Oneshot Sentido común

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Registrado
26 May 2016
Mensajes
6,004
Offline

Antes, hablando de tan solo días atrás, la tenía en su mente todo el día presente, día y noche, despertar y anochecer, le robaba el sueño al estar inmersa en sus pensamientos, hasta que llegó el momento, un momento tan típico y al mismo tiempo incierto. Seis años, seis años que fueron maravillosos, se convertían en un desperdicio, tiempo perdido, horas inútiles, vida tirada a la basura, todo convertido en escombros de vivencias desdichadas a causas de la duda de una persona, de la persona que el mes pasado le juró amor eterno. Era tan simple haberle dicho que no la amaba, era tan sencillo terminar cuando no se convirtiera en alguien indispensable para vivir, era de sentido común, decirle que lo que tenían había terminado horas después de haber empezado.

Lo peor, no era la sensación de abandono, lo peor, lo abominable del caso, es que ella le pidiera darle libertad y espacio, para que, a los días, la viera de brazos de un chico, uno de tantos que ella decía que sólo era un amigo, que no se preocupara. La máscara de estúpida no pudo quitársela por más lágrimas que arrojó, lo peor, no era que la dejara por un chico, lo peor, era que jugara de esa forma con sus sentimientos.

La mejor manera de confrontar el dolor, era beber y beber un restaurant frente a su parque favorito, aquel donde la vieja dueña preparaba un exquisito café recién molido, donde había una bella pianista la cual siempre le llamó la atención por su bello acento ruso, de cabello platinado, nieta de la migrante que le daba vueltas lentamente con su mano temblorosa al molino. Bebía, no le quedaba más, era el único lugar donde aceptaban su credencial electoral falsa, ya que recién cumpliría los dieciocho años, eso le recordaba la molestia de recordar que seguía siendo una estudiante, estudiante de la misma preparatoria donde tendría que verla día con día con su nuevo amor.

Casi daba la media noche, la anciana ya se había despedido, pero, la joven seguía ahí, sentada en su mesa favorita, aquella que daba vista a la fuente danzante del parque. La lluvia que caía afuera podía ocultar a cualquier que ella estaba llorando, añorando un romance destrozado por un simple adiós. Una taza se colocó frente a los vasos y copas que ella había tomado, los cuales eran recogidos por esa pianista.


- Dice mi abuela que, si ocupas que alguien venga por ti, yo puedo llamarlo. -


- No he tomado lo suficiente para olvidar como llegar a mi casa.
- Respondió de mala gana la joven, sintiendo dolor de cabeza.

- Toma un poco de café, te ayudará a bajar un poco el alcohol… No habías tomado tanto, no que yo recuerde. -


- ¿Qué más da? Tengo el dinero de dos boletos a Ibiza cancelados, no te preocupes que puedo seguir tomando por todo el mes. -
Río la chica algo afectada por el alcohol, dándole un sorbo al café. - gracias… Está delicioso. -

- ¿Paso algo? ¿Te peleaste con tu amiga?...
La chica con la que siempre venías ¿Era tu amiga o no? -


Hubo un silencio incomodo entre las dos, ella no quería responderle, pero, también quería hacerlo, quería gritar lo zorra que había sido, la manera en cómo le escupió a su amor, la forma en que la hizo a un lado, cuando habían imaginado una vida juntas, una vida donde ella nunca figuró, donde era una sombra tras sus verdaderos pasos.

- Sí… Creo que lo éramos. -
Rio ella al pensar que al final, así fueron las cosas, después de todo, una novia no te rompe el corazón tras años de decirte que te amaba, tal vez, ese tiempo, sólo fueron amigas fingiendo ser algo que no eran.

- Oye, si te ayuda a sentirte mejor, puedo hacerte compañía, le dije a mi abuela que iba a cerrar en media hora, pero, no le digas, me quedo aprovechando que se queda bien dormida para tomar las botellas empezadas. -
Dijo la joven guiñándole, haciendo que riera nuevamente.


Entre platicas, risas, bebida, esa chica le hizo sentirse de mejor humor, escuchada, comprendida, apreciada. Lo que era una noche de copas para lamentarse por su soledad y su engaño, era cambiada por una velada donde conocía a una nueva mejor amiga, que, en un instante, se transformaría en un nuevo inicio. En poco menos de media hora, ya la conocía, tenía su misma edad, ella sabía que usaba una credencial falsa pero nunca se lo comentó a su abuela, ya que entendía las travesuras típicas de una estudiante, mismas que cometía. Para la hora, ambas se reían, las latas y vasos se empinaban que ya no podían sostenerse, así como las jóvenes que se carcajeaban al escuchar la historia de una chica lesbiana que creyó tener una relación de en sueño.


- Jajajaja, te juro, hasta soñé que adoptábamos una niña y un niño, teníamos una casa en los suburbios y un par de perros, un pug y un salchicha. -
Reía la chica llorando al mismo tiempo. - ¿A poco no fui una estúpida? -

- Muy estúpida, los pugs son perros muy feos. -


- ¡Tienes razón! Jajaja… -
Rio más fuerte la chica, tapando su rostro al empezar a llorar más fuerte sobre la mesa. - ¿Por qué me hizo esto? ¿Por qué me mintió tanto tiempo? ¿Por qué no me lo dijo antes de que la amara tanto? -

- A veces, las personas no piensan más que en sí mismas. -

- ¡Yo nunca pensé en mí, sólo pensaba en ella! ¿Y AHORA QUE HARÉ AL NO TENERLA? -

- No has perdido todo, te tienes a ti, mi abuela me ha dicho siempre, añorar el pasado es correr tras el viento. -


- No lo entiendo.
- Dijo ella, mientras la joven rusa le sujetaba el rostro.

- Que es inútil aferrarse a los recuerdos, porque es algo que ha pasado y ya no podremos alcanzar. -


- ¿Y si quiero alcanzar ese viento? ¿No dejarlo ir? -


- Ahí te veré yo, como una tonta queriendo atrapar el viento.
- Rio la rubia platinada haciendo que la otra se riera por el comentario.

- No se te ocurra grabarme cuando lo haga. -


- Tal vez, quiera hacerlo. -



Una mirada y sentir como le tomaban la mano, bastó para entender las palabras de esa chica, añorar el pasado, es correr tras el viento.

Un mes pasó, tras esa mirada, un mes que bastó para cambiarle la vida. Ella caminaba por la preparatoria, su rostro lucía animado, pues alguien se iba a cruzar consigo en esa bella mañana.


- Mónica, oye… -



Mónica volteó al escuchar esa voz tan reconocida y al mismo tiempo tan distante, una voz que ya no quería escuchar. Detrás de ella, estaba ella, aquella que le rompió las alas y ni siquiera le dejó intentar volar para escapar de la tortura.

- Hola. -


- Oye… Mony, sabes, terminé con él. -


- Oh… -


- Me… Me di cuenta de algo, yo… No era feliz, perdóname ¿Si? Pensé que, si salía con él, me olvidaría de esto, no podía vivir ocultándolo nuestro… -
Hablaba ella, pero, Mónica miraba su reloj de pulsera femenil, ignorándola. - ¡No seas así, tú sabes lo duro que es decir que eres lesbiana! -

- Mónica. -



La joven morena, sonrió al escuchar esa voz, esa voz que quería escuchar, la voz que le guío en su camino, volteó a esa ala del pasillo, mirando a esa rubia platinada de ojos azules, esa misma que decidió cambiarse de escuela con tal de estar con ella, con su querida Mónica.


- ¡Tasya! ¡Lo hiciste! -


- Te dije que con mis calificaciones sería fácil, ven aquí.
- Dijo la joven ofreciéndole un abrazo.



Mónica corrió hacía ella, colgándose de su novia, besándola sin temor, sin nervios, sin dudas, era un beso de dos personas que se aceptaban y no temían al que dirán, un beso de amor. La joven, alcanzó a asomar su mirada a esa chica que estaba detrás de ella,, devastada al ver que Mónica no estuvo lamentándose y esperándola. Mónica, cerró los ojos y se dejó llevar, entregada a esos labios enamorados. Ella nunca se dio cuenta, que por sentido común, alguien valoraría el amor que ella rechazó.






Kissu Kissu Xd que tenga cara de Thames es mera coincidencia.
 

تالف و مكسور تماما
Moderador

Offline
Kissu Kissu Xd que tenga cara de Thames es mera coincidencia.
LOL No lo había notado.


Empezó más o menos triste y creo que sí fue feo lo que le hicieron a Mónica. Mi objeción es que hubiera sido genial un final triste jaja, pero ya sé que te gustan las cosas felices.

Sugiero que hagas otro oneshot desde la perspectiva de la ex de Mónica (ya sabes, por qué no aceptaba su homosexualidad y cómo se le rompió el corazón cuando vio a Mónica con otra) =P
 

I-AM-ROSY!!

O-O¬ Baton pass!!

Registrado
26 May 2016
Mensajes
6,004
Offline
LOL No lo había notado.

Empezó más o menos triste y creo que sí fue feo lo que le hicieron a Mónica. Mi objeción es que hubiera sido genial un final triste jaja, pero ya sé que te gustan las cosas felices.

Sugiero que hagas otro oneshot desde la perspectiva de la ex de Mónica (ya sabes, por qué no aceptaba su homosexualidad y cómo se le rompió el corazón cuando vio a Mónica con otra) =P
XD Pues fue final feliz para Mónica y triste para la ex, :d me gusta la idea, tal vez lo haga después.
LOL: XD la cara de Thames es más fina que la de Mitsuki, es la diferencia. xd
 
Arriba Pie