Actividad Safari Safari Bicho [Evan]

Jull

Whom lives by Hope, will die by Despair.
Moderador

Offline
1. Pinsir
2. Kricketot
3. Kricketune
4. Karrablast
5. Shelmet
6. Scatterbug
7. Spewpa
8. Grubbin
9. Blipbug
10. Butterfree
11. Weedle
12. Kakuna
13. Beedrill
14. Paras
15. Parasect
16. Venonat
17. Venomoth
18. Scyther
19. Ledian
20. Spinarak
21. Ariados
22. Yanma
23. Forretress
24. Shuckle
25. Heracross
26. Beautifly
27. Dustox
28. Surskit
29. Masquerain
30. Nincada
31. Ninjask
32. Mothim
33. Sewaddle
34. Swadloon
35. Leavanny
36. Venipede
37. Whirlipede
38. Scolipede
39. Dwebble
40. Crustle
41. Joltik
42. Galvantula
43. Durant
44. Charjabug
45. Cutiefly
46. Ridombee
47. Wimpod
48. Golisopod
49. Orbeetle
50. Skorupi
51. Dewpider
52. Araquanid
53. Sizzlipede
54. Centiskorch
55. Snom

Post normal de hablar o escapar del pokémon: 500 palabras
Post de captura (ya sea peleando, charlando pacíficamente o lo que se te ocurra, con su respectivo lanzamiento de pokeball):
- Común (500 palabras)
- Poco Común (750 palabras)
- Raro (1000 palabras)
- Muy Raro (1500 palabras)

Repetir tirada: (350 palabras)

Ficha del entrenador: Jaybird.
Pokeballs Especiales: 30
Fruta: 3

Cada vez que intentes capturar a un pokémon, recuerda que debes lanzar un dado de 10 caras.
Una vez escrito esto, lanzarás un dado de (10) caras para saber si la pokeball ha funcionado o no. Si sale 3/5/7/9 será tuyo. Si, por otro lado, crees que la suerte no te va a sonreír, puedes utilizar una fruta y los números aumentarán en 3/4/5/6/7/8/9

Equipo:
Shade-Marshadow (Campana Alivio)
Kororo-Totodile (Pc)
Icarus-Fletchling (Pc)
Chompie-Gible (Pc)
Kara-Bagon (Pc)
Spike-Nidoran M (Pc)

Lazy Lazy
 
  • 1Me gusta
Reacciones: Lazy

Lazy

I'm Morpheus, owner of a dream

Registrado
22 May 2016
Mensajes
2,811
Ubicación
por ahí marico
Offline
Un descanso, un mísero descanso. Por primera vez en su vida sentía que no podía con el trabajo. Desde que regresó de su última aventura en compañía de Little girl, Emily se encargó de explotar sus capacidades físicas con el pretexto de saldar su deuda por haberla abandonado con sus clientes una semana entera. No había que malentender, el pajarito podía con eso y mucho más, había preparado su cuerpo para cualquier tipo de presión, sin embargo… esta vez era completamente diferente. Los movimientos imposibles que antes eran tan naturales para él, ahora parecían proezas titánicas gracias al cansancio físico que cargaba, las estrategias improvisadas cada vez eran más toscas y, por si fuera poco, ahora su cuerpo tenías más magulladuras y heridas que antes, era como si el desempeño del mercenario si hubiese visto afectado de alguna manera en la que no entorpeciese con el éxito de la misión pero sí con su salud. Las horas de sueño se habían disminuido considerablemente gracias a las pesadillas de Shade y sus pokémon siendo asesinados, nunca antes habría imaginado que sentiría de nuevo aquel miedo y ansiedad que generaban aquel tipo de pesadillas.

Tch… maldita sea —Gruñó con frustración luego de darle una pequeña bocanada a su cigarrillo, descubriendo con desagrado que el sabor no le ayudaba para nada.

Antes, la esencia de la nicotina recorriendo su garganta hasta llenar sus pulmones le hubiera relajado enormemente, pero justo como había pasado con el sexo: Drake ahora lo encontraba bastante insípido. Todo gusto o costumbre hedonista que antes le generaba paz, ahora le hacía pasar por la incomodidad, el fastidio y la frustración. No existía nada conocido por él que lo relajara o lo hiciese sentir más tranquilo, por esa sencilla razón había decidido tomarse el día y hacerle caso -por primera vez- a su hermano, Jacob. Duffy le había escuchado atentamente en su última reunión, en ningún momento de la conversación se mostró extrañado de lo que le contaba el mercenario pues no era la primera vez que tenían una conversación así, no era la primera ocasión en la que, en medio de sus historias, Drake drenaba todas sus inseguridades con él.

Necesitas un descanso, es todo. Creo que abrieron un safari bicho en la ciudad, podrías intentar ir con los pokémon que estaban contigo ese día, quizá ellos necesiten un tiempo para recuperarse también. Aunque Shade parece estar bastante bien.

Jaybird suspiró, ahora que lo pensaba. Si Jacob no hubiese mencionado a sus familiares, tal vez no se hubiera percatado de aquel hecho. Todos parecían estar bien, ninguno parecía estar fuera de sí o presentaba alguna secuela de lo vivido en la lucha contra Celebi. Kororo a pesar de haber evolucionado, ahora parecía estar tomando las actitudes fraternales de Rhyperior. Icarus y Spike seguían mostrando su postura desafiante aunque no tanto como antes, al menos se habían relajado un poco. Chompie era un caso bastante extraordinario, el tiburón a pesar de haber crecido lo suficiente como la cocodrilo de agua mantenía su singular y característica alegría. Sólo Shade y extrañamente Kara estaban igual que siempre, siendo el primero el que más le preocupaba al mercenario. Temía mucho por su pequeño. Aunque las palabras de la princesa del crimen le trajeron calma en su momento, ahora no lo hacían, ¿cómo aseguraba que Shade no tuviese algún tipo de trauma? ¿Cómo era posible que un disparo no le hiriera psicológicamente a Marshadow? Confiaba en su pequeño, pero precisamente porque era un pequeño se preocupaba por él… esperaba que la hermosa albina tuviese razón cuando le aseguraba que el sombrío ser se encontraba perfectamente bien… No, más bien, esperaba que todos sus pokémon estuvieran sanos.

¡Sha!
¿Mm? —Drake detuvo su andar y sus pensamientos para centrarse en Nyx, más concretamente al punto al que señalaba con uno de sus negruzcos dedos.

La zona a la que apuntaba el pequeño ser de sombras era un campo abierto con un pequeño bosque en el fondo, en la cual se podía observar a un gigantesco ciempiés de tonalidades purpúreas. El Scolipede en la entrada del bosque les miraba con desdén, como si los odiase. Los ambarinos y rasgados ojos se afilaron cuando se cruzaron con las esmeraldas del mercenario quien inmediatamente regresó su atención al Marshadow. La pequeña sombra volvió a gritar, sólo que con más intensidad que antes, como si le estuviera pidiendo al humano que observara bien el ambiente.

Fue entonces cuando la presencia del cuidador se volvió visible para el de mechón claro. El cuerpo malherido del uniformado hombre se hallaba tendido en el suelo de la planicie. Por sus heridas, Drake pudo deducir que había sido atacado por el ciempiés. Los Scolipede eran conocidos en el mundo por ser una especie sumamente agresiva y letal, razón por la cual -en los tiempos de antes- se les había dado caza con el afán de proteger a las personas. No obstante, aquel Scolipede parecía ser lo suficientemente listo como para atacar de forma no letal al hombre y utilizarlo como cebo para atraer a más víctimas. El fin, totalmente desconocido pero Drake no podía dejar a una persona a su suerte, no de esa forma por lo que simplemente no se pensó dos veces el traspasar la puerta de aquella zona. Liberó a Spike y a Fletchling para tenerlos de apoyo en aquella incursión.

Shade, sólo sal si la cosa se aprieta un poco, ¿sí? —exclamó a la par que avanzaba con los otros dos a su lado. El pequeño asintió antes de meterse en su sombra.

El tipo bicho veneno se acercaba al igual que ellos y, tras ver al Nidorino, comenzó a correr. Drake no tuvo tiempo de pensar, simplemente avanzó, siendo rebasado por los pokémon quienes actuaron para detener a la violenta criatura. Las rápidas embestidas, los picotazos venenosos y las ascuas chocaban en el cuerpo del gran insecto, quien no redujo ni un segundo la velocidad. Quería ensartar el cuerpo de Evan con sus cuernos llenos de veneno pero no contó con el movimiento repentino del hombre.

Los ataques del ave y el roeder habían sido una distracción para que la criatura no se percatara de los dos objetos que Evan llevaba consigo. Siendo uno de ellos una granada cegadora que le exploró en la cara segundos antes de ser golpeado y absorbido por una de las esferas del safari.



1. Pinsir
2. Kricketot
3. Kricketune
4. Karrablast
5. Shelmet
6. Scatterbug
7. Spewpa
8. Grubbin
9. Blipbug
10. Butterfree
11. Weedle
12. Kakuna
13. Beedrill
14. Paras
15. Parasect
16. Venonat
17. Venomoth
18. Scyther
19. Ledian
20. Spinarak
21. Ariados
22. Yanma
23. Forretress
24. Shuckle
25. Heracross
26. Beautifly
27. Dustox
28. Surskit
29. Masquerain
30. Nincada
31. Ninjask
32. Mothim
33. Sewaddle
34. Swadloon
35. Leavanny
36. Venipede
37. Whirlipede
38. Dwebble
39. Crustle
40. Joltik
41. Galvantula
42. Durant
43. Charjabug
44. Cutiefly
45. Ribombee
46. Wimpod
47. Golisopod
48. Orbeetle
49. Skorupi
50. Dewpider
51. Araquanid
52. Sizzlipede
53. Centiskorch
54. Snom
 

Lazy

I'm Morpheus, owner of a dream

Registrado
22 May 2016
Mensajes
2,811
Ubicación
por ahí marico
Offline
Drake no tuvo tiempo para pensar en sí lo había logrado o no, prefería dejar que el sonido de la esfera hiciera su trabajo mientras que tomaba al magullado empleado para llevárselo, aunque para ser sinceros, esperaba que la criatura no diera batalla en su captura, el peligro que representaba era demasiado como para dejarle la espalda desprotegida. Sus pokémon estaban preparados para el combate eso era seguro, pero él no, él no estaba listo para cargar a un hombre y luchar.

Lamentablemente, el granizado de Icarus le indicó que debía echarse a un lado para evitar ser empalado por los dos cuernos del ciempiés. Drake echó el cuerpo del hombre a un lado mientras él se tiraba al otro, evadiendo el ataque con éxito.

¿Quieres jugar? —Drake se levantó con una voltereta hacia atrás mientras sacaba otra esfera, la de Chompie—. Juguemos.

El tiburón de tierra salió de su esfera y, una vez fuera, rugió para después expeler un furia dragón que impactó de lleno en el rostro del salvaje. La ofensiva contra Scolipede no se detuvo ahí, pues Nidorino y Fletchling se sumaron para atacar con movimientos a distancia. El mega ciempiés se vio completamente superado, no podía embestirlos a todos a la vez y si seguía recibiendo ataque tras ataque seguramente no podría seguir en el combate.

Evan aprovechó la oportunidad para volver a tomar al hombre y colocarlo en su espalda, en esa postura sería mucho más fácil el poder huir del anima.

Aguanta un poco, ¿quieres? —Comentó para tomar un par de sus pokéballs siendo Kara y Kororo las siguientes en ser liberadas—. Kororo, únete a ellos —la cocodrilo asintió y antes de marcharse decidió danzar para aumentar su fuerza y velocidad—. Kara escoltame por favor, necesito que estés al tanto del combate mientras dejamos a este pobre desgraciado fuera de la zona.

La batalla parecía estar a favor de la familia del mercenario, sin embargo, todos se detuvieron en su ofensiva cuando el escolopendra alzó las patas e hizo temblar la tierra cuando las regresó al suelo. El terremoto había sido tal que los pokémon que le rodeaban quedaron mareados el tiempo suficiente para que él volviera en su arremetida contra el pajarito.

Evan ayudó a Kara para que se levantara. La dragón rápidamente llenó su boca de energía y la expulsó en un potente pulso dragón que impactó en el rostro de la veloz criatura quien cayó al suelo por la potencia del impacto.

De nuevo —exclamó el hombre tras arrojar otra esfera para contener al ciempiés.
 

Lazy

I'm Morpheus, owner of a dream

Registrado
22 May 2016
Mensajes
2,811
Ubicación
por ahí marico
Offline
El resto de familiares de Evan se irguieron rápidamente, siendo Fletchling el más rápido de todos ya que él simplemente había sido golpeado por una roca que se levantó tras el movimiento tipo tierra. Poco a poco los pokémon del mercenario comenzaron a rodear a la esfera mientras que Kara y el mercenario se disponían a salir del hábitat.

La esfera se movía de un lado al otro, perdiendo fuerza en el tambaleo con cada movimiento. Los pokémon se relajaron un poco, pues para ellos parecía que todo había acabado y que podrían volver con el pajarito sin inconveniente alguno, sin embargo, el brillo rojo del botón no dejó de parpadear y, cuando se detuvo, la esfera se abrió nuevamente. Los que estaban cerca de la pokéball fueron golpeados por el cuerpo del megaciempiés y los que no, tuvieron que tomar más distancia ya que Scolipede recubrió sus colas con veneno para atacar en un movimiento circular. Chompie, Kororo y Nidorino saltaron hacia atrás y volvieron a atacar. Los movimientos llegaron a un punto muerto, pues el Scolipede ya no se encontraba cerca de ellos. ¿Cómo había sido tan rápido como para dejarlos atrás?

Estarás bien —exclamó Evan al momento de dejar al hombre recostado sobre la cerca del establecimiento.
¡Gon!

El alarido de Kara fue suficiente para que Evan pudiera reaccionar a tiempo, esquivando a duras penas las rocas que se produjeron encima suyo por la avalancha. Scolipede gruñó con frustración tras ver como Drake se alzaba para plantarle cara de nuevo junto a la pequeña dragón quien no dudó ni un segundo en disparar otro pulso dragón. El resto de criaturas llegó al combate y unieron sus fuerzas para mantener a raya al ciempiés. La tormenta arena, los chorros de agua, las ascuas, los picotazos venenosos y el pulso dragón hicieron mella en la criatura que se desplomó al momento en que los ataques explotaron en su cuerpo.

Ya no podía más. Su intento por acabar con ellos había sido completamente frustrado. ¿Terminaría como sus padres? ¿Asesinado por un humano? ¡Maldita sea! Qué frustrante… qué indignante. Qué… impotente… Al menos esperaba que el humano que se le acercara fuera tan misericordioso de acabar con su vida de una manera poco dolorosa… ¿la esfera lo mataría rápido? Esperaba que sí.
 

22 Aniversario de Foros Dz

Arriba Pie