Historia Sombras en el Matsuri | Kurohane & Liahme

Morpheus's Dream ♚
Moderador
Registrado
12 Abr 2015
Mensajes
1,272
Ubicación
Medium Coeli
Tras esto.

Había sido como atravesar un espejo y llegar a un universo alternativo, al menos por varios segundos. La reacción de Kurohane acerca de su cicatriz no era nada de lo que se había imaginado. Al principio se asustó por su extraño comportamiento, pero algo en su expresión la dejó muda, por un instante sintió cómo le dolía el pecho del lado izquierdo y cómo se le calentaba el rostro. Luego su hermano volvió a la normalidad. Sacudió un poco la cabeza para despejarse.

—Tsubasa me rogó que viniera pero no me dijo en dónde estarían… Ya me estoy cansando del ruido. ¿Sabes dónde están?
—Dijeron que nos reuniríamos-… —
Kurohane se quedó con el brazo a medio alzar.
—¡Nova!

Tsubasa apareció prácticamente de la nada, yendo directamente a abrazar a la chiquilla. Hacía unos segundos ella tenía una expresión de hastío al comentar su cansancio, de las típicas de su hermano bastardo, pero apenas el mayor de los Nara entró a su campo de visión su rostro brilló, como si estuviera sinceramente contenta de encontrarlo. En ese momento el yotsukage fue consciente de que su hermana detestaba casi tanto como él el festival, pero que, al igual que él, estaba presente por el resto de los Nara. Se sintió como si estuviera guardando un secreto con la parásito, y sonrió sin saber muy bien por qué.

—¡Estábamos buscándote! ¡Vamos, quiero que pruebes algo de este puesto!

Ya no tenía ninguna oportunidad para quejarse, Liahme se dejó llevar casi a rastras por Tsubasa, quien luego optó por rodearla con un brazo y apartar a la gente del medio para que pudieran caminar juntos. Kurohane, como si no tuviera otra opción, fue tras ellos con cara de perro rabioso; aunque, conscientemente o no, empezaba a sentir curiosidad sobre cómo se suponía que iba a disfrutar de esa tarde.
 

I'm Morpheus, owner of a dream
Registrado
22 May 2016
Mensajes
2,245
Ubicación
por ahí marico
Tal vez si no hubieran tantas personas, Kurohane hubiera podido disfrutar un poco el momento entre hermanos, pero era absurdamente imposible. Si había algo que Kurohane detestaba más que perder un combate, era a la gente y sobretodo a la gente que no tenía ni un ápice de decencia a la hora de golpearte para seguir con su camino; si el bastardo no estuviera acompañado de sus hermanos y Tomoe, seguramente hubiera armado una escena de la cual no se hubiera arrepentido. Chasqueó la lengua con fastidio al momento en que Tsubasa le tomó del hombro para jalarlo y llevarlo hasta donde se encontraba el resto de la familia.

¿Helado?
¡Sí! No hay mejor cosa que comer un rico helado entre hermanos y nuestra adorada Tomoe.

Kurohane observó al resto y comprendió, al ver sus rostros animados y sonrientes, que no había manera alguna de negarse ante lo dicho por el mayor de las sombras. Fue entonces que la cuarta sombra suspiró y aceptó el dulce.

Lo primero que hizo el grupo tras tener sus dulces en mano, fue alejarse un poco de la muchedumbre. El quinteto de Nara y compañía se dirigió nuevamente al punto en el que se encontrarían tras hallar a Nova, la rotonda de la plaza. Una vez ahí: Tsubasa, Kenta y Hitoshi se dedicaron a preguntarle a la Nova cómo estaba pasando su último año en la academia, cómo eran sus amigos y toda esa clase de cosas que los haría ponerse al día con su pequeña y adorada hermana.

¿No te unirás?
Sabes la respuesta, Tomoe.
Deberías relajarte un poco, disfrutar del ambiente.
Tú también —expresó el amargado, mirándola con el ceño ligeramente fruncido.
Lo hago mientras trabajo, esa es la diferencia —le sonrió como usualmente lo hacía.

La mujer de largo cabello vino observó al chico y, al notar que sus palabras no habían causado el efecto que esperaba, decidió buscar con su mirada una actividad que pudieran hacer todos y que a su vez, fuera agradable para el bastardo.

Para fortuna de Gozen, su búsqueda no se prolongó mucho tiempo gracias a un puesto de juegos. Desde su posición, Tomoe notó que aquel quiosco se centraba en un juego de puntería. Sonrió tras levantarse y dirigirse -junto a Kurohane- hacia el resto de sombras.


LadyAzulina LadyAzulina
 

Morpheus's Dream ♚
Moderador
Registrado
12 Abr 2015
Mensajes
1,272
Ubicación
Medium Coeli
—Para obtener el premio debes golpear con la pelota a algo de tu agrado.
—Hmmm…

La chiquilla movía la pequeña pelota entre sus dedos mientras decidía cuál sería su objetivo. En eso vio por el rabillo del ojo a alguien que había visto muchas veces y con quien todavía no se había atrevido a hablar. En cierta manera, era algo de su agrado. Rio con suavidad antes de girarse para lanzarle la pelotita, atinándole exactamente en la cabeza.

—¡Auch!
—¡Sí! —
estiró los brazos, corriendo hacia ella para abrazarse a uno de los suyos—. ¡¿Me puedo quedar con ella?!
—¿Qué?


Nova Nara parpadeó un poco perdida. La dichosa pelotita no le pegó muy fuerte, pero todo empezó a perder sentido desde ese golpe. ¿Por qué sus hermanos parecían querer colgar a la bonita niña pelirrosa y por qué, de entre todas las personas, Rei se encontraba en el medio tratando de explicar la situación?

—¿Puedes soltar a Nova, por favor? —Tsubasa tenía el ceño fruncido, conteniéndose apenas de quitar aquellos bracitos por su propia cuenta.
—¡No! ¡Me la gané en un juego!
—No lo hagas más difícil, Freya —
suspiró Rei.
—¿Qué quiere decir? —intervino pacíficamente Tomoe, queriendo comprender la bizarra situación que acontecía ante sus ojos.
—No lo dice en serio.
—¡Por supuesto que sí!
—Apenas nos tocó el turno en este juego —
señaló la caseta a sus espaldas—, es de puntería, había que golpear lo más fuerte que se podía la diana debajo del premio que se quería para ver si se caía, pero Freya…
—No soy el premio de una caseta, Freise.
—Lo sé, eres mucho mejor —
dijo la pelirrosa en un tono empalagoso y soñador mientras frotaba su cabeza contra el brazo de la morena.

Las expresiones del clan Nara cambiaron y, para mala suerte del Hyuga, pasaron a mirarlo a él. En su defensa, alzó las manos y retrocedió un paso.


—Freya tomó amazake, no me fiaba del puesto donde lo compró, la bebida pudo estar adulterada… Como andaba sola preferí seguir con ella al notarlo para que… no haga cosas extrañas como esta…
—Lo mejor será que coma algo y beba mucha agua —
comentó Tomoe, preocupada más por el hecho de que la niña no soltaba a Liahme.
—Es… Son… —suspiró—… compañeros de clase de la academia. Freise Uchiha y Rei Judas Hyuga.
—Un… —
la mirada verdosa de Jude pasó por toda la comitiva Nara, era bastante evidente que la mujer pelirroja estaba al mando, pero también se notaba lo bien custodiada que estaba la morena—… Es un placer conocerlos.
—Me gustaría decir lo mismo —
refunfuñó Tsubasa, aún acribillando con la mirada a la pelirrosa.
—Vamos, acompáñame a comprar algo para todos —Gozen tiró del brazo del mayor de los Nara para ponerse en movimiento, sin embargo, antes de alejarse miró al resto—. No se muevan de aquí.

Tras esas palabras, no tardó mucho para perderse entre la gente.

—¿Eso fue… una amenaza? —parpadeó el Hyuga.
—Mejor nos quedamos aquí —expresó Kenta con calma.
—¿Quieres un premio de aquí, Nova? —le preguntó Hitoshi, señalando la caseta en la que habían estado Freya y Jude.
—Hmm, puedo conseguirlo por mí misma.
—No lo creo —
sonrió la tercera sombra con diversión, señalando a la pelirrosa que la apresaba.
—¿Me estás retando? —frunció el ceño.
—Yo lo reto a conseguir el mejor premio —se interpuso Rei—, Freya todavía no tuvo nada de este juego.
—Acepto.
—¡Hitoshi!
—Tranquila, será bonito.


Nova suspiró. Ese tipo de juegos no solían llamar la atención de su hermano, pero ahora que la tenía sabía que no había manera de que Rei Judas le venciera, Hitoshi era bastante… invencible cuando se lo proponía, sobre todo porque con su forma de pensar… probablemente terminase consiguiendo todos los premios del quiosco en un solo intento.


Lazy Lazy
 
Arriba Pie