Quest B Historia Secuestro [Yamada & Xenedis]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Reflejo
Moderador
Offline
Secuestro​

NPC involucrado: Andrew y Hefesto Xenedis
Sinopsis: Después de una poca común cena para celebrar el año nuevo, Joe y Andrew regresan a sus habitaciones correspondientes a altas horas de la noche. No obstante, ambos son emboscados en el camino, Joe es noqueado y Andrew no esta con él cuando este despierta, solo hay una nota que dice que no llamen a la policía o lo lamentaran.
Escenario: File City.
Objetivos:
•Encontrar pistas sobre la ubicación del actor.
•Rescatarlo antes de que le hagan algo malo.
•Mantener tranquilo a Hefesto.

Datos Extra:
•No hay más pistas salvo el testimonio de Joe y lo que puedan encontrar en el área del altercado.
•Hefesto no los acompañara, se quedara en casa en caso de que les envíen una nota de rescate. Pero estará nervioso y enviándoles mensajes a la Terminal en todo momento, lo mejor sera contestarle para que no llamen a la policía.
•Joe ha sido despojado de todos los objetos que llevaba con él, lo cual incluye sus cartas más fuertes, su D-Arc y el Keychan con casi todos sus aparatos tecnológicos.
•No saben el rango de la persona que secuestro a Andrew, así que es mejor ir con cuidado en caso de que se enfrente contra algún Elite o peor.
•Joe recuperara sus objetos conforme avance la quest, pero no podra usar su D-Arc.

Tamer: Joe Yamada & Plotmon, Lykaios Xenedis & Strabimon
Digivice: D-Arc (Lee), D3 (Joe)

ORKKRO ORKKRO confío en ti (?)
 

ORKKRO

Solo llámenme Ork.
Diseñador Oficial
Registrado
1 Oct 2011
Mensajes
4,114
Ubicación
México
Offline

    Portada Tamer Digimon Registro Inventario & Medallas




    • Andrew Xenedis & Strabimon


    • Información Personal
      Nombre: Andrew.
      Apellido: Xenedis.
      Apodo: Black Arrow, Shadow, Hector Marinho, Andy.
      Edad y fecha de nacimiento: 30 años [15/09]
      Sexo: Masculino
      Descripción Física:
      Peso: 101 Kg​
      Altura: 1.97​
      Vestimenta:
      Atuendos para estar en la ciudad. El primero es en su fase de actor, el segundo es para pasar un poco desapercibido.

      Ropa usada en casa o lugares privados (de mucha confianza).

      Vestuario usado para quest, raids.

      Trajes usados para eventos formales. El primero es para cosas como audiciones o castings, el segundo es para Premiers.

      Vestuario usado para ir a zonas de lujo.

      Trajes usado para playas o zonas costeras. El primero es para nadar, el segundo es solo para tomar el sol (o si hay una situación que lo obligue a desnudarse).

      Atuendo usado en zonas de calor extremo y/o desérticos.

      Traje usado para climas fríos.

      Vestuario usado para climas polares o glaciares.

      Vestuario usado para sus trabajos de Renegado.

      Ropa de pasatiempos.
      Personalidad: En el ámbito social, Andrew es un poco extraño, pues hay momento en los que es el alma de las fiestas y otros donde es un completo ermitaño. Esto se debe a que ni siquiera el termina de entender si es alguien introvertido o extrovertido, aunque considera que es más propenso a lo primero, ya que lo social tuvo que desarrollarlo solo por trabajo, y si bien no le molesta, tampoco es algo que le emociones mucho.

      Respecto a lo amoroso, fuera de un rumor que logró esparcirse entre sus fans, nadie sabe si esta buscando (o si ya tiene) una relación. La verdad es que no le es muy interesante el tener algo serio de momento, aunque estaría de acuerdo con tener un noviazgo o al menos de salir en citas.

      Yendo a su temperamento, esto se podría considerar lo más estable en él, pues es bastante relajado y alegre la mayor parte del tiempo. Esto no quiere decir que no se enoje o entristezca, pero son facetas por comunes en él. Aunque esta situación puede cambiar bajo dos situaciones, la primera es que este en algún lugar cerrado, que lo hará entrar en completo pánico; la otra es que alguien dañe a sus hermano, lo cual provocara que se vuelva alguien sumamente violento, vil y puede que hasta sanguinario con el causante.

      Gustos y Disgustos:
      +Sus hermanos.
      +El tiro con arco.
      +La cocina.
      +El Parkour.
      +Actuar.
      +Correr o trotar.
      +La capoeira.
      +Leer.
      +Los lugares abiertos.

      -Que traten de indagar demasiado en su pasado o vida privada.
      -Los rumores que se inventan sobre él.
      -Los accesorios. Esto incluye anillos, relojes, pulseras, collares, pendientes, muñequeras, tobilleras, corbatas, gorras, sombreros, lentes y similares.
      -Estar encerrado en un lugar pequeño, esto gracias a que sufre de claustrofobia.
      -Sus padres.

      Historia: Andrew es el primogénito de la familia Xenedis y nació en Atenas, Grecia. Siempre fue considerado una persona normal, pues jamás dio indicios de tener problemas o supremacía en alguna cosa. Sin embargo, en su vida personal se denotaba que era alguien sumamente responsable, pues siempre cumplía con todos sus deberes, sin importar los extras que tenía por ser el hermano mayor. Desafortunadamente, esta estabilidad se terminó cuando sus hermanos comenzaron a demostrar una muy clara diferencia en su personalidad, pues mientras uno destacaba bastante en un aspecto intelectual, el otro comenzó a decaer, al punto de convertirse en el peor de los tres.

      Aquello comenzó a generar disturbios en su hogar, dado que sus padres comenzaron a presionarlo para que mejorara sus notas, solo para disimular un poco la "deshonra" que representaba su hermano Lykaios. Esto a su vez comenzó a generar problemas entre los padres y los hijos, ya que estos últimos no veían un problema tan grande en la actitud de su hermano. No obstante, eso no evito que se esforzara para mejorar sus notas, pero no para complacer a sus padres, sino para conseguir un buen trabajo, el cual le permitiera mudarse con los gemelos y entre los tres poder mantenerse. Este plan había empezado a marchar relativamente bien, pues su esfuerzo logró conseguirle un trabajo parcial apenas cumplir los 16 años, con lo que pudo ahorrar y comenzar a pagar un departamento, al cual se mudó cuando tuvo 18.

      Una vez comenzó a vivir solo, Andrew abandono sus estudios para enfocarse solo en el trabajo y así poder comprar algunos artículos básicos con los que pudiera comenzar a vivir con sus hermanos cuando ellos cumplieran la mayoría de edad. Lamentablemente, este momento se vio un tanto apresurado cuando un año después, Hefesto y Lykaios llegaron a tocar su puerta desamparados, pues al primero lo habían corrido de casa, y el segundo había decidió huir con él. Afortunadamente, esto lejos de complicar las cosas, solo facilito todo, pues incluso aunque fuera poca la ayuda que los gemelos brindaban, era tiempo que le ahorraban al mayor. Sin embargo esa etapa fue solo efímera, pues solo unos meses después, fue transportado al Mundo Digital mientras trabajaba.

      Lo primero que intento hacer una vez descubrió que estaba en otra dimensión, fue regresar a su hogar para poder regresar con sus hermanos, pues temía que pensaran que los había llegado a abandonar por haber llegado a su puerta de manera anticipada. Sin embargo, todos esos intentos fueron fallidos, motivo que lo obligo a tener que iniciar una nueva vida, pero cambiando su nombre en un intento por olvidar su pasado. Fue así como dio inicio a una vida "normal" de nuevo, pero un día mientras practicaba un poco de Tiro en el parque, un productor de cine clase B lo vio y pensó que era una buena idea contratarlo como un extra para escenas de acción. Esto hizo que comenzara su carrera como actor, la cual fue creciendo al punto de obtener algunos cuantos papeles en largometrajes de tipo A.

      Tres años y medio después, su vida dio un giro de 180° de nuevo, pues sin quererlo fue transportado a su hogar, en donde pudo asegurarse que los gemelos se encontraban bien y que lejos de creer que el los había abandonado, ambos se encontraban convencidos de que algo malo les había pasado. Al no querer afectarles más de lo que ya lo había hecho, se decidió por regresar al Mundo Digital para seguir con su vida, pero antes de hacerlo, Hefesto logró vislumbrarlo a la distancia y motivado por volverlo a ver, lo persiguió junto con su hermano. Lo cual hizo que estos también viajaran al Mundo Digital. Al ver esto, el mayor pensó que esta era una nueva oportunidad para recuperar a los chicos, pero antes de ello, debía de prepararlos para que el impacto psicológico fuera menor, ya que sabía que si volvía a aparecer sin más, ambos pensarían que los abandono pero después se arrepintió.

      Datos Extra:
      -El apodo de Hector Marinho es solo un nombre artístico, no oculta el real, pero casi todos (incluida la central) lo identifican por el pseudonimo.
      -La gente piensa que es huerfano, pues fuera de la gente de su entera confianza, nadie más sabe de sus padres o hermanos.
      -Es capaz de torturar y/o matar a cualquiera que le haga daño a sus hermanos, todo dependerá de la ofensa.
      -Trabaja de mala gana con una Rogue Guild llamada "La Mafilia", pues son los que evitan que todo tipo de información relacionada a él salga a la luz.
      -Su alias de Shadow es exclusivo para sus actividades de "La Mafilia", el resto del mundo desconoce este sobrenombre.
      -Le gusta mucho el tiro con arco, el cual siempre práctica con flechas y traje de color negro, cosa que explica su apodo de Black Arrow.
      -Andy es solo un alias que deja que sus más cercanos usen.
      -Su puntería es tan precisa que puede acertar a objetivos en movimiento.
      -A pesar de gustarle, no quiere dedicarse a la actuación toda la vida.
      -Inclusive cuando odia los accesorios, los usa cuando quiere pasar desapercibido, pues a veces es un poco difícil andar sin llamar la atención.
      -El único rumor con "pruebas" que se ha logrado filtrar de su vida privada, lo relaciona con otro actor de cabellos azules. Esto debido a la posición de la foto, que no se muestra en la cinta o material eliminado. No obstante, ninguno de los involucrados a revelado o desmentido esto.
      -Sabe perfectamente que los gemelos son casi iguales en un aspecto físico y mental, pero que simulan ser malos en un área para no "traicionar" al otro.
      -Él es mucho más inteligente y atlético que sus hermanos, pero se sugestiona inconscientemente para no opacarlos. Por este motivo, esta característica solo sale a la luz en situaciones de extremo peligro o cuando necesita proteger a sus seres cercanos.
      -En cierto aspecto, desconoce el motivo que lo llevo a confiar tanto en Joe, pero supone que fue por la amistad que comenzó entre su compañero y el cachorro.
      -El odio a su padres es tal, que si sus vidas dependiera de él, los dejaría morir sin pensarlo. En cambio si su vida dependiera de ellos, se suicidaría para no deberles nada.

      • Información Habilidades C.T.


        • Información de Digimon
          Nombre/Apodo: ¿?
          Especie: Strabimon
          Linea Evolutiva: Dodomon - Wanyamon - Strabimon - ??? - ???
          Personalidad: A diferencia de su Tamer, Strabimon tiene bastante claro que es alguien solitario por naturaleza, esto debido a que disfruta mucho de la paz y silencio, y eso es más fácil de obtener sin alguien alrededor. No obstante, esto no quieres decir que no sepa tratar con las personas o grupos grandes, mas que nada porque la carrera de su Tamer lo ha obligado a adaptarse.

          Respecto a su temperamento, es un tanto inestable a decir verdad. Esto llega a tal extremo que varios aseguran que sufre de un trastorno de bipolaridad, o que tiene múltiples personalidades. No obstante, él desmiente esto y asegura que solo cambia de humor cuando el lo considera oportuno. Aún así, se podría decir que es alguien pacifico, pues casi nunca usa la violencia, optando por mejor dar regaños y/o sermones a quien considera oportuno. Más no dudara en pelar si considera que esto es lo más oportuno.

          Gustos/Disgustos:
          +Leer.
          +Salir a pasear, especialmente de noche.
          +Los lugares con agua.
          +La soledad.
          +Su colección de pendientes.
          +Los deportes no competitivos.

          -La gente engreída.
          -Las decisiones precipitadas, especialmente si son malas.
          -Que le digan bipolar.
          -Mojarse.
          -Que afirmen las teorías de su pasado.
          -Que le pidan autógrafos de su Tamer.
          -La comida sin sabor.

          Historia: Su historia comenzó pocos meses antes de que llegaran los humanos, nació de un Digitama y vivió durante sus primeras etapas en el Bosque Inquebrantable, adoptado por un grupo de Digimon Bestias que se encargaron de cuidarlo hasta que evoluciono a un Child. Llegado a este punto, el decidió vivir solo para no causar molestias a sus seres queridos, debido a que sus "problemas de personalidad" a veces podían causar problemas. No obstante, menos de un mes después comenzaron a llegar los humanos y el fue unido con Andrew.

          Los primeros días fueron algo duros para ambos, pues ninguno sabía que tipo de reacción debería de tener ante esa situación, cosa que hizo que su comunicación fuera nula en un principio. Afortunadamente y conforme pasaba el tiempo, ambos comenzaron a abrirse con el otro y así descubrieron que estaban pasando por situaciones bastantes similares (problemas familiares y un cambio drástico en su vida), cosa que los fue uniendo hasta ser el actual dúo que todos conocen.

          Cabe aclarar que algunas personas consideran que miente, esto gracias al gran misticismo que hay en la vida de su Tamer. Sin embargo, el siempre ha afirmado que no esconde nada de su pasado pre-llamado. Y lo que esconde solo lo hace por respeto a la decisión que tomó Andrew.

          Datos Extra:
          -Se sabe cuales son sus pre-evoluciones debido a que en más de una ocasión se vio obligado a hacer de extra con su colega en esas formas. No obstante, NADIE conoce sus evoluciones, solo se sabe que debe tener alguna gracias al rango de su compañero.
          -Algunos teorizan que su pasado esta relacionado con una Rogue Guild ya extinta, pero no se ponen de acuerdo en si pertenecía y esconde su pasado por temor, o si fue secuestrado y bloqueo sus memorias.
          -Aunado a lo anterior, a Strabimon le agrada bastante que se hagan teorías sobre su pasado, ya que es algo que lo entretiene. Lo que le molesta es cuando esto pasa a ser "la verdad absoluta"
          -A diferencia de su compañero, no le gusta la actuación y es bastante malo en ello. Por tal motivo, casi nunca esta en toma con Andrew, pero eso no evita que sea conocido.
          -Tiene la costumbre de usar pendientes en forma de aros en su oreja derecha, pero no tiene una perforación, solo son accesorios magnéticos.
          -No tiene un apodo fijo, esto debido a que Andrew siempre lo llama de una manera diferente cuando no esta en una situación seria. No obstante, el resto del mundo lo llama Strabimon.
          -Tiene un gusto un tanto extraño por el Plotmon de Joe, pero no sabe explicarlo. Este dato solo es conocido por Andrew y ni siquiera él termina de entender si es admiración, buena espina o algo más romántico. Lo único claro es que se comporta de una manera más feliz (y algo tonta) cuando esta con él.
          -Hay ocasiones en las que deja a su Tamer solo en los sets de filmación y nadie sabe (ni siquiera el propio Andrew) que hace cuando esto ocurre.
          -Le gustan los lugares con agua porque le parecen tranquilos, pero no le gusta mojarse porque tarda demasiado en secarse.

          Stats
          STR:
          70
          ATK: 70
          DEF: 70
          VIT: 70
          SPD: 70
          EVO: 70


        • Habilidades
          Nombre: Inheritor
          Descripción: Un poder que viene heredado de los "Diez Guerreros Legendarios". Los Digimon con esta herencia poseen potencial para enfrentar a oponentes del nivel Adult.
          Requisitos para Activación: -
          Efecto: Aumenta el Límite del Digimon a 40

        • Custom Techniques



    • Registro de Tamer

      Rango: Expert
      Guild: "La Mafilia"
      Digivice:

      Mejoras: -​
      Digisoul: ¿?
      Color de Digisoul: Vino​
      Habilidades: ¿?​
      Bits: ¿?
      Ubicación Actual: Star City
      Cronología: -

      Quest Completadas
      D:
      ¿?
      C: ¿?
      B: ¿?
      A: ¿?
      S: ¿?

      Raids Completadas: ¿?

      Batallas de Coliseo
      Victorias:
      ¿?
      Empates: ¿?
      Derrotas: ¿?

      Sistema de Fama: "Fama"
      Puntos: ¿?
      Clasificación: ¿?


    • Lista de Objetos



      Medallas

      Ninguna por el momento

    Portada Tamer Digimon Registro Inventario & Medallas




    • Hefesto Xenedis & Flamon

    • Información Personal
      Nombre: Hefesto.
      Apellido: Xenedis.
      Apodo: F/Efe, Phyro, Enano, Pequeñin.
      Edad y fecha de nacimiento: 26 [21/07]
      Sexo: Masculino
      Descripción Física:
      Peso: 95 Kg​
      Altura: 1.92 M​
      Vestimenta:
      Su vestuario diario.


      Ropajes usados en casa, la bata es para verano y la chamarra para calor, aunque también podría usarlo para combates oficiales.

      Atuendo para eventos donde se requiere un poco de formalidad/seriedad.

      Traje reservado solo para eventos que el considere MUY importantes.

      Ropa que usa en algunas ocasiones durante el verano.

      Vestimenta para zonas costeras o con humedad. También puede llegar a usarlo para hacer deporte.

      Traje de baño usado para nadar, la playera solo la usa cuando esta fuera del agua.

      Ropajes para climas de calor extremo.

      Variación de su vestimenta normal para el invierno.

      Atuendo para estar en la nieve/frio extremo.


      Personalidad: Hefesto es una persona muy tranquila, pacifica y sumamente curiosa. Siempre esta buscando aprender cosas nuevas, sin importar si estás son útiles o solo un mero dato curioso que jamas le servirá. También es alguien muy analítico y reflexivo, al punto de poder ocupar mucho tiempo para tomar una decisión simple como el sabor de un helado. Esta actitud se ve contrarrestada cuando esta con su hermano, pues su impulsividad le obliga a ser más rápido en este aspecto.

      Respecto a su temperamento, se podría decir que este depende casi totalmente de Lykaios, ya que si se encuentra cerca, no mostrara problema alguno. En caso contrario, comenzara a volverse un manojo de nervios demasiado pesimista, creyendo siempre que el peor escenario se hizo realidad por no haber estado con él. Esto se debe a una dependencia que ambos gemelos tienen, pues han estado juntos toda la vida y separarse un poco puede estresarlos en demasía.

      En el ámbito social, si bien no es el alma de las fiestas, siempre disfruta de la compañía de otras personas (especialmente si es de sus hermanos). Aunque los ambientes con ruido excesivo o muy conglomerados pueden llegar a irritarlo fácilmente. En cuanto al romance, no se cree aún capaz de mantener una relación completamente seria, pero no descarta el hecho de tener una pareja casual.

      Gustos y Disgustos:
      +Aprender cosas nuevas.
      +Leer.
      +Pasar tiempo con su gemelo.
      +Su sombrero.
      +Los días soleados.
      +Los cigarrillos.
      +La música en general.
      +Los postres y dulces.

      -Dormir mucho tiempo.
      -No tener nada que hacer.
      -No ver a su hermano mucho tiempo.
      -La gente que no para de hablar.
      -Los climas fríos.
      -El alcohol.
      -Sus padres.
      -Pelear.
      -Que le quiten su sombrero.

      Historia: Tercer y ultimo hijo de la familia Xenedis. Hefesto se podría considerar que tuvo una vida fácil. En privacidad sus padres siempre le dieron mayores privilegios por ser academicamente mejor que sus hermanos y en la escuela casi nadie se atrevía a meterse con él para no tener problemas con Lykaios. Pero de una manera más emocional, él se encontraba bastante afectado, pues era consciente de que todos los beneficios que obtenía eran en base al sufrimiento de sus hermano.

      Lamentablemente esta situación fue avanzando conforme más pasaban los años, pues sus padres cada vez mostraban más desprecio a su gemelo, y el apoyo de Andrew había disminuido por el trabajo y departamento que había conseguido. La situación llego a tal punto, que un día sin más, Lykaios fue echado de su casa para no seguir gastando dinero de manera innecesaria. Esto hizo enojar mucho a Hefesto, quien amenazó con irse y refutar su apellido si sus padres no cambiaban de decisión, cosa que provocó que la matriarca solo le dijera que no podía pagarles así tantos años de sacrificio.

      Lo anterior hizo que el menor cumpliera con su amenaza y huyera junto con su gemelo a la casa de su tercer hermano, quien al enterarse de lo ocurrido, los acogió y mantuvo. Este periodo de tiempo fue prácticamente el mejor que pudo haber vivido, pues aunque si era un tanto difícil el mantenerse para todos, la nula presión por parte de una autoridad mayor hizo que todo fuera más llevadero. Desafortunadamente, esto acabo cuando un día el mayor desapareció, pues solo hizo pensar a los gemelos que le había pasado algo malo, como ser secuestrado o algo por el estilo. Esto consiguió deprimir de sobremanera al menor, pues de algún modo se culpaba por lo ocurrido, pero su hermano no lo dejo caer tan fácil, cosa que ayudo hasta cierto punto a que Hefesto se sintiera mejor.

      Para buena o mala suerte, una vez que todo comenzaba a estabilizarse de nueva cuenta, el consiguió ver a distancia a alguien que parecía ser su hermano, motivo que lo llevo a perseguirlo junto con su gemelo. Esto los terminó llevando a un lugar completamente desconocido y nuevo, siendo este su inicio de aventuras en el Mundo Digital, en espera de poder encontrar a Andrew de una vez por todas.

      Datos Extra:
      -Su alias de "Phyro" hace referencia al significado de su nombre, el de "F/Efe" es solo un diminutivo de su nombre y el de "Enano/Pequeñín" es solo por el hecho de ser un centímetro más bajo que su hermano (Solo Lee y Andrew pueden usar este ultimo sin molestar al chico). También recibe apodos en base a ser un Nerd por parte de flame pero estos siempre cambian.
      -A veces suele cambiar de sitios con Lykaios, pues quitando el largo de su cabello, ambos son prácticamente iguales.
      -Como muchos otros gemelos o mellizos, tiene un lenguaje secreto que solo conocen sus hermanos.
      -Aunque aparente lo contrario, Hefesto se culpa de todos los males que tuvieron/tienen sus hermanos.
      -Su sombrero es su segunda posesión más valiosa (solo por detrás de sus hermanos), ya que fue un regalo que le dio Andrew cuando se entero que había escapado de casa.
      -Actualmente, él es el único que puede calmar por completo la actitud impulsiva de Lee.
      -Comparte una habitación doble en el INN con su gemelo y Strabimon, donde literalmente se encarga de todo, menos de pagar toda la renta completa. Esto como una compensación por lo que le hizo a Lee.
      -Casi nunca muestra sus ojos, pero cuando lo hace suelta una vibra bastante pesada que aumenta la emoción que siente en ese momento.
      -Detesta con toda su alma que le quiten su sombrero, de hecho, es capaz de golpear a cualquiera que lo haga (salvo por sus hermanos).
      -A veces las personas lo tachan de insoportable, mas que nada por su actitud desidiosa.
      -Le gusta mucho pasar tiempo con Trabis.
      -Nunca se refiere a sus padres con esa palabra, ya que para el no lo son.
      -Suele teñirse las puntas del cabello con bastante regularidad, siendo los colores que más usa el verde y el morado.
      -Aunque le gustan los cigarrillos, evita fumar la mayor parte del tiempo, esto debido a que el olor molesta a su gemelo.
      -Debido a su actitud, mucha gente llega a pensar que él es el mayor. Siendo que la verdad es que es nueve minutos más chico.
      -El único motivo por el cual conserva su apellido, es para seguir teniendo un vinculo con sus hermanos, pero a la mínima oportunidad que tenga, lo cambiara.

      • Información Habilidades C.T.


        • Información de Digimon
          Nombre/Apodo: Flame
          Especie: Flamon
          Linea Evolutiva: Flamon
          Personalidad: Al contrario de su Tamers, Flame es bastante impulsivo, extrovertido y ruidoso. Siempre busca ser el centro de atención, pero no lo hace por gusto, si no por un extraño motivo que lo hace no soportar el silencio o aislamiento excesivo, Comprende que estos estados a veces son necesarios, pero los evitara siempre que pueda.

          En cuanto a su temperamento, podría decirse que es bastante explosivo, pero no es un aspecto violento, solo que es propenso a emocionarse o excitarse con suma facilidad. Esta actitud lo convierte en alguien un tanto inmaduro e ingenuo, llegando a extremos de hacer chistes en situaciones serias o creer cosas tan absurdas como las que salen en la televisión. No obstante, si alguna situación supera sus limites, se tornara serio por un breve periodo para calmar las cosas.

          Respecto a el ámbito social, no es alguien que llegue a confiar en otros con facilidad, pero casi nadie se percata de esto por su actitud. Su fidelidad con sus allegados es tanta, que daría sin pensar su vida a cambio de protegerlos, aunque esto es algo que jamas admitiría, ya que considera que es una actitud algo tonta y cursi.
          Gustos/Disgustos:
          +Estar en las afueras de cualquier lugar con cuatro paredes.
          +Molestar a Trabis.
          +Entrenar.
          +El rock y sus variantes.
          +Los videojuegos.
          +Las películas y series televisivas,
          +La comida.
          +Los días soleados.
          +Las peleas.

          -Que llueva o sea de noche.
          -Cosas aburridas (intelectuales).
          -La soledad.
          -Alejarse de Trabis mucho tiempo.
          -Los lugares y seres "finos y recatados"

          Historia: No habla mucho de su pasado, solo dice que no es File y el resto es puro blah, blah, blah. O sea, algo super aburrido que a nadie le interesa.

          Datos Extra:
          -Tiene la obligación de cuidar a Hefesto, esto gracias a un trato que hizo con Lykaios a cambio de que este lo lleve a entrenar y/o jugar.
          -Su apodo fue elegido por Lee y solo es un diminutivo de Flamon.
          -Con la llegada de los humanos, se ha vuelto un viciado de los videojuegos, esto gracias a que al ser su compañero un poco aburrido (al menos para él), este es su mejor método para entretenerse.
          -Adora ver películas y series de televisión, especialmente si incluyen algo de acción. Esto lo vuelve en parte un peligro, pues se emociona cada vez que se encuentra en una situación similar en la vida real.
          -No le afecta hablar de su pasado, pero de algún modo respeta la decisión que Trabis tomó sobre ello, es por eso que no cuenta nada. Este hecho es algo que sorprende incluso al mismo Strabimon, pues es raro que el tenga tanta consideración por algo así.
          -Si bien adora pelear, casi nunca ha pisado el coliseo de la ciudad.
          -Su gusto por las peleas hace que prácticamente sea un experto en ellas, conociendo estrategias comunes, ataques y el funcionamiento de los coliseos y diversas zonas del Mundo Digital. No obstante odia que le remarquen este hecho, pues considera que ese tipo de habilidad es propia de los nerds.
          -Tiene una eneamistad con Trabis, se desconoce el motivo, pero se cree que es por el pasado que ambos comparten.
          -No sabe exactamente porque, pero le gusta mucho que se refieran a el como Flame. Esto llega a tal punto que le molesta un tanto que lo identifiquen solo como Flamon
          -Desconoce el motivo, pero se siente extraño si no molesta a Trabis en mucho tiempo. Aunque podría casi asegurar que ya es solo fuerza de costumbre.

          Stats
          STR:
          30
          ATK: 30
          DEF: 30
          VIT: 30
          SPD: 30
          EVO: 30


        • Habilidades

          Nombre: Inheritor
          Descripción: Un poder que viene heredado de los "Diez Guerreros Legendarios". Los Digimon con esta herencia poseen potencial para enfrentar a oponentes del nivel Adult.
          Requisitos para Activación: -
          Efecto: Aumenta el Límite del Digimon a 40

        • Custom Techniques (dejar en blanco)



    • Registro de Tamer

      Rango: Amateur
      Guild: -
      Digivice:

      Mejoras: -​
      Digisoul: No activo
      Color de Digisoul: Rojo​
      Habilidades: -​
      Bits: ¿?
      Ubicación Actual: File City
      Cronología: ---

      Quest Completadas
      D:
      ¿?
      C: ¿?
      B: ¿?
      A: ¿?
      S: ¿?

      Raids Completadas: ¿?

      Batallas de Coliseo
      Victorias:
      ¿?
      Empates: ¿?
      Derrotas: ¿?

      Sistema de Fama: Neutral
      Puntos: ¿?
      Clasificación: Eres un completo desconocido para la gran mayoría del Mundo Digital. Oficialmente formas parte de las masas anónimas de Tamers que cumplen misiones haciendo fila en la Central y recorre las calles sin un rostro reconocible. Los únicos que saben quien eres son tus amigos, conocidos y algunos de tus clientes, para el resto no eres más que un Tamer común.


    • Lista de Objetos



      Medallas

      Ninguna por el momento

------------------------------​


-Bueno, creo que llegó la hora de retirarnos- dijo Andrew una vez termino la cena organizada por sus hermanos, pues sabía que su presencia molestaba a Lykaios y no quería tener más problemas con él.

-¡Aleluya!- exclamó Wild feliz, alzando los brazos a modo de burla, como si su plegaría hubiera sido escuchada –A la próxima no se tomen la molestia de ve…- alcanzó a bufar antes de ser golpeado en la cabeza por su gemelo.

-¿Sabes? Alguien debería callarse o lo mandare de nuevo a dormir a la calle por atrasarse con la renta- sentenció Hefesto, consiguiendo con esto que el de en medio lanzara un evidente bufido de molestia -¿Estás seguro de que tienen que irse?- cuestionó posteriormente al mayor, quien solo bajo la cabeza un tanto triste.

-Me temo que sí- habló esta vez el Digimon del actor, viendo que aquella situación realmente afectaba a su compañero -. Es que el director nos quiere de vuelta en Star City a primera hora mañana, es que estamos un poco atrasados en nuestras tomas- explicó, impresionando un poco al descamisado, debido a que no sabía a que se dedicaban.

-Entiendo- contestó Phyro decepcionado -¿Y qué hay de ustedes?- preguntó esta vez al dúo del peliverde, el cual había pasado prácticamente desapercibido durante todo el evento.

-Creo que lo mejor será que también nos vayamos, digo, ustedes necesitan descansar. Además, la habitación de Andrew queda bastante cerca de la mía, así que nos podremos hacer compañía un rato- mintió.

-¡Genial!- celebró de nuevo Lee, siendo callado rápidamente por Trabis, quien cubrió su boca con la garra para que no lanzara más comentarios ácidos. Sin embargo, aquel había sido un gesto genuino de alegría, cosa que no le agrado mucho, por lo que vio bien que se malinterpretara.

-Está bien- dijo esta vez el del sombrero con un poco de alivio, sabiendo ahora que su familiar y amigos no se irían solos.

A continuación, los invitados se colocaron sus abrigos y se despidieron de los anfitriones, abandonando así de una vez por todas la habitación. Durante los primeros minutos de camino, el cuarteto se mantuvo prácticamente callado, esto gracias a que el griego se veía bastante decaído; cosa rara en él, debido a que normalmente mostraba seguridad en las calles para no dar pista alguna sobre su vida privada, pero en esta ocasión realmente no le importaba, ya que mucha gente estaría ocupada celebrando o durmiendo. Por otro lado, Joe y Strabimon habían optado por no hacer comentario alguno, mientras que Plotmon simplemente no tenía un tema de conversación

-¡Vamos, Hector!- rompió el silencio finalmente el lupino -No te mortifiques, la cena salió bastante mejor de lo que habíamos planeado- animó, dando una leve palmada a la espalda de su colega.

-Lo sé, pero... es que parece que el todavía me odia- respondió Andrew un poco sollozante.

-No lo hace, o al menos ya no tanto- interrumpió esta vez el de cabellos largos, atrayendo así la atención de los digitales.

-¿Cómo puedes estar tan seguro?- interrogó Xenedis, al mismo tiempo que pateaba con impotencia una pequeña roca en el suelo.

-¿Acaso olvidas que puedo leer gestos?- cuestionó Joe con un poco de indignación fingida, esperando que eso hiciera reír un poco al actor, pues ya había hecho chistes sobre su habilidad en esa arte.

-¿Y lograste ver algo?- se apresuró a preguntar el aludido, frenándose en seco para mirar a su locutor con una expresión de suplica.

-No podría asegurarlo al cien por ciento, debido a que Trabis tapo su boca- narró, delatando con ello que el suceso se refería a los últimos minutos con ellos -, pero cuando exclamó ese “genial”, parecía mostrar cierto alivio en su cara- explicó, ganándose con esto miradas confusas por parte del resto.

-¿Alivio?- inquirió finalmente el cuadrúpedo tras un par de segundos.

-Sé que suena raro, pero Hefesto hizo lo mismo y puedo decir sin temor a equivocarme que fue eso- comentó Yamada.

-Eso es solo su "conexión"- argumentó el de cabellos blancos, creando de nuevo dudas en los de forma animal.

-¿Conexión?- volvió a indagar el blanquecino curioso.

-Se cree que los gemelos tiene una especie de lazo espiritual, el cual los hace pensar, sentir, hacer o incluso ver lo mismo que el otro- intentó explicar el aventurero.

-Tú y Andrew también pueden hacer eso y no son gemelos- declaró el del pendiente, evidenciando que no había entendido del todo bien, aspecto que compartía con su compatriota.

-No se refiere a eso, Strabimon- dijo el deprimido entre risas, ya que él siempre había supuesto que su amigo conocía sobre ello -. Esa unión... digamos que hace que ellos puedan hacerlo a distancia. Por ejemplo, digamos que Lee se cae aquí en la ciudad; Hefesto podría sentir el golpe incluso aunque no se haya caído o este en Folder- intento aclarar, dado que ni siquiera el terminaba de comprender eso.

-¡Eso tiene que ser una broma!- exclamó el Holy, creyendo que eso era imposible.

-Me gustaría decir que lo es, pero te mentiría. No sabes todo lo que esos dos me han hecho vivir gracias a ello- comentó divertido el moreno, recordando algunas experiencias vividas por esa cosa.

-¿Y eso cómo se relaciona a lo de ahora?- siguió con su entrevista el morado.

-Pues que quizás esa cosa se activo e hizo que el hiciera ese gesto sin sentirlo realmente- respondió, volviendo a su tristeza.

-Quizás, pero yo creo que era genuino. Mas que nada porque hubo otros momentos en los que pareció demostrar interés, aunque siendo sincero, realmente dudo mucho de que mi lectura fuera correcta, pues por momentos parecía no conocer nada sobre ti- añadió Yamada poco convencido.

-Yo me fiaría más de esos gestos- declaró el arquero, ganandose con ello una mirada de extrañeza por parte del de ojos lilas -. Piénsalo, no estuvo consciente de mi existencia por casi un año y después de verme, me tomó odio por haberlos “traicionado”. Es normal que no sepa nada de mi vida actual, el siempre ignora a la gente cuando se molesta- informó.

-¡Emm, chicos!- llamó de pronto el bestia, señalando con su garra en dirección a una calle donde parecía formarse algo de niebla. Al ver esto, el trió restante se miro y asintió entre ellos, en un pacto silencioso para continuar con su camino. Desafortunadamente, su velocidad no fue lo suficientemente como para dejar el humo atrás, por lo que pronto se vieron rodeados. Ante dicha situación, el artista chasqueó los dedos para activar su soul, esperando que esta fuera la suficiente para alumbrar un poco el camino. Por otro lado, el peliverde optó por mejor recoger a su compañero del piso, queriendo ponerlo a salvo de patadas y/o pisotones accidentales. Pocos segundos más adelante, el trió de bípedos avanzó con los brazos al frente en búsqueda de una pared, creyendo que así podrían avanzar con un poco más de seguridad.

-Ahí están- susurró de pronto una muchacha con sonrisa malevola, quien sostenía un Lector y una carta (Holy Grenade) en sus manos –Espero que estés listo- bromeó. Al escuchar esto, una gran figura comenzó a usar su niebla para recrear un pequeño prado lleno de Sheepmon, quienes debido a su paso lento, lo tarde que era y que hace poco habían comido, hicieron que el cuarteto comenzara a bostezar. Por su lado, la fémina uso los objetos y los guardo, entrando en la niebla con una mascara de oxigeno y unos lentes anti-niebla.

-¡Plotmon, necesito que te deshagas de esto con tu Typhoon!- pidió el italiano al reconocer que todo eso no era normal. Mientras decía esto, el joven se dedicó a poner a su colega en el suelo y tomar su digivice, pero antes de que pudiera hacer cualquier cosa, un leve sonido explosivo lo detuvo -¿Están todos bien?- preguntó un poco preocupado, recibiendo en respuesta una positiva por parte de todos. Con todo en orden, se propuso a seguir con su labor, pero esta vez fue interrumpido por unos agarres aleatorios, seguido de un fuerte golpe en su cabeza que lo mandó directo a la lona.

-¿Q-Que fue eso?- cuestionó Strabimon ya con algo de somnolencia.

-No lo sé- contestó el explorador un tanto preocupado, pues su compañero aún no lo evolucionaba y eso le daba muy mala espina.

-¡Tenemos que sal...- comenzó a gritar el descendiente de los Spirits, siendo callado por un segundo golpe, el cual en esta ocasión había sido ocasionado por el cuerpo del actor al caer. Al escuchar esto, el cachorro comenzó a lanzar su aullido en variadas ocasiones, esperando que eso asustara al ser que estuviera causando todo eso. Sin embargo, esto lo cansó e hizo más vulnerable al Angel Dust, por lo que cayó fácilmente dormido tras apenas un minuto, dejando únicamente al lobo para encargarse de todo.

------------------------------​


Aproximadamente una hora más tarde, el explorador comenzó a abrir de nuevo los ojos con pesadez -¿Chicos?- llamó, esperando que lo ocurrido hubiera sido un asalto. Al no recibir gesto alguno, el joven se sentó tan rápido como pudo y miro a sus alrededores, donde solo encontró al canino dormido con una cosa atorada en su anillo -¡Plotmon!- exclamó, sobándose la cabeza por el dolor que tenía -¡PLOTMON!- gritó esta vez, pero no muy alto para no afectarse a si mismo.

-¿Q-Qué ocurre?- preguntó el sagrado, quien había logrado despertar con facilidad gracias a que él no había sido noqueado.

-No lo sé- admitió, acercándose a gatas lentamente hasta su colega, todo con el fin de quitarle la hoja que tenía atorada, notando que le incomodaba por sus sacudidas.

-¿Qué es eso?- indagó el cuadrúpedo al ver que su colega le quitaba algo.

“Si quieres volver a ver a Hector con vida (y quizás tus cosas). NO LLAMES A LA POLICÍA”


-Tengo que avisarles- fue lo único que salió de la boca del bípedo, tomando a su compañero para correr a la habitación de los gemelos, dado que tenían que enterarse de ello. Aunque también era en parte porque su residencia estaba más cerca que la suya y era mejor que quedarse ahí.

-------------------------------------------------
Tizza Tizza al fin primer post.
 
Última edición:

ORKKRO

Solo llámenme Ork.
Diseñador Oficial
Registrado
1 Oct 2011
Mensajes
4,114
Ubicación
México
Offline
Alrededor de quince minutos más tarde, el peliverde llegó por fin al INN donde se hospedaban los gemelos, y sin detenerse un momento para avisar a la recepción sobre el motivo de su visita, subió rápidamente las escaleras en dirección al cuarto buscado. Al ver esto, el empleado dejo a cargo a su compañero y comenzó a perseguir al intruso, pues si bien lo veía agitado y lo reconocía de hace un rato, eso no le daba autorización de colarse así.

-¡L-LYKAIOS, HEFESTO!- gritó el Expert con algo de pesadez en su respiración, al mismo tiempo que golpeaba la puerta de manera un tanto agresiva.

-¿Joe?- se escuchó decir al de cabellos cortos al otro lado de la puerta, seguido por el sonido de un cristal y pasos apresurados -¿Qué ocurre?- preguntó apenas abrir con algo de preocupación, ya que no era común que su amigo actuara de forma tan abrupta. No obstante, antes de que pudiera recibir una respuesta, el extrovertido salió de su habitación.

-¿Se puede saber qué rayos te pasa?- interrogó molesto, puesto que él ya se encontraba dormido.

-Lee, te he dicho que cuando salgas de tu habitación, al menos te limites a usar ropa interior- regañó el del sombrero, deduciendo que su igual estaba de nueva cuenta desnudo por el sonrojo y desvió de miradas por parte de los invitados.

-¡Oye! No es mi culpa que este loco venga a las tres de la mañana- refutó el mayor, casi a la par que el trabajador llegaba y tomaba al invasor por el abrigo.

-Mil disculpen señores- se lamentó -. Este joven entró al edificio sin autorización, pero me encargare de sacarlo ahora mismo- informó, jalando al aludido hacía el elevador.

-¡Por favor!- pidió Wild, intentando volver a su cama para dormir.

-¡No, chicos!- comenzó a pelear el de rango más alto -¡ALGO MALO LE PASO A ANDREW!- comunicó, consiguiendo con esto que el serio quedara en shock; mientras que el del collar salía rápidamente para sujetarlo con violencia para agitarlo.

-¿QUÉ DEMONIOS PASO?- demandó saber con un tono de voz aún más alto que el del agredido, ocasionando con ello que las luces de otros departamentos comenzaran a encenderse.

-Eso te lo podrá contar adentro- interfirió esta vez el lupino, quien al ver que su camarada salía como si nada, corrió a alcanzarlo para evitarle problemas. Posteriormente, comenzó a empujar al trió de humanos al interior de su casa –Disculpe todo este caos, nosotros nos haremos cargo de él, si no le molesta- agregó un poco avergonzado.

-D-De acuerdo- fue lo único que atino a decir el dueño del lugar, mirando hacía un lado por obvios motivos.

-Vaya, y yo que pensé que esta noche no podría mejo…- se alcanzó a bufar el rojizo, siendo interrumpido por un pisotón del morado, quien por fin había logrado meter a todos de nuevo. Esto casi provoca que una riña comenzara, pero el sonido de un golpe los detuvo.

-¿QUÉ DIABLOS LE PASO A NUESTRO HERMANO?- inquirió de nueva cuenta el desvestido, acorralando al de menor edad contra la pared, zarandeanlo para que se apresurara a hablar.

-¡Te importaría dejarnos en paz!- exigió esta vez Plotmon enojado, un tanto fastidiado y mareado pot todos los movimientos que estaba sufriendo por ser cargado. Al escuchar esto, Trabis tomó a su colega y lo separo de los recién llegados, quienes cayeron al piso instantáneamente.

-¿Están bien?- preguntó una vez consiguió domar un poco a su amigo.

-N-No realmente- respondió Yamada sobándose levemente las sienes, que le habían comenzado a doler de nuevo -, pero eso no es lo que venía a decirles. Si no que Andrew… él fue…- relató con algo de duda, no queriéndoles dar la noticia de forma tan abrupta.

-Él y Strabimon fueron secuestrados, ¿bien?- terminó de confesar el sagrado, esperando con ello que su tormento terminara. Esta noticia provocó que Phyro se llevara las manos a las orejas y empezaba a caminar de un lado a otro; en cuanto a Wild, este se abalanzó de nuevo contra el explorador para comenzar a agitarlo (y por ende azotarlo) contra el piso.

-¿¡COMO QUE LO SECUESTRARON!? ¡SE SUPONE QUE TU LO ACOMPAÑARÍAS PARA EVITAR QUE ALGO LE PASARA!- comenzó a recalcar el griego, a la par que intentaba ser detenido por el blanquecino y el lupino –¡JURO QUE SI ALGO MALO PASA, TE MATARE!- amenazó.

-Bien… esto definitivamente dejo de ser gracioso- habló esta vez el humanoide, uniéndose a los otros digitales para rescatar al ajeno de la familia. Desafortunadamente, los golpes parecían haber afectado en gran medida a explorador, pues este se quedó en el piso quejándose inmovil.

-Te molestaría traer algo de hielo, Flame- pidió Pepe, aplicando un poco más de fuerza para que su Tamer no se saliera de control nuevamente -. Y Plotmon, podrías contarnos un poco mejor lo que sucedió- indicó, siendo ignorado debido a que el Holy se había acercado corriendo a su colega para asegurarse de que no estuviera lesionado.

Pasados unos minutos, los originarios de Folder consiguieron calmar un poco a los gemelos de sus distintos ataques de pánico. Por otro lado, el cuadrúpedo se había dedicado a ayudar al de ojos lilas a recomponerse. Una vez los tres europeos estuvieron “tranquilos”, el de más experiencia comenzó a narrar la situación.

“Estábamos ya a poco menos de medio camino a nuestras casas, pero nos paramos a hablar un momento, fue ahí cuando Strabimon notó que algo de niebla comenzaba a originarse en un callejón. Intentamos dejarla atrás, pero esta avanzó muy rápido y nos envolvió. Después solo recuerdo que recibí un fuerte golpe y creo que ahí caí inconsciente.”

-Tenemos que llamar a la policía- fue lo primero que dijo Hefesto, al mismo tiempo que sacaba su D-Terminal.

-¡NO!- gritó Joe, ocasionando con esto que su cerebro comenzara a palpitar de nuevo –No lo hagas, cuando despertamos encontramos una nota que nos pedía no llamar a nadie- explicó, sacando de su chaqueta el mencionado objeto.

-¿Entonces que mierda quieres que hagamos?- interrogó Lee de mala gana.

-Puede que nos manden una nota de rescate- sugirió esta vez Flame, recordando que eso es lo que se hacía normalmente en las películas.

-No creo que les manden algo a ustedes- rebatió Yamada, atrayendo así la atención de casi todos –Andrew ha mantenido en secreto la relación que tiene con ustedes- explicó, consiguiendo que el de cabellos largos se levantara molesto y golpeara la pared; por otra parte, el del sombrero ya parecía estar al tanto de ello -. No lo malentiendas, él unicamente intenta protegerlos del hostigamiento de los paparazzis y/o fans- aclaró.

-Entonces puede que intenten enviar el rescate a su agente- teorizó esta vez el de luz, creyendo que eso sería lo más lógico.

-Él no tiene un agente- discutió el de cabellos cortos, tomando de nueva cuenta su D-Terminal –Yo insisto que llamemos a DS.

-Bueno… podrían enviarnos un mensaje a nosotros-
admitió el Expert, ganandose con ello que el agresivo se le lanzara otra vez, pero fue interceptado por su camarada -. No se supone que ustedes se enteraran, pero… yo estoy fungiendo como su guardaespaldas en la ciudad-

-No me parece que estés haciendo un buen trabajo-
bromeó el de fuego, quien fue regañado con la mirada por el humano.

-¿ENTONCES QUE DEMONIOS HACEMOS AQUÍ?- se quejó el del collar, tomando el brazo del italiano para ir directo a su departamento. Para fortuna de todos, Phyro reaccionó y lo detuvo justo a tiempo.

-Antes de eso, te importaría ponerte algo de ropa. No quiere que te arresten- argumentó, provocando que el otro lanzara un bufido de molestia seguido de varios pisotones hacía su habitación.

Menos de cinco minutos más tarde, el ahora descamisado regresó, volvió a tomar al nacido en febrero y salió seguido por el resto, excepto Trabis, quien tardó un poco más para tomar los objetos que consideraba podrían ser útiles para los humanos, pues debido al impacto de la situación, solo habían salido con un Digivice en mano.

-----------------------------------------------------------------------------
Tizza Tizza segundo post listo.
 
Última edición:

ORKKRO

Solo llámenme Ork.
Diseñador Oficial
Registrado
1 Oct 2011
Mensajes
4,114
Ubicación
México
Offline
-¡Por fin llegas!- exclamó molesto el del collar al escuchar que su camarada llegaba.

-Lo siento por creer que algunos objetos nos podrían ser de utilidad- rebatió el lupino sarcástico mostrando dos mochilas -¿Y te molestaría ponerte al menos una playera? Estamos como a cinco grados- regañó, entregando al aludido una especie de chaqueta negra.

-No la necesito- se limitó a contestar Wild, pero no por su aversión a la ropa, sino que quería llegar lo más rápido posible a su destino.

-Lee- habló esta vez el del sombrero, tomando el equipaje que le era ofrecido y agradeciendo con una breve reverencia de cabeza.

-¡Esta bien!- refunfuño molestó el aludido, frenándose en seco y tomando con rudeza la prenda, la cual se puso por encima. Posteriormente, quiso tomar la muñeca del peliverde de nuevo, pero este negó la acción dando un paso hacía atrás, ya que casi caía unos cuantos segundos atrás por ello -¿QUIERES MOVERTE?- grito a la par que repetía su movimiento, encontrándose esta vez con un fuerte manotazo.

-¿Y tu quieres dejar de tratarme como si fuera un muñeco?- exigió Yamada notablemente enojado.

-¡Lo haré cuando cuides mejor a mi hermano!- contestó Lee, consiguiendo esta vez su objetivo. Desafortunadamente para él, está se deshizo del agarre con un fuerte tirón.

-Escúchame bien, Lykaios. En primer lugar, he cuidado muy bien a tu hermano en todas las veces que le he hecho de guardaespaldas. En segundo, si alguien tiene la culpa de algo aquí, ese eres TÚ…- enfatizó, dando un dedazo contra el pecho de peliblanco -… Ya que el señor seguía ofendido y para no molestarlo, Andrew decidió irse y exponerse a esa emboscada. Y en tercera, NO ME VUELVAS A PONER UNA MANO ENCIMA, ¿ENTIENDES?- gruñó, dándose la media vuelta para retomar su marcha. No obstante, esto no le agrado mucho al de puntas teñidas, por lo que ignorando la advertencia, jaló al de ojos lilas del hombro -¡TE DIJE QUE NO ME TOQUES!- recordó antes de soltar un fuerte golpe en la cara de su agresor, el cual cayó al piso sangrando por la nariz. Al ver esto, Phyro y Trabis se acercaron rápidamente a comprobar que todo estuviera en orden. Todo esto mientras los ajenos se alejaban un poco de la escena.

-¿Estas bien, Joe?- preguntó el sagrado a su colega, quien se sobaba la muñeca de manera poco disimulada.

-No lo sé- admitió soltando unas lágrimas, dejando ver que la situación por fin lo había superado –¿Crees que podamos llegar a casa a salvo?- inquirió posteriormente, tratando de no prestarle atención a su desahogo.

-Supongo que sí- respondió con algo de duda en su voz, considerando que aún era muy temprano y eso podría exponerlos a otro peligro.

-¡Entonces, vámonos!- indicó, tratando con esto dejar atrás a los gemelos

-¡NO HUYAS, MALDITO COBARDE!- gritó Lykaios lanzando una roca.

-No estoy huyendo, idiota. Estoy yendo a mi habitación- corrigió, haciendo con esto que los iguales pensaran por primera vez que realmente no sabían en donde estaba hospedado el locutor y que solo habían caminado por inercia.

El descamisado intento gruñir de nuevo pero fue acallado por el de luz, queriendo evitar así que recibiera otro golpe. Posteriormente, le lanzó un sermón a los gemelos para que fueran más comprensivos con el explorador, recordándoles que la situación era igual o incluso más complicada para el, pues había vivido toda la situación de primera mano.

-¿Entonces que propones que hagamos, cerebrito?- interrogó de pronto el rojizo, quien se encontraba a unos cuantos pasos de distancia.

-Eso me gustaría saber- contestó, levantándose para hablar de manera un poco más privada con el -. Joe no querrá tener a Lee cerca, pero este no va a parar de hostigarlo hasta que Andrew este a salvo. Y Hefesto que era un punto medio, dudo que ahora quiera estar cerca de Joe.

-¿Y exactamente porque necesitaríamos de Joe?- inquirió, creyendo que al eliminarlo de la ecuación todo funcionaria bien.

-Es el único que sabe en donde ocurrieron los hechos y es probable que sepa algo más, pero que no lo recuerde ahora- explicó, dejando claro con ello que su ser era importante en ese momento. Cuando esto ocurría, a sus espaldas comenzó una pequeña discusión entre los hermanos, de la cual Flame comenzó a reírse, pero Trabis optó por mejor ignorar.

-¿Por qué simplemente no haces lo que en la televisión?- siguió con su entrevista, haciendo con esto que el morado girara los ojos con fastidio al saber lo que venía –Ya sabes, uno investiga la escena del crimen y otro va al laboratorio a hacer cosas de nerds-

-Bueno… tengo que admitir que la idea de buscar pistas no es mala, pero no creo que podamos mandar al otro a un laboratorio. Aunque...-
comenzó a decir, volteando para ver si el Expert aún seguía en el lugar -¡Maldición!- exclamó molesto.

-Si lo estás buscando, acaba de doblar la esquina- indicó el humanoide, deduciendo un poco que es lo que su compatriota buscaba.

-¿Estás seguro de eso?

-Sí, lo hicieron unos segundos después de que los chicos comenzaran a pelearse por la D-Terminal-
comentó divertido.

-¿Por la qué?- alcanzó a cuestionar el bestia antes de ver como los gemelos se quitaban el uno al otro el aparato, ya que Phyro quería comunicarse con la policía y Wild se lo prohibía para no poner en riesgo a su hermano -¡Flame, ayúdame a separarlos!- pidió, siendo ignorado -¿Flame?- volvió a llamar, esta vez dándose cuenta que el de fuego había echado a correr tras el tercer humano.

------------------------------

Joe, Plotmon y Flame.

-¡OYE, TÚ!- gritó el pelirrojo al ver a los de mayor experiencia, ganándose con ello una petición de silencio por parte de algún desconocido.

-¿Qué quieres, Flamon?- indagó Plotmon, haciendo enojar un poco al locutor.

-Soy Flame- recalcó -. Y… - alcanzó a decir antes de quedarse callado un momento, notando que Trabis jamás le había dicho para que los quería -… bueno, supongo que los querrá para que regresen- pensó en voz alta.

-¿Para seguir sirviendo de su juguete? No, gracias- declinó el terrestre, siendo secundando por el cuadrúpedo.

-No, creo que Trabis tiene un plan para arreglar eso- relató despreocupado.

-Te lo pondré así, danos un buen motivo para regresar y lo haremos- condicionó Joe, frenando su marcha para mirar al Hybrid, el cual se llevó una mano a la barbilla para pensar –Lo ves, no hay ninguna razón para hacerlo, así que buenas noches- se despidió retomando su marcha. Sin embargo, esto no desmotivo al digital y continuó tras la dupla.

------------------------------

Hefesto, Lykaios y Trabis.

-¿Pueden dejar de pelear?- regañó el morado tomando el D-terminal molesto -. En serio, ¿Qué ninguno de los dos comprende lo serio de la situación? Su hermano está en peligro y ya asustaron a la única persona que podía ayudarlos, ¿quieren seguir afectándose por actuar como niños?- prosiguió, haciendo con esto que ambos hermanos se pusieran un poco rojos y desviaran la mirada.

-Él empezó queriendo llamar a DS- se excusó el mayor.

-¿Qué más quieres hacer? ¿Sentarnos a esperar que muera?- entrevisto el responsable, dando inicio con ello a una nueva pelea verbal. Al escuchar esto, el morado se puso aún más firme.

-¡CALLENSE!- ordenó, dando un golpe leve en la cabeza de ambos humanos -Hefesto, sé que estas preocupado, pero no podemos llamar a la policía o le podrían hacer algo a Andrew. Y Lykaios, tu hermano solo quiere hacer lo mejor, y considerando lo que hiciste, ahora no me parece tan mala idea- admitió, debatiendo internamente cual era la mejor decisión.

La pelea de los gemelos continúo por varios minutos, con Efe dialogando para hacer que el descendiente de los Spirits le regresara su tableta y Lee negándose, al punto de casi irse en un par de ocasiones para intentar hacer algo. Afortunadamente para todos, el de fuego consiguió regresar con buenas noticias, ya que los exploradores le habían dado la dirección de su departamento y el área donde había ocurrido el secuestro. No obstante, no habían regresado por considerar que la mañana estaba muy próxima y no creía que fuera buena idea el estar por la ciudad sin un objeto de soporte, debido a que la experiencia le había indicado que todo podía cambiar de un momento para otro.

-Bueno, cerebrito. ¿Ahora qué hacemos?- interrogó Flamon, esperando que el otro digital hubiera planeado algo en el tiempo que se fue.

-Creo que lo mejor será que Lee y yo vayamos al área de exploración, tú y Hefesto pueden ir al INN para ver si Joe tuvo suerte- planteó, ganándose con ello una morisqueta por parte del fanático de la televisión.

-¿Por qué ustedes tienen que hacer lo divertido?- se quejó, siendo al parecer el único de los cuatro que no estaba de acuerdo con el plan. Siendo que el de cabello corto había asentido de mala gana y el mayor ya se había levantado para investigar.

-¿En serio? Yo pensé que te estaba dejando lo mejor, porque bueno, recoger pruebas y ponerte a analizar en base a x cosa. Eso suena muy aburrido… En cambio en el cuarto de Joe, no sé, el malo podría presentarse para dejar la nota de rescate y quizás podrías atraparlo en el acto… o al menos a uno de sus secuaces- relató recordando una película que vio en casa, esperando con ello que las quejas cesaran y aceptara finalmente -. Pero si te parece más divertido ver el piso por horas, en vez de poder estar con un sitio con televisión o algo así, yo no me opondré- remató.

-Sabes que… creo que tu idea no es tan mala después de todo- comentó al pensar que realmente le había tocado la parte buena.

Ya con todos de acuerdo, el dúo de gemelos se encamino hasta el punto del altercado. Una vez ahí, Trabis regreso la Terminal a Hefesto, pero no sin antes decirle que no llamara a la Digital Security hasta que ellos le dieran aviso. El menor aceptó, aunque a cambio de que se comunicaran con él cada treinta minutos, para poder asegurarse de que estaban bien y enterarse de todo lo que hubieran encontrado. Al escuchar eso, Lykaios dijo que no podían hacer eso, pues él nunca se molestaba en cargar dicho aparato al haber sido un regalo de Andrew, solo para recibir la noticia de que siempre había viajado con ella, pero que no se había dado cuenta por no revisar nunca su mochila.

Finalizados los acuerdos, el dueto de Efe y Flame se retiró en dirección a la habitación de su amigo, mientras que el resto se dedicó a buscar cualquier mínimo indicio que pudiera llevarlos al raptor.

Respecto a Joe y Plotmon, estos ya habían llegado a su hogar y habían revisado en lugar en búsqueda de una nota, pero al no ver algo de ese estilo, habían optado por mejo hacer un equipo de emergencia con los objetos que aún les quedaban, entre los cuales se encontraba su D-3, algunas cartas que no cabían en el compartimiento del cinturón, casi todas sus Digimemories y el lector de estas, ya que nunca las usaba y prefería dejarlo en casa; y quizás lo mejor de todo, su Digimental of Fate, el cual dejaba normalmente al no poder utilizarlo con el Armor.

-----------------------------------------------------------------------------
Tizza Tizza Perdón por tanto dialogo XD
 
Última edición:

ORKKRO

Solo llámenme Ork.
Diseñador Oficial
Registrado
1 Oct 2011
Mensajes
4,114
Ubicación
México
Offline
HABITACIÓN DE JOE – 04:30

-¿Realmente seguirás trabajando con los gemelos para esto?- preguntó Plotmon un tanto inquieto, a la par que terminaban de armar su “equipo de emergencias”

-No tengo opción, Andrew es mi amigo y jefe actual, y ellos son sus hermanos- contestó Joe, sentándose un momento sobre su cama a la espera de los mencionados.

-¿Seguro que no fue por lo que dijo Flame?- inquirió, recibiendo en respuesta un leve almohadazo por parte de su compañero.

-En fin, será mejor que descanses un poco mientras investigamos el área- dijo Yamada tomando su V-Pet para resguardarlo, no queriendo que su sueño se viera interrumpido. Terminado el proceso, analizo un poco las estadísticas del sagrado para comprobar que todo estaba en orden. Cosa que fue así, pues salvó la energía, que era normal por no haber descansado en toda la noche; lo demás se encontraba en perfectas condiciones.

Cerca de media hora más tarde, un leve golpeteo se hizo presente en en el cuarto del chico, quien se encontraba ya un tanto adormilado. Sin embargo esto no evito que se levantara, sacudiera sacudiera un poco la cabeza y abriera con la mayor rapidez posible, encontrándose con el de fuego, que lo saludo animado; y con Hefesto, el cual no le dirigió una sola palabra, muy probablemente por la molestia que le había causado el golpe a Lee.

-¿En dónde están los otros dos?- interrogó el de ojos lilas.

-Se quedaron en donde dijiste que los atacaron- respondió el humanoide, entrando en la residencia sin más -¿Encontraron alguna nota o algo por el estilo?- indagó posteriormente al ver que su Tamer no lo hacía.

-Aún no, pero creo que será buena idea que ustedes se queden aquí en caso de que llegue algo. Mientras también iré al área a buscar pistas, que ya casi amanece y si la gente comienza a pasear por ahí, todo se complicara- explicó a la par que tomaba su mochila, la cual aún tenía gracias a que había pensado que los objetos de su cinturón bastarían para una simple salida -¡No toquen nada!- advirtió una vez en la puerta, para luego salir a toda velocidad.

----------------------------------------------------------------------------

ESCENA DEL CRIMEN – 04:30

-¡Muy bien! Haremos lo siguiente, tu busca desde aquella calle hasta aquí y yo lo haré desde allá, ¿entendido?- planteó el lupino.

-¿Porque buscaríamos desde esas calles? Según Flame, todo paso en este punto- refutó el griego, considerando que aquello les haría perder tiempo de manera innecesaria.

-Ha pasado algo de tiempo desde lo ocurrido y el viento no ha parado de soplar, por lo que puede que algún objeto se haya movido- aclaró, ganándose con ello un asentimiento por parte del aludido, quien sin esperar a escuchar el resto de las instrucciones, corrió hasta donde le habían indicado. Esto hizo que el morado se llevara una mano a la frente, justo para después seguirlo -¿Podrías prestarme el mapa para alumbrar un poco el camino?- solicitó.

-¿Y con que se supone que lo haga yo?- rebatió, sacando el objeto y aferrándose a él.

-Con tu Digivice- dijo de manera abrupta, arrebatandole lo que le había pedido.

Fue así como dio inicio una primera examinación, que duró aproximadamente unos diez a veinte minutos. Durante esta, si bien consiguieron encontrar una cantidad variada de objetos, solo dos habían conseguido llamar la atención del dúo. Unas muy olorosas cerezas casi al centro del área y una especie de liana que había casi a cincuenta metros; el resto se trataba de basura con poca importancia, la cual guardaron por si acaso y un montón de piedras que no se molestaron si quiera en levantar.

-¿Oye, estas bien?- preguntó de pronto Wild al ver que su amigo no movía uno de sus brazos.

-Sí, solo creo que el brazo se me adormeció un poco por tener el Mapa tanto tiempo- delató, mirando las pistas reunidas con intriga –. Creo que estas cosas podrían pertenecer a un Jyureimon- dedujo, no conociendo algún otro Digimon que pudiera crear y/o soltar dichos frutos.

-No creo que eso nos ayude de mucho- argumentó Lee un tanto molesto, pues hasta él sabía que los Perfect no eran algo que pudieras ver comúnmente en File. No obstante, antes de que pudieran seguir con su conversación, el sonido de la Terminal se hizo presente en el lugar.

“¿Todo en orden? Ya hemos llegado a la casa de Joe y no ha habido nota o algo, pero nos quedaremos aquí por si acaso. Y creo que él los alcanzara por allá.

PD: F quiere saber si necesitan a la DS”

Al ver esto, el humano giró los ojos y respondió.

“No, no los necesitamos”

-Bueno, ¿y ahora qué?- cuestionó, viendo que no podrían hacer mucho en ese momento.

-Diría que fuéramos a descansar un poco. No ganamos nada con quedarnos aquí y tampoco podemos esperar estar concentrados si nos desvelamos- sugirió, guardando todo lo que habían reunido en la mochila para irse a su habitación, desconociendo el hecho de que Joe estaba yendo a donde ellos.

-No creo poder dormir- delató el albino capilar un tanto cabizbajo.

-Sé que para este punto es obvio lo que pasa, pero, ¿Por qué te interesa tanto el bienestar de Andrew? ¿No se supone que lo odias?- entrevistó, intentando con esto hacer que su colega se desahogara un poco.

-Sabes perfectamente que no lo odio. Me moleste de que nos escondiera su presencia todo un año… pero aun así, él fue quien me apoyo cuando mis padres decidieron botarme, no me podría perdonar si algo malo le pasara… por mi culpa- reconoció con un poco de llanto.

-Escucha, no fue tu culpa, créeme, esto fue premeditado. Si no lo hubieran hecho ahora, hubiera sido después, y quizás ahí no hubieras podido hacer nada. Ahora tienes la oportunidad de ayudarlo y enmendar los errores- consoló, dando un medio abrazo al no poder dar uno completo.

-Quizás- se limitó a decir tallándose los ojos -. En fin, si quieres ve a casa y descansa, yo quiero seguir buscando un poco-

-Bien, examinaremos una vez más el área para comprobar que no dejamos nada. Tenemos que aprovechar el tiempo que queda sin personas-
animó, dejando en claro con ello que no lo dejaría solo.

Durante esta segunda ronda, el dueto no consiguió avistar más debido a la oscuridad. No obstante, en esos momentos llegó el italiano y si bien este todavía tenía un ligero roce con el griego, ambos decidieron poner su orgullo de lado para ayudar al secuestrado. Por tal motivo, el de mayor experiencia sacó su linterna y ayudo a investigar el área, descubriendo dos objetos que podrían reducir su radio de investigación. El primero era un cabello de color celeste. y el segundo y quizás más importante, una uña pintada de morado.

-¡Espera un momento!- exclamó Lee de pronto -¿Te ataco una mujer?- cuestionó, considerando que quizás eso debió de ser lo primero a mencionar.

-No lo sé, la niebla no me dejaba ver nada. Pero ahora que lo pienso, antes de que me noquearan sentí los agarres de una persona, y la mano parecía ser un tanto fina. Quizás en el forcejeo para encontrarme, termino rompiéndola sin darse cuenta- concluyó, considerando que de haberlo hecho, muy posiblemente hubiera buscado el objeto para no dejar evidencias.

-¡Por cierto!- habló esta vez Strabimon -¿En dónde está Plotmon?- indagó, notando hasta ese momento que el cachorro no estaba presente, ya que había pensado que simplemente estaba callado.

-Aquí- respondió, mostrando su V-Pet -pensé que sería mejor que descansara un poco, digo, no quiero que en caso de emergencia este cansado.

-Tampoco sera bueno que nosotros lo estemos. Creo que lo mejor sera que también durmamos un poco, después de todo, no podemos hacer mucho para buscar a personas en este momento-
sugirió de nuevo el licántropo, mirando al griego para ver si esta aceptaba o no.

-De acuerdo- secundó con algo de resignación.

-Si eso es lo que ustedes quieren, bien. Nos veremos en este café a las doce en punto- indicó Yamada, marcando en su mapa un lugar en la zona central de la ciudad -. Creo que será idoneo para comenzar a investigar- concluyó retirándose, pero no a su habitación, si no que a la de Andrew, pues tenía una copia de la llave para entrar en caso de que se le necesitara. Por su parte, los dos Amateur se fueron a su habitación, enviándole un mensaje a Hefesto con todo lo descubierto y la nota de que iban a descansar unas horas, queriendo con esto que el también dejara de preocuparse un poco e hiciera lo mismo.

-----------------------------------------------------------------------------
Tizza Tizza Al fin cuarto post :D
 
Última edición:

ORKKRO

Solo llámenme Ork.
Diseñador Oficial
Registrado
1 Oct 2011
Mensajes
4,114
Ubicación
México
Offline
Pocos minutos previos al mediodía, ambas parejas se encontraron en el café que habían acordado, el cual era uno bastante lujoso, al punto de obligar al moreno a usar una camisa para ingresar. Una vez ahí, el peliverde explicó que ese era uno de los sitios que había visitado el día anterior con Andrew, y que ahí habían planeado lo que harían durante el evento. Por tal motivo, creyó que ahí el secuestrador pudo escuchado su ruta y por defecto, planear su emboscada.

-¿Y eso cómo nos ayudara a detenerla?- preguntó Lykaios, pensando en que si ese era el caso, la fémina difícilmente volvería a pararse por ahí.

-Bueno, es posible que algunos meseros estén repitiendo horario, si alguno de ellos consiguió ver a una chica de cabello celeste, es posible que nos pueda dar alguna pista- explicó.

-¿Y crees que puedas identificar a alguno?- cuestionó esta vez el lupino.

-Quizás, tengo buena memoria para los rostros, pero admito que no le presté demasiada atención a nadie más que nuestro camarero- advirtió, mirando los alrededores para ver si había alguna cara familiar. Afortunadamente para ellos esto no fue muy necesario, dado que el mesero mencionado reconoció al guardaespaldas y se acercó a su mesa, esperando recibir otra generosa propina por parte de este.

-¡Buen día, caballeros! Veo que regresa, señor- saludó un hombre bien vestido de aproximadamente treinta y cinco años, el cual tenía cabellos amarillos y una tez canela.

-Buenos días- devolvió el gesto el Expert –Podría traerme cuatro capuccinos, tres órdenes de Hot Cakes y un muffin- ordenó, recibiendo un asentimiento del empleado, quien escribió el pedido y se fue. Al ver esto, el griego intento frenar la acción para obtener lo que buscaban, pero fue frenado -¡Tranquilo, Lee! Recuerda que no tenemos que llamar la atención o expondremos a tu hermano- recordó.

-No pienso perder el tiempo desayunando- masculló antes de que su estómago lanzara un fuerte gruñido, debido a que no había ingerido nada desde la cena.

-No lo haremos, pero obtendremos las pistas de un modo sutil- argumentó, levantandose y saliendo del lugar un momento con su colega, pidiendole al morado que se encargara de que el peliblanco no hiciera desastres. Cinco minutos más tarde ambos regresaron, pero con la forma Adult del sagrado.

En los próximos minutos, el dúo de Amateurs comentó un poco sobre lo que habían encontrado cuando estaban solos en la madrugada, consiguiendo con esto que los experimentados secundaran su teoría, todo era obra de un Jyureimon. No obstante, también llegaron a una conclusión que los otros no habían pensado mucho entre el cansancio y el hecho de que no consiguieron encontrar todos los objetos a la primera. Todo era obra de una Tamer con un rango igual al de Yamada, o incluso uno superior.

-¡Su orden esta lista!- exclamó de pronto el rubio, llegando con una bandeja llena de alimentos, los cuales comenzó a entregar al cuarteto.

-Disculpa, ¿puedo realizarte una pregunta un tanto confidencial?- interrogó el de ojos lilas -. Ayer cuando estuve aquí, vi a una chica de cabello celeste que, no voy a mentirte, me pareció bastante atractiva… ¿tú sabrás algo sobre ella?- mintió.

-Me temo que no estoy capacitado para dar esa clase de información sobre nuestros clientes- respondió el empleado, desviando un poco su mirada.

-¿¡Como que no!?- gruñó molestó el extrovertido, dando un golpe sobre la mesa que fue audible en todo el lugar.

-Señor le tendré que pedir que se calme o abandone el lugar- avisó el trabajador, consiguiendo con esto que el Hybrid se levantara y lo sentara.

-Lo siento por eso, es que mi amigo esta algo impaciente por que consiga una pareja, porque soy el único de mi grupo de amigos sin una- excusó rápidamente el menor, un poco rojo por la reacción causada –Y bueno... ¿podría decirme si la conoce personalmente?- siguió con su entrevista.

-Tampoco puedo decirle eso- contestó nuevamente.

-Bien, lamento haberlo molestado- se disculpó, dejando con esto que el trabajdor se fuera a atender sus otra mesas.

-¿Esa es toda tu investigación?- preguntó Lykaios notablemente exasperado, creyendo que su predicción se había vuelto realidad.

-Sí, él me dijo todo lo que necesitaba- bufó, ya que sin que nadie se diera cuenta, él había obtenido varios gestos claves para poder deducir algo. El primero había sido el desvió de mirada, que indicaba la intención de querer ocultar información, pero no de una manera apenada o desagradable. Esto podría delatar que el hombre conocía a la mujer, cosa extraña en la gente que ofrece servicios, salvo que sean asiduos del lugar, hubieran hecho algo bueno por ellos o simplemente fueran famosos. De esas opciones, se pudo descartar la tercera casi de inmediato, pues si había estado en el mismo espacio, al mismo tiempo, alguien le hubiera reconocido tal y como le paso al actor. Pero aun con eso, aún había un cincuenta/cincuenta, lo que lo llevó a hacer la segunda cuestión. Esta no delato nada más allá que un no, cosa rara para proteger a alguien cercano.

Estas cosas fueron explicadas por el peliverde mientras desayunaban, cosa que podría ser poco importante salvo por un hecho, y era que ese lugar era bastante costoso y presumía de su lujo. Eso indicaba que la desconocida era una adinerada, o al menos que fingía serlo; lo cual podría reducir aún más su radio de búsqueda a las zonas “ricas” de la ciudad. Así que terminaba su comida, el cuarteto pago su cuenta, dejo otra generosa propina por la información brindada y salió camino a la zona Premium.

Durante el camino, Hefesto comenzó a bombardear con mensajes a su hermano para comprobar que estuvieran bien, dado que ya habían tardado mucho en comunicarse. Esto obligó al de cabellos claros a concentrarse en su tableta en vez del camino. Afortunadamente, la dupla más experimentada pudo hacer una examinación por cielo y tierra, que lamentablemente no estaba rindiendo muchos frutos.

-¡Oye! ¿Y qué pasa si se mantiene oculta estos días?- interrogó Strabimon, pensando en que sería muy tonto de la mujer salir a las calles.

-No creo que lo haga, digo, ella probablemente piense que está segura ahora- aclaró, mirando hacía donde estaba su compañero para comprobar que no tenía noticias, puesto que con la pérdida de su Sound Linker, no podía preguntarle directamente.

-Yo no creería lo mismo, dejo bastantes evidencias en el lugar como para eso- refutó Lee.

-El cabello y uña pudieron haberlos dejado sin darse cuenta; las cerezas podrían haber sido un método algo abrupto para no dejar testigos, son muy venenosas y si Plotmon y yo las hubiéramos ingerido, muy posiblemente tendría paso libre. En cuanto al trozo de liana, bueno, quizás no pudieron verlo por la niebla o algo así- intento justificar.

-Aun así, me parece un poco extra…- alcanzó a decir el digital antes de que el irresponsable tomara el brazo del tercero para agitarlo.

-¡Angemon!- avisó, viendo como este comenzaba a volar en vertical, dando con ello una señal de posible sospechoso. Esto hizo que el trío restante se aproximara al lugar, descubriendo a una chica de cabello celeste acompañada de un Wormon.

-¿Wormon puede evolucionar a Jyureimon?- preguntó el lupino al no saber mucho de ello.

-No lo sé, pero igual nada perdemos con investigar- contestó Yamada.

-¡Entonces hagámoslo!- intento actuar el de cabellos blancos, siendo detenido por el Expert.

-Necesitamos planear un método efectivo para hacerlo, no podemos llegar e interrogarla sin más- informó -. Además, no creo que sea muy conveniente que los acompañe, si ella me ve, podría alertarse y huir causando caos, lo cual atraerá sin duda al Digital Security- indicó, llevándose una mano a la cabeza para pensar en alguna estrategia.

-¿Y qué tan si fingimos ser de una agencia de maquillaje y queremos hacer una entrevista sobre barniz? Así podremos ver sus manos y comprobar si tiene uñas cortas y de color morado- sugirió el Hybrid.

-Es buena idea, pero solo comprueben si tiene uñas cortas o postizas, el esmalte se lo pudo haber quitado- agregó el nacido en febrero –Lleven la Terminal abierta para fingir que escriben, y tu Lee, ponte tu camisa de nuevo, pero no te abroches los dos primeros botones- indicó, esperando que eso le diera la sensación de trabajar para la industria de la moda.

Fue así como el dúo de Amateurs se acercó a la dama, haciendo una escena bastante creíble sobre trabajar para un manicurista que hacía un estudio sobre los mejores barnices. La “entrevista” no duro más allá de unos cinco minutos, pero durante esta, el dúo pudo ver las maños de esta, con la excusa de ver si las uñas tenían algún tipo de daño causado por las pinturas de mala calidad. Al terminar esto, el griego agradeció y regreso con el otro humano con una expresión molesta.

-¿Y bien?- indagó por pura cortesía.

-Nada, tenía sus uñas naturales y largas- respondió soltando un fuerte suspiro de frustración.

-Por cierto, muy buena actuación, ¿dónde aprendiste a hacerlo?- interrogó esta vez el lupino, curioso al ver por primera vez esa faceta de su Tamer.

-No lo sé, supongo que es algo que aprendí cuando cambio de lugares con Hefesto. Pero eso no importa ahora, tenemos que seguir buscando- dijo restándole algo de interés al tem, queriendo seguir con su investigación lo más rápido posible.

Fue de este modo como durante las próximas horas consiguieron entrevistar a otras féminas, pero sin obtener alguna buena candidata, ya fuera porque las tenían crecidas o descuidadas, lo cual no sería propio de una “diva”; y hubo una que otra que tenían manos demasiado gruesas, lo cual no coincidía con la descripción de fino que había otorgado el explorador. No obstante, la situación cambio cuando avistaron a una que parecía encajar bastante como una candidata. Iba con un vestido morado y una chaqueta y mallones blancos, que eran complementados con algunas cuantas pulseras y un collar de plata; respecto a su persona, era alguien de aproximadamente veinte años, con una tez clara, cabellos celestes y ojos rosados. Ella era acompañada de una Palmon, que vestía con una mascada verde con motivos florales.

-Por tu bien espero que no estés bromeando- amenazó Wild, pareciéndole imposible que alguien de dichas características pudiera hacer eso, debido a que no parecía alguien lo suficientemente fuerte como para noquear a otro ser.

-¿Acaso crees que bromearía con esto?- se quejo el aludido un poco sonrojado al tener un pensamiento similar al de piel oscura.

-Bien, ¡Vamos, Trabis!- indicó, acercándose a la susodicha para hacer su farsa –Muy buenos días, mi dama. Soy Lee y trabajo para un manicurista, quien planea abrir un local a unas cuantas calles de este lugar. Quería saber si podría hacerle unas cuantas preguntas al respecto, pues por lo que veo, usted es una mujer que cuida de sus manos- mintió.

-Oh, por supuesto- dijo la de alta clase un poco emocionada, iniciando con ello una serie de preguntas que culminaron con la muestra de sus manos, las cuales se veían que acababan de salir de un tratamiento de belleza, encontrándose cortadas, pulidas y con un patrón de puntos con los colores de su ropa.

-Bueno, creo que tenemos a una sospechosa- afirmó el griego apenas regreso con el peliverde -¿Qué hacemos ahora?- interrogó.

-Lo más óptimo sería seguirla, pero ahora no puede ver a ninguno de los tres- comentó un poco derrotado el italiano, dado que no había pensado en ello hasta ahora.

-¿Y qué hay de Angemon?- propuso el Hybrid.

-No creo que sea conveniente, ya ha llamado demasiado la atención- afirmó, viendo como la gente se le quedaba mirando ya con algo de extrañeza.

-Solo vayamos tras de ella y listo- decidió el Amateur quitándose la camisa, sabiendo que entre más tardaran en decidirse, más le perderían el rastro.

-Supongo que no hay de otra- dijo el peliverde, antes de agitar los brazos para llamar a su colega e informarle de lo sucedido, para después perseguir al dúo de principiantes con la guía del ángel, quien esta vez había volado un poco sobre las cabezas de sus amigos para fingir que ahora iba con ellos. Siendo que realmente los estaría guiando de manera sutil hasta la fémina, en caso de que diera alguna vuelta no contemplada o se le ocurriera entrar a una tienda.

-----------------------------------------------------------------------------
Tizza Tizza creo que si voy a necesitar la prorroga, que siento que aún me faltan tres post. ¿podrías darme un poco más de tiempo?
 
Última edición:

ORKKRO

Solo llámenme Ork.
Diseñador Oficial
Registrado
1 Oct 2011
Mensajes
4,114
Ubicación
México
Offline
Durante su seguimiento a la sospechosa, el cuarteto consiguió avistar a otra chica que parecía cumplir también con las características buscadas. Este motivo hizo que Lee y Trabis se detuvieran para hacer una nueva entrevista, mientras que Joe y Plotmon seguían, esto con el fin de que si los Amateurs no tenían éxito, pudieran ubicar rápidamente a los Expert gracias al ángel. Desafortunadamente para los primeros, su investigación les llevó más tiempo de lo que planeaban. gracias a otra ola de mensaje provenientes de su gemelo, cosa que les podría jugar en contra a la hora de encontrar a sus compañeros.

Terminados todos los problemas, el joven vio que la mujer también podría ser una digna candidata a ser sospechosa, dado que su compañera era una Floramon y eso también la hacía propensa a evolucionar en un Jyureimon. O al menos así era para la lógica de los novatos, ya que ambos eran “naturales”. Por tal motivo, Strabimon solicito su contacto de terminal para poder comunicarse con ella en caso de que necesitaran “más referencias”, a lo cual afortunadamente la joven accedió pensando que era un poco de coqueteo.

Mientras tanto, los experimentados se habían detenido a un par de calles de ahí, debido a que su investigada había entrado a una boutique. Esta parada hizo que ambos equipos pudieran encontrarse para discutir la nueva información, encontrándose de nuevo con un bache que los obligo a reanalizar todo para ver a que fémina le darían prioridad. Durante esta reconstrucción, Trabis saco la evidencia que estaba en su mochila, mostrando a los experimentados por primera vez los dos objetos que habían encontrado por cuenta propia.

-¿Están seguros que esa liana es de un Jyureimon?- preguntó el sagrado mirando con extrañeza el trozo de planta, no pareciendole similar a otros que hubiera visto.

-Pues sí, digo, ¿quien más lo pudo haber dejado junto con las cerezas?- contestó el moreno, quien como siempre, veía el hecho desde el lado más evidente.

-Díganme, ¿Cuándo la recogieron no les paso nada? ¿Debilidad? ¿Adormecimiento?- preguntó esta vez Yamada, queriendo comprobar algo.

-No que yo recuerde- respondió rápidamente el de cabellos claros, mirando a su compañero que se llevó una mano al mentón.

-Bueno, yo tuve un leve adormecimiento en el brazo, pero creímos que era algo causado por el frió y cargar algo mucho tiempo- informó el lupino, recibiendo un leve asentimiento de su colega para confirmar. Por otro lado, los exploradores cruzaron la vista un momento.

-Poison Ivy- dijeron al unisonó, comenzando a guardar de nuevo los objetos con cuidado.

-¿Cómo están seguros de ello?- indagó Trabis un poco extrañado.

-Las enredaderas de Jyureimon no causan efectos secundarios, solo te golpean o aprisionan. En cambio, el Poison Ivy tiene propiedades paralizantes y es un ataque de Palmon- explicó el italiano, mirando la puerta de la tienda para comprobar que nadie saliera.

-Además, viéndolo la situación de manera realista, quitando el hecho de que no es muy normal que las evoluciones a nivel Perfect duren mucho, tampoco sería normal ver a una chica pasear con un árbol en medio de la noche, atraería las miradas de DS de inmediato- argumentó, dado que la gente normalmente veía con muy malos ojos a los cerezos.

-¿Y arrastrar dos cuerpos en medio de la noche es algo normal o qué?- preguntó de manera un poco sarcástica Lee.

-En la mayor parte de los días, no. Pero era año nuevo, pudo decir que eran amigos intoxicados por el alcohol y que los estaban llevando a casa- teorizó Joe.

-Pero no se supone que mi hermano es una especie de celebridad, ¿cómo le creerían a cualquiera que lo conoce?- refutó Xenedis, haciendo con ello que las neuronas del peliverde comenzaran a funcionar y lanzara una maldición al aire, cosa que confundió al resto.

-¿Sucede algo?- preguntó el ángel preocupado.

-Después te cuento- comentó entre dientes el especialista en cartas, tomando su mochila para dirigirse al interior de la Boutique, sorprendiendo al resto que no supo que hacer. Dentro del lugar, busco a la dama y se acercó a ella –Por el bien de tu hermano, llévame hasta donde esta- advirtió.

-Vaya, pensé que tardarías más en descubrirlo- se burló la chica -. Escucha, terminare mis compras y luego seguiremos con el juego, pero que sus hermanos no se enteren, ordenes de tu jefe- indico dando un leve guiñó, provocando que el otro gruñera -. Y ojo lindura, no porque me hayas descubierto les facilitare las cosas, así que mejor prepárense- advirtió antes de seguir con lo suyo.

-¿Paso algo, Joe?- preguntó el alado al ver que su colega salía notablemente molesto del lugar.

-Lo siento, por un momento pensé que la sospechosa se había ido, pero no, sigue adentro- mintió, acercándose de nuevo a su grupo para continuar la vigilancia.

Cerca de veinte minutos más tarde, la chica salió del lugar con varias bolsas de compras y prosiguió su camino, motivando al cuarteto a seguirla hasta un edificio blanco, el cual si bien tenía un buen estado, sin duda no era del mismo nivel económico que ella aparentaba. Apenas llegar, el trío ignorante comenzó a planear una forma para entrar al recinto. Respecto al nacido en febrero, este se encontraba analizando el lugar en búsqueda de una entrada, ya que si todo era un juego, muy posiblemente la respuesta ya estaría ahí.

-¡Se acabó! Tirare la puerta- gritó de pronto Lykaios, acercándose al lugar mientras su compañero intentaba detenerlo.

-No será necesario- rebatió el explorador.

-¿Ves algún otro método de entrada?- interrogó el Adult curioso, debido a que no miraba alguna ventana abierta o algo por el estilo.

-No, pero si derribamos la puerta sin más nos pueden acusar por allanamiento- argumentó.

-¡Pero ella es la culpable!- gritó Wild, atrayendo con ello la atención de todos los que rodeaban el área. Cosa que obligo al morado a taparle la boca, mientras el Expert se disculpaba con las manos.

-Angemon, crees que puedas volar al techo para ver si hay alguna entrada por ahí- propuso Yamada, recordando que en más de uno de sus viajes, se habían visto obligados a entrar por el techo a ciertos sitios.

-¡Buena idea!- dijo el ángel, antes de elevarse y encontrar unas escaleras que normalmente debían de permitir el acceso a la azotea del lugar. Visto esto, el cuarteto decidió que lo mejor sería volver en la noche, pues en ese momento muchas personas podrían verlos y llamar a la policía. Así que sin más opción, regresaron a la casa del peliverde para encontrarse con el tercer hermano, al cual le comentaron todo lo que habían logrado descubrir, esto lo motivo a querer ir con ellos para la infiltración, pero el griego le pidió que no lo hiciera para servirles como seguro de vida en caso de que algo pasara, aunque en realidad lo único que buscaba con ello era protegerlo.

Las horas restantes previas a la invasión, el sexteto decidió usarlas para hacer un plan y descansar, ya que esa sería muy probablemente otra noche donde no podrían dormir, e ir cansados a la vivienda de un posible secuestrador y un Perfect, no era exactamente la idea más brillante de todas.

-----------------------------------------------------------------------------
Tizza Tizza No me mates por este giro de guión, esta todo planeado, calculado quizás no, pero si planeado XD
 
Última edición:

ORKKRO

Solo llámenme Ork.
Diseñador Oficial
Registrado
1 Oct 2011
Mensajes
4,114
Ubicación
México
Offline
El reloj pasaba de la medianoche cuando el cuarteto conformado por Joe, Plotmon, Lykaios y Strabimon llegó al edificio a infiltrar. Ya ahí, revisaron los alrededores para comprobar que no hubieran testigos que pudieran reportarlos con el Digital Security. Posteriormente, el peliverde evoluciono a su compañero para que este los transportara de uno por uno al techo, donde se ocultaron detrás de unos contenedores de agua.

-Recuerden que nosotros iremos primero para asegurar todo- indicó un tanto alterado el italiano por su acrofobia.

-Como sea, pero date prisa- dijo Wild impaciente, sacando de su cinturón la D-Terminal en caso de que los emboscaran a la hora de entrar.

-Bien. Vamos, Angemon- comentó acercándose a la escalera. Desafortunadamente para ellos, vieron desde arriba que esta se encontraba cerrada con un pomo que solo podía manipularse desde dentro -¡Maldición!- gruñó un poco molesto antes de volver con el griego.

-¿Qué pasa?- interrogó Lee enojado.

-No se puede abrir la puerta desde fuera- respondió Yamada, llevándose una mano a la cabeza para intentar pensar en otro método para ingresar.

-¿Y no tienen alguna carta o memoria que nos ayude?- indagó esta vez el lupino.

-No podemos usar cartas, no tenemos nuestro Digivice y nunca habíamos pensado el comprar un Lector- revelo el sagrado.

-Yo tengo mi D-Arc, quizás Trabis pueda hacer algo- argumentó esta vez el irresponsable, mirando a Joe para obtener su aprobación.

-Quizás eso no sea necesario- murmuró avanzando de nuevo hasta los escalones, los cuales descendió con cuidado para no provocar mucho ruido. Una vez el humano estuvo pegado a la puerta, saco su Lector de Memorias y activo la de Sistermon Blanc, ocasionando que por la posición de este, el espectro apareciera al otro lado -Sistermon, abre la puerta- ordenó, logrando con esto que la monja activara la manilla y desapareciera.

Hecho esto, el Expert comenzó a asomarse de manera lenta y precavida al interior, queriendo ver si había algún sistema de seguridad. Afortunadamente para él, lo único que encontró fueron máss escaleras que parecían llevar a las demás plantas, motivo que lo llevó a pedirle al ángel que fuera por el resto. Por su parte, él dejo su mochila entre el mecanismo y se acercó al barandal para intentar ver hacía abajo, pero no pudo hacerlo.

-¿Descubriste algo?- preguntó de pronto el de cabellos blancos apenas llegar, asustando al de rango más alto.

-Guarda silencio- pidió el Hybrid entre susurros, notando que su colega seguía hablando con normalidad.

-No parece que hayan cámaras, ni nada por es estilo- habló ahora el alado, recordando que durante la planificación habían acordado que ello tendría prioridad para evitarse problemas.

-Bien, entonces continuemos- dijo Joe a su camarada, bajando lentamente hasta que se topó con otra puerta –Aguarda aquí- pidió, abriendo la puerta y asomándose un poco al interior, descubriendo un pasillo con varios accesos a los costados, el cual era patrullado por un Monitamon y una Hubmon , quienes al verlo se conectaron para enviar el vídeo a la causante de todo ello -¡Maldición!- gruño, abriendo de golpe para intentar detener a los vigilantes. Dicha acción también atrajo la atención de los Amateur, que comenzaron a bajar de forma un poco apresurada.

-¿Qué oc…- alcanzó a cuestionar el Adult antes de deducir lo que pasaba, por lo que giro su bastón de manera horizontal para bloquear un poco más el camino. Al verse en tal situación, la serpiente abandono a su compañero y entro a uno de los cuartos para esconderse; por su lado, el monitor comenzó a pisotear lo más fuerte que pudo para avisar al resto de los pisos que algo estaba ocurriendo -¡Demonios!- masculló, acercándose al escandaloso para golpearlo con su bastón y derribarlo, posteriormente cargó su puño y lo disparo, atravesándolo y convirtiéndolo en un Digitama, demostrando que sus estadísticas no eran demasiado buenas.

-¿Están bien?- preguntó el lupino, llegando finalmente hasta donde estaba pasando todo.

-Sí, pero creo que no será por mucho- respondió el sagrado, escuchando como algo se movía rápidamente en las escaleras –¡Escóndanse!- dio la instrucción, cerrando la entrada del pasillo para luego dirigir a la tercia a una habitación donde no estuviera la serpiente, pues no querían recibir un ataque sorpresa de esta, dado que desconocían su información y por ende, si su mordedura tenía algún efecto secundario.

Pocos segundos después, la chica a la que habían estado siguiendo se hizo presente en el lugar para averiguar que pasaba. Al ver esto, el griego se abalanzo contra ella y la tomó del escote para sacudirla, exigiendo saber la ubicación de su hermano y amenazando que la mataría si a este le había pasado algo. No obstante, en vez de asustarse por dicha amenaza, la fémina comenzó a reírse con una voz un poco ronca y grave, para luego transformarse en un Fangmon. Esto alerto evidentemente al Child, que activo rápidamente su Licht Bein para intentar proteger al humano, cosa que logró de cierto modo, recibiendo a cambio un Snipe Steal que lo tiro e hizo retorcer de dolor. Al ver aquello, el novato intento golpear al rojizo por lo hecho a su amigo, pero fue detenido por el ángel, quien lo jalo con algo de fuerza para tirarlo a su espalda, justo para inmediatamente tomar una pose defensiva.

De este modo fue que inicio un combate casi por completo físico, ya que al estar en medio de la ciudad, era obvio que no era conveniente para nadie hacer mucho caos. No obstante, al tener estadísticas bastantes similares, ninguno de ellos pudo conseguir una ventaja lo suficientemente considerable. Esto hizo que el explorador mirara rápidamente sus cartas, esperando encontrar alguna que pudiera prestarle al griego para deshacerse del Demon, pero no tenía nada que fuera útil debido al robo. Posteriormente, miró su estuche de memorias y tomó una de Mummymon, creyendo que el ataque de un Perfect sería suficiente para poner la pelea a su favor.

-Embiste a Fangmon- ordenó, haciendo que el Perfect saliera de la habitación en donde aún se mantenía escondido para estrellarse contra el cambia formas y desaparecer. Esto le dio oportunidad al volador de cargar proyectiles en sus dedos, los cuales disparo casi de inmediato, logrando golpear al caído con casi todos; todo esto hizo que mejor optara por huir, obligando con esto a que el cuarteto lo siguiera para no tener más problemas. No obstante, esto los hizo olvidarse de la víbora, quien salió de su escondite para ir con su dueña y mostrarle lo que había capturado, esperando con esto darle un poco de tiempo para que se preparara. De regreso a la persecución del ahora quinteto, el lobo se encargó de llevar a los intrusos a una trampa que habían planeado para ellos, ya que incluía los objetos del italiano como método de activación. Al llegar, el rojizo al sitio indicado, el lobo cerró y se transformó en un maniquí para pasar desapercibido.

-¡T-Tengan cuidado!- pidió el experimentado al dueto del de cabellos claros, poniendo una mano frente a ellos para detenerlos. Por su parte, el sagrado abrió con precaución y hecho un vistazo al interior, encontrándose con una especie de almacén con varias cajas cerradas. No obstante, lejos de lo que uno podría pensar, esto consiguió llamar demasiado su atención, dado que estas parecían ser bastante nuevas en comparación al resto de cosas -¿Logras ver algo?- interrogó.

-Cajas- respondió, permitiendo el paso finalmente al trió restante. Una vez adentro, los experimentados notaron bastante rápido la presencia de sus cosas, logrando que estos se miraran dudosos, creyendo que era demasiado raro que su rival los llevara hasta ese sitio por casualidad. Esta distracción fue aprovechada por los novatos, que al reconocer los característicos colores de verde y café, se acercaron a estos.

-¡Oye, Joe!- llamó de pronto el licántropo -¿No son estas tus...- alcanzó a preguntar pocos segundos previos a un repentino y violento temblor, el cual hizo que el piso comenzara a hundirse. Todo esto debido a que moreno había tomado el cinturón para verlos más de cerca.

-¡Tenemos que salir de aquí!- dijo Joe, enfocándose su atención hacía la puerta, solo para ver como el rojizo reía antes de lanzar sus rayos al alado, logrando derribarlo. Posteriormente, cerró con algo de brusquedad y activo un mecanismo que comenzó a cerrar el piso, pues este pronto se convertiría en su techo.

Terminado el descenso, el grupo notó que ahora estaban en una especie de sótano, el cual era decorado con varias cajas, máquinas y dos tubos de un material traslucido: Uno donde estaban encerrados ellos y otro donde estaban Andrew y Strabimon. Al ver esto, el griego comenzó a golpear las paredes con toda su fuerza para intentar salvar a su hermano, pero por más que lo hizo, no consiguió hacer daño alguno a este. De pronto, la peliazul apareció en medio de la habitación con su Palmon.

-Me sorprende que hayan sido lo suficientemente listos como para llegar aquí tan rápido, y a la vez tan tontos como para caer en una trampa tan simple- bufó, consiguiendo con eso que el gemelo comenzara a agredir de nuevo al muro –Golpea cuanto quieras, no podrás romperlo. Este material se hizo para ser lo más resistente posible, su dureza es tal, que es capaz de resistir ataques de Digimon Perfect- comentó, haciendo que el peliverde gruñera un poco al ver que ni siquiera Angewomon podría ayudarlos -Ahora, espero que tu hermano tenga el dinero suficiente para pagar tu rescate. Y tú, bueno, espero que disfrutes siendo el conejillo de indias de las Rogue Guild- bromeó, yéndose por una puerta mientras su compañera los vigilaba para comprobar que no hicieran nada.

-----------------------------------------------------------------------------
Tizza Tizza uno más y por fin termino XD.
 
Última edición:

ORKKRO

Solo llámenme Ork.
Diseñador Oficial
Registrado
1 Oct 2011
Mensajes
4,114
Ubicación
México
Offline
Durante su encierro, Lee intento comunicarse con Hefesto para informarle sobre todo lo ocurrido, mientras que Joe mandaba textos a la Digital Security con la dirección del lugar donde estaban. No obstante, no recibieron respuesta alguna sin importar cuantos mensajes enviaban, cosa que los hizo suponer que algo estaba bloqueando su señal, por tal motivo, decidieron cambiar contactos y hacer una prueba, descubriendo que su teoría era verdadera. Al verse en tal situación, los chicos comenzaron a planear algo para romper la jaula.

Su primera opción era hacer que Angewomon rompiera el cristal con ayudas de cartas y su Saint Air, pero eso podría conllevar a una explosión que pudiera cortar o lastimar a los terrestres. La segunda era intentar derretirlo con alguna fuente de calor extrema, pero si esto no funcionaba, se arriesgaban a quedar en un lugar con aire caliente que propiciaría que ambos se deshidrataran o fueran afectados por un golpe de calor. Sin embargo, existía una tercera opción y si bien no parecía ser la más adecuada, era la única que veía visible el italiano.

-Angemon, de-evoluciona- pidió, al mismo tiempo que colocaba su mochila al frente para sacar su Digimental de los milagros.

-No estarás pensando en usar a Maildramon para romper la pared, él es más débil que Angewomon- comentó, diciendo con algo de desprecio el nombre de esta última.

-¿Ocurre algo con Angewomon?- preguntó Trabis confuso.

-Plotmon se considera un él, tener a una ella en su línea evolutiva le molesta bastante- explicó el nacido en febrero, a la par que su colega giraba la cabeza un poco avergonzado.

-¿Y porque no te pones un nombre masculino y listo?- cuestionó esta vez el griego, pensando que eso sería suficiente.

-No creo que lo necesite, no me afecta que me llamen por mi especie, me desagrada que sea una ella- se limitó a decir, no queriendo admitir que jamás había pensado en la idea de adoptar un nombre humano.

-Además, eso no es lo que importa ahora- complementó Yamada –. Angemon, sé que Maildramon no es lo más fuerte que tenemos, pero dudo que este material sea más fuerte que el Chrome Digizoid, así que es posible que puedas romperlo con la lanza de tu cola- argumentó, sabiendo que la aleación de la armadura era una de las más fuertes que había.

-Pero eso nos dejaría vendidos contra Jyureimon. No hemos descansado bien y hacer dos de-evoluciones no creo que me permitan pelear de buena manera- refutó.

-Lo sé, pero va a ser peor que no hagamos nada. Además, aún tenemos alguna posibilidad, nosotros pudimos descansar un poco antes de venir aquí, dudo que Palmon pudiera hacer eso, para este punto del día debe de estar cansado- explicó, caminando esta vez a la parte trasera de una caja para que el secuestrador no pudiera ver y/o anticiparse a su plan.

-Nosotros también intentaremos apoyarlos- dijo Trabis con un poco de miedo en la voz, debido a que sabía que no podía hacer mucho contra un Perfect. Al escuchar esto, el sagrado lanzó un bufido de derrota y se transformó de nuevo en el cachorro, logrando atraer con esto la atención del planta.

-Vaya, parece que se han cansado. Eso nos facilitara el trabajo- bufó, mirando hacía la “celda” del actor, quien aún se encontraba inconsciente -. Ahora pórtense bien o los tendremos que dormir a ustedes también- complemento, esta vez alejándose a un espacio detrás de una máquina.

-¿Listo?- preguntó el de ojos lilas, teniendo ya listo su D-3 y digimental. La respuesta fue un asentimiento un tanto flojo por parte del cuadrúpedo, quien pronto se vio afectado por los objetos para convertirse en el corcel. Al descubrir esto, la verdosa activo una alarma que empezó a lanzar unos fuertes pitidos -¡Maildramon, ponte de espalda contra ese muro!- ordenó, señalando con su mano el que estaba más lejano de la pared real -¡Chicos, vengan!- indicó esta vez parándose frente al Armor.

Una vez todo estuvo en posición, el Cyborg golpeó con la punta de su cola el tubo, el cual para sorpresa de todos, se rompió con extremada facilidad. Esto delato que el cristal realmente no era tan fuerte como habían creído, hecho que sorprendió un poco al más experimentado, dado que no había visto gesto de mentira durante dicha frase. En ese lapso de tiempo, la fémina llego al lugar portando una pijama que combinaba con sus ojos.

-¡Palmon!- gritó, tomando su Ic para hacer una carga de soul que invocó al cerezo, quien sin perder tiempo, lanzó sus lianas para inmovilizar al metálico, cosa que logró gracias a la diferencia de nivel. Posteriormente, comenzó a drenar su energía para debilitarlo y dejarlo inconsciente, esperando que con eso no le diera más problemas.

-¡Trabis!- exclamó esta vez el moreno al ver como su colega iluminaba sus garras para ir a ayudar, pero no con un ataque, sino que para intentar cortas le vegetación. Afortunada o desafortunadamente para él, su plan solo funciono a medias, ya que consiguió que el árbol cesara su ataque, pero a costa de recibir un fuerte golpe que lo derribo de nuevo, cosa no muy buena para él, debido a que en ese momento llegó Fangmon, quien lo rodeo rápidamente al ver que sería ese un combate fácil.

-Vamos, Joe. Piensa en algo- se exigió el chico un poco desesperado, creyendo que no tenían posibilidad alguna de ganar.

-Simplemente ataquemos a esa zorra- aconsejó Wild, mirando con una rabia bastante grande a la mujer.

-¿Sabes? Creo que estoy de acuerdo contigo. Pero necesitaremos una distracción para evitar que nos atrapen antes de llegar a ella- argumentó, sacando varios elementos de su mochila y cinturón –Escucha, vas a tener que usar esta carta en Trabis y pedirle que lance varios destellos, esto cegara u obligara a los otros a cerrar los ojos. Tú tienes más condición física que yo, así que iras hasta donde esta ella y usaras esto- indicó, entregando sus lentes de sol y navaja al griego -. No la dañes, que nos servirá para chantajearlos. Mientras tanto, yo haré unas cuantas distracciones al otro lado para que no te vean-finalizo, esta vez tomando sus bengalas y plantas de lluvia. En este lapso de tiempo, el Adult se limitó a patear algo divertido al licántropo, quien intentaba defenderse con rasguños poco efectivos; por su parte, Jyureimon seguía absorbiendo la energía del Armor, al punto en que este se tuvo que hincar en el piso por el cansancio.

-¡Trabis! Necesito que uses todo lo que puedas el efecto de esta carta, no te preocupes, tenemos un plan- dijo, haciendo uso de la tarjeta y poniéndose las gafas. En un principio, el Hybrid se negó a hacerlo, no queriendo exponer a los humanos a un riesgo innecesario, pero al pensar que no tenían más opciones para ese momento, decidió hacer uso de los haces luminosos.

Todos salvo por los creadores del plan quedaron cegados, dando a Lee la oportunidad de empezar a correr hacía otra caja; por su parte, el peliverde activo una bengala y la tiro hacía el lado contrario. Esto fue acertado hasta cierto punto, pues llamó la atención del rojizo, quien se acercó para ver qué pasaba, momento que fue aprovechado por el Child para lanzar otro flash. Durante este, el experimentado decidió lanzar los frutos al medio del escenario, queriendo provocar caos con tropiezos, nubes y agua.

-¡Lee, salgamos de aquí ahora!- dijo de pronto el Expert, haciendo un gesto con la mano al de ojos naranjas para que siguiera con lo suyo. Posteriormente, activo una Digital Gate y arrojo su saco; cosa que sumada a un nuevo chispazo hizo la ilusión de que realmente escapaban.

-Parece que sus compañeros los han abandonado- se burló la humana, dando una instrucción a su compañero para que atacara al de menor nivel antes de que siguiera con su juego de luces.

-Yo creo que no, maldita- se bufó esta vez el de cabellos blancos, tomándola con una llave y posicionando la navaja en su cuello -. Te hare pagar por todo lo que has hecho- amenazó, recargando un poco más el filo. Esta acción hizo que el árbol y el demon dejaran en paz a los digitales, queriéndose concentrarse ahora en el extorsionador.

-Estás muerto, mocoso- sentenció el lobo sacando sus garras de manera agresiva, pero fue retenido por el árbol, sabiendo que es un mal movimiento su amiga terminaría con la aorta cortada.

-¿Qué es lo que quieres?- preguntó, buscando poner a su Tamer a salvo.

-De-evoluciona- ordenó con un tono de voz que no dejaba lugar a negociaciones.

-No te interesaría mejor salvar a tu amigo- intento convencer, retrocediendo un poco para llegar hasta su posición.

-Él no está aquí, huyo con su Gate para buscar a la policía- dijo con seriedad -. Ahora, de-evoluciona o dile adiós a su cuello- repitió, esta vez con más autoridad.

-Hazlo si quieres, pero será mejor que le vayas diciendo adiós a tu amigo, que DS no creo que deje quedarse aquí a un secuestrador y asesino, digo, quien podría dudar de un pobre Palmon- fanfarroneó, haciendo un tono un tanto dulce en esa última frase para dejar en claro que mentiría con ser la víctima.

-¿Qué tan ingenuo me crees? Es mi amigo quien la busca, obviamente el dirá que ustedes son los malos- argumentó.

-Pues espero que tengan pruebas, que al menos yo cuento con un video que mi amiga Hubmon me entrego, y es de ustedes entrando aquí con una actitud bastante sospechosa- delató, haciendo que el peliverde recordara su encuentro con el monitor y la serpiente. Afortunadamente para ellos, esta información era desconocida por el novato, por lo que no detuvo su chantaje.

-Bueno, aquí sigue tu compañero, el de tu amigo y su protegido, ¿realmente los expondrás a ellos por su vida?- amenazó, pensando que con esto podría calmar al griego. Desafortunadamente, esto no hizo más que aumentar su rabia, por lo que para demostrar su punto, hizo finalmente un ligero corte, no lo suficientemente fuerte como para enviarla a un hospital, pero si como para hacerla sangrar. Esta acción logró petrificar al resto de la habitación, ya que nadie se esperaba que la situación llegara a dicho extremo –Bien, de-evolucionare. Solo… no le hagas daño- pidió el de madera, iluminándose para volver a ser verdoso. Terminado el proceso, esta corrió con su dueña para comprobar que todo estuviera bien.

-¡Al suelo!- gritó, haciendo con esto que la planta se tirara para no empeorar la situación –Maildramon, por favor libera a mi…- empezó a decir.

-A nuestro cliente- interrumpió Yamada, saliendo finalmente de su escondite un tanto frustrado, pues finalmente estaba creando un plan para escapar de manera segura –Maildramon- dijo posteriormente, tratando de hacer con esto que el aludido golpeara la jaula para que todos ignoraran su intervención.

Una vez roto el cristal, el Expert se acercó rápidamente al famoso para comprobar que estuviera bien. Al llegar, notó que la victima no tenía contusiones, marcas de agresión, un tono pálido o algo que incitara que había sufrido algo, hecho que termino de comprobar que todo eso era una broma muy pesada.

-Al parecer todo está bien- argumentó, haciendo que el agresor lanzara a la chica con tanta fuerza que la tiro, al mismo tiempo que se acercaba a su hermano para verlo.

-Tenemos que llevarlo al hospital- se apresuró a decir, cargándolo para tratar de huir.

-No creo que eso sea conviene- refutó de pronto una voz ajena a la del resto, que fue reconocida por ambos europeos.

-¡Hefesto!- exclamó el gemelo, girando su cabeza un poco para descubrir al del sombrero poniendo una gasa en el cuello de la secuestradora -¿Qué demonios ocurre?- preguntó confuso.

-Lykaios, me temo que hemos sido parte de una estúpida jugarreta por parte de tu…- alcanzó a decir antes de que el desmayado presionara un botón que disparo cañones de confeti y un letrero con la leyenda “Lo hicieron”. Al ver esto, el irresponsable dejo caer al mayor y se acercó al ajeno a la familia.

-¿Qué quieres decir con una broma?- exigió saber, tomando al peliverde de nuevo de su playera.

-Al parecer, Hector tuvo la “brillante idea” de ponernos a prueba o una estupidez así- anunció, haciendo que el aludido se molestara y comenzara a retirarse del lugar, olvidándose que Trabis aún seguía lastimado en el piso.

-¡Lee, espera!- pidió el menor, alcanzándolo fuera de la habitación para hablar con él.

-¿Por qué demonios hicieron esto?- gruñó golpeando la pared, ya que no quería agredir al otro.

-Escucha, Andy y yo estábamos bastante preocupados por tu odio hacía él, así que planeamos esto para ver si todavía te importaba un poco o si en realmente ya no querías saber nada- admitió, haciendo que el otro comenzara a llorar.

-¡Por dios, ambos saben que todavía le quiero! Es solo que no quería perdonarlo por habernos ocultado un año su identidad. Estuvimos preocupados por él TRES AÑOS, pensamos que había muerto y de pronto… él se aparece sin más. Creí que había intentado hacer lo mismo que nuestros padres, que de nuevo había desilusionado a todos, pero después me di cuenta que el realmente no podía salir de aquí, solo que seguía tan enojado que me negaba a disculparme- explicó, sentándose en el piso un poco deprimido.

-No hace falta que te disculpes- habló de pronto el artista -. Sé que fue difícil para ustedes aceptar mi perdida, yo tuve que lidiar con lo mismo cuando llegue aquí. Y cuando supe que también habían sido llamados, me emocione mucho porque pensé que finalmente podría recuperar a mi familia, pero, ¿podía llegar con ustedes y decirles que por mi culpa dieron a parar aquí? Tuve miedo y decidí mejor esperar un poco, pero… quizás esa no fue la mejor opción- comentó, tirándose junto al del collar -. Así que supongo que soy yo el que debe pedir perdón- reconoció, dándole la palma para arreglar todo con un apretón de manos.

-Creo que también es justo que yo me disculpe, de hecho debería de hacerlo con ambos- habló esta vez Hefesto, hecho que sorprendió bastante a los otros dos al pensar que él era el menos culpable de todo -. Si no hubiera sido bueno en la escuela, puede que esas cosas que nos mantuvieron nuestros primeros años, jamás nos hubieran comparado y quizás… así podríamos tener todos una vida normal.

-Tú no tenías la culpa de ser bueno en la escuela, o tú en los deportes. La culpa la tienen esas dos mierdas que dicen ser nuestros padres-
dijo Andrew, levantándose y dándole una mano al de en medio, quien la aceptó para poder levantarse y abrazarlos, queriendo que ese fuera un nuevo comienzo para todos. El resto respondió el gesto de manera alegre, dando por finalizadas las riñas entre ellos.

----------

-¿Sabes? No deberías de escuchar las conversaciones ajenas- bufó la de cabello celeste al ver como el italiano espiaba un poco a los Xenedis.

-¡Oye! Soy su guardaespaldas, debo asegurarme de que este bien- se defendió, volteando para encararla -. Lamento lo de tu cuello, no esperaba que el fuera a hacer algo así.

-Nosotros tampoco lo habíamos contemplado, pero son los riesgos del trabajo-
respondió, recordando que su hermano se había lastimado en variadas ocasiones por tomas de riesgo -. Por cierto, Hector me pidió que te diera eso- comentó divertida, señalando con su mano una caja.

-Espero que este llena de dinero, si no esto no habrá valido la pena- bromeó, dando un leve traspié a su colega para que se riera.

-Como sea- dijo molestó, desviando la mirada hacía Trabis para mirarlo -¿Qué tal esta él?- se limitó a preguntar, preocupado de que se hubiera lastimado por intentar defenderlo.

-Está bien, solo está un poco adolorido- contestó, mirando como el de fuego comenzaba a molestarlo incluso en su situación actual -. En cuanto a tu recompensa, no es dinero como tal, pero dijo que sería algo que igual apreciarías- argumentó con un leve guiño, esto llamó la atención del peliverde, que abrió la caja para descubrir algunos elementos de exploración que habían querido comprar desde hace un tiempo.

-Bueno Maildramon, parece que ahora podremos hacer más viajes de los que te gustan- se limitó a comentar, no dejando que su colega viera las cosas para aumentar sus expectativas -. Por cierto, ¿no crees que tengamos problemas con los vecinos por el ruido?- interrogó.

-No, lo creo. Tenemos permisos de filmación y todos habían sido informados con anticipación.

-¿Y qué hay de las instalaciones?

-Tampoco habrá, este sitio está bajo remodelación, así que unos muros deberían de ser derribados. Posdata: ¡Gracias por la ayuda!-
delató con otro guiño.

Cerca de cinco minutos más tarde, los hermanos finalmente se reintegraron al lugar, donde el peliverde aprovecho para preguntar cuál había sido el propósito de meterlo a él en todo eso. Andrew comento que era una prueba para ver que tan buen protector era, ya que quería comprobar si sería una buena referencia o no para recomendar, al final de cuentas ese trabajo era lucrativo y el necesitaba algo de dinero para comenzar a construir el negocio que quería. Y admitió que si bien no le había agradado mucho el método que uso (exponer a Lykaios de más), había logrado cumplir la tarea de mantenerlo(s) a salvo pero que después le daría algunos consejos para mejorar (lo regañaría por lo ocurrido).

-----------------------------------------------------------------------------
Tizza Tizza Asta. Asta. los menciono a ambos por si acaso. Finalizado. No se molesten en revisar rápido -tiene que corregir XD-

Dejo unas notas adicionales.

-Al ser esta una quest del pasado, Joe no tenía su Lector de Cartas.
-Si se necesitan las fichas de los NPC en algún momento, no duden en pedirmelas.
 
Última edición:

Asta.

Kill. Me. Slowly~♡.
Registrado
10 Dic 2015
Mensajes
1,269
Offline
Bueno Ork, finalmente traigo la evaluación, disculpándome por el retraso en primer lugar. Respecto a la misma me gustó el hecho de que no dejaste atrás a Lee debido a su rango, y que lograste que fuera una parte activa de la misión en muchos momentos (la interrogación, su aspecto introspectivo, la investigación, el seguimiento de las sospechosas, y las respectivas luchas que tuvo la misión), así como la forma en la que lograste mezclar a Joe en todo lo sucedido sin dejar tan de lado a Plotmon (que es algo que se te ha recalcado en varias ocasiones, lo que demuestra tu crecimiento en esta área). Mis recomendaciones de todas formas, por más que este no sea un encargo evaluado, es el hecho de que sigues teniendo problemas con los verbos en pasado o acciones en futuro, olvidándote de tildarlas, a veces te equivocas en los conectores (se te escapa alguno, algún “es” como “en” o viceversa, u otros faltantes), tildes con ciertas palabras que lo llevan en el contexto usado (mascara -> máscara, perdida -> pérdida, limite -> límite, oxigeno -> oxígeno, etc.) o algunos errores ortográficos. Mi recomendación para terminar de pulir esto es, primero, seguir tratando en este ritmo, lo que te ayudará a agarrar rodaje, y segundo puedes utilizar algún sintetizador, algún corrector (Word por ejemplo) o una releída para diferenciar cualquier cosa que se te pueda estar escapando, eso te hará en poco tiempo poder identificar la mayoría de las cosas que se escapan en una primera pasada.
Respecto a la misión tengo un par de acotaciones si bien cumpliste totalmente el trabajo que te planteaste. Lo primero sería el uso de las memorias, las cuales aparecen frente a uno, pero de forma elevada (ejemplo), por lo cual el pegar el aparato podría no haber sido suficiente para el movimiento que hiciste, algo que va aunado con el hecho de no saber realmente cómo funcionaba esa puerta a ciencia cierta, o si tendría seguro del otro lado… En resumen, mandaste a Sistermon a realizar una tarea a ciegas, esto no es “grave” porque fue un obstáculo que tú mismo te planteaste en el momento, y el cual no era necesario ponerte, por lo cual no te afectaría demasiado en condiciones normales. Segundo, los últimos dos posts se notan que ya deseabas dar un cierre, lo cual generó que toda la acción fuera demasiado apresurada, habiendo momentos (como cuando fueron trasladados hacia el piso con Andrew) que era un tanto confuso qué estaba sucediendo, siendo estos los puntos “focales” de la misión recomendaría que te lo tomaras con más calma, detallando más lo que está sucediendo en todo momento, en especial en encargos evaluados. Tercero, el combate final, ten en cuenta que por más que esté en su límite de stats el llevarse un golpe serio de un Perfect puede ser un problema mayúsculo para un Child, muchísimo ojo con esto, más cuando Jyureimon estaba dándole una verdadera paliza a Maildramon (otro punto reside en por qué Palmon no podría haber descansado siendo que ellos sí). Cuarto, ten cuidado con cambiar así el enfoque de la misión, porque pasar de una “B” que trata de un secuestro a una misión donde en realidad el mayor solo quería ver si sus hermanos aún lo querían… Quita muchísimo impacto, y lo hace ver como que, hubieran hecho lo que hubieran hecho, iban a pasarla de todas formas porque los “villanos” jugarían a ser atrapados, esto en una misión evaluada realmente podría pegarte fuerte.

En conclusión, estos detalles que señalo son más que nada para darte una guía para siguientes misiones, no para desvalorizar el producto final, puesto que fue agradable leerte y ver que hayas podido aprovechar el evento para avanzar la trama de tus dos personajes y los NPC’s relacionados a ellos. También felicitarte por el ritmo llevado en la realización de la misión, a pesar de lo que me he tardado en entregar la evaluación. Mis felicidades Ork, fue todo un placer leerte y poder evaluarte, ¡saludos!

340 Bits a ambos / +1 STR y EVO a Plotmon. +2 VIT y +1 DEF a Strabimon / +10% Barra Blast.
Quest Aprobada.

ORKKRO ORKKRO bueno, aquí la evaluación, felicidades por completarla. Cualquier cosa mi casilla de Discord, MP o el tema correspondiente.
Tizza Tizza Masaru Masaru todo listo por aquí.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie