Reto Reto de Escritura ed. Noviembre | LadyAzulina

Morpheus's Dream ♚
Moderador
Registrado
12 Abr 2015
Mensajes
1,111
Ubicación
Medium Coeli

Hansel y Gretel
Alguien, en alguna parte, dijo “¿Entonces este cuento es sobre el canibalismo y quemar viva a la gente? Con razón los niños están tan dañados...”. Es bastante probable. En todo caso, en Hansel y Gretel, vemos una bruja viviendo en una trampa para niños (una casa de dulces), dos niños abandonados y la bruja mala castigada... ¿Qué hubiesen escrito ustedes?



Existió alguna vez una pareja de hermanos, un niño y una niña, quienes fueron llamados Hansel y Gretel. Vivían en las cercanías de un bosque con sus padres, quienes no tenían un buen empleo como para llevar constantemente alimentos a la mesa, pero eso a los niños no les importaba, sólo querían satisfacer sus ansias. Como no tenían un cuidado parental estable debido a que los dos se la pasaban fuera por sus trabajos, llegó un día en el que los niños salieron de casa a explorar, tal vez en el bosque encontrarían algo que a sus estómagos pudieran llevar.

Nunca antes habían recorrido los alrededores, fácilmente se perdieron sin otra opción más que seguir caminando para tratar de llegar a algún rincón. Las bayas de los arbustos pronto dejaron de ser una solución y estaba cayendo la noche cuando una cabaña de dulces hizo su aparición. ¡Qué gloria para aquellos niños hambrientos! Hansel y Gretel a la casucha corrieron, tomando partes de ella para ver quién la devoraba primero. Ante el ruido que ocasionaban, una anciana no tardó en salir de su interior y, tras un corto intercambio de palabras, los chiquillos aceptaron su invitación.

Pero esta historia no es como las otras. La cabaña de dulces en realidad nunca existió. Los niños se encontraban tan hambrientos que todo fue obra de una alucinación. Jamás hubo una bruja, y la casita de una anciana a un extremo del pueblo era lo que destrozaban. La señora mayor no les preguntó si querían pasar, en realidad a la autoridad amenazó con llamar. Pero en un mundo inventado de cualquier cosa se era capaz. Destruyeron la casa, lastimaron a la anciana y la despensa vaciaron sin más; sólo cuando todo se lo acabaron fue que en sus padres quisieron pensar, ya no había nada que les pudieran llevar. No tardaron más en volver a casa y la aventura se la quedaron guardada. Pero no sabían que esa anciana, vieja oráculo, había vaticinado que más tarde que temprano la destrucción en manos de los niños del bosque les habría llegado.


Por favor, NO me pregunten por las rimas, no lo había planeado :C
 

選ばれし子供
Registrado
18 May 2016
Mensajes
3,303
Menos mal que leí la frase del final, porque justamente mis observaciones iban a apuntar principalmente a la rima. De hecho, estaba por sugerirte que lo escribieras en verso, porque hay frases que parecen giradas artificialmente para facilitar que rimen. El ejemplo más claro de esto que digo es la siguiente frase: "llegó un día en el que los niños salieron de casa a explorar, tal vez en el bosque encontrarían algo que a sus estómagos pudieran llevar". Sinceramente, me cuesta mucho pensar que no hayas hecho ese giro a propósito. Me parece demasiado rebuscado. Pero si dices que no fue intencional, puedes dejarlo así.

"una anciana no tardó en salir de su interior". Yo suprimiría el "de su interior". Estimo que se sobreentiende por contexto. Yo también eliminaría (o acotaría mucho) esta aclaración: "Como no tenían un cuidado parental estable debido a que los dos se la pasaban fuera por sus trabajos". Siento que le quita fluidez al texto. Además, de cierta forma, ya se había dado a entender que los padres de los chicos estaban ausentes.

Espero que esta crítica te guste. Como vez, no hice ningún comentario gramatical.

Nos leemos
 

Morpheus's Dream ♚
Moderador
Registrado
12 Abr 2015
Mensajes
1,111
Ubicación
Medium Coeli

La princesa y el guisante
Si no mal recuerdo... esta historia es sobre un matrimonio arreglado, muchas princesas, guisantes y colchones... ¿o esa era la versión para niños? No sé, no puedo divagar mucho hoy...



Dicen que una princesa verdadera debe ser tan sensible como para sentir un guisante debajo de veinte colchones con veinte edredones, pero ¿eso acaso era posible? Sí, en algún bizarro reino lo era. En un lugar donde la reina era demasiado quisquillosa como para aprobar a las chicas que le gustaban a su hijo, que eran princesas verdaderas que, en lugar de quejarse por haber obtenido una oportunidad de pasar la noche en ese castillo, buscaban una manera de dormir con comodidad o preferían no preocupar a la familia. No podían saber qué era lo que la reina esperaba escuchar. El príncipe amaba tanto a su madre que no osaba llevarle la contraria y por eso perdía una princesa tras otra por sus innecesarios caprichos.

Hasta que después de años creyendo que jamás encontrarían a la princesa perfecta, llegó una joven que se perdió en plena tormenta. No sabía de quién era el castillo ni quiénes eran sus habitantes, su ropa estaba embarrada y su cabello hecho un desastre; para la reina aquello era indignante. Afirmó ser una verdadera princesa y sólo pidió que le permitieran pasar la noche. Pero… ¿qué princesa andaba sola, de noche, en medio de una tormenta? Ignorando sus propias teorías, le hicieron la prueba. A la mañana siguiente a la joven no le importó la educación ni el hecho de encontrarse ante la realeza, soltando su mal humor por no haber dormido debido a algo que se encontraba debajo del colchón. Desde el principio, al príncipe no le agradó aquella chica, pero su madre no le prestó atención y con ella lo unió. Para con el tiempo darse cuenta de que nunca fue una princesa, grosera, descortés y poco interesada en los temas que trataban.

Pero se casaron y vivieron felices para siempre… o, al menos, la impostora lo consiguió.
 

選ばれし子供
Registrado
18 May 2016
Mensajes
3,303
Hola. Para empezar estuvo muy bueno el giro de que la chica no sea una princesa real. Es una forma muy buena de evidenciar lo estúpido y arbitrario que es el requerimiento de la reina. También quiero señalar que tu estilo ciertamente mejoró muchísimo desde el reto de escritura de Octubre. Realmente, incluso si me pusiera a señalar los errores gramaticales, como lo hice en el reto pasado, tendría mucho menos que decir.

Una cosa que quiero señalar es un cambio incorrecto en el tiempo verbal: "Dicen que una princesa verdadera debe ser tan sensible como para sentir un guisante debajo de veinte colchones con veinte edredones, pero ¿eso acaso era posible?" En lugar de "era" debería ser "es". Es más: yo, incluso, eliminaría el "eso", para darle más fluidez al texto. También, en ese mismo párrafo, repites varias veces casi seguidas la palabra "era". Cito: "pero ¿eso acaso era posible? Sí, en algún bizarro reino lo era. En un lugar donde la reina era demasiado quisquillosa". Particularmente, este párrafo lo cambiaría asi: "Pero ¿es posible? Sí, en un reino gobernado por una mujer demasiado quisquillosa...". Notarás que le da más fluidez.

Espero que te sirvan mis consejos. Nos leemos en el próximo desafío.
 

Morpheus's Dream ♚
Moderador
Registrado
12 Abr 2015
Mensajes
1,111
Ubicación
Medium Coeli

Caperucita Roja
Esta niña de capa roja tiene muchísimas versiones, pero ¿por qué no una más?



En un pueblo cercano a un bosque existió una niña que vestía una caperuza roja que le regaló su abuela. Eran constantes sus viajes al bosque para visitarla, llevándole de casa los pasteles o panes que sus padres hacían como panaderos. Su abuela llevaba un tiempo enferma y se turnaban para atenderla, le tocaba a la caperucita otra vez. Llenó su cesta y partió diligentemente.

Durante su trayecto en el bosque no se encontró con ningún lobo feroz, pero sí saludó al leñador que se hallaba tranquilamente haciendo su trabajo. Su viaje fue directo a la casa en medio del bosque, por lo que llegó rápidamente y sin contratiempos. Entró sin tocar y lo que encontró dentro la hizo gritar.


—¡AAAAAAAAAAAAbuela! ¡Vístete!

—¡Oh, mi preciosa niña! ¡A buena hora que llegas! Estaba hambrienta, iba-…
—No me importa~ —dejó la cesta sobre la mesa—. Mis padres lo hicieron esta mañana, disfruta.

Sin embargo, la puerta fue abierta bruscamente y a punto estuvo de salirse de sus goznes.

—¡¿Qué ocurre aquí?! —el leñador tenía el hacha en las manos y miraba a todas partes, buscando el origen del grito, respiraba agitado—. ¡¿Qué pasa?

Pero al contrario de caperucita y su abuela, no lograba ver con claridad dentro de la casucha totalmente a oscuras. Ni una cortina corrida ni una vela encendida, sólo la pobre luz que se filtraba por la puerta bloqueada por el hombre. Por eso ni siquiera logró ver lo que le cayó encima y, de un mordisco al cuello, el leñador se desangró y murió.

—¡Abuela! —la regañó la niña.
—No vas a regañarme tú, mi nieta —la señaló tras volver a la normalidad… o parte de ella, sus dientes seguían siendo tan grandes y fieros como los de un lobo, al igual que sus ojos amarillos, los mismos que tenía caperucita en ese instante para poder ver—. Desde que saliste de casa he olfateado lo que traes en esa cesta, ¡necesitamos algo más para acompañarlo!

Caperucita suspiró.

—Bueno, pero todavía prefiero la carne cocida.
—¡Qué mañosa eres! Con los años verás cómo se te quita.
 

選ばれし子供
Registrado
18 May 2016
Mensajes
3,303
Fue interesante el giro de hacer a Caperucita y a la abuelita hombres lobo. Sinceramente, cuando caperucita llegó a la casa y se encontró a la abuela desnuda, imaginé que se iba a encontrar con una escena bastante más perturbadora.

Veo que estás mejorando mucho tu estilo de escritura. Eso es bueno. Te felicito. Sinceramente, la frase que peor me sono fue esta: "En un pueblo cercano a un bosque existió una niña que vestía una caperuza roja que le regaló su abuela. Eran constantes sus viajes al bosque para visitarla, llevándole de casa los pasteles o panes que sus padres hacían como panaderos". Ahí te marqué un par de cosas. Para empezar, evitaría la repetición casi seguida de la palabra bosque. Para ello, podrías omitir la frase "cercano a un bosque". para seguir, para no hacer dos subordinadas de relativo tan seguidas, escribiría: "una niña que vestía una caperuza roja, regalo de su abuela". Creo que eso le dan más fluidez. Y por último, omitiría el "de casa" y "como panaderos". La frase corregida quedaría así: "En un pueblo existió una niña que vestía una caperuza roja, regalo de su abuela. Constantemente viajaba al bosque para visitarla y llevarle pasteles y panes que horneaban sus padres". También reemplacé el verbo "hacer" por "hornear" porque me parece más concreto y menos genérico.

Fuera de eso, no se me ocurre mucho más que decirte. Repito que tu estilo va mejorando y eso me gusta. Nos leemos.
 
Arriba Pie