+18 Fanfic Recuerdos en ciudad Lumiose. ♥

Salope ♪

Terapeuta pokemon. ♥

Registrado
24 Jul 2020
Mensajes
47
Offline
Advertencia: Si eres una persona que se aferra mucho a el canon de *el viaje de los entrenadores empieza a los 10 años* realmente recomiendo no leer mis historias, ya que para mi fácilmente cualquiera de ella tiene mas de 16 (ademas de ser personajes ficticios).

Advertencia2: Mis fics tienen alto contenido sexual, si no es de tu agrado este contenido recomiendo que cierres este fanfic y busques otro, advertido estas.

La mayoría de los dibujos usados son bocetos del artistas *Rider117*


Capitulo I
¡Lumiose, donde los sueños y las aventuras comienzan!


Es una bonita tarde aquí en ciudad Lumiose, me encanta venir a despejarme a esta gran ciudad pues es bien sabido en todas las regiones que esta es la “Ciudad del amor” y en las calles puedes encontrar muchas cosas interesantes.


Hay muchísima gente y bullicio en las calles, nuevamente es la liga pokemon y Kalos volvió a ganar el derecho de tal honor, justamente hoy comienzan los combates así que se puede ver en todas las calles de Lumiose a mucha gente de otras regiones y etnias que vienen a tal evento.

Siempre que vengo aquí llevo conmigo mi mapa digital que me dio hace años el Profesor Sycamore, es muy práctico pues me permite ver las rutas, los lugares de entretenimiento cercano y demás cosas, ¡Es como llevar una supercomputadora conmigo!

Camino por la avenida Primavera, viendo las tiendas de ropa que se encuentra allí, ¡Me encantan las prendas que venden en este lugar! Doy unas cuantas vueltas indecisa, observando unos botines muy lindos en un aparador, al final decido entrar.

—Bienvenida señorita! —El encargado es un sujeto mayor con bigote, un tipo muy común, cordialmente me invita a pasar, puedo notar que el lugar esta vacío, seguramente por la hora que es, pues estos lugares se llenan entrando la noche.

— ¡Muchas gracias! —Digo de la forma más alegre posible— me puede mostrar los botines que tiene en el aparador de la derecha, los de color caqui por favor.

El tipo tarda en reaccionar, rápidamente al verlo de reojo puedo ver que se me queda viendo de una forma discretamente lasciva, ¡Y no es para menos! El atuendo que escogí hoy por la nostalgia de la liga es el último con el que hice el viaje con mi amado Ash, Clemont y Bonnie, claro que con las modificaciones necesarias para mi edad, pues ya han pasado algunos años desde que me vestí así, Eso lo hace tan divertido porque aun así el vestido rosa clavel me queda descaradamente corto a pesar de que amplié un poco más el largo de este, ensanche mi blusa negra de hombreras blancas porque mis pechos ahora resaltan mucho mas ya que han crecido generosamente para mi buena suerte… y la de muchos hombres.

—S-si señorita enseguida! —El tipo rápidamente se mueve y yo tomo asiento en los sillones y comienzo a quitarme mi bota marrón derecha, dejando solo mi pie cubierto por mis medias negras que ahora me llegan un poco mas abajo del medio muslo por lo bien torneados que han ensanchado.

—¿Estos son, verdad? — Pregunta el encargado mientras llega con el par de botines, ¡son realmente divinos! son de tacón delgado y alto lo que me haría ver más alta de lo normal, los recibo mientras puedo ver que no quita la mirada de mis piernas.

—¡Sí! ¡Estos son! son muy lindos! —digo mientras tomo el botín derecho para ponerlo en el piso e insertar mi pie, fácilmente podría entrar, pero aprovechando esta oportunidad donde no hay gente y el apoderado de la tienda está interesado en mí, solo finjo que me cuesta trabajo meterlo— Es… algo… ajustado, ¿podría ayudarme?

El comerciante rápida y gustosamente al tener una mejor vista de mis piernas desde ese ángulo se pone con una rodilla en el piso, sosteniendo el botín mientras yo rápidamente inserto mi pie que entra fácilmente al calzado y de un saltito me pongo de pie.


Proyecto2.jpg

—¿Que le parece? ¿Se me ven bien? — Con la rapidez del movimiento al ponerme de pie mi vestido rosa clavel ondea alegremente dándole una vista muy generosa de mis pantys tipo tanga a centímetros de su cara al estar aun agachado, el tipo se queda boquiabierto mientras yo sonrió gentil al ver que a caído en mi trampa

—S-son… quiero decir… se le ven excelentes!. —el tipo balbucea mientras completamente incitado casi puedo sentir su respiración en mis muslos.

—¿Usted cree? ¡Me los llevo entonces! ¿Qué precio tienen? —aparento un poco de inocencia mientras que girando camino hacia mi mochila que sigue en el sillón, el tipo aun con una rodilla en el piso se queda observándome totalmente embobado, en estos años que fui a la región de Hoenn y regrese a Kalos no solo he aprendido bellos performance para mis rutinas como artista pokemon, sino que también he aprendido algunas técnicas también de como manipular a los hombres obteniendo ambos un bien común.

De reojo veo que no pierde detalle de mi trasero, y totalmente embobado al verme desde atrás me agacho solo flexionando mi cintura, tomando mi mochila y revisándola saco mi cartera de ella, con esto le doy un vista completamente descarada de mis nalgas adornadas de la tanga que llevo ese día lo que provoca que el tipo prácticamente ponga una cara de sorpresa y perversión a la vez.


Proyecto3.jpg

—¿Cuánto le debo? —Volteo rápidamente, y el tipo no puede disimular mucho, se pone de pie torpemente y puedo ver que en sus pantalones resalta un buen bulto que hace carpa en sus pantalones, fingí no verlo pero el tipo ya estaba en su límite.

—Son… es… 10000 pokedolares—dijo tartamudeando el tipo, sudando nerviosamente.

Abrí mi monedero y saque la cantidad necesaria, en la vitrina decía que valían 15000, así que el descuento por el espectáculo fue bastante generoso, pero aun así…

Yo los quería gratis…

Dándole el dinero en su mano el tipo se queda completamente sin habla sosteniéndolo unos instantes, de repente la pregunta esperada llega.

—Oye preciosa, ya tienes la edad legal no es así? —pregunta bastante nervioso el encargado.

—¡Je! Que pregunta más rara, pero si, ya tengo los 17 años no se me notan? — Digo haciendo un giro rápido, el coqueto vestido rosa no pierde ninguna oportunidad para exhibirme, marcando mis encantos y dejando ver rápidamente al dependiente mi sexy ropa interior nuevamente.

—Oh por Arceus bendito, de acuerdo, lo que quiero decir… es que… quisiera pedirte algo…—note como sus manos temblaban.

—¡Si claro!

—T-te gustaría… bueno, ¿Quisieras llevarte esos botines com-completamente gratis? —dijo apresuradamente mientras se sonrojaba aún mas, no por la excitación sino mas por la vergüenza.

— ¡¿De verdad?! ¿Me los regalaría? Pero… ¿porque? ¿Qué tengo que hacer? — dije haciéndome la inocente

—Pues es que… eres muy bonita… y… la verdad… eres muy sexy, discúlpame! Pero pude ver… tu linda ropa interior y yo quisiera saber si tu.. —dijo apenadísimo.

—¿¡Señor… me está pidiendo que se la mame?! —dije poniéndome seria.

Al oírme decirlo tan repentinamente fue un impacto muy grande para el pobre hombre que ya estaba bastante nervioso y excitado.

—N-no, no! Para nada, yo… yo solo… pensaba… que…— tartamudeo

— ¿Eh? Entonces no quiere meterme esta enorme erección que tiene en la boca? —volví a responder con seriedad pero atrapando completamente en mi mano el duro y jugoso paquete.

El tendero se puso a mil por hora, podía sentir claramente las palpitaciones de su miembro en mi mano

—Si… pero… yo…no se— volvió a decir el maduro encargado sin saber cómo salir del apuro.

Manteniendo mi mano en su erección apretándola juguetonamente mientras que con la otra mano recuperaba mi dinero de sus manos le dije sensualmente.

—Dígamelo, quiero oírlo de un hombre adulto como usted— le dije de la forma mas erótica posible

Después de disfrutar un poco más de el masaje que le daba por encima de sus pantalones el tipo tomo aire y de una manera más decidida pero con un tono de voz bajo lo dijo.

—Señorita… quiero meter… mi pene en su boca…— dijo por fin

Con una sonrisita acercándome a el le dije en un tono de voz deliciosamente atrevido.

—Me llamo Serena, no lo olvide, la próxima reina de Kalos— sonreí presuntuosamente.

Poniéndome completamente en cuclillas puse mi cabeza justo en donde el tremendo bulto palpitaba cada vez más fuerte, como sabiendo lo que iba a hacer con él, mire al tendero a los ojos. Mis manos con seguridad y habilidad bajaron su zipper. Su verga salió de golpe, liberada por fin de su prisión, y me quede asombrada.


Proyecto5.jpg

Era una verga magnifica. No podía creer que un hombre maduro como el tuviera semejante instrumento. Aparte de lo larga, era dolorosamente gruesa, admire con lujuria sus venas, gruesas y llenas de sangre, las cuales palpitaban con excitación. Mordí mis labios, admirando la enorme cabeza morada, que prácticamente al liberarla tan de frente a ella descansaba en mi hombro

El tendero no decía ni una palabra, esperaba con ansias mi reacción. Sonreí coquetamente, mirándolo a los ojos. Acomodando mi cara delante del tremendo miembro y lentamente mis labios tocaron su verga, y entonces sople suavemente mi aliento en la punta, el sujeto cerró los ojos y se puso increíblemente tenso, y justo entonces aproveche para abrir la boca lo más que pude y comenzar a tragarme su poderoso falo.

Gimiendo tiernamente fui bajando lentamente hasta que tuve casi 10 cms adentro de mi boca. Apreté mis labios con fuerza. Podía sentir su verga llenando casi por completo mi boca, empujando agresivamente contra mi garganta. Sus venas palpitaban en mi interior, inundadas de pasión. Respire profundamente, y comencé a mover mi cabeza lentamente de arriba hacia abajo.

—¡Mfmf…mfmf…mmggg!— Gemí desesperadamente por las sensaciones que me causaba dar una felación tan primitiva.

—A… así Serena, chúpalo puta! —alcanzo a decir el tendero ya con la confianza de haber pagado por mi servicio y ahora estar siendo devorado.

Al oír eso obedecí a mi adulta víctima y moví la cabeza más rápido. Con desesperación y pericia, mi boca succionaba el enorme falo como si mi vida dependiera de esto. Sentía oleadas de lujuria recorriendo todo mi cuerpo, y con cada mamada que daba, recordaba lo mucho que me gusta el sexo y que secretamente este tipo de aventuras son recurrentes a escondidas de mi querido Ash.

Pensé acerca de lo que estaba haciendo. Yo sabía que no era correcto. Ni ético. Más ahora que estaba tan cerca de ser la reina de Kalos, también trate de no pensar en Ash, así que en este momento, trate de concentrarme en lo único que existía para mí, esa magnífica verga clavada en mi boca y nada más.

— ¡Mmfmfm…mmfmfm! — Gemí, apretando aún más mi boca, lo cual hizo que un poco que el tendero gimiera más fuerte, en ese momento cayo en cuenta que la tienda seguía abierta.

—Oh! Serena, espera… mmm… debo, cerrar con llave—dijo con dificultad al sentir mi técnica de ordeñado seminal.

— ¡Mmmm siiig cierrag! — Dije mientras seguía succionando la tremenda “ekans” que tenia en la boca, el tendero de la bolsa de su chaleco saco las llaves y queriéndome detener me sostuvo de la cabeza para separarme, pero yo no dejaría ir a ese trozo jugoso de carne

Con dificultad el tipo vio la distancia que había de donde estábamos a la puerta y dando un paso atrás para llegar a ella pensando que con esto me separaría de el, pero poniéndome en 4 patas como si de un pokemon canino se tratara gatee sin sacarme el delicioso y obsceno miembro de mi boca, el comerciante maravillado por mi actitud dio otro paso hacia atrás en dirección a la puerta y como si fuéramos pegados por mi saliva a su miembro nuevamente avance con el, lo que se convirtió en un morboso juego, pues al captar la idea el tendero con más facilidad empezó a retroceder en dirección a la puerta,
mientras yo como si fuera una aspiradora pegada a su deliciosa verga gateaba con el sonriendo y succionando lo más fuerte posible.

—¡Oh… Serena! de haber sabido que eras un puta en busca de clientes me lo hubieras dicho, ¡Eres maravillosa! —dijo encendido mi maduro amigo mientras que ahora nos encontrábamos en la puerta ahora cerrada del negocio, podíamos ver a la gente pasar que ya empezaba a circular aún más, lo que me puso completamente cachonda.

El reacciono inmediatamente y coloco sus manos en mi cabeza, jalándome con firmeza hacia donde el se encontraba. Trate de resistir pero sabía que era inútil. El no descansaría hasta que yo me hubiera tragado por completo su miembro.

Gotas de sudor comenzaron a resbalar por mi rostro, el esfuerzo de devorar el turgente caramelo de carne era demasiado, yo estaba engolosinada, y mamaba con fuerza el jugoso dulce que el destino había puesto frente a mí, chupaba la verga del maduro comerciante tan intensamente, que algo de semen comenzó a escurrir de ella, lo cual no tarde en notar, mi lengua entonces se dedicó a moverse en círculos alrededor de la punta, saboreando el delicioso líquido.

Después de unos cuantos minutos así, donde me asegure de darle la mejor mamada que hubiera recibido en su larga vida a cambio de esos botines, el adulto comenzó a jadear, supe que estaba a punto de tener un orgasmo, y sin darme tiempo a reaccionar, sujeto con sus manos mi cabeza, impidiendo que pudiera moverla, gemí tiernamente, a modo de queja, al ser tratada tan bruscamente pero realmente ¡ESO ES LO QUE ME ENCANTA! sin poder hacer nada al respecto, sentí como mi boca comenzaba a llenarse de un líquido grumoso y caliente, fingía luchar y apartarme, pero fue inútil, el encargado mantenía aprisionada mi cabeza con sus manos.

No había opción, si no quería ahogarme en su espesa venida que parecía haber estado guardada en sus testículos por meses, tendría que tragarme lo más rápidamente posible su coagulada leche de hombre, entonces mi hambrienta boca comenzó a tragar apresuradamente la inmensa carga de semen que caía en ella, el sabor era deliciosamente salado, amargo y masculino, mi lengua se retorcía en éxtasis en el espeso liquido mientras mis mejillas se hundían por la poderosa succión que estaba aplicando, y es que no dejaba de salir, chorro tras chorro del grueso brebaje viril que por lo espeso que era me era difícil de tragar a pesar de ser tan abundante.

Perdí el sentido del tiempo, durante unos segundos que me parecieron horas su verga continuaba arrojando furiosos chorros de semen pegajosos dentro de mí, y yo me dedique a tragar a un ritmo frenético, voltee los ojos al tragarme toda esa enorme verga aun vomitando chorros de semen y me aferre con todas mis fuerzas a ese miembro que me alimentaba.


Proyecto6.jpg

Naturalmente el maduro tendero comenzó a debilitarse y poco a poco su verga fue perdiendo firmeza, después de otros segundos lentamente subí mi cabeza hasta que por fin su miembro estuvo fuera de mi boca.

—¡Uff, sí que tenía una enorme carga guardada señor!— dije mientras con mis dedos limpiaba lo poco que había escapado de mi boca para lamerlo después de estos, inmediatamente me puse de pie mientras le decía al oído con una actitud retadora— ¿Le gustó esto, señor?

—¡….S…sí..!— Contesto débilmente, limpiándose el sudor de la cara— Oh Serena, tenemos que vernos otra vez, te daré lo que quieras, pero por favor, dame el número de tu celular o de tu mapa virtual para después…

—No se preocupe, vendré a verlo después— lo interrumpí mientras acomodaba mi pelo y limpiaba mi boca con una toallita húmeda que saque de mi mochila


Sin más que decir salí de la tienda con una bolsa de compra, feliz de haber obtenido no solo los botines, sino a un “amigo” del que podría obtener mucho provecho.

Continuara...
 
Registrado
14 Jun 2021
Mensajes
20
Online
Digamos que si, pero es un par de años mas en el futuro, habrá situaciones incluso donde hago referencias a algunas cosas del anime.

Gracias por comentar! ♥
Ash también ha tenido este tipo de aventuras o solo ella ya qué hemos visto solo lo que esta relacionado con ella y su mamá. Ash guarda cosas fuertes como ella.
 

Salope ♪

Terapeuta pokemon. ♥

Registrado
24 Jul 2020
Mensajes
47
Offline
Ash también ha tenido este tipo de aventuras o solo ella ya qué hemos visto solo lo que esta relacionado con ella y su mamá. Ash guarda cosas fuertes como ella.
Con Ash nunca le vi potencial para este tipo de historias, nunca mostró algo mas que su afán de ganar la liga de alguna región o su gusto extremo por los pokemon, así que no sabría decirte, dudo escribir algo sobre el.
 

Salope ♪

Terapeuta pokemon. ♥

Registrado
24 Jul 2020
Mensajes
47
Offline
Capitulo II
¡No seas tan Tierno!

Apenas salí de la boutique y no tardo mi mapa virtual en notificarme un mensaje, rápidamente lo abrí para ver de quien era:



Me siento un poco molesta por el mensaje, pero a la vez muy excitada por la manera en que Tierno lo disfraza para que lo entienda, siempre asegurando que Ash no se diera cuenta de nuestra relación si la puedo llamar así, camine llegando a la enorme glorieta de la plaza central, casi llegando a la avenida verano y tomo asiento en una banca, la gente se empieza a aglomerar más por los combates del día de hoy en el estadio pokemon.

No dejo de pensar en el mensaje de Tierno y todo lo que vivimos secretamente, desde que lo conocí en el campamento pokemon del profesor Sycamore, esa batalla con Ash en la playa me dejo estupefacta, quizás allá sido por mi juventud o porque aquí en Kalos las chicas somos un poco más precoces, pero al ver cómo le ganaba a mi amado Ash disparo algo en mí.

No lo se, quizás haya sido mi naturaleza femenina que al igual de muchas hembras pokemon escogen prioritariamente siempre al macho ganador, tan inquieta quede aquella vez que secretamente no pude evitar las ganas de masturbarme en la noche, después todo se complicó cuando Tierno con su insistencia me hacia las cosas más difíciles al adularme y acercarse tanto a mi teniendo que rechazarlo cuando estaba con Ash y mis amigos, digo, no es que sea muy atractivo ni que se preocupe mucho por su aspecto pero la forma en que me invadió aquella noche fue…tan “aplastante” en todos sentidos.

Después del campamento del profesor Sycamore en una acampada en el bosque estaba lista para descansar, todos mis amigos ya estaban dormidos y yo como siempre daba un paseo nocturno, recuerdo que aún no sabía que iba a pasar conmigo ni cual era mi propósito en el viaje, así que tome asiento cerca de un lago que estaba allí y cepille a mi fenekin hasta que quedo completamente dormida, la guarde en su pokebola y yo iba a hacer lo mismo cuando de repente algo llamo mi atención.

Al dar la vuelta note que había una casa de campaña más junto a las nuestras, estaba la de mi querido Ash y Clemont, la mía y la de Bonnie pero a un lago muy junta estaba una casa muy básica casi más como un refugio de lona, llena de curiosidad por ver quien la había hecho me agache flexionando solo mi cintura para asomarme por la entrada.

D-disculpe, hay alguien aq..? — súbitamente alguien aprovechando la posición en la que me encontraba me dio un fuerte empujón en mis nalgas haciéndome caer de cara hacia adentro de la tienda de campaña.



Dentro de la no solo pequeña sino bastante sucia tienda, con un firme movimiento tomando mis tobillos y haciéndome girar quede boca arriba y de repente sentí que alguien se ponía encima de mí por la cintura.

—Hola Serena, como estas? — dijo en voz baja.

¡¿T-ierno?!, ¡¿qué crees que haces…!?— Apenas dije eso cuando el puso su pesado cuerpo encima mío, mientras me forzaba a besarlo, un apasionado beso casi aplastando mis labios contra los suyos mientras yo quería gritar, sus labios se unieron a los míos y agresivamente los uso para abrir mi boca de par en par, la sensación de ahogo por su peso, más el olor a sudor varonil dentro del estrecho lugar era demasiado que sentí que me mareaba

¡Mggggg! Mmmf!— trate de rechazarlo, no era mi primer beso en tal caso, pero sentirme así tan aprisionada, y pensando lo cerca que estaba de mis amigo y principalmente de Ash hizo que un nocivo sentimiento se apoderara de mí, respiraba acelerada, gemía suavemente, y sin darme tiempo a reaccionar, succiono mi lengua al interior de su boca lo más hondo que pudo, tímidamente trate de retirarla, pero emitió un gemido de queja que no me dejó la menor duda de que no debía hacerlo.

Su boca hambrienta devoraba agresivamente mi lengua que aún se resistía completamente, era una batalla muy dispareja por los niveles de fuerza, nuestras lenguas se retorcían como ekans en mi interior, y mientras Tierno movía la suya cadenciosamente de atrás para adelante, como si me estuviera penetrando, la mía bailaba ya eróticamente a su alrededor, frotándose descaradamente con cada oportunidad.

Yo cerré los ojos y comencé a ceder a ese rudo y posesivo beso. Después de algunos segundos mi resistencia había desaparecido, ahora sus manos jugaban descaradamente con mis pechos y los apretaban, jalaban, subían y bajaban una y otra vez, yo respondía a cada una de sus toscas caricias moviendo muy suavemente mis caderas de atrás para adelante, y claramente podía sentir su firme erección apretándose ahora entre mis muslos.

Entonces Tierno hizo algo que me sorprendió. Una de sus manos se deslizo entre mis piernas por debajo de mis pantys, y con torpeza, sin darme tiempo a reaccionar, metió un dedo dentro de mí.

Abrí los ojos al máximo y abrí la boca en éxtasis, sin emitir sonido alguno.

¡Que deliciosa sensación! Recuerdo que mi cuerpo temblaba sensualmente invadido por el deseo, el sentir aquel cuerpo extraño y grueso en mi interior había despertado instintos que trataba de mantener ocultos, respondí moviendo mis caderas un poco más rápido.

Ah…T….Tierno…— Dije, con la voz entrecortada. El no respondió y comenzó a mover su dedo aún más rápido, de atrás para adelante, violando mi vagina sin piedad, mis delicadas partes respondieron tratando de cerrarse, apretando con fuerza al mediano invasor, pero era inútil, nada podría evitar el abuso al que mi intimidad estaba siendo sometida.

¡A..arceus…!— Alcance a decir, respirando agitadamente, me sentía en el paraíso con cada contacto mi clítoris reaccionaba en paralelo, acercándome vigorosamente a una explosión orgásmica

— ¿Te gusta esto Serena? —dijo Tierno mientras seguía masturbándome tan tosco y rápidamente que yo empezaba a chorrear ya.

T…tierno… aaah!... no… no podemos…— dije torpemente.

Sin dejarme terminar en un movimiento completamente rápido Tierno se deslizo debajo de mi cintura y en un instante aterrizo su rostro entre mis piernas, al sentir como hacia a un lado mis pantys para ahora poner su boca en donde estaban sus manos casi di un grito que tuve que ahogar recordando lo cerca que estaba de mis amigos.

Noooo… Tierno! Espera! — susurre mientras el contesto metiéndome la lengua hasta el fondo, mi obeso amante cada vez lo iba haciendo mejor, y ahora ya estaba comiéndome con increíble voracidad, chupando y lamiendo cada centímetro de mis partes íntimas que estaban ya empapadas por el anterior ejercicio.

Aaaaah… asi, méteme la lengua… siii!... mmmm! chupame, chúpame los labios asi…— dije completamente invadida por la sensación de placer que ahora explotaba en mi cuerpo.

Me mordía los labios coquetamente, viendo como Tierno estaba resultado ser toda una máquina de sexo oral, a pesar de sus rudezas iniciales realmente estaba decidido a darme todo el placer posible, su lengua no se detenía ante nada y exploraba cada milímetro de mi vagina con una voracidad indescriptible, arquee la espalda como bestia en celo al sentir su respiración directamente contra mi clítoris, y sin poder evitarlo deje escapar unos quejidos aún más sugestivos.

A..ahh... mmm...siii.... mas fuerte... así... — Dije con la voz entrecortada mientras instintivamente mis caderas se movían cada vez más rápido sobre la cara de mi abusador, frotándome de forma descarada, de repente volví a recordar donde estaba y con quienes, mi confusión y vergüenza hicieron que bajara mi falda roja tableada y cubrí por completo la cabeza de Tierno con ella, atrapándolo.

—Uff! que...rico, Serena..mfmf!— Respondió el entre mis piernas, claramente feliz.

El olor de mi sexo en el aire era ya muy evidente, y combinando con el sucio olor de Tierno era hipnotizante, realmente estaba disfrutándolo de lo lindo, solo sentía debajo de mi falda la cabeza de Tierno que no daba tregua y me acercaba más y más al orgasmo, yo estaba entre el placer y la angustia de que si mis amigos llegaban a despertar o peor aún Ash no sabría qué decir.

De repente Tierno nuevamente, como si yo fuera su pareja en este baile obsceno se separó de mí y de un veloz movimiento bajo mis pantaletas quitándomelas completamente, trate de detenerlo pero era inútil, estaba completamente poseído por su libido y decidido a todo por la lujuria que le causaba, tomándome de nuevo por los tobillos me tiro hacia el y levanto mis piernas doblándome completamente como si yo fuera una de esas sillas de jardín que se dobla por la mitad, agite mis manos y las puse en su pecho tratando de empujarlo, pero era completamente imposible, su peso era demasiado, acomodándose enfrente de mi poniéndose en cuchillas atrapando mis caderas entre su muslos ya estaba en posición para una inevitable penetración.

Inmediatamente me retorcí tratando de liberarme, esa sensación de lucha sabiendo que lo inevitable pasara realmente me pone muy caliente, pero no quise demostrarlo, Tierno abrió mis piernas y poniendo mis pies al costado de su pecho se inclinó hacia adelante y quedamos cara a cara, conmigo completamente doblada por la mitad, la sensación por la presión de su rechoncho cuerpo era totalmente aprisionante y pude sentir como su glande quedaba atrapado en mi vulva, completamente mojada.

T-tierno, te lo ruego… detente…eres muy pesado…—gemí suplicante en su rostro completamente empapado en mis jugos— Por favor… no… lo hagas…

—Serena, desde que te vi en pokevision me volví un fan tuyo, no sabes la cantidad de veces que me masturbe e hice que Shauna me diera sexo oral mientras veía tus videos, pero eso no me basta. Tenía que sentir a la verdadera y hoy por fin es el día y no me detendré por nada! —Tierno realmente estaba decidido a meter su verga dentro de mí.

¡No…! Basta! —quise gritarlo pero solo lo susurre, no quería hacer ruido excesivo por la situación en la que me encontraba— somos, solo… amigos, no debemos hacer esto!

—Amigos? Solo amigos?! — Tierno enfadado se inclinó más adelante mientras su glande comenzaba a presionarse más contra mi vulva abriéndola completamente, sentía ese grueso miembro completamente inflado, la presión que sentía no se compara en nada al grosor de su dedo cuando me masturbo toscamente, trate de apretar mi sexo para que no entrara, pero su glande ya se encontraba con la mitad de este insertado en mi vagina, la sensación era tan deliciosa sumado a que estaba completamente inmóvil debajo de el con mi sexo completamente a su merced me hacía sentir tan vulnerable y a la vez tan caliente.

Mala señal…

Su verga se iba metiendo cada vez más en mí, y con impotencia le clave las uñas en la espalda, lo cual hizo que saltara un poco pero no que se detuviera.

¡T…tierno…! D…detente— Le dije suplicante al oído, pero era inútil. Su carne seguía abriéndose paso entre la mía, ensanchando hasta el límite mis paredes internas mientras mi clítoris pulsaba insistentemente una deliciosa señal orgásmica, su pene se sentía increíblemente grueso por lo que la sensación de llenura era demasiada, Tierno solo gemía con cada milímetro de su carne que era insertado en mi.

No… detente… d…detente… —dije titubeante con mis labios mientras que mi cuerpo decía lo contrario a gritos.

Pero el miembro de Tierno seguía avanzando implacablemente, por la excitación y el esfuerzo de meterlo Tierno sudaba a cantidades industriales, lo que me empapo prácticamente de su sucia esencia, y no es que le costara meter su pene dentro de mí, mi vagina estaba mas que húmeda y lista para cualquier cosa, es solo que el se deslizaba muy lentamente para disfrutar de esa sensación de tener por fin su miembro dentro de la chica que le excitaba tanto, yo por mi parte estaba sorprendida de la forma y grosor de su pene, si bien no era muy largo era increíblemente grueso como su dueño, a la vez que al no ser completamente solido sino que también dentro de su dureza era suave, lo que ocasionaba que mi vagina se adaptara perfectamente, capturando todos sus pliegues más y más al avanzar dentro de mí.

T..tierno…!— Gemí al sentir que ya estaba un buen trozo de su carne dentro en mi interior, me apreté contra su cuerpo, temblando ligeramente de nervios y placer al sentir como sus testículos por fin se apretaban contra mis nalgas, supe que toda esa gorda y deliciosa barra de carne estaba dentro de mí, estaba muy confundida, y mi mente se había vuelto un caos al pensar que estaba fornicando con Tierno mientras que Ash estaba a pocos metros de donde yo estaba…

No… d... detente… detente. No... no te detengas… No te detengas... no te detengas…

Gimiendo tiernamente, lo abrace con todas mis fuerzas al sentir que finalmente todo su miembro entro en mi cuerpo, sin decir nada nos quedamos ahí los dos prácticamente pegados en silencio.

—¡Uuuh! Serena... eres deliciosa… uuuuh!— Tierno estaba disfrutando completamente de la sensación, juntaba sus labios y jadeaba en el aire, haciendo sonidos como si de un Oranguru se tratara y después mordiéndomelo suavemente.

Y durante algunos segundos me quedé en silencio, en shock. Entonces me mordí los labios, dejando escapar un suave quejido ante sus “caricias”, y con dificultad le dije:

Despacito…♥

Y todo comenzó.

Las caderas de Tierno se hicieron para atrás unos centímetros, y luego me penetro con mucha delicadeza, poco a poco.

Oh… Xerneas bendito…— dije recargando mi rostro en su hombro, temblorosa, no sentía ningún dolor, solo un infinito placer que no había sentido con chicos de mi misma edad, pero era una sensación rarísima, es como si por las características del pene de Tierno este se fuera adaptando perfectamente a mí, o quizás es que yo me estaba moldeando a la forma de él.

Tierno comenzó a besarme morbosamente sin que yo pudiera rechazarlo, y de nuevo sus caderas realizaron la sexual maniobra, sacándome otra vez un suave gemido, su ritmo comenzó a acelerar rápidamente y mi cuerpo no podía más, al estar debajo de él solo podía concentrarme en lo que mi aplastante amante me brindara mientras yo comenzaba a hacer caras tontas por el placer que recibía, haciendo los ojos hacia arriba, apretando los dientes y de repente abriendo los ojos al máximo, Tierno acelero aún mas hasta que llegó el momento que prácticamente “rebotaba” encima de mi, lo que provocaba un sexual sonido al chocar sus rebosantes carnes con mi delicado cuerpo que permanecía completamente doblado por la mitad.

Tierno “rebotaba” embistiendo constantemente, y otra vez, y otra vez, de nuevo… más, otra vez…

Yo solo me sujetaba de la sucia manta que estaba debajo de mi para que mi cuerpo no perdiera la estabilidad, gimiendo fuertemente por la presion, mientras sus caderas daban embestidas cada vez más firmes y fuertes, su verga entraba y salía de mi sexo vigorosamente, logrando que mi deliciosa humedad salpicara chorros de mi placer, al quedar mi vagina tan adherida a su verga pensé que me causaría un prolapso o algo así, pero no podía dejar de sentir tanto placer.

Slap…slap… slap… slap…!

T…tierno ah… mm… mm… T.tierno… ah…!!— Mis gemidos no dejaban lugar a dudas de lo rico que estaba sintiendo, y eran ya lascivos y sexuales, de aquella hembra que se sabe sometida y pide más, mi rostro pasaba de la angustia al éxtasis total, sonrojándose evidentemente, mientras Tierno respiraba agitadamente y ahora poniendo sus antebrazos en mi cabeza me empujaba hacia abajo, asegurándose que mi sombrero rosa no se saliera y garantizando que la penetración seria más profunda

Sus caderas seguían aumentando la velocidad, hasta que llego un punto en el que la tienda de campaña se zarandeaba ahora violentamente, de un lado al otro, y las hojas, pastos, y cualquier objeto que estuviera debajo de nosotros crujía como si se estuvieran quejando.


campaña.jpg

Pero nada de eso me importaba ya en ese momento, el ardor en mi cuerpo y mi sexo era exquisito que bloqueo mi mente, y quería más mucho más.

T.tierno… Tierno… ah…— Gemí suavemente, sujetándome más de la ya sucia manta, el en respuesta acelero un poco más sus movimientos, seguramente porque supo que por mis actitudes estaba a punto de venirme, la posición era tan gloriosa, podía acostumbrarme a ese trato muy rápido.

Y entonces el tan esperado orgasmo llego de golpe, azotando la puerta.

AAh… Ahhhh… AAAhhhhhh… T…Tierno…Asi! Sigue! No te detengas!— Me retorcí de forma agónica, temblando sin poder controlarme mientras una explosión de placer recorría cada nervio de mi cuerpo, mi corazón latía a mil por hora, y los orgasmos seguían llegando uno tras otro, por un segundo creí que me volvería loca.

Y al verme así Tierno no pudo aguantar más, y se apretó violentamente contra mi cuerpo, a la vez que se ponía muy tenso, al ser tan enorme y obeso prácticamente estaba completamente cubierta debajo de el retorciéndome en espasmos deliciosos.

Entonces su verga comenzó a escupir una violenta carga de semen en mi interior, y yo febrilmente doble mis piernas lo mas que pude para sentir cada gozosa contracción de esa gruesa verga, mi espalda estaba completamente pegada al suelo y mis nalgas levantadas por la posición, el concentro todo su peso en mis caderas donde su pelvis me comprimía deliciosamente, apretándose contra mi cuerpo como si fuera lo único que existiera.



Me volví a venir al sentir como su pene se hinchaba y deshinchaba al vomitar toda su carga testicular en mi interior y como poco a poco lo hacía más débilmente, podía sentir claramente como su semen empezaba a gorgotear en mi vagina y al ir perdiendo solidez como chorros del esperma dentro de mi escurrían por los lados que le daba abertura mi vagina haciendo sonidos obscenos mientras sentía como escurrían ese vital liquido por mis nalgas y mi espalda por la forma tan rica en que me sostenía.



—Serena… Serena… Serenaa…— murmuraba Tierno empapado en sudor, mientras que su pene ya estaba completamente flácido dentro de mí, curiosamente el grosor era casi el mismo, así que pudimos permanecer pegados de esa viciosa manera unos minutos más.

Y así, después de varios minutos, Tierno terminó de venirse y se quedó en silencio, nadie decía nada, y solo el ritmo de nuestras respiraciones rompía la monotonía del sonido del bosque, tal era el silencio que se podían escuchar hasta donde estábamos levemente los ronquidos de Clemont… y Ash.

—S… Serena… te amo… ¡fue realmente exquisito!— Me dijo Tierno mientras se incorporaba liberándome de su prisión de carne, yo estaba en un verdadero paraíso post-orgasmico, tenía muchísimo que por viajar con mis amigos no tenía oportunidad de desahogarme de esa manera, en ese momento mi cuerpo temblaba aun y mi sudor se combinaba con toda la fuerte fragancia del sudor de Tierno en mi cuerpo, mas todo el pegajoso y caliente semen que aun cosquilleaba desde mi útero hasta fuera de mi vagina estaban causando un placentero efecto como el de una hembra que es escogida para ser fertilizada.



De repente los primeros rayos de sol entraron por el mugriento refugio y fue lo que me hizo salir de mi trance celestial, y rápidamente empecé a acomodarme la ropa lo más que pude, no sabía que decirle a Tierno, si bien me había forzado a algo tan… humillante cerca de la persona que amo, no quería tampoco perder esa gorda verga que me provoco tal orgasmo, realmente me sentía confundida hasta que Tierno hablo.

—Serena si… si tu quisieras, ¡Ambos podríamos viajar a la liga! ¿que te parece? — dijo mientras se vestía torpemente— Yo la mayoría de veces viajo solo y…


¡C… cállate Tierno! —le dije algo molesta— ¡no puedo creer que hayas hecho algo asi!

—Vamos, no me digas que no te gustaron mis movimientos, si lo que me hizo venir fue precisamente que tú te vinieras! —contraataco Tierno mientras yo subía mis pantaletas, las cuales humedecieron el puente de algodón inmediatamente por toda la carga que tenía dentro de mí, ya que todo lo que necesitaba para asearme estaba en mi tienda de campaña.

¡No… no quiero hablar sobre eso ya! —dije tratando de disimular, pues realmente él tenía razón, no había puesto mucha resistencia, ni en el sexo oral que me dio, y mucho menos cuando me penetro, e igual, me sentía bastante cómoda escuchando como con descaro me hablaba de esas, con esa confianza tan obscena.

—¡Vamos Serena! ¡Sé que te gusto!— confianzudamente me dio una nalgada bastante fuerte mientras insolentemente me decía— además, el hecho de que puedas estar de pie con todo lo que hice es admirable, Shauna no soporta ni la mitad de…



¡E…stupido! ¡Largate de aquí! — Dije mientras salía indignada de su tienda— ¡si no te vas, le dire a todos los que me hiciste!

Tierno al verme tan molesta y decidida no vacilo y en unos segundos recogió su mugrienta tienda, hizo un intento por acercarse a mí, pero de una tajante mirada que le di supo que no era buena idea, así que solo me mando un beso de lejos el cual sentí con ganas de moverme de lugar para “esquivarlo, él se rio y en voz baja desde donde estaba me dijo.

—¡Aunque esquives mis besos, los orgasmos no se esquivan Serena! — mi cara se puso completamente roja, porque ya era de día y lo pudieron escuchar y el salió corriendo hacia al bosque donde lo perdí de vista completamente.

…Imbécil…—dije con falsa indignación, pues a estas alturas tener tan buen sexo ¡me cayo del cielo! me sentía muy fresca y llena de energía a pesar de no haber dormido, así que tratando de acomodarme lo más posible, regrese a mi tienda de campaña.

Apenas había tomado de mi bolso lo necesario para ir a asearme lo más que pudiera al lago cuando Bonnie tallándose los ojos despertó.

Buenos días Serena…—dijo adormilada.

¡Bu..enos días Bonnie!—dije lo mas tranquila posible.

—¿Ya estas acomodando tus cosas para seguir con el viaje?—Bonnie salía de su bolso de dormir y comenzaba a estirarse para comenzar el dia.

—¡Si… si… es que, quiero ir a peinarme y lavarme la cara al lago!— dije mientras me ponía de pie apretando lo más pudiera mis muslos, que ya los sentía bastante húmedos por todo el jugo que Tierno había depositado dentro de mí.

Bonnie empezó a percibir un olor, olfateando el aire, me empecé a poner nerviosa al verla como rastreaba el olor y me quede quieta y algo apenada, de repente como si fuera un furfrou olfateando se acercó a mí y con su nariz comenzó a olfatearme a centímetros de distancia.

¡¿Que… que… que pasa?! — dije muerta de vergüenza.

Mmmm ¡hueles como cuando mi hermano no se cambia su overol en una semana! Y aparte… creo que…— Bonnie olfateaba más y yo estaba que echaba humo por las orejas por la vergüenza— bueno, creo que pusiste cloro en tu bolso y se está tirando!

¡Ah… Ah, si, si… es que… yo iba a lavar esta blusa también y… se me cayó un poco y…

Ya veo, es porque estuviste entrenando desde temprano tus rutinas de baile para los concursos de la llave de la princesa, ¿verdad? — dijo tiernamente Bonnie mientras yo ya no sabía cómo reaccionar.

¿¿¡Desde temprano!?? —comencé a sudar aún mas…

seren5.jpg
¡Si! aún estaba oscuro cuando escuche como estabas respirando fuertemente y decias “AAh… Ahhhh… AAAhhhhhh… Tiempo…Asi! Sigue! No te detengas!” y escuche algo de ruido como si estuvieras corriendo y…

¡¡Si, si eso, eso!! —dije rápidamente poniéndome completamente roja—¡P…por favor Bonnie, no les digas a los demás que me escuchaste, sino se preocuparan por mí por esforzarme tanto, pero… es que realmente… quiero ganar!! ¿entiendes?

Bonnie sonrió y afirmo con su cabeza alegremente, mientras yo rápidamente salía de la tienda para ya no tener que dar más explicaciones, cuando justamente lo que menos quería que pasara sucedió.

—¡Buenos días Serena! — Allí estaba haciendo sus estiramientos de siempre, mi razón de ser, mi príncipe adorado… sonriendo mientras pikachu imitaba sus movimientos y ejercicios, Clemont aun estaba levantado su tienda de campaña y yo estaba completamente nerviosa.

—¿Te sientes bien Serena? te ves muy roja!—tocando mi frente Ash reviso mi temperatura a lo cual no conteste, gotas de sudor escurrían por mi frente, mientras ese insano sentimiento de estar llena de semen de otro chico mientras el chico que te gusta te toca aunque sea una pequeña parte de tu cuerpo hace que casi me desmaye por la sensación.

¡Me adelantare al siguiente pueblo, no me siento muy bien y quiero que me revise algún doctor de acuerdo?! —Nerviosamente saque mi mapa virtual y gracias a Xerneas que había uno a un par de kilómetros—¡¿Pueden ayudar a Bonnie a levantar nuestra tienda!?

—¡Claro que si! Ve con cuidado, nos vemos en el centro pokemon! —dijo Ash despidiéndose de mí y agitando el brazo, di media vuelta y ya no podía más, estaba completamente excitada, pero tan confundida que apenas me aleje unos metros y…

—¡Serena! Ten cuidado con tu mochila, — Bonnie me grito a lo lejos— ¡creo que no cerraste bien alguna crema que se sale de alguno bolso!



Gire mi cabeza para revisar y ellos solo notaron como mi media negra estaba manchada completamente de blanco pensando que era crema, pase mi mano por ella y era ya el frio y gelatinoso esperma de Tierno que ya escurría abundantemente entre mis piernas, me quede con la grumosa mezcla que se había pegado a mis dedos y de repente escuche a alguien acercarse.

—¿Quieres que te ayude a revisar? —dijo Ash que ya se encontraba a un metro de mí.

¡¡Nooo, noooo!! —dije, mientras agitadamente retrocedía y frotando entre mis palmas la cuajada mezcla revolviéndola dije nerviosamente— Es… solo que… es solo crema humectante, ves? Cosas de… chicas…

Ash se detuvo y para que no siguiera avanzando unte la jugosa pero fría semilla en todo mi rostro frotándolo vigorosamente como si se tratara de la crema más cara de Kalos, hice hasta lo imposible para no gritar y no caerme pues en ese momento había tenido un orgasmo que si no hubiera sido por Tierno hubiera sido más que evidente, allí estaba a un metro y medio de mi amado, humillantemente esparciendo la semilla de un macho que le había ganado una batalla.

¡¡Me voy… me voy… me voy Ash… no… tarden!! — Di la vuelta y corrí con las piernas temblando y jadeando como loca, Ash ni siquiera sospecho y vi que regresaba con el grupo, apenas me había alejado unos cuantos metros más y cai de rodillas detrás de un árbol, jadeando, descansando mi orgasmo y oliendo, casi lamiendo mis manos.

Oooh Ash… ooooh… perdóname… perdóname…— nuevamente el mal sentimiento hizo que el resto del orgasmo interrumpido estallara en mi ser, un canal tenue de líquido transparente y blanquismo por los residuos dentro de mi escurría en mis piernas, era un sentimiento realmente nefasto.

Pero tan placentero. ♥

Quizás, y solo quizás ese sentimiento enfermizo fue lo que me obligo a seguir haciéndolo con Tierno todas las veces que después lo hicimos, no hubo una oportunidad que desaprovecháramos para que el soltara su semen dentro de mí, en todas las posiciones posibles y sobre todo en la que antes que él me hicieron adicta, en esa obscena posición llamada “Mating Press”

No es que yo no lo hubiera disfrutado, de hecho esa sensación de hacerlo con alguien y después estar con Ash es algo que realmente se ha vuelto un vicio para mí, es algo tan sucio y morboso el sentir esa emoción de serle fiel porque solo a él pertenece mi corazón, a pesar de sentir tanto placer con tantos hombres.

¡Sí! ¡No importa cuántas veces me exploten en orgasmos, mis sentimientos más puros son para el! — dije en voz baja-

Aparte de que, mi adicción a los orgasmos es muy grande, y si con eso obtengo muchos beneficios y aun más importante, obtengo beneficios para mi amado Ash, entonces está bien!

Continuara...
 

Sombrero loco

nunca sabes que tendré en mi sombrero

Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
954
Offline
Ok hay veces que pienso, somos culpables de la caída de estos personajes que en nuestras ficciones se "degradan".

Me cuenta un poco de trabajo imaginar a alguien como Tierno en estás situaciones así que debo decir que esto es una delicia
 

Salope ♪

Terapeuta pokemon. ♥

Registrado
24 Jul 2020
Mensajes
47
Offline
Ok hay veces que pienso, somos culpables de la caída de estos personajes que en nuestras ficciones se "degradan".

Me cuenta un poco de trabajo imaginar a alguien como Tierno en estás situaciones así que debo decir que esto es una delicia

La ventaja de ser ficker es que, nos regalan ya una base de personajes para poder usarlos a como nuestra imaginación lo exprese, puedes hacer historias normales, cursis, “edgys”, dramáticas, muy fantasiosas, eróticas etc.

A pesar de transportarlos a “mi mundo” trato de que los personajes guarden un poco de esa personalidad que tienen, “potencializando” quizás algunas de sus características, si te das cuenta Tierno siempre muestra mucho énfasis con Serena y no teme en mostrarlo cada que la ve, eso en estos tiempos ya lo tratan como acoso ¬¬, pero bueno, ¿son mundos alternos para eso, no? Para hacerlos y deshacerlos como uno quiera, y encontrar lectores que gusten o se les haga interesantes estas propuestas

Como dicen, para gustos colores. :)

Es por eso que mencionaba lo de Ash, que no muestra mucha pasión por ninguna otra cosa que no sean pokemons o por otros personajes masculinos. XD

Si acaso en sus inicios tuvo un destello de atracción por esta chica fue mucho…



Así que bueno, espero te haya gustado este recuerdo. ;)

Saludos!
 
Registrado
14 Jun 2021
Mensajes
20
Online
¡Sí! ¡No importa cuántas veces me exploten en orgasmos, mis sentimientos más puros son para el! — dije en voz baja-
Vaya frase. Osea en corazón le tiene un amor puro pero en cuerpo no. Como dicen el amor es relativo. Sería algo contradictorio lo que dice ya qué amor es una palabra literalmente compleja y ambigua qué se diría que confunde sus sentimientos como tal. Solo diré que el cap estuvo entretenido y literalmente respondió una de las dudas del primer fic qué hiciste y esto ya viene explicando muchas cosas del por que ella cayo en este vicio qué se le considera ninfomania. El netorare(NTR) de serena si esta bien heavy.
 
Última edición:

Salope ♪

Terapeuta pokemon. ♥

Registrado
24 Jul 2020
Mensajes
47
Offline
Vaya frase. Osea en corazón le tiene un amor puro pero en cuerpo no. Como dicen el amor es relativo. Sería algo contradictorio lo que dice ya qué amor es una palabra literalmente compleja y ambigua qué se diría que confunde sus sentimientos como tal. Solo diré que el cap estuvo entretenido y literalmente respondió una de las dudas del primer fic qué hiciste y esto ya viene explicando muchas cosas del por que ella cayo en este vicio qué se le considera ninfomania. El netorare(NTR) de serena si esta bien heavy.
Es de naturaleza humana querer justificarnos cuando hacemos algo mal, Serena en este caso sabe muy bien que está haciendo algo que no debería, pero se niega a querer abandonar el placer que ya se le hizo un vicio, en su mente ella reconstruye su realidad y cree que, mientras ella no declare amor verdadero por la persona que está tomando su cuerpo, entonces está bien. (Nosotros sabemos que las cosas no funcionan así)

Disfrazando así su realidad, puede tener muchas parejas físicas, ¿Pueden adivinar con quien será el siguiente recuerdo? ¡Apuesto a que no! XD

Espero que hayas disfrutado este capítulo! ;)
 
Registrado
14 Jun 2021
Mensajes
20
Online
Es de naturaleza humana querer justificarnos cuando hacemos algo mal, Serena en este caso sabe muy bien que está haciendo algo que no debería, pero se niega a querer abandonar el placer que ya se le hizo un vicio, en su mente ella reconstruye su realidad y cree que, mientras ella no declare amor verdadero por la persona que está tomando su cuerpo, entonces está bien. (Nosotros sabemos que las cosas no funcionan así)

Disfrazando así su realidad, puede tener muchas parejas físicas, ¿Pueden adivinar con quien será el siguiente recuerdo? ¡Apuesto a que no! XD

Espero que hayas disfrutado este capítulo! ;)
Lo se es un mecanismo qué usamos las personas para que armemos los hechos a nuestra conveniencia, que ha veces los hacemos de forma consciente(para buscar nuestro bien o beneficio, sabiendo las causas y consecuencias qué pueden traer ) o de forma inconsciente(qué literalmente se hace sin pensar).

He aquí un dilema de la humanidad. Lo siento a veces me pongo algo filosófico y racional.
 
Registrado
13 Sep 2021
Mensajes
18
Offline
Capitulo II
¡No seas tan Tierno!

Apenas salí de la boutique y no tardo mi mapa virtual en notificarme un mensaje, rápidamente lo abrí para ver de quien era:



Me siento un poco molesta por el mensaje, pero a la vez muy excitada por la manera en que Tierno lo disfraza para que lo entienda, siempre asegurando que Ash no se diera cuenta de nuestra relación si la puedo llamar así, camine llegando a la enorme glorieta de la plaza central, casi llegando a la avenida verano y tomo asiento en una banca, la gente se empieza a aglomerar más por los combates del día de hoy en el estadio pokemon.

No dejo de pensar en el mensaje de Tierno y todo lo que vivimos secretamente, desde que lo conocí en el campamento pokemon del profesor Sycamore, esa batalla con Ash en la playa me dejo estupefacta, quizás allá sido por mi juventud o porque aquí en Kalos las chicas somos un poco más precoces, pero al ver cómo le ganaba a mi amado Ash disparo algo en mí.

No lo se, quizás haya sido mi naturaleza femenina que al igual de muchas hembras pokemon escogen prioritariamente siempre al macho ganador, tan inquieta quede aquella vez que secretamente no pude evitar las ganas de masturbarme en la noche, después todo se complicó cuando Tierno con su insistencia me hacia las cosas más difíciles al adularme y acercarse tanto a mi teniendo que rechazarlo cuando estaba con Ash y mis amigos, digo, no es que sea muy atractivo ni que se preocupe mucho por su aspecto pero la forma en que me invadió aquella noche fue…tan “aplastante” en todos sentidos.

Después del campamento del profesor Sycamore en una acampada en el bosque estaba lista para descansar, todos mis amigos ya estaban dormidos y yo como siempre daba un paseo nocturno, recuerdo que aún no sabía que iba a pasar conmigo ni cual era mi propósito en el viaje, así que tome asiento cerca de un lago que estaba allí y cepille a mi fenekin hasta que quedo completamente dormida, la guarde en su pokebola y yo iba a hacer lo mismo cuando de repente algo llamo mi atención.

Al dar la vuelta note que había una casa de campaña más junto a las nuestras, estaba la de mi querido Ash y Clemont, la mía y la de Bonnie pero a un lago muy junta estaba una casa muy básica casi más como un refugio de lona, llena de curiosidad por ver quien la había hecho me agache flexionando solo mi cintura para asomarme por la entrada.

D-disculpe, hay alguien aq..? — súbitamente alguien aprovechando la posición en la que me encontraba me dio un fuerte empujón en mis nalgas haciéndome caer de cara hacia adentro de la tienda de campaña.



Dentro de la no solo pequeña sino bastante sucia tienda, con un firme movimiento tomando mis tobillos y haciéndome girar quede boca arriba y de repente sentí que alguien se ponía encima de mí por la cintura.

—Hola Serena, como estas? — dijo en voz baja.

¡¿T-ierno?!, ¡¿qué crees que haces…!?— Apenas dije eso cuando el puso su pesado cuerpo encima mío, mientras me forzaba a besarlo, un apasionado beso casi aplastando mis labios contra los suyos mientras yo quería gritar, sus labios se unieron a los míos y agresivamente los uso para abrir mi boca de par en par, la sensación de ahogo por su peso, más el olor a sudor varonil dentro del estrecho lugar era demasiado que sentí que me mareaba

¡Mggggg! Mmmf!— trate de rechazarlo, no era mi primer beso en tal caso, pero sentirme así tan aprisionada, y pensando lo cerca que estaba de mis amigo y principalmente de Ash hizo que un nocivo sentimiento se apoderara de mí, respiraba acelerada, gemía suavemente, y sin darme tiempo a reaccionar, succiono mi lengua al interior de su boca lo más hondo que pudo, tímidamente trate de retirarla, pero emitió un gemido de queja que no me dejó la menor duda de que no debía hacerlo.

Su boca hambrienta devoraba agresivamente mi lengua que aún se resistía completamente, era una batalla muy dispareja por los niveles de fuerza, nuestras lenguas se retorcían como ekans en mi interior, y mientras Tierno movía la suya cadenciosamente de atrás para adelante, como si me estuviera penetrando, la mía bailaba ya eróticamente a su alrededor, frotándose descaradamente con cada oportunidad.

Yo cerré los ojos y comencé a ceder a ese rudo y posesivo beso. Después de algunos segundos mi resistencia había desaparecido, ahora sus manos jugaban descaradamente con mis pechos y los apretaban, jalaban, subían y bajaban una y otra vez, yo respondía a cada una de sus toscas caricias moviendo muy suavemente mis caderas de atrás para adelante, y claramente podía sentir su firme erección apretándose ahora entre mis muslos.

Entonces Tierno hizo algo que me sorprendió. Una de sus manos se deslizo entre mis piernas por debajo de mis pantys, y con torpeza, sin darme tiempo a reaccionar, metió un dedo dentro de mí.

Abrí los ojos al máximo y abrí la boca en éxtasis, sin emitir sonido alguno.

¡Que deliciosa sensación! Recuerdo que mi cuerpo temblaba sensualmente invadido por el deseo, el sentir aquel cuerpo extraño y grueso en mi interior había despertado instintos que trataba de mantener ocultos, respondí moviendo mis caderas un poco más rápido.

Ah…T….Tierno…— Dije, con la voz entrecortada. El no respondió y comenzó a mover su dedo aún más rápido, de atrás para adelante, violando mi vagina sin piedad, mis delicadas partes respondieron tratando de cerrarse, apretando con fuerza al mediano invasor, pero era inútil, nada podría evitar el abuso al que mi intimidad estaba siendo sometida.

¡A..arceus…!— Alcance a decir, respirando agitadamente, me sentía en el paraíso con cada contacto mi clítoris reaccionaba en paralelo, acercándome vigorosamente a una explosión orgásmica

— ¿Te gusta esto Serena? —dijo Tierno mientras seguía masturbándome tan tosco y rápidamente que yo empezaba a chorrear ya.

T…tierno… aaah!... no… no podemos…— dije torpemente.

Sin dejarme terminar en un movimiento completamente rápido Tierno se deslizo debajo de mi cintura y en un instante aterrizo su rostro entre mis piernas, al sentir como hacia a un lado mis pantys para ahora poner su boca en donde estaban sus manos casi di un grito que tuve que ahogar recordando lo cerca que estaba de mis amigos.

Noooo… Tierno! Espera! — susurre mientras el contesto metiéndome la lengua hasta el fondo, mi obeso amante cada vez lo iba haciendo mejor, y ahora ya estaba comiéndome con increíble voracidad, chupando y lamiendo cada centímetro de mis partes íntimas que estaban ya empapadas por el anterior ejercicio.

Aaaaah… asi, méteme la lengua… siii!... mmmm! chupame, chúpame los labios asi…— dije completamente invadida por la sensación de placer que ahora explotaba en mi cuerpo.

Me mordía los labios coquetamente, viendo como Tierno estaba resultado ser toda una máquina de sexo oral, a pesar de sus rudezas iniciales realmente estaba decidido a darme todo el placer posible, su lengua no se detenía ante nada y exploraba cada milímetro de mi vagina con una voracidad indescriptible, arquee la espalda como bestia en celo al sentir su respiración directamente contra mi clítoris, y sin poder evitarlo deje escapar unos quejidos aún más sugestivos.

A..ahh... mmm...siii.... mas fuerte... así... — Dije con la voz entrecortada mientras instintivamente mis caderas se movían cada vez más rápido sobre la cara de mi abusador, frotándome de forma descarada, de repente volví a recordar donde estaba y con quienes, mi confusión y vergüenza hicieron que bajara mi falda roja tableada y cubrí por completo la cabeza de Tierno con ella, atrapándolo.

—Uff! que...rico, Serena..mfmf!— Respondió el entre mis piernas, claramente feliz.

El olor de mi sexo en el aire era ya muy evidente, y combinando con el sucio olor de Tierno era hipnotizante, realmente estaba disfrutándolo de lo lindo, solo sentía debajo de mi falda la cabeza de Tierno que no daba tregua y me acercaba más y más al orgasmo, yo estaba entre el placer y la angustia de que si mis amigos llegaban a despertar o peor aún Ash no sabría qué decir.

De repente Tierno nuevamente, como si yo fuera su pareja en este baile obsceno se separó de mí y de un veloz movimiento bajo mis pantaletas quitándomelas completamente, trate de detenerlo pero era inútil, estaba completamente poseído por su libido y decidido a todo por la lujuria que le causaba, tomándome de nuevo por los tobillos me tiro hacia el y levanto mis piernas doblándome completamente como si yo fuera una de esas sillas de jardín que se dobla por la mitad, agite mis manos y las puse en su pecho tratando de empujarlo, pero era completamente imposible, su peso era demasiado, acomodándose enfrente de mi poniéndose en cuchillas atrapando mis caderas entre su muslos ya estaba en posición para una inevitable penetración.

Inmediatamente me retorcí tratando de liberarme, esa sensación de lucha sabiendo que lo inevitable pasara realmente me pone muy caliente, pero no quise demostrarlo, Tierno abrió mis piernas y poniendo mis pies al costado de su pecho se inclinó hacia adelante y quedamos cara a cara, conmigo completamente doblada por la mitad, la sensación por la presión de su rechoncho cuerpo era totalmente aprisionante y pude sentir como su glande quedaba atrapado en mi vulva, completamente mojada.

T-tierno, te lo ruego… detente…eres muy pesado…—gemí suplicante en su rostro completamente empapado en mis jugos— Por favor… no… lo hagas…

—Serena, desde que te vi en pokevision me volví un fan tuyo, no sabes la cantidad de veces que me masturbe e hice que Shauna me diera sexo oral mientras veía tus videos, pero eso no me basta. Tenía que sentir a la verdadera y hoy por fin es el día y no me detendré por nada! —Tierno realmente estaba decidido a meter su verga dentro de mí.

¡No…! Basta! —quise gritarlo pero solo lo susurre, no quería hacer ruido excesivo por la situación en la que me encontraba— somos, solo… amigos, no debemos hacer esto!

—Amigos? Solo amigos?! — Tierno enfadado se inclinó más adelante mientras su glande comenzaba a presionarse más contra mi vulva abriéndola completamente, sentía ese grueso miembro completamente inflado, la presión que sentía no se compara en nada al grosor de su dedo cuando me masturbo toscamente, trate de apretar mi sexo para que no entrara, pero su glande ya se encontraba con la mitad de este insertado en mi vagina, la sensación era tan deliciosa sumado a que estaba completamente inmóvil debajo de el con mi sexo completamente a su merced me hacía sentir tan vulnerable y a la vez tan caliente.

Mala señal…

Su verga se iba metiendo cada vez más en mí, y con impotencia le clave las uñas en la espalda, lo cual hizo que saltara un poco pero no que se detuviera.

¡T…tierno…! D…detente— Le dije suplicante al oído, pero era inútil. Su carne seguía abriéndose paso entre la mía, ensanchando hasta el límite mis paredes internas mientras mi clítoris pulsaba insistentemente una deliciosa señal orgásmica, su pene se sentía increíblemente grueso por lo que la sensación de llenura era demasiada, Tierno solo gemía con cada milímetro de su carne que era insertado en mi.

No… detente… d…detente… —dije titubeante con mis labios mientras que mi cuerpo decía lo contrario a gritos.

Pero el miembro de Tierno seguía avanzando implacablemente, por la excitación y el esfuerzo de meterlo Tierno sudaba a cantidades industriales, lo que me empapo prácticamente de su sucia esencia, y no es que le costara meter su pene dentro de mí, mi vagina estaba mas que húmeda y lista para cualquier cosa, es solo que el se deslizaba muy lentamente para disfrutar de esa sensación de tener por fin su miembro dentro de la chica que le excitaba tanto, yo por mi parte estaba sorprendida de la forma y grosor de su pene, si bien no era muy largo era increíblemente grueso como su dueño, a la vez que al no ser completamente solido sino que también dentro de su dureza era suave, lo que ocasionaba que mi vagina se adaptara perfectamente, capturando todos sus pliegues más y más al avanzar dentro de mí.

T..tierno…!— Gemí al sentir que ya estaba un buen trozo de su carne dentro en mi interior, me apreté contra su cuerpo, temblando ligeramente de nervios y placer al sentir como sus testículos por fin se apretaban contra mis nalgas, supe que toda esa gorda y deliciosa barra de carne estaba dentro de mí, estaba muy confundida, y mi mente se había vuelto un caos al pensar que estaba fornicando con Tierno mientras que Ash estaba a pocos metros de donde yo estaba…

No… d... detente… detente. No... no te detengas… No te detengas... no te detengas…

Gimiendo tiernamente, lo abrace con todas mis fuerzas al sentir que finalmente todo su miembro entro en mi cuerpo, sin decir nada nos quedamos ahí los dos prácticamente pegados en silencio.

—¡Uuuh! Serena... eres deliciosa… uuuuh!— Tierno estaba disfrutando completamente de la sensación, juntaba sus labios y jadeaba en el aire, haciendo sonidos como si de un Oranguru se tratara y después mordiéndomelo suavemente.

Y durante algunos segundos me quedé en silencio, en shock. Entonces me mordí los labios, dejando escapar un suave quejido ante sus “caricias”, y con dificultad le dije:

Despacito…♥

Y todo comenzó.

Las caderas de Tierno se hicieron para atrás unos centímetros, y luego me penetro con mucha delicadeza, poco a poco.

Oh… Xerneas bendito…— dije recargando mi rostro en su hombro, temblorosa, no sentía ningún dolor, solo un infinito placer que no había sentido con chicos de mi misma edad, pero era una sensación rarísima, es como si por las características del pene de Tierno este se fuera adaptando perfectamente a mí, o quizás es que yo me estaba moldeando a la forma de él.

Tierno comenzó a besarme morbosamente sin que yo pudiera rechazarlo, y de nuevo sus caderas realizaron la sexual maniobra, sacándome otra vez un suave gemido, su ritmo comenzó a acelerar rápidamente y mi cuerpo no podía más, al estar debajo de él solo podía concentrarme en lo que mi aplastante amante me brindara mientras yo comenzaba a hacer caras tontas por el placer que recibía, haciendo los ojos hacia arriba, apretando los dientes y de repente abriendo los ojos al máximo, Tierno acelero aún mas hasta que llegó el momento que prácticamente “rebotaba” encima de mi, lo que provocaba un sexual sonido al chocar sus rebosantes carnes con mi delicado cuerpo que permanecía completamente doblado por la mitad.

Tierno “rebotaba” embistiendo constantemente, y otra vez, y otra vez, de nuevo… más, otra vez…

Yo solo me sujetaba de la sucia manta que estaba debajo de mi para que mi cuerpo no perdiera la estabilidad, gimiendo fuertemente por la presion, mientras sus caderas daban embestidas cada vez más firmes y fuertes, su verga entraba y salía de mi sexo vigorosamente, logrando que mi deliciosa humedad salpicara chorros de mi placer, al quedar mi vagina tan adherida a su verga pensé que me causaría un prolapso o algo así, pero no podía dejar de sentir tanto placer.

Slap…slap… slap… slap…!

T…tierno ah… mm… mm… T.tierno… ah…!!— Mis gemidos no dejaban lugar a dudas de lo rico que estaba sintiendo, y eran ya lascivos y sexuales, de aquella hembra que se sabe sometida y pide más, mi rostro pasaba de la angustia al éxtasis total, sonrojándose evidentemente, mientras Tierno respiraba agitadamente y ahora poniendo sus antebrazos en mi cabeza me empujaba hacia abajo, asegurándose que mi sombrero rosa no se saliera y garantizando que la penetración seria más profunda

Sus caderas seguían aumentando la velocidad, hasta que llego un punto en el que la tienda de campaña se zarandeaba ahora violentamente, de un lado al otro, y las hojas, pastos, y cualquier objeto que estuviera debajo de nosotros crujía como si se estuvieran quejando.



Pero nada de eso me importaba ya en ese momento, el ardor en mi cuerpo y mi sexo era exquisito que bloqueo mi mente, y quería más mucho más.

T.tierno… Tierno… ah…— Gemí suavemente, sujetándome más de la ya sucia manta, el en respuesta acelero un poco más sus movimientos, seguramente porque supo que por mis actitudes estaba a punto de venirme, la posición era tan gloriosa, podía acostumbrarme a ese trato muy rápido.

Y entonces el tan esperado orgasmo llego de golpe, azotando la puerta.

AAh… Ahhhh… AAAhhhhhh… T…Tierno…Asi! Sigue! No te detengas!— Me retorcí de forma agónica, temblando sin poder controlarme mientras una explosión de placer recorría cada nervio de mi cuerpo, mi corazón latía a mil por hora, y los orgasmos seguían llegando uno tras otro, por un segundo creí que me volvería loca.

Y al verme así Tierno no pudo aguantar más, y se apretó violentamente contra mi cuerpo, a la vez que se ponía muy tenso, al ser tan enorme y obeso prácticamente estaba completamente cubierta debajo de el retorciéndome en espasmos deliciosos.

Entonces su verga comenzó a escupir una violenta carga de semen en mi interior, y yo febrilmente doble mis piernas lo mas que pude para sentir cada gozosa contracción de esa gruesa verga, mi espalda estaba completamente pegada al suelo y mis nalgas levantadas por la posición, el concentro todo su peso en mis caderas donde su pelvis me comprimía deliciosamente, apretándose contra mi cuerpo como si fuera lo único que existiera.



Me volví a venir al sentir como su pene se hinchaba y deshinchaba al vomitar toda su carga testicular en mi interior y como poco a poco lo hacía más débilmente, podía sentir claramente como su semen empezaba a gorgotear en mi vagina y al ir perdiendo solidez como chorros del esperma dentro de mi escurrían por los lados que le daba abertura mi vagina haciendo sonidos obscenos mientras sentía como escurrían ese vital liquido por mis nalgas y mi espalda por la forma tan rica en que me sostenía.


—Serena… Serena… Serenaa…— murmuraba Tierno empapado en sudor, mientras que su pene ya estaba completamente flácido dentro de mí, curiosamente el grosor era casi el mismo, así que pudimos permanecer pegados de esa viciosa manera unos minutos más.

Y así, después de varios minutos, Tierno terminó de venirse y se quedó en silencio, nadie decía nada, y solo el ritmo de nuestras respiraciones rompía la monotonía del sonido del bosque, tal era el silencio que se podían escuchar hasta donde estábamos levemente los ronquidos de Clemont… y Ash.

—S… Serena… te amo… ¡fue realmente exquisito!— Me dijo Tierno mientras se incorporaba liberándome de su prisión de carne, yo estaba en un verdadero paraíso post-orgasmico, tenía muchísimo que por viajar con mis amigos no tenía oportunidad de desahogarme de esa manera, en ese momento mi cuerpo temblaba aun y mi sudor se combinaba con toda la fuerte fragancia del sudor de Tierno en mi cuerpo, mas todo el pegajoso y caliente semen que aun cosquilleaba desde mi útero hasta fuera de mi vagina estaban causando un placentero efecto como el de una hembra que es escogida para ser fertilizada.



De repente los primeros rayos de sol entraron por el mugriento refugio y fue lo que me hizo salir de mi trance celestial, y rápidamente empecé a acomodarme la ropa lo más que pude, no sabía que decirle a Tierno, si bien me había forzado a algo tan… humillante cerca de la persona que amo, no quería tampoco perder esa gorda verga que me provoco tal orgasmo, realmente me sentía confundida hasta que Tierno hablo.

—Serena si… si tu quisieras, ¡Ambos podríamos viajar a la liga! ¿que te parece? — dijo mientras se vestía torpemente— Yo la mayoría de veces viajo solo y…


¡C… cállate Tierno! —le dije algo molesta— ¡no puedo creer que hayas hecho algo asi!

—Vamos, no me digas que no te gustaron mis movimientos, si lo que me hizo venir fue precisamente que tú te vinieras! —contraataco Tierno mientras yo subía mis pantaletas, las cuales humedecieron el puente de algodón inmediatamente por toda la carga que tenía dentro de mí, ya que todo lo que necesitaba para asearme estaba en mi tienda de campaña.

¡No… no quiero hablar sobre eso ya! —dije tratando de disimular, pues realmente él tenía razón, no había puesto mucha resistencia, ni en el sexo oral que me dio, y mucho menos cuando me penetro, e igual, me sentía bastante cómoda escuchando como con descaro me hablaba de esas, con esa confianza tan obscena.

—¡Vamos Serena! ¡Sé que te gusto!— confianzudamente me dio una nalgada bastante fuerte mientras insolentemente me decía— además, el hecho de que puedas estar de pie con todo lo que hice es admirable, Shauna no soporta ni la mitad de…



¡E…stupido! ¡Largate de aquí! — Dije mientras salía indignada de su tienda— ¡si no te vas, le dire a todos los que me hiciste!

Tierno al verme tan molesta y decidida no vacilo y en unos segundos recogió su mugrienta tienda, hizo un intento por acercarse a mí, pero de una tajante mirada que le di supo que no era buena idea, así que solo me mando un beso de lejos el cual sentí con ganas de moverme de lugar para “esquivarlo, él se rio y en voz baja desde donde estaba me dijo.

—¡Aunque esquives mis besos, los orgasmos no se esquivan Serena! — mi cara se puso completamente roja, porque ya era de día y lo pudieron escuchar y el salió corriendo hacia al bosque donde lo perdí de vista completamente.

…Imbécil…—dije con falsa indignación, pues a estas alturas tener tan buen sexo ¡me cayo del cielo! me sentía muy fresca y llena de energía a pesar de no haber dormido, así que tratando de acomodarme lo más posible, regrese a mi tienda de campaña.

Apenas había tomado de mi bolso lo necesario para ir a asearme lo más que pudiera al lago cuando Bonnie tallándose los ojos despertó.

Buenos días Serena…—dijo adormilada.

¡Bu..enos días Bonnie!—dije lo mas tranquila posible.

—¿Ya estas acomodando tus cosas para seguir con el viaje?—Bonnie salía de su bolso de dormir y comenzaba a estirarse para comenzar el dia.

—¡Si… si… es que, quiero ir a peinarme y lavarme la cara al lago!— dije mientras me ponía de pie apretando lo más pudiera mis muslos, que ya los sentía bastante húmedos por todo el jugo que Tierno había depositado dentro de mí.

Bonnie empezó a percibir un olor, olfateando el aire, me empecé a poner nerviosa al verla como rastreaba el olor y me quede quieta y algo apenada, de repente como si fuera un furfrou olfateando se acercó a mí y con su nariz comenzó a olfatearme a centímetros de distancia.

¡¿Que… que… que pasa?! — dije muerta de vergüenza.

Mmmm ¡hueles como cuando mi hermano no se cambia su overol en una semana! Y aparte… creo que…— Bonnie olfateaba más y yo estaba que echaba humo por las orejas por la vergüenza— bueno, creo que pusiste cloro en tu bolso y se está tirando!

¡Ah… Ah, si, si… es que… yo iba a lavar esta blusa también y… se me cayó un poco y…

Ya veo, es porque estuviste entrenando desde temprano tus rutinas de baile para los concursos de la llave de la princesa, ¿verdad? — dijo tiernamente Bonnie mientras yo ya no sabía cómo reaccionar.

¿¿¡Desde temprano!?? —comencé a sudar aún mas…

¡Si! aún estaba oscuro cuando escuche como estabas respirando fuertemente y decias “AAh… Ahhhh… AAAhhhhhh… Tiempo…Asi! Sigue! No te detengas!” y escuche algo de ruido como si estuvieras corriendo y…

¡¡Si, si eso, eso!! —dije rápidamente poniéndome completamente roja—¡P…por favor Bonnie, no les digas a los demás que me escuchaste, sino se preocuparan por mí por esforzarme tanto, pero… es que realmente… quiero ganar!! ¿entiendes?

Bonnie sonrió y afirmo con su cabeza alegremente, mientras yo rápidamente salía de la tienda para ya no tener que dar más explicaciones, cuando justamente lo que menos quería que pasara sucedió.

—¡Buenos días Serena! — Allí estaba haciendo sus estiramientos de siempre, mi razón de ser, mi príncipe adorado… sonriendo mientras pikachu imitaba sus movimientos y ejercicios, Clemont aun estaba levantado su tienda de campaña y yo estaba completamente nerviosa.

—¿Te sientes bien Serena? te ves muy roja!—tocando mi frente Ash reviso mi temperatura a lo cual no conteste, gotas de sudor escurrían por mi frente, mientras ese insano sentimiento de estar llena de semen de otro chico mientras el chico que te gusta te toca aunque sea una pequeña parte de tu cuerpo hace que casi me desmaye por la sensación.

¡Me adelantare al siguiente pueblo, no me siento muy bien y quiero que me revise algún doctor de acuerdo?! —Nerviosamente saque mi mapa virtual y gracias a Xerneas que había uno a un par de kilómetros—¡¿Pueden ayudar a Bonnie a levantar nuestra tienda!?

—¡Claro que si! Ve con cuidado, nos vemos en el centro pokemon! —dijo Ash despidiéndose de mí y agitando el brazo, di media vuelta y ya no podía más, estaba completamente excitada, pero tan confundida que apenas me aleje unos metros y…

—¡Serena! Ten cuidado con tu mochila, — Bonnie me grito a lo lejos— ¡creo que no cerraste bien alguna crema que se sale de alguno bolso!



Gire mi cabeza para revisar y ellos solo notaron como mi media negra estaba manchada completamente de blanco pensando que era crema, pase mi mano por ella y era ya el frio y gelatinoso esperma de Tierno que ya escurría abundantemente entre mis piernas, me quede con la grumosa mezcla que se había pegado a mis dedos y de repente escuche a alguien acercarse.

—¿Quieres que te ayude a revisar? —dijo Ash que ya se encontraba a un metro de mí.

¡¡Nooo, noooo!! —dije, mientras agitadamente retrocedía y frotando entre mis palmas la cuajada mezcla revolviéndola dije nerviosamente— Es… solo que… es solo crema humectante, ves? Cosas de… chicas…

Ash se detuvo y para que no siguiera avanzando unte la jugosa pero fría semilla en todo mi rostro frotándolo vigorosamente como si se tratara de la crema más cara de Kalos, hice hasta lo imposible para no gritar y no caerme pues en ese momento había tenido un orgasmo que si no hubiera sido por Tierno hubiera sido más que evidente, allí estaba a un metro y medio de mi amado, humillantemente esparciendo la semilla de un macho que le había ganado una batalla.

¡¡Me voy… me voy… me voy Ash… no… tarden!! — Di la vuelta y corrí con las piernas temblando y jadeando como loca, Ash ni siquiera sospecho y vi que regresaba con el grupo, apenas me había alejado unos cuantos metros más y cai de rodillas detrás de un árbol, jadeando, descansando mi orgasmo y oliendo, casi lamiendo mis manos.

Oooh Ash… ooooh… perdóname… perdóname…— nuevamente el mal sentimiento hizo que el resto del orgasmo interrumpido estallara en mi ser, un canal tenue de líquido transparente y blanquismo por los residuos dentro de mi escurría en mis piernas, era un sentimiento realmente nefasto.

Pero tan placentero. ♥

Quizás, y solo quizás ese sentimiento enfermizo fue lo que me obligo a seguir haciéndolo con Tierno todas las veces que después lo hicimos, no hubo una oportunidad que desaprovecháramos para que el soltara su semen dentro de mí, en todas las posiciones posibles y sobre todo en la que antes que él me hicieron adicta, en esa obscena posición llamada “Mating Press”

No es que yo no lo hubiera disfrutado, de hecho esa sensación de hacerlo con alguien y después estar con Ash es algo que realmente se ha vuelto un vicio para mí, es algo tan sucio y morboso el sentir esa emoción de serle fiel porque solo a él pertenece mi corazón, a pesar de sentir tanto placer con tantos hombres.

¡Sí! ¡No importa cuántas veces me exploten en orgasmos, mis sentimientos más puros son para el! — dije en voz baja-

Aparte de que, mi adicción a los orgasmos es muy grande, y si con eso obtengo muchos beneficios y aun más importante, obtengo beneficios para mi amado Ash, entonces está bien!


Continuara...
Quedo maravilloso esta historia pa cuando la tercera? Y quien sera lo sgte? Alan? Profesor Sycamore? Meyer, el padre de Clemont y Bonnie?
 

Salope ♪

Terapeuta pokemon. ♥

Registrado
24 Jul 2020
Mensajes
47
Offline
Quedo maravilloso esta historia pa cuando la tercera? Y quien sera lo sgte? Alan? Profesor Sycamore? Meyer, el padre de Clemont y Bonnie?

Si todo sale bien mañana quizás ya este. hay que tener paciencia. ;)

Y puedo decirte que el siguiente recuerdo no involucra a ninguno de los que mencionaste, quizás en el recuerdo final si, pero no en el que sigue. ;)

Entonces, no adivinan? ¬u¬
 
Registrado
13 Sep 2021
Mensajes
18
Offline
Si todo sale bien mañana quizás ya este. hay que tener paciencia. ;)

Y puedo decirte que el siguiente recuerdo no involucra a ninguno de los que mencionaste, quizás en el recuerdo final si, pero no en el que sigue. ;)

Entonces, no adivinan? ¬u¬
Mmm Lysson? Clemont? Kalm? Un machamp? :v Sawyer?
 
Arriba Pie