Crónica Evento The Lurking Chaos [Challenge] [Theo Vryzas]

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Reflejo
Moderador
Registrado
4 Feb 2009
Mensajes
7,391
Ubicación
Dirac Sea
Offline
El Incidente de Amida ha sido resuelto, sin embargo la tranquilidad no ha regresado del todo al Tamer. Una sensación constante de estar siendo observado y pesadillas recurrentes han hecho de las últimas noches algo agotador para la mente de este. Todo se remite a lo ocurrido ese día: Aquella sonrisa macabra y presencia abrumadora siguen nítidas en los recuerdos del Tamer, como si ese Digimon lo estuviera siguiendo desde entonces. Incluso si el Tamer ha visto y enfrentado Digimon demonios antes, había algo en este que no se compara con el resto. Algo antinatural, perverso... Como si fuera algo aún peor que un Digimon, un monstruo o un demonio. Algo aún más peligroso.

Tras otro pesado día el Tamer regresa a su cama a tardar de conciliar el sueño. Sin embargo, una vez más "eso" está ahí... esperándolo

"The Lurking Chaos” [Challenge]
- Requisitos
  • Haber superado la Crónica Invitation to the Other Side
  • Modalidad Solo
- Sinopsis: Una vez más Tamer y Digimon están frente al Mephismon que vieron en Niflheim, el cual los observa con la misma expresión macabra que caló en ellos la primera vez. Aún sin mediar palabra, la criatura deja clara su intención: "Peleen. O al menos inténtenlo" El instinto de supervivencia impulsa al Tamer a alzar su Digivice y pelear por su vida. Es evidente que la batalla que empezó ese día va a continuar en ese momento
- Escenario: ???
- Objetivos:
  • Enfrentar a Mephismon
- Notas:
  • Oponente: Mephismon
  • Sin importar la diferencia de nivel o tácticas, es imposible sorprender o dañar a Mephismon. Por otro lado, Mephismon no intentará matar al Tamer o Digimon y es evidente que solo estará "jugando" con ambos
  • La Quest termina cuando Mephismon decide atacar directamente al Tamer con sus propias manos, lanzándose sobre él y despertándolo
  • Mínimo de Posts: 3
- Limitaciones:
  • Mephismon es inmune a todos los efectos de Cartas, así como Ilusiones y Control Mental
- Recompensa:
80+ Puntos: DigiMemory Mephismon [Death Cloud]. Medalla "Lurking Chaos"

Tamer: Theo Vryzas
Digivice: D-Arc

Blair Blair Aquí no está su heroína para salvarlo (?)
 

スパークル
Supermoderador
Offline

Theo y Vorvomon intercambiaron miradas una vez se percataron de que no estaban en un lugar conocido. Las ruinas a su alrededor les recordaron inicialmente a Amida, sin embargo el suelo y los minerales negros que yacían esparcidos por el suelo en algunas zonas les hicieron pensar que de alguna forma extraña habían sido transportados de vuelta a la “dimensión” donde Jack Town existía. El griego arrugó el entrecejo conforme exploraba los alrededores con la mirada, sintiéndose incómodo y observado; le daba inseguridad moverse siquiera, como si algo lo estuviera acechando y el dar un paso fuera a provocar que lo atacaran instantáneamente.

El aire se sentía más denso de lo común, aunque el griego no estaba seguro si se debía a la tensión o si realmente el oxígeno tenía alguna propiedad distinta en ese sitio. Una roca se movió por alguna parte y ambos voltearon hacia allá, tenían los nervios de punta por no entender cómo habían llegado allí, estaban seguros de que la noche anterior habían ido a dormir en el Inn donde se estaban quedando.

¿Es un sueño?
¿Compartido? – Vorvomon parecía escéptico a la sugerencia del humano, las reacciones eran demasiado reales y normales como para que él se lo estuviera imaginando y viceversa. El child inspeccionó nuevamente los alrededores con la mirada, no logrando identificar el causante del sonido que recientemente habían escuchado, optando por retroceder para mantenerse más cerca del humano. – Tengo un mal presentimiento.
Yo también. – Theo se removió en su sitio con incomodidad conforme seguía mirando todo lo que lo rodeaba, tratando de ubicar el sitio en su mente sin mucho éxito. Un ligero temblor los puso a ambos en guardia nuevamente y de pronto, en el pequeño espacio que había entre ambos, un digimon comenzó a emerger desde una sombra. Theo trastabilló y cayó de espaldas, mirando con evidente miedo a Mephismon al recordarlo del encuentro antes de destruir la torre oscura; Vorvomon atacó sin pensarlo, mirando con impotencia cómo la bola de fuego chocaba sin hacer algún tipo de daño en el digimon de mayor nivel.

Mephismon los miró a ambos con frialdad, estudiándolos, Vryzas sentía como si pudiera verle hasta el alma. Se arrastró de espaldas por el suelo hasta topar con un montículo de piedra que estaba tirado por ahí; sus ojos no se separaban de aquel digimon que incluso había logrado atemorizar a la Commander con la cual habían sido enviados hacia Niflheim.

¡Theo! – Vorvomon alzó la voz para sacar al médium de sus pensamientos, arrastrándolo de vuelta a la realidad y obligándolo a reaccionar. El azabache se movió casi por mero reflejo, sacando el digivice y apuntándolo hacia el digimon; el dragón creció de tamaño y automáticamente volvió a arremeter contra el Perfect, aunque se sabía más débil que éste, solamente necesitaba ganar el tiempo suficiente mientras ingeniaban algún plan para escapar de la situación en la que se encontraban.

Lavorvomon lanzó una nueva bola de fuego que fue evadida sin problemas por el virus, quien acto seguido se movilizó hacia el adulto y a escasos centímetros de él, se volvió a sumergir en otra sombra cercana. El volcánico se encontraba bastante tenso, percatándose de que ni siquiera había tenido tiempo para reaccionar y si no había sido herido de gravedad en los últimos instantes, había sido porque Mephismon decidió no hacerlo. Gruñó con evidente frustración y volvió a retroceder, acercándose al griego y tratando de mantenerlo lo más cercano a sí posible.

Theo, tenemos que planear algo.
Para escapar, ¿Cierto?
Sí, es poderoso, no puedo enfrentarlo. – Aunque su orgullo le dolía por decir aquellas palabras, se sabía mucho más débil que su contrincante y no quería arriesgarse a que algo le pasara a su amigo, por lo que la elección más prudente era retirarse de aquella pelea.
¿Qué es lo que quiere? Te pudo haber atacado…
No lo sé – interrumpió el dragón, molesto –. Yo también me di cuenta de eso… Ahora empieza a moverte antes de que regrese y ahora sí tenga intenciones de pelear. – Le apresuró, comenzando a correr detrás del humano apenas éste obedeció. El dúo se movilizó por entre las ruinas, evadiendo estructuras semi-destruidas y peñascos de mineral negruzco. Otro temblor y se vieron obligados a detenerse para evitar que una columna de piedra les cayera encima, Lavorvomon nuevamente se vio superado inmensamente en velocidad cuando su cuerpo se vio disparado hacia un muro gracias a un golpe repentino de Mephismon, quien había emergido de alguna sombra cercana mientras el dueto trataba de evitar salir herido.

¡No!


Tizza Tizza
 

スパークル
Supermoderador
Offline

Theo miró con preocupación hacia la zona donde Lavorvomon había sido lanzado, corriendo rápidamente en su dirección y arrodillándose a un lado del ente digital. Mephismon se limitó a mirarlos con una intensidad que hacía sentir presionado al humano; el azabache apretó la mandíbula a la par que retiraba unas rocas de encima de su amigo, el cual empujó las restantes y rápidamente disparó una bola de fuego en dirección al enemigo. El oscuro ni se inmutó cuando el ataque ígneo le pasó por un lado del rostro.

Tch. Muévete. – Exigió el dragón mirando fijamente a su compañero, Vryzas asintió nervioso y comenzó a correr nuevamente, siendo seguido de cerca por el volcánico. Lavorvomon se regañaba de mil maneras internamente, odiaba huir, odiaba tener que apartarse de alguna pelea, pero se sabía más débil y odiaba eso todavía más que todo lo demás, ¿siempre que se encontrara con un problema tendría que reaccionar de ese modo? Maldijo nuevamente y miró la espalda del humano, luego sobre su propio hombro, percatándose de que Mephismon no los estaba siguiendo. ¿Cuál era el plan del enemigo? ¿De qué se trataba todo eso? Miles de cuestiones empezaron a amontonarse en su cabeza, sin mencionar la preocupación de no poder proteger al griego y el hecho de que, por lo que había visto hasta ahora en la cara de Theo, estaba seguro de que éste tenía miedo.

Y que había algo que el Tamer no le estaba diciendo.

¡Theo! – El digimon alzó la voz cuando vio al enemigo apareciendo repentinamente a un lado de él, sin embargo, no hizo siquiera el amago de atacar al humano. Vryzas continuó la carrera entre las ruinas, obligando a sus piernas a seguirse moviendo a pesar de sentirse aterrado. Sentía como si el dejar de moverse fuera a firmar su sentencia de muerte. Lavorvomon volvió a disparar una bola de fuego y ésta vez fue esquivada por el de mayor nivel, pero la facilidad con la que lo hizo fue lo que fastidió al adulto. – ¡Maldita sea!
¡Lavorvomon! – La voz del griego esta vez fue la que se alzó, invocando una memoria tan rápido como su cuerpo se lo permitió. El holograma ni siquiera acabó de materializarse para cuando el enemigo ya lo había despachado de vuelta a la no existencia, cosa que no hizo más que aumentar la ansiedad y el estrés del inexperto Tamer.
¡Earth-stamp! – El cuerpo del volcánico se abalanzó en contra de Mephismon en un intento de aprovechar la cercanía y sorprenderlo por el hecho de que el perfect se había enfocado en la memoria. El plan falló rotundamente, puesto que el de mayor nivel simplemente bajó su brazo con increíble velocidad y estampó el cuerpo del dragón en contra del suelo; acto seguido lo pisó para obligarlo a quedarse en esa posición. El de piedra volvió a maldecir conforme intentaba respirar, la presión en su espalda era bastante, pero a la vez podía jurar que no era toda la fuerza del digimon enemigo.

¿De qué se trataba todo eso?

Theo sacó varias memorias solamente para terminar tirando varias al suelo por los nervios, agachándose rápidamente para hacerse de nuevo con éstas. Sentía la mirada del digimon fija sobre su persona y eso no hacía más que aumentar toda la carga emocional que entorpecía sus acciones, desde su llegada al digimundo no se había sentido tan inútil ni tan pequeño. La última misión a la cual había sido enviado no le había hecho llegar a ese extremo debido a la compañía de la Commander de Gungnir, pero ahora estaba solo y sentía que en cualquier momento sería asesinado, ¿cómo es que la gente aprendía a reaccionar ante situaciones de ese tipo?

Torpemente ingresó una tarjeta al lector e invocó a una nueva memoria, misma que en esta ocasión pudo aparecer por completo y recibir una orden. Mechanorimon se irguió en su sitio y disparó un láser desde su pecho, mismo que no dañó ni mínimamente al enemigo; Mephismon se limitó a alzar el pie y meterse en una sombra cercana. Theo aprovechó el momento para correr hacia su compañero digital, el cual ya había perdido su forma adulta.

¿Estás bien?
No sé qué es lo que quiere… ¡No entiendo nada! – Gritó, frustrado, tras lo que el dúo se quedó congelado en el suelo mirando hacia su alrededor, ¿desde dónde saldría su enemigo esta vez?
¿Podemos escapar?
No lo sé.


Tizza Tizza
 

スパークル
Supermoderador
Offline

La tensión seguía en aumento y Theo sentía su mundo cayéndose a pedazos a una velocidad preocupante, sentía su corazón latiendo con muchísima fuerza al punto que sentía las palpitaciones en su garganta y su cabeza. No sabía cómo ayudar a su compañero digital y tampoco cómo podían salir de esa situación sin ayuda de otra persona ya que ellos simplemente no estaban calificados para ese enfrentamiento.

Apretó las memorias en su mano y el lector en la otra, ni siquiera había sacado el digivice nuevamente al saber que posiblemente su compañero no podría evolucionar de nuevo por lo que no tenía sentido.

Tengo más memorias, intentemos huir. – Soltó el azabache de forma repentina, Vorvomon asintió de mala gana, en ese momento su prioridad era que ambos pudieran salir con vida de la situación en la que se encontraban.

Theo paseaba su mirada entre las muchas sombras que había a su alrededor, buscando alguna señal de que el enemigo estaba por emerger nuevamente. Apretó más su mandíbula y de reojo miró a Vorvomon, quien difícilmente se ponía de pie para anunciar que se encontraba listo para continuar con el intento de escape. Una vez el child estuvo en su lugar, el humano colocó la tarjeta en la ranura, sin ingresarla, no quería desperdiciar el tiempo sin que el enemigo estuviese a la vista.

Andando. – El Digimon fue quien dio la señal, comenzando a movilizarse a un lado de su Tamer. Ambos observaban su alrededor constantemente, se sentían como un par de paranoicos, aunque fuese justificada esa reacción considerando lo que había pasado los últimos minutos. Vryzas se detuvo abruptamente cuando vio el cuerpo ajeno emergiendo desde el suelo, la mirada intensa del Perfect se clavó fijamente en el dúo y sus cuerpos se sintieron extremadamente pesados en respuesta.

El miedo no solamente invadía el cuerpo del humano, el Digimon también resentía aquella emoción tan primitiva; a ambos les aterraba la idea de morir, a ambos les carcomía la posibilidad de irse de allí sin el otro. El dragón rápidamente posicionó su cuerpo entre Mephismon y el griego, sus extremidades temblaban y su mente le gritaba que era una mala idea el siquiera ponerse frente al de mayor nivel, sin embargo no podía simplemente apartarse al ser el encargado de la seguridad de Vryzas.

Quédate detrás de mí. – Su voz amenazó con quebrarse, pero se obligó a mantener la compostura en un intento de que esa “seguridad” (aunque falsa) fuera transmitida a su Tamer. El azabache dio un corto paso hacia atrás, uno tembloroso e indeciso; sintió como si su rodilla se venciera de pronto y su cuerpo se desplomó, cayendo en su espalda y apoyando las manos en el suelo. Su mirada estaba fija en Mephismon, quien repentinamente se había abalanzado contra él al mismo tiempo que las piernas de Theo se habían rendido por completo, quizá a causa del miedo de ver al digimon amenazando su vida de manera directa.

Vorvomon lanzó una bola de fuego que falló y con impotencia observó cómo el Perfect lo ignoraba por completo, lanzándose sobre Theo con sus brazos extendidos y un gesto por demás tétrico. El médium ni siquiera pudo reaccionar lo suficiente para gritar o emitir sonido alguno, su garganta se sintió repentinamente apretada y sus pulmones sin aire; cerró los ojos rápidamente y simplemente esperó lo peor.

Su cuerpo se irguió tan rápido que un mareo le invadió y además, por el movimiento brusco, su cuerpo se desplomó fuera de la cama. El golpe seco despertó a Vorvomon, quien miró en varias direcciones rápidamente tratando de localizar el origen del ruido; no le costó mucho tiempo encontrarse con su Tamer tumbado en el suelo, su playera y cara húmedos por el sudor. Theo se encogió lo más que pudo, pegando sus rodillas al pecho y abrazándose las piernas, claramente afectado por lo que había estado “soñando” hasta ahora. El griego podía jurar que eso realmente había ocurrido, sus emociones eran muy fuertes y todavía podía percibir las manos de Mephismon sobre él.

Se llevó sus propios dedos hacia el cuello y el pecho, como queriéndose asegurar de que estuvieran en buen estado; se tardó unos minutos en darse cuenta de que Vorvomon decía su nombre, reaccionando únicamente debido a que sintió el calor del infante muy cerca de él.

¿Qué sucede? ¿Theo? – Insistió, mirando de manera suplicante al humano, el cual simplemente negó con la cabeza conforme respiraba agitadamente.

Necesito tomar aire. Iré a correr.


Tizza Tizza fin
 

Reflejo
Moderador
Registrado
4 Feb 2009
Mensajes
7,391
Ubicación
Dirac Sea
Offline
Hi Blair Blair , seguimos con lo debido. Otro escenario final completado exitosamente, realmente no tengo nada que criticar, así que simplemente seguiré optando por un comentario general. Primero, diré que me gustó el escenario que escogiste para este "enfrentamiento", pues solo eso ya era capaz de evocar en Theo sentimientos de impotencia que le recordaron lo sucedido en Niff. Estoy seguro de que será una experiencia curiosa para él, porque frente a este ser su cuerpo mostró múltiples reflejos causados por el miedo, y mientras se encontraba paralizado por ello, su mente seguía siendo capaz de procesar lo que estaba ocurriendo. No sé si habrá sido intencional o no, pero esto habla muy bien de su potencial de adaptación. Imagino que a futuro esta experiencia será fortalecedora, caso contrario a Mai.


Narrativa: [25/25]
Interpretación: [25/25]
Realismo: [25/25]
Desarrollo: [25/25]

Total: [100/100] Escenario "Challenge" Aprobado

+ DigiMemory Mephismon [Death Cloud]
+ Medalla "Lurking Chaos" (Será otorgada cuando esté disponible)
Pagas Asignadas​
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie