Original Fic The Reign of Darkness (Remake) [Capítulo 2]

スパークル
Registrado
27 Jul 2009
Mensajes
6,866
Ubicación
México
Bueh.. antes de comenzar, quisiera decir que es un remake de un OC pasado que empecé y no terminé, perdí el hilo de la historia y blahblah..
So, decidí empezarlo casi de 0, con nuevas ideas y cosas mejoradas de otras que no me gustaron, y aquí está...
El prólogo es casi el mismo y es prácticamente lo único que usaré del OC pasado, espero les guste y sigan la historia :3.. saludos!

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Prólogo

-De la mente de Blair-

___La verdad, no recuerdo mucho de lo que había pasado, solo sé… o mejor dicho, sentí que debía seguir corriendo, aunque no tuviera rumbo alguno, era necesario seguir corriendo, sentía como si alguien o algo me estuviera persiguiendo, aunque sabía que no era cierto, tal vez, huía de los hechos que acababan de ocurrir, aunque no recordara cuales fueran, o simplemente, huía de mí misma. En fin, no se por qué seguía corriendo, quería escapar de algo que no sabía o no recordaba qué era, varias veces llegué a toparme con grandes muros que no me dejaban seguir en esa dirección, optaba por buscar ventanas que conectaran con alguna otra parte del lugar, obviamente si encontraba alguna la rompía y continuaba con la carrera sin rumbo, de pronto, encontré una ventana que daba al exterior, se veía un paisaje muy blanco, lleno de nieve. Creo que en ese momento olvidé que yo solo portaba unos jeans rotos de ambas rodillas, mis tenis, una blusa y unos guantes que no cubrían mis dedos, en fin, lo olvidé, hice todo mi esfuerzo para quitar los fierros que no me permitían salir, me sirvió mucho que estuvieran un tanto oxidados y desgastados, como si solamente estuvieran ahí para hacerme perder un poco de tiempo, o tal vez, en verdad estaban ahí para que no saliera. Me tomó un par de minutos quitarlos de su lugar, rompí la ventana al igual que las veces anteriores y salte afuera del edificio, en segundos sentí como el frío se apoderaba de mi cuerpo, pero no me importó mucho, seguí corriendo hasta que mi cuerpo no me lo permitió mas, no sabía donde estaba, ya no veía aquel edificio, todo lo que había a mi alrededor eran árboles cubiertos de nieve, nieve, nieve y más nieve, era un paisaje bastante bonito si me lo preguntan, pero no muy cómodo debido a mi vestimenta. Me senté dentro de lo que parecía ser una cueva, también había nieve dentro de ella, pero al menos el aire no pegaba tan fuerte estando dentro de ella, me dolía la cabeza de querer recordar qué había pasado, al menos sabía que aún tenía mi cabeza, era lo único que sentía en ese momento…

___De pronto saltó en en mi cabeza una imagen, una chica, aperlada, pelo largo y negro, medía aproximadamente 1.65, tenía una sonrisa agradable y unos ojos cafés que inspiraban mucha confianza, o al menos a mí eso me inspiraban, en ese momento no sabía quién era, me quedé pensando unos momentos hasta que, como por arte de magia, recordé que esa chica era o es mi mejor amiga, tenía que encontrarla antes de que algo malo le pasara a ella, estábamos en medio de una guerra y no la podía dejar allí, su digimon estaba dentro de un digiegg debido a una fuerte batalla en la cual yo no serví de mucho.. -Renamon.. Renamon! Donde dejé a Renamon!?- Muchas preguntas y situaciones empezaron a invadir mi cabeza de golpe, no sabía qué hacer primero, tenía que ir por ella, pero también tenía que buscar a renamon, o saber dónde estaban los demás…- Demonios, todos han muerto, Mel ha muerto, todos... joder!-Mil cosas siguieron dando vueltas en mi cabeza, estaba a punto de enloquecer, cerré los ojos un par de minutos, trataba de respirar lo más hondo que podía pero no sentía que entraba el aire suficiente, a parte de que me dolía respirar aire tan frío… Abrí los ojos y ahí estaba yo, sentada en el suelo blanco… -Espera un momento… ¿¡Por qué me estoy viendo a mí misma!? Que rayos está pasando!? Acaso, me morí? No puedo morirme, tengo que… Rayos!- Me torturé a mí misma con palabras un par de segundos más, hasta que sentí la necesidad de calmarme, no estaba en posición de perder mi tiempo reclamándome el hecho de que había muerto… O no estaba muerta? Vi una señal de que respiraba, ese vapor o humo blanco salió de mi boca y mi pecho se movía en señal de que entraba y salía aire, pero era un movimiento muy débil, entonces, por qué podía verme a mí misma? Tal vez estaba en una situación muy crítica y ese mundo me permitía ayudarme a mí misma, o buscar algún tipo de ayuda… Me estaba muriendo, y tenía que encontrar ayuda…

Una extraña voz, que en ese momento no pude reconocer, se escuchó en todo el lugar..

“Tienes 3 días, 3 días para encontrar ayuda, 3 días antes de que mueras y el digimundo pierda toda esperanza de ser salvado, tu misión es traer a nuevos elegidos, 5 de ellos, los traerás aquí, ellos serán quienes te ayuden a sobrevivir, después de eso te ayudarán a completar la misión que tus compañeros no pudieron terminar a tu lado, salvar el digimundo.. Serán tus nuevos compañeros, 5 digimon te encontrarán al llegar a la tierra, sabrás quienes son los chicos, apúrate, no tienes mucho tiempo”

___El mensaje que acababa de escuchar no era demasiado grato, sabía que era algo parecido a una ‘orden directa’, se había vuelto mi prioridad, y no tenía mucho tiempo para cumplir esa misión, no podía morir, no allí, no ahora... Me vi de nuevo y después volteé al cielo, caía más nieve, debía encontrar un lugar del cual pudiera transportarme, no tenía mucho tiempo. (En ese lugar el tiempo pasaba muy lento, 20 minutos aquí eran 4 días en la tierra, pero 4 minutos en el digimundo) Tenía que ir a la tierra, y tenía que apurarme, se me acababa de encomendar una nueva misión, ellos podrían salvarme si regresaba a tiempo, no tenía más de 20 minutos de vida en este lugar, así que corrí lo más que pude -tiene que haber un lugar aquí del cual pueda transportarme, de alguna forma llegué aquí y de alguna forma saldré para buscarlos- en menos de 1 minuto y no muy lejos del lugar vi unas luces rojas en el cielo, saqué mi digivice y oprimí un par de botones, pensé en la Tierra, y en cuestión de segundos un portal se abrió frente a mis ojos; tenía 3 días para encontrarlos y regresar a ese mundo, en cambio, moriría y ya no habría forma de salvar a la Tierra o al digimundo… Atravesé el portal con algo de velocidad y una luz intensa me cegó por unos momentos, al abrir los ojos reconocí el lugar donde estaba, me encontraba en Tokyo.

-Shinjuku- Musité por lo bajo, aparentemente mi físico estaba bien en el mundo real, tal vez era gracias al mundo de donde había salido recientemente, yo sentía que no estaba bien, pero mi cuerpo si lo estaba, solo tenía 3 días de seguir existiendo, cada minuto contaba, pasados los 3 días seguramente desaparecería de aquí y pasaría mis últimos minutos agonizando en aquel mundo helado, tenía que encontrar a esos 5 elegidos..


[div]
[/div]​
 
Última edición por un moderador:

Art of life
Registrado
8 Sep 2008
Mensajes
1,544
Magnifico! me ha gustado mucho el prólogo y me parece interesante la historia de Blair.
Síguelo que quiero ver el primer capítulo
 

El único campeón de Mortal Kombat.
Registrado
17 Nov 2010
Mensajes
5,402
Que extraño que en el Digimundo el tiempo pase más lento que en el Mundo Humano (usualmente, es al reves).
En fin, buena historia, te recomiendo separar díalogos y no olvidarte de los signos de exclamación e interrogación en algunas partes.

salu2
 

Registrado
4 Feb 2012
Mensajes
0
muy bueno me intereso...quiero saber que paso con Blair.
espero conti:dinero:
 

× Little Star ×
Registrado
11 Jul 2009
Mensajes
1,416
Ubicación
México
I Like! <33
El personaje de Blair es tan Blair *u* asdf, el Prologo me ha absorvido, espero seguir leyendo y a mi me gusta tú forma de escribir, por lo poco que leí seguro todo lo que viene es mucho mejor y con drama, quiero drama Dx

Que extraño que en el Digimundo el tiempo pase más lento que en el Mundo Humano (usualmente, es al reves).
No se si no entendí o si el sueño me gana pero.. ¿Que no siempre ha sido así?. Un minuto en el Mundo Real es un día en el Digimundo.
 

Registrado
15 Jun 2012
Mensajes
104
Buen prologo la historia se ve prometedora n.n. Espero que puedas subir el capitulo 1 pronto ya que me interesa saber que ocurrida con Blair.
Hasta la proxima n.n
 

Moderador
Registrado
4 May 2011
Mensajes
9,403
Un personaje prometedor.
Me ha gustado bastante el prólogo. Es corto, sencillo y atrayente. Si no fuera porque cuando hablan se cambia de color, una se confundiría. Por eso creo que sería mejor que separaras la narración de los diálogos.

Otra cosa que debo destacar es que repites mucho las palabras, y teniendo en cuenta que el capítulo no es muy largo, ten cuidado.

Esperaré el capítulo. Nos vemos.
 

スパークル
Registrado
27 Jul 2009
Mensajes
6,866
Ubicación
México
[MENTION=313660]Dark Fallen Angel[/MENTION] aquí está amigo :) espero te guste, gracias por leer!
[MENTION=497372]Acero_la12[/MENTION] bueno, ya te explicaron/entendiste lo del tiempo xd lamento si no lo había puesto bien claro XDy ya corregí los signos, se me habían olvidado jeje.. los diálogos creo que se entienden más en éste por lo mismo que el pj no está narrando los hechos, me fuí a narración en 3era persona
[MENTION=1015760]Sasha el martir[/MENTION] aquí está, gracias por leer y espero que te guste! :)
[MENTION=374652]Luis Yagami[/MENTION] igualmente, aquí está jiji gracias por leer y espero te guste :)
[MENTION=396759]Kirari[/MENTION] ahahahah más adelante habrá drama kiri, mucho drama o.ó por mientras espero que te guste éste cap, gracias por leer <3
[MENTION=1021791]Hikari Motomiya[/MENTION] aquí está el cap :3 espero que te guste:D gracias por leer nwn
[MENTION=517717]Soncarmela[/MENTION] gracias por comentarlo, no me puse a releerlo y caí en la repetición intensa de palabras, creo que ya corregí un poco más eso (creo) y respecto a la narración, en el prólogo la hice en primera persona porque Blair lo estaba narrando pero ya en éste me pasé a narración en 3era persona así que me parece se entiende más la separación de diálogo y narración.. Espero que te guste el cap :) gracias por leer

Capítulo 1 | El tiempo se agota

___Las calles de Shinjuku estaban repletas de gente como de costumbre, entre la multitud corría una chica pelirroja que rondaba los 18 años. Su cabello se mecía de un lado a otro al compás de sus movimientos, sus orbes carmín se movían rápidamente conforme la gente pasaba a sus lados, casi como si los escaneara de pies a cabeza, como si estuviera buscando a alguien. Sus pasos se aceleraban cada vez más, miraba en todas direcciones, corría sin rumbo fijo.
-Joder, joder, dónde demonios debo empezar a buscarlos. –se mordió el labio inferior mientras aceleraba aún más su carrera, de pronto, una neblina se extendió sin previo aviso sobre un edificio cosa que llamó la atención de la joven, súbitamente cambió el rumbo de su carrera y se dirigió hacia dicho establecimiento, entrando de golpe y subiendo las escaleras lo más rápido que sus piernas se lo permitían. Finalmente, llegó al techo el cual seguía rodeado de aquella neblina, tardó unos segundos en que su vista se acostumbrara y pudiera ver un poco, comenzó a distinguir 6 sombras a la lejanía, casi al borde del edificio, inmediatamente reconoció a una de ellas. – ¡RENAMON! –sus piernas simplemente no le contestaron, se quedó petrificada mientras comenzaba a llorar sin remedio. La digimon zorro se acercó a su tamer a paso lento, estaba herida pero estaba bien.


-B…Blair –su voz se quebró por un instante. –¡Qué bueno que estás bien! –corrió los últimos metros y abrazó a la pelirroja con todas sus fuerzas mientras que la aludida le correspondía sin parar el llanto.
-Pensé que habías muerto… -musitó, tratando de calmar las lágrimas que corrían libremente por sus mejillas, alzó la vista levemente para después volver a esconder su rostro en el pecho de su digimon, se aferró a ella como si de su protector se tratase, sacando el nudo que tenía en la garganta más libremente.
-Está bien Blair, estoy bien y estás bien…
-Pero los demás no… -la respuesta de la pelirroja provocó un silencio sepulcral, Renamon abrazó con más fuerza a su tamer entendiendo el dolor que ella sentía. Tras unos minutos se dio cuenta de que ésta comenzaba a calmarse poco a poco. –Pero ahora, ahora tenemos una nueva misión… -expresó, pasando su muñeca por debajo de sus ojos para limpiar los rastros de su quebrantamiento, tras respirar profundamente endureció su mirada. –No habrán muerto en vano, tenemos que encontrar a…
-Los 5 nuevos elegidos, lo sé, y también se tu situación… Así que hay que apurarnos, no pretendo perderte… -se dio la vuelta tras soltar a Blair y las 5 criaturas que estaban allí comenzaron a acercarse a la escena, Kokuwamon, Dracomon, Betamon, Labramon y Lunamon salieron de entre la neblina.
-Deberíamos ir a buscarlos ya, te ayudaremos todos… -expresó Lunamon, dando un paso al frente y sonriéndole tiernamente a la chica.
-Entonces, a movernos… -finalizó la joven, el grupo comenzó el trayecto de bajada, la decisión ardía en la mirada de todos.

-Quiero conocer a mi tamer, ¿cómo será? –divagó el pequeño Betamon, recibiendo una mirada de Dracomon.
-Seguro serán buenas personas, ya los conoceremos… -agregó el dragón digital con una sonrisa juguetona en su rostro.
-Oigan… ¿Cómo sabremos quiénes son? –preguntó preocupado Labramon, deteniéndose en seco para mirar al grupo y alzando una pata hacia su lomo.
-Simplemente lo sabrán, lo van a sentir… -habló Renamon con una leve sonrisa mientras miraba de reojo a su tamer. Estaba feliz por estar de nuevo con ella, por saber que se encontraba ‘bien’, por saber que aún podía hacer algo por ella para sacarla de aquel mundo tan extraño donde se encontraba.
-Ustedes tranquilos, los encontraremos, ya verán… -a pesar de sentirse presionada por el tiempo que tenía, aquellas palabras de aliento salieron de su boca con total sinceridad. Elevó su mirada al cielo nocturno y suspiró con algo de nostalgia, llevaba ya muchos años sin visitar aquel lugar, la tristeza la abatió por dentro, golpeándola cual ola a una roca, cerró sus puños con fuerza y mordió su labio inferior tratando de reprimir lo que la agobiaba, Renamon la sacó de su trance al ponerle una pata sobre el hombro.
-Tranquila… -susurró cerca de su oído tratando de que no lo escucharan el resto de los digimon, conocía bien a su compañera y sabía que ella no quisiera que los demás notaran lo que le pasaba; si bien, nunca estuvo de acuerdo con eso, ahora la entendía más que nunca. Blair tendría que tomar la estafeta de líder por segunda vez, con un grupo nuevo, y no podía quebrarse frente a ellos, por algo tenía que comenzar y ese algo serían los digimon elegidos.
-Gracias… -la joven le dedicó una sonrisa forzada mientras que bloqueaba ese nudo de emociones que había aparecido en su garganta, respiró lentamente hasta que se sintió bien de nuevo; miró con firmeza a los digimon presentes. –Confíen… Eso los ayudará a encontrar a los elegidos…
-¿No puedes hacer un… llamado o algo así? –Kokuwamon habló por primera vez desde que habían hecho acto de presencia, la chica lo miró con duda para después dirigir su atención a su digivice.
-Es cierto, puedes hacer algo así ¿no? –preguntó Renamon, mirando con intriga a su tamer.
-No estoy segura, puede que haya algo por aquí… -oprimía distintos botones haciendo que el aparato emitiera sonidos intermitentes.
-¿Algo? –indagó Betamon viendo el rostro de la fémina.
-Hmmm… -separó su vista del aparato y un mapa se desplegó, al mismo tiempo unas luces aparecieron frente a los digimon novatos; al disiparse el resplandor todos tenían frente a ellos un digivice. -¿Uh? Normalmente el digivice aparece con el elegido, no con el digimon… -Blair alzó una ceja al hacer aquel comentario y llevó su mano a la nuca. –Joder, ¿Cómo los vamos a encontrar de ésta forma? –Dracomon fue el primero en tomar el aparato, éste comenzó a emitir un pitido intenso y tras unos segundos una flecha de color rojo apareció en la pantalla.

-Algo me dice que debemos seguir esa flecha –expresó Renamon, Blair asintió. Cada digimon tomó el digivice que tenía enfrente y la acción fue repetida, solo que las flechas apuntaban para lados distintos.
-Hmmm… Tenemos que apurarnos –la pelirroja suspiró.
-¿Y si cada uno vamos por nuestra cuenta? –Kokuwamon observaba con recelo el aparato.
-No, es mejor que vayamos juntos… No saben si algo puede pasar, no pretendo dejar que el grupo se deshaga antes de ser un grupo… -como vil broma del destino, una explosión cortó aquella conversación y el digivice que estaba en manos de Labramon comenzó a pitar con mucha intensidad mientras que un círculo rojo aparecía parpadeando en lugar de la flecha roja.
-¿Qué está pasando? –Lunamon miró de reojo el digivice en manos del aludido quien por alguna razón comenzó a poner un gesto más hostil.
-Mi elegido… -gruñó con molestia y comenzó a correr, el grupo rápidamente lo siguió.
-Renamon
-Blair, hay otro digimon aquí –tras decir aquello la de orbes carmín se mordió el labio inferior, la preocupación se marcó en su rostro en cuestión de segundos.
-Por Dios, debe de ser una broma, no hay tiempo para esto… -corrían lo más rápido que su ser les permitía, una neblina intensa les impedía ver bien pero al acostumbrarse divisaron la escena, un joven de cabello castaño se encontraba en el suelo, cubriéndose el rostro con ambos brazos mientras que unos metros elevado en el aire se encontraba Devidramon soltando un rugido de guerra. –Demonios, ¿estarán echando caza a los elegidos? –su palpitar se aceleró de una forma intensa, Renamon aumentó su velocidad y pegó un salto al aire; un brillo salió despedido de la cintura de la chica y rodeó a la digimon zorro, justo cuando impactó contra el enemigo ya había cambiado su forma. –¡Kyubimon!
-¿¡Qué carajos está pasando!? –el varón seguía en el suelo, Blair no dudó ni un momento en correr hacia él, haciéndolo levantarse y alejándolo del camino.
-¿¡Cómo te atreves a atacarlo!? –Labramon estaba en un estado de hostilidad intenso, Kyubimon trató de alejarlo de la pelea pero fue inútil, el cachorro se abalanzó sobre el digimon alado el cual de un zarpazo lo regresó al suelo.
-¡No seas idiota! –la fémina gritó con molestia al digimon novato, quien comenzó a cambiar su rostro a uno más pasivo, comenzando a correr rumbo al muchacho que tenía cara de estupefacción y duda.
-Me puedes explicar, ¿qué demonios ocurre? ¿Qué son estas cosas? –la mirada de Blair estaba clavada en la batalla mientras que el castaño trataba de recuperar la atención de la chica.
-Somos digimons –Dracomon alzó la voz ante las preguntas del joven. –Criaturas digitales.
-¿Digimons?
-¡Kyubimon! –la pelirroja salió corriendo al ver cómo su compañera era lanzada en otra dirección el digimon oscuro rápidamente regresó su atención a su presa inicial sus orbes rojizos se clavaron en los verdes del humano quien no entendía nada de lo que ocurría, comenzó a agitar sus alas de forma veloz y tras rugir con fuerza se lanzó cual bala contra él. Los 5 digimon atacaron al mismo tiempo, defendiendo al muchacho.
-¿Qué demonios? –miraba con miedo a la criatura alada, que estaba suspendida en el aire agitando su cabeza debido al impacto. –Debí golpearme fuerte la cabeza, o algo así, esto no es real –se repetía a sí mismo, de pronto Labramon se puso a su lado.
-Esto es real, tamer… -El chico abrió los ojos de par en par.
-¿Cómo es que ustedes hablan? –seguía sin entender nada, se notaba en su rostro y en su forma de hablar.
-No es momento de dar explicaciones, hay que sacarte de aquí –Blair extendió su mano, el varón dudó un momento pero luego la tomó y con ayuda de la aludida subió a Kyubimon, los 5 digimon atacaron nuevamente logrando aturdir un poco al digimon alado y el grupo comenzó la carrera para salir del lugar, Labramon tomaba con fuerza el digivice el cual seguía emitiendo aquel pitido.
 

Registrado
4 Feb 2012
Mensajes
0
OMG: esta muy bueno al igual que el OST espero otra conti querida amiga
 

Moderador
Registrado
4 May 2011
Mensajes
9,403
Capítulo corto, pero intenso. Entiendo que Blair esté preocupada. Debe encontrar a los cinco elegidos y como alguno se encuentre en el otro punto del mundo, lo va a tener complicado. Lo bueno es que el resto de los digimon quieren encontrar a sus compañeros y eso que ni siquiera los conocen aún. Renamon y Blair parecen muy unidas. No te voy a mentir, me gusta más la zorra amarilla introvertida de la serie Tamers. Pero pronto me acostumbraré a esta.

Hay tantas cosas por saber. ¿Cómo se llama ese chico? ¿Por qué él es un elegido?

Devidramon es un digimon poderoso, comprendo que la mejor idea fuera huir. De todas maneras, ahora éste está suelto por la ciudad. Va a crear mucha destrucción. En cualquier momento les tocará pelear de nuevo contra él. Cuando eso ocurra, más le vale a Blair llevar a más compañeros para enfrentarle.

Esperaré el próximo capítulo.
 

El único campeón de Mortal Kombat.
Registrado
17 Nov 2010
Mensajes
5,402
Bien, me gusto el capítulo.
Pobre Blair, encima que tiene poco tiempo, les dan caza a los elegidos y todos estan en lados diferentes. Tendrán que apurarse si quieren ganar esta batalla.

salu2
 

× Little Star ×
Registrado
11 Jul 2009
Mensajes
1,416
Ubicación
México
Tercera! C: okno Dx
Asdf, una disculpa por apenas pasarme Dx Pronto seré presidenta y la escuela no tendrá exámenes (?).

¿Qué decirte?. La vuelta en la cual Blair tiene que buscar a los elegidos uno a uno y no todos se juntan le da un aire llamativo a la historia, quiero saber donde estan los demás y cuanto le costará a ella encontrarlos.

PD: :*0*: Habrá drama~!
 

Automaton
Registrado
27 Mar 2010
Mensajes
1,159
Aprovecho el adrenaline rush que tengo por terminar de ver Batman, y leí tu fic (lo que lleva, más bien) y paso a dejar un comentario.
¿Comentario? Hummmmm... ¿Qué te digo? ¿O, qué te puedo decir?

Es una historia agradable, me encantan cuando comienzan desde un punto central y no desde el comienzo. No es la típica OC "OH QUÉ ERES TÚ AH UN DIGIMON Y ESTAS PERSONAS? TAMBIÉN TIENEN DIGIMON? AH BIEN PELEEMOS CONTRA EL MALO OH MIRA GANAMOS :I".
No. Tu fic tiene una línea argumental presumiblemente compleja, y que se irá revelando poco a poco. Estaré pendiente.

Saludos ~~

PS: no hay plural para digimon xd
 

スパークル
Registrado
27 Jul 2009
Mensajes
6,866
Ubicación
México
[MENTION=1015760]Sasha el martir[/MENTION] gracias por leer, aquí esta la continuación:)
[MENTION=517717]Soncarmela[/MENTION] gracias por leer y comentar, aquí esta la continuación espero te agrade;D y ya te acostumbrarás a ésta Renamon:P
[MENTION=497372]Acero_la12[/MENTION] gracias por leer y comentar :) aquí esta el cap.
[MENTION=374652]Luis Yagami[/MENTION] bleh gracias por leer:P aquí esta el cap :D
[MENTION=396759]Kirari[/MENTION] sí, habrá drama:P hahaha aquí esta el nuevo cap se feliz :B
[MENTION=456048]Venganza[/MENTION] gracias por leer y comentar (y por decirme que no hay plural de digimon) :P hahaha aquí está el nuevo cap :D

Capítulo 2 | Momento Fuera


___Abrió los ojos desmesuradamente, mientras que su cabeza se abarrotaba de dudas y pensamientos ¿moriría en ese lugar? ¿Moriría de esa forma? ¿Moriría en manos de una criatura que jamás en su vida había visto? No entendía nada de lo que sucedía solo estaba petrificada, contra aquel muro que le había impedido seguir corriendo, un callejón sin salida. Fue inevitable que las lágrimas comenzaran a correr por sus mejillas, estaba aterrada, aquella inmensa sombra se abalanzó sobre ella y no pudo hacer más que gritar y esperar su inminente muerte, escuchó un fuerte impacto y sintió cómo era halada hacia un lado.

-¿Qué sucede? –su quebrada voz apenas pudo salir de sus labios, sintió una falta de aire intensa y cerró los ojos cuando sintió un segundo jalón que la hizo moverse.
-¡CORRE, NO HAY MUCHO TIEMPO! –una fémina voz la sacó de su trance, abrió los ojos y se encontró con la espalda de una pelirroja, quien estaba corriendo y al tenerla agarrada del brazo la hacía correr detrás.
-¿Qué es eso? –trataba de detener las lágrimas pero no lo lograba, miró por sobre su hombro a aquella entidad que la había atacado momentos atrás luchando contra un ser amarillo de 9 colas y otro más pequeño que parecía ser un dragón de un color verde/azulado.
-CORRE –le ordenó nuevamente la otra chica, cosa que hizo que regresara su atención a ella y la mirara de pies a cabeza.
-¡BLAIR A UN LADO! –la aludida miró por sobre su hombro, dejando ver sus penetrantes orbes carmín, de forma ágil cambió la dirección de su carrera jalando a la joven con ella, momentos después el digimon alado rozó sus garras por el suelo justo en el sitio donde habían estado segundos antes.
-Estúpido Devidramon, les está dando caza… -refunfuñó la chica, clavando sus ojos en el atacante.
-¿Qué es esa cosa? –nuevamente la quebrada voz se hizo presente, Blair giró sus orbes hacia ella.
-Es un digimon. –contestó de forma cortante sin soltarla del brazo, esperó un momento y la jaló poniéndola detrás de ella. –no te muevas –ordenó, Anne sintió un escalofrío recorrer su cuerpo entero al ver en la dirección a la que la otra joven lo hacía, Devidramon batía sus alas y las observaba de forma amenazante como si de comida se trataran; Kyubimon se movió velozmente y se detuvo frente a ambas, Dracomon bajó de su espalda y se colocó frente a Anne, gruñendo al digimon oscuro.
-N… n… no entiendo –un escalofrío se apoderó de su espina dorsal, dio un leve paso hacia atrás y paseó sus orbes por todos los presentes. –q… ¿Qué es todo esto?
-Silencio –Blair la miró por sobre su hombro, aquellos ojos carmín helaron más el cuerpo de la castaña.
-Blair, tendremos que hacerle frente… -Kyubimon miró a su tamer con preocupación.
-Joder… -mordió su labio inferior con molestia y sus puños comenzaban a apretarse haciendo temblar sus brazos por la fuerza a la que ella los sometía. -¿Estás bien para luchar?
-Claro –la digimon zorro la miró con severidad y luego elevó su vista hacia el digimon oscuro el cual se abalanzaba sobre el grupo.
-¡Detenlo! –la pelirroja estiró su brazo como esperando a que algo pasara, y su mirada se llenó de sorpresa al ver que nada ocurría. –Carajo, no eso también… -miró con preocupación a Kyubimon quien se lanzó sobre su atacante.
-Koenryu –musitó mientras atacaba impactando fuertemente a Devidramon, un rugido de guerra provino del aludido, quien con un giro en el aire se volvió a lanzar sobre ambas féminas.
-¡No te dejaré lastimar a mi tamer! –el pequeño Dracomon lanzó un ataque mientras que Kyubimon se preparaba para volver a embestir a su enemigo.
-T... ¿Tamer? –Anne miraba sorprendida la escena, no entendía nada de lo que sucedía, pero lo ocurrido la hacía confiar de alguna forma en quienes habían llegado a su rescate.
-¡Vamos Kyubimon! –alentó la de orbes carmín a su digimon, quién a velocidad impresionante se volvió a lanzar sobre el otro digimon, el cual mostró sus fauces de forma amenazante.
-Demonios… no tenemos suficiente tiempo –Blair elevó su vista al cielo, viendo las estrellas, la luna. El primer día estaba llegando a su fin y eso le preocupaba demasiado, apretó sus puños nuevamente.
-¿Tiempo? –Anne parecía un tanto más calmada, la situación comenzaba a tranquilizarse con Kyubimon y Dracomon neutralizando al enemigo, el cual, sin más emprendió el vuelo alejándose del lugar.
-Hay que apurarnos, puede estar en busca del que sigue… -la digimon zorro regresó a su forma rookie y miró a su tamer con preocupación.
-¿Al que sigue? –la castaña seguía lanzando preguntas, esperando saber más pero, literalmente, estaba siendo ignorada de forma olímpica.


-Toma… -el digimon dragón extendió sus garras, sosteniendo un aparato parecido a un celular, de color gris con detalles verdosos, parecidos al color de su piel. –É… esto te pertenece –el pequeño se sonrojó un poco al decir aquello.
-Pueden explicarme ¿qué es todo esto? –miró con suma duda a la criatura que le extendía aquel aparato, no sabía si debía tomarlo o solo debía salir corriendo del lugar, ¿acaso estaba soñando? En un acto que confundió al grupo se pellizcó su propia mejilla, buscando despertar de un sueño en el que creía que estaba, cosa que no funcionó. Repitió la acción un par de veces y parpadeó el doble, viendo la misma escena cada vez que volvía a abrir sus ojos, un pequeño dragón alcanzándole lo que parecía ser un celular, una chica pelirroja con aspecto frío y mirada penetrante, y finalmente un tipo de zorra amarilla que permanecía con los brazos cruzados localizada a un lado de la fémina ya mencionada.

-Estás despierta si es lo que estás dudando… -Blair alzó la voz llamando la atención de Anne. –Andando, tenemos que movernos.
-Pero ¿qué sucede? ¿Por qué yo? –su voz se entre cortó de nuevo, y la pelirroja pudo ver en los orbes de la castaña que su cabeza estaba trabajando velozmente tratando de formular una pregunta más concreta.
-Mira, yo tampoco sé por qué tu eres parte de esto, solo sé que lo eres y que debes venir con nosotros. –Pausó un momento y soltó un suspiro analizando levemente la mirada de confusión de la chica. –Supongo, que con el tiempo descubriremos por qué fuiste elegida… ¿O quieres quedarte con la duda toda la vida? –alzó una ceja, como si la estuviera retando sutilmente, inmediatamente Anne endureció la mirada y arrebató el aparato que Dracomon le estaba entregando, éste último sonrió tenuemente al ver aquella acción mientras que Blair sonrió por lo bajo.
-Es hora de irnos –Renamon tocó levemente el hombro de su elegida quien solo asintió con la cabeza.
-Me llamo Dracomon –el pequeño veía hacia arriba para poder divisar el rostro de la castaña, Anne sonrió y lo acarició, justo en ese momento el digivice brilló de una forma intensa.
-Uhh.. Soy Anne –algo confundida mencionó su nombre clavando sus orbes en aquel aparato.
-Vamos entonces… el tiempo se agota –la voz provino de la pelirroja quien se giró hacia Renamon y comenzó a caminar, Anne, aún con mil dudas asintió y la siguió a sabiendas de que en algún momento se despejarían todas esas inquietudes. Dracomon caminaba a su lado, notablemente feliz y animado, platicándole distintas cosas del digimundo, sobre su hogar, sobre lo que eran, todo lo que le intrigaba a la chica sobre ese extraño mundo era respondido por el dragón.

___El camino terminó y llegaron a un tipo de edificio abandonado en algún lugar remoto de la ciudad, donde se encontraron con otro chico que platicaba con algo que parecía un perro y separados en un pequeño grupo formado por 3 digimon otra plática se llevaba a cabo, Anne a penas pudo escuchar algunos de los comentarios… “¿cómo será mi tamer? ¿Cuándo lo conoceré? Espero que sea gracioso. A mí me gustaría que fuera una chica. Yo prefiero a un chico.” Sonrió levemente, por algún motivo aquellos comentarios le causaron ternura.
-Permanezcan aquí, el chico de allá se llama Yusuke, nosotras volvemos enseguida… -Blair se notaba un tanto preocupada y la castaña pudo notarlo pero se limitó a permanecer en silencio y mirar cómo Renamon y aquella chica salían del lugar; regresó sus orbes a aquel muchacho castaño de ojos verdes, suponía que su edad no era mayor a los 17 años, ella apenas tenía 15. Dudó un momento, no sabía si acercarse o permanecer en donde se encontraba, cuando de pronto sintió un leve jalón en su blusa, bajó la mirada y se encontró de nuevo con aquel simpático dragón.
-Vamos, debes conocer a tu compañero –sonrió al decir aquello y aún sosteniéndola de la blusa comenzó a caminar, haciendo que la chica se moviera. En cuestión de minutos ya se habían reunido todos los digimon alrededor de ambos humanos, quienes les resolvían dudas de su mundo así como los digimon hacían lo mismo por ellos.


-Blair, ¿Te sientes bien? –Renamon la sostuvo por los hombros al ver cómo la chica se tambaleaba un poco.
-Fue un mareo, es todo… -Puso una de sus manos sobre su rostro, cubriéndose uno de sus ojos, cerró ambos por un momento tratando de mantenerse en pie mientras que su digimon la seguía sosteniendo por los hombros. –Qué raro… -agitó un poco su cabeza, en un intento por reaccionar. Abrió ambos ojos y quitó la mano de su rostro. –Renamon, se me está acabando el tiempo… Nos quedan dos días, y faltan 3 de ellos… quien sabe si estén aquí, ¿qué haremos si están al otro lado del mundo? Con 2 días no lograremos encontrarlos… -respiró profundamente, como resignada y luego soltó el aire que había introducido en sus pulmones. Giró sus orbes hacia su digimon quien notó inmediatamente la preocupación que la chica sentía. –Renamon… quiero que sepas que…
-Cállate –le interrumpió la aludida, fulminándola con la mirada. –No te atrevas a despedirte de mí, no vas a morir, no voy a dejar que eso pase… -la siguió mirando de esa forma molesta que a la vez transmitía su preocupación y miedo, estaba aterrada, no quería perderla, ese tiempo que había estado alejada simplemente no había sabido que hacer, tras tantos años con ella, definitivamente no podía permitir que algo le pasara.

___Miró a la pelirroja fijamente a los ojos y se sorprendió al ver un fino hilo de líquido deslizándose por su rostro, no era normal que se quebrara tan fácil, definitivamente no era algo característico de ella, siempre había sido dura cual piedra y fría como si de un témpano de hielo se tratase; pero ahora, ahora parecía más humana que nunca, frágil, con miedo, preocupada, quebrada. La haló hacia ella y la abrazó en señal de protección, haciéndole saber por medio de ese abrazo que estaría para ella siempre como lo había estado los últimos años, éste caso no sería la excepción.
-No tengas miedo, lo vamos a lograr… Te voy a sacar de allí con vida… -más que un consuelo eso fue una promesa, una promesa que estaba decidida a cumplir. Se alejó de la chica quien se secó las lágrimas con ambas manos, estaba por formular una palabra cuando de nueva cuenta se tambaleó. Renamon alcanzó a sostenerla en el momento que la chica perdió el conocimiento, la digimon se quedó perpleja. –Blair… ¿Blair? –la movió levemente, sin recibir respuesta alguna. -¿Blair? –siguió llamando sin éxito, el digivice de la pelirroja comenzó a emitir un tenue pitido, la digimon lo miró con duda. Justo frente a sus ojos un holograma apareció, saliendo de aquella pantalla, el terror invadió de nuevo su ser al ver aquel número holográfico de color rojo. Abrazó con más fuerza a la chica sin separar sus ojos de aquella cantidad.

2
 
Arriba Pie