hago por Ryu.
- Si claro.
- Enserio.
- Lo que es enserio es que te tomas el papel de samurái muy a pecho.
- Por supuesto, entonces ¿Cómo crees que mi pupilo me toma enserio?
- Porque es inocente.


La pareja no podía evitar reírse mientras recordaban el pasado. Ambos esperaban a que un algún día pudieran volver al mundo humano, aun si fuera tan solo por unos instantes. Al entrar, los Kabuterimon que estaban entrenando en ese momento observaron a los extraños que llegaron a su hogar. De inmediato los susurros se hicieron evidentes en ellos mientras observaban de pies a cabeza a los santos de Yggdrasil.

- Solo les falta la cámara para tomarse el selfie.-el japonés susurró aquello a los oídos de su compañera. Dora suspiró y comenzó a hablar.

- Buscamos al Kabuterimon quien nos pidió venir a entrenar con el. ¿Saben quién es?

- ¡Oh, así que han venido!-el escarabajo que buscaban bajó desde el techo del gimnasio. Al llegar al suelo comenzó a hacer poses como todo un físico culturista para que los demás miembros del dojo pudieran observar su fuerza. Los aplausos por parte de los demás insectos no tardaron en escucharse. Para no quedar como unos maleducados, la pareja de Tamer y Digimon aplaudió también.- ¿A que estos músculos no son grandiosos?

- Pero si no tienes
-antes de que terminara su oración el muchacho la dragona le cubrió su boca. Por suerte, las palabras de Akira no fueron escuchadas por el entrenador.

- Usted pidió que algún Tamer viniera a entrenar con usted ¿Verdad?-el escarabajo azul asintió.

- Así es. He visitado la ciudad para saber si los rumores de que se reformó eran ciertos, y me encuentro con que el pueblo fantasma ahora es una ciudad hecha y derecha. Pregunte por los alrededores el motivo por el cual el pueblo volvió a ser como antes y descubrí que unos humanos con sus compañeros Digimon fueron los causantes de ello.-
El insecto hizo un ademan con su brazo.-Entonces pensé, ¿Y si probamos que si ellos son tan fuertes como dicen? Quizás nos den ideas para mejorar nuestro régimen de ejercicios.

- Ya veo, en otras palabras nos quieren poner a prueba para mejorarse ustedes también
.-Kabuterimon asintió a las palabras de Dora.
- Nosotros estamos en una continua competencia con los Kuwagamon. Debemos mejorar si queremos demostrar que somos los mejores en la competencia de insectos.
- Entiendo, me parece justo.
-Dora apuntó con su dedo al escarabajo azul.- Si logramos cumplir con su entrenamiento ¡Tendrá que venir con nosotros a la ciudad!
- Trato hecho. Pero he de decir, que nuestro régimen de ejercicio no es nada fácil, ¿Podrán con la carga?-
Dora asintió.- Entonces síganme, empezaremos con un poco de calentamiento.

La pareja de caballeros siguió al escarabajo hacia el 0punto de entrenamiento. Allí, lo primero que encontró el dúo fueron unas pesas, algo poco fuera de lo común, sin embargo la confianza del insecto no se veía disminuida para nada.

- He escuchado que ustedes los Tamers evolucionan a sus compañeros por medio de un aparato-Akira y Dorumon asintieron.- Bien, quiero que evoluciones a tu compañera y que se ponga estas pesas en brazos y piernas.-El duó se miró a los ojos durante unos segundos. Luego movieron su cabeza en señal de aprobación.
- No hay problema, Aki.
- Si Dora.


Kabuterimon y el resto de insectos que entrenaban en el Dojo quedaron asombrados por como la dragona alcanzó su etapa adulta. Para ellos, había sido sudor y lágrimas llegar a su próxima etapa evolutiva, pero que el humano convirtiera a la dragona en un Adult en tan solo unos segundos era algo impresionante.

- ¿Qué haremos, señor Kabuterimon?
- Una vez que te coloques las pesas quiero que le des unas diez vueltas a la isla. Correrás con otros compañeros de pista que te supervisaran en caso de que quieras quitarte las pesas.
- Descuide, no me las quitare. Soy bastante honesta en lo que hago.-Dorumon agarró las pesas con sus garras, sin embargo, el peso de estas era demasiado como para levantarla con solo una mano, ciertamente volar con esos objetos sería bastante complicado de hacer.-
Pesan mucho.
- Por supuesto que pesan. Eso ayuda a nuestra velocidad y resistencia física.
- Ya veo, así que esto se parece a los entrenamientos de nuestro mundo-
Aquella respuesta que dijo el japonés en voz alta era bastante lógica. Generalmente el Banchou Leomon ponía a los Digimon en ese tipo de ejercicios a los que buscaban entrenar con él. –Dora, piensa que estas entrenando en nuestro mundo.
- Entiendo Aki…ahora que lo pienso es cierto demasiado parecido a nuestro mundo.
- Menos charla y más acción. Este es solo el calentamiento, así que espero que tengas aun fuerzas para continuar
.-Dorumon mostró una sonrisa bastante confiada.
- Por su puesto. Lograre pasar este entrenamiento.
- Ya lo veremos niña.


La dragona se puso de inmediato en marcha para hacer el recorrido que le pidió su entrenador. Al estar volando con aquellos pesados elementos sus movimientos eran bastante limitados pero aun así le permitían seguir manteniendo un ritmo y una velocidad adecuada para continuar entrenando. Los escarabajos seguían el ritmo de la dragona, sin embargo poco a poco iban aumentando la velocidad hasta quedar unos cuantos metros delante de ella.

- Empieza la segunda etapa de tu entrenamiento. Si nos pierdes de vista te perderás en este lugar, por lo cual, no lograras completar las vueltas que te puso nuestro Coach. O te mueves o pierdes niña.
- ¡Claro que no!


Las alas e la dragona comenzaron a moverse con más fuerza aumentando asi la velocidad. Los escarabajos también comenzaron a aumentar el ritmo para evitar ser alcanzados por la dragona. Ahora, el entrenamiento se resumía en una carrera, no para perder de vista al rival, sino para mantener el ritmo y no perderse por el bosque de los insectos.
Por el lado del Tamer, Akira se encontraba sentado en el suelo mientras observaba a los demás insectos mientras entrenaban. El rostro de aburrimiento era evidente para el escarabajo, algo que hizo que se le ocurriese una idea.

- Niño, a ti también te tengo preparado algo. Sé que los de tu especie son bastante frágiles, pero eso no significa que no puedan entrenar para volverse fuertes.
- Nah, estoy bien así.
-la mirada del Kabuterimon logró hacer que las alarmas dentro de la cabeza del japonés se encendieran. Algo malo para él estaba a punto de ocurrir.
- Si no entrenas tú también no aceptare ir a la ciudad.
- Lo sabía.-suspiró-… ¿Enserio debo ha?
- Sí.
- Ok…andando.


Maiku Maiku ¿Cuantos dias me queda para esta quest?
 

Velvet.

I challenge my fate!
Registrado
7 Mar 2008
Mensajes
3,094
Ubicación
Underground
Offline

El cansancio en el cuerpo de la dragona era bastante notorio. Las diez vueltas de calentamiento habían sido mucho más que eso, era una carrera para evitar que los Kabuterimon que la acompañaban la dejaran perdida en un lugar que seguramente tardaría mucho en identificar. Al llegar al gimnasio Dorumon encontró a su compañero humano igual de cansado que ella, sin embargo en vez de correr por toda la isla, Akira estaba trotando sobre una caminadora mientras estaba siendo vigilado por el entrenador. Al ver a su compañera el muchacho no tardó en levantar la mano en señal de ayuda, ciertamente el asiático estaba siendo “torturado” de una forma poco agradable.

- A-Ayuda… ¡Dora!
- Exageras Aki, solo es un poco de ejercicio, algo que siempre te va a venir bien.
- Me sacas a trabajar en contra de mi voluntad, luego quieres que ejercite ¡Que más quieres de mí!
- ¡Que dejes de poner problema por todo!-
el coach comenzó a reírse de la situación generada por aquel par. aquella relación que tenían era un tanto curiosa para él.
- Descuida, tu humano ha sobrevivido unos veinte minutos en mi caminadora especial. Veo que todavía tienes energía para continuar con la siguiente fase del entrenamiento ¿Verdad? –la dragona rió nerviosamente. Tenía un mal presentimiento.

El escarabajo llevó a ambos caballeros de Yggdrasil a un espacio bastante amplio donde se encontraba el dojo. Allí, el escarabajo le indicó a la dragona que se hiciera cerca a la pared. Para sorpresa de la pareja, varios Kabuterimon hicieron fila en frente de la felpuda, cada uno de ellos llevaba consigo una pelota de voleibol.

- El objetivo es simple niña. Debes intentar esquivar los pelotazos que te tiren mis compañeros. No te confíes, pues estos chicos tienen una buena puntería.
- Espera…esto es demasiado familiar.
-pensó el japonés. De inmediato sin pensarlo dos veces evolucionó a su compañera en su forma adulta una vez mas.- Dora, mantente alerta, este entrenamiento es parecido al que tuvimos con.
- ¡Comiencen!
- ¡Ah!


El grito de la dragona fue ahogado por un pelotazo que logró darle en sus costados. De un momento a otro la portadora del anticuerpo x estaba siendo bombardeada por pelotas de voleibol. Dora comenzó a moverse de un lado para otro en un intento desesperado por esquivar las pelotas, pero cada uno de los proyectiles lograba dar en el blanco. Aquel entrenamiento le resultaba demasiado familiar, casi como si lo hubiera vivido en su hogar.

- ¡Dora! ¡Es el entrenamiento de Razor!
- ¿Razor? ¡¿De que estas hablando Aki?!-
una pelota logró golpearle la cabeza. Por poco Dora pierde el equilibrio del vuelo, sin embargo, logró recuperarse antes de que eso sucediera. ¿Qué le estaba queriendo decir su compañero? ¿Acaso ya habían hecho ese tipo de ejercicio antes? Dora abrió sus ojos por completo, no tardo en comprender aquello que decía su amigo.- ¡Entiendo! ¡Ahora sé porque se me hacía tan familiar ese entrenamiento! ¡Hicimos lo mismo cuando entrenamos en nuestro mundo!-Dora logró esquivar un pelotazo de un Kabuterimon.- Este es el entrenamiento del señor Igamon.
- ¡Solo aguanta amiga! ¡El objetivo es resistir todo lo que puedas!
- Eso hare Aki, no te preocupes.


La portadora del anticuerpo X comenzó a volar por los alrededores del dojo, aguantando con destreza cada pelotazo que los escarabajos lograban propinarle. A pesar de que la lluvia de esferas era constante, Dora lograba mantener el vuelo con cada ataque recibido, demostrándole a los escarabajos azules que poseía una muy buena resistencia física debido a que aguantaba los golpes de los esféricos y mantenía un ritmo constante al vuelo de los Kabuterimon. El Coach se mostraba complacido con el trabajo de la dragona en mantenerse de pie. No muchos podían aguantar el esfuerzo físico que exigía aquel régimen de entrenamiento que preparaba a sus congéneres de especie. Incluso algún que otro Kuwagamon que venía a intentar superar el reto solo para demostrar que el entrenamiento de su especie era mejor, regresaba a su propio dojo humillado y cubierto de lágrimas.

Luego de otros veinte minutos de intenso entrenamiento la dragona cayó rendida al suelo. Estaba cubierta completamente de sudor debido a lo arduo del ejercicio físico que le puso hacer el Coach. Akira colocó su mano en el costado de su cuerpo mientras le mostraba una sonrisa a su compañera Digimon. El escarabajo se acercó a la pareja que estaba tendida en el suelo.

- Bien hecho, han superado mi entrenamiento con creces. En hora buena.-el dragón ofreció sus extremidades para ayudar a levantar a la pareja del suelo del dojo. Ambos aceptaron sin mucho reprocho el gesto del escarabajo.- Si hay más personas como ustedes en File, no estaría mal que entrenara en ese lugar.
- Sí, hay gente mucho más fuerte que nosotros. Estoy seguro de que si viene a entrenar a la ciudad podrá superar sus propios límites.
-agregó Dora con una sonrisa en su rostro.
- Acepto.- los caballeros de Yggdrasil sonrieron entre ellos mismos al escuchar las palabras del escarabajo.- Después de todo ustedes cumplieron con su parte del trato. Es hora de que yo cumpla la mía.

La pareja podía estar tranquila ahora que Kabuterimon aceptó venir con ellos a la ciudad. Reclutar Digimon podía llegar a ser agotador, pero eran gajes del oficio, un oficio que podía volver a recuperar aquello que perdió File, su prosperidad.

Maiku Maiku En esta parte del entrenamiento, me base un poco en un entrenamiento que hicieron en file hace tiempo Como esta isla tiene similitudes con nuestro hogar, entonces supuse que tambien tendrían este mismo estilo de ejercicios.


 

Maiku

Mr. Nobody
Registrado
5 Dic 2009
Mensajes
4,902
Ubicación
Homeland
Offline
@Kei… lamento mucho la demora, la semana ha estado pesada en el trabajo. Sin embargo, ya estoy aquí para darte tu veredicto muajajaja (?)

Narrativa: Estoy complacido en este aspecto, especialmente si comparo tu desempeño con otros escritos que te he leído. Tu redacción fue fluida y, en todo momento, se entendió la idea que querías transmitir. En cuanto a ortografía pude notar algunos deslices, normalmente de comerse una que otra tilde, pero fueron pocos. Felicidades. (24/25)

Interpretación: Ya sabemos que los reclutamientos no son muy difíciles, por lo que no me sorprende que cumplieras con los objetivos planteados. Me agradó, eso sí, que recurrieras a eventos y quest pasadas de tus personajes para darle más trama a la historia, que de por sí no tenía mucho de dónde volverse interesante. (25/25)

Realismo: Aquí quiero detenerme en dos puntos. Voy a reconocer que cuidaste mucho este aspecto en tus primeros dos post, donde relatas detalladamente cómo viajas y encuentras el Dojo de los Kabuterimon, pero eso fue opacado con dos detalles que no pareciste tomar en cuenta durante el entrenamiento. Primero, el calentamiento. Me gustó la idea de colocar pesas a Dora para que le costara más, pero ¿al final voló como Dorugoramon o corrió? En algún momento, se vuelve muy ambiguo en qué estado evolutivo está tu compañera, porque la evolucionas en un post y luego aparece de-evolucionada en otro. Tampoco queda claro lo que hace, porque señalas más de una vez que debe correr y que resultaría difícil volar con tanto peso encima, pero luego enfatizas que voló durante todas las vueltas. Sin embargo, eso no es lo más preocupante, sino que la hicieras volar diez vueltas alrededor de toda la isla. Quiero creer que te referías específicamente al sector de BeetleLand, pero como no especificaste en ningún sentido, quedó como que Dora y los Kabuterimon hubiesen dado vueltas por File Island. Calculo que dar una vuelta completa a ese terreno tomaría entre media hora y cuarenta y cinco minutos, teniendo una velocidad considerable y poco peso encima, sin tomar en cuenta el cansancio que conllevaría. Me sorprendió que Dora pudiera hacer eso diez veces. En segundo lugar y, como consecuencia de lo anterior, ¿cómo pudo evolucionar para esquivar balones? Acaba de hacer un calentamiento de la muerte, que se convirtió en una carrera, y no tuvo ni un solo minuto de descanso. Te digo, sobreestimaste las habilidades de tu Digimon en este punto. Recuerda que la evolución consume mucha energía, eso siempre se ha respetado en la franquicia, así que sumarle mucha actividad física sin un debido descanso es, simplemente, demasiado. (15/25).

Desarrollo: Lo hiciste bien, en general, pero quiero jalarte la oreja por un asunto. Aplaudo, en serio que sí, que te tomes el tiempo para explicar cómo tus personajes obtuvieron el encargo y llegaron al lugar del reclutamiento. Con todo, creo que debes sopesar un poco la prioridad que le das a los objetivos. Aquí lo principal era realizar el reclutamiento y convencer a Kabuterimon de ir a File, no viajar ni enterarse de ello. No ocupes la mitad de una quest en aspectos que, si bien no son relleno, tampoco contribuyen mucho a la trama. (21/25)


Total: 85/100
Paga: 250 Bits, 2 PP y Horn Helmet.
EVO: +1


¡Felicidades, Kabuterimon se ha unido a la ciudad!

Masaru Masaru listo ~
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie