Raid The face of darkness [Ávalon & Nastran's Maze]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Maiku

Mr. Nobody
Registrado
5 Dic 2009
Mensajes
4,902
Ubicación
Homeland
Offline
Una sombra espeluznante se expandió por los cielos de File City, ocultando el Sol desde la cima del Monte Infinito, preocupando a todos sus habitantes. Aquella misteriosa aura desapareció al cabo de unos minutos, pero las expediciones para averiguar qué ocurría no se hicieron esperar. Lamentablemente, muy pocos volvieron ilesos de aquel viaje, informando a Jijimon sobre la situación vivida en la cima. Un Devimon de tamaño colosal se había hecho con el lugar, esparciendo el caos entre los pocos habitantes y amenazando con destuir todo.

Llama a la Central —ordenó el alcalde a uno de sus funcionarios—, temo que baje y cause caos en la ciudad o los alrededores. Las fuerzas de la oscuridad no conocen la compasión.

"The face of darkness” [Raid]
a) NPC que la solicita: Jijimon
b) Descripción de la misión: Un Devimon más grande de lo normal ha tomado como propia la cima del Monte Infinito, amenazando y atacando a cualquiera que ose acercarse a su territorio. La mayor preocupación de Jijimon no es esa, sino que el digimon decida bajar a la ciudad y reclamarla como suya al igual que la cima del Monte, su misión es ir a vencerlo.
c) Descripción del campo de juego:
  • Cima del Monte Infinito [File]
d) Objetivos a cumplir:
  • Subir al punto más alto del Monte Infinito.
  • Encontrar a Devimon.
  • Derrotarlo.
e) Notas
  • Al aprobar con 90 puntos o más: Carta "Devimon Death Claw"
  • Hiroto Tenkawa se encuentra fuera de la isla en estos momentos, por lo que no podemos contactarlo por ayuda.
  • Devimon tiene una altura y fuerza superior al promedio.
  • Deben tener cuidado de no acercarse demasiado (tamers) Devimon ataca sin remordimiento a cualquiera que entre en su territorio.
  • Mínimo 3 tamers Medium.
  • Paga máxima asciende a 400 Bits.
Fichas: Nieves Light Ringo Law
Plazo: 10 días
Paga: 400 bits +Fama/Infamia según puntaje [90+ Carta "Devimon Death Claw"]
Mínimo para aprobar: 75/100.
Digivice: D-Arc (Nieves) e iC (Light, Ringo y Law)

Lady Beelze Lady Beelze Tizza V.G.Tizza .Wolfe .Wolfe Claire. Claire.
 

Reflejo
Moderador
Offline
Múltiples hologramas de diversos digimon llenaban el interior del museo, entre ellos había una distancia simétrica y estaban colocados de tal modo que no obstruían el paso de los turistas. En sus bases, se remarcaban algunas descripciones sobre aquellos personajes importantes, su valor histórico y otro tipo de datos curiosos. Ringo observaba con asombro lo realistas que eran sus gráficos, a menos que uno los tocase, no podría diferenciarlos de un digimon real. Betamon seguía dentro del iC, cada vez que tenía una misión importante, se refugiaba en el digivice con la intención de guardar todas las energías posibles, Tentomon aprovechó la nueva adquisición de su tamer para hacer los mismo. Law por otro lado, seguía a la distraída con cierta actitud malhumorada, más que nada porqué no había podido prender un cigarro en todo el día y por el enorme cartel de "no fumar" que había en cada pasillo del establecimiento. Los dos miembros activos de Nastrand's Maze eran guiados por una Renamon uniformada. Atravesaron la zona abierta al público y entraron en la parte "VIP" del edificio. Subiendo las escaleras los esperaba un cuarto bastante especial dónde se reunirían con Jijimon y otras personas. La zorra abrió la puerta y cuando dejó pasar a sus invitados, se fue silenciosamente. El suelo de la habitación estaba tapizado por una alfombra celeste y en el centro yacía una mesa redonda con varios sillones a su alrededor. Por último, el enorme tragaluz del techo iluminaba un poco el interior, si el día no estuviese nublado, probablemente esas paredes blancas como la nieve resaltarían más. Lo primero que notó el dueto fue a esas personas que estaban sentadas esperándolos; se trataba de Light, Nieves Katsukagi y sus compañeros Monodramon y Ryudamon.

- (Así que esos niños también están aquí.) - pensó la joven de pelo rosa. Ella sabía que la edad en el mundo digital no determinaba el valor y la utilidad de la persona, pero al fin y al cabo a sus ojos no dejaban de ser unos "polluelos".

Nieves se sintió aliviada al ver otra cara conocida, pero esa sensación no duró mucho al recordar la actitud de la distraída y el gruñón. Por otro lado, el digimon de la armadura y el dramon se mantenían serenos y tranquilos, sin ningún tipo de prejuicios. Takanabe saludó informalmente con un simple "hola" y Wolfe hizo una reverencia antes de sentarse. Al cabo de unos pocos minutos, Jijimon por fin entró a la sala.

- S-saludos mis valientes tamers. - tartamudeó el ultimate mientras limpiaba el sudor de su frente. Su estado indicaba que estaba atareado por su trabajo, pero aún así se tomó la molestia de venir y explicar su pedido en persona. Su apariencia, con harapos y barba desalineada, desencajaba totalmente con la habitación de nivel suite. - Como saben, he contactado con las presentes guild Ávalon y Nastrand's Maze. Temo que no he tenido más opción que declarar al Monte Infinito como zona de raid. Vuestro blanco es un poderoso Devimon.

- Pregunta. - interrumpió una voz grabe que salió del iC de Ringo. Acto seguido, el anfibio se materializó junto al insecto y continuó. - ¿Qué clase de adult necesita a otros cuatro de su mismo nivel para ser eliminado? - su interrogante cargaba una enorme curiosidad, recordó en el pasado dónde se había reunido con ciertos lideres para vence a un inigualable oni.

- Este...Recuerdo que ustedes trabajaron juntos para derrotar a aquel Ogremon. - comentó él haciendo uso de su excelente memoria. - Se puede afirmar que aquel digimon era un adult fuerte por ser un experto en combate, pero en este caso, sin dudas el oponente posee un poder base mayor de lo normal. No podemos permitirnos el lujo de subestimarlo.

- ¿Realmente merece ser eliminado? - la duda de Ryudamon puede haber sonado fuera de lugar, pero tenía su punto. Aquel Devimon estaba en un territorio desolado, si le dejasen solo probablemente no lastimaría a nada.

- Lamento decirlo, pero no hay más opciones. - la voz del barbudo denotaba su resignación. Le dio mil vueltas al asunto pero al fin y al cabo la respuesta seguía siendo la misma. - Cuando sentimos la enorme energía que emanaba, mandamos a varios exploradores...todos fueron atacados y algunos terminaron con graves heridas. Si él baja a la ciudad, va a causar estragos.

- Enterado viejo, la misión parece digna de nosotros. - afirmó el verdecito con cierta confianza. - Nos encargaremos de ese intento de Batman sin importar como. - sus afilados ojos reflejaban sus ansias de pelear, los métodos probablemente serían bastante violentos.

- Sí...Se los encargo. - el sabio se permitió un descanso y se sentó en uno de los sillones. - ¿Alguna otra pregunta?

- ¿No tendrás algo de té? Me estoy muriendo de sed~. - la chica del chándal rosa como siempre no leía muy bien la situación, ni tampoco medía si era apropiado pedírselo a un personaje tan importante como Jijimon. En un acto de hospitalidad, el ultimate cumplió con su capricho y les sirvió una taza a sus invitados antes de que éstos partieran.

Law y Tentomon se presentaron formalmente frente a Nieves Katsukagi y Ryudamon pues eran los únicos que no se conocían de antemano. A ella le pareció curiosa la forma en la que él llamaba "jefa" a su guild leader, más que nada porqué ésta última no tenía pinta de llevar ningún cargo que requiera responsabilidad a diferencia del tuerto.

Llegados a la base del Monte Infinito, el grupo elevó sus miradas hacía la cima. Un enorme cumulo de nubes evitaba que el sol iluminara a la isla de forma eficiente. Allí, en la cúspide les esperaba un demonio bastante poderoso, la tensión en el aire probablemente aumentaría mientras más cerca estuviesen. Podría decirse que el aura maligna llenaba la atmósfera como si se tratara de un estanque. Por supuesto no podían llegar hasta allí sólo montando a sus digimon. Debían subir el primer tramo por su cuenta, evitando cansar a sus compañeros antes del combate. Tal acción no era tan compleja, la enorme elevación natural contaba con senderos lo bastante grandes como para permitir que un vehículo ascienda sin dificultad los primeros dos mil metros. Se trataba de una caminata bastante larga, pero considerando que partieron de mañana, seguramente llegarían a su destino antes de que anochezca. Iban sin prisas, permitiendo que sus cuerpos se acostumbrasen a los cambios de oxigeno, las bajas temperaturas y los fuertes vientos. Llevaron algunas provisiones para compartir y mataron el tiempo tratando de conocerse mejor. Betamon no estaba discutiendo con Guilmon como la otra vez, así que no se comportó como un patán. Monodramon dejó salir su personalidad curiosa y competitiva, a tal punto que empezó a indagar las en las habilidades de sus compañeros. Tentomon y Ryudamon tuvieron una charla intelectual, intercambiaron bastante conocimiento y experiencia.

En algún momento del ascenso, una fuerte ráfaga de viento empujó levemente a Nieves. Ésta se vio obligada a bajar la cabeza y cuando lo hizo se dio cuenta de que tan alto estaba. Los arboles en la base de la colosal montaña parecía hormigas y podía verse todo File City como si se tratara de un charco. Un intenso sentimiento de lejanía invadió su cuerpo, sus piernas flaquearon y fue incapaz de moverse por unos segundos. Ella quería aferrarse a la tierra con todo su ser, cualquier paso hacía delante le hacía creer que perdería el equilibrio y se caería. Recordó su objetivo y que pronto estarían peleado en un lugar tan peligroso, una onda de choque fácilmente podía expulsar a todos los humanos del área y hacerlos caer. Ringo le dijo que no debía preocuparse y que disfrutara de la vista mientras podía, no todos los días se verían semejante paisaje. La distraída se acercó al borde de una forma bastante imprudente, pues con todas esas fuertes brisas podía ser sencillo dar un paso en falso. - ¡C-c-cuidado, te puedes matar! - gritó la de pelo azul temiendo por la seguridad de la otra.

- ¿Mm~? Nah, ya estoy acostumbrada. Es realmente bonito ver que el mundo desaparece bajo tus pies~ - comentó con una actitud inusualmente enérgica. Ver que tanto Light como Wolfe podían mantener la calma, de algún modo tranquilizó a Nieves. No obstante, el camino que podía ser recorrido a pie había terminado. Los tamers con el iC procedieron a evolucionar a sus digimon compañeros canalizando sus coloridas auras de digisoul mientras que Nieves lo hacía mediante el uso de una carta. Todos podían volar y ser montados, sobre el lomo de sus camaradas era completamente distinta la sensación de vértigo, sin dudas uno se sentía mucho más seguro.

No tardaron en llegar a la cima. Un terreno plano, como el de una meseta ahora estaba frente a sus ojos. Las nubes de abajo evitaban que los tamers pudiesen ver la isla y el sol ocultándose por el horizonte no llegaba a iluminar correctamente todo el lugar. Pero algo podía verse bien claro, sobre una roca, un enorme Devimon, de más o menos cinco metros de altura, estaba durmiendo como una gárgola. ¿Debían despertarlo con un "amistoso" saludo?

Claire. Claire. .Wolfe .Wolfe Lady Beelze Lady Beelze
Aquí esta el post introductorio, como siempre, luego le hago corrección xD
 
Última edición:

I'll drive you like a hammer on a bed of nails
Registrado
10 Ago 2004
Mensajes
6,283
Offline
Un fuerte y helado viento sopló en el lugar, moviendo los cabellos y ropas de los jóvenes, quienes observaron unos segundos en silencio al oponente que habían ido a buscar. Todos lo examinaban desde su propio punto de vista, calculaban, sacaban conclusiones, pensaban en cuál sería el mejor movimiento y dónde buscar un punto débil para explotar, pero una cosa era segura: vencer a aquel enorme monstruo no sería nada de fácil. Seadramon frunció el ceño ante el tamaño del Devimon; ya comprendía porqué solicitaban a tantos oponentes, y que el alcalde en realidad no exageraba. Ringo y Law observaron impertérritos al digimon, ella con una ligera y despreocupada sonrisa, como era lo habitual. Light tenía el ceño fruncido y un gesto duro, pensando también que aquella no sería una pelea fácil, aunque de ningún modo la perderían, no al menos hasta dejarlo todo. Nieves tragó saliva, impresionada por el gran Devimon. Había visto muchos, pero nunca ninguno de ese porte. Sus compañeros lucían determinados y listos para empezar; solo necesitaban un plan.

— ¿Vamos de frente mientras está dormido~?—preguntó la castaña, girándose hacia el grupo y hablando despacio.

—El que golpea primero golpea dos veces—citó GinRyumon. No era lo suyo atacar a alguien con la guardia baja, pero dada la peligrosidad de este monstruo no se podía andar con muchos regodeos.

—Desplacémonos alrededor y ataquemos desde distintos puntos—dijo Law—, así infringiremos más daño y reduciremos la posibilidad de fallar.

El plan pareció aprobado por el resto. Los jóvenes sacaron sus correspondientes dispositivos, preparándose para dar inicio a la pelea. Se encontraban a una distancia lo bastante alejada del centro de la batalla, pero cuidando de mantener un margen con los bordes de las caídas a sus espaldas. Los cuatro adultos se repartieron tan silenciosamente como les fue posible y rodearon al Devimon, quien impasible y con los ojos cerrados, respiraba profundamente, con las rodillas levantadas y rodeadas por sus largos brazos, tal y como las estatuas góticas de los antiguos templos. Los miembros de Nastrand’s Maze levantaron sus digivice IC para soltar una carga que potenciara los movimientos de sus compañeros: si iban a asestar un golpe seguro, tenía que ser uno fuerte que los pusiera en ventaja. Light tomó su lector de cartas y puso la primera en la ranura: Atomic Ray acertaría desde distancia para así no hacer que su digimon se acercara y se arriesgara a recibir un tiro accidental por parte de los demás. Katsukagi deslizó Símbolo del Valor y Boost Chip en su D-arc, subiendo las estadísticas de sus digimon.

El movimiento de brazos de Ringo y Law fue la señal de salida. Cargaron Digi Soul en sus puños y cuando la dirigieron a su digivice, lo inesperado ocurrió: Devimon abrió repentinamente los ojos, soltó un rugido furioso al tiempo que estiraba uno de sus largos brazos y empujaba con éste a Kuwagamon. El movimiento fue de un parpadeo.

— ¡No!—gritó el joven, en una mezcla de enfado y sorpresa.

El demonio negro arrojó de un segundo a otro al enorme escarabajo contra el que tenía más cerca: GinRyumon recibió de lleno el peso del kuwagata, aferrándose al suelo de roca con sus fuertes garras para frenar el golpe. Todos los tamers saltaron en sus lugares, totalmente tomados por sorpresa ante lo ocurrido. Light fue la primera en reaccionar, deslizando la carta y guardando rápidamente el dispositivo, cambiándolo por el otro.

— ¡Digi Soul Charge!—exclamó, enviando la energía desde su puño al digivice.

Ringo se repuso de la sorpresa y se mostró ligeramente irritada ante lo ocurrido, pero fue una molestia tan efímera que nadie se percató. Cargó Digi Soul en su dispositivo también y Seadramon junto a Raptordramon estuvieron listos para lanzar el ataque.

— ¡Atomic Ray!

— ¡Ice Arrow!


Las técnicas impactaron en las manos abiertas de Devimon, quien soltó una carcajada siniestra, puso más fuerza en sus brazos y fue lentamente ganándoles terreno a los oponentes.

— ¡Estúpidos e ingenuos niños!—se burló el digimon— ¿Creyeron que podían emboscarme a mí? ¡Hahaha! ¡Respiran tan fuerte que puedo escucharlos a kilómetros!

— ¡Demonios!—
exclamó el único joven, cerrando con fuerza su puño— ¡Nos escuchó todo este tiempo!

—Nos engañó a nosotros; qué malote~—
soltó Ringo, viéndole algo de divertido a la situación.

En su lugar, Kuwagamon y GinRyumon consiguieron ponerse en pie después del duro impacto. El dragón sacudió la cabeza mientras el otro se agarraba la suya con una mano.

—Gracias por la atrapada—soltó Kuwagamon.

El dragón se mostró indignado: ¡no es como si hubiese querido atraparlo! Le había caído encima…

—No fue nada…—se limitó a responder, saliendo de su lugar en dirección de Devimon.

El escarabajo rojo le siguió, abrió sus alas y ambos fueron de frente contra el oponente, aprovechando que tenía sus manos ocupadas con Seadramon y Raptordramon. Law realizó la carga de Digi Soul, mientras Nieves preparaba otro grupo de cartas para utilizar.

— ¡Mantén la distancia, GinRyumon!—aconsejó la peli azul, a lo que su camarada asintió.

El digimon disparó sus Tekkoujin contra el pecho del demonio, al tiempo que Kuwagamon se lanzó directo contra su cabeza, golpeándole con la suya propia en un fuerte cabezazo. Devimon soltó un rugido y batió sus grandes alas, creando una potente ráfaga de viento que desestabilizó a los dos digimon en frente y los obligó a reducir la altura, luego se apartó de en medio consiguiendo que las técnicas de hielo y fuego chocaran entre ellas creando una gran cortina de vapor que no servía para esconder su enorme tamaño, pero sí le dio tiempo de estirar sus largos brazos y golpear con sus duras garras a los dos digimon a ambos lados. Raptordramon contuvo bien el ataque gracias a su armadura recubriéndole y aprovechó la cercanía para soltar su Ambush Crunch, pero de inmediato se vio obligado a soltar y retroceder.

— ¿Qué te ocurre?—preguntó la peli rosa atrás.

— ¡Es…es nocivo!—respondió el dramón, sacudiendo la cabeza y escupiendo.

La energía oscura que manaba de ese digimon resultaba corrosiva y asquerosa como veneno. Seadramon había estado a punto de soltarle también una mordida a la garra del oponente, pero después de escuchar aquello se retractó e hizo algo de espacio. Devimon bajó sus alargados brazos y contempló al grupo de oponentes que les habían enviado esta vez. No podía resultarle más gracioso: un grupo de niñas acompañadas de un tuerto. Empezó a reír por lo bajo y luego dejó salir libremente sus oscuras carcajadas.

—Parece que en la ciudad se están quedando sin recursos—dijo con malicia—: solo un poco más y podré reclamar toda File como mía cuando sus lamentables guardianes “tamers” se hayan extinto por fin.

— ¡El único que se va a extinguir por aquí eres tú!—
replicó una enfurecida Light, lista para ir por un nuevo intento.


--------------------------

.Wolfe .Wolfe Tizza V.G.Tizza Claire. Claire.
 
Última edición:

Claire.

Lightning
Offline
Devimon deslizó la mirada malévola por cada uno de los jóvenes mientras dibujaba una sonrisa siniestra en su rostro. El que una humana estuviera amenazándolo le resultaba sumamente gracioso y ridículo. Una risa ahogada comenzó a escuchársele levemente hasta que se hizo una muy sonora carcajada. Nieves dio un paso atrás algo perturbada, mientras Wolfe y Ringo fruncieron el ceño, esta última con una mueca caprichosa en el rostro ¿acaso ese digimon estaba burlándose de ellos? Light apretó la mandíbula y entrecerró los ojos con molestia.

El ángel caído no dejaba de reírse, y los cuatro Adult alrededor comenzaron a sentirse confundidos. No estaban allí para verlo carcajear tan plácidamente, estaban allí para destruirlo. Una densa y oscura neblina comenzó a reunirse por encima de sus cabezas, seguido de un extraño remolino de nubes negras. La escena era tétrica y macabra: un enorme digimon semejante a un demonio riendo a carcajadas y de modo pernicioso, el aire frío que los rodeaba y la densa oscuridad que comenzaba a apoderarse de la cima del Monte Infinito.

¡Pero qué tontos son! —Habló el virus haciendo que sus ojos escarlata brillaran con maldad— ¡Por haber osado venir aquí, este lugar será su tumba! ¡Toque de la maldad! —Sus largos brazos se estiraron para propinar otro ataque a los que volaban alrededor de él, para Devimon eran solo pequeños insectos molestándolo. Los objetivos esta vez fueron Seadramon y Raptordramon, quienes intentaron esquivar las garras del demonio, pero éste logró enviar a ambos digimon al suelo; su fuerza era estremecedora.

Maldito —insultó Seadramon entre dientes y haciendo lo posible por volver a la pelea rápido. El raptor imitó aquello, pero se tomó unos cuantos segundos para observar a Devimon: los sobrepasaba en tamaño a todos, y era más que palpable que sus fuerzas también eran superiores. Alzó vuelo otra vez.

Hay que hacer algo rápido —avisó Nieves, mirando a un costado a los tres que la acompañaban, mientras sostenía en sus manos el D-arc y algunas digicartas. Su camarada GinRyumon acababa de embestir al demonio por un lado, pero ese ataque apenas y había hecho que Devimon se moviera. Takanabe asintió, Light y Wolfe mantenían la atención en la pelea.

Escuchen mi idea: —habló el pelinegro— que uno de nuestros digimon lo entretenga un momento y los otros ataquen a Devimon a la vez— dirigió la vista hacia su Guild Leader—. Jefa, Seadramon es bueno para ataques desde lejos, ¿no? —Ringo levantó una mano con la mirada despreocupada, y los de Nastrand´s Maze miraron a las dos integrantes de Ávalon. Nieves volteó a ver a Light, buscando saber qué pensaba la peli rosa del plan. Ésta seguía viendo la pelea, Kuwagamon acababa de recibir el roce destajador de las garras del Devimon. La estadounidense se mordió el labio levemente, estudiando las posibilidades y finalmente miró al chico.

De acuerdo, que tu insecto sea la carnada —Indicó con decisión, dejando algo descolocado a Law—. Katsukagi y yo nos encargaremos del ataque, junto con esa serpiente —miró a la castaña y ésta ya empuñaba una carta en su mano. Nieves tragó algo de saliva: esta era la primera tarea que tomaba con Light desde aquella vez que escoltaron a un joven a Pueblo Industrial, y su primera misión juntas como miembros de Ávalon. Ya la japonesa sabía que Light era dura, y de cierto modo aun la intimidaba, pero si para algo era buena la estadounidense era para dirigir. Por lo que de inmediato sacó tres de sus cartas. Light, que permanecía a su lado la observó—. Préstame esta carta —dijo tomando una de las tarjetas de las manos de la peli azul, entonces volteó a ver a los otros dos— ¿Listos? Tenemos que hacer lo posible porque esto funcione —Takanabe y Law sacaron cada uno su lector, y las cartas que usarían para comenzar el asalto. La americana igualmente preparó una de sus cartas, junto con la que había tomado prestada de su Guild Leader. El contrataque de los tamers comenzó. Los Digimon que pelaban con Devimon acababan de lanzar ataques por separado, pero aquello no parecía funcionar bien. El primero en dar órdenes fue el varón, quien lanzó un silbido llamando la atención de los digimon, incluido Devimon.

¡Amigos, prepárense para un ataque conjunto! —Cada uno de ellos: GinRyumon, Seadramon, Raptordramon y Kuwagamon, echaron un vistazo rápido a sus tamers, y al verlos sujetando sus cartas supieron que tenían algo planeado. Por lo que se esparcieron alrededor de Devimon, cada uno por un costado. El demonio entornó la mirada, viendo cómo se posicionaban. Dirigió los orbes carmesí a los humanos y su expresión mutó a una de profundo odio, de inmediato lanzó sus amenazas.

¿Creen que podrán acabar conmigo? ¡Sucios humanos, ustedes también morirán!

Kuwagamon, distráelo —aulló Law y pasó las dos cartas que tenía en su mano por el lector de tarjetas— ¡Mithril Fur, The Sparkle of Fate! —Si su digimon sería la carnada, lo mejor era que se defendiera bien. De inmediato el escarabajo dio una vuelta en el aire y abrió sus grandes pinzas, mientras chirriaba y se abalanzaba sobre el ángel caído. Este inmediatamente usó sus manos para forcejear con el insecto, que ejercía tanta presión como podía hacia adelante— ¡Aguanta Kuwagamon! —Animó Law apretando los puños, las tres chicas no perdieron tiempo.

¡Card Slash! ¡Aurvandil's Arrow, Boost Chip, Símbolo del Valor! —Nieves usó su D-arc y realizó el combo de tres cartas, que subió las fortalezas del dragón acorazado y mejoró su precisión. GinRyumon, que cuidaba el flanco derecho, esperó unos segundos a que los otros dos digimon soltaran sus ataques, de modo que lo hicieran todos a la vez.

¡Símbolo de la Sinceridad, Chrondigizoit Metal Body! —Ringo miró sonriente a Seadramon. Y la serpiente marina, que levitaba por el flanco izquierdo, dio un bramido al sentir como su cuerpo se cubría de la armadura dorada. De su boca emergió un brillo que contuvo por un segundo, estaba listo para disparar el cañón de energía.

¡Cyclomon Hyper Heat, Boost Chip! —Exclamó la estadounidense. El raptor, que planeaba por detrás de Devimon, sintió el leve aumento de fuerzas en su cuerpo y rápidamente disparó desde su boca el rayo de calor extremo.

Aquella fue la señal para que los otros dos desataran sus ataques: Tekkoujin y Ultimate Stream. Las dos técnicas, junto con el Hyper Heat, dieron al demonio desde los tres lados con toda su fuerza. Kuwagamon, que había sido empujado hacia atrás por la colisión de los ataques, logró salir ileso al tomar altura. No tenía habilidades de largo alcance, por lo que no podía contribuir desde su posición. Se dedicó a mirar el resultado de la formación.

El contrataque conjunto alzó una cortina de humo que cubrió a Devimon, y los digimon y tamers esperaron, algunos nerviosos y otros apretando sus puños y dientes, ansiosos por saber si habían logrado derribarlo.

¡Come eso, angelito de mierda! —Soltó Seadramon en modo de burla.

Parece que funcionó —pronunció Raptordramon, manteniendo sus azulinos fijos sobre el suelo.

No podemos confiarnos —zanjó GinRyumon, acercándose a la serpiente y al cyborg. Pasaron unos cuantos segundos más, en los que solo se escuchaba el humo y el terreno crujir. Los cuatro humanos permanecían en silencio, observando atentamente el lugar donde estaba Devimon, poco a poco la neblina comenzó a esclarecerse— ¡Cuidado! —El dragón acorazado fue el que se percató del movimiento dentro de la cortina de gas. Devimon no había desaparecido todavía.

Las grandes y rasgadas alas del demonio se estiraron, haciendo que el humero se extinguiera, y éste de inmediato se elevó al cielo dejando a todos paralizados. Los tamers no pudieron más que ahogar la respiración, al ver al maligno aún con vida. Los digimon, por su lado, abrieron los ojos de par en par. Kuwagamon, que estaba más arriba, fue el primero en recibir un manotazo.

¡Deadly Nails! —El ataque lo tomó por sorpresa, y aunque estaba preparado defensivamente para recibir un ataque, no era tan rápido como para esquivarlo. El insecto quedó incrustado en el suelo, causando un temblor y alzando más polvo. Devimon, en cambio, respiraba con dificultad arriba en lo más alto. Dirigió los carmesí a los cuatro chicos, y su mirada se tiñó de un rojo más sangriento y vengativo— ¡Malditos humanos! —Vociferó con furia y haciendo que su cólera se sintiera en cada lugar de la cima del Monte Infinito— ¡Pagarán por lo que han hecho! —Su ira crecía más y más. No podía creer que unos simples humanos hubieran sido capaces de hacerle aquello. Era cierto que los ataques provenían de los Digimon, pero sabía que todo aquel plan había tenido de trasfondo a los humanos actuando. Y no podía negar que sus energías habían mermado a casi la mitad: el ataque conjunto lo había dejado débil y exhausto; pero no derrotado. Si esos mortales creían que la pelea había terminado, estaban más que equivocados… aun le quedaban bastantes energías, y la rabia que ahora sentía lo alentaban más y más. Echó un vistazo a los tres digimon que permanecían en el aire, mirándolo con expresiones de enojo— ¡Primero acabaré con ustedes, y luego me encargaré de despedazar a sus tamers con mis propias manos! ¡Demon´s Ray! —Un poderoso rayo de energía oscura emergió de las manos del demonio y GinRyumon, Seadramon y Raptordramon, que ya habían perdido el efecto de las digicartas sobre ellos, no pudieron evitar el ataque… por lo que fueron lanzados al suelo también.

Trataron de levantarse, siendo animados por los gritos de sus compañeros. Pero ya tenían rato peleando, no les quedaban muchas energías. Ahora tenían que descifrar cómo acabar con Devimon rápido, aprovechando que estaba debilitado. Pero el virus no se daría por vencido tan fácilmente, y así se los hizo saber cuándo su gutural voz, desde las alturas, anunció un ataque.

¡Razor Wing!






Lady Beelze Lady Beelze .Wolfe .Wolfe Tizza V.G.Tizza
 
Última edición:

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline

El poder de la oscuridad había contaminado el cielo con nubes negras, envolviendo lentamente el Monte Infinito en tinieblas; produciendo escalofríos en sus espectadores. Las alas del demonio fueron cubiertas por un manto de energía oscura, tan visible que resaltaba entre las nubes. El demonio no podía desaprovechar el actual estado de sus enemigos; darles otra oportunidad para reagruparse sería muy peligroso en su situación, ejecutando en un gran alarido su ataque. No obstante, este apenas llego al espacio aéreo de sus objetivos, siendo rápidamente bloqueado por un haz de luz con la forma del guerrero de la justicia: Omegamon. El acto inesperado provoco que las integrantes de Ávalon vieran a su alrededor y contemplaran en la mano de Wolfe dos cartas: “Powerful Will” y “Chrondigizoit Metal Body”.

El golpe directo logro hacer retroceder a Kuwagamon, pero fue capaz de contenerlo y destruirlo; esparciéndolo en el aire y ante los ojos carmín de Devimon. Inesperadamente la forma de cuatro zorros espirituales apareció tras el insecto dorado, dirigiéndose al ser maligno. No obstante, fueron interceptados por el Hell Contract de Devimon; creando una serie de kanjis malditos que los envolvieron, logrando contenerlos y destruirlos. Entretanto el aura de Omegamon desapareció junto a la armadura dorada del insecto carmín, perdiendo lo último de sus fuerzas en proteger a sus compañeros. En lo último de sus fuerzas; Kuwagamon de-evoluciono, regresando a Tentomon. Seadramon rapidamente voló por debajo de su cuerpo, tomándolo sobre su espalda y retirándolo de la zona del combate.

––
Al menos, eso nos dará algo de tiempo. –– Dijo la joven con traje deportivo rosa, guardando la carta con el nombre de Izuna en su bolsillo.
––
Buen movimiento. –– Felicitó la peli rosa a la pareja.
––
Es la costumbre… Estar preparados para todo. –– Aclaró el pelinegro, recibiendo a la serpiente marina junto con su compañero agotado y guardándolo en su digivice IC.
––
… Más cuando solo te metes en problemas~ –– Declaró la GL con una mirada divertida mientras contemplaba como destruían fácilmente a sus zorros.
––
Sea como sea, ya se nos acabó el tiempo, y sin Kuwagamon; será más difícil distraerlo. –– Mencionó Light, víctima de la preocupación.
––
Solo necesitamos atacarlos de nuevo con una combinación, y lo venceremos. Pero, ya están muy débiles, ¿Cómo se acercaran sin ser atacados? –– Cuestionó Nieves intentando dar una luz de esperanza.
––
Pues, debemos crear una oportunidad. –– Dijo el pelinegro, observando su IC.

La respiración aguda de Devimon se hacía evidente, las heridas en su cuerpo y el uso constante de ataques comenzaban a agotarlo. Su rabia comenzaba a ser su principal inspiración, cargando todas sus energías para enfrentarlos nuevamente. Soltó un alarido a los cielos antes de caer en picada e intentar despedazarlos con sus propias garras. El sonido de truenos y relámpagos presentían el desastre. Desde la cima del Monte Infinito, el trió restante de adultos contemplaba a su enemigo acercarse.

––
Espero que esto funcione o no saldremos de aquí con vida. –– Dijo la mayor deslizando una carta por la ranura de su Lector de Cartas ––. ¡Nade-Nade! –– Empleó al igual que sus compañeras; intentado bajar el agotamiento y miedo en su digimon.
––
… Solo tienen una oportunidad, no hay que desperdiciarla. –– Declaró el emparchado notando como cada una de las jóvenes portaba una carta en sus manos, esperando el momento oportuno para utilizarla. En cuanto notaron el brillo en los ojos de Devimon, las deslizaron por las distintas ranuras.
––
¡Aero Wings! ¡Holy Wings! ¡Boost chip! –– El trió digital se vio potenciado por distintos efectos.

La batalla inicio desde el aire, Ginryumon y Raptordramon ejecutaron al unísono ataques a distancia para mermar su avance y alejarlo de sus tamers. El digital maligno los evadió mientras empleaba sus largos brazos, intentando sentir su carne desgarrada entre sus dedos. Al estar lo suficientemente cerca, el dragón cyborg empleo el Starlight Explosion de Hououmon; envolviendo al demonio en un polvo de oro que comenzó a irritar superficialmente su piel, demostrando sus facultades de purificación. Devimon dio un grito de dolor ante la técnica santa, abrió sus alas por completo mientras intentaba desesperadamente huir y comenzó a girar sobre su propio eje, provocando ráfagas de viento capaces de dispersar el polvo dorado.

––
Es mi turno. ¡God Flame! –– Seadramon usando los efectos del Boost Chip, se posiciono sobre su objetivo y libero desde sus fauces una poderosa llama sagrada. Gracias a las ráfagas de viento y el giro constante del demonio, las llamas envolvieron sus alas en cuestión de segundos. Sin embargo, éste las había envuelto en energía oscura, preparando su Razor Wing.
––
¡Estoy harto de ustedes, estorbos! –– Exclamó lanzando su ataque en la direcciones menos deseada, directo hacia la ubicación de los tamers.

Los haces de energía oscura volaron a gran velocidad, el cuarteto de tamers únicamente pudo notar sus intenciones, incapaces de escapar sin recibir algún tipo de daño; sintiendo el miedo recorriéndoles el cuerpo. Entretanto, al percatarse de las intenciones de su enemigo, Ginryumon empleo su Tekkoujin, como única esperanza. Una lanza de tamaño considerable fue lanzada desde su boca, bloqueando el paso de las alas negras y provocando una poderosa explosión en el aire.

Claire. Claire. Tizza V.G.Tizza Lady Beelze Lady Beelze
 
Última edición:

Reflejo
Moderador
Offline
Los vientos provenientes del mar se hicieron más intensos, a esa altura, tenían una velocidad tal que no tardaron en disipar la explosión provocada por GinRyumon y Devimon. Esas brisas trajeron nubes aún más altas y oscuras, poco a poco, la luna fue tapada por ellas provocando que un manto de oscuridad cayera sobre la cima. La visibilidad no era de cero, pero ya no era posible apreciar los motivos de las cartas, todas parecían iguales. Encender una linterna estaba fuera de discusión, esa pequeña luz sólo serviría a corto alcance o contra muros. Allí afuera, al aire libre, era completamente inútil, lo único que conseguirían sería hacer que las sombras se vuelvan más oscuras. Debían esperar a que sus ojos se acostumbrasen mientras aún tuviesen tiempo. Law se puso un cigarrillo apagado en su boca, casi parecía morderlo de lo impaciente que se mostraba.

- Tch, con esta oscuridad no podemos ver bien que sucede. - lo que decía era muy cierto. Desde sus ojos sólo podía ver como esas sombras que se suponía que eran su compañeros, peleaban contra otra más grande. También era un hecho que todos los digimon estaban algo más cansados, soportaban toda esa fatiga con mera fuerza de voluntad. Aunque si se trataba de mantener una evolución, eso no los ayudaría y por eso se sentían tan presionados.

Un grito agónico resonó en toda el área, luego se escuchó como el humanoide de cinco metros flaqueó sus piernas y se puso de rodillas. Su traje fue completamente destruido con los anteriores ataques, su ahora expuesta piel de color azul estaba totalmente lastimada. El liquido negro que cubría casi todo su cuerpo debía ser sangre, pero por cuestiones de iluminación no podía apreciarse muy bien. El demonio comenzó a reírse de forma bastante desesperada y aguda, se interrumpió a sí mismo y habló con un tono de voz mucho más serio. - Basuras. ¡¿Creen que ya han ganado?! - el diablo maldijo a los jovenes tamers. Él sabía que si acababa con los tamers primero, los digimon caerían como piezas de domino. Sin embargo, al comienzo de la pelea, por culpa de su fuerte ego ni se molestó en hacerlo, tenía absoluta confianza de su superioridad y en cierta manera buscaba abrumar a sus oponentes con eso. Ahora, completamente herido y con sus fuerzas mermadas, aún si lo intentaba era obvio que le bloquearían el camino, justo como lo hizo GinRyumon anteriormente. Los humanos estaban tan cerca y a la vez tan lejos, la barrera conocida como "digimon compañero" era mucho más difícil de superar.

- Síp~ - le contestó casualmente la distraída. - Vamos Devimon, tu reino de terror en esta tierra de nadie ha terminado~.

- Ugh, si lo pones así Master no parece un villano. - replicó la anguila casi involuntariamente. El coloso se mantuvo en silencio, sin dar ninguna respuesta. Aprovechó la oscuridad y atacó a Seadramon quién era el que menos atención prestaba. Por mero reflejo, éste último esquivó una parte del potente manotazo, sin embargo, era un hecho que le había rasgado. El daño físico no fue la gran cosa, pero un calor extraño comenzó a crecer en el interior de su cuerpo. Se sentía invadido por esa energía proveniente del Dark Area. En un digimon inseguro eso probablemente le habría quitado sus ganas de pelear y de paso le confundiría, en él, sólo había logrado alimentar su ira. Mientras resistía esa invasión, no le quitó la vista de encima a su blanco, sus ojos azules estaban más afilado que nunca y fácilmente podían reflejar su odio. Una risita burlona proveniente del gigante fue todo lo que se necesito para que explotase. - ¡B-Bastardo! ¡Te voy matar! - pese a sus palabras, sus movimientos habían sido sellados temporalmente, no podía hacerle nada.

Raptordramon atacó a Devimon a quemarropa, con sus afilados colmillos, le arrancó un buen pedazo de piel. Su boca fue inundada por un asqueroso sabor a hierro, pero eso no le detuvo, mucho menos ahora que tenía la oportunidad perfecta para probarse a sí mismo. Su enemigo trató de apartarlo inmediatamente, aunque con sus fuerzas mermadas eso no iba a ser tan fácil. GinRyumon tampoco le dio tiempo de seguir causando estragos, otra potente lanza fue materializada y expulsada desde sus fauses. Ésta penetró de lleno en su abdomen, con tantas heridas abiertas no fue muy difícil que lo hiciera y de seguro había dañado un órgano interno. Con cada movimiento que hacía, el demonio sentía como un punzante dolor recorría su columna vertebral. Remover la causa no era una buena idea, probablemente causaría una hemorragia más grande. - No...puedo perder la conciencia aquí. No contra estos plebeyos.. - intentó motivarse con esas palabras. Extendió sus alas y se preparó para emprender vuelo. Cuando lo intentó, una ráfaga de viento helado congeló una buena parte de ala derecha junto con sus movimientos que fue expulsada a duras penas por un debilitado Seadramon. Otras tres lanzas fueron expedidas, una asestó en su pulmón izquierdo, otra en su muslo derecho y la última en su garganta. Queda de más decir que el digimon oscuro empezó a ahogarse con su propia sangre, lo que antes era un combate balanceado ahora se había convertido en un linchamiento. El diablo se desplomó sobre el suelo y entró en estado de shock, todo su cuerpo titiritaba sin control.

- ¿Qu-qué hacemos? - preguntó Nieves algo insegura al ver esa repugnante escena. No se sentía bien seguir lastimando a alguien que ya ni podía moverse, era cruel.

- No es agradable, lo sé. - dijo Light cruzada de brazos y con una expresión amarga. - Pero para esto vinimos aquí, será mejor que acabemos pronto con su sufrimiento. - el único que podía darle una muerte rápida, más que nada por sus técnicas, era Seadramon. Curiosamente cuando intentó comenzar a congelarle, el demonio ya se estaba descomponiendo y transformando en datos.

- (Tch. No pude darle el golpe final.) - la anguila apretó sus dientes y maldijo su debilidad. Poco después, tanto él como Raptordramon de-evolucionaron. Para ellos fue un respiro enorme, significaba que la batalla había terminado. Incluso si seguían en la fría cima y con tanta oscuridad, se sentían un poco más tranquilos y seguros.

- Supongo que haremos lo mismo que la otra vez. - comentó GinRyumon mientras señalaba aquel digitama de color azul. Él todavía podía conservar su forma por al menos media hora más, iba ser muy útil a la hora de descender por esa peligrosa ladera.

- No creo que haya problema con destruirlo, eso hicimos con un tal SkullGreymon y nadie nos critico~

Law estaba de cuclillas, bloqueando el viento y dándole la espalda a sus compañeros, intentaba encender su cigarro. De igual forma escuchaba todo lo que decían. - Bueno, con lo que hicimos podemos cerrar el caso, la decisión que tomemos ahora es nuestras. - dijo él refiriéndose al destino del huevo.

- Es mejor que Jijimon decida que hacer con él. - afirmó Light. Ella decía que no ganaban nada manchándose las manos con tal acción. Además, ese digitama podía optar por otra linea evolutiva si era criado adecuadamente. Ahora solo restaba bajar el monte infinito y volver a la ciudad, el descenso en la noche era peligroso a pie, pero aún tenían a GinRyumon para que los lleve. Obviamente, los otros digimon iban a estar dentro del iC para no ser una carga extra y su vuelo iba a ser un poco más lento de lo normal. Al menos esta vez, el villano había sido el único que encontró su final y no pudo arrastrar a nadie a su tumba.

Lady Beelze Lady Beelze
.Wolfe .Wolfe
Claire. Claire.
Bien, aquí el post para compensar el primero introductorio o3o cualquier cosa me dicen.

M Maiku finish.
Edit: corregí un pequeño error de conexión, sin querer ignoré la explosión del post de Wolf.​

 
Última edición:

Maiku

Mr. Nobody
Registrado
5 Dic 2009
Mensajes
4,902
Ubicación
Homeland
Offline
Narrativa: Los he evaluado a todos con anterioridad y, debo decir, que se nota que le pusieron empeño a la Raid. Su nivel ortográfico fue impecable, la redacción fluida y los pocos errores que noté fueron de dedo. Ahora, en este aspecto creo que la más débil fue V.G. Tizza porque logré identificar que te cuesta diferenciar “porque / por qué / porqué”, cosa que se reiteró en tus dos post de participación. También me di cuenta que todos tienen problemas con el uso de comas, colocando algunas de más y comiéndose otras, pero nada que considere grave ni que entorpeciera la lectura. Tizza (24/25) Wolfe, Lady, Claire (25/25).

Interpretación: A nivel de interpretación de personajes, no hay mucho qué decir, según entendí muchos habían roleado con otros de los participantes y eso se notó en este aspecto. Mi problema aquí es otro y es que, en determinadas ocasiones, sentí que omitían detalles que sus propios compañeros habían recalcado. A nivel general, todos trataron a Kuwagamon como un verdadero saco de boxeo, fue quien recibió más manotazos del Digimon y hubo un momento en que me compadecí del pobre bicho, porque luego le ocuparon como escudo vivo de un ataque. Está bien que las cartas suban las defensas, pero recuerden los stats de cada quien y el cansancio involucrado en el combate por los post de los compañeros. Ahora, esto se amortiguó un poco con la de-evolución a Tentomon.

Ahora, yendo de lleno a asuntos más específicos. V.G.Tizza me llamó la atención la decisión de Raptordramon de morder a Devimon, considerando que Lady Beelze le agregó una propiedad extra a su enemigo, cual era que la oscuridad que emanaba era nociva. Tan agotado como estaba, probablemente aquel gesto le habría salido como tiro por la culata, pero no es un aspecto tan grave. Ahora, .Wolfe, contigo sí tengo que hacer un jalón de orejas. En tu post hiciste que las mujeres del grupo utilizaran, cada una, una carta (según se logró entender) y procedieron a atacar. El problema fue que verifiqué los movimientos de cada digimon, versus las cartas en las fichas de las personajes y no entiendo cómo Raptordramon utilizó el Starlight Implosion, si por carta, ella debió haber tendo las Aero Wings. Por otro lado, GinRyumon (que Nieves sí tiene Holy Wings que dan el Starlight) no cumple los requisitos para utilizar ese ataque, así que terminé más confundido. En ningún momento explicitaste que se prestaran más cartas o intercambiaran las mismas y, como no te diste el trabajo de explicar qué efecto de carta recaía sobre qué digimon, el asunto terminó confuso en exceso. Tizza (21/25), Wolfe (18/25), Lady, Claire (23/25)

Realismo: Una cosa que me llamó mucho la atención, fue el cambio agresivo y constante del clima durante todos sus post. Claro, podría entenderlo una vez, a lo más dos. Pero comparado al tiempo límite que tienen sus digimon me pareció excesivo. Especialmente teniendo en mente que Kuwagamon tiene un límite de 20 minutos y en ese tramo hubo, al menos, dos cambios climáticos. Está bien presentar la escena de manera pintoresca, pero no hay que abusar de ello. Aunado a lo anterior, la cantidad de cartas utilizadas debió darles una noción del tiempo en combate, para poder calcular el tiempo de evolución. Considerando el cansancio y el hecho de haber sido tratado como escudo volador, se vio forzado que Kuwagamon durara tanto en combate. Todos (22/25)

Desarrollo: Ya en este aspecto no tengo nada que decir, al menos que no haya mencionado en categorías anteriores. Quiero dar una felicitación personal a V.G Tizza por haber compensado su post introductorio con otro, a modo de aportar bien a la Raid. Todos (25/25)


Total + Paga:
V.G. Tizza 92/100 [360 bits + Carta]
.Wolfe 90/100 [350 bits + Carta]
Lady Beelze 95/100 [370 bits + Carta]
Claire. 95/100 [370 bits + Carta]​
Fama: +4 a Todos
EVO: +1 a Todos.

Masaru Blair Blair
.Wolfe .Wolfe Claire. Claire. Lady Beelze Lady Beelze Tizza V.G.Tizza
 

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline
Maiku, explicacion. Con la activacion de IC y el +1 del L1, tiene 21 y eso le da 30 min xD y, ¿cuando evaluaras la mision D que me tienes pendiente?
 

.Wolfe

Lobo. Mi ojo es la luna, mi pelaje la noche.
Registrado
6 Jul 2009
Mensajes
2,898
Offline
Juro que dirías que la olvidaste xD jajajajaja. Gracias, por cierto, puedo pedir que me cambien la carta por otra con el mismo valor monetario?
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie