Quest D Restaurando el Santuario [Jun Yoshida, Ringo Takanabe & Shinta Kogetsu]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Maiku

Mr. Nobody
Registrado
5 Dic 2009
Mensajes
4,902
Ubicación
Homeland
Offline
Una fuerte ventisca revolvía los copos de nieve asentados en el suelo y amenazaba con dificultar la visión a quien no estuviese acostumbrado a esas temperaturas. Aún así, un grupo de Icemon con cascos anaranjados sobre sus cabezas mantuvo su rostro de seriedad en dirección a la edificación que tenían en frente. Ninguno sabía muy bien qué decir, pues para nadie era un misterio que las Tierras Congeladas no eran solamente conocidas por su clima, sino también por el hermoso santuario de hielo que, en esos momentos, distaba mucho de su reputación. Agujeros en el techo, grietas a lo largo de diversas paredes y pilares, raspones en lugares varios que parecían intentos de grafiti; la majestuosidad cristalina del lugar parecía un chiste. Al cabo de unos minutos uno de los digimon suspiró resignado, revisando los planos que tenía adjuntos a una pequeña carpeta y el mensaje que le enviaron de la Central de Tamers anunciando que pronto llegarían refuerzos para la mano de obra.

Pronto empezaron a moverse, esperanzados en poder avanzar algo mientras los humanos con sus compañeros arribaban desde File City. Había un montón de materiales que preparar antes de su llegada, pues así como estaba la edificación, lo más seguro sería empezar reforzando la infraestructura trisada para luego trabajar directamente en el techo. Decirlo era fácil, preparar todo el armatoste de seguridad, las herramientas y realizar una reparación acabada que no terminara en un derrumbe, era otra cosa.

Muevan esos troncos —gritoneó el Icemon de la carpeta—. Debemos avanzar lo más posible en las preparaciones.

¡A la orden!

¡Tú! Recuerda cerrar el perímetro, lo último que queremos son turistas accidentados.

"Restauración del Santuario" (D)
a) NPC que la solicita: -
b) Descripción de la misión: El santuario de Hielo de las Tierras Congeladas necesita de mano de obra que le haga mantenimiento. Buscamos a Tamers dedicados que ayuden en la tarea
c) Descripción del campo de juego: Santuario de Hielo
d) Objetivos a cumplir:
  • Seguir las instrucciones
  • Ayudar en la restauración del santuario
e) Notas:
  • Quest disponible en modalidad individual o party
  • Eviten causar más daños de lo que reparan
Plazo: 7 días
Paga: 150 bits (+1 fama, estando activa)
Digivice: Adventure e iC (Ringo).
Modalidad: Party

Lokeebick Acuarius - Jun Yoshida
Tizza V.G.Tizza - Ringo Takanabe
.Wolfe .Wolfe - Shinta Kogetsu
 
Última edición:

Reflejo
Moderador
Offline
La pequeña rueda estriada giraba bruscamente al tiempo que hacía fricción con el pedernal. Unas frías y grandes manos se encargaban de repetir está acción una y otra vez, pero por desgracia para el tuerto, las llamas de su encendedor a gas no duraban ni medio segundo. Esto se debía al terreno en donde estaban, en aquellos helados paramos de las tierras congeladas, la sola acción de prender un cigarro con viento en contra era milagrosa. Aún así el joven no se rindió, dio media vuelta, envolvió el pequeño accesorio con sus manos y lo volvió a intentar. Al ver su triste intento frustrado, chasqueó su lengua y susurró unas palabras. - No tiene caso, ya están húmedos y dentro de este refrigerador cualquier posibilidad queda anulada. - tampoco es como si tuviese una ganas incontrolables de fumar, él simplemente quería distraer su mente del frío pues con sólo el manto negro de Ringo no era suficiente.

En cuanto a la distraída, de algún modo parecía disfrutar la 'desgracia' de su compañero, no deseaba de ningún modo que él comience a contaminar el aire a su alrededor...otra vez. - Ni lo intentes. Mira, ya se puede avistar el templo desde aquí, aunque puedas encenderlo no tienes permitido fumar allí dentro. - no dándole más vueltas al asunto, le dedicó una mirada a su digivice y con cierta intriga pregunto. - ¿Está calentito ahí dentro Betamon?

- ... - no hubo respuesta por lo que asumió que debía estar durmiendo. En pocas palabras sí, poder descansar tranquilamente implicaba que no había inconveniencias con la temperatura. Suspiró con su nariz y muy para sus adentros pensó que sería grandioso ser un digimon y poder viajar a través del iC. Su pequeña envidia seguramente luego le influenciaría a la hora de molestar a su compañero.

Atrás de Shinta, el insecto y la joven de blanco caminaba de forma cabizbaja cierto rubio de ojos claros. Emanaba un aura depresiva, aunque era una costumbre para él tener sus bajones por razones absurdas. El problema fue una falla de expectativas, cuando vio el anuncio en el tablón de quest, cuando arrancó la misión del santuario y cuando entregó aquel pedazo de papel en la Central de Tamers, él se imaginó vistiendo un traje de miko. Las condiciones climáticas no lo permitían sin mencionar que nada indicaba que lugar estuviese ligado a la cultura japonesa. Repentinamente, Jun abrazó con fuerzas a Renamon quién le acompañaba a su lado, increíblemente con eso su humor cambió para mejor muy rápidamente. - ¡Aaah, qué gustito! En este momento eres lo más cercano a un templo shinto. ¡Ok! ¡Restauremos ese maldito santuario! - exclamó mientras señalaba el horizonte, parecía querer imitar una escena motivadora de alguna película, curiosamente le salió bien.

A causa de las gélidas brizas, el grupo se demoró un poco más en llegar a su destino. De pie frente a la edificación, ellos no pudieron hacer más que mirar asombrados cómo semejante reliquia histórica estaba en un estado tan deplorable. Uno de los Icemon les notó y les llamó inmediatamente. Les dio la bienvenida, invitándolos a pasar al interior del lugar. - Al fin llegaron muchachos. Vengan, les daré todo lo que necesitan. - Por dentro el ambiente era mucho más cálido, seguramente rondaba los 0° Celsius, puede no parecer la gran cosa pero sin dura era mucho más sí se lo comparaba con el exterior. El pequeño golem afirmó que si no fuese por los agujeros en el techo, y bueno, la falta de mantenimiento en general, la temperatura podía llegar a subir otros diez grados siguiendo el principio básico del iglu. No era algo raro, incluso en el mundo humano había hoteles formados casi en su totalidad por hielo. Les guió hasta la sala principal dónde yacían todo tipo de herramientas útiles para la tarea en cuestión; desde pica-hielos, baldes y trapos, correas de seguridad para trabajar desde las alturas, lijas y muchas cosas más. No les asignó una labor enseguida, primero los 'paseó' por todo el perímetro para que se vayan familiarizando. Para terminar, les enseñó una habitación cerrada y muy apartada del templo. Era algo oscura pero aún más reconfortante y aislada del frió que cualquier otra, dentro tenía algunas literas y muebles varios. Ringo no pudo evitar preguntar para que las necesitaban, en respuesta, el empleador no pudo hacer más que echarse a reír por la 'broma' que hizo la joven. - Jaja, esa es buena. Ustedes dormirán aquí, no creerán que es cosa de un día limpiar éste desastre, ¿cierto?. Quizás tome todo el fin de semana.

- ¿Qué hay de la comida? - cuestionó la del conjunto blanco.

- No se preocupen por eso, obviamente les ofreceremos todas esas pequeñas comodidades, incluyendo baño y duchas. ¡Es más, les invitaré un té para que puedan empezar más calientes! - después de darles el placer de degustar una bebida caliente, volvieron a la salón principal el cuál ya poseía todos los elementos necesarios para arreglar el techo. En el medio de la sala se alzaba imponente la estatua de Angemon, que si no fuera por el entorno que le rodeaba, podría haberse apreciado su grandeza.

La distraída sacó su iC, estiró su mano y exclamo. - ¡Betamon yo elijo! - acto seguido un pequeño anfibio apareció con una expresión algo molesta.

- ¡Maldita sea Master, te dije que no violarás los derechos de autor!

- ¡Oh! Es cierto, tu ni siquiera tienes manos. - interrumpió uno de los Icemon que rondaban la zona. - Puedes usar tu Water Tower para descongelar algunas cañerías, el resto empiecen por el techo, uno de mis compañeros les explicará como deben hacerlo.

Lokeebick Franmalth .Wolfe .Wolfe se quedan sin cigarros y sin traje de miko, tenía ganas de molestar (?).
PD: buena intro.
 
Última edición:

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline

El cielo nocturno se contemplaba nublado y el viento parecía querer congelar el alma de los tamer, atravesando sus ropas y alcanzando la fragilidad de su piel. Jun y Shinta, por obligación de los Icemon, se encontraban sobre el techo del templo para completar su primera tarea de limpieza. Los enormes agujeros que atravesaban el techo parecían haber deformado su estructura ante el paso constante de viento congelado, volviéndolo más denso en las orillas e impidiendo el avance de su reparación. Para poder corregir tal desperfecto debía destruir los puntos congelados sin afectar partes importantes de la estructura.

––
¿Exactamente como planean que separemos esos témpanos sin causar problemas al techo? –– Cuestionó Jun contemplando como atreves del orificio, un dúo de Icemon se habían posicionado para recibir los fragmentos removidos.

–– ¿Qué opinas de usar el relámpago de Tentomon para crearles alrededor una brecha? Así Renamon podrá separarlos sin demasiado esfuerzo y bajaremos de aquí. Me estoy congelando. –– Propuso consiguiendo un asentimiento de su compañero, retirándose a una distancia segura.

La combinación de ataques eléctricos y golpes certeros del zorro digimon provocaron el derrumbe continuo de densas capaz de hielo. Empleando sus golpes congelantes los Icemon lograban contenerlos y destruirlos, acumulando sus restos en el suelo y permitiendo la creación de materia prima para la reconstrucción de los agujeros. Con inmensas plataformas translucidas y frías, transportaron el hielo casi granizado, pegándolos en las brechas con sus propios puños congelantes, dándole poco a poco forma hasta cubrirlo por completo. Se requirió la asistencia de todos los Icemon para asistir a los tamer mientras elaboraban la reformación total. Fue un acto laborioso que tomo gran parte de la mañana en completar.
 
Última edición:

Registrado
24 Jul 2013
Mensajes
825
Offline
— ¡Es nuestro turno! — gritoneó Jun emocionado — ¡Betamon usaras pistola de agua! —

— ¡Intentas copiar el chiste de Master! — Cuestionó Midori con enfado.

— No lo copie, solo seguí el juego~ — justificó divertido, mientras revolvía su cabello — ¿ Preparaste tu rayo burbuja y pistola de agua?! —

— ¡Les vuelvo a repetir que nos soy un Pok...! ¡Auch! — Exclamó el pequeño anfibio, antes de ser interrumpido por un veloz y certero pellizco que le dio Renamon desde su izquierda, la zorra solo le veía reprobatoriamente — ¿Que hice?

— ¿Recuerdas el asunto de la prueba incompleta? — la zorra le refresco levemente la memoria al verdoso.

— ¡Aish! Bueno le seguiré el juego, aunque no me hago responsable para cuando pierda la paciencia — comentó dando cierre a la pequeña charla.

Nuevamente la voz del muchacho se escucho desde el pequeño jardin al frene del templo, no era el mas lindo del mundo pero era fascinante. Renamon dio su visto bueno a que Betamon y Jun trabajara en conjunto, así que sin mas se retiro para ayudar al resto del grupo. El rubio inspecciono críticamente la zona buscando con cuidado el desagüe que terminaba en ese lugar, infructuoso resulto su investigación decidió pedir ayuda, así que cargando a Betamon brazos busco al Icemon mas cercano.

— ¡Disculpa! — llamó Jun al distraído golem de hielo que bailaba al son de la musica que se reproducía en sus grandes audífonos — ¡Oye!

— ¡Esta escuchando musica el muy descuidado! ¡Patéalo para que nos haga caso! — Ordenó un molesto Betamon, que se estaba cansado de ser ignorado.

— Bueno, ya que insistes~ — el muchacho lentamente bajo al anfibio que seguía refunfuñando con enfado. El joven de dorados cabellos, se acerco rápidamente al extraño y en un movimiento salvaje, lo tomo de los hombro, le dio vueltas y comenzó a agitarles mientras le gritaba que le hiciera caso.

El pobre Icemon estaba en shock mientras seguía siendo bombardeado por los chillidos del muchacho.

— ¿Que haces? — la apacible voz de Ringo, detuvo las acciones del adolescente quien en una acción involuntaria soltó al gélido Digimon, llevándolo a estamparse contra un florero meramente decorativo que descansaba a unos pasos de ellos.

— ¿Ah? Es que no me escuchaba — se excusó el muchacho apenado, poniendo caria de perrito regañado mientras Betamon se reía de el mientras se mantenía escondido en uno de las grandes vasijas.

— ¿Esa es razón para matarle? — le recriminó un molesto Law, que se le acercaba con la vena de su cien bastante hinchada hasta descargar un gran coscorrón en modo de castigo al pobre rubio.

— Chicos, no se preocupes el es siempre es así, se queda enfrascado en su musica y nos ignorar olimpicamente — comento el jfaso de los Icemon, que ayudaba a levantarse al pobre Digimon caído no sin antes regañarle antes — Ya deben estar bastante agotados, ¿les molestaría tomar un receso para comer? —


Tizza V.G.Tizza .Wolfe .Wolfe
 
Última edición:

Reflejo
Moderador
Offline
Debido a la falta de luces artificiales incluso el velo de noche podía verse bastante claro. La blanca nieve reflejaba con facilidad la luz proveniente de las estrellas y la luna, esto hacía que algunos pequeños detalles como las huellas digitales fueran visibles. Un terreno virgen digno de admirar sin dudas, lastimosamente, los integrantes de la guild no estaban afuera para presenciarlo. Era la hora de la cena y por preferencia de ellos, decidieron comer en el aislado y cálido dormitorio.

- No, está muy lejos. Acércalo un poco más~. - Ringo y los demás utilizaron algunas cajas y con un poco de improvisación, las acomodaron de tal manera que formaron una 'mesa'. Como las cajas tenían 50 centímetros de estatura, los chicos debían sentarse sobre el piso de madera, aunque para ese grupo de japoneses eso no suponía ningún problema. Hicieron un estofado con los granos y legumbres que los Icemon guardaban congelados, principalmente estaban allí para alimentar a los viajeros y hacer distintos tipos de ofrendas. La comida sabía especialmente bien, algo natural después de un día de trabajo duro, obviamente todos repitieron otra porción.

Luego de la cena, Jun y Betamon salieron al jardín para finalizar con la última tarea del día. El drenaje estaba atascado por las aguas congeladas, cuando los viajeros hacían uso del baño u otras canillas, en algunas partes del santuario se producía una pequeña inundación y por ende, más hielo. El plan era ir al jardín para luego dejar fluir lentamente el liquido escaldado del Water Tower, había un conducto especialmente útil en el suelo para eso. Tanto el rubio como el anfibio tomaron una posición con viento a favor, no deseaban salpicarse con agua hirviendo. El digimon usó su técnica con mucho cuidado y menos poder, cada vez que aquel caliente liquido se rebalsaba, esperaba a que se drenara para luego volver a intentarlo. Media hora después, y con la labor finalizada, avisaron a sus compañeros y tomaron turnos para ducharse. Realmente era un lujo poder estar bajo la regadera, el calor y el placer que proporcionaba provocó qué más de uno se negara a salir.

Para el equipo, el día acabo en las literas. Jun, Shinta, Betamon y Tentomon durmieron en sus respectivas camas, Ringo usó su saco de dormir y se acostó en forma de 'bolita' sobre el suelo, Renamon por su parte lo hizo adoptando una postura de meditación. La habitación no contaba con persianas ni ventanas, estaba especialmente diseñada para evitar la perdida de calor y sumándole a eso una estufa eléctrica, lograba cumplir su función muy bien. La luz de la mañana no pudo entrar hasta que uno de los Icemon abrió la puerta para despertarles.

- ¡Buen día gente! ¡Arriba que aún queda mucho trabajo por hacer! - no debían ser ni las ocho de la mañana pero era esencial que trabajaran mientras tuviesen la luz del sol. Se levantaron a regañadientes, bebieron té y se dirigieron al salón principal.

- ¿Qué necesita que hagamos el día de hoy? - preguntó la zorra del Ying Yan mientras inspeccionaba los logros del día anterior. Efectivamente con los agujero del techo reparados, la temperatura de lugar había subido un poco.

- Observen las columna de hielo, deberían ser traslucidas y cilíndricas. - señaló el pequeño golem. Tocó con su palma las irregularidades de la estructura. - La acumulación de hielo deforma la simetría del lugar y cambia el color cristalino y transparente por uno blanco y opaco.

- ¿Y cómo lo haremos? - la duda de la distraída fue respondida en el momento que su empleador dejo caer un par de lijas sobre el suelo. Él afirmo que esta tarea no era demasiado complicada, podrían terminarla sin mucho esfuerzo.

Lokeebick Franmalth
.Wolfe .Wolfe
Luego le hago una revisión, ahorita ando algo ocupado :)

 
Última edición:

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline

El constante sonido de la lija al deslizarse por el material corredizo y frio, producía eco entre las paredes del templo. Su procedencia continuamente cambiaba dependiendo de la velocidad con la que los tamer y Renamon completaban cada sector afectado por el tiempo y el descuido constante. Mientras los seres provistos de extremidades y dedos se encardaban de pulir y tallar, los digimon anfibio e insecto: utilizando el Water Tower y las capacidades aéreas de este último, crearon un manto cristalino y humeante sobre el suelo. El agua caliente cumplia una labor mejor que las lijas, pero las facultades aéreas del escarabajo carmín impedía que se quemara con esta al pasar con el utensilio de limpieza.

––
Sera fácil, pero cansa demasiado. Se me están acalambrando los hombros y el cuello. –– Replicaba el tuerto al notar algunos sectores faltantes. Una o dos paredes más que se hallaban en lugares más recónditos, lo que disponía de menos trabajo.

––
Al menos solo nos falta una parte. Deja de quejarte y trabaja, siempre estas chillando por cualquier cosa. –– Recriminó el rubio cerrando los ojos para concentrarse en dar los últimos de sus fuerzas, rogando por terminar.

Betamos y Tentomon culminaron rápidamente su labor. La hora del almuerzo había iniciado en el momento que los tamer despegaban las lijas de sus manos irritadas y rojas. Apenas podían levantar los brazos para tomar los cubiertos o si quiera llevar el alimento a sus bocas. Luego algunas horas recuperaron la sensibilidad en los brazos y la motivación para una última labor, aprovechando la poca luz del exterior. Los siguientes parámetros serian quitar el grafiti de las paredes externas. Varios dibujos, escritos diversos de gramática criticable y multicolores. Las ráfagas y ventiscas deterioraron parte de estos, pero sería su deber terminar el trabajo.

Empleando los coletos y en un ambiente más amplio, usaron las mismas tácticas que sus digimon para limpiar el piso. El chorro de agua caliente impacto de lleno contra todo el segmento tomado por vándalos. Los restos del agua cayeron contra la acumulación de nieve, perfecto para prevenir algún suceso peligroso, siendo posible que tallaran sin peligro inminente. Lentamente comenzaron a provocar que el boque de hielo fuera derritiéndose, desapareciendo los grafitis en el flujo de agua, diluyéndose hasta desparecer.

––
¿Quién diría que sería tan fácil? Fue muy útil, jajajaja. –– Declaraba la única joven presente, sintiendo como el sudor recorría todo su rostro. Las virtudes del agua calientes y los gases de este, los hicieron entrar en calor.

––
Ya con esto, solo nos faltaría acabar con la estatua de Angemon. Podremos terminarlo mañana y con suerte, llegar antes del anochecer a File City. –– La idea de Law apenas era reconsiderada por sus compañeros antes de que empezaran a regresar dentro del templo.

Tizza V.G.Tizza Lokeebick Franmalth
 

Registrado
24 Jul 2013
Mensajes
825
Offline
- Vayan a comer ustedes, yo seguiré aquí limpiando un poco la estatua~ - Indicó el alto rubio, tomando una toalla que les habían brindado los Icemon.

- Podemos hacerlo mañana como dijo Law, no debes preocuparte – le recordó Tentomon que lo veía curioso.

- Aun queda tiempo –

El rubio dejo ir a los demás que se veían aun cansados, sintiendo el frio un poco más intenso al verse en solitario. Así mismo termino de tomar los instrumentos para su última labor y se encamino a la gran estatua del Ángel, la pobre estatua la cual no superaría más de cuatro metros, no se definía de tanta suciedad y deterioro. Ese trabajo seria arduo, por ello inicio desde la base a limpiar.

- Que odioso es esto – Exclamó agotado a los veinte minutos el muchacho, provocando la risa de la persona que le espiaba desde la oscuridad - ¿Quién está ahí? – preguntó el rubio al quedar completamente aterrado.

- Soy tu peor pesadilla~ - Comentó con malicio una forzada voz gruesa.

- Lo asustaras Betamon – susurró la melodiosa voz de Renamon que alivio el corazón desbocado del dulce muchacho.

- ¡Casi me matas, Midori! – Exclamó enojado el muchacho – Aunque ya lo sabía – soltó con fingida confianza mientras se recostaba de la estatua, medianamente limpia.

Cuando el muchacho toco la gélida superficie de la pieza de arte, el caos se desato cuando el brazo de Ángel que estaba cerca se aflojó repentinamente y cayó al suelo frente a los tres presentes, provocándoles distintas reacciones al azar. Betamon paso directo a una de las etapas emocionales más comunes en él, la rabia provocada por darse cuenta que Jun era muy tonto; Jun paso a la fase de la negación, cuando toco con sus rodillas el piso y se hizo bolita sobre esta; mientras Renamon solo acepto que fue un error el recostarse de ella y decidió ayudar a su querido Tamer a resolverlo.

- Déjame ver que consigo para pegarla – Se acerco la zorra dorada, caminado a paso lento viendo a sus dos amigos con burla – Espera a ver esta... – su comentario quedo a medias cuando tomo el brazo de hilo levemente resquebrajado y se dio cuenta de que la zona por la que se despego de el resto de la pieza de hielo, tenía un curioso chicle masticado puesto estratégicamente en el centro de ese segmento para mantenerla unida a lo demás, al parece alguien mas había cometido el homicidio.- No es tu culpa Jun, alguien vino antes que nosotros -

- ¡Si claro! Ahora no nos darán dinero… digo ahora no seremos aceptados nuevamente en este lugar – Exclamó viendo recriminatoriamente al humano, que se había recompuesto de a poco.

- ¡Midori eres tan malo! – lloriqueo en un intento de recibir un poco de cariño del verdecito.

- Nada de malo, eres un bobo – Raudo Betamon se acerco al muchacho y golpeo la pierna izquierda de este con su aleta - deberás resolverlo ahora… p-pero no sé cómo –

- Agua, supongo o algo de pega… -
el pequeño Midori, rápidamente se deslizo a la puerta donde se guardaban las herramientas que mas utilizaban los Icemon, aunque requirió de la zorra dorada para abrirla.

- Creo que no encontraremos nada útil aquí, solo hay cosas de hace y pica hielos –

Deberemos decirle a los jefes Icemon… aunque creo que se enojaran más con nosotros… M-mas nunca volveremos a pisar Freezeland –

- Seremos reducidos a algo menor al rango amateur –
chillo Betamon.

- ¿Eso es posible? – le cuestionó Renamon, mientras cerraba la puerta del armario.

- Al parecer si –

- Bueno debemos aprender a vivir como menos que Amateur… -

- ¡¿Pero qué demonios hiciste Jun?! –
Exclamó el furioso Law, cuando de improvisto apareció en compañía de Ringo y el grupo de Icemon, trayéndole la cena por ofrecerse a limpiar la estatua.

- E-esto n-o lo hice yo – se excuso el rubio – Cuando lo estaba limpiando se cayó solo, alguien le había pegado con goma de mascar antes –

- Que por cierto es una tonta idea… ya que el chicle se endurece con el frio –
razono Renamon, mientras era apoyada por Betamon – Alguien cometió el vil… homicidio… - termino de decir haciendo pausas dramáticas, siguiendo el juego de Jun.

- ¡Chan! ¡Chan! ¡Chan! – le agrego efectos Betamon.

- ¡Boom de impacto! – Esta vez Jun más recompuesto se formo junto al anfibio y la zorra.

- Espera… ¿dijiste que se despego por que ya estaba rota y tenia goma de mascar pegadas? – El jefe Icemon se veía confuso y algo consternado – No es su culpa muchacha, eso había pasado antes – uno de los Icemon sea cerco cerca de el odio del jefe y le murmuro algo que lo hizo tensarse – Digo muchacho, perdón, mil disculpe –

- No se preocupe, muchos suelen confundirse –
le excuso, el sabia bien que su cabello era una molestia – ¿Que me decía que paso antes? –

- Pues que quien tenía la función de cumplir el trabajo de reparas y limpiar la estatua hace un tiempo atrás cometió un error y rompió la estatua, aunque nos hizo creer que lo iba a reparar – todos los Icemon voltearon la mirada a uno de ellos especialmente que se encontraba sufriendo escalofríos ante lo que le venía, el Icemon que antes había discutido con Jun les había engañado a todos.

- ¿Ósea que no es nuestra culpa? – al rubio Jun le brillaban los ojitos por la gran noticia.

- Claro que no, no fue tu culpa es un error que le pasa cualquiera, pero ¡TU! – el jefe señalo con mirada furiosa al real culpable mientras le señalaba acusadoramente - ¡DEBERAS ARREGLARLO COMO SE DEBE! Chicos, no se preocupen su trabajo ha sido satisfactorio pueden retirarse hasta mañana que ya es tarde –

- ¡Gracias! –
chillaron Betamon y Jun al unísono, mientras Renamon solo hacia una reverencia de agradecimiento.

Esa noche fue dura para el pobre Icemon quien tuvo la obligación de corregir su error.


Tizza V.G.Tizza .Wolfe .Wolfe M Maiku
 

Maiku

Mr. Nobody
Registrado
5 Dic 2009
Mensajes
4,902
Ubicación
Homeland
Offline
Narrativa: En general tienen una ortografía legible y una redacción cohesiva, pero hubo varios puntos que me descolocaron y que tengo que remarcar. Primero que todo la forma narrativa, de repente pasan de un tiempo verbal a otro y de la tercera persona a la primera. Ejemplo: “¡Betamon usaras pistola de agua!” lo correcto sería usar la conjugación “usa” pues es una orden y no una constatación del futuro. Sin embargo, creo que es más importante realzar que tienen errores muy básicos de acentuación. Tienen problemas con tildar las esdrújulas y sobreesdrújulas, es decir, aquellas palabras donde se carga la voz en la tercera sílaba. Páramos, por ejemplo, es distinto de “paramos” que es un verbo. Y también omiten tildar las palabras “cómo, cuándo, por qué y qué” cuando se utilizan en modo de interrogante. Tengan más ojo con estas cosas, porque como fueron varios errores reiterados, de verdad se volvió confusa la lectura en más de una ocasión. (18/25)

Interpretación: Aquí debo regañarlos por dos aspectos. Primero que todo, me dio la impresión de que se pasaron por el arco del triunfo las especificaciones dadas en mi primer post, donde señalé a grades rasgos algunas reparaciones a realizar. Disminuyeron en demasía la cantidad de problemas en el edificio gélido y no trabajaron en ningún momento afuera del mismo, siendo que especifiqué que elevarían todo un armatoste para sostener la infraestructura y así trabajar en el techo. Por otro lado, hubo dos post que no tuvieron coherencia lógica entre sí. Hablo del primero de Wolfe y de Franmalth, donde no queda claro cómo pasaron de reparar el techo a esa escena del Icemon distraído de la nada. Por último, se especificaba en las notas de la quest que no debían causar destrozos y vi varias tentativas de violar este punto. (15/25)

Realismo: Aquí me llamó la atención que en ningún momento sus personajes sintieran frío, siendo que no están con ropajes propios para las temperaturas de las Tierras Congeladas y, por más que hubiese efecto iglú, no es que estuvieran en un ambiente mediterráneo. Por otro lado, tampoco me parece bien la facilidad con la que repararon cada imperfecto, dos días para todo lo que había que hacer se vio forzado. Ojo, que ustedes mismos señalaron que un día no bastaría y que necesitarían más en uno de sus post. (18/25)

Desarrollo: Creo que este es el punto donde más dejaron que desear, sobre todo considerando que les dieron una prórroga de plazo. Chicos, la mayoría de sus post se dedicaron exclusivamente a relatar relaciones interpersonales entre los distintos personajes y cada una de las reparaciones no tuvo más que un párrafo, con suerte, de dedicación. Sinceramente pareció que el trío se fue a vacacionar por la poca importancia entregada al trabajo, versus lo dedicado a dormir, comer y escenas cómicas. No digo que esté mal, a mi me encanta explotar las relaciones de los personajes en mis post y crear más de una escena chistosa, pero nunca hay que perder de vista lo primordial: cual es cumplir con los objetivos de la quest. (10/25)


Total: 61/100. Quest Aprobada.
Paga: 100 bits

Blair Blair Masaru Masaru
Tizza V.G.Tizza .Wolfe .Wolfe Lokeebick Franmalth
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie