Evento The Twentiest! || Light, Monodramon & Lunamon

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Maka.

¡Wubba lubba dub dub!|| Lord of Shipping
Moderador
Registrado
29 Mar 2009
Mensajes
4,683
Ubicación
Wonderland
Offline
"The Twentiest!
- NPC involucrado: ??? [Zubamon]
- Lugar donde debe ser tomada: -
- Sinopsis: Caminando por File City en un día soleado, Tamer y compañero se topan con una pequeña multitud en una de las plazas. Tal parece que un dúo de Digimon, Agumon y Betamon, han estado teniendo batallas dobles en el lugar, ganándose una buena reputación a medida que acumulan victorias ante retadores para llegar a la #20. Al acercarse a curiosear descubren a un Digimon que quiere afrontar el reto, sin embargo no cuenta con un compañero de equipo para la batalla. Se trata de un Digimon de brillante armadura dorada, capa blanca y cuya información no sale en los analizadores, lo que despierta la curiosidad del Tamer. ¿Por qué no ser el compañero que busca?
- Escenario: File City
- Objetivos:
  • Hacer equipo con ??? (Zubamon)
  • Enfrentar a Agumon y Betamon en combate.
- Notas:
  • El combate se llevará a cabo entre Agumon y Betamon vs Zubamon y el Digimon compañero, simultáneamente.
  • Ni el Tamer ni el compañero conocen al Digimon (que se presentará como Zubamon). Su información tampoco puede ser verificada en el DigiWindow o el analizador del D-Arc
  • En la batalla el Tamer no puede evolucionar a su compañero o usar Cartas/Digisoul/DigiMemories. Solamente darle indicaciones
  • Tanto Agumon como Betamon tienen bastante fuerza como Childs y son expertos en el trabajo en equipo
- Recompensa:
Completación: DigiMemory: Agumon [Baby Flame] & Betamon [Dengeki Biririn]. Acceso a Road to Twenty! II

Mínimo de Post: 3 [Al menos 2 de combate] || 600 palabras c/u
Plazo: 7 Días
Tamer:
Light, Monodramon & Lunamon
Digivice:D-pet
Claire. Claire.
Puedes comenzar <3
 

Claire.

Lightning
Offline
Era cerca de las diez ese día en File City y el sol se hacía sentir de modo cálido sobre la ciudad esa mañana. Light, Monodramon y Lunamon iban saliendo del HQ de Ávalon para dirigirse al cuartel principal de DS, hacía unos pocos días algo muy extraño había ocurrido: una rouge guild suplantó el lugar de algunos miembros de Ávalon al hacer un trabajo en Bettle Land y causaron destrozos además de que asesinaron a un Kabuterimon inocente en el proceso. Los vándalos dejaron muy mala impresión de Ávalon en general y específicamente de dos de los miembros -Light e Isabelle-: dos chicas “idénticas” según los testigos que tuvieron contacto con ellas, se presentaron como las originales, actuaron de modo grosero con más de uno y perpetraron la muerte del insecto de modo cruel, robando incluso el DigiCode del monstruo, lo cual se consideraba una actividad penada por la ley. Por supuesto, Light no tardó en volcar su actividad sobre el gremio de infames que había hecho tal cosa por lo que, luego de contactar con algunas personas de DS -específicamente de su amigo Hope Estheim, miembro destacado de Digital Security- parecía que ya tenían algo de información, así que ahora se dirigía allá para comenzar la búsqueda.

Fue cuando iban atravesando la plaza principal de la ciudad que el trío se consiguió con una muchedumbre congregada en un círculo haciendo mucho ruido y alboroto, llamando la atención de los dos Child que acompañaban a la pelirrosa.

¿Qué estará pasando? ―preguntó Lunamon, que esta vez iba en la cabeza de Monodramon. Light también sintió algo de curiosidad, normalmente no eran cosas buenas cuando había mucha gente reunida y haciendo semejante alboroto.

¿Vamos a ver? ―quiso saber el moradito girándose para ver a la humana y esta asintió.

Sí, podría tratarse de problemas ―respondió ella y caminaron hasta allá, consiguiendo que el tumulto de personas no los dejaban acercarse lo suficiente para ver qué sucedía. La americana entonces miró a sus costados y, al ver que un dúo de chicos la observaba y murmuraban algo, les habló.

¿Alguno de ustedes sabe qué está pasando ahí adelante? ―cuestionó y el par dio un respingo, la reacción le confirmó a Light que probablemente la conocían o habían escuchado de ella antes, un hecho que se estaba haciendo muy común para ellos últimamente.

― ¡
Oh! Se trata de un par de Digimon que están aquí desde esta mañana retando a cualquier otro, con Tamer o sin Tamer, para pelear en un dos contra dos ―informó haciendo que la chica alzara la ceja y el par de Child que la acompañaban sintiera curiosidad.

¿Qué clase de Digimon son? ―quiso saber Monodramon y dio un brinquito entusiasmado acercándose al que hablaba, provocando que Lunamon brincara también y cayera al suelo de pie.

Un Agumon y un Betamon ―el humano sonrió mirándolo abajo―. Según dicen, ya han peleado 19 batallas y ahora están buscando oponentes para obtener la victoria número 20. Pero ya nadie quiere hacerles frente ―al púrpura le brillaron los ojos y rápido miró a Light.

¿Puedo? ¡¿Puedo?! ―rogó y la chica parpadeó mientras Lunamon se agarraba de la pierna de la chica sin decir nada. Claire lo dudó un instante, se supone que iban a hacer otra cosa, pero antes de que contestara algo, un pequeño Digimon pasó por en medio de ellos rápidamente llamando la atención de todos.

¡Yo pelearé con ustedes! ―lo único que vieron fue que tenía una capa blanca, pero se hizo espacio por entre la gente a la fuerza y llegó adelante. Monodramon sonrió anchamente y lo siguió sin esperar que la humana dijera algo y ella no pudo hacer más que seguirlo, despidiéndose rápido de los jóvenes con los que hablaban.

Fue cuando atravesó el espacio creado por el Child anterior que pudo ver al Betamon y al Agumon del que les habían hablado, pero su atención se centró en el de la capa: jamás había visto un Child así, pero parecía muy dispuesto a batallar. Monodramon ni siquiera preguntó nada antes de posarse al lado del child dorado y encarar a los otros dos rivales, quienes se miraron entre ellos y sonrieron.





Maka. Maka Evans pase por aquí también (?) lel
 

Claire.

Lightning
Offline
Un par de minutos después, la pelea de dos contra dos en la plaza de File ya había dado inicio. Lo cierto fue que el Digimon dorado no dio chance a siquiera esperar que los contrarios aceptaran o no el reto y tampoco se detuvo a preguntarle al moradito a su lado quién era y por qué lo ayudaba, sino que solo se abalanzó contra el anfibio rival gritando una frase en ingles que Light entendió muy bien: “I am the twentiest”.

El Betamon retador no se quedó atrás y, al ver que era atacado a traición, afincó sus cuatro aletas contra el suelo y saltó hacia atrás, aprovechando la altura que había ganado en el salto para usar el Cutter Fin y hacer que la filosa aleta en su lomo saliera disparada hacia adelante, como un boomerang, al vistoso Digimon. Este vio con atención el movimiento desde el aire y, haciendo una hábil pirueta en el suelo, se echó a un lado y corrió adelante bajando un poco la cabeza y haciendo que la filosa cuchilla que llevaba en su propia cabeza brillara con el sol.

La muchedumbre alrededor no tardó en aplaudir, silbar y gritar emocionados, desde hacía un buen rato Agumon y Betamon esperaban contrincantes y el dúo que se presentaba ahora prometía dar un espectáculo. De hecho, los espectadores no sabían dónde fijar su atención, más de uno conocía a aquel Monodramon y las etapas evolutivas que podía alcanzar, pero aquel extraño Digimon de capa blanca que había aparecido misteriosamente daba indicios de estar en muy buena forma.

Parece ser muy fuerte ―dijo Lunamon desde el hombro de Light mirando con atención al dorado, pero la fémina tenía sus orbes puestos sobre el combate que libraba Monodramon con Agumon. Justo en ese instante el reptil naranja había lanzado una Baby Flame al dragón y este la recibió con sus mismísimas garras, haciendo que la bola de fuego se desvaneciera en el aire, pero sin evitar recibir algunas quemaduras por el contacto directo con el fuego, lo cual hizo a Light chasquear la lengua.

No debería recibir ataques elementales directamente ― habló desde su lugar mientras era observaba por los presentes, algunos jamás imaginaron que fuera ella y su camarada quien estuviera participando en esa clase de eventos callejeros. Aun así, un reto era un reto para el moradito y este no se dejó intimidar por el rostro mal humorado de Agumon y sus constantes burlas e insultos; de modo que, luego de correr hacía él extendiendo sus brazos y dejando en evidencia sus aletas de murciélago, Draak liberó un Shadow Wing que el saurio contuvo con una mezcla de su Mach Jab Combo y el Uppercut, logrando así detener el avance de Monodramon y que este cayera al suelo.

¡Esto no es un juego! ―gritó gruñendo y dando una patada al dragón cuando este estuvo en el suelo, ganándose las aclamaciones del público. Para Light se hizo lógica y más creíble la historia de que el par de Digimon estaban peleando desde temprano y ya habían vencido a diecinueve parejas seguidas de Digimon, sin duda su habilidad y resistencia eran admirables.

Lunamon cambió la atención de sus orbes rubí hacia la pelea que tenía Monodramon en ese momento, pero cuando lo vio levantarse entonces volvió a fijar su mirada sobre el dorado dela capa, sintiéndose muy impresionada por lo fuerte que era.

¿Qué Digimon será? ―preguntó en voz baja haciendo que Light mirara también y, por mera curiosidad, usara su Digiwindow para chequear la información, encontrando que el dispositivo desconocía al monstruo.

Alzó sus zafiros algo intrigada y vio cómo ahora Betamon permanecía estático luego de haber esquivado un par de zarpazos y haber tomado algo de distancia para que, unos segundos después, el verdecito emitiera desde su cuerpo una potente descarga eléctrica, era el Dangeki Biririn. Light abrió los ojos de par en par, ya había visto más de una vez a un Betamon en acción, el recuerdo del camarada de la líder de Nastrand´s Maze se grabó en su memoria y sabía que ese ataque podía ser muy peligroso combinado con las otras técnicas del anfibio.

¡Cuidado! ―gritó cuando vio que el de la capa no se movía de su sitio, planeaba recibir el ataque directamente.




Maka. Maka Evans jaja no mueras, que te necesito para los pases (?) ;u;
 

Claire.

Lightning
Offline
El dorado estaba confiado de que su cuerpo resistiría el ataque, debía hacerlo, pues eso representaría su victoria si lograba seguir en pie luego de recibir la descarga. Gran parte del público contuvo la respiración e incluso Agumon y Monodramon giraron para ver cómo el de la capa recibía el Dangeki Biririn del verdecito y un potente chispazo iluminaba el lugar, haciendo que los espectadores retrocedieran y que, incluso Betamon, cerraran los ojos algo encandilados por el intenso brillo que la propia técnica del anfibio generó. Todo quedó en silencio mientras la vista de cada uno de los presentes se posaba sobre el valiente Digimon, incluso Light y Lunamon quedaron paralizadas en su lugar esperando lo peor.

Pero para sorpresa de todos, la capa del dorado se movió arriba y este abrió sus grandes ojos poco a poco, fijando su retadora mirada sobre el contrario. Su cuerpo metálico despedía hilos de humo desde varios puntos y su armadura se veía algo desgastada debido al ataque, pero seguía en pie. Aquello descolocó al acuático frente a él, que abrió su boca y sus ojos en señal de sorpresa, pero de inmediato bufó para volverse a inclinar hacia adelante y gruñir con molestia. Light acomodó su cuerpo en su lugar y devolvió el pie que había lanzado hacia adelante atrás.

Es… demasiado fuerte ―musitó perpleja, igual que todos lo que observaban. Pero aquello no acababa ahí, pues entonces el dorado abrió la boca y murmuró:

I… am… the twentiest! ―exclamó a voz en cuello y volvió a correr hacia adelante haciendo que Betamon retrocediera momentáneamente, pero de inmediato se recompuso y, golpeado sobre el suelo con su aleta, provoco que la superficie se abriera por donde pasaba el dorado y un torrente de agua caliente fuera expulsado hacia arriba para intentar detenerle el paso. Al ver que no lo lograba Betamon saltó arriba y gritó a su compañero de peleas.

¡Es hora Agumon! ―el reptil asintió deprisa y corrió a donde él, dejando a Monodramon solo, que rápidamente se levantó del suelo y lo siguió.

¡Tú peleas conmigo! ―reclamó Draak preparando en su boca un par de flechas de energía oscura que salieron disparadas hacia el saurio naranja. Betamon cayó al suelo y entonces lanzó de nuevo la aleta de su cabeza, pero el de la capa lo esquivó con total gracia y siguió su camino a él.

¡Es tu fin! ―gritó el valiente viendo por el rabillo del ojo que Agumon se acercaba y una sonrisa se divisó en la comisura de sus labios―. Te tengo ―se dijo a sí mismo. Ya tenía rato viéndolos pelear, sabía que el dúo de child era bueno para trabajar en equipo y normalmente se usaban como “carnada” para distraer a uno de los oponentes mientras concentraban sus ataques simultáneos en uno solo.

La distancia entre ellos se fue haciendo más cercana y el de capa no se detuvo, cuando vio que Agumon abría las fauces para expulsar las bolas de fuego, entonces el dorado dio un salto que Betamon interpretó que iría contra él. Fue el primer error. El Digimon “arma” hizo una pirueta en el aire y cayó detrás de Agumon, consciente de que Monodramon venia acosando al reptil el Digimon saltó de nuevo dejándole el camino libre al moradito y dando una orden.

¡Rápido, ataca a Betamon! ―Monodramon apenas escuchó el pedido, pero tenía al anfibio justo en frente a unos metros de él y no podáis desaprovechar aquella cercanía; de modo que abrió las fauces grandemente y propinó un doloroso Crack Bite al verdecito, el cual se revolvió en su lugar intentando quitárselo de encima, pero siendo inútil.



Maka. Maka Evans un pase más, por favor~
 

Claire.

Lightning
Offline
Agumon apenas se dio la vuelta para ver que su compañero era atacado cuando sintió un peso cernirse sobre su espalda desde arriba y de modo violento, echándolo contra el suelo con fuerza y dejándolo aturdido. El de capa no dudó ni un instante para usar sus garras y propinarle un par de zarpazos y, a continuación, realizar un certero corte ascendente con la filosa hoja que nacía desde su frente justo en las costillas del otro, haciendo que el reptil emitiera un grito de dolor y se revolviera en su sitio.

Uno menos ―declaró el de brillante armadura y entonces miró deprisa a Monodramon. La mordida del dragón había hecho su efecto de inmediato y ahora el acuático tenía problemas para mover sus extremidades del lado derecho, pues el Crack Bite afectaba los datos directamente y detenía el movimiento, de modo que ahora este tenía ventaja.

¡Estás acabado! ―gritó el Digimon y alzó sus garras para propinar un golpe directo sobre la frente de Betamon, haciendo que este fuera empujado hacia atrás y cayera sobre el suelo, tembloroso y con las fuerza demasiado menguadas como para moverse.

El lugar quedó en silencio ante semejante despliegue de técnicas de parte de los combatientes en tan poco tiempo y fue repentinamente que uno de los humanos que observaba se escuchó:

¡Agumon y Betamon fueron vencidos! ―gritó con júbilo e inmediatamente toda la multitud gritó y aplaudió. Light soltó aire suavemente y sonrió levemente al ver aquello y Lunamon saltó del hombro de la chica para llegar con Monodramon emocionada. La pelirrosa rápidamente buscó a alguien que se encargara de dar atención a los derrotados de inmediato y un par de chicos se ofrecieron a ayudarlos.

¡Eso estuvo increíble! ―halagó la coneja y el dragón sonrió emocionado, entonces viró su cuerpo para ver que su “compañero” de peleas, aquel peculiar Digimon de armadura dorada y capa blanca, se acercaba a él sonriendo. Monodramon le devolvió el gesto cómplice y Lunamon rápidamente se escondió detrás del moradito, aunque se quedó allí pues también estaba interesada en conocer más de ese Digimon.

Fue una buena pelea esa, felicidades guerrero, esa mordida es mortal ―indicó el Child y Monodramon alzó una de sus garras en señal de aprobación.

Lo mismo digo: fue muy arriesgado recibir el Dangeki Biririn de Betamon directamente ―recordó―, pero fue impresionante que aun después de eso permanecieras de pie y tuvieras energía para otro asalto ―él mismo había en cierta ocasión recibido aquel ataque a manos del engreído y racista Betamon camarada de la distraída de Ringo Takanabe, y recordaba bastante bien las dificultades que tuvo en el Coliseo con esas descargas eléctricas del verdecito, de modo que estaba impresionado.

―E
l ataque de Betamon era muy fuerte, pero luego de haber estado toda la mañana combatiendo en 19 peleas, estaba seguro de que su potencia no sería la indicada para hacerme ceder ―respondió con orgullo exhalando aire por la nariz.

Tanto Monodramon como Lunamon dieron un respingo y se miraron, eso sonaba totalmente lógico. Fue en ese instante que la humana de cabello rosa se acercó al trío de Child para verificar el estado de salud de su compañero, poniéndose de cuclillas para alcanzar la altura de ellos.

¿Todo bien? ―cuestionó y el moradito dio un brinco.

¿Me viste, Light? ¡¿Me viste!? ―cuestionó emocionado y la chica asintió, él estaba bien. Entonces la humana dirigió su mirada al dorado―. ¿Qué hay de ti, amigo? ―quiso saber y el de capa hizo una reverencia a la chica.

Gracias humana, por haber dejado que tu camarada luchara conmigo―alzó la vista―, estoy bien ―sonrió― y por cierto… mi nombre es Zubamon, mucho gusto.




Maka. Maka Evans sha~~ -huye(?)-
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie