Quest C Stalker || Party Fleur de Lis

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Maka Evans

¡Wubba lubba dub dub!|| Lord of Shipping
Moderador
Registrado
29 Mar 2009
Mensajes
4,686
Ubicación
Wonderland
Offline
¿Stalker?
a) NPC que la solicita: -
b) Descripción de la misión: Varias chicas han reportado ser perseguidas y vigiladas por un Nanimon. No hay necesidad de decir lo increiblemente molesto y creepy que se está volviendo esto, ¿No?. Encuentra al Nanimon y detenlo
c) Descripción del campo de juego: Ciudad
d) Objetivos a cumplir:
  • Entrevistar a las Tamers afectadas para que relaten los lugares de los hechos
  • Encontrar a Nanimon y detenerlo
e) Notas:
  • Nanimon tiene la costumbre de huir cada vez que es descubierto. Aparte de eso, es bastante rápido, por lo que atraparlo es dificil
  • Sus ataques son bastante... sucios. Eviten hacer un desastre en la ciudad

Tamers: Charlotte Lightwood & Whisper y Gaia D'amico & Gabo
Modalidad:
Party Fleur de Lis
Digivice:
IC [Ambas]
Plazo:
14 días
Número de post: 3 c/u


Relikt Relikt Amitiel Amitiel
Pueden iniciar <3
 

Something that remains
Registrado
15 Abr 2016
Mensajes
1,682
Offline
Había amanecido en File City y cierto par de compañeros se hallaba regresando a su Guild luego de haber culminado sus ejercicios matutinos. Al llegar a la puerta de su habitación, la falsa canadiense y el pequeño diablillo encontraron una nota pegada, la cual había sido escrita por su líder, donde les pedía de una manera bastante dura que empezaran a relacionarse nuevamente con las miembros de la Fleur de Lis ya que esta estaba preocupada por lo solitarios que se habían vuelto. Charley suspiró y tomó la nota mientras entraba en su habitación, sabía que su rubia amiga solo quería su bien y eso podía entenderlo, por lo que la chica de ojos púrpura decidió esforzarse para acercarse a Gaia y Elizabeth, aunque eso no le generara mucho entusiasmo.

Así que, ¿haremos alguna misión con ambas chiquillas o por lo menos una? – Preguntaba Impmon en tanto se sentaba sobre la cama.

Tocará hacerlo o si no sentiremos la furia gélida de Petit Ange. – Comentaba Charlotte quitandose la ropa sudada y exhibiendo sus cicatrices de las heridas que habían sanado hace poco tiempo. – Supongo que tendremos que intentarlo con la primera que encontremos… Claro, si es que está disponible.

Sin preferencias, ¿no? – Sonrió Whisper mientras la de cabellera azabache fruncía el ceño.​

Tras darse un baño y vestirse con su ropa de misiones, la cual se trataba de pantalones grises, camisa oscura y chaqueta azul con capucha. Charles y su compañero bajaron entonces a la cocina para tomar el desayuno. Al pasar por la puerta, se toparon con la joven italiana quien comía en la barra de desayuno en compañía de Gabo. En ese momento, la de ojos púrpura intentó retroceder e irse, pero fue detenida por la mano de Whis, que la sostuvo de la muñeca y negó con la cabeza para que esta no cambiara de opinión. La Medium apretó los labios y cerró los ojos intentando calmarse. Gaia por su parte observaba en silencio la escena en tanto terminaba de masticar lo que tenía en la boca.

Buenos días, chicos. – Saludó Charlotte mientras Impmon la soltaba.

Buenos días, señorita Lightwood. – Respondió Gabo dejando sobre la mesa la taza de café que tenía entre sus manos. – Es agradable ver que al fin bajó a desayunar con nosotros.

Es que mi Tamer es tímida, eso es todo. – Decía Whisper sentándose sobre la barra en tanto Charles rodaba los ojos y tomaba una taza de la alacena para servirse café.

¿Ya te has acostumbrado a la dulcería? – Leía Gaomon la libreta de su Tamer. – Hemos tenido poco movimiento últimamente, sin embargo tenemos bastantes clientes recurrentes.

Ah… está bien. – Se encogió en hombros la de cabellera oscura.​

Luego de aquella respuesta, la habitación quedó en silencio. Aunque Gaia hubiera querido intentar entablar conversación con la falsa canadiense, esta no parecía querer hablar mucho sobre todo por el hecho de que esta última intentaba evitar mirarla. El ambiente a su alrededor se tornó incomodo mientras intentaban desayunar, la italiana echó un vistazo al Digimon de pelaje azul quien observaba con cautela a la chica de ojos púrpura y a su compañero tipo virus. A pesar de que estos se habían unido a la Guild hacía poco tiempo, había algo en ellos que a Gabo le daba mala espina, pero no lograba descifrar la razón. El sonido del D-terminal de Charley rompió el silencio y atrayendo la atención de todos en la de cabello azabache mientras abría el mensaje.

¿Y? – Preguntó Whis a su Tamer quien había hecho una mueca.

Tenemos trabajo. – Contestó la francesa desordenándose un poco el cabello para luego mirar a la castaña y Gaomon. – ¿Están libres? Creo que necesitaremos ayuda con esto. – Decía mostrándole el mensaje a la italiana y su compañero.

¿Un pervertido acosando chicas? – Hablaba Gabo enarcando una ceja.

Los inútiles de la DS tal parece necesitan una mano con eso. – Suspiró Charlotte sin remordimiento de nombrarlos de manera despectiva.​

Aunque aquello no pareció agradarle del todo a Gaomon, no podía negar que se trataba de un trabajo importante, sobre todo porque si no detenían ese problema de raíz, algo así podía pasarle a su Tamer. Del lado de Gaia, esta no dudó en aceptar acompañar a Lightwood, de alguna forma esperaba conocer mejor a su nueva compañera, después de todo ahora la de cabellera oscura formaba parte de su Guild y por consiguiente, parte de su familia.


***
Amitiel Amitiel Go >w<)9​
 

Amitiel

Busca lo más vital. . .
Offline
Mientras tomaba la infusión que había preparado, la genovesa observaba con atención la charla que su compañero desarrollaba con los nuevos integrantes de la guild. No estaba muy acostumbrada a la presencia de Charlotte y Whisper (dado el carácter retraído de ambos), sin embargo eso no significaba que los detestaba, al contrario, un inusitado sentimiento de impotencia la invadía cada vez que coincidían en alguna habitación, pues no había ideado forma alguna de entablar algún dialogo (a causa de su discapacidad), algo que había querido hacer desde la llegada de la canadiense, ya que tla invadían muchas dudas, las cuales se encontraban relacionadas con el arribo de la moza así como el viaje de su camarada Kathleen al continente Folder. Por ese motivo, dio su conformidad con la misión planteada, apresurándose en concluir su merienda matutina.

Luego del desayuno, ambas muchachas se dirigieron a sus respectivas habitaciones con la intención de realizar los preparativos para la misión que desarrollarían, algo que demoró poco tiempo la verdad, ya que después de un cuarto de hora las jóvenes salían de la confitería, dando inicio a la misión que ejecutarían. Imbuidos en su conversación, Charlotte y Whisper se adelantaron levemente, empero, el gesto de hastío presente en el digimon virus logró captar la atención de Gabo, quien se contentó con centrar su mirada en las acciones de los nuevos; con la intención de solucionar posibles desacuerdos presentes en su compañero, la italiana posó su mano en el hombro del can, pero nuevos acontecimientos apartaron ese pensamiento de Gaia, pues muy pronto se dio cuenta que —de manera intempestiva— habían cambiado de dirección. Con velocidad sacó el cuaderno que utilizaba para comunicarse, pero en esta ocasión su camarada se adelantó a su intención:


— ¿Sucedió algo? —sin tapujos, Gabo realizó la pregunta a la humana y al digimon que la acompañaba.

—He de suponer que no notaste nada raro, ¿verdad, Gaomon? —la respuesta (casi insolente) del diablillo causó cierta molestia en el canido, empero, éste último decidió evitar responder la insolencia y escrutar los alrededores con cierto recelo.

—Contrólate, Whisp. — escuetamente, Charley regañó a su digimon, acto seguido, cogió la libreta de Gaia y escribió una simple frase: — “Será mejor realizar una investigación previa.”

— “De acuerdo” —fue la escueta respuesta de la caucásica. Tenía algunas dudas sobre la razón que desembocara en dicha elección, pero creyó mejor confiar las principales acciones a su compañera. Después de todo, tenía fe en las elecciones que realizaba la líder de su guild.

Fue así que (luego de concertar algunos puntos básicos) el cuarteto decidió dirigir sus pasos hacia un sector poco transitado de la ciudad, pues tenían la relativa certeza de que el digimon perpetrador de los hechos denunciados (al que la central no pudo identificar con claridad) tendría cierta preferencia para ejecutar sus fechorías en sitios como ese, dadas las características de dichas acciones; de esta forma decidieron realizar algunos patrullajes por los alrededores del sitio elegido en búsqueda de alguna irregularidad, mas al no encontrar alguna, se reagruparon y, luego de una breve merienda, acordaron dirigirse a la Central, esperando poder encontrar mayor información que sea de utilidad para la resolución del caso.


No obstante, un grito cercano perturbó el avance, atrayendo la atención de los ocasionales visitantes, corriendo velozmente, el grupo se internó en uno de los callejones cercanos a sector cercano al bosque de la ciudad. La escena que observaron los dejó sorprendidos, pues vieron como un ente deforme se alejaba velozmente del sitio, arrojando lo que parecía ser… ¡¿excrementos?! Poniéndose a recaudo ante ese inusual ataque, el grupo decidió obviar al ser escurridizo, concentrándose en la figura que se encontraba acurrucada y sollozante…

Relikt Relikt lamento mucho la demora.

SALUDOS. . .
 

Something that remains
Registrado
15 Abr 2016
Mensajes
1,682
Offline
Una joven de cabellera rubia se hallaba en medio del callejón agachada con la cabeza entre sus manos mientras que su Digimon compañero, el cual se trataba de un Betamon, estaba cubierto de heces, las que intentaba quitarse con expresión de desagrado. En tanto Impmon hacia una mueca enfocándose en el sucio Child acuático, Charlotte y Gaia se acercaban a la Tamer que no parecía mayor que ellas, por último, Gabo observaba el camino por el cual había huido el Digimon agresor.

¿Estás bien? ¿Qué ocurrió? – Preguntaba la de ojos púrpura colocando una mano en el hombro de la afectada.

Ese idiota se nos abalanzó de la nada. – Masculló el Digimon anfibio limpiándose la boca y escupiendo. – Empezó a coquetear y tocar a mi Tamer y cuando intenté quitárselo de encima, ¡me lanzó mierda!

Solo tengo una cosa que decir al respecto y es… que cagada, amigo. – Comentó con cierta burla el tipo virus.

Tranquilos, no creo que regrese. – Dijo Gaomon regresando al lado de la italiana. – Se fue demasiado rápido como para que lo pudiésemos ver, ¿de qué Digimon se trata?

Era un Nanimon. – Respondió la joven rubia alzando la cabeza con lágrimas que corrían por sus mejillas. – Y… y sabía mi nombre.

La falsa canadiense volteó a ver a Gaiana para asegurarse que estaban en la misma sintonía, aquel Digimon era definitivamente a quien estaban buscando. Tras unos minutos en los que esperaron a que la agobiada Tamer se repusiera, el par de miembros de la Fleur de Lis comenzaron a interrogarla un poco más para saber mejor como habían ocurrido los hechos. Luego de haberse sentado en una de las bancas cercanas a un grifo que había en la calle que servía para refrescar a los Digimon acuáticos en los días de más calor, sin embargo, este estaba siendo utilizado por Betamon para limpiarse. Al sentirse más segura en el lugar donde transitaba pacíficamente los Digimon y Tamers de la ciudad, la chica de cabello dorado se presentó como Cristal Butterfield y mencionó que acababa de regresar a File City luego de explorar la isla antes de realizar el examen de ascenso.

Llegamos ayer por la noche y justo Bex y yo nos dirigíamos a visitar a algunos amigos. – Comentaba Cristal limpiándose las mejillas con un pañuelo que le había ofrecido la italiana. – De pronto oímos la voz rasposa de ese Digimon y cuando nos dimos cuenta… ese desagradable sujeto apareció debajo de mí y… y… – Intentaba terminar la oración pero se había puesto bastante tensa.

Y te hizo cosas desagradables, bien, omitamos esa parte. – Intervino la de cabellera oscura para luego suspirar un poco molesta.

¿Habías visto alguna vez a ese Digimon? – Escribió D’amico en su libreta para enseñársela a la rubia.

No, no conozco ningún Nanimon y menos a uno tan asqueroso. – Contestaba negando con la cabeza.

Bueno, al menos no le hará falta a nadie si lo convertimos en datos. – Se encogió en hombros Whisper.

Primero debemos encontrarlo, luego veremos qué hacer con él. – Dijo Gabo no muy de acuerdo con lo que el Digimon oscuro decía. – ¿Quisiera que la acompañáramos a algún lado, señorita? A la estación de las DS para que realice su denuncia, por ejemplo.

Ante esta sugerencia, Betamon y su Tamer accedieron recibir la compañía del cuarteto. Puesto así, no tardaron mucho en abrirse paso a la estación más cercana donde dejaron que los miembros de la DS se hicieran cargo de las declaraciones de Cristal. Mientras tanto, Charley, Gaia y sus respectivos Digimon compañeros decidieron hablar con otro integrante de la Digital Segurity para que les proporcionara los nombres y direcciones de las otras chicas que habían puesto una denuncia en contra del Nanimon pervertido.

Treinta minutos después, el cuarteto de la flor salió de la estación con una lista en manos. A partir de ese momento se enfocarían en visitar a las afectadas para que les contaran su historia y poder ubicar más fácilmente los lugares en donde Nanimon era mayormente visto, luego de ello pensarían en como atraparlo y qué harían con él.

Visitaremos primero a Janet Adams ya que es la más cercana, ¿de acuerdo? – Decía Charles volteando a ver a sus compañeros para pasarle la lista a la chica de ojos grises.

Nos enfocaremos en preguntarle lo sucedido, dónde y si conocen al degenerado. – Añadió Whisper con las manos detrás de su cuello. – Luego lo buscaremos y lo haremos papilla.

¿No lo llevaremos con la DS? – Preguntó Gaomon con cautela.

Ya veremos. – Murmuró la de ojos púrpura en tanto su compañero ponía los ojos en blanco.​


***

Amitiel Amitiel si se puede >__<)9​
 
Última edición:

Amitiel

Busca lo más vital. . .
Offline
La tarde empezaba a apreciarse en el cielo de la ciudad, acompañada de un viento ligero que brindaba una sensación de frescura a los habitantes de la isla, aunque algunas nubes grises se arremolinaban amenazantes por los alrededores del monte Mugen, a la espera del oportuno viento que dirigiera su avance hacia la ciudad; pero, lejos de disfrutar aquella variación inusual climática en el digimundo, el cuarteto de la flor se dirigía a la posada regentada por Babamon, en búsqueda de la tamer que había sufrido las sucias acciones del aquel Nanimon que, lejos de querer reparar el daño que causó, se contentaba con huir rápidamente, dejando su marca (literalmente hablando) tras de sí. El sitio se encontraba repleto de humanos y digimon que se relajaban tomando el sol o jugando alguna ocasional partida, sin embargo, ninguno de ellos guardaba similitud con la descripción que recabaran con anterioridad.

Ante una búsqueda aparentemente infructífera (y la aparentemente ausencia de la administradora), el grupo decidió abandonar el lugar y trasladarse al sector de sur de la ciudad, sitio donde se encontraba otra de las víctimas del acosador. Dirigiéndose a la puerta principal del alojamiento, una joven de menuda estatura y pelo liso negro chocó con Alesa, cayendo ambas muchachas al suelo, el Plotmon acompañante de la primera no dudo ni un instante y de inmediato acometió contra la italiana, ante la mirada asombrada de los presentes.

— ¡Vaya con este cachorro y su actitud! —silbando con interés, Whisper se acercó al cánido— Será mejor que cambies tu talante si no quieres tener problemas…

— ¡Y piensas que te obedeceré! —la respuesta logró molestar parcialmente al diablillo— ¡Actuaré así ante cualquiera que intente hostigar a mi tamer! —vociferando, el pequeño se preparaba para lanzar su ataque.

—Creo que requerimos una explicación—la de orbes violetas intervino, dirigiendo una mirada severa a la nerviosa tamer (que trataba de calmar a su digimon)— ¿A qué se refiere Plotmon con “hostigar”? ¿Acaso tienes problemas con alguien?

—Yo… yo… — la muchacha empezaba a hablar, pero una nueva voz se unió a las presentes:

— ¿Qué está sucediendo aquí? —sujetando algunas bolsas, una enojada Babamon se acercaba al furibundo Plotmon— Comprendo su situación, pero no puedes embestir a cualquiera… Eso deberías saberlo… Y también te lo recomendé, Janet… —a modo de reflexión, se dirigió a la morena, quien había logrado calmar temporalmente a su digimon.

Luego de aclarado el inconveniente (y con algunas disculpas de por medio), el grupo se reunió con la muchacha de nombre Janet, dispuestos interrogarla, y así poder encontrar la clave que pudiera permitir la captura del digimon acosador; tal como lo pudo percibir Lightwood en un primer instante, cuando la joven rememoró la agresión sufrida, espasmos de miedo empezaron a recorrer su cuerpo a la vez que comenzaba a tartamudear, señales inequívocas de trauma que originó el encuentro indeseado. Charlotte colocó una mano en el hombro de la muchacha (como señal de apoyo), a la vez que hablaba:

—Sé que pudo llegar a ser horrible para ti, pero debemos obtener la mayor cantidad de datos…

— “No debes preocuparte, lo atraparemos” —de igual forma, Gaia plasmaba en el papel su pensamientos— “Por favor, ayúdanos”

—Pues bien… —tras serenarse, la morena empezó a hablar— Estábamos regresando a la posada por el camino de la zona industrial. No era muy tarde, por lo que ingresé a Lou en el digivice con la intención de que recobrara fuerzas; poco tiempo después, tuve la sensación de que alguien me seguía, nerviosa, detuve mi avance, a la vez que sentía como una mano rozaba mi cintura… Bajé la mirada y ahí estaba, un Nanimon que, con una sonrisa horrible, me llamó por mi nombre, empezando a… —brevemente la moza detuvo su relato, para posteriormente continuar— Instintivamente, cogí el digivice, por lo que Lou apareció, siendo lastimado por ese ser; angustiada, empecé a gritar pidiendo ayuda, y cuando algunos transeúntes se acercaron, aquel digimon se alejó arrojando inmundicias por doquier. Quise ponerme a resguardo lo más rápido posible, pues Lou estaba herido…

El manto de la noche empezaba a caer cuando las dos integrantes de “Fleur de Lis” abandonaban una residencia de tamers ubicada a las afueras de la ciudad. Habían logrado entrevistar a la mayoría de las personas que fueron agredidas por el acosador, y, gracias a los testimonios recolectados, pudieron entrever algunas características repetitivas en la conducta del acosador, las cuales pensaban aprovechar para finalmente capturarlo, avanzando con cuidado (ayudadas por las primeras luces de los faroles cercanos), ambas muchachas se dirigieron a su siguiente destino, a la espera de ejecutar el plan que lograron desarrollar…

Relikt Relikt lamento muchísimo la demora.
SALUDOS. . .
 

Something that remains
Registrado
15 Abr 2016
Mensajes
1,682
Offline
Los miembros de la flor se abocaron en iniciar la fase uno de su plan para atrapar al Nanimon pervertido, la cual consistía en disfrazar a la falsa canadiense con ayuda de su Change Mirror y cambiar de compañeros, mientras Gaia se escondía con Whisper en un lugar apartado pero con buena visibilidad de la calle, Lightwood y Gaomon caminarían como si de un par de compañeros se tratara, con suerte, la relativa oscuridad y la ausencia de Tamers y Digimon por los alrededores, harían que Nanimon se fijara en ellos, después de todo, era seguro que apareciera en ese sitio dada las declaraciones de las afectadas, quienes mencionaron esa calle más de la mitad de las veces en las que les preguntaron en dónde había ocurrido el desafortunado encuentro.

¿Y por qué ella no puede ser el cebo? – Preguntó de mal humor Impmon al tiempo que señalaba a la italiana. – ¿Por qué tienes que ser tú?

Porque Nanimon suele llamar a sus víctimas antes de caerles encima. – Contestó Charlotte, quien tenía ahora un corto cabello castaño, ojos verdes y una vestimenta que constaba de una camisa de tiras color rosa, una minifalda negra y unas sandalias de tacón alto. – A parte, Cosette me mataría si algo le pasa.

Debo decir que es muy valiente lo que hacen para atrapar a ese sujeto. – Comentó Gabo, quien se hallaba muy agradecido en el interior porque su Tamer no fuera tomada en cuenta como señuelo.

Estaré muy al pendiente con mi lector de cartas en manos. – Escribió D’amico en su libreta. – Tengan cuidado.

El tipo es rápido para huir, en el momento en que lo vean, no pierdan el tiempo para actuar. – Decía la Medium viéndose notablemente más alta que su compañera debido a los tacones. – Ten, espero estas cartas puedan ayudarlos en algo. – Le tendió un par de cartas la castaña. – Y, a menos que sea estrictamente necesario, preferiría que te mantuvieras alejada, Gaia. – Hablaba colocando una mano sobre la cabeza de la joven de ojos grises.​

Dicho esto y sin esperar alguna respuesta de la italiana, Lightwood comenzó a caminar siendo seguida por Gaomon en tanto Whisper se colocaba al lado de la castaña viéndolos alejarse.

El cuarteto había quedado en que Charles y Gabo hablarían con normalidad mientras deambulaban por la calle, como si se trataran de viejos compañeros, por lo que ambos se abocaron en seguir ese papel designado en tanto iban avanzando. La noche era fría, suaves vientos helados paseaban por el lugar erizando la piel al descubierto de la francesa, mientras que Gaomon estaba bien debido a su pelaje. A un par de metros lejos de ellos, la castaña se hallaba oculta en un callejón mientras el pequeño diablillo esperaba la señal para ir a patearle el trasero al pervertido, con suerte, llegaría antes de que le tocara un solo cabello a su Tamer.

Los minutos pasaron y la ansiedad en todos creció, lo que les llevó a pensar que no aparecería esa noche. Charles se sentó junto a Gabo en el marco de una tienda cercana como si descansara por caminar con los tacones, emitiendo cada tanto un comentario sobre los molestos que eran.

No creo que aparezca. – Comentó el Digimon de pelaje azul mirando a los lados para ver si alguien se acercaba.

Esperemos un poco más. – Sugería Charlotte con los pies puestos sobre el frio pavimento. – Si no aparece hoy, vendremos mañana y así hasta que lo atrapemos.

Cuando Charley se guindó las sandalias en el hombro para disponerse a caminar descalza, ambos escucharon una risa acompañada de palabras halagadoras para la Tamer, pero que eran dichas con una voz rasposa. Aquello le puso la piel de gallina a la falsa canadiense y al Child bestia, lo que les hizo mirarse entre ellos y luego a los alrededores, segundos después, la Medium jadeó al sentir como Nanimon la abrazaba por las piernas mientras sus manos subían y se colaban por la minifalda. La indignada y asqueada chica respiró profundo mientras apretaba sus puños haciendo que una pequeña aura rojiza lo cubriera, luego con fuerza golpeó la coronilla del Adult provocando que este cayera al suelo mientras se sujetaba el lugar donde lo habían golpeado.

Date por muerto. – Gruñó esta en tanto Gabo intentaba arremeter con otro golpe al pervertido, sin embargo el tipo invasor rodó por el suelo para evitarlo.

Solo déjate amar, queridita. – Dijo el virus juntando sus manos como si orara. – Prometo que te haré sentir de maravilla.

Aléjate de ella. – Decía Gaomon dando puñetazos de manera repetitiva mientras Nanimon los evadía sin mucho problema.

Te faltan siglos para superarme. – Se burló Nanimon.

¿Qué te parece esto? – Hablaba Impmon portando en su mano una bola de fuego que impacto en la espalda del Adult.​

Por su parte, Gaia deslizó una carta en su lector para ayudar a su compañero, siendo High Speed Plug-in H la que utilizó para que este aumentara su velocidad para golpear al enemigo. Al verse acorralado, Nanimon no tuvo más opción que sacar a la luz sus sucias técnicas, por lo que extendió sus manos al cielo para luego crear un gran trozo de excremento sobre él.

Que mierda… – Murmuró Whisper sintiendo el golpe de mal olor que provenía de la caca gigante que iba aumentando su tamaño.

¡Nadie escapará de mi castigo! – Exclamó el degenerado mientras la Medium golpeaba su frente y extrañaba la habilidad de su compañero de hacer ondas protectoras contra ataques.

Señorita, debe alejarse. – Le decía Gabo a Lightwood, quien permanecía de pie con cara de pocos amigos.

El excremento se quita con un baño, pero este maldito parasito no, así que, Whisper, Fais ce que voudras. – Dijo la chica como si se tratara de una orden.

Menudo trabajo sucio nos ha tocado. – Suspiró Little Devil poniéndose en guardia.​

Sin señal de advertencia, Nanimon había terminado de formar su gran caca sobre ellos y luego la hizo colisionar en el suelo, causando que hubiera una pequeña explosión que llenó de heces las calles y a casi todos los que se hallaban alrededor. En medio de todo el desastre, el pervertido reía como lunático por creer que había triunfado, sin embargo, entre una pequeña montaña de excremento, un molesto Whisper salió portando en su mano otra bola de fuego, mientras que Gabo salió también para apoyar a su compañero.

Nos llenaste de mierda, ahora te vamos a volver una. – Decía el Child virus lanzando el primer golpe.

Esto es por todas las señoritas que has molestado. – Dijo Gabo para luego girar sobre sí mismo dirigiéndose al Digimon de lentes oscuros.​

Antes de que cualquiera de los dos Child llegara a su objetivo, ambos pasaron de largo ya que Nanimon con su agilidad se había apartado. Mientras Whisper gruñía, Gabo se preparaba para ir por la siguiente oportunidad de atrapar al Adult.

Alejada de la batalla, Gaia buscaba entre sus cartas y DM cualquier otra ayuda que pudiera proporcionarle a sus compañeros que claramente se veían en desventaja… además de sucios. Por otro lado, Charlotte había soltado sus zapatos y ahora intentaba quitarse la popo de su ropa y cuerpo, luego sacó su lector de cartas y sus respectivas cartas. Los alrededores de la ciudad habían sido bañados en excremento, por lo que los Water Gloves le ayudarían más tarde a limpiar, ya que si no lo hacía era probable que el alcalde la amonestara por ello.


***
Amitiel Amitiel termina con esto ;)​
 

Amitiel

Busca lo más vital. . .
Offline
Con una sonrisa de satisfacción, el adult empezaba a alejarse del sitio donde solía cometer sus actos atroces, sin embargo, en medio de su satisfacción, no pudo observar con detenimiento las acciones que empezaban a realizarse a sus espaldas… Grave error, pues de haber advertido alguno de aquellos movimientos, tal vez hubiese podido conservar la ventaja de tenia en esos momentos…

Avanzando a gran velocidad, un Devidramon cruzó el cielo despejado de File, arrancando alguna mirada nerviosa de los habitantes de la ciudad, sobre su lomo iban montadas Charley y Gaia, determinadas a capturar al Nanimon que había logrado burlar sus planes. A metros de ellas, en el suelo, se podía observar en la calle los restos de la anterior confrontación con el pervertido, los cuales no guardaban relación con la escena que podría haberse presenciado minutos antes, dado que el cuarteto había realizado una escueta limpieza antes de partir (gracias a las Water Gloves utilizadas en Impmon, quien llevó la mayoría del trabajo). Afortunadamente para el grupo, la presencia de espacios abiertos favorecía —en cierta medida— la búsqueda realizada, empero, a causa de la velocidad del Nanimon, llegaron a perder momentáneamente su rastro.

— ¿Y, bien? — desprovista del camuflaje otorgado por el Change Mirror, Charley preguntó a su compañero— ¿Alguna señal del pervertido?

—Todavía no, Lot… Pero, espera un momento… —de manera improvista, el dramón disminuyó la altura a la que se encontraban— Y pensar que continua con sus fechorías… —comentó con sorna, observando el sendero que dirigía al bosque.

Al escuchar las palabras de su compañero, la de orbes violetas bajó la vista, logrando distinguir en el camino vagamente la silueta de un ente similar al que perseguían, con cautela redujeron la distancia que las separaba del sospechoso, pudiendo confirmar la presencia del barbudo ser, que en ese momento se acercaba sigilosamente a una joven de violáceos cabellos y su digimon (un Terriermon). Con un rápido movimiento la italiana activó una de sus digimemories, logrando convocar a un Funbeemon, el cual disparó algunos aguijones en dirección del adult, obteniendo que el mencionado olvidara momentáneamente a su ocasional objetivo. Conseguida la atención del Nanimon, ágilmente Devidramon aterrizó, atrayendo las miradas de los ocasionales transeúntes. Una vez en tierra firme, las mozas emprendieron sus iniciales acciones:

Gabo, ¡mostrati! —la italiana habló a la vez que elevaba su digivice, del cual emergía su compañero, quien emprendió en contra del adult, lanzando golpes con agilidad.

Pese a la sorpresa que significaba aquel ataque, Nanimon esquivaba fácilmente los movimientos del can, molesto por la presencia del grupo, ya que gracias a ellos la muchacha que intentó abordar había logrado huir; algo cansado por las arremetidas de Gaomon quiso lanzar excrementos, empero su intención se vio perjudicada cuando sintió fuertes golpes en la espalda, girándose, pudo distinguir las silueta de Whisper y un Agumon (este último una memoria) quienes contratacaban; dicho instante fue aprovechado por Gabo, para golpear nuevamente al infractor, pero esta vez equipado con unas manoplas metálicas (originadas por la carta
Tokaku Tessou que su tamer activara). Parcialmente atolondrado (a causa de los ataques) Nanimon logró ubicar las figuras de Charlotte y Gaia, por lo que sin dudar se acercó a la italiana (quien se encontraba más cerca), haciendo que la italiana retrocediera instintivamente.

—Pero que preciosura tengo aquí… —en medio de su tambaleo, el acosador se sonrió mientras avanzaba— No sabes cómo gozaremos juntos, pequeña… —dirigió su mirada a la genovesa, quien sostenía en sus manos un lector de cartas.


— ¡No lo permitiré! —rápidamente, Gabo apareció lanzando un golpe con su puño derecho, llegando a impactar en el cuerpo del pervertido, haciendo que éste último cayera al suelo.

—Yo no diría lo mismo, infeliz… —surgiendo de entre algunos árboles Charlotte se acercó, dirigiendo una mirada de repulsión al barbudo a la vez que levantaba su digivice— Te dije que te arrepentirías, y yo cumplo mi palabra… —y Devidramon hizo su aparición—Ya sabes que hacer… fueron las escuetas palabras de Charley hacia su compañero, después hizo una señal a Gaia y Gabo, quienes siguieron a la albina de orbes violetas.

—No sabes cómo gozaré hacer esto —Whisp habló, emitiendo una mirada carmesí a su rival, paralizándolo al instante— Hasta aquí llegó tu aventura… —y extendiendo sus garras, dio violentos zarpazos en el cuerpo del adult, el cual se retorcía de dolor, impedido como estaba de contraatacar.

Como última acción, Devidramon alzó vuelo y dirigiéndose al debilitado digimon, originó una onda de choque tal, que al impactar al virus, lo redujo, transformándolo en un digiegg que llegó a reposar con suavidad en el suelo, siendo visto con indiferencia por parte de Whisper (quien había retornado a ser un Impmon). Iluminadas por los rayos tenues de la luna, el grupo volvía a reunirse… La misión había concluido, pero todavía quedaba algo pendiente…

***

— “¿Estas bien?” —fue la pregunta que Charlotte escribió en la libreta de Gaia, quien se encontraba sentada a la vera del camino. Físicamente la muchacha no tenía lesión aparente, pero la reacción que tuvo al ver el accionar de Whisper (como Devidramon) había llegado a incomodarle— “Espera un momento mientras me comunico con la D.S.”


Si… gracias… —la voz temblorosa de la iitala se pudo escuchar, llamando la atención del digimon azulado, que en esos instantes se acercó a su tamer, dejando en el suelo el digiegg de Nanimon, el cual rodó, siendo recogido por Whisper antes de colisionar con una piedra de considerable tamaño.

—Debo agradecerle las acciones que usted y su camarada realizaron en beneficio de mi tamer… —sorpresivamente Gabo habló, cogiendo por sorpresa a Ligthwood.


— ¡Ten cuidado con eso! —acercándose con el digiegg, el diablillo recriminó al can, más tuvo que callarse al sentir la mirada de su tamer— ¿Por qué te preocupas por ellos? Después de todo no sucedió nada grave. —ya alejados de la amateur, esta vez se dirigió a Ligthwood, quien se encontraba escribiendo un mensaje a través de su terminal.

—No es nada en especial… De todas formas preferiría evitar algún inconveniente con Cosette. ¿Lo sabes, no? —la pelinegra respondió, y resoplando, cerró su terminal— Por lo pronto regresemos a la D.S. y acabemos con esto.

Y con paso raudo, el cuarteto abandonó el sendero del bosque, en su afán de dar cumplimiento a la última etapa de su misión, para después —de ser posible— poder gozar de un reparador descanso...


Relikt Relikt Finalmente concluido :^//^:
Maka Evans Maka.
SALUDOS. . .
 
Última edición:

Reflejo
Moderador
Offline
Hola muchachos. Una disculpa por la tardanza, me tomó un poco más de lo que esperaba terminar con esto. Atravesé obstáculos épicos e hice grandes sacrificios con tal de lograrlo a "tiempo"... bueno no xD ¡Comencemos!

Narrativa
Estoy muy satisfecho con el desempeño que ambos mostraron en este rubro. A modo de cumplido diré que hubo mucha fluidez en el texto, tanta que me costó leerlos con ojo crítico. Relikt, nuevamente puedo ver un crecimiento en tu narrativa, me gusta que tomes nota de los consejos que te dan y los apliques con el fin de seguir mejorando. Créeme que ese esfuerzo se nota y lo valoro un montón. El tip de esta evaluación es que midas la cantidad de veces que usas el conector temporal "mientras", que llegaste a emplearlo hasta tres veces en un solo párrafo. Puedes usar sinónimos como "entretanto" y "al mismo tiempo" para evitar esa pequeña sensación de redundancia que tiene el lector o de plano escribir de tal modo que no necesitases ninguna conjunción. Amitiel, creo que es la primera vez que te leo y al igual que con Relikt pude tener un momento agradable. Sé que le diste una corrección, pero igual se te escaparon un par de acentos (ej: dialogo>diálogo) y tuviste algunos errores de gramática, nada que te afectase demasiado.

Igual les recuerdo, pese a los cumplidos, que el verdadero reto del escritor no es no tener errores, sino seguir mejorando sus puntos fuertes. Estaré al tanto de cómo evolucionará vuestra narrativa para la próxima vez -expectativas mode on-.

Ambos [24/25]

Interpretación
A lo largo de toda la Quest vi mucho respeto por la ficha del otro. Se nota que saben cuál es la mejor forma de manejar un personaje ajeno y se ve que tienen material para volver a recrear esta relación entre Kat y Gaia desde 0. Hubo un constante hincapié en el entorno y el clima, así que también les daré mi sello de aprobación satisfactoria aquí.

Eso sí, tengo una acotación personal que no voy a cobrar, pero me pareció extraña la facilidad con la que Alessa podía comunicarse con los demás. Los Digimon no necesariamente tienen que vocalizar como los humanos, así que leer los gestos de éstos o los humanos podría llegar a ser complicado a menos que siempre se dirigiesen a ella de frente, cosa que dudo mucho. Estaría bueno que su discapacidad tuviese un poco más de impacto del que está teniendo ahora.

Ambos [25/25]

Realismo

Muy difícil tensar el realismo, no presentaron ni una sola situación que me hiciese dudar de su veracidad. Buen trabajo.

Ambos [25/25]

Desarrollo
Aquí siendo sinceros, lo más interesante fue la interacción entre sus personajes. Repitiéndome, la trama de Kat y su actuación/doble personalidad tiene mucho potencial y les permitirá relacionar sus niños a un nivel más profundo. No obstante, la Quest careció de inconvenientes u obstáculos realmente dignos de un Digimon como Devidramon. Y ojo, no digo que esté mal, pero si fue bastante plana considerando que tampoco se enfocaron demasiado en nuestro querido pervertido. ¿Por qué Nanimon tenía tanto interés en el cuerpo de otra especie? ¿Qué lógica había tras eso? ¿Cuales eran específicamente sus fetiches? ¿Quizás ser más especifico con las fechorías que cometió? Antes de que tuviésemos tiempo de conocer realmente sus motivaciones fue aplastado sin miramientos. Que vamos, se lo merecía por lo que le hizo al glorioso Betamon, pero habría sido un lindo detalle ver un NPC más trabajado.

Ambos [22/25]

Nota: [96/100] Ambos
Paga: 290 bits
EVO: N/A
Fama: +1
Stats: N/A
Blast Gauge: N/A
Extras: N/A

Amitiel Amitiel Relikt Relikt , espero poder volver a leerles pronto.Todo pagado.
PD: ¿Water Gloves es una organización de limpieza? o3o
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie