Guild Teufels Schach ♦♢

Krause

Sophomore
Registrado
2 Oct 2011
Mensajes
3,754
Offline

La vida es un juego de estrategia, su arte radica en saber transgredir las reglas en el momento adecuado.
Cuando el peón se convierte en reina sabes que el Jaque Mate se acerca.


    Ideology Chessboard Pieces Game Rules Checkmate Draw/Stalemate Targets





    • “La captura del Rey enemigo es la finalidad,
      pero no el primer objetivo de la partida”

      Teufels Schach es una guild que se mueve bajo sus propios ideales y ambiciones. Como cualquier grupo naciente, posee poca incidencia en el mundo digital, creyente de que pasos lentos pero efectivos lo llevarán al cumplimiento de sus objetivos. Su estructura social es como la de un tablero de ajedrez, cada pieza tiene su valor y su función, y todas trabajan en conjunto para lograr un solo fin: derrocar al enemigo. Esta guild tiene como propósito la conquista y re-estructuración del mundo digital y para ello recluta miembros con una poderosa ambición, de tal forma que estén dispuestos a la matanza y al sacrificio. En Teufels Schach no hay moral ni remordimientos, solo fidelidad a la causa. Los propósitos individuales se transforman en uno cuando el premio es el mismo: poder.

      Sigilo, estrategia y destreza. TS no confía en su fuerza bruta sino en su astucia. Cada pequeño movimiento es un paso más al objetivo. En un mundo donde las guilds de héroes abundan, cabe tener prudencia y paciencia, pero incluso un pequeño peón puede comerse a una reina dormida ¡Que empiece la cacería de titanes!


      ♜♞♝♛♔♝♞♜
      ♟️♟️♟️♟️♟️



    • El tablero es donde residen las piezas del juego y, obviamente, Teufels Schach tiene su propio lugar de descanso.


      Ubicación: Zona baja del Monte Miharashi, colindando con el Túnel Taladro, cerca del Lago Ojo de Dragón.
      Descripción: La base de TS es una cabaña (de madera y piedra) escondida en medio de los árboles y la vegetación. Su cercanía con el lago la convierte en un lugar muy agradable y tranquilo.
      Historia: En esta antigua casona vivía un anciano retirado que había decidido pasar sus últimos años en paz junto con su esposa. La mujer había fallecido hace poco, llevándolo a una gran depresión que duró semanas. Una noche, por la soledad del paraje y facilidad de ultraje, TS decidió tomar la casa por la fuerza. Se desconoce el tipo de trato/negocio que los infames tuvieron con el anciano, pero ocurrieron de tal forma que los bienes fueron cedidos voluntariamente con unas cuantas firmas antes del suicidio del viejo, dejando a TS como los dueños legítimos. La cabaña es conocida como el Lucky Chessboard.

      Fachada principal
      Como se muestra en la imagen, se trata de una enorme cabaña construida en su mayoría de madera tanto por fuera como por dentro. La parte baja exterior es de piedra. Posee un pequeño patio empastado. Tiene varias habitaciones y una bodega en la parte de atrás que se usa como gimnasio.




      Interiores
      El interior tiene recubrimiento de madera, es de dos plantas. Como toda casa habitación tiene recámaras, livingroom, baño, cocina e incluso su propia chimenea. El acabado es ligeramente rústico pese a la elegancia del lugar.






    • Actualmente, Teufels Schach cuenta con cuatro miembros.

        Queen King Dark Horse Tower



        • Apodo: LStar
          Sexo: Femenino
          Edad: 19 años
          Nacionalidad: Griega
          Rango: Medium
          Compañero: Kudamon

          Ficha: Click
          Personalidad: Para
          muchos puede resultar una persona odiosa, ¡Y con toda razón! Pues es caprichosa, orgullosa, vanidosa, independiente y competitiva al máximo, al grado de tener una personalidad áspera e hiriente. Posee una voluntad bastante férrea y está acostumbrada a ganar cualquiera que sea el método. Muy inteligente y perspicaz, no confiará en nadie a menos que se lo gane. Dueña de una sensualidad inherente que seduce, basta con verla caminar. Por consecuencia, poco amable, pues no teme el expresar sus opiniones (usualmente ácidas). Como buena narcisista, sus deseos siempre están por encima de los demás. Es demasiado exigente con la gente y perfeccionista. Le encanta el poder y suele ser ruda para obtenerlo.

          No le gusta perder la compostura (psicológica) y no suele hacerlo a pesar de la situación. Fue criada para actuar como una princesa perfecta aunque a ella le gusta más ser una cazadora, lo encuentra excitante. Al diablo los modales. Es femenina, pero si tiene que ensuciarse las manos para obtener algo, lo hará.

          Medaka no es necesariamente mala o sin corazón, simplemente tiene altas expectativas que está decidida a cumplir aunque tenga que pasar por encima de otros. Es recelosa y protectora con lo que considera suyo, así que, si alguien logra ganarse su confianza, no lo dejará a su suerte. Tiene sentido del humor, aunque algo oscuro. Obviamente extravagante y llamativa.


        • Apodo: Ragnar
          Sexo: Masculino
          Edad: 19 años
          Rango: Amateor
          Nacionalidad: Danés
          Compañero: Guilmon

          Ficha: Click
          Personalidad: Es un hombre imponente, serio y sólo habla lo estrictamente necesario. Prefiere actuar en solitario, no le gusta el trabajo en equipo. Es perfeccionista y altanero. Analiza antes de actuar y se toma todo el tiempo que necesite para pensar. Él va a su propio ritmo y no le interesa hacer perder el tiempo a los demás. No le rinde cuentas a nadie, cuando llega a una resolución, la lleva a cabo sin dar explicaciones ni ponerlo a consenso. No suele empezar conversaciones ni peleas sin sentido pero le encanta terminarlas y cerrarle la boca a los habladores pues no los soporta. No molestará a los demás a menos que ellos lo molesten, pero tampoco de preocupará por ellos ni por su existencia. Para él, valen más los actos que las palabras. No se mide en las peleas, es sanguinario y no le incomoda hacer lo que sea para sobrevivir.




        • Apodo: Azure Volker
          Sexo: Masculino
          Edad: 17 años
          Nacionalidad: Irlandesa
          Rango: Amateur
          Compañero: V-mon
          Ficha: Click
          Personalidad: Chris es un tipo impulsivo y enérgico en exceso, la palabra "racionalizar" no está y nunca estará en su vocabulario. Regularmente hace todo sin pensar, importandole poco o nada las consecuencias de sus actos irracionales, siempre viendo sólo y sólo por su bienestar. Es orgulloso, pues jamás aceptará que se equivocó o que está mal, además de terco, pues si él lo dice que algo esta bien, aunque no lo esté, defenderá su punto de vista a capa y espada y jamás se le podrá hacer cambiar de opinión. Apático, ya que nunca siente el más mínimo apego por nadie, haciendolo también alguien insensible al dolor ajeno. Se puede decir que con el único que tiene algún tipo de lazo especial es con su Digimon, a quién procura defender y cuidar. Descortés, cínico y brutalmente honesto; dirá las cosas tal y como las siente, sin ningún filtro de por medio.

          Es un total irresponsable y despistado, por lo que, en caso de tener algo de valor, es mejor nunca darselo a él, ya que seguramente lo perderá en cuestión de minutos/segundos.




        • Apodo: Ice cream
          Sexo: Femenino
          Edad: 17 años
          Nacionalidad: Norteamericana
          Rango: Amateur
          Compañero: Bakumon

          Ficha: Click
          Personalidad: Tranquila y observadora, dos palabras que la definen bien a simple vista. La verdad que Lauren es alegre, solo que su sonrisa es suave y sus emociones engañosas, si esperas que al contarle un noticia ella salte de alegría pues probablemente esperas en vano, celebrará a su manera. Es de pensamiento rápido y no duda de sus elecciones, segura, se mantiene así hasta en los momentos más difíciles. Se adapta rápido a las situaciones y lugares nuevos, pudiendo cambiar un plan elaborado solo en pocos segundos.Tiene la costumbre de proteger a los demás, es accesible y conversadora, las charlas con ella pueden ser sobre cualquier tema. Poseedora de una "boca de oro" casi nunca se queda sin palabras, respuestas inteligentes y bromas, digamos que hablar frente a quien sea es muy fácil para ella, aún así normalmente no es de las que busquen la compañía de los otros, hasta se podría decir que es algo solitaria, por el momento el único indispensable en sus aventuras es Bakumon pero si alguien más se une no tiene problema. Aunque no ha pasado por muchas situaciones fuertes en su vida tiene una capacidad gran capacidad para ponerse en los zapatos de otro y entender a los demás, pero casi nunca parece interesada en la vida de nadie y si no le cuentan ella no pregunta. Es confianzuda y no se molesta de que se tomen confianzas con ella, dependiendo de quien también puede darle igual. A pesar de que no lo parezca tiene mucha energía y es contagiosa, pero siempre dice que "la guarda para cuando la necesite" normalmente dejando que otros hagan el trabajo si no es necesario que ella lo haga. Su sentido del humor es un tanto extraño y puede llegar a reírse en situaciones donde nadie más encuentra algo remotamente gracioso, le gusta gastar bromas a completos extraños, a veces se puede pasar horas pensando en bromas elaboradísimas. No se apega a las cosas materiales, pueden llevar un gran significado pero considera que cuando se deben ir se deben ir, esto a veces también se ve reflejado en sus relaciones. No suele molestarse con frecuencia y cuando lo hace, no lo parece si no la conocen bien, pero si es algo resentida y recordará lo que pasó pero muy pocas veces buscará venganza. Tiene como mala costumbre mascar chicle, lo hace todo el día y solo se lo quita para dormir, si no lo hace dice que no lograría concentrarse. Es algo caprichosa y compra como loca, no puede salir de una tienda con solo una compra aún así se gaste todo el dinero y la regañen luego. Es muy gruñona por las mañanas. No le gusta sentir ni el más mínimo dolor, la irrita de sobremanera. Y para culminar es muy difícil de saber si está realmente interesada en algo o alguien, trata a casi todos por igual y forma vínculos realmente especiales con pocas personas.






    • Reglamento interno de la guild. Sin remordimientos.

      Contrariamente a la creencia popular, en esta RG cada miembro tiene su valor, aún así fuese la pieza más insignificante del juego puede hacer la diferencia entre ganar o perder, por lo tanto existen reglas de convivencia obligatorias dentro del Lucky Chessboard y el juego en general. Es indispensable reportarse al menos una vez al mes y apoyar al desarrollo de la misma para obtener ganancias.

      In rol:
      -Solo los miembros de la guild pueden rolear aquí.
      -Los usuarios mencionados en el apartado de "Stalemate" pueden postear por invitación.

      Inside

      ♟️ Cada miembro tiene derecho a su espacio personal y a no ser molestado.
      ♟️ Todos pueden gozar de los beneficios de la cabaña.
      ♟️ Las peleas/riñas de digimon están prohibidas en el interior, en caso se entrenamientos, se pueden llevar a cabo en el patio.
      ♟️ Existe una regla de igualdad comunitaria, en cuanto a la convivencia social se refiere, no hay rangos, solo en cuestión de batalla.

      Outside

      ♟️ Como pieza estratégica, debes respetar las decisiones del líder y evitar cuestionarlas.
      ♟️ Está estrictamente prohibido desobedecer indicaciones específicas.
      ♟️ Tu moralidad no será cuestionada, pero tu fidelidad sí será medida.
      ♟️ En combate, los rangos se respetan.
      ♟️ Está prohibido hablar abiertamente de la guild y sus propósitos.
      ♟️ Si llegas a darte de baja, te convertirás en enemigo de TS.
      ♟️ Si rompes alguna regla de las anteriores, serás expulsado... en el mejor de los casos.



    • Logros, quest completadas, victorias.
      ---​


    • ¿Tregua? Allá afuera hay otros tan infames como nosotros, peones temporales.
      --​


    • Objetivos localizados. Enemigos de la guild.
      --​
 
Última edición por un moderador:

Krause

Sophomore
Registrado
2 Oct 2011
Mensajes
3,754
Offline
ROL DE GUILD


1# Recuerdos antes de la unión.​



Aideen se encontraba caminando por los Árboles Nebulosos, pues consideraba que debía explorar la zona antes de volver a tomar su examen de ascenso. No había cambiado mucho desde hacía una semana, si acaso, la bruma se volvió un poco más espesa desde la última vez. Eran apenas las dos de la tarde, mas el sol no podía penetrar mucho aquella gran y espesa vegetación, así que la luz no era más que un ligero resquicio caliente que se sentía a duras penas. Por el momento el área estaba tranquila, pero los Digimon Adult seguro no tardarían en aparecer en poco tiempo, ya que seguro percibirían la anomalía en forma de humano en su territorio.


Fueron marcando la corteza de los árboles con ayuda de la navaja, pues así no se perderían en su camino de regreso y, en caso de dar alguna vuelta equivocada, siempre podrían regresar sin temor a que la niebla los confundiera aún más de lo que ya estaban. Un gruñido los alertó y V-mon se puso en posición de combate; el dragón sabía que la diferencia de poder era bastante notoria, pero no perdía nada con intentar ganar un poco de tiempo, al menos hasta que su Tamer estuviera a salvo del peligro. No podía permitirse sucumbir ante la ansiedad y el estrés como pasó aquel día, ya que había terminado con Chris bastante mal herido. El gruñido se acrecentó, y no pasó mucho tiempo para que una gran descarga de electricidad se dirigiera hacia el par de novatos, los cuales a duras penas pudieron esquivar la contundente ofensiva. Un Liamon hizo acto de aparición, rugiendo y retrayendo sus garras como si todo el bosque fuera de su propiedad.


-Humanos que no son sirvientes, Digimon que sirven a los humanos y niegan mi realeza. ¡Ustedes merecen ser eliminados!-Rugió el gran gato mientras se lanzaba hacia ellos con toda la intención de matarlos usando sus garras. Al parecer el león digital tenía algún complejo frustrado imperialista.


Chris corrió, mas su dragón de color azul se quedó para al menos retrasar al Adult lo más que pudiera. No iba a ser mucho, pero al menos el irlandés estaría a salvo por un tiempo. V-mon usó su duro cráneo para golpear el estomago expuesto del felino, sacándole un poco el aire y dejándolo algo aturdido por el choque tan repentino. Sin embargo, la pequeña victoria no duró ni cinco segundos; ahora el león se veía mucho más furioso contra los intrusos, ya que habían osado interrumpir su majestuoso ataque. V-mon corrió de nueva cuenta hacia el Adult, buscando tomar el impulso suficiente para saltar y darle un cabezazo en el aire. No obstante, ni eso pudo ser concluido, pues el gran gato se antepuso a la ofensiva y lanzó de nuevo un choque eléctrico que terminó impactando en el cuerpo del azulito. El dragón rugió de dolor, cosa que llamó la atención del mitad inglés.


-
¡Dreiz!-Poco le importó a Aideen volver a la batalla, pues su compañero estaba en peligro. Sintió impotencia. No tenía una Blast Evolution, no tenía un lector de memorias ni de cartas que hiciera de apoyo para esos casos. No tenía nada para sobrevivir. Sudó frío y sus orbes se dilataron al ver como la electricidad terminaba de recorrer el cuerpo de su compañero. Dreiz resistió, aunque poco le faltaba para caer desmayado. La potencia había sido demasiada.


-¡God Flame!-
Se escuchó una tercera voz, esta vez femenina. Chris bufó al reconocer ese timbre, sólo una mujer era capaz de sonar tan confidente y a la vez, tan irritante y presumida. Medaka hacía acto de aparición junto lo que parecía ser un zorro con careta y cola de cuchilla… ¿Acaso ella había ascendido?


No dio tiempo de responder esa pregunta con palabras, pero si con acciones, pues de la boca del cuadrúpedo salió una fortísima llama, la cual impactó de lleno en el pelaje de Liamon. Este trató de usar el mismo que hizo con V-mon con su nuevo enemigo, mas Medaka fue más rápida al momento de deslizar una carta sobre su nuevo y flamante D-arc, siendo la elegida Izuna. Zorros de cuatro elementos se materializaron al lado de Reppamon, quién permanecía expectante a la siguiente orden de su Tamer.


-¡Ataquenlo y aléjenlo!-Fue lo que dijo la rubia, evocando la acción siguiente de los nuevos espíritus. Liamon trató de defenderse, pero cuatro enemigos contra él solo no era algo que se esperó.-¡Reppamon, toma a V-mon y salgamos de aquí!-El kamatachi hizo lo propio, tomando rápidamente al dragón entre sus fauces y comenzando a arrastrarlo lejos del peligro. Medaka hizo lo mismo con Christian, pues el bobo estaba demasiado shockeado como para hacer alguna acción coherente.


-Eres demasiado idiota.-Mencionó ella una vez hubieron salido del área nebulosa.- Tu propósito es nulo. Mírate, ni siquiera puedes pasar un condenado examen de ascenso. Eres lamentable…
Yukii Bel Nero. Nero. kakyoin Izaya D-Shiani
 

M A H A P A D M A
Registrado
9 Abr 2009
Mensajes
10,618
Ubicación
From Heaven
Offline

Recordaba perfectamente la ocasión en la que le había salvado el culo a Aideen, desde ese momento el azabache había encontrado un motivo para seguirla y unirse a sus propósitos, incluso podría decirse que estaba en deuda con ella. Lo había hallado tan asustado como un pequeño corderito, aterrorizado a manos de su presa y… se sonrió, no se arrepentía de haberlo hecho. Si bien sus conversaciones anteriores se habían basado en insultos y ultrajes ahora la situación era bastante diferente. En una guild de infames sería normal pensar que todos se mirasen como piezas, peldaños, herramientas para ascender a un propósito personal y mientras eso llegaba, convivían debajo de un cómodo techo con aroma a caoba. Era curioso como había logrado que la rubia se uniese también, Pearce la había contactado primero y en una marejada de eventos había terminado allí. Lauren lucía como una chica simpática pero seguro escondía grandes ambiciones. Y luego estaba Alexander, la más reciente adquisición de TS. Era increíble lo difícil que había convencerlo para unirse al grupo.

Medaka bebía una taza de té, era de mañana, bastante temprano de hecho y qué mejor que una aromática esencia de rosas para abrir los párpados. La Guild habitaba en la cabaña, la llamada Chessboard. Las comodidades del sitio eran increíbles y la ubicación perfecta para impedir el encuentro con intrusos. Más de una cueva de infames parecía la mansión de una familia bastante dispareja y por qué no, disfuncional. Entonces, era momento de comenzar a conocerse mejor, no es como si Luxstar fuese partidaria de los sentimentalismo, pero consentía que era necesario formar lazos, por así decirlo, para que la lealtad se fuese forjando, además claro de detalles técnicos. Resultaría imposible trabajar en equipo si desconocían sus habilidades, si ni siquiera se comunicaban, mera cuestión de logística. Eso sin tomar en cuenta las diversas personalidades de los digimon que eran otro tema a tratar. No solo eso, debían empezar a identificar a sus objetivos y enemigos potenciales, no había que ser un genio para saber que las guilds de héroes comenzaban a ser bastante populares y eventualmente fuertes. Ellos no podrían quedarse atrás, por supuesto y justamente la junta improvisada era para eso, para hablar, planear y acordar. La cita era a primera hora, no hacían falta mayores formalidades, venir en bata o pijama sería lo más normal tomando en cuenta que apenas salía el sol. A su vez, era uno de esos ejercicios de honestidad donde las apariencias no contaban y qué mejor que la cara hinchada recién despierta.

Kudamon tenía un gesto largo, odiaba ser despertado, odiaba que su segunda actividad favorita fuese interrumpida, odiaba tener que ver a Rojo a primera hora, odiaba tener que aguantar la cara larga del pitufo y al Bakumon, el mamut enano. Lo único peor sería no tener algo dulce que desayunar. El primero en llegar fue Pearce, se notaba a leguas que, de no haber sido por V-mon, no se hubiese levantado a la reunión. Sin embargo, su rostro mejoró en cuanto vio unos waffles calientes sobre la mesa, lo segundo que advirtió fue la presencia de la griega. Algo no cuadraba allí, sería imposible que ellos los hubiese cocinado, a no ser que estuviesen envenados. Los ojos del tipo miraron el waffle y luego a la rubia, buscando una respuesta.

No los hice yo ―acotó prontamente interpretando el gesto desconfiado de Christian. ―Son instantáneos, solo lo calenté. El café también. ―Claro, solo eso podía explicar porque la mesa estaba servida, hubiese sido demasiaba amabilidad de su parte, aunque, muy a pesar de ello, era mejor que nada. Black Horse tomó su asiento y su segundo movimiento fue verter el café negro sobre una taza, después se alcanzó la crema.

¿Y los demás?

No deben tardar.


Nero. Nero. Krause Owain kakyoin Izaya
 

Nero.

We was born sick, but I love it
Offline

Tras asegurar eso, en la propia Medaka nacieron dudas. Miró por encima de su hombro extrañándose de que Alexander no hubiera sido el primero en llegar. De hecho, conocía los hábitos de sueño de Rojo y sabía que no estaba en calma más de un par de horas, a esas alturas de la mañana a menudo se le podía encontrar mordisqueando los cojines de la sala o haciendo alguna otra actividad más propia de un perro que de un digimon. Sin embargo, no había rastros de su torpe presencia.

Cinco-mon imitó a la reina sirviéndose un poco de té caliente. Pearce optó por abusar del chocolate líquido sobre sus waffles amén de su gusto por los productos derivados del cacao. El hurón decidió hacerle competencia en silencio llenando los usos de todo cuando condimento dulce había sobre la mesa. La calma del lugar rápidamente se tradujo en impaciencia mientras esperaban a que la reunión familiar se completara. Las manecillas del reloj de pared recorrieron otros cinco minutos hasta que se escuchó el rechinar de la puerta principal seguido de un par de pisadas. La corriente de aire helado de fuera penetró hasta la cocina. El cuarteto que allí se encontraba interrumpió su desayuno alarmados por el o los intrusos que penetraban la estancia. Se supone que todos lo integrantes de TS estaban en sus respectivas habitaciones.

Por el umbral de la puerta de la cocina se adentró Rojo, de un especial buen humor, seguido de Alexander, éste con el humor arisco de siempre. Guilmon fue directo a surtirse del jarrón de galletas abriéndose luga en la mesa entre cobaya sagrada y papá pitufo. Se le notaba hambriento porque ni siquiera masticaba bien las galletas antes de tragarlas.

―Asco.―acotó Kudamon sobre los desagradables hábitos alimenticios de la lagartija, botando migajas en toda la mesa.

Greyjoy se sacudió la nieve del abrigo y prosiguió a servirse algo de café. Su rostro era el de alguien que no había dormido en toda la noche.

―Pensamos que dormían.―articuló Aideen sin dejar de masticar el pedazo de dulce waffle que tenía en la boca. Era una forma indirecta de preguntar dónde había estado y por qué parecía que había dormido en una banca del parque.
―No.―se limitó a responder y tomó asiento en la mesa tomando uno de los waffles sin demasiado entusiasmo.―Tengo noticias.―anunció.
―Espera. Falta Lauren.―le detuvo Medaka. Antes de iniciar la reunión, todos debían estar presentes.


Krause Owain
Yukii Rias Gremory
kakyoin Izaya
 

Registrado
1 Oct 2011
Mensajes
1,490
Offline
Un pequeño toque en su vientre, unas hebras de cabello rosa y unos ojos verdes recorriéndole todo el cuerpo. Despierta, despierta.

Abrió los ojos pero no había nadie allí, Bakumon descansaba sobre su vientre y su cuerpo se movía al compás de su respiración. Lo hizo a un lado suavemente, sin despertarlo aún y se deslizó fuera de la cama. Mientras intentaba recordar el brillo de aquellas orbes verdes sobre ella hizo a un lado las cortinas de su ventana, afuera solo había un rastro lejano del sol casi cubierto del todo por nubes, el viento hacía a los árboles cercanos danzar a su capricho y se preguntó si al levantarse la pareja de ancianos que residían allí se abrazaban al despertar mirando ese paisaje. Con una pequeña sonrisa hizo a un lado sus pensamientos al tiempo que hacía lo mismo con la ventana, la brisa golpeó su rostro algo más fría de lo que esperaba pero agradable. Se abrazó a si misma, dormía solo en ropa interior y bajo las gruesas mantas de su cama casi se olvidaba del frío que había fuera de la cabaña esos días. No era que le desagradara tampoco.

Tomó un cigarrillo de la caja que tenía en su mesa de noche y de un movimiento rápido de su encendedor salió la flama del primer cigarro del día. Se recostó en la pared, cerca a la ventana y comenzó a absorber su preciado humo, aprovechando que el viento se llevaría el olor antes de que cierto tapir despertara gritando peor que un detector de incendios. Pero a pesar de ser cuidadosa sabía que no podría contra él, a mitad del cigarro vio como salía volando de entre sus dedos para caer dos pisos hasta la entrada de la cabaña.

―Hey pequ...

―¿Qué haces?― preguntó el tapir flotante con el ceño fruncido luego al verla bien se dio cuenta de que casi no llevaba ropa encima. Abrió los ojos y se dio la vuelta rápidamente― Ponte ropa, mira que hora es...

Siguió mascullando mientras flotaba cada vez más cerca a la puerta sin atreverse a verla, la rubia se limitó a sonreír y tomar una suelta camiseta gris y un par de shorts de mezclilla. Luego tomó unas medias largas para abrigarse y mientras se las iba poniendo avanzaba hacia la puerta.

―Ya peque, puedes voltear.

El tapir volteó lento al tiempo que su tamer acababa por luchar con la media que no quería deslizarse por su pierna izquierda, para él su compañera siempre iba muy destapada y a pesar de que ella misma le había dicho que el frío no la molestaba tomó en su boca una pequeña capa de las que parecían kimono de su tocador y se la puso como pudo sobre sus hombros. Ella le respondió con su clásica sonrisa de "Te preocupas mucho" pero igual se la puso y Bakumon asintió para luego dirigirse a la puerta que siempre permanecía abierta, aún de noche. Lauren no tenía costumbre de cerrar la puertas, ni cuando se cambiaba y tampoco tenía costumbre de ponerse zapatos si estaba en algún lugar que considerara suyo así que así, solo con sus largas medias negras cubriendo sus pies, salió de la habitación y bajó rápidamente las escaleras.

Se sorprendió al ver a sus tres compañeros de Guild alrededor de la mesa. Se había olvidado de la reunión hasta ver sus caras, siempre se olvidaba de las reuniones.

―Días― saludó y se acercó a la mesa para tomar asiento junto a Chris, simplemente dedicándole una mirada y un pequeño roce de su pierna con la suya. Sus muestras de afecto siempre habían sido raras y a veces hasta difíciles de entender pero ya se comenzaba a hacer a la idea de que su pareja iba entendiéndola de a pocos. En ese momento solo quería tomar desayuno y llevárselo a la cama un rato, tal vez fumar un cigarrillo luego, pero la reunión le había tomado por sorpresa y el roce de sus piernas le anticipaba a él lo que probablemente vendría luego(?). Bakumon se encargó rápidamente de separarlos tomando su lugar en medio de ellos pero Lauren ya había pasado el mensaje, con una sonrisa se sirvió un poco de café y lo hizo enfriar a pequeño soplos mientras esperaba a que sus compañeros comenzaran con lo que sea que tenían pensado aquella mañana.


Krause Owain Yukii Rias Gremory Nero. Nero.
 
Arriba Pie