Tras bambalinas

¿Cuál les gustaría como desenlace final?

  • Anthony gana y conserva a las Siervas de Xerneas.

    Votos: 0 0.0%
  • Palermo huye a otra región

    Votos: 0 0.0%
  • Palermo huye a otra región con sus siervas principales (Serena, Aria, Isabelle)

    Votos: 0 0.0%

  • Total de votantes
    5
  • Encuesta cerrada .

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
636
Buenos días lectores el equipo conformado por BlackCygnus y Sombrero loco traen un nuevo episodio de la serie tras bambalinas. Esperando sea de su agrado sin mas les deseo una feliz lectura.

(Valga la redundancia, amourshipers abstenerse de esta historia)

(Contenido lemon fuerte leer bajo criterio propio)


Capítulo 7. Previo al Gran Festival: Entre reporteras y policías.


En uno de los camarotes del lujoso ferry S.S. Marea con destino a Ciudad Slateport se puede observar como 2 hermosas chicas acarician con devoción y suavidad el excitado pene del chico que se encontraba desnudo en medio de ellas.

—Te gusta como lo hacemos, mi amor —pregunto Serena con cariño, la chica estaba usando un insinuante conjunto de lencería compuesto de un sujetador y una tanga de encaje color morado con bordes negras y unas medias del mismo color, mientras su mano recorría todo lo largo del pene de su novio.

— Es muy grande Amo ¡No se como es que entra dentro de mi! ¡Pero me encanta! —exclamo Shauna, usando el mismo sexy atuendo que Serena pero en color rosa, mientras tomaba el glande del chico con cuidado.



— Son muy buenas hermosas, e imagino que ya saben que hacer ahora ¿No? —ellas asintieron antes de ponerse de rodillas, dejando al descubierto sus deliciosos traseros apenas cubiertos por sus prendas íntimas, y comenzaron con el tratamiento.

Acercando sus rostros al miembro del chico y sacando sus lenguas de manera sugestiva para comenzar a lamerlo con pasión, disfrutando del sabor y alternandose para darle una atención completa al chico, ambas querían darle toda la satisfacción posible a su Amo y después de unos placenteros minutos obtuvieron su recompensa al recibir el semen de Anthony en sus rostros, dejándolas con una gran sonrisa de satisfacción antes de limpiar la cara de la otra hasta que todo rastro de la esencia del chico desapareció de sus cuerpos.

—Lamento ser yo el que interrumpa la diversión, pero dentro de poco tiempo llegaremos a Slateport así que hay que alistarnos —comento un tanto desilusionado, era claro que ninguno de los 3 quería parar por su propiavoluntad, pero el chico tenía razón.

De esa manera los 3 días que duró el viaje en ferry de Ciudad Licovely a Ciudad Slateport llegaron a su fin y sin duda fueron los dias más placenteros en la vida de Anthony, y como no iban serlo si el chico tenía a 2 hermosas chicas como sus obedientes esclavas, totalmente dispuestas a hacer realidad todos y cada uno de sus deseos.

Una hora después finalmente arribaron a su destino: Ciudad Slateport, en donde las chicas participarían en el Gran Festival que se llevaría a cabo en unos pocos días. Ellas se hospedarían en el hotel destinado para los participantes del evento y aunque podía quedarse con cualquiera de las 2, Anthony decidió buscar otro alojamiento en la ciudad, lo cual fue un poco complicado ya que el Centro Pokémon ya estaba abarrotado por los espectadores que venían de todo Hoenn para presenciar el evento, pero pudo alquilar una pequeña pero acogedora casa.

La principal razón para que el pelinegro tomara esa inesperada decisión era porque necesitaba tiempo para pensar muy bien en cual seria su siguiente movimiento, por más que lo quisiera ya no podía darse el lujo de pasarse todos los días teniendo sexo con las chicas, un mes, sólo disponía de un mes para encontrar la manera de vencer a Palermo y evitar que su amada Serena se convirtiera en un juguete más de la productora; Ademas de que mantener un poco de distancia con Serena y Shauna parecía ser la mejor forma que ambas pudieran dar su máximo desempeño en lacompetencia, y le evitaba el riesgo de levantar sospechas, ya que en un evento como el Gran Festival nunca sabes quién podría estar mirando.

A pesar de todo durante cada día se tomaba un tiempo libre para ver a Serena entrenar, y algunas veces visitaba a Shauna también, en esos días sus contactos físicos con las chicas se reducían a algunos halagos ypalabras de aliento para ambas ybesos cortos y castos con su novia.

Pero lo que Anthony no sabía es que el no era el único en aquella ciudad que investigaba a Palermo, la oficial Jenny de Ciudad Mauville se encontraba Slateport haciendo una importante investigación y siguiendo a su instinto la oficial creía que durante el Gran Festival podía encontrar alguna pista.

Un día antes del inicio de tan importante evento y después de que Serena le suplicara al chico tener un cita, los novios estaban almorzando tranquilamente en un pequeño restaurante cuando una mujer desconocida se acercó a la chica de Kalos.

—¡No puede ser! ¿Serena eres tu? -pregunto la desconocida, quien se trataba de un hermosa mujer de unos 25 años con el cabello castaño claro y unos expresivos ojos verdes, usaba una camisa ajustada de color negro y rojo junto con un ajustado pantalón gris, esa indumentaria resaltaba su delineada y bien formada figura y en especial ese delicioso par de pechos.

—¡Alexa, eres tu! ¿Como has estado? —respondió Serena tras levantarse de su lugar para saludar a la reportera que conoció en Kalos.

—Yo he estado bastante bien, pero y tu ¿Como has estado?, ¿Que haces aquí en Hoenn? y ¿Quien es el? —pregunto Alexa con curiosidad al ver a la chica que acompaño a Ash en Kalos en esa región y sobre todo muy bien acompañada.

—Yo he estado muy bien, gracias. Estoy aquí para participar en el Gran Festival y el es mi novio Anthony —contestó con una gran sonrisa —Déjame presentarlos, mi amor ella es Alexa, es una excelente reportera que conocí durante mi viaje por Kalos.

—Es un verdadero placer poder conocerla, señorita Alexa —comentó haciendo una ligera inclinación y tomando la mano de la reportera para besarla.

—El placer es todo mío, Anthony —contestó la reportera ligeramente sorprendida por ese saludo tan caballeroso “Ahora entiendo como es que logro que Serena se olvidara de Ash, no solo es muy guapo también es todo un caballero”.

— ¿Y que haces en Hoenn, Alexa? —preguntó Serena con interés sacando a la aludida de sus pensamientos.

—Bueno vine a Hoenn para hacer una investigación sobre los pokémon más raros de la region y también sobre la Megaevolución, debido a que Hoenn y Kalos son las únicas regiones en donde sus entrenadores son capaces de acceder a ese poder. Pero como en estos días toda la atención de la región se esta centrando en el Gran Festival decidí tomar un breve descanso y observar el evento con mis propios ojos.

—Vaya eso es muy interesante —contestó Anthony con sinceridad y aprovechando la oportunidad para admirar el cuerpo de la mujer, cosa que no paso desapercibida para Serena.

—Lo es, lo malo es que apenas llegue a la ciudad el día de hoy y ya no encontré ninguna clase de alojamiento en la ciudad, por eso tendré que acampar o dirigirme hacia Ciudad Mauville.

—Entiendo ¿Y que te parece la idea de quedarte con nosotros? —preguntó Serena con inocencia causando sorpresa en los presentes —Como nosotros ya no encontramos lugar en el Centro Pokémon tuvimos que alquilar una pequeña casa para hospedarnos en lo que dura el evento —aclaro mientras le sonreía a Anthony, que de inmediato entendió lo que su novia pretendía.

—¿Están seguros de que no sera ninguna molestia chicos? —preguntó la reportera ilusionada por la idea de no tener que acampar, pero a su vez estaba un poco incómoda por la idea de interrumpir algo entre la pareja.

—Por supuesto que no, cualquier amigo de Serena es amigo mío y si a mi hermosa miel no le molesta yo no tengo ningún inconveniente —respondió el pelinegro con una sonrisa que irradiaba confianza.

—Esta bien chicos, acepto su oferta —contesto la reportera de Kalos tras meditarlo por algunos momentos

Después de salir del restaurante y que Anthony se ofreciera a llevar el equipaje de Alexa, los chicos se dirigieron a la vivienda para dejar las pertenencias de su invitada y salir a disfrutar de las atracciones previas a la inauguración del máximo Concurso Pokémon, en ese tiempo los 3 hablaron sobre sus diferentes experiencias, creando un clima de confianza en el grupo.

—Oigan ¿Puedo alcanzarlos en la casa? Es que me gustaría hacer un último entrenamiento antes de mañana —preguntó Serena.

—Adelante, mi amor, te esperaremos allá —comento Anthony acercándose para abrazar y besar a su novia.

—Imagino que Alexa sera tu nuevo juguete ¿No, mi amor? —le susurró al oído.

-Por supuesto cariño, pero tu solo concéntrate en ganar el Gran Festival, si lo haces te prometo darte un delicioso premio que nunca olvidarás.

—Así será, mi amor —afirmo con una hermosa sonrisa de ilusión —Con esta inspiración no hay manera en la que pueda perder -contesto antes de besarlo nuevamente para cerrar el trato.

Después de esa despedida Serena se retiró a su hotel, ahora con una nueva motivación para ganar el evento, mientras tanto Anthony y Alexa se dirigían a la vivienda, cuando el chico vio un campo de batalla bastante cerca de su destino y se le ocurrió una idea para capturar a esa bella mujer.

—Oye Alexa ¿Que clase de pokémon de Hoenn te interesaría conocer?

—Bueno para mi sería un sueño hecho realidad el poder conocer a los pokémon legendarios, pero en Hoenn también hay otros pokémon muy interesantes y que no son comunes en Kalos, eso sin contar a los pokémon que pueden megaevolucionar —respondió la apasionada reportera.

-¿Y que te parece si tu y yo tenemos una batalla? —pregunto causando un poco de intriga en la reportera —No tengo ningún pokémon legendario, pero algo me dice que algunos de mis pokémon te interesaran bastante.

—Muy bien, Anthony, acepto tu desafió ¿Un 3 vs 3 está bien para ti? —acercándose a una de las esquinas del campo de batalla

—Esta bien para mi —comentó dirigiéndose a la esquina contraria y eligiendo a Milotic. La batalla duro muy poco ya que el pokémon de Anthony estaba bien entrenado y no tuvo muchas dificultades para vencer a Noivern, Gogoat y Helioptale.

—Vaya eso fue una gran sorpresa, cualquiera pensaría que un pokémon tan hermoso no sería tan fuerte —comentó con asombro mientras se acercaba al tipo Agua.

—Lo sé, pero las apariencias suelen ser muy engañosas, por cierto ¿Te gustaría estudiar a Milotic? Imagino que no es una especie muy común en Kalos —comentó mientras acariciaba el lomo de su pokémon, quién volteó a verlo y supo lo que tenía que hacer.

—Tienes razón, Milotic es uno de los pokémon más hermosos que hay y lamentablemente no existe en Kalos, así que no puedo perder esta oportunidad —Alexa estaba por sacar su cámara cuando el pokémon comenzó a acariciar a la chica con su rostro y lamer afectuosamente sus mejillas.

—En verdad lo siento, creo que olvide decirte que el siempre hace eso cuando nos encontramos con una chica hermosa —se disculpó fingiendo pena.

—No hay ningún problema, en realidad es bastante... lindo... —comentó la reportera antes de mirar de frente los ojos del pokémon, los cuales eran rojos y brillantes en lugar de su usual color negro. —An-Anthony ¿Q-que sucede? —intento preguntar mientras su conciencia iba perdiéndose en la profunda e hipnótica mirada del tipo Agua, fue después de algunos minutos que la mente de Alexa quedo totalmente en blanco y lista para ser controlada.

—¿Puedes escucharme Alexa? —pregunto con seriedad.

—Sí... —respondió la hipnotizada mujer con una voz monótona

—Muy bien, escucha con mucha atención. Desde ahora yo soy tu Amo y tu eres una obediente y sensual chica que sólo quiere hacer todo lo yo diga. Repitelo, por favor.

—Tu eres mi Amo, y yo soy una obediente y sensual chica que sólo quiere hacer todo lo me digas...

—Gracias por tu trabajo amigo, lo hiciste excelente —se dirigió a su pokémon antes de regresarlo a su pokebola —Muy bien, vayamos a casa —ordenó a la hipnotizada mujer, quién no respondió con palabras y se limito a seguir las instrucciones que se le dieron.

Rápidamente llegaron a su destino y una vez en la sala, Anthony se disponía a convertirla en su esclava y disfrutar de un hermoso espectáculo, fue cuando alguien tocó la puerta. Maldiciendo internamente a quién fuera el que se atreviera a interrumpir su diversión, el pelinegro no tuvo más remedio que ir a abrir la puerta y cuando vio que la persona que tocaba era la oficial Jenny, el joven se quedo de piedra.

—Muy buenas noches oficial ¿Que se le ofrece? —pregunto con calma.

—Buenas noches joven ¿Podría permitirme hablar un momento con la mujer que venía con usted? —dijo la oficial con un tono que no era de pregunta, entrando a la casa sin que la invitaran a hacerlo y dirigiéndose a la sala.

"Maldición, debe de haberme visto cuando hipnotice a Alexa, entonces no tengo otra opcion más que someterla a ella también" pensó mientras con mucho cuidado presionaba una de sus pokebolas, de la cual salió un especie de gas que una vez que toco el suelo forma la figura de un Gengar —Sígueme y no dejes que te vean —indicó en un susurro casi inaudible, que el tipo Fantasma entendió, antes de dirigirse a la sala en donde ya se encontraba la oficial, quién no tardo en darse cuenta de que Alexa estaba hipnotizada y volteo a verlo con furia.

—¿Imagino que sabes que usar las habilidades de tus pokémon en contra de una persona es un grave delito, no?

—Supongo que sí ¿Aunque no veo el problema si ella estuvo de acuerdo en que lo hiciera? Además si no mal recuerdo primero se necesita de una orden antes de entrar en propiedad privada —respondió de manera desafiante.

—No quieras pasarte de listo conmigo chico. Aunque el estado en que se encuentra ella es muy conveniente para ti, ahora podrías decirle que ella es la croupier de algún casino y lo creería —respondió Jenny molesta por el tono y la respuesta del chico

"¿Porque menciono eso? Algo me dice que esta oficial sabe algo que yo no, entonces no tengo otra opción más que hipnotizarla y hacer que me diga"pensó —¿Y dígame a donde quiere llegar Oficial Jenny?

—Primero quiero que saques a esa chica de su trance, si ella me dice que te pidió hipnotizarla entonces me iré y te daré una sincera disculpa por interrumpirlos, pero si ese no es el caso entonces tendrás queacompañarme a la comisaria.

—¿En serio? ¿Y si me niego Oficial? —preguntó en un tono burlón que para Jenny equivalio a una confesión.

—No te hagas el valiente conmigo muchacho, tu ya no tienes alternativa —respondió tratando de tomar la pokebola de su cinturón, pero...

—Yo no diría eso si fuera tu —comentó Anthony con tranquilidad, mientras la Oficial Jenny comenzaba a sentirse adormilada.

"¿¡Que!? ¿¡Cuando es que caí en su trampa!? ¿Acaso es psíquico?" se preguntó a si misma, intentando escapar de aquel lugar, pero su cuerpo no era capaz de moverse ni un solo milímetro, entonces vio como su sombra se expandía y lo entendió todo, aquél bribón había tenido la brillante idea de usar a un tipo fantasma.

Gengar se colocó delante de ella y comenzó a mover sus brazos y generando un tipo de ondas moradas, Jenny cerró los ojos con fuerza pero no tardó en abrirlos de nuevo, estaba cayendo bajo el influjo de la Hipnosis sin poder evitarlo.

—Escuhame muy bien Jenny —indicó con un tono firme.

—No... Déjame ir —gimió.

—Estás cayendo en un trance muy profundo.

-No... Muy... profundo... —la voz de la oficial cada vez era más débil, lo que indicaba que la hipnosis comenzaba a actuar.

—Muy bien, a partir de ahora no puedes escuchar nada a excepción de mi voz, la voz que siempre sabe que es lo mejor para tí, la voz que desde ahora obedeceras.

—Solo... Tu voz... —susurró Jenny con los ojos cerrados.

—Muy bien, comienza a desvestirte —ordenó el chico al creer la situación bajo control, ya que Jenny comenzo a obedecer la orden, pero al acercar sus manos al primer botón de su camisa se detuvo.

—¡No lo haré! ¡Sal de mi cabeza!

—Tu debes de obedecerme —ordenó ligeramente emocionado por la resistencia de la mujer, hacia bastante tiempo desde la última vez en que una de sus presas le daba algo de pelea, por lo cual tuvo que repitió la orden con mucha más firmeza.

—Obedecerte...—murmuró la policía comenzando a desabrochar su camisa dejando ver un simple sostén negro, para después quitarse el cinturón y dejar caer su falda, revelando unas bragas a juego con su sostén.

En ese momento la mujer se pareció reaccionar un poco e intentó detenerse, para ver que su cuerpo no respondía sus órdenes, y se dió la vuelta para mostrarle su trasero al chico mientras se deshacía de sus bragas, y después quitarse el sostén y dejando libres sus magníficos pechos.

—Eres un asco muchacho, acabaré contigo —dijo la mujer furiosa, quién se quedó de pie al terminar de desvestirse, tratando en vano de cubirse con sus manos.

-Abre tus piernas Jenny, imagino que debes estar excitada, muy excitada —menciono con calma

—Claro que no... Yo no... Estoy... excitada- contestó la oficial entre ligeros gemidos, abríendo sus piernas y en contra de su voluntad comenzó a masturbarse con su mano derecha y a acariciar sus pechos con la izquierda.

—Se siente muy bien ¿Verdad? Sentir como tu voluntad y tus pensamientos van desapareciendo y son sustituidos por placer —continuó diciendo el chico con una voz firme.

—No... claro que no... —murmuro, intentando resistirse pero su cuerpo la delataba, no podía dejar de masturbarse y la expresión de su rostro estaba cambiando de la furia al placer.

Anthony por su parte no le quitaba la mirada de encima a su presa hasta que decidió terminar de una vez, agachandose lo necesario para sacar un vibrador de su mochila y mostrarselo a Jenny.

—Debo de felicitarla oficial, en toda mi carrera es la primera vez que tengo que recurrir a esto, normalmente mis encantos suelen ser suficientes para someter a cualquier mujer —dijo antes de encender el aparato, ponerlo a una intensidad media y pasarlo por el abdomen de la mujer hasta llegar a su coño, quién al instante soltó un gran gemido de placer.

—Ya no puedes engañarme Jenny, es obvio que estás muy cerca de llegar al orgasmo, pero no podrás correrte hasta que que aceptes mis condiciones —declaro alegremente mientras un pensamiento de pánico se apoderó de la oficial, quién muy a su pesar ya había aceptado que su cuerpo haría lo que el chico deseara ignorando su voluntad.

—Te veo muy ansiosa, y parece que eres una mujer muy sensible. Dime Jenny ¿Cuanto ha pasado desde la última vez que alguien te llevo al orgasmo? ¿Una o dos semanas, tal vez un mes? —preguntó de forma burlona.

—¡¡¡3 AÑOS, INFELIZ!!! —grito la mujer, quién al darse cuenta de lo que dijo puso los ojos en blanco y se cubrió la boca con la mano que masajeaba sus pechos. Al principio el pelinegro creyó que a Jenny aún le quedaba la suficiente voluntad para intentar burlarse de el, pero el ver su reacción comprendió que la oficial no sólo no le mentía, la había hecho admitir algo muy íntimo.

Aunque esa declaración en verdad lo dejo muy sorprendido, para nadie era un secreto que las oficiales Jenny y las enfermeras Joy eran parte de la mayor parte de las fantasías sexuales de los hombres y sería natural pensar que ellas tenían sexo con quien quisieran y cuando quisieran.

— ¿Quien lo hubiera imaginado? Debe de ser muy triste vivir durante 3 años sin experimentar el máximo placer ¿No, Jenny? Pero soy una persona muy generosa, si abandonas tu inútil resistencia y te sometes a mis órdenes te daré el orgasmo que tanto has anhelado.

—No... ¡¡¡NO LO HARÉ!!!... —grito con toda la voluntad que aún le quedaba.

—Jenny, ya debiste haberte dado cuenta, tu ya estás totalmente bajo mi control y resistirte sólo te hará sufrir —siguió hablando mientras le tendía el vibrador, la mujer aún trataba de resistirse, pero al ver el juguete, su cuerpo no reaccionó por si solo y lo tomo para masajear su coño, cada vez más rápido.

—Ya sabes que hacer si quieres llegar a tu clímax, debes ser obediente, sumisa y dócil — insistió, pero la testaruda mujer seguía resistiendose.

—Puedo ver a través de ti Jenny, en el fondo tu deseas ser la esclava perfecta y lo sabes, deseas ya no tener voluntad ni pensamientos propios, sabes que obedecer mis órdenes te dará mucho placer. Los 2 sabemos que estás muy cerca del orgasmo, pero no podrás correrte hasta que dejes de resistirte.

—No... Por favor...¡Necesito correrme! —suplicó la Oficial el placer contenido que sentía se estaba convirtiendo en la más dulce y efectiva tortura.

—¿Quieres correrte?

—Sí... Sí quiero... ¡NECESITO... CORRERME!- exclamó la mujer, cada segundo que pasaba era más insoportable que el anterior, y cada vez le era más difícil controlar su excitación.

—Sí quieres correrte ya sabes lo que tienes que hacer, tienes que convertirte en mi sexy y leal esclava —insistió —Y te aconsejo que decidas rápido ya que empiezo a aburrirme.

Jenny no podía dejar de masturbarse y comenzaba a admitir que tampoco quería hacerlo, había una sola cosa que la mujer que hacer y esa era correrse —Y-yo... ¡LO HARÉ!—exclamó la excitada oficial, el último atisbo de su resistencia había desaparecido por completo —ES... DEMASIADO... POR... FAVOR... DÉJAME... CORRERME... ¡¡¡HARÉ... LO... QUE... SEA!!!

—Muy bien, tomaste una sabía decisión ¡Córrete ahora! —ordenó Anthony con calma mientras la mujer llegaba al mayor orgasmo de su vida y en ese momento lo entendió, aquél chico tenía razón ella debía convertirse en una persona fiel y sumisa, tenía que obedecerlo en todo. En realidad era algo que ella misma deseaba, pero era demasiado terca y estúpida para aceptarlo.

Al recuperarse del placentero esfuerzo realizado, Jenny abrió sus ojos, los cuales ahora brillaban de la lujuria y la emoción además de una provocativa sonrisa adornaba su rostro. Gracias a aquel atractivo muchacho finalmente había encontrado un nuevo propósito, su verdadero propósito.

—Amo —soltó Jenny al ver al chico frente a ella, la alegría que sentía de estar desnuda en su presencia era indescriptible.

—Veo que finalmente estás lista para comenzar tu entrenamiento ¿No, esclava Jenny?

—¡Sí, Amo, lo estoy! ¡¡¡POR FAVOR ENTRENEME!!! —suplico con emoción.

Anthony sonrió antes de sentarse tranquilamente en el sillón y lanzó uno de los cojines al suelo —Imagino que ya sabes que hacer.

Al oír la orden Jenny de inmediato se puso de rodillas sobre el cojín y comenzó a desabrochar el pantalón del chico para dejar su pene en libertad y comenzar a lamerlo con devoción, la lengua de la oficial recorría el miembro de su Amo con pasión y delicadeza, pasando por cada rincón y disfrutando el sabor, al poco tiempo empezó a succionarlo con fuerza y mirando al chico a los ojos, pero antes de llegar al orgasmo el la detuvo.

—Espera, antes de esto quiero que me escuches muy bien.

—Sí, Amo —ella se sorprendió cuando el chico le pidió detenerse, lo cual la hizo pensar que tal vez estaba haciendo la felación de manera incorrecta.

—Primero necesito saber ¿Si entiendes cual es tu verdadero propósito?

—A la perfección, yo solo soy un fiel y obediente esclava a su servicio, Amo. Mi unico y verdadero propósito es complacerlo en todo —respondió inclinando sumisamente la cabeza.

—Muy bien, ahora quiero que despiertes pero no como la Oficial Jenny sino como tu verdadero ser —dijo el chico antes de chasquear los dedos y ella de inmediato despertó del trance alejandose sorpresivamente —¿Que estoy haciendo?.

—Dándome una mamada

—¿Una mamada? ¿Porque? —se preguntó la mujer

—Bueno es muy natural que una esclava se encargue de satisfacer a su Amo ¿No lo crees?—explico Anthony como si se tratara de lo más normal del mundo.

—Tiene razón, Amo, es muy natural —comentó Jenny con calma antes de volver a su tarea, la cual ejecutaba de mejor manera al estar totalmente consciente de lo que hacía, hasta hacer que el chico que se corriera en su boca.

—Su semen es delicioso, Amo, quiero más ¡MUCHO MÁS! —suplicó después de tomarse toda la esencia del chico y saborearla lujuriosamente.

Anthony estaba a punto de complacerla cuando recordó que Alexa aún estaba en la habitación, la preciosa castaña de tetas grandes todavía estaba en la posición en que la dejo cuando Jenny los interrumpió, de pie y esperando sus órdenes.

—Espera Jenny, aún tengo cosas importantes que hacer antes de divertirnos.

—Como ordené, mi Amo —contestó con devoción, mientras que el se quito el resto de su ropa y levantaba del sofá en dirección a donde estaba la sexy reportera de Kalos.

—¿Puedes escucharme Alexa?

—Sí, Amo —respondió con un tono monótono lo cual indicaba que el altercado con Jenny no influyo el trance hipnótico en que se encontraba.

—Muy bien, quiero que me hagas un striptease muy sexy, con cada prenda que te quites cada vez te sentirás más y más excitada ¿De acuerdo?

—Sí, Amo —contestó la joven mujer con una sonrisa para quitarse su riñonera y ponerla en un estante, antes de empezar a moverse seductoramente y pasar sus manos por encima de sus pechos y desabrochar su camisa, conforme dicha prenda se iba abriendo era posible ver la suave piel de porcelana de la reportera junto con el sexy sujetador rojo que la mujer usaba. Ahora sus brazos bajaban por su cintura y sus piernas para poder quitarse lentamente sus botas, inclinándose para que los espectadores vieran su trasero, y dejar libres sus hermosos pies descalzos. Lentamente fue levantándose y sus manos llegaron de nuevo a su cintura, ahora para quitarse su pantalón, el cual fue bajando muy lentamente, dejando que el chico apreciara sus blancas y bien torneadas piernas junto con la provocativa braga de encaje rojo que usaba.

Una vez que la atractiva reportera estuvo en ropa interior comenzó a dar vueltas a la sala caminando de puntillas, como si de una bailarina se tratara, y lentamente se deshacía de la prenda que resguardada su ardiente coño y giro un poco para que su trasero quedara totalmente a la vista, pero en lugar de tirar al suelo su prenda íntima la levantó con su mano y la hizo girar en el aire antes de arrojarla a la cara de Jenny, la excitada oficial tomo la prenda y se llevó a la nariz para aspirar su esencia, mientras que Alexa bajo nuevamente sus brazos para quitarse el sujetador y liberar sus enormes y suculentos pechos talla 100, con unas lindas aureolas rosadas y sus pezones totalmente erectos, una vez desnuda continuo moviéndo lenta y sensualmente sus caderas para excitar a los que la observaban.

—Es suficiente Alexa, ven aquí preciosa — le indicó Anthony, haciendo que la nativa de Kalos de inmediato detuviera su danza y acercara a el para fundir sus labios en un lujurioso beso en el que ambos comenzaron a recorrer el cuerpo desnudo del otro sin ningún tipo de pudor, las manos de la reportera recorrían la amplia y fuerte espalda del pelinegro, mientras que el sin ninguna vergüenza acariciaba esos preciosos melones, apenas se separaban lo suficiente para recuperar el aliento y volvían a besarse con mayor intensidad que antes.

La castaña lo empujo ligeramente haciéndolo caer en el sillón y sin dudarlo ni un segundo abrió sus piernas y se sentó sobre el chico, orientando su miembro hacia su coño, el cual gracias al baile y las caricias previas ya estaba totalmente empapado.

—¡Métemela, Amo! ¡Mete tu gran polla en mi coño y hazme tuya! —suplico Alexa con desesperación, el la tomo de la cintura y cumplió su deseo, comenzando a embestirla mientras tocaba las nalgas de la joven con sus manos y lamía las prominentes tetas de Alexa, secándola unos deliciosos y obscenos gemidos de placer a la mujer.

—¡Amo eres fantástico! Nunca me habían follado tan rico ¡TU VERGA ES PERFECTA! ¡LO HE DECIDIDO SERÉ TU ESCLAVA, UNA ESCLAVA DE TU GRAN VERGA! —grito totalmente dominada por el placer y después de unos intesos minutos ambos llegaron al orgasmo —Se... siente tan... rico, Amo. Es un... privilegio... tener su semen... en mi coño... Tengo tanta... envidia de Serena —mencionó visiblemente excitada

—Me alegro que te gustará, si eres una buena esclava y me obedeces fielmente en todo está será tu recompensa Alexa ¿De acuerdo?

—Por supuesto Amo, desde ahora soy de tu propiedad y todos tus deseos serán mis órdenes —respondió antes de besarlo nuevamente, la reportera estaba decidida a tener un segundo round, lo cual molesto a Jenny quien también quería ser penetrado por el joven y se levanto para confrontar a la chica.

—Es suficiente esclavas. Ahora quiero que se pongan de rodillas ante su Amo y me contesten con toda la verdad —ordeno con firmeza.

—Sí, Amo —contestaron ambas al unísono y de inmediato se colocaron de rodillas.

—Muy bien, antes de seguir con la diversión hay algo que quiero que me digas Jenny ¿Cuál es la razón por la que me estabas siguiendo?

—Hace algunas semanas el famoso casino de Ciudad Mauville fue cerrado por la presión de Wattson, el líder de gimnasio de la ciudad y quien dirigía la remodelación de la misma, el argumentaba que el Casino proyectaba una mala imagen de Mauville y tras muchas discusiones se aprobo su clausura, parecía que los problemas por fin habían terminado, pero pronto nos dimos cuenta de que había uno nuevo y muy grande.

—¿Y eso que tiene que ver conmigo?

—Cuando realizamos la redada final para cerrar el establecimiento me di cuenta de que el personal femenino del lugar no tenía ningún tipo de reacción, fue entonces cuando note que uno de los clientes frecuentes del casino trato de llevarse a varias de las chicas con el, pero lo más raro de todo es que no ponían ningún tipo de resistencia, al contrario lo obedecía en todo de inmediato, lo cual me pareció muy extraño, logre detener a ese hombre y hacer que todas las chicas me siguieran a la comisaría y fue ahi cuando me di cuenta de que algo andaba muy mal, ellas solo parecían responder a órdenes y al buscarlas en la base de datos no encontramos nada, por lo que solo había una conclusión: Esas chicas no eran de Hoenn.

Al poco tiempo obtuve un permiso especial para llevar a la chicas a Ciudad Modsdeep y solicitar una reunión con Tate y Liza, los líderes de gimnasio de la ciudad los cuales están especializados en el tipo Psíquico, con la esperanza de que ellos pudieran obtener algo de información acerca de su lugar de origen y el como llegaron a trabajar en el casino, pero lo que encontraron fue algo sencillamente aterrador. Después de un exhaustivo examen ambos hermanos llegaron a la conclusión de que aquellas chicas habían sido sometidas a un fuerte acondicionamiento y que por desgracia era irreversible. No tenía ningún sentido intentar sacar alguna información de ellas, sus personalidades y recuerdos habían sido completamente aplastados, la mente de esas pobres chicas habían sido reducida a la de unas esclavas totalmente sumisas y obedientes.

Antes de retirarme ambos líderes de gimnasio me dijeron que este tipo de acondicionamiento sólo era posible utilizando a un pokémon con extraordinarios poderes hipnóticos, al cual la victima estaría sometida de una manera continua durante un tiempo prolongado. Por el bien de las chicas ellas fueron internadas en el manicomio de la ciudad con la esperanza de notar algún progreso.

—¿Aun recuerdas como era el aspecto de esas chicas? —preguntó Anthony consternado, Jenny se levantó y se dirigió hacia donde estaban sus cosas y saco una carpeta para dársela al chico y volver a su posición.

—En esa carpeta encontrará las fotografías de las 25 chicas que laboraban en aquel lugar, Amo —contestó Jenny mientras el revisaba aquella carpeta, todas le eran ligeramente familiares hasta que se encontró con una fotografía que lo conmociono, se trataba de una linda chica de cabello verde con ojos cafés que no podía olvidar, ya que el capturó a aquella chica en Kalos.

"¿Que esta pasando aquí? ¿Como es posible que ella llegará a Hoenn?"pensó alarmado. El sabía a la perfección que Palermo hipnotizaba a algunas de las chicas, ya que ella lo enviaba a el y sus compañeros a cazar consideraba adecuadas para convencerlas de estudiar con ella y que una mínima parte de ellas iban a parar a su colección privada para convertirse en sus esclavas personales.

Era cierto que una casi todas las chicas que estaban bajo la tutela de su tía no terminaban en su colección privada pero había un pequeño grupo que abandonaba por completo su sueño de ser la Reina de Kalos, pero seguían trabajando en el mundo del Performance ya fuera como maquillistas, asistentes o presentadoras y todas para la agencia de Palermo en donde recibían salarios miserables.

Pero aun así había algo que no cuadraba, una parte considerable de aquellas chicas no terminaba ni en su colección ni trabajando para ella. ¿Pero que sucedía con ellas? Ninguno de los cazadores de Palermo tenia una idea clara, con la posible excepción de los Royal Knights, quienes eran su escuadrón de élite, incluyéndolo a el sabia nada de ellas. De hecho la nueva información que estaba recibiendo lo estaba haciendo pensar en una posibilidad que no le agradaba para nada, una que era muy baja incluso para Palermo.

—¿Encontraste alguna información sobre la procedencia de aquellas chicas? —pregunto con algo de miedo, quería comprobar o descartar esa hipótesis lo más pronto posible,

— Sí Amo, revisando cuidadosamente sus contratos corrobore que aquellas chicas no eran de Hoenn, ellas habían sido traídas de otra región. Poco antes de la clausura del casino sus dueños huyeron, no podíamos obtener ninguna pista de ellos. Pero sin duda debieron intuir que en algún momento nos daríamos cuenta del estado de las chicas y buscaríamos información sobre su procedencia ya que casi toda el papeleo referente a las chicas fue destruido.

—Espera Jenny ¿Dijiste casi?

—Así es Amo, en unos documentos pude hallar unas vagas referencias a una "Condesa" y al pokémon legendario Xerneas, lo cual me llevo a pensar que el origen de todo estaba en Kalos, ya que junto con Sinnoh es la única región que aun conserva puestos aristocráticos y el pokémon de la creación solo puede ser hallado en Kalos.

—La hipótesis a la que llegue es que posiblemente se trata de una red de tráfico de esclavas que tiene su base en Kalos y a partir de ahí opera en Hoenn, por eso es que solicite una lista de todas las personas provenientes de Kalos que recientemente hubieran llegado a nuestra región, en aquella lista aparecía usted, unas chicas llamadas Serena y Shauna, esta ultima acompañada de sus familiares, la señorita Alexa, unos cuantos entrenadores y el Campeón Steven Stone, es por eso decidí vigilarlos en espera de que alguno de ustedes me llevaran a una pista.

Anthony se quedó helado al escuchar eso, era cierto de que el y sus compañeros habían escuchado ciertos rumores acerca de que Palermo permitía cierto nivel de acceso a las chicas que estaban bajo su tutela a cambio de fuertes sumas de dinero, pero nunca le pasó por la cabeza que aquellos rumores no sólo resultarán ser ciertos, sino que estaban a un nivel completamente diferente. Fue entonces cuando recordó los comentarios que su tia le hizo cuando le asigno la misión de capturar a Serena

«Ella no terminará vestida de croupier en un casino, no te servirá tragos vestida de Loppuny, no terminara como una maid y ni sueñes que ella terminará como tu bailarina nudista. Ella será la sucesora de Aria como la Reina de Kalos»

En aquella ocasion sólo le prestó atención a la última parte, ya que creía que la productora sólo le dijo la primera parte para evitar que jugará demasiado con su objetivo. Ya que esas eran las fantasías que cualquier hombre hubiera tenido con una belleza como Serena bajo su control, pero nunca se imagino que Palermo lo estuviera diciendo en serio.

Palermo, la única familia que tenia, desde pequeño noto que ella era una persona bastante fría y despiadada, especialmente con el, pero ahora veía que era aun más despiadada de lo que el jamás creyó, el no era una persona muy moral ya que al igual que ella había hipnotizado a varias chicas a lo largo de su vida, el llegaba a tener sexo con algunas de ellas y después las liberaba, a pesar de todo nunca se atrevió a hacer algo que las lastimara o que ellas no desearan, pero esto era algo imperdonable incluso para el.

Aunque había algo más que le preocupaba, los nombres que Jenny le mencionó le eran ligeramente conocidos, después de algunos momentos fue cuando recordó que en Kalos existían algunos rumores acerca de una tal «Condesa de Xerneas» pero todo el mundo creía que era el alias de algún integrante que pertenecía al extinto Team Flare que deseaba revivir a la organización criminal.

Pero para el eso no tenia ningún sentido, ya que gracias a la conversación que tuvo con Serena acerca del incidente del Megalito, el sabia que aquella organización no tenia el mas mínimo interés en las personas, ellos solo deseaban crear un mundo mejor, y fue Lysson quien decidió que la mejor manera para hacerlo era destruyendo a la humanidad. La misteriosa Condesa de Xerneas no podía ser un integrante del Team Flare, de hecho el único nexo que las chicas tenían en común era ser provenientes de Kalos y haber sido performers, aquello era demasiado para tratarse de una simple coincidencia, el estaba casi seguro de que Palermo era la Condesa de Xerneas

—Y aparte de ti y de esos hermanos ¿Quien más sabe de esto? —pregunto al terminar de reflexionar, aunque su idea tenia bastante sentido por el momento solo era una idea, necesitaba de pruebas que lo confirmaran.

— Nadie más, mi Amo. La investigación esta clasificada como super secreta y mis superiores esperan a que obtenga más información antes de poder actuar. Ademas los líderes de Mosdeep me prometieron mantener cualquier información de chicas fuera del alcance público.

—¿Escuchaste todo Alexa? —preguntó el chico.

— A la perfección, mi Amo —contestó la aludida.

— Muy bien, a partir de ahora ustedes no sólo serán mis sexys y obedientes juguetes sexuales, también trabajaran para mí; Jenny necesito que te dediques a esta investigación aún con más empeño que antes y que me informes periódicamente de tus avances y si es necesario viajaras a otras regiones ¿De acuerdo?

—Si, Amo. Así lo haré.

—Alexa tu volverás a Kalos con Serena y conmigo, cuando estemos allá quiero que pidas una licencia en tu trabajo y que investigues a fondo la productora del Performance Palermo y busques cualquier relación que exista entre ella y la Condesa de Xerneas, si encuentras alguna conexión quiero que se lo informes a Jenny de inmediato. Y si alguna de las 2 llega a encontrar alguna prueba incriminatoria en mi contra la destruirán de inmediato ¿Entienden?

—A la perfección, Amo. Sus deseos son nuestras órdenes —recitaron ambas mujeres.

—Excelente, como tendrán que trabajar juntas en esta misión es crucial que se vuelvan lo más unidas posible y me parece que un poco de sexo lésbico para su Amo las ayudara a volverse más cercanas.

—Sí, Amo —respondieron las 2 a la vez, sonriéndose mutuamente antes de empezar a besarse con lujuria.

Anthony estaba feliz, no sólo por el sexy espectáculo de aquellas hermosas mujeres teniendo sexo frente a sus ojos, también por que si sospechas resultaban ser ciertas entonces habría adquirido una gran ventaja en este juego, una que podría ponerle fin al reinado de su tía y salvar a la única que chica que lo había enamorado al mismo tiempo.

Continuará...
 

Registrado
7 May 2017
Mensajes
91
Podríamos que sigue la linea de todo lo que sucedió en XYZ, es decir Serena se va a Hoenn y Ash esta en Alola. Pero al ser un fanfic no puede considerarse canónico.
Me refiero al otro fic que se llama ''hipno lemons'' que escribe sombrero, si ambos estan en el mismo contexto
 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
636
Buenos días lectores de este fic. BlackCygnus y su servidor Sombrero loco traeremos un nuevo episodio de esta historia para su deleite esperemos lo disfruten.

( Advertencia : los amourshipers muy sensibles evitar está historia).

Capitulo 8. Una Gran Oportunidad: El enemigo de mi enemigo es mi amigo.

Después de haber arribado a Ciudad Slateport y a un día antes del inicio del Gran Festival Anthony pudo conocer a la hermosa reportera Alexa y tras un breve combate logro ponerla bajo su control, aunque ello le costo tener un pequeño altercado con el lado más sexy de la ley. Aunque con un poco de esfuerzo logro salir airoso de aquella problemática situación y obtuvo como premio a 2 preciosas mujeres convertidas en su leales esclavas junto con una mina de aterradora y valiosa información que posiblemente podría usar en contra de Palermo.

Unos cuantos días después del incidente con Jenny el Gran Festival de Hoenn finalmente había iniciado, Serena y Shauna habían logrado pasar a través de las diferentes etapas del evento sin ninguna dificultad y en estos momentos ambas chicas se encontraban compitiendo en la ronda final para decidir quien seria la siguiente Maestra de Concursos.

El chico se encontraba viendo el espectáculo atentamente, ambas chicas mostraban una gran maestría en sus actuaciones lo cual sumado a que se veían aún más hermosas de lo habitual, llamaban por completo la atención degran parte de la audiencia que apoyaba con intensidad a su favorita.

Aquella hermosa y emocionante batalla era del gusto de todos los espectadores, especialmente del publico masculino, de hecho muchos de los asistentes veian con deseo a ambas participantes. Cualquiera pensaría que aquellas reacciones pondrían celoso a Anthony, pero por el contrario le causaban mucha risa, después de todo al terminar el evento el podría hacer lo que quisiera con ambas, mientras pensaba en eso la batalla terminó con la victoria de Serena.

Después de ceremonia de premiación las 2 finalistas tomaron sus cosas y salieron del hotel de los participantes, a pesar de que aún podían permanecer ahí, y de inmediato se dirigieron hacia una casa.

—Muchas felicidades chicas esa fue una extraordinaria batalla, sean bienvenidas a casa, el Amo las esperaba —saludo Alexa con alegría al abrirles la puerta e invitarlos a pasar.

Al llegar a la sala se sorprendieron demasiado al ver que Anthony estaba hablando con una Oficial Jenny, pero el les sonrió indicándoles que no había ningún problema.

—Jenny, quiero presentarte a mi novia Serena y a su amiga Shauna —comento el chico y la oficial de policía se acerco a ambas dándoles un beso en la comisura de los labios.

—Es un placer por fin conocerlas, el Amo me ha hablado bastante de ustedes.

El chico rápidamente les explico a las recién llegadas que Alexa y Jenny eran sus nuevas adquisiciones, haciendo que las chicas dejaran a un lado su desconfianza y comenzarán a platicar.

—Oye Serena, ¿Te parece si salimos a pasear?— preguntó Anthony.

—Por supuesto mi amor, me encantaría —comentó la chica con una sonrisa y tomó la mano de su novio.

—Shauna, en lo que Serena y yo volvemos necesito que hagas todo lo que Alexa y Jenny te digan ¿De acuerdo?

—Asi lo haré, Amo— replicó la morena mientras la pareja salía por la puerta.

—Shauna, ya escuchaste al Amo, síguenos y ponte esto—dijo Alexa de manera traviesa mientras le daba una caja de color blanco y la aludida asentía sumisamente.

Mientras tanto la pareja caminaba tranquilamente por las calles de Ciudad Slateport, siempre tomados de la mano y platicando alegremente, en un puesto de flores el le compró un hermoso ramo de rosas y finalmente llegaron a un restaurante muy lujoso, Anthony había hecho una reservación en aquel elegante lugar para celebrar la victoria de su novia.

—Amor, no debiste. Todo esto debió costarte una fortuna —comento ella al ver todo el lujo que había en el lugar y los precios del menú que le trajeron.

—Tu no te preocupes por eso Serena, te mereces esto y más. No todos los días mi hermosa novia se convierte en la Maestra de Concursos de Hoenn así que sólo disfrútalo —respondio con una sonrisa antes de darle un beso.

—Gracias mi amor, eres el mejor. Pero sabes una cosa... —dijo con un extraordinario sonrojo que llamó la atención del chico quién se acercó a ella —Tambien hubiera sido suficiente con hacerme el amor toda la noche, no tienes idea de cuánto extrañe ser tuya —le susurró con pena al oído, haciendo que el sonriera con dulzura.

—Me encanta que seas tan honesta conmigo mi amor, y yo también te extrañe demasiado, a pesar de que tener sexo con las chicas es fabuloso no es lo mismo a hacerlo contigo —menciono para recibir un beso de la chica, el cual correspondió de inmediato —Ademas, no recuerdo haber mencionado que la cena fuera tu único premio mi cielo, pero tendrás que esperar hasta que regresemos ¿De acuerdo?.

—Por supuesto Anthony, estaré ansiosa mi amor. Pero por el momento disfrutemos de esta linda y romántica velada que me preparaste —contesto Serena con una sonrisa radiante guiñendole un ojo para continuar con la cena.

Después de algunas horas ambos enamorados volvieron a casa, al abrir la puerta encontraron que todo estaba a oscuras, al parecer las otras chicas ya se habían ido a dormir, y eso a Serena le pareció muy extraño, ella imagino que Alexa y Jenny estarían divirtiéndose con Shauna, aprovechando que Anthony las dejo a cargo.

—Serena, quiero que te pongas esto y sólo te dejes tus medias puestas— le pidio el mientras le daba una caja blanca.

—Por supuesto, mi amor, haré todo lo que me digas —contestó la chica abriendo la caja para encontrar un ajustado corsé de color negro, con unas orejas de conejo del mismo color, unas muñequeras blancas y una especie de gargantilla también blanca.

Serena puso su nuevo atuendo en la mesa y comenzó a bailar para su novio mientras se despojaba lentamente de su ropa, moviéndose de una forma muy sensual con la intención de provocar al chico, una vez que estuvo totalmente desnuda se agacho, dejando su coño y su ano a la vista, para tomar de su mochila un poco del listón que Anthony le dió, aunque junto a lo que buscaba encontró un rollo de listón azul, el cual observó detenidamente por un momento antes de dejarlo y elegir el listón rojo, cortar un poco y hacer un moño que puso en la gargantilla del sexy disfraz antes de ponérselo.



—Anthony ¿Te gusta como me veo?— preguntó la chica ligeramente sonrojada y con una sonrisa nerviosa, que junto con la forma en que aquel llamativo conjunto se amoldaba a sus deliciosas curvas y resaltaban aún más sus suculentos pechos, la hacían ver increíblemente adorable y sexy a la vez.

—Te ves preciosa, mi amor —contestó tras recuperar el aliento yantes de darle un apasionado beso que ella correspondio enseguida, cuando se detuvieron el tomo su mano y comenzó a dirigirla hacia la habitación, pero al abrir la puerta se encontraron con una hermosa sorpresa...

Alexa, Jenny y Shauna se encontraban de pie junto a la cama usando provocadores disfraces de conejitas igual al de Serena, sólo que el Alexa era de color rojo, el de Jenny era azul y el de Shauna era rosa.

—Los esperábamos ansiosas Amo Anthony, Ama Serena —hablaron las 3 mujeres a la vez, con una voz sumisa y una nota de deseo.

—¿Ama? ¿Pero Anthony es nuestro único Amo?— preguntó Serena confundida al ser llamada de esa manera.

—Tranquila mi amor, déjame explicarte. Cuando aceptaste que tuviera más esclavas te dije que tu siempre serías la más importante —la chica asintió— En aquella ocasión también te dije que a la única chica que amaría sería a ti ¿Lo recuerdas? —asintio de nuevo.

—Además de que quiero demostrártelo, también recuerdo que te prometí un regalo si ganabas el Gran Festival y ellas son tu regalo. A partir de hoy todas mis esclavas también serán tuyas Serena, podrás hacer todo lo que quieras con ellas mientras tus deseos no se opongan a alguna orden que yo les haya dado.

—¿En serio? Eres el mejor Anthony —contestó la chica emocionada besando al chico nuevamente hasta que la falta de aire los hizo detenerse —Pero Amo hay un problema ¿Yo no sé cómo debo tratar a una esclava? —preguntó la chica con pena.

—Eso es muy sencillo mi amor, primero tienes que mostrar seguridad y confianza en ti misma, pero al mismo tiempo tienes que ser firme en tus órdenes, tus esclavas tienen que aceptar y entiender que tú eres quién esta al mando y que todas tus órdenes deben de ser obedeciadas al momento y sin importar cuál sea la orden.

—Lo entiendo, ¿Pero que podría ordenarles? —preguntó Serena, era obvio que no sabia que hacer, ni en sus mas remotos sueños se imaginó estar en una situación semejante.

Anthony lo noto y se acerco por detrás a la chica apretando su cuerpo contra el suyo, sintiendo su bien formado trasero a través de la delicada y delgada tela del atuendo que usaba y sin previo aviso comenzó a besar su cuello, una de sus manos manoseaba sus pechos con descaro y con la otra la masturbaba por encima de su disfraz.

Serena no resistió mucho tiempo ese tratamiento y pronto comenzó a excitarse, soltando eróticos gemidos de placer, en los días en los que duró el Gran Festival ella había deseado tanto que las manos de Anthony recorrieran su cuerpo, incluso se masturbaba pensando en ello, mientras tanto ambos amantes avanzaban por la habitación hasta caer en la cama, el sobre ella, sin embargo el se detuvo tan repentinamente como comenzó.

—¿Que... sucede Amo? Continué, por... favor —imploró la chica de la cabellera color miel, pero el lentamente aparto sus manos de sus posiciones para abrir los brazos de la chica y su lengua recorría el fino cuello de la joven hasta llegar a su oído.

—¿Quieres placer, verdad mi hermosa Serena? —susurro lenta y seductoramente en su oído, lo cual hizo a la chica estremecer.

—Sí, Anthony... quiero placer... mucho placer... haré lo... que sea... pero dame... placer... por favor —respondió la excitada chica.

—Lo tendrás mi amada Serena —dijo antes de darle un corto beso en los labios y levantarse de la cama —Escucharon la orden de su Ama ¿Verdad?— ahora el chico se dirigía hacia las demás chicas quiénes se habían quedado inmóviles a la espera de las ordenes de cualquiera de sus Amos.

—A la perfección Amo Anthony, debemos de darle mucho placer a nuestra Ama Serena—contestaron las 3 a la vez abandonando sus posiciones firmes. Jenny y Alexa se situaron a los lados de la cama y aprovechando que la chica se había quedado con los brazos levantados empezaron a bajar la parte superior de su disfraz para dejar libres sus magníficas tetas.

La oficial no perdió el tiempo y empezó a lamer uno de esos hermosos pechos, como si de una bebé se tratara, mientras que una de sus manos impedía que Serena moviera sus brazos y con la otra recorría el abdomen de la chica cubierto por la prenda; Alexa se encontraba del lado opuesto de la cama y al igual que Jenny usaba una de sus manos para impedír que la joven cambiará de posición y con la otra recorría muy suavemente el otro pecho de la joven, pero la cabeza de reportera se encontraba en la axila de la chica oliendo con devoción el excitante aroma de su sudor y pasando de manera muy dulce su lengua para saborearlo bien.

Mientras que Shauna estaba sentada en la base de la cama, la morena habia conseguido desabrochar la parte interior del disfraz dejando ver la concha de su amiga, y sin perder tiempo comenzó a masturbarla con delicadeza usando los dedos de su mano derecha, y con su otra mano levantó su pierna para besar y lamer los pies de la joven.

Esos tratamientos de ensueño por parte de las chicas hicieron que Serena rápidamente soltara eróticos gemidos de placer, mientras que Anthony observaba la sensual escena que protagonizaban sus esclavas sin perderse del mas minimo detalle.

—Ahhh... que rico... Ahhh... no... se... Ahhh... de-detengan... sigan... Ahhh... mis es-esclavas... Ahhh —exclamó la excitada chica causando una gran sonrisa en las mujeres que la atendían, haciendo que continuarán su tarea, ahora con más confianza y velocidad.

Al notar que su novia estaba muy cerca del orgasmo el pelinegro comenzó a desabrocharse sus pantalones para darle el premio final a su amada, después de tanta espera el estrecho ano de Serena por fin sería suyo, cuando...

Un inesperado y molesto sonido devolvió al quinteto a la realidad, alguien estaba tocando la puerta, de la mala gana el pelinegro volvio a vestirse y se dirigió a abrir, las chicas de inmediato detuvieron su hermoso espectáculo a pesar de que el no se los ordenó, al abrir la puerta su molestia fue sustituida de inmediato por sorpresa.

Frente a Anthony se encontraba una alta y hermosa mujer de cabellera rosa que vestía una llamativa vestimenta de color rojo con negro y cuyos ojos estaban cubiertos por unas gafas de cristal rojizo, al verla en persona por primera vez el chico confirmó los rumores de que la belleza de aquella mujer sólo era comparable con la confianza que desbordaba, ya que para cualquiera que hubiera vivido en Kalos era imposible no reconocer a la presentadora más famosa de la Liga Pokémon y una miembro del Alto Mando, Malva.



—Señorita Malva ¿A que le debo el placer de que una miembro del Alto Mando de Kalos me realicé esta tardía visita? —contestó el chico, un poco receloso, tras recuperarse de la impresión, la última vez que llamaron a su puerta de esa manera fue Jenny y en aquella ocasión tuvo un serio problema que resolver.

—Veo que me reconociste de inmediato, entonces no hay duda de que es usted a quien he estado buscando, joven Anthony.

Sin pensarlo 2 veces el la invitó a pasar a la sala, aunque no reparo en el hecho de que la ropa de Serena estaba tirada en el suelo, cosa de la que Malva se dió cuenta de inmediato.

—Vaya al parecer tenemos compañía, bueno no me sorprende que un joven tan apuesto como usted tenga a alguien con quién pasar la noche. Y de antemano discúlpeme si mi visita interrumpio algo —mencionó la mujer como si supiera a la perfección que era lo que Anthony estaba haciendo y con quien.

—Es todo un honor recibir ese halago de parte de usted, señorita Malva —respondió con calma mientras besaba su mano —Pero admito que me interesa bastante saber cuál es el motivo por el cual una integrante del Alto Mando en persona venga a verme a esta hora en una región ajena.

—Veo que le gusta ir directamente al punto, eso nos evitará tanta formalidad. La razón por la que vine aquí es porque me parece que los 2 tenemos a un conocido en común—escuchar esas palabras saco de balance a Anthony y al parecer era la reacción que Malva esperaba ya que sonrió complacida.

—¿A que te refieres?

—Veras en Kalos existe una organización muy exclusiva y secreta conocida como las Siervas de Xerneas, la cual se dedica a la captura de chicas, a las que luego vende como sumisas y obedientes esclavas a precios muy elevados, pero curiosamente todas las víctimas tienen en común el hecho de que querían pertenecer al mundo del Performance.

—¿Como es que sabes eso?

—Un poderoso amigo que hace poco falleció conocía bastante sobre aquella organización, solo te aclaro que el no era parte de ella. Por el contrario el deseaba destruirla y conocía a la perfección que la verdadera identidad de su líder, la misteriosa Condesa de Xerneas, era nada más y nada menos que la principal y más famosa productora del Performance, tu tía Palermo —al decir eso la Alto Mando lo veía cuidadosamente, en la espera de su reacción, obteniendo una cara pensativa de parte del chico.

—Tu falta de reacción me indica que ya lo sabias o que al menos lo sospechabas ¿No es así Anthony?

—Si, ya lo suponía. Pero si tu ya tienes esa información ¿No entiendo que es lo que necesitas de mi?— pregunto el chico con seriedad, su mirada mostraba una furia contenida.

—Primero quería ver cual seria tu reacción, los pocos cazadores a los que he buscado han intentado eliminarme de inmediato en cuanto menciono a Palermo, olvidando que soy una Alto Mando lo cual los lleva a la derrota, en otras palabras son totalmente leales a Palermo, pero tu eres diferente no estas tratando de defender a tu señora ¿Y me pregunto porque?

—En primer lugar Palermo no es mi señora, podre trabajar para ella pero no soy de su propiedad, la única razón por la que ella me contrato es porque en su lecho de muerte mi madre le hizo prometer que no me dejaría a mi suerte; En segundo lugar ella no necesita que la protejan sino que la detengan — exclamo seriamente mientras que Malva lo miraba aun con más atención que antes.

—Veo que compartes mi opinión respecto a ese tema, y al parecer eres justo lo que necesito alguien dentro de la empresa de Palermo que no sea un perrito faldero a sus ordenes, alguien que este dispuesto a traicionarla.

—Entonces lo que quieres es destruirla y que yo te ayude a hacerlo ¿No es así, Malva?

—Eso es exactamente lo que quiero Anthony, gracias a una fuente bastante confiable me entere de cual es el siguiente gran objetivo de Palermo y si dejamos que esa persona caiga en sus manos sera imposible detenerla, el problema es que yo no puedo hacerlo sola.

"¿Acaso se referirá a Serena?" pensó el pelinegro antes de contestar—¿De quien estas hablando Malva?

—De una persona tras la cual Palermo ha ido desde hace años, la mismísima Campeona de Kalos, Diantha.

—¡¿Diantha?! ¿Pero como es que intentara atrapar a la Campeona?— pregunto con sorpresa, la Campeona era de las únicas personas en Kalos que tenían una importancia mayor a la de su tía.

—Me alegra saber que comprendes la magnitud de la situación, al parecer la prestigiosa marca de ropa interior Angel Secrets quiere que Diantha modele para ellos, pero ya que ella se negó de inmediato, los directivos de esa marca no estan dispuestos a aceptar un no por respuesta y decidieron que había que persuadirla de otro modo asi que contrataron a la Condesa de Xerneas para hacerlo.

—Hasta donde yo estoy segura esa arpía tiene a la actual Reina de Kalos totalmente bajo su control y se rumorea que en su tiempo hizo lo mismo con la antecesora de Aria, por lo que tiene el mundo del Performance totalmente en sus manos. Y tampoco es un secreto para nadie que Palermo siempre ha buscado la manera de intervenir en la Liga Pokémon. Si ella logra atrapar a Diantha no solo la usara para modelar lencería, se aprovechara de su influencia en la Liga y ante las autoridades de Kalos, si Palermo tiene éxito entonces tendrá a la Reina en una mano y a la Campeona en la otra, en otras palabras, prácticamente tendrá el control total de Kalos —termino Malva.

—Conozco a mi tía y se perfectamente que es capaz de llegar a ese punto, ¿Pero porque va precisamente por Diantha? Si lo que quiere es tener influencia en la Liga habría sido mucho más sencillo haber ido tras cualquiera de los miembros del Alto Mando.

—Lo que sucede es que a los miembros restantes del Alto Mando y a los lideres de gimnasio Ramos, Olympia y Wulpnunca le ha agradado demasiado Palermo, ellos la conocieron cuando era más joven y había algo en ella que siempre les genero desconfianza; y en lo que respecta a mi al parecer lo intento en cuanto llegue a mi puesto, pero fue Lysson quien se lo impidió— explico distraidamente la Alto Mando y volteo a ver al chico al darse cuenta de lo que dijo.

—Vaya, eso es interesante ¿Así que tu poderoso amigo era el líder del difunto Team Flare, el hombre que intento matarnos a todos? Imagino entonces que los rumores que circulan sobre que en algún momento perteneciste al Team Flare son ciertos ¿No?

—Veo que me atrapaste muchacho, pero también se que no lo entenderías, Lysson tuvo muchos defectos y opto por un método demasiado drástico, pero su sueño de crear un mundo más hermoso era puro y honesto y yo continuare ese sueño, creare un mundo mejor y es por eso que destruiré a una organización tan repugnante como las Siervas de Xerneas para siempre.

—Tranquilízate Malva, no estoy juzgándote y se que no soy nadie para hacerlo, después de todo yo termine ayudando a Palermo y por lo tanto soy uno de los causantes de esta situación, ademas yo no soy ningún santo, soy del tipo de personas que hacen las cosas de acuerdo a su propio interés y su propia justicia, y por lo que veo somos bastante parecidos en eso, pero al menos tu y Lysson tienen un bonito objetivo que los impulsa —comento haciendo sonreir a la mujer.

—Vaya, no creí que un niño lo entendería, pero hay algo que aun no entiendo y hasta que no lo averigüe no podre confiar en ti —menciono con calma, pero al mismo tiempo saco una pokebola.

—Como tu lo has dicho eres el único familiar de Palermo y es muy lógico pensar que a pesar de sus diferencias, en cuanto ella muera tú seras el que se convertirá en su heredero ¿Entonces dime que es lo que te motiva para vencer a Palermo? ¿Que es lo que te hace renunciar a ese patrimonio? ¿A una vida rodeada de las mujeres y lujos que tu desees? —cuestiono la presentadora con seriedad viéndolo a los ojos, cuando...

—Amor ¿Todo esta bien? —pregunto Serena quien tímidamente salio de la habitación para ver lo que sucedía, la chica se había puesto nuevamente el disfraz de conejita ya que su ropa estaba tirada alrededor de la sala.

—Claro que si, mi amor, ella solo es una amiga que vino a contarme algo, pero en cuanto se vaya volveré a la habitación —contesto el chico dándole una sonrisa.

—Claro, cielo. Te estaremos esperando —respondió la chica más segura y entro de nuevo a la habitación.

—Vaya vaya. De todas las razones para que se me ocurrieron para decidieras ir en contra de tu tía esta fue la ultima que se me ocurrió. ¿Quien iba a pensar que el chico sin moral que es capaz de cazar chicas para convertirlas en esclavas, si tiene sentimientos? — pregunto burlonamente recibiendo un sonrojo de Anthony como respuesta y de inmediato guardo su pokebola, como si no lo considerara peligroso.

—Así que detrás de toda tu fachada de frialdad y misterio resultaste ser un chico enamorado. Entonces lo que te impulsa para detener a tu tía es tu linda novia ¿Verdad? Porque corrígeme si me equivoco ¿Pero que no ella es la chica que perdió contra Aria en la final de la Clase Maestra y que acompaño al subcampeón de Kalos, Serena creo que se llama?

—Si, Palermo quiere convertirla en la sucesora de Aria— contesto resignado al verse descubierto.

—Muy bien, te diré lo que haremos, enamorado. Necesito que encuentres te asegures de ser tu el enviado para capturar a Diantha, una vez que la hayas hipnotizado le haremos creer a esa bruja que ha ganado y en ese momento sin duda bajara la guardia, pero la Campeona siempre estará bajo nuestra influencia y en ese momento acabaremos con Palermo de una vez con todas. Yo salvare a Kalos de esa mujer y su denigrante organización y tu mantienes a salvo a tu linda novia, de esa manera los 2 ganamos ¿Así que tenemos un acuerdo?

—Acepto— contesto el chico con decisión tras pensarlo algunos momentos y le tendió la mano —Pero debes de saber que es muy complicado que eso ocurra, la captura de Diantha debe ser una misión del más alto nivel y para ese tipo de trabajo es que ella dispone de un grupo especial que esta directamente a sus ordenes y a los que nosotros conocemos con el nombre de los "Royal Knights".

—Entonces lo primero que debemos hacer es eliminar a los Royal Knights—pregunto la mujer recibiendo una cabezada de asentimiento del muchacho —Bueno esa es una información bastante interesante y de la que yo no tenia y sin duda me gustaría oír mucho más acerca de ese escuadrón de élite, pero es suficiente información por una noche, además tengo cosas que hacer y por la vestimenta de tu chica parece que tu también —respondió mientras estrechaba su mano y con la otra buscaba algo dentro de su bolsa —Nos mantendremos en contacto con esto— entregándole un Holomisor y levantándose del sillón, sin embargo también hizo algo que el chico jamas espero, Malva lo beso en los labios, fue un beso bastante corto pero no fue frío.

—¿Eso porque fue?— preguntó el chico muy sorprendido, pero sin duda satisfecho.

—Por que de esa manera cerramos nuestro acuerdo y por que se que lo deseabas — contestó la mujer tranquilamente guiñendole uno de sus hermosos y enigmáticos ojos café rojizo.

—Ahora te diré las condiciones de nuestro acuerdo, a cambio de destruir a tu tía y a su red de tráfico de esclavas, te dejaré en paz a ti y a tu pequeño harem, si lo deseas incluso te dejaré disponer de Diantha como tu juguete sexual en cuando lo desees. Pero la que controle sus decisiones en el Alto Mando y frente a las autoridades sere solo yo ¿Te quedo claro?.

—Por supuesto. Veo que a pesar de todo somos mucho más parecidos de lo que creí— comentó el pelinegro sonriendo al comprender lo que Malva pretendía en realidad, cual era el motivo de no avisarle a Diantha y que ella tomara medidas.

—Tal vez sí, de hecho si no fueras tan joven y yo no estuviera tan ocupada no dudaría mucho en entrar a ese cuarto contigo y tu preciosa novia. Lo cual me lleva a darte una advertencia y que por tu bien y el de ella espero tomes en serio porque en verdad me agradas.

—¿Y cual es? —pregunto curioso al notar el ligero tono de amenaza que empleo su socia.

—Si intentas pasarte de listo conmigo de cualquier modo, no sólo se anula nuestro acuerdo, sino que tampoco te alcanzará la vida para lamentarlo ¿Entendiste?

—Claro.

—Sabia que eras un chico listo, espero recibir noticias de ti pronto— se despidió la mujer para salir de la casa, dejando al chico observando la puerta mientras pensaba en el interesante giro que los acontecimientos habían dado en tan solo unos días, sin duda el que haya creado el proverbio de "El enemigo de mi enemigo es mi amigo" nunca tuvo tanta razón.
 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
636
Buenos días lectores de este fic. Primero una disculpa si la semana pasada no publicamos la historia más mi socio BlackCygnus tiene importantes trámites que realizar y se aumentará un poco más trabajamos duro en esta historia para complacerlos.

Como dato adicional nos mudaremos a la sección hentai a partir del próximo episodio de esta serie, así podremos ser más sugerentes sin ser ofensivos.

Además de otros proyectos que se están haciendo en este momento.

Advertencia : lemon varió sr solicita discreción.

(Cómo siempre amourshipers muy sensibles evitar está historia).


Capitulo 9. La Defensa de las Siervas: ¡Los Royal Knights en movimiento!

En el capítulo anterior Serena se coronó como la ganadora del Gran Festival, después de una cita romántica entre los novios, Anthony y sus esclavas se disponían a tener una apasionada noche la cual fue interrumpida por Malva, la Alto Mando de Kalos, quién no sólo confirmó las sospechas del chico sobre Palermo también le ofreció una alianza para derrotarla.

Al día siguiente todos en el apartamento se levantaron algo tarde y después del desayuno las chicas salieron de compras, a excepción de Jenny, quién se quedó con el chico. Horas más tarde, después de la comida la oficial se despidió de todos con un lujurioso beso en los labios, especialmente con sus Amos, diciendo que tenía una importante misión que cumplir pero que se verían de nuevo.

Mientras tanto en la habitación central de una lujosa mansión en Kalos se puede apreciar como Palermo está recostada en 4 patas sobre su cama, la productora está siendo penetrada por 2 jóvenes mientras que lamía con pasión el pene de un tercero.

Los 3 jóvenes embestian con intensidad y pasión a la mujer, quién correspondia moviendo sus caderas y metiendo cada vez más adentro de su boca el miembro que lamía con lujuria, y unos minutos después ellos lo soltaron todo dentro de los orificios de Palermo, que dejó salir un gran gemido de placer y comenzó a tragar el semen que cayó en su boca con lujuria.

Aquellos chicos sacaron sus miembros de la mujer, quién se sentó sobre la cama frente a ellos —Lo hicieron muy bien chicos, en verdad necesitaba esto.

Al escuchar que la productora se refería a ellos, de inmediato se pusieron de rodillas y agacharon sus cabezas antes de contestar —Es un verdadero placer estar a su servicio, Ama Palermo.

—Lo sé, mis lindos niños, pero antes de seguir con nuestras actividades me gustaría hablar un poco con ustedes ¿Alphonse dentro de mis cazadores has encontrado a alguien que sea digno de ser ascendido a Royal Knight?

El aludido, un hombre musculoso y moreno de unos 25 años, cabello y ojos de color negro, situado en medio de sus compañeros inclino un poco más su cabeza para besar los pies de Palermo antes de responder con su voz profunda —Mi adorada Ama, me temo que en este momento dentro de nuestras filas no hay nadie que cumpla con los requerimientos necesarios para ascender a tan importante puesto, a excepción de una persona.

—¿De quién se trata?

—De su sobrino Anthony, su experiencia en campo solamente es superada por la de nosotros —señalando a el y a sus compañeros —Y su nivel de combate actual es muy superior al de la mayoría de los líderes de gimnasio.

La mujer se mordió el labio y lo pensó por unos momentos, ella siempre supo que Anthony era muy bueno en su trabajo, fue esa la razón por la que decidió dejar la misión de Serena a su cargo, pero también era cierto que lo odiaba y no confiaba en el, aunque pensándolo mejor ascender a su sobrino era la manera perfecta de mantenerlo vigilado.

—Sobre su efectividad en las misiones no tengo ningún inconveniente, pero ¿Están seguros de que no exageran sobre su capacidad de combate?

—Mi Ama, el fue capaz de derrotarnos a los 3 al mismo tiempo —intervino quién estaba a la izquierda de Alphonse, un chico de unos 18 años, rubio, fornido y de ojos castaños, llamado Max Hagen.

Esa declaración si sorprendió un poco a la mujer, ella en persona se habia encargado de que los 3 jóvenes frente a ella tuvieran mínimo el nivel de los líderes de gimnasio más fuertes, después de todo los Royal Knights no sólo eran los perfectos esclavos sexuales, también eran la fuerza de ataque y la última defensa de las Siervas de Xerneas.


—Vaya eso si es una sorpresa, por el momento esperaré a ver los resultados de la última misión de Anthony antes de ascenderlo de manera formal, además tengo entendido que desde hace unos meses el ya entrena con ustedes y podría considerarlo como un escudero ¿No es así?

—En efecto mi Ama, pensamos que de esa manera evitamos que tanto sus habilidades como las nuestras se oxiden, la verdad es muy complicado encontrar a alguien adecuado con quién entrenar —hablo un joven delgado de cabello oscuro, ojos verdes y tez pálida, y que respondía al nombre de Grenuele.

—De acuerdo, por el momento dediquense a sus obligaciones ya que unos días los llamaré nuevamente para tratar un tema de suma importancia para nosotros —indico la mujer haciendo el ademán de tomar una copa del mueble más cercano, que de inmediato fue interpretado por los chicos, ya que Max tomo la copa, mientras que Grenuele rápidamente se puso de pie para llenarla de vino, y se la ofreció a Palermo que sonrió complacida.

Una nueva mirada de los ojos grises de Palermo les indicó que era hora de retirarse, así que antes de levantarse besaron por última vez los pies de su Ama, tomaron sus ropas y salieron de la habitación.

“Anthony y Diantha, muy pronto los 2 serán fieles Royal Knights a mi servicio” pensó la mujer saboreando el contenido de su copa.

2 días después, al atardecer en uno de los Centros Pokémon de la Ruta 18 podemos observar una pequeña discusión, la Enfermera Joy quería cerrar el lugar temprano, sabiendo lo poco transitado que era esa parte de la ruta y especialmente en las noches, pero su Audino insistía en esperar, las 2 estaban tan absortas en su problema que no notaron el momento en que una suave y agradable fragancia floral comenzaba a invadir el ambiente, haciendo que dejarán de pelear y se perdieran totalmente en el aroma.

Ambas estaban tan cautivadas por la fragancia que no notaron cuando un hombre y Roselia entraron al lugar y en cuanto lo hicieron ambas comenzaron a sentirse muy bien, especialmente Joy, quién sentía sus mejillas arder, mientras una leve sensación de exitación recorría su cuerpo y sin pensarlo empezó a sonreírle de manera coqueta al hombre frente a ella, aquel moreno era el hombre más atractivo que había visto en su vida, por su parte Alphonse veía fijamente a su presa, deleitandose con las reacciones de su sensual cuerpo.

Desde que entró a las órdenes de Palermo el había entrenado muy duro con su Roselia para perfeccionar el movimiento Atracción y el resultado fue perfeccionarla al máximo nivel, ya no había necesidad de órdenes ya que al lograr impregnarlo en el aroma natural del tipo Planta/Veneno el ataque comenzaba a hacer efecto desde el momento en que lo sacaba de su pokebola, además al ser un aroma sus víctimas no tenían la misma mínima sospecha de lo que ocurría y la mejor parte era que humanos e inclusive pokémon del mismo sexo eran vulnerables, aunque seguía sin ser capaz de doblegar sus mentes, pero para eso contaba con la ayuda de otro de sus amigos.

Ni Joy ni Audino les importo que aquel joven sacara una pokebola y liberara a otro pokémon y tampoco tuvieron ninguna reacción cuando el recién liberado Hypno frente a ellas comenzó a balancear su péndulo poniéndolas en un profundo trance.

Unos minutos más tarde el Centro Pokémon estaba completamente cerrado y mientras la hipnotizada Audino se encargaba de curar a los pokémon de Alphonse, el joven se encontraba en la habitación de Joy penetrando a 4 patas a la sexy enfermera, quién lo único que deseaba era complacer en todo sentido a aquel hombre y obedecer al pie de la letra hasta la más mínima de sus instrucciones.

Cuando termino de jugar y derramar su semen sobre la concha y el culo de Joy, se vistió y le ordenó a su nueva esclava bajar a la recepción sin ropa alguna, en donde ya lo esperaba la pokémon escucha para entregarle a sus pokémon totalmente recupaeados, era el momento de cumplir el verdadero propósito al que vino.

—Joy, imagino que hay una máquina de intercambio aquí ¿No es así?.

—Por supuesto Amo, déjeme llevarlo —respondio antes de comenzar a caminar de manera sensual.

—Excelente —dijo antes de poner una pokebola en la máquina —Ahora mi leal Joy quiero que devuelvas a Audino a su pokebola y la coloques en la máquina —la hipnotizada enfermera de inmediato obedecio aquella orden y el proceso de intercambio comenzó, una vez terminado Joy liberó a su nuevo asistente el cual era un Wigglytuff mientras que el liberaba a Audino, Hypno y a Roselia.

—Audino, Joy necesito que vean el péndulo de Hypno y escuchen atentamente mis instrucciones —ordeno con voz clara y firme, mientras las aludidas asentían sumisamente y observaban el péndulo con atención. —Joy tu nunca has tenido un Audino, al igual que el resto de las enfermeras tú asistente siempre a sido un Wigglytuff, repitelo.

—Yo nunca he tenido un Audino, mi asistente siempre a sido Wigglytuff —respondio con una voz monótona sin dejar de ver el péndulo.

—Lo mismo va para tí Audino, tu nunca has trabajado en un Centro Pokémon, siempre has sido uno de mis pokémon y harás lo que te pida —recibiendo una cabezada de asentimiento del pokémon.

—Ahora Joy, al despertar quiero que trabajes como la enfermera más eficiente, pero de manera inconsciente tomarás absolutamente toda la información de las chicas que se hospeden aquí y la anotaras para mí, y en cuanto me oigas decir “Pokelito" volverás a este trance y serás mi obediente esclava ¿Entendido?

—A la perfección, mi Amo.

—Perfecto, ahora vuelve a tu habitación y duerme, pero antes de eso entrégame lo que cuelga de tu cuello ya que no la necesitarás.

—Si, Amo. No la necesitaré —recito antes de entregarle la Piedra Llave que le obsequió el Profesor Sycamore y retirarse a su dormitorio, al acostarse en la cama se quedó profundamente dormida.

Alphonse la siguió después de devolver a Hypno y a Audino a sus pokebolas —Roselia, ya sabes que hacer —al momento el tipo Planta/Veneno comenzó a usar Danza de Pétalos y una lluvia de pétalos de color rojo comenzó a cubrir el cuerpo desnudo de su víctima, ese era su sello y la razón por la que era conocido como “El atacante de la Rosa”, tras lo cual salió del Centro Pokémon.

Su misión había sido un éxito, no sólo acababa de obtener el poder de la Megaevolución, también había añadido a otra preciosa Joy a su colección de esclavas, con ella ya eran 15 Enfermeras Joy y Oficiales Jenny que estaban bajo su control, distribuidas estratégicamente a lo largo de Kalos y que tenian la misión secreta de obtener información sobre posibles presas y amenazas y la de eliminar cualquier evidencia que pudiera perjudicar a las Siervas de Xerneas.

Mientras que en un modesto apartamento en Ciudad Luminalia el joven Fybelle estaba a punto de ir a dormir cuando alguien tocó a su puerta y al abrir se encontró con una Oficial Jenny, lo cual le dió una mala espina hasta que ella habló.

—Tranquilo Fybelle, tu hermano me dijo que tú podrías ayudarme —al escuchar eso el se sorprendió, pero de inmediato sonrió, el sabía a la perfección que esto era obra de Anthony y la invitó a pasar.

—Estas en tu casa, pero antes que nada dime ¿En qué podemos ayudar a mi hermano?

Al día siguiente el joven Max Hagen caminaba tranquilamente por Ciudad Luminalia, cuando vio algo que llamó mucho su atención, se trataba de una niña de cabello verde que usaba un vestido azul y un moño rojo en su cabeza que venía en compañía de una chica unos cuantos años mayor con el mismo color de cabello y un cuerpo bastante desarrollado, quienes entraban a uno de los Centros Pokémon de la ciudad.

“Tiene bastante tiempo desde la última vez que me tope con unas chicas tan prometedoras" pensó el chico sacando 2 de sus pokebolas y liberando a un Meowstic macho y a una Kirlia, con una mirada prácticamente imperceptible les señaló a sus objetivos y los pokémon asintieron, ellos ya sabían perfectamente lo que tenían que hacer, mientras su dueño se alejaba y los dejaba vigilando a sus objetivos.

Ver el archivo adjunto 465206

Ver el archivo adjunto 465207
Unos minutos después ambas hermanas caminaban tranquilamente por la calle cuando de repente el Pichu que estaba en el bolso de la más pequeña salió de este y comenzó a correr en dirección a una calle, por lo que la pequeña salió en su persecución.

—Lyn, espérame —dijo su hermana mayor, quién respondía al nombre de Lena, pero la pequeña la ignoro por completo.

Después de recorrer varias calles, las cuales cada vez se hacían más pequeñas y con menos gente la niña finalmente encontró al ratoncito eléctrico, pero algo andaba mal ya que Pichu estaba tirado en el suelo y totalmente fuera de combate, la pequeña se agachó para recoger a su debilitado pokémon y cuando estaba a punto de tomarlo en sus brazos se quedó quieta...

La pequeña Lyn comenzó a escuchar una ligera pero linda canción, nunca en su corta vida había escuchado algo similar pero le encantaba, cerró los ojos por unos momentos para apreciar la melodía con más atención y cuando los abrió de nuevo la luz había desaparecido por completo de sus bellos ojos cafés, ya no le importaba en lo absoluto el pequeño y herido pokémon frente a ella, lo único que le importaba era aquella magnífica canción.

Lentamente se puso de pie, dejando a Pichu en el suelo, y comenzó a caminar en dirección al origen de la melodía con una sonrisa en su rostro, el único pensamiento en la mente de Lyn era que debía llegar a la fuente de aquel sonido y en cuanto lo hiciera sabría que hacer.

Lena por su parte, al fin pudo ver a su hermana, que ahora daba vuelta en una calle con un paso tranquilo y una sonrisa, la llamó pero la pequeña no le respondía y al acercarse pudo ver a su debilitado pokémon en el suelo.

“¿Que es lo que sucede aquí?” se preguntó la joven entrenadora muy consternada mientras regresaba al tipo eléctrico a su pokebola, su hermanita adoraba a Pichu y nunca lo hubiera dejado abandonado, y menos aún si estaba herido, algo muy raro le sucedía a Lyn y ella averiguaria que era, fue entonces cuando empezó a escuchar una hermosa melodía que venía de la dirección que tomó su hermana.

“Esto es aún más raro, a Lyn nunca le ha gustado tanto la música" pensó Lena antes de seguir a su hermana, no tardó mucho en encontrarla de nuevo, ya que la pequeña estaba caminando de una manera tranquila, lo cual no era nada común en ella y extraño aún más a su hermana, pero a cada paso que daba la melodía resonaba con mayor fuerza en su cabeza impidiéndole pensar en el inusual comportamiento de la niña.

“Ahora entiendo porque Lyn actúa así, está melodía es tan... cautivante" fue el último pensamiento de Lena antes de detenerse y cerrar los ojos, en cuanto los abrió de nuevo, su mirada estaba vacía y al igual que a su hermana nada le importaba más que la canción.

Poco después ambas hermanas llegaron al final de un callejón, en donde descubrieron que los intérpretes de la canción que les fascinaba eran un Meowstic macho y una Kirlia dirigidos por un muchacho rubio, ellas se quedaron observando en silencio y poniendo su total atención, ya que la melodía se los indicaba.

Cuando el joven y sus pokémon se vieron descubiertos, sonrieron triunfantes, los ojos de Kirlia brillaron y el ritmo de la canción cambio. Las hermanas no fueron ajenas a ello, pero su comportamiento no cambio en lo absoluto, ambas seguían en trance, cada vez más profundo, escuchando con atención hasta la última nota de aquella melodía y convirtiendo las indicaciones que les daba en sus propios pensamientos.

Max por su parte observaba el resultado de su brillante plan, al verlas salir del Centro Pokémon Kirlia uso Atracción en el pequeño Pichu, quién comenzó a seguirla y una vez que estuvieron lo bastante alejados de las avenidas principales y lo suficientemente cerca de donde estaba su entrenador, fue cuando Meowstic rápidamente ataco con Pulso Umbrío dejando fuera de combate al pokémon bebé, gracias al Teletransporte de Kirlia volvieron con Max y alistaron su movimiento definitivo: La “Cautivación Hipnótica”.

Dicho ataque era la fusión de los movimientos Voz Cautivadora de Meowstic e Hipnosis de Kirlia, creando ondas sonoras que eran capaces de atraer a toda persona en un radio de 30 metros en cualquier dirección, sumiendolas en un profundo trance hipnótico entre más se acercaran a la fuente, al chico se le ocurrió crear ese movimiento para que sus habilidades y orígenes como coordinador también estuvieran al servicio de su Ama.

Después de observar a sus preciosas víctimas por algunos minutos decidió que ya era suficiente y devolvió a sus pokémon, era tiempo de pasar a la verdadera diversión.

—Escuchenme con mucho cuidado. De ahora en adelante, ustedes me verán como a su guapo hermano mayor, al que tanto adoran, y harán cualquier cosa que yo les pida sin dudar.¿Entendieron?

—Si, hermano.

—Muy bien, como saben las buenas niñas siempre hacen lo que su hermano dice, el lo hace por su bien y si por ejemplo les pido que me muestren sus cuerpos no tienen porque sentirse tímidas o apenadas conmigo, después de todo soy su hermano mayor y por eso no les molestará en lo más mínimo si las miro. ¿Entienden?

—Sí, hermano. Haremos todo lo que nos digas porque sabes que es lo mejor para nosotras —respondieron las dos al mismo tiempo.

—Muy bien, de hecho ustedes se sentirán muy bien cuando miro sus cuerpos, ustedes son las que desean mostrarme sus cuerpos y mientras más las vea, mas seguras y mejor se sentirán. ¿Entienden?

—Si hermano, nosotras nos sentimos muy bien al mostrarte nuestros cuerpos.

—Muy bien hermanitas, para finalizar de ahora en adelante, el tener sexo entre ustedes o con su adorado hermano no será ningún problema. En realidad ustedes siempre han deseado tener sexo con su hermano, viéndolo alrededor se excitarán y se pondrán muy calientes. Ahora contaré hasta 10, y cuando diga 10 cumplirán mis instrucciones al pie de la letra ¿Entendido?

—Si, hermano.

Al escuchar su respuesta el comenzó a contar y al terminar la cuenta regresivo las hermanas, abrieron sus ojos, que ahora tenían una mirada llena de amor y deseo hacía el chico que estaba frente a ellas.

—Vamos a un lugar más privado ¿Les parece? —preguntó Max sabiendo de antemano cual seria la respuesta.

—Por supuesto hermano —respondieron ambas al unísono, mientras Lena tomaba la mano de Lyn y seguían al chico.

El trío no tardó en llegar al apartamento del chico, el cual a pesar de la zona era bastante lujoso, de inmediato Max se sentó en el sofá de la sala y con una señal le indicó a la pequeña Lyn que se sentara en sus piernas, lo cual ella hizo de inmediato.

—Lena has un striptease para nosotros —ordeno mientras acariciaba el trasero de la menor.

—Por supuesto hermano —respondio la entrenadora con alegría antes de comenzar a quitarse la ropa y dejando ver que tenía un cuerpo hermoso.

—Oye hermanita ¿No has pensado en convertirte en performer? —pregunto el chico al verla únicamente en ropa interior.

—La verdad no hermano, nunca me ha llamado la atención, pero a Lyn sí ¿Por que lo dices?

—Porque eres muy hermosa hermana y pienso que serías una performer excelente, incluso podrías llegar a ser la Reina de Kalos —respondio ruburizando a la chica.

—Si eso es lo que crees entonces lo haré, a partir de ahora seré una performer. Después de todo mi hermano siempre sabe lo que es mejor para mí —dijo Lena antes de dejar caer su sostén, causándole una sonrisa al chico, quién estaba maravillado con el bello espectáculo frente a sus ojos.

—Ahhh —fue el débil gemido que Lyn dejo escapar, ya que de manera inconsciente Max estaba acariciando su joven concha por debajo de su ropa interior, aquel sonido excitó mucho a los 2 jóvenes y cuando Lena estaba por quitarse sus bragas la puerta se abrió.

Ninguno de los 3 pudo hacer el más mínimo movimiento, en un principio por la sorpresa, pero luego se dieron cuenta de que era por la fuerza del ataque Psíquico de un Chimecho.

—Max Hagen estás arrestado —dijo con seriedad la Oficial Jenny que estaba a lado del pokémon psíquico y que apuntaba al chico con un arma, mientras pensaba “Va uno faltan 2, Amo Anthony".

Continuará...
 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
636
Buenos días lectores tras otra breve ausencia nos vemos nuevamente con un nuevo capítulo de esta historia trabajo de la mente de Black Cygnus y Sombrero loco.

(Cómo siempre Amourshipers abstenerse de esta historia)

(Lemon fuerte leer bajo criterio propio)

Capitulo 10. Hermosos reencuentros: Corrompiendo a la Familia.

7 días después de la victoria de Serena en el Gran Festival el grupo se dirigió al aeropuerto de la ciudad, ya era tiempo de dejar Hoenn y volver a Kalos, a excepción de Jenny, quién hace 5 días después de la comida se despidió de todos diciendo que tenía una importante misión que cumplir, pero que se verían de nuevo.

Después de unas 4 horas de vuelo, el grupo finalmente había llegado al aeropuerto de Ciudad Lumiose en Kalos, después de salir del lugar Alexa les dijo que debía volver a Ciudad Santalune para entregar su reportaje y pedir una licencia temporal en su trabajo.

—Muy pronto iremos a Santalune y espero que ese asunto este listo —comento Anthony mientras se despedía con la mano.

—No te preocupes Anthony, todo estará listo para cuando lleguen. Hasta ese momento cuídense mucho —respondió la reportera despidiéndose del grupo con la mano y dirigiéndose hacia la Ruta 4.

Después de eso acompañaron a Shauna a su casa y una vez que se despidieron de la morena, la feliz pareja se disponía a ir a la Terminal de Autobuses para ir a Pueblo Vaniville cuando...

—¡No puede ser! ¡Hermano, mira es Serena! —gritó una emocionada voz infantil, se trataba de una niña rubia que prácticamente estaba arrastrando a un chico rubio de lentes.

—¡Bonnie, Clemont! —gritó Serena soltando por un momento la mano de su novio para abrazar a los hermanos que la acompañaron en su viaje por Kalos, los 3 chicos estaban felices por encontrarse de nuevo, el gesto de Serena sorprendio a los rubios en especial a Clemont, quién se sonrojó al sentir los grandes atributos de su amiga tan cerca de el, todo indicaba que sería un emotivo reencuentro hasta que la menor notó un pequeño detalle.

—Oye Serena ¿Quien es él? —preguntó la pequeña niña que no ignoro la presencia de aquel desconocido.

—Lo siento chicos por no presentarlos primero, el es mi novio Anthony. Amor ellos son mis amigos Bonnie y Clemont —habló la chica con alegría volviendo a tomar al chico de la mano, por lo que no notó el efecto que sus palabras tuvieron en los rubios.

—Es un verdadero placer para mí por fin conocerlos, Serena me ha hablado mucho de ustedes —respondió el pelinegro mientras les daba la mano.

De esa manera los 4 comenzaron a pasear por la ciudad poniéndose al día de lo ocurrido después de su viaje por Kalos, los hermanos seguian muy sorprendidos por aquella revelación, pero supieron ocultarlo. Y aunque Anthony congenio muy bien con su hermano, había algo detrás de toda esa caballerosidad que no le gustaba a Bonnie y la hacia sospechar.

Cuando pasaron por el Centro Comercial y Serena anuncio que pasaría al tocador Bonnie se ofreció a acompañarla.

—Serena ¿Que pasó con Ash? —preguntó la loli directamente cuando se quedaron a solas viéndola con seriedad.

—Sabia que me lo preguntarías, escucha Bonnie, Ash siempre será alguien muy importante para mí, es un valioso y preciado amigo y nunca olvidaré todo lo que vivimos juntos. Pero si te soy honesta mi corazón se cansó de esperarlo.

—¿A que te refieres?

—Despues de aquel beso en el aeropuerto imaginé que despertaría algo dentro de él, incluso una parte de mi fantaseaba con que me detuviera o que fuera conmigo, pero tu viste eso no pasó. Incluso cuando estaba en Hoenn yo esperaba alguna señal de el, una llamada, una carta, cualquier cosa, pero nunca llegó nada, Ash jamás se contactó conmigo otra vez.

La pequeña escuchaba con atención a la chica y no podía culparla del todo ya que ella tenía razón, desde el fin de su viaje el chico de Kanto nunca volvió a contactarlos.

— ¿Y como conociste a Anthony?

—Fue después de uno de mis primeros Concursos, no me estaba yendo muy bien y yo me sentía muy sola y triste en aquella región que apenas conocía, él se acercó y se ofreció a acompañarme, admito que en ese momento fui muy fría con el, pero después de un tiempo decidí aceptar su oferta.

—Yo aún esperaba con ansias cualquier señal de Ash, pero esta nunca llegó, durante mi viaje por Hoenn Anthony fue muy atento y caballeroso conmigo y sin darme cuenta empecé a sentir lo mismo que sentía por Ash, Anthony fue entrando en mi corazón y logró conquistarlo. Fue durante un festival al que asistimos en donde el me confesó que estaba enamorado de mí y me pidió ser su novia, ahí entendí que yo tambien estaba enamorada de él y acepté.

—Bonnie se que todo esto es muy repentino para tí y se que no confías en Anthony, pero el me hace muy feliz y por eso te pido que le des una oportunidad para demostrarlo, tú y Clemont son como mis hermanos y me importa mucho su opinión. Por favor Bonnie —pidió la chica quién se había agachado para quedar a la altura de la niña y mirarla a los ojos.

—Esta bien Serena, lo haré, pero si llega a lastimarte no seremos amables con el. ¿Verdad Dedenne? —contestó la pequeña secundada por su hámster eléctrico de bolsillo.

Las chicas se sonrieron y salieron del tocador para encontrarse con Clemont riendo a carcajadas de un chiste de Anthony, después de eso Serena les dijo que debían ir a Pueblo Vaniville para visitar a su madre y los rubios los acompañaron a la Terminal de Autobuses y les desearon un feliz viaje.

—¿Tus amigos sospechan algo? —preguntó el pelinegro cuando ya estaban sentados dentro del vehículo.

—Solo Bonnie, pero logré convencerla y Clemont es demasiado despistado en ese sentido.

—Se nota en la cara que puso cuando lo abrazaste —contestó el pelinegro ligeramente celoso.

—Tranquilo, Clemont es más inofensivo que un bebé y en verdad dudo que vuelva a estar así de cerca con otra mujer. Además sabes que yo soy toda tuya, mi amor.

—Lo se, mi amor —contestó el tocando disimuladamente su pecho y sacándole una sonrisa a la chica.

Después de unas 2 horas la pareja al fin estaba en el pueblo natal de la performer y sólo les tomó unos minutos encontrar la casa de su madre, de la cual salió un Rhyhorn para saludarla.

En ese instante la puerta de la casa se abrió y de ella salió una preciosa mujer de tez ligeramente bronceada, cabello castaño oscuro y los mismos ojos azules que tenía su novia, los pechos de aquella mujer eran incluso más grandes que los de Alexa, junto con aquella delineada y curvilínea figura. A pesar de la edad la madre de Serena era una mujer preciosa a la que fácilmente podrías confundir con una señorita.

—¡Mamá! —gritó la joven lanzándose a los brazos de su madre quien de inmediato la abrazo.

—Estuviste fantástica en Hoenn, cielo. Totalmente digno de mi hija —comentó la ex-corredora Rhyhorn con una expresión radiante.

—¿Y quién es este joven tan apuesto? ¿Acaso es tu novio? —comentó la mujer pícaramente para molestar a su hija al notar la presencia de Anthony.

—De hecho sí. Mamá te presento a mi novio Anthony, mi amor te presento a Grace, mi mamá —contestó la chica con calma.

—Serena ¿Porque no me dijiste que tenías novio, jovencita? Pienso en que debería de castigarte —comentó la mujer en un tono severo

—No es culpa de Serena señora, yo fui quien le pidió que se lo dijéramos en persona —contestó el chico quién se acercó a Grace.

—Por cierto permítame disculparme, yo soy Anthony y quisiera que me permitiera seguir siendo el novio de su hija —contestó el chico haciendo una reverencia y tomando la mano de Grace para besarla.

"Vaya es muy educado y también bastante guapo, yo siempre creí que su primer novio sería Ash pero parece que no y aunque nuestros gustos en ropa difieran al parecer ambas tenemos un buen gusto para los hombres" pensó la mujer.

—Bueno eso ya no importa, mientras mi hija sea feliz no hay problema. Pero imagino que deben de estar agotados así que pasen a descansar, justo ahora estaba tomando el té —dijo Grace invitándolos a pasar y cerrando la puerta para dirigirse a la sala de estar.

—Se acabaron los macarons ¿Serena te importaría ayudarme un poco en la cocina? —pregunto la mujer recibiendo un asentimiento de su hija quien se levanto del sofá donde estaba sentada y se dirigió a la cocina junto con su madre, en ese momento Anthony pudo ver el magnífico trasero de Grace y tomo una decisión, sin duda atraparía a esa hermosa mujer y se convertiría en el Amo y Señor de aquella casa teniendo a ese hermoso dúo de madre e hija como sus leales y obedientes esclavas.

El pelinegro estaba sumido en sus pensamientos hasta que una nota en la televisión llamo su atención, se hablaba de la detención de un chico rubio que enfrentaba serios cargos por uso indebido de habilidades pokémon, hostigamiento, acoso sexual y pederastia, por lo que pasaría más de 50 años en prisión.

“Lo siento Max, pero esto tenía que pasar así” comento Anthony para si mismo al reconocer al detenido, pero no pudo evitar sonreír al saber que estaba más cerca de cumplir su objetivo “Va uno faltan 2” mientras recordaba la conversación que tuvo con Jenny y Malva hace 6 días.

Al día siguiente después de aquella interrumpida celebración Anthony miraba el Holomisor que Malva le dejo, las chicas después de cambiarse y desayunar le comentaron que saldrían de compras y el accedió aunque sólo les pidió que no volvieran muy tarde, una vez que se fueron Jenny se disponía a volver a su trabajo cuando decidió detenerla.

—Espera Jenny, necesito hablar contigo de algo.

—Como órdenes mi Amo, estoy a tu completa disposición —respondió la mujer antes de tomar asiento frente a el.

—Necesito que pongas tu total atención a la siguiente conversación ¿De acuerdo? —le pidió, recibiendo una cabezada de asentimiento de la oficial y sin dudar comenzó a marcar el número que estaba programado en el aparato.

—No espere que me llamarías tan pronto, espera ¿Ella es una Oficial Jenny? Si tienes problemas con la ley no cuentes con mi ayuda —contesto el holograma de Malva que apareció del Holomisor.

—No te preocupes por Jenny, ella nos ayudará en nuestro objetivo.

—Entiendo, ¿Pero estas seguro de que ella no nos hará caer? Comprenderás que por razones obvias no confió en la Policía.

—Estoy completamente seguro de que ella no nos dañará de ningún modo ¿O si, Jenny?

—Por supuesto que no Amo, yo quiero que se haga justicia y también hacer realidad todos tus deseos —contesto la Oficial.

—¡Vaya, vaya! Cada vez me impresionas más Anthony, nunca se me ocurrió que una de tus "parejas" fuera una Oficial Jenny, al parecer eres más estratégico y selectivo con tus capturas de lo que yo crei. Pero no creo que esa sea la razón por la que me llamas, así que te sugiero que vayas al punto.

—Se como asegurarnos de que sea yo quien vaya a la captura de Diantha.

—Explícate Anthony —pidió la Alto Mando sumamente interesada.

—Veras dentro de la Agencia de Palermo no hay mucho personal masculino y la gran mayoría se dedica a la vigilancia del edificio y unos pocos se dedican a ser los chóferes y guardaespaldas de Palermo y de Aria. Y dentro de los cazadores que Palermo emplea hay 2 clases, la segunda clase esta compuesta en su mayoría de novatos sin mucha experiencia, pero la primera clase, al igual que yo, esta bajo las ordenes directas de Palermo y se les conoce con el nombre de los Royal Knights.

—¿Así que los Royal Knights?. Imagino que ellos son el escuadrón de élite de Palermo que me habías mencionado ¿Supongo que tú tambien eres parte de ellos, no?

—En realidad no, ellos le propusieron a Palermo a ascenderme a ese grado por mi experiencia en las misiones y en los combate pokémon, aunque ella les dijo que aún no consideraba que estuviera listo además de que aún era muy joven, pero he entrenado y hecho algunas misiones con ellos, y podría decirse que dentro de esa jerarquía prácticamente soy un Royal Knight.

—Entiendo, aún no eres un Royal Knight, pero los conoces a todos ¿No es así? —comento Malva con una sonrisa al unir los cabos sueltos.

—Así es. Si quitamos a los Royal Knights de nuestro camino Palermo no tendrá otra opción más que enviar al siguiente miembro dentro de su jerarquía: Tendrá que enviarme a mi. Ya que no le confiara algo tan importante como la captura de Diantha a unos novatos en formación. Los miembros de los Royal Knigths están conformados de 3 personas quienes son:

1). El Líder Alphonse Sade, es un hombre moreno de unos 25 años tiene el cabello y los ojos de color negro, es de estatura media y es conocido como "El atacante de la Rosa" ya que deja a sus víctimas cubiertas con los pétalos de esa flor. Entre sus víctimas se encuentran varias Enfermeras Joy y Oficiales Jenny que distribuidas a lo largo de Kalos.

2). Grenuelue, el es un chico de 22 años, de cabello castaño oscuro, ojos verdes y piel pálida, es alto y delgado de piel pálida. Lo que lo caracteriza es de que es un fetichista de la ropa interior, por lo que siempre buscará aumentar su colección.

3). Y finalmente esta Max Hagen, es el más joven del trío, es rubio de ojos castaños y complexión media. Pero tiene la mala costumbre de que no puede evitar jugar a ser el "hermano mayor" de las entrenadoras novatas que captura, el dice que entre más jóvenes sean sus presas mejor.

—Entonces tenemos trabajo que hacer —comentó Malva después de escuchar esa información con una sonrisa de triunfo.

Una vez que terminó de ver la noticia el chico liberó a su Fennekin, estaba dispuesto a hacer suya a aquella deliciosa mujer, que justamente llegaba a la sala con una bandeja de té en sus manos. El se levantó rápidamente y se ofreció a poner la bandeja en la mesa en lugar de Grace, quién le agradeció el gesto con una sonrisa.

Cuando tomo la bandeja y la puso en la mesa le dió una mirada a su zorro, quién de inmediato entendio lo que su entrenador quería y dió un salto y un pequeño gruñido, cuando Grace volteó a ver al pequeño pokémon para saber que quería, sus ojos azules quedaron atrapados por el brillo morado de los ojos de los ojos de Fennekin y la dejaron rápidamente en un profundo trance.

Mientras tanto Serena acababa de salir de la cocina con otra bandeja para encontrarse a su madre inmóvil a la mitad de la sala con la mirada perdida y fue ahí cuando al chico se le ocurrió una deliciosa idea, así que se acercó lentamente a su novia, le quitó la bandeja que tenía en sus manos y la puso en la barra de la cocina, para acercarse a ella por detrás, su cuerpo rozaba al de la chica y usaba su lengua para recorrer el delicado cuello de su novia mientras que sus manos empezaron a masturbarla por encima de su ropa, Serena silenciaba sus gemidos como podía para no llamar la atención de su madre, pero Grace no respondía, y ella tampoco intentaba decirle a su novio que parará porque en el fondo a ella le encantaba esa morbosa situación.

—Mi hermosa Serena, yo se que dentro de ti hay una chica mala y quiero conocerla, quiero me muestres lo sexy y dominante que puedes ser y que le des rienda suelta a tu imaginación, tu hermosa madre esta totalmente hipnotizada y quiero que la uses como un juguete para tu diversión, quiero que la domines y le muestres el placer de ser nuestra esclava. ¡Quiero que la hagas obedecernos para siempre! —le dijo el chico al oído con una voz suave, pero firme a la vez y Serena de inmediato entendió que aquello era una orden de su adorado Amo y que debía de obedecerla.

—Así sera, mi amado Anthony. Siguiendo tus órdenes desde ahora seré una sexy y dominante Ama con nuestros juguetes, con nuestras leales esclavas, y también te demostraré mi eterna lealtad y sumisión dominando a mi sensual madre para ti —respondió con un tono de voz increíblemente seductor y en sus hermosos ojos azules se reflejaba la lujuria.

Anthony sonrió complacido y soltó a Serena, no sin antes darle una sonora nalgada, quién sensualmente se acerco a su progenitora hasta quedar enfrente de ella, la mujer estaba en una posición firme, sus ojos azules estaban totalmente vacíos y su mente estaba totalmente en blanco.

—¿Me escuchas Grace? —pregunto con una inusitada frialdad.

—Sí...

—Muy bien, quiero que me escuches con mucha atención. A partir de ahora eres totalmente mía y en cuanto despiertes seguirás totalmente bajo mi poder. De ahora en adelante harás todo lo que yo te diga, sin dudar, sin rechistar, sin pensar, no podrás oponerte a ninguna de mis ordenes y seguirás siendo tú misma, pero sin voluntad alguna para incumplir mis mandatos. Y en el momento en cuando llegues al orgasmo serás totalmente mía, serás una sexy y obediente esclava que estará totalmente a mi servicio para siempre. Ahora dime ¿Si has entendido mis órdenes?

—Sí.

—¿Que es lo que harás a partir de ahora?

—Todo lo que me digas.

—¿Hay algo que no harías por mí si yo te lo pidiera?

—No

—¿Y que pasará cuando llegues al orgasmo?

—Me convertirse en una sexy y obediente esclava a tu servicio.

—Muy bien, Grace. Abre tus ojos ¡Ahora! —ordeno Serena con firmeza y en ese instante la mujer despertó como si nada hubiera ocurrido, se disponía a sentarse cuando la voz de su hija se lo impidió.

—No recuerdo haberte dado permiso para sentarte...

—¿Que dijiste Serena? —pregunto la mujer muy sorprendida y un poco molesta.

—¡Cállate! No tienes permitido hablar hasta que yo te lo ordené —exclamó la chica con firmeza y muy a su pesar Grace obedeció.

—Muy bien, veo que empiezas a entender cuál es tu nuevo lugar en esta casa. Ahora quiero que te comiences a bailar muy sexy mientras te quitas la ropa.

Grace no podía creer lo que pasaba, su pequeña y tierna hija se comportaba como si fuera una persona totalmente diferente y su incredulidad se transformó en miedo cuando su cuerpo comenzó a moverse por si solo siguiendo la orden que se le dió.

Sin poder evitarlo Grace comenzó a mover sus caderas de un modo bastante sensual, mientras sus manos levantaban lentamente su blusa azul marino dejando a la vista un sostén de color negro que cubría sus espléndidos pechos talla 105, sus pies se deshacían de sus zapatillas y ella se volteaba para mostrarle su increíble trasero a su hija y su novio, mientras que sus manos iban bajando su pantalón verde, dejando ver primero las bragas negras que cubrían sus nalgas y luego sus deliciosas y ligeramente bronceadas piernas, hasta quitárselo por completo. Una vez en ropa interior no tardó mucho tiempo en desabrochar su sostén y dejarlo caer para liberar esas magníficas tetas, con aquellas areolas de color café y sus pezones visiblemente erectos, después de eso se dió la vuelta nuevamente y se agacho ligeramente para quitarse sus bragas y darle a los chicos una vista privilegiada de su ano y su concha.

Una vez desnuda la mujer dejo de danzar, quedándose en una posición firme y sin poder evitarlo unas pequeñas lágrimas comenzaban a surcar su rostro.

—Imagino ¿Que te preguntas que pasa, no es así mami? Te permitiré hablar, pero no puedes gritar ni huir.

—Se-serena ¿Que sucede? ¿Porqué me haces esto? —preguntó la mujer confundida intentando contener sus lágrimas.

—Tranquila mami, lo estoy haciendo por tu bien, sólo estoy mostrandote tu destino —dijo Serena ignorando por completo la expresión suplicante de su madre para dirigirse a su novio.

—Mi amor ¿Estas contento? ¿Lo estoy haciendo bien? —preguntó tímidamente.

—Lo estás haciendo muy bien, Serena. Estoy tan contento que te has ganado una recompensa —en cuanto el pelinegro dijo eso, acercó a ella y la tomo por la cintura para comenzar fundir sus labios de manera bastante pasional en medio aquel inesperado abrazo, la mano del chico bajó hasta el trasero de ella y comenzó a manosearlo sin el menor pudor. Serena complacida dirigió sus manos hacia el borde de su vestido y repentinamente lo levantó, dejando a la vista su tanga azul de encaje, su excitante liguero, también azul, y sus hermosas y blancas nalgas apenas cubiertas por la diminuta prenda, tomando las manos del chico y dirigiéndolas hacia su trasero, guiándole y ayudándole a manosearlo.

Grace mantenía los ojos fijos en su hija y la veía totalmente impresionada, jamás la había visto actuar así. Serena parecía adorar a Anthony y disfrutaba de sus caricias por completo, en sus ojos y en sus acciones había una verdadera pasión, ella le ofrecía su cuerpo a su novio como si de una mujerzuela se tratara y también parecía gustarle que ella estuviera delante, mirándolos.

—¿Porque me haces esto, Serena? ¿No lo entiendo? Tú no eres así, hija. ¡¡¡Eres mi hija!!!

—Ya lo sé mamá. Pero el es mi novio, el hombre del que estoy perdidamente enamorada y también es mi adorado Amo y Señor, mi corazón, mi cuerpo y mi alma le pertenecen por completo y sus palabras son mis órdenes. Yo soy su humilde y fiel esclava y dentro de poco tú también lo serás.

Los ojos de Grace se abrieron totalmente por la sorpresa. A pesar de que sus oídos habían escuchado a la perfección cada palabra que dijo Serena, su cerebro no podía asimilarlo y sin pensarlo miró al chico con furia esperando encontrar respuesta a su pregunta.

—Durante su viaje por Hoenn conocí a Serena, fue muy fácil acercarme a ella y de inmediato la hipnotice para convertirla en mi sexy y obediente esclava y aun más que eso en la novia perfecta —explico Anthony mientras que Serena estaba detrás de él, pegada a su espalda, restregando su pierna semidesnuda por su cuerpo y acariciando su torso con ambas manos e intentando guardar el equilibrio, el rostro de chica no demostraba más emoción que el inmenso deseo de agradarle a su novio.

—Cuando ella me pidió permiso para venir aquí yo no pensaba hacer nada, pero al ver lo sexy que eres no pude contenerme. Yo controlo a Serena y ella te controla a ti, así que el resultado de nuestro pequeño juego es obvio ¿No lo crees?

Grace no contestó, estaba atemorizada y al mismo tiempo furiosa. A pesar de haber sido hipnotizada ella seguía teniendo su orgullo y este había sido herido al ver cómo su adorada hija era humillada de aquella forma, ver a aquél le producía un sentimiento de odio, rabia e impotencia como jamás lo había experimentado.

—Serena, quítate el vestido —ordenó el pelinegro y sin dudar un solo instante, la chica tomó el borde inferior del prenda con ambas manos y lo arrastró por encima de su cabeza. Al hacerlo, sus hermosos pechos, cubiertos por un excitante e insinuante sujetador azul, a juego con el resto de su lencería, bailaron durante unos segundos al ritmo de sus movimientos.

—Tu hija desarrollo un enorme gusto por la lencería sexy, ella ya nunca usa ropa interior común, desde que nos conocimos Serena siempre utiliza los más excitantes y provocativos conjuntos de lencería —comentó el dirigiéndose a la mujer, quien observaba a su hija vestida con aquella erótica indumentaria que la hacia ver como una diosa a sus ojos.

—Amor ¿Que te parece si continúas divirtiéndote con tu mami? —le comentó a la chica quién de inmediato se detuvo.

—Si, mi amor —contestó la chica sumisamente para dirigirse hacia Grace, abrazarla y darle un corto pero apasionado beso en los labios, que muy en el fondo dejó a la mujer con ganas de más.

"Sus labios son tan ricos. ¿Pero que diablos me pasa? Ella es mi hija"

Serena notaba perfectamente bajo sus dedos como el corazón de su madre latía cada vez con más intensidad y bajó su boca pasándola por el cuello de su progenitora, el cual beso con cariño e incluso le dio un ligero mordisco hasta colocarla sobre sus pechos desnudos para comenzar a lamerlos con dulzura, provocando en la mujer una oleada de placer inédita, ante la que no pudo evitar soltar unos débiles gemidos.

La chica aprovechando del estado de excitación de su madre dejo sus pechos y colocó sus manos en las caderas de esta para comenzar a bajarlas poco a poco, hasta llegar a su descubierto sexo y separó los grandes labios vaginales de su madre, Serena se arrodilló para poder observar su rosado y húmedo coño con detalle y no pudo resistirse a aprisionar su clítoris entre sus dientes y darle un par de lamidas rápidas para sentir como la mujer se estremecía de placer.

—¡Por favor sigue! —exclamó Grace respirando agitadamente y rindiéndose al placer, provocando una sonrisa interior en la chica.

—Ama Serena, desde ahora deberás llamarme así. Y lo siento mami, pero esta era solo la versión de prueba —dijo la chica incorporándose de nuevo —Ahora ya sabes lo que bien que te puedes sentir si te portas bien conmigo.

—¡Si, Ama Serena! ¡Por favor, sigue! —pidió la mujer extasiada con el placer que tanto necesitaba sentir, el placer que no sentía desde que su esposo murió, mientras dos de los ágiles dedos de su hija se habían adentrado en su vagina.

—Muy bien mami, veo que lo entiendes. Pero antes quiero ver lo puta que puedes llegar a ser —dijo ella sacando sus dedos del sexo de su madre, empapados en fluidos para ponerlos delante de la boca de la mujer

—¡Chúpalos! —ordenó, viendo con satisfacción cuando su madre abrió la boca para chupar con lujuria y pasión los dos dedos que le ofrecía y sacarlos cuando consideró que estaban libres de fluidos.

—Así me gusta, mami —dijo Serena antes de darle un nuevo y fugaz beso en los labios —¿Ves lo rico que se siente cuando haces lo que digo?

—Sí Ama Serena, por favor deme más—suplico la mujer fuera de si, después de que la chica hubiese dedicado todo el tiempo en que su madre lamía los dedos de su mano derecha para estimular su cuerpo con la izquierda.

—Bien, arrodíllate ante mí y besa mis botas en señal de obediencia y sumisión absoluta —ordenó sin andarse con rodeos, ella esperaba que la orgullosa de su madre pusiera algo de resistencia, pero se sorprendió gratamente cuando vio como esta de inmediato se arrodilló en el suelo e inclinaba su cuerpo hasta posar sus labios sobre sus botas cafés, las cuales comenzó a cubrir de besos y a lamerlas cuando cuando ella se lo indicó.

La joven, curiosa por saber hasta donde llegaba el deseo de Grace, le indicó que se tumbara en el suelo boca arriba. La mujer, que cada vez jadeaba con mayor intensidad no dudó en tumbarse sobre el suelo de la sala, Grace aún estaba consciente de que lo que hacia estaba muy mal, pero ya no le importaba, el placer que sentía había nublado por completo su juicio y ella presentía que algo maravilloso sucedería en cuanto llegara a su clímax.

Serena aprovechando de la situación de su progenitora comenzó a acariciar el cuerpo de la mujer usando únicamente sus botas, oprimiendo ligeramente sus pechos en especial sus pezones y usando la punta de sus botas en el palpitante coño de la mujer para luego llevarlo a la boca de esta y que lo chupara…

—Veo que lo estás pasando muy bien, mami —comentó Serena —¿Quieres que te haga correrte?

—¡Si, Ama Serena! ¡Por favor! —imploro la ex corredora Rhyhorn.

—Muy bien, pero lo haremos como yo diga y te correrás cuando yo te diga, ¿Entendido, mamita?

—Sí, Ama Serena, está muy claro.

La chica sonrió al ver que tenía a su madre totalmente a su merced, se sentó en el sofá y le indicó que le siguiese a cuatro patas. Grace, que nunca se había sentido tan humillada no dudó en obedecer si aquel era el único camino para llegar al orgasmo. Una vez la tuvo a sus pies, Serena para premiar su buena conducta acarició suavemente su cabeza para a continuación ordenarle que le descalzase su pie derecho, el cual estaba completamente sudado.

—Ahora coloca tu coñito sobre mi pie y frótate contra él hasta que te corras —ordenó la chica viendo la cara de excitación de su madre, que a juzgar por su expresión haría lo que fuera para llegar al orgasmo —¿Es lo quieres, no?

—Sí, Ama Serena, es lo que quiero —dijo la mujer visiblemente excitada y separando sus piernas para dejar el pie de su hija entre ellas.

—Muy bien mami —dijo la muchacha agarrando de la barbilla a Grace y levantando su cabeza, mientras notaba sobre su pie como el sexo de la mujer a la que tenía completamente dominada se movía de arriba a abajo con rapidez buscando el tan ansiado orgasmo, Serena no le permitía que bajara la cabeza ya que quería ver en todo momento el rostro de su madre, la cual parecía ansiosa de correrse al fin.

Tal y como Serena lo imagino, Grace no tardó mucho en correrse, soltando una gran cantidad de fluidos sobre su pie al tiempo que se agarraba de su pierna con fuerza y cerraba los ojos mientras formaba una expresión de absoluto placer en su rostro. En ese momento la realidad de Grace cambio, ella comprendió que Serena, su adorada Ama tenía razón, a partir de ahora ella era una esclava al servicio de su amada hija y su apuesto novio, su único propósito era el de obedecerlos en todo, en realidad era algo que ella misma deseaba, pero no se había dado cuenta para aceptarlo.

A Serena le agradó mucho que cuando le dio a Grace la orden de que limpiara lo que había ensuciado su madre ni siquiera pregunto como y fue directamente a limpiar su pie con mucha lujuria y devoción, usando su lengua para retirar y tragarse hasta la última gota de sus fluidos.

—Muchas gracias Ama Serena, desde ahora seré su más fiel esclava —comento Grace totalmente sonrojada y recibiendo un beso de hija.

Mientras que Anthony, que ya se había quitado la ropa y estaba sentado en una silla disfrutando de ese bello espectáculo decidió que ya era tiempo de disfrutar de su premio.

—Eso fue maravilloso preciosas, pero ya es tiempo de que le den placer a su Amo ¿No les parece? Grace llévanos a tu habitación —ordeno el chico sabiéndose dueño de la situación.

—Sí, Amo. Como usted ordene —contestaron las 2 mujeres al mismo tiempo con alegría, mientras se levantaban para dirigirse a la alcoba principal de la casa.

Una vez en la habitación Anthony comenzó a besar a Grace con pasión, la mujer correspondió gustosa y comenzó a acariciar el miembro del joven con una de sus manos hasta dejarlo totalmente erecto.

—Amo... ¿Le gustaría que le enseñara a Serena unos cuantos trucos para complacerlo mejor? —pregunto la mujer cuando se separaron para recuperar el aliento.

—A mi me parece una maravillosa idea ¿Que opinas Serena?

—Estaré encantada ¡Vamos mamá! ¡Enséñame como puedo complacer mejor a Anthony! —suplico la chica muy emocionada ante la perspectiva de recibir consejos de su ardiente madre y de darle más placer al chico al que amaba.

—Muy bien, Serena acércate y observa muy bien lo que hago —la chica obedeció a su madre y Grace se arrodilló en el suelo frente a Anthony envolviendo el pene del chico entre sus hermosas tetas y comenzó a moverlo lentamente de arriba hacia abajo mientras lamia la punta.

—A los hombres les encanta que una mujer sepa usar sus pechos y cuando hagas esto solo mete la punta en boca —explico la mujer para seguir con su labor, mientras que Serena empezó a tocarse viendo la escena impresionada y muy excitada, por otro lado Anthony gemía de placer disfrutando al máximo ese tratamiento, sin duda alguna Serena tenía que aprender a hacer esto.

Cuando el liquido pre-seminal del joven comenzó a salir, ella lo tomo con gusto y lo escupió en su mano para comenzar a frotarlo sobre sus pechos, para que sirviera a modo de lubricante y continuo con su tarea a mayor velocidad que antes, unos minutos después el chico se corrió en la cara de Grace llenadola de semen, y al verlo Serena no se resistió más y comenzó a limpiar la cara de su madre usando su lengua.

—Hija, déjame algo —suplico Grace antes de besarla en los labios para que ambas pudieran probar el semen de su Amo, sin duda era un excitante imagen.

Después de que ambas mujeres quedaron limpias Grace se coloco encima del chico y comenzó a meter su pene dentro de su húmedo coño, solo le tomo unos instantes acostumbrarse al tamaño y sentir nuevamente la maravillosa sensación de tener a un hombre dentro de ella, y empezó a mover sus caderas como una profesional y demostrando porque fue la mejor corredora de Rhyhorns, gimiendo de placer por el tamaño de la polla de su Amo y porque Serena comenzó a manosear sus pechos y le besaba el cuello para finalmente llegar a su boca.

—No saben cuanto deseaba tener una buena polla dentro de mi —dijo la mujer moviéndose con
frenesí mientras que un hilo de saliva unía su boca con la de Serena—Y no hay nada mejor que una polla joven y llena de energía ¡Te tengo tanta envidia hija mía! ¡Hágame suya Amo! ¡Mas duro, más fuerte!

—Lo se mamá, Anthony es el mejor y estoy tan feliz de que ahora tu compartas este placer conmigo —dijo la chica con dulzura antes de unir los labios con los de su hija y empezar a enlazar sus lenguas en un lujurioso beso francés, después de unos placenteros minutos ambos amantes llegaron al orgasmo y Serena esperaba con ansias su turno, pero el tenía otro plan, hoy terminaría lo que Malva interrumpió en Ciudad Slateport, el delicioso ano de Serena al fin seria suyo.

—Grace recuéstate en la cama y Serena ponte en 4 patas sobre tu madre —ordeno el chico.

—Si, Amo —fue la respuesta de las mujeres mientras tomaban las posiciones que se les pidieron y sin previo aviso el joven comenzó a meter su pene en el pequeño orificio anal de su novia, quien al principio soltó fuertes gritos de dolor, pero Grace la silencio con dulces, cálidos y lujuriosos besos mientras recorría los pechos de su hija con sus manos y sus ardientes coños finalmente estaban haciendo contacto.

Al separarse para tomar aire un hilo de saliva unía las bocas de madre e hija y el pene de Anthony ya estaba adentro de Serena, quien gracias al tratamiento de su madre y a esa penetración estaba sintiendo niveles de placer que nunca imagino, ya no había dolor, solo placer mucho placer, el cual solo se incremento cuando el comenzó a embestirla y ella hacia lo mismo con su madre, despues de unos minutos fue cuando el chico finalmente se corrió dentro del culo de Serena, al mismo tiempo que sus esclavas tambien llegaban al orgasmo, el rápidamente saco su pene para no causarle más dolor a su novia, pero ese movimiento hizo que una parte de su corrida saliera al exterior adornando el delicioso culo de Serena con su semen, el cual caía para llegar a la concha de Grace.

Después de toda ese diversión los 3 estaban totalmente exhaustos, por lo que decidieron ir a dormir, Anthony en el centro abrazando a las 2 mujeres quienes dormían a su lado y aprovechando para tocar sus pechos antes de ser vencido por el sueño.

Al día siguiente Grace fue la primera en despertar, por unos minutos se quedo contemplando el cuerpo desnudo de sus 2 Amos, quienes aun dormían profundamente y se levanto para hacerles el desayuno, ella no vio necesidad de vestirse y únicamente se puso unas medias negras, para no sentir frío en los pies y hacer que sus piernas se vieran aún más deseables. Al llegar a la sala se encontró la bandeja de macarons que nunca comieron la noche anterior y se le ocurrió una idea.

Cuando volvió a la habitación con mucho cuidado y cariño despertó a los 2 chicos indicándoles que era hora de desayunar, y ambos se quedaron boquiabiertos ante la celestial imagen que estaba frente a sus ojos. Grace solo estaba usando un delantal azul claro y unas medias negras y tenía una bandeja de ricos macarons en sus manos, al notar que tenía la atención de los chicos sonrió satisfecha y tomó uno de los bocadillos para ponerlo entre sus pechos.



—Tendrán que comerse primero este y luego iré poniendo los demás, Amos —comento con una gran sonrisa.

Anthony también sonrió e hizo lo que la mujer le pidió, el estaba muy seguro de que disfrutaría mucho de su estadía en la casa de su novia.

Mientras tanto en una ubicación desconocida en Kalos, había un hombre moreno de cabello negro que se encontraba encadenado sobre una cama de rosas rojas con afiladas espinas dentro de lo que parecía ser una especie de almacén o búnker secreto.

—¿Que irónica es la vida, verdad Alphonse? El Atacante de la Rosa y el orgulloso líder de los Royal Knights terminara su vida siendo lastimado por las rosas —comento una voz femenina en tono burlón.

—Si cooperas conmigo y me das la información que te pido, yo te prometo que acabaré con todo rápidamente y sin dolor, pero si te niegas entonces vas a obligarme a sacarte la verdad de una manera tan dolorosa que en el momento en que te mate te sentirás tan feliz, al igual que con ellos —dijo una mujer de largo cabello rosa junto a un fiero y poderoso Mega Houndoom que estaba sobre unos debilitados Hypno y Audino y que en su hocico tenía a un Roselia gravemente lastimado.

Continuará...
 
Última edición:

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
636
Buenos días lectores de este fic aquí nuevamente el equipo de escritores compuestos por BlackCygnus y Sombrero loco traen un nuevo capítulo de ésta historia sabemos que no habíamos publicado en un tiempo, pero entiendan que esta historia no salio de la nada y además tenemos otros asuntos que atender sin mas les entregamos está historia.

(Amourshipers abstenerse de esta historia por su bien)

Advertencia:Sexo explícito leer bajo criterio propio.


Capítulo 11. El Centro de Entrenamiento de Performer.

En el capitulo anterior Anthony y Serena volvieron a Kalos en compañía de Alexa y Shauna, quienes se separaron de la pareja en Ciudad Lumiose. Después de un breve reencuentro de la performer con sus amigos Bonnie y Clemont, los chicos finalmente llegaron al pueblo natal de Serena en donde Anthony no sólo conoció a Grace, la atractiva madre de su novia, también logro convertirla en una más de sus esclavas y de paso sacar a flote el lado más pervertido de su dulce Serena.

Por otro lado los esfuerzos de Jenny y Malva lentamente estaban dando frutos ya que ambas habian conseguido sacar de la jugada a 2 de los Royal Knights.

Mientras tanto en una de las muchas habitaciones de una elegante e imponente construcción cerca de Ciudad Glorio, se puede ver como una linda chica de cabello azul y unos enigmáticos ojos de color rojo estaba acostada en una cama totalmente desnuda, la joven pasaba una de sus suaves y delicadas manos por encima de su concha, mientras que con la otra recorría y apretaba sus considerables pechos.

Miette jadeaba frenéticamente sin intentar en lo más mínimo contener los excitantes gemidos de placer que salían de su boca y no había ninguna razón para hacerlo, ya que todas sus compañeras en las habitaciones contiguas estaban haciendo exactamente lo mismo, todas aquellas chicas estaban masturbándose mientras pensaban en la mujer que le estaba dando un nuevo propósito a sus vidas y a la cual deberían adorar como su Ama.

—No hay nada que no haría por ella... Ella siempre sabe lo que es mejor para mí... Y por eso le estoy tan agradecida... Ella le dio sentido a mi vida... Y por eso la necesito... La necesito con desesperación ... Yo deseo... seguir todas sus órdenes, yo... necesito seguir sus órdenes... por favor... Ama Palermo... Guíe mi vida... Controle mi vida... Por favor, Ama Palermo —comenzó a recitar Miette entre sueños con una voz totalmente excitada, con su mirada en blanco y sin dejar de masturbarse.

Aunque lo que la chica no sabía es que las palabras que recitaba con tanta devoción era en realidad el mensaje de la suave e hipnótica melodía subliminal que inundaba su habitación y que con el paso del tiempo se estaba convirtiendo en sus propios pensamientos.

Todo comenzó hace un mes, entonces Miette no cabía en si de felicidad debido a que acababa de recibir una invitación para una comida de parte de la oficina de la máxima representante del Performance, de Palermo la ex-Reina de Kalos, para el día siguiente en el prestigioso Café de su natal Ciudad Cyllage.

Después de tardar varias horas arreglándose para verse lo más presentable posible la joven se encaminó hacia el lugar que indicaba la invitación y una vez que llegó la hora acordada el personal del lugar la hizo pasar a un área reservada del mismo.

—Buenas tardes señorita Miette, me complace saber que mi invitación llegó a sus manos, por favor tomé asiento —dijo la voz de una mujer de cabello cano y penetrantes ojos grises señalando el lugar frente a ella, era la mismísima Palermo en persona.

—Por supuesto, es un verdadero placer para mí estar aquí hoy, muchas gracias —agradeció la chica haciendo una respetuosa reverencia antes de ocupar el asiento que se le indicó.

—No tienes nada que agradecer pequeña —respondió la mujer con una sonrisa encantadora antes de continuar

—La razón por la que te cité el día de hoy es porque me gustaría hacerte una importante oferta que puede cambiar tu vida, a pesar de que fuiste eliminada en la primera ronda de Clase Maestra del año pasado demostraste un enorme potencial en aquella competencia y en tus Performance previos, considero que con el impulso y el entrenamiento adecuado podrías sacar el máximo de tu potencial y sin lugar a dudas podrías convertirte en la siguiente Reina de Kalos. Es por esa razón quiero ofrecerte la oportunidad de entrenarte adecuadamente ¿Que me responde, señorita Miette?

La joven estaba totalmente impactada por lo que acababa de escuchar, nunca que pensó que Palermo en persona le estuviera dando la oportunidad de su vida, no había necesidad alguna de pensarlo.

—Es un verdadero honor recibir su amable oferta señorita Palermo y estoy muy feliz de comunicarle que aceptó —respondió la chica haciendo de nueva cuenta una reverencia de agradecimiento.

—Me alegro de escuchar una respuesta satisfactoria de su parte señorita Miette, dentro de una semana una limusina pasará a recogerla a su domicilio para llevarla a mi Centro de Entrenamiento —comento la productora antes de levantarse de su asiento.

—Me gustaría conversar mucho más con usted señorita Miette, pero mis constantes obligaciones me lo impiden y por el momento debo retirarme, usted puede consumir lo que deseé y no se preocupe por los gastos. La veré dentro de una semana —se despidió la mujer antes de salir del reservado con una sonrisa maliciosa que la emocionada chica no pudo percibir.

Una semana más tarde Miette estaba cómodamente sentada en el asiento trasero de una hermosa y lujosa limusina negra, la cual la llevaría a su destino: El Prestigioso Centro de Entrenamiento de Performers.

Después de unas horas de viaje, poco antes del atardecer, fue cuando el vehículo se detuvo y su amable y atractivo chófer descendió para abrirle la puerta del auto y se despidió de ella con una respetuosa reverencia.

Sin duda el lugar era impresionante ya que se trataba de un edificio corporativo conectado con un anexo, el cual era una mezcla entre internado y casa de retiro, pero nadie podía decir que no fuera hermoso o agradable.

Al momento de entrar una amable señorita se ofreció para darle un tour por el lugar y la guió a su habitación, la cual contaba con su propio baño, guardarropa, un pequeño refrigerador, una television, un reproductor de música y películas y unas cintas de bienvenida y entretenimiento.

Antes de ir a dormir la chica decidió ver algunas de las cintas de bienvenida, en las cuales había algunas de las mejores presentaciones de Aria, la actual Reina de Kalos, y de su antecesora Isabelle.

Sin lugar a duda se trataba de presentaciones muy hermosas, en donde la belleza de la chicas y de sus pokémon eran explotadas al máximo, pero no era sólo eso, ver esos vídeos la hacia sentir muy feliz y de alguna manera no quería dejar de verlos, de querer ser como aquellas chicas, y fue cerca de la medianoche cuando Miette dejo de ver las cintas y decidió irse a dormir.

Al día siguiente la chica se despertó poco antes de las 7 de la mañana y después de tomar una relajante ducha fue hacia el comedor en donde se llevo una grata sorpresa al ver que casi todas las chicas que participaron en la última Clase Maestra estaban presentes, las únicas ausencias eran las de Serena, Shauna, Musavi y Nini.

Miette debía de admitir que la comida servida en el desayuno era sencillamente soberbia y muy sabrosa, además de ser aderezada con la plática entre las chicas, quienes al igual que ella estaban muy sorprendidas por la ausencia de las finalistas de la Clase Maestra en el lugar, especialmente de Serena.

Después del alegre desayuno, a las 8:30 de la mañana, las chicas fueron guiadas a un amplio jardín trasero por su amable instructora, en donde sacaron a sus pokémon y junto con ellos empezaron a hacer varias rutinas de calentamiento y ejercicio durante unas 2 horas.

Después de aquél ejercicio las chicas tuvieron un breve descanso de 30 minutos antes de dirigirse a un estudio de danza en donde las esperaba su nueva instructora, una hermosa chica de cabello negro y ojos castaños de no más de 25 años, quién les dio la bienvenida antes de comenzar con la clase. Tal vez las demás chicas no lo supieran, pero Miette gracias a las grabaciones que vio la noche anterior pudo reconocer que su instructora era la mismísima ex-Reina de Kalos: Isabelle.

2 horas más tarde y tras terminar una agotadora sesión de clase de ballet, fue cuando las chicas fueron convocadas a un pequeño auditorio que había en el Centro y una vez que tomaron asiento fue cuando apareció la mujer que las trajo a todas a ese lugar: Palermo.

—Buenas tardes chicas, es un verdadero placer para mi tenerlas aquí. Como ya deben de saber estar frente a mi el día de hoy es algo de lo que deben de sentirse orgullosas, todas ustedes han demostrado ser más que un talento común y en verdad son dignas de competir para ser la siguiente Reina de Kalos —afirmo Palermo con una sonrisa confiada.

A pesar del motivador discurso que la productora les estaba dando todas las chicas comenzaban mostrar signos de sueño y cansancio, ellas creían que la rutina física de su primer día resultó ser muy agotadora, pero lo ninguna sospechaba era que el cansancio que sentían no se debía sólo a las clases, también a la droga somnífera que estaba presente en toda la comida y el agua del lugar y que empezaba a hacer efecto en ellas.

—Es por eso que les daré un hermoso regalo de bienvenida —dijo la productora terminando con su discurso mientras tomaba una pokebola y liberaba a su Malamar, quien apenas salir comenzó a emitir un fuerte y agradable pulso de luz que de inmediato coloco en trance a las vulnerables chicas —Ahora les permitiré tener el honor de servirme y de manipular sus vidas a mi voluntad, así que ahora desnúdense y tomen el juguete que esta debajo de sus asientos, mis leales esclavas.

De inmediato todas las chicas se pusieron de pie para comenzar a desnudarse, doblando con cuidado su ropa y poniéndola a un lado, antes de agacharse y tomar el consolador que había debajo de cada asiento. En sus influenciadas mentes lo único que existía eran las órdenes recibidas y que debían ser obedecidas en el acto.

Pero antes de que empezarán a estimularse Palermo pasó al asiento de cada chica y anotaba algunos detalles sobre su cuerpo y les daba la orden de empezar. Unos minutos después lo único que podía oírse en la sala eran los gemidos de placer de las 20 jóvenes que se masturbaban mientras oían una suave e hipnótica melodía subliminal que sumada al placer que recibían estaba manipulándolas por completo.

Después de 2 horas de acondicionamiento, fue cuando Palermo finalmente le permitió a las chicas, que se encontraban totalmente relajadas, retirarse a tomar el almuerzo y dedicar el resto de la tarde a sus entrenamientos personales, los cuales eran supervisados por sus instructoras, la cena se servia a las 7:30 de la tarde y después de esta las chicas podían relajarse hasta la hora de dormir, que era a las 10 de la noche.

Lo que todas las chicas ignoraban es que mientras dormían la misma melodía subliminal que escucharon en la tarde resonaba dentro de sus habitaciones y las devolvía a un estado de trance, el cuál las obligaba a masturbarse antes de dormir y al despertar para reforzar las sugestiones recibidas durante el día.

Cuando Miette finalmente llego al orgasmo, la vida volvió a sus ojos y se levanto para darse un ducha, ella estaba consciente de lo mojada que estaba, pero le encantaba la sensación de sentir sus fluidos recorriendo su entrepierna y empapando sus dedos, los cuales comenzó a saborear hasta dejarlos completamente limpios.

La joven performer estaba consciente de que últimamente había tenido muchos sueños húmedos, e incluso llegó a fantasear con la voz de Palermo ordenándole que hacer, pero lejos de sorprenderla esos pensamientos la hacían sentir muy bien.

“Me preguntó cómo se sentirá estar al servicio de la Señorita Palermo y obedecerla en todo” se preguntó la chica con una sonrisa en el rostro antes de entrar al baño para tomar una relajante ducha.

Una vez que salió tomo una tanga negra y sujetador a juego de su armario, debido a que toda la ropa interior de todas las chicas había sido reemplazada por insinuante lencería, y se los puso debajo de su vestimenta habitual. Quedando lista para dar comienzo a la placentera rutina en que se había convertido su vida desde que su ingreso al Centro de Entrenamiento de Performers.

Al bajar al comedor y después de saludar a todas sus amigas Miette no pudo evitar escuchar la novedosa noticia que estaba en las páginas centrales de una revista de espectáculos que su compañera Lily había traído.

Encabezando la nota estaba una fotografía de Serena sosteniendo una brillante copa de oro, debajo de la cual estaba el título “De Kalos para el mundo: El ascenso de una brillante estrella” y después de esta el artículo rezaba:

“Serena Yvonne, la joven y talentosa performer originaria de Pueblo Vaniville, que es conocida por llegar hasta la ronda final de la Clase Maestra en su primera participación en el evento y que se ganó el corazón de Kalos al regalarnos aquella magnífica presentación finalmente ha vuelto a escena.

Después de la controversial derrota que la chica sufrió en la Clase Maestra del año pasado a manos de Aria y de la presentación que ofreció en Ciudad Lumiose en apoyo a los habitantes de dicha ciudad, después de la destrucción ocasionada por la extinta organización criminal conocida como el Team Flare (en donde se sabe que ella fue parte del grupo de entrenadores, entre los que destacan los campeones de Kalos y Hoenn junto a los finalistas de la Liga, que detuvieron a la asociación criminal en las afueras de Ciudad Anistar), junto a las otras 2 finalistas la chica desapareció de los reflectores.

Mucho se rumoreaba acerca de su supuesto retiro, pero ahora podemos afirmar que Serena decidió cambiar de aires y viajó a la región de Hoenn en donde participó en los Concursos Pokémon (una competición similar a los Performance) y logró obtener los 5 listones necesarios para participar en el Gran Festival.

Tras superar con relativa facilidad cada una de las rondas de dicho evento y después de una reñida batalla final en contra de la participante Shauna (originaria de Ciudad Lumiose y junto con Serena una de las finalistas de la Clase Maestra) Serena logró coronarse como la Maestra de Concursos de Hoenn y ganar la prestigiada Copa Listón

Después de dicho logró la talentosa performer y coordinadora decidió volver a casa, en donde fue captada por nuestra cámara mientras paseaba por Ciudad Lumiose en compañía de un misterioso y apuesto joven con el que se rumorea tiene una relación sentimental.

Aún se desconoce si Serena participará en la Clase Maestra de este año, pero si lo hace es seguro que nos dará un espectáculo digno de ver y sin duda ya es una de las mayores candidatas para ser nuestra siguiente Reina de Kalos”

—Vaya ahora entiendo porque ni Serena ni Shauna estaban aquí —comento una chica llamada Cal.

“Primero Ash y luego este chico, parece que tienes un talento enorme para viajar con chicos guapos” pensó Miette con un poco de envidia mientras veía la imagen en donde su amiga estaba tomada de la mano con aquel joven.

—Bueno chicas nosotras tampoco podemos quedarnos atrás, tenemos que esforzarnos al igual que ellas dos —dijo la chica que trajo la revista, recibiendo una silenciosa afirmación de sus compañeras, en lugar de desanimarlas aquella nota había actuado como un estimulante para ellas y se apresuraron a ir a su entrenamiento con mayor determinación que nunca.

“Espera un poco Serena, primero te alcanzaré y luego te superaré” se dijo a si misma Miette, quién en verdad estaba feliz por el progreso de su amiga y rival, pero no estaba dispuesta a dejarse vencer.

Después de sus entrenamientos físicos Isabelle les comunicó que su siguiente clase se llevaría a cabo en otra sala en lugar del acostumbrado auditorio, y las condujo hasta un estudio parecido a los que tenían los Centros Pokémon para hacer los vídeos de Pokevisión, y que incluía pequeños probadores para que se cambiarán de ropa y un estudio de edición.

—Buenas tardes chicas, en primer lugar lamento informarles que la señorita Palermo no podrá venir durante algunos días debido a algunos compromisos que debe atender y me pidió que en su ausencia me ocupé de impartirles estás clases —informo Isabelle ante la mirada ligeramente decepcionada de las chicas, que de manera inconsciente ya necesitaban a la mujer

—Sin embargo aunque la señorita Palermo no este físicamente ella supervisa personalmente el progreso de cada una, así que no se desanimen. En estas semanas todas han hecho un espléndido esfuerzo y les aseguro que la señorita Palermo está orgullosa de ustedes así que asegúrense de seguir de esa manera ¿De acuerdo? —tras escuchar esas palabras las chicas se sentían más alegres al saber que estaban complaciendo a la productora, mientras que una sonrisa de triunfo se dibujo en las hermosas facciones de Isabelle antes de continuar

—Muy bien chicas, durante estas clases aprovecharé la oportunidad para enseñarles varias cosas que necesitaran durante su vida profesional, así que el tema de nuestras siguientes clases será ¡Pokevisión! Como imagino que sabrán Pokevisión es un importante medio de difusión en masa en Kalos y deben considerarlo de esa manera ya que en ocasiones es un importante factor que puede determinar a la ganadora de la Clase Maestra —comento la ex-Reina de Kalos con seriedad.

—Un claro ejemplo de esto lo tenemos en la reciente final entre Aria y Serena; durante ese enfrentamiento Serena demostró una maestría impresionante, tanta que estaba al mismo nivel que Aria o incluso superior, sin embargo ella no se dio a conocer más que en sus Exhibiciones, por lo tanto no tenía muchos admiradores fuera del escenario y eso la llevó a perder la corona; En cambio Aria a pesar de ser la Reina de Kalos constantemente usa Pokevisión para darse a conocer a más y más personas, manteniendo un gran número de admiradores dentro y fuera del escenario —explico la pelinegra.

—Y es por eso que el día de hoy veremos cuales son sus talentos frente a la cámara, pero antes de comenzar la señorita Palermo fue tan amable de dejarnos a un viejo amigo que ustedes conocen muy bien —menciono la chica mientras tomaba una pokebola, de la cual liberó al pokémon revolución de la productora, quién sin perder tiempo colocó en trance a todas las estudiantes.

—Creo que ha estás alturas ya deben saber lo que tienen que hacer, pero por si las dudas lo diré ¡Desnúdense ahora esclavas! —ordeno Isabelle, quién veía alegre como las chicas la obedecían a la perfección ya que la melodía subliminal de la voz de Palermo también estaba en esa habitación, antes de tomar unas tarjetas de papel y darle una a cada chica.

—Muy bien, es hora de comenzar con la clase, quiero que vean la tarjeta que les di y durante esta clase interpretarán a la perfección al personaje que viene ahí para la cámara, obviamente tienen que usar el atuendo apropiado así que tienen 20 minutos para arreglarse ¿Entendieron?

—Si, nosotras obedecemos a la señorita Palermo —respondieron todas las chicas al unísono antes de irse a los probadores.

20 minutos después fue cuando las jóvenes performers salieron de los vestidores usando provocativos e insinuantes atuendos de edecanes, porristas, sirvientas, colegialas, investigadoras, conejitas, vestuarios navideños, enfermeras y oficiales de policía.

—Muy bien chicas ahora tienen que representar su papel ante las cámaras mientras mis compañeras se encargan de filmarlas y fotografiarlas ¿De acuerdo? —pregunto Isabelle señalando a las demás instructoras, cocineras y empleadas del lugar y recibiendo una afirmación colectiva de las chicas.

—Miette, pasa tu en primer lugar y muéstranos como lo haces.

—Por supuesto, señorita, haré todo lo que usted me diga —respondió la chica con un tono sumiso y notablemente erotizado.

La hermosa joven de cabellos azules usaba un corto y sensual uniforme de escuela, el cual consistía de un chaleco color azul marino, una corta blusa blanca, que transparentaba sus generosos pechos por la falta de sujetador, y que le llegaba al ombligo, una cortísima falda, a cuadros de color guinda y azul marino, que apenas tapaba la tanga negra que usaba y finalmente sus hermosas piernas estaban cubiertas por medias de color azul.

La ex-Reina de Kalos de inmediato comenzó a ordenarle a la chica que posara de frente con las piernas abiertas y con las manos en su cabello, que se pusiera de rodillas y en cuclillas, inclinada de frente mostrando sus pechos e inclinada de espalda mostrando su prominente trasero.

—Buen trabajo Miette, sólo hace falta que intérpretes tu papel para el vídeo y serás libre por el día de hoy. ¡Chicas ya pueden comenzar! —indico la mujer.

—Como usted ordené, señorita —respondieron al unísono todas las chicas con mismo tono que Miette, quien se colocó frente a Isabelle mientras se llevaba un dedo a la boca y hablaba con una voz en extremo erótica.

—Buenas tardes a todos, mi nombre es Miette y vengo de Ciudad Cyllage. Me encanta viajar, usar la ropa más sensual y provocativa, ser el centro de atención y divertirme mucho, pero también soy una estudiante muy traviesa ¡Y me quedare hasta tarde con un profesor para mejorar mis notas! — dijo la chica mientras se levantaba su corta falda para mostrar su minúscula prenda íntima.

— ¡Tal vez el profesor aumente mis notas si soy “amable” con el! —dijo antes de darse la vuelta y comenzar a caminar por la pasarela, moviendo sus caderas de forma bastante provocativa.

Tras terminar de dar la vuelta a la pasarela la chica quedó frente a su instructora, quién sonrió alegre antes de comenzar a contonearse con un ritmo muy lento y sensual, y poco a poco se fue despojando de su chaleco y su blusa para dejar al descubierto sus hermosos pechos, todo sin dejar de mover su cintura y su trasero, mientras se llevaba sus manos a su cabeza y las pasaba por sus pechos, antes de bajarlas por su vientre y empezar a quitarse su falda y nuevamente dio una vuelta para mostrar su precioso trasero apenas cubierto por su tanga, antes de quitársela y mostrar su coño virgen, que estaba cubierto por una pequeña mata de cabellos azules, y comenzar a usar sus hábiles dedos sobre esa área.

Miette se masturbaba frente a la cámara sin mostrar el menor pudor, primero pasando sus manos por encima de su intimidad antes de comenzar a meter sus dedos uno por uno, los gemidos de placer de la chica no se hicieron esperar y cuando estaba a punto de llegar al orgasmo.

—Detente ahora mismo —ordeno Isabelle, quien ya se había despojado de sus ropas y solo usaba un arnés con un consolador negro en forma de pene, de unos 20 cm de largo, el cual señalo con su dedo —Quiero que abras tu boca, metas mi verga en ella y la chupes como si fuera lo más delicioso que hayas probado ¿Entendido?

—Si profesor, no sabía lo mucho que deseaba su verga —respondió la chica antes de abrir su boca lo más que pudo e introducir un poco menos de la mitad de aquel juguete, y comenzar a chuparlo con su lengua mientras su instructora le movía la cabeza con la mano de adentro hacia afuera, trataba de introducir cada vez más y más el juguete dentro de Miette, de cuya boca sólo salían gemidos y palabras incomprensibles.

—Deténgase señorita Miette y póngase a 4 patas en el suelo —ordeno la pelinegra después de unos minutos, ganándose la atención de la chica —Usted es una chica muy hermosa y en verdad merece que su nota, sin embargo este tipo de comportamiento es totalmente inaceptable y por lo tanto merece un castigo ejemplar.

—Tiene mucha razón Profesor, he sido una alumna muy traviesa y desobediente, merezco que me castiguen ¡Por favor castigeme! —pidió la chica mientras levantaba su bien formado trasero para recibir el castigo adecuado-

—Me alegro de que entienda la gravedad del asunto señorita Miette y créame que esto me dolerá mucho más que a usted —respondió la antecesora de Aria mientras se acercaba a la chica para darle una fuerte y sonora nalgada que le saco un grito de dolor y placer a su víctima.

—¡Profesor! ¡Si sigue siendo tan bondadoso conmigo no dejare de portarme mal! —replico la de cabello azul.

—Eso es lo que me temía, en verdad traté de ser lo más amable posible con usted señorita Miette, pero veo con pesar que no me deja otra opción —respondió la mujer, quien sonreía lujuriosamente y remarcaba cada palabra con una nalgada más fuerte que la anterior.

—Si, Profesor ¡Castigeme así! Hmm... ¡Que rico! ¡¡¡ME ENCANTA QUE ME CASTIGUE!!! ¡¡¡NO PARÉ!!! —suplico la chica con lágrimas en los ojos y soltando inmensos gemidos de dolor y placer.

—Muy bien señorita Miette por el momento creo que es suficiente, confío en que haya aprendido la lección y que este comportamiento tan inadecuado no se vuelva a repetir —comento Isabelle con calma mientras acariciaba el enrojecido trasero de su alumna.

—Si Profesor, desde hoy seré una buena chica, seré obediente —dijo Miette muy excitada por el castigo previo y por como los dedos de su instructora recorrían sus nalgas hasta llegar a su mojada intimidad.

—Eso espero señorita, de lo contrario el siguiente castigo será mucho más severo —amenazo la pelinegra mientras pasaba uno de sus dedos por la concha de la chica y se lo llevaba a la boca para saborear sus líquidos.

Mientras tanto una de las cocineras del centro se encontraba arrodillada frente a Miette e Isabelle con una cámara en las manos grabando el excitante espectáculo con lujo de detalles, mientras una de las camareras hacia lo mismo con una cámara fotográfica, y escenas muy similares ocurrían con las demás chicas, inundando aquella habitación del aroma de la excitante mezcla del sudor y los líquidos femeninos junto con gemidos de placer en cuestión de minutos.

Una vez terminada la sesión de modelaje y fotografía, Isabelle le ordenó a las agotadas y excitadas chicas ponerse nuevamente su ropa habitual antes de despertarlas y dejarlas ir para que continuarán con sus actividades, sin que ellas tuvieran la más mínima idea de lo que sucedió en aquella habitación.

Una vez que todas las chicas se retiraron fue cuando comenzó el proceso de edición de las fotografías y vídeos de las chicas antes de que pudieran ser subidos a un exclusivo sitio web al que sólo podían acceder los mejores clientes de las Siervas de Xerneas, y algunas personas recomendadas por estos últimos, y tras pagar fuertes cantidades de dinero tenían acceso al erótico contenido e incluso podían llegar a apartar a las chicas que se desearan adquirir en un futuro.

Esa sería la rutina de estas hermosas e ingenuas jóvenes durante los siguientes 3 meses en los que duraría su entrenamiento en aquel lugar y después del cual sus vidas le pertenecerían a Palermo para siempre.

Continuará...




 

¡He regresado para una nueva ronda en el foro!
Registrado
18 May 2016
Mensajes
1,924
Ubicación
Perú
Aprovechando que Emilion anda distraído con el celular, dejare una imagen respecto al último capítulo que leí. Tal vez en un futuro vuelva a dejar mi "pequeño" comentario como es debido a los dos señores autores. Feliz año nuevo por cierto.
Nos vemos en una siguiente oportunidad. ¡Bye Bye!
 

Registrado
5 Feb 2017
Mensajes
14
Tal vez en un futuro vuelva a dejar mi "pequeño" comentario como es debido a los dos señores autores. Feliz año nuevo por cierto.
Muchas gracias, te deseamos que tu también tengas un excelente inicio de año y esperaremos con ansias tu siguiente comentario.
 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
636
Tal vez en un futuro vuelva a dejar mi "pequeño" comentario como es debido a los dos señores autores. Feliz año nuevo por cierto
Esperamos que ustedes también tengan un feliz año nuevo y esperaremos otro agradable comentario.
 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
636
Buenos días lectores aquí tenemos otro capítulo de ésta serie creada por el dúo de escritores Black Cygnus y Sombrero loco.

Si los cálculos no nos fallan pronto entraremos a la recta final de esta historia tenemos planeados un par de sorpresas y alguna interacción con el público, esperenlo próximamente.

(Cómo siempre Amourshipers abstenerse de esta historia. )

Capítulo 12. Una Oferta Imposible de Rechazar: Planeando la Conquista de Kalos.

En el capitulo anterior pudimos ver la manera en que Palermo logra convencer a la jóvenes performer de aceptar su tutela en su exclusivo Centro de Entrenamiento y el proceso que siguen las chicas a lo largo de su estadía en aquel lugar para convertirse en las esclavas perfectas, así como algunas de las maneras en que las Siervas de Xerneas consiguen sus fondos.

Esa misma noche en la habitación principal de la sección de la lujosa sección corporativa del Centro de Entrenamiento de Performers se encontraba un chico pálido de cabello castaño oscuro y ojos verdes quién estaba penetrando a Palermo, la productora gemía de placer al sentir como el largo pene del joven entraba y salía de su vagina con rapidez, mientras que la lengua de una hermosa joven de cabello oscuro recorría con extrema suavidad sus pechos, hasta que ambos amantes llegaron al clímax después de varios minutos.

—Hiciste un buen trabajo Grenuelue, tu Ama esta muy complacida —dijo la mujer, mientras qué el miembro del chico salia de su interior junto con un poco de semen, y ella se recostaba en la cama junto a Isabelle.

—Me honra mucho escucharlo, mi Ama. Usted sabe que el único propósito de mi existencia es el servirle —contesto el integrante de los Royal Knights haciendo un reverencia ante la mujer.

—Bueno, es hora de que cumplas con tus demás funciones. Averigua que pasa con Alphonse y tráelo ante mí, los necesito urgentemente para una misión— ordeno la mujer con su acostumbrada frialdad mientras acariciaba con descaro el cuerpo desnudo de la chica.

—Sus deseos son mis órdenes Ama Palermo, con su permiso me retiro— el joven se arrodillo y tomo su ropa para salir de la habitación.

—Así que decidió enviar a ambos para cumplir con esta misión ¿No es así, Ama?— pregunto la pelinegra, quién disfrutaba mucho de las caricias de su dueña.

—En efecto, dejar esta misión prácticamente en manos de esos 2 prácticamente garantiza su éxito, además que gracias a la clausura del Casino de Ciudad Mauville en Hoenn y al arresto de Max tenemos que ser más cautelosos que nunca —respondió la mujer de forma seria antes de suspirar un poco.

—Aunque admito extrañaré mucho la joven polla llena de energía de ese chico, me temo que tendrá que quedarse en prisión, al menos hasta que nuestro Plan Maestro tenga éxito, eso suponiendo que no le suceda nada malo ahí adentro.

—Es una verdadera pena, Max me caía muy bien, aunque es cierto que era demasiado obvio cuando jugaba, debió ser por eso que fue arrestado —contesto la pelinegra.

—Es lo más seguro. Sin embargo todo esto tiene una parte muy positiva, gracias a esto podré renovar a los miembros de mis amados Royal Knights y una vez que me apodere de la Liga tendré a más esclavos que elegir ¿Acaso es tan difícil encontrar a un joven y atractivo chico con el poder y experiencia en las batallas al que pueda volver mi fiel esclavo sexual?— se lamento la productora mientras recordaba la inesperada oferta que le abría la oportunidad que busco durante casi toda su vida: Extender su influencia a la Liga Pokémon.
Hace 2 semanas y media Palermo fue convocada a una reunión virtual con el consejo directivo de la prestigiosa marca de ropa íntima "Angel Secrets", así que antes de ir a la sala de conferencias de su edificio la productora se coloco la máscara y la túnica que ocultaban su identidad, este era un asunto que la Condesa de Xerneas debía resolver en persona.

—Buenas noches, mi estimada condesa— saludo educadamente el aparente presidente de la importante compañía.

—Buenas noches caballeros. Debo decir que su convocatoria a esta reunión me tomó totalmente por sorpresa y aun más por la insistencia que pusieron en que fuera lo más pronto posible. Así que lo mínimo que puedo preguntar es el motivo de tan intempestiva solicitud —contesto la mujer con una educada pero firme frialdad, que logro su objetivo de intimidar a aquellos directivos.

—En verdad lamentamos mucho todos los inconvenientes que le hemos causado Condesa, pero en estos momentos nos encontramos en una autentica crisis y de acuerdo con nuestros diferentes contactos en los casinos de Kanto, Johto y Sinnoh usted es la persona indicada para ayudarnos —continuo el hombre que estaba sentado en la silla de en medio.

—Bueno, eso responde a mi pregunta sobre el como pudieron contactar conmigo. Pero aun no se que es lo que desean de mi, así que si no les importa podrían decirme para que requieren de mis servicios.

—Vera nuestra compañía rival logro convencer a Elesa, la reconocida modelo y líder de gimnasio de Ciudad Nimbasa, de ser la imagen de su nueva línea de lencería. Y la única manera en que nosotros podemos competir contra ellos es que una mujer aun más hermosa y famosa acceda a ser la imagen de nuestra nueva linea de lencería "Angel of Love" —respondido el hombre.

—En resumen necesitamos que Diantha, la famosa actriz y Campeona de Kalos, acceda a trabajar para nosotros a cualquier costo o quedaremos totalmente arruinados. Ya le hicimos llegar una jugosa oferta a la Campeona pero ella se rehusó de inmediato diciendo que eso estaba más allá de los límites de su profesión. La razón por la que estamos recurriendo a usted es porque de acuerdo con nuestras fuentes usted es capaz de convencer a cualquier persona de aceptar sin dudar cualquier tipo de oferta.

—Ahora lo entiendo, así que lo que quieren es que yo convenza a Diantha de volverse la modelo de su linea de lencería, imagino que estarán conscientes de que convencer de algo así a una entrenadora común e incluso a una líder de gimnasio es algo relativamente sencillo. Pero convencer a una de las entrenadoras más poderosas y conocidas del mundo esta en una escala totalmente diferente— dijo la mujer con calma causando temor en los hombres.

—Tranquilos no estoy rechazando la oferta, pero si quiero advertirles de que el riesgo y la complejidad de esta misión es exponencialmente mayor y por ende el precio que tendrán que pagar también lo sera, así que espero que lo hayan considerado dentro de sus planes caballeros —comento la mujer con calma mientras escribía una exorbitante cantidad en un papel y se las mostraba a los ejecutivos.

—Ademas de que deseo varios lotes de su lencería más exclusiva de forma gratuita por un año entero, les daré un plazo máximo de 3 días para que tomen una decisión y me depositen un anticipo del 50%, aunque he oído que el lanzamiento de su exclusiva linea sera dentro de 2 meses, así que les aconsejaría no pensarlo tanto —hablo Palermo con una inquietante calma, sabiendo a la perfección que tenía el control total de la conversación.

—Si ya no hay nada más que hablar caballeros les solicito su permiso para retirarme, esperaré su respuesta —se despidió terminando la
comunicación.

A primera hora del día siguiente el comité directivo de "Angel Secrets" llamo nuevamente a la Condesa de Xerneas, después de un tedioso rato en que aquellos ejecutivos intentaron regatear sin éxito el precio que les dió, ellos aceptaron todas sus condiciones sin reservas al igual que el dinero acordado, con la condición de que Diantha estuviera en las oficinas centrales de la compañía en un mes exacto, totalmente dispuesta a modelar sin importar el tipo de vestuario que se requiriera en la sesión y de forma totalmente gratuita.

—Han tomado una excelente decisión caballeros, dentro de unas horas pasaré a sus oficinas centrales para sellar este acuerdo como se merece. Por cierto mi champagne favorito es el Louis Roederer Cristal Brut, sólo para que lo tomen en cuenta —informó la mujer, y a pesar de que su ornamentada máscara cubría por completo su rostro, no habia duda de que Palermo estaba sonriendo de felicidad.

—Y una vez que Diantha sea una más de sus esclavas ¿Como iniciaría con la conquista de Kalos? —pregunto la pelinegra con curiosidad devolviendo a la productora a la realidad.

—La respuesta a tu pregunta es fascinante mi querida niña. Con Diantha como mi fiel esclava empezaré a usarla para corromper a los demás miembros del Alto Mando y a los líderes de gimnasio.

—No tiene ningún caso intentar dominar a los líderes de gimnasio de Ciudad Comaurine y de Ciudad Anistar ya que ellos me conocieron cuando era más joven y se de buena fuente que no confían en mí, al igual Drácena del Alto Mando, así que nuestro objetivo será dominar al resto y ponerlos bajo mi control.

—Aunque pensándolo bien, podría tratar de limar mis pequeñas asperezas con Wulp, después de todo se que aún conserva el relicario que le dí y en verdad me encantaría sentir de nuevo toda la pasión que hay detrás de ese hielo —comento la productora con una sonrisa nostálgica en el rostro ante la mirada sorprendida de su pupila.

—Recientemente Gurkinn, otro de los antiguos líderes de gimnasio renunció a su puesto y eligió a su linda nieta como su sucesora, cuando controle a esa muñeca no sólo dominare la cuna de la Megaevolución también podré vengarme de ese viejo; De la misma manera Ciudad Lumiose también tuvo la suerte de cambiar de líder de gimnasio cuando Meyer decidió que su hijo lo sustituyera, lo cual fue una verdadera lástima, sin embargo ese inventor de pacotilla será muy fácil de controlar y de paso podría enseñarle algo de estilo.

—Y obviamente también caerán Grant de Ciudad Cyllage, Valerie de Ciudad Laverre y Viola de Ciudad Santalune, seran un desafío interesante y especialmente la última de ellas será un poco más problemática debido a su hermana chismosa, sin embargo tampoco serán nada del otro mundo.

—Cuando Diantha se haya encargado de controlar para mí a todos los miembros del Alto Mando y a los líderes de gimnasio, tendré la Liga a mis pies, y entonces podré eliminar a aquellos que me estorban y extender mi influencia tanto a la Liga como al gobierno y de esa manera Kalos será mío —concluyo Palermo.

—Ahora entiendo la brillantez de su plan mi Ama, usted controlará a todas las personas importantes de Kalos como sus marionetas, ellos actuarán y gobernaran siguiendo sus órdenes ¿No es así? —pregunto Isabelle con ilusión.

—Asi es Isabelle, sin embargo aún necesitaré de las Siervas de Xerneas para obtener mis recursos y prestigio en las demás regiones y por eso necesito disponer de más cazadores que se encarguen de capturar más esclavas, ese es uno de los propósitos de los Royal Knights

—Sin embargo la Reina Suprema de Kalos merece diversión y placer de su Ama, ese el segundo propósito de los Royal Knights, el de Aria y el tuyo; Todos ustedes son mi colección privada, mis amados niños y hermosos juguetes para darme placer.

—Y gracias a la oportunidad que tengo al dominar la Liga puedo escoger a los jóvenes más atractivos para convertirlos en leales Royal Knights que existirían para complacer mis deseos carnales y también me servirán como cazadores de élite a los que ninguna chica pueda resistirse, pero además de ser hermosos los elegidos deben de ser lo suficientemente hábiles y fuertes en las batallas pokémon para cumplir con el objetivo de defenderme en caso de que alguien sea tan estúpido para atreverse a desafiarme. Y hablando de eso ¿Ya tienes a los candidatos que te pedí?

—Por supuesto, mi Ama. Permítame traerlos —dijo Isabelle al levantarse de la cama, dejándole ver a la productora su perfecto cuerpo desnudo, para regresar con unos folder y entregárselos —Dentro de los participantes de la última Liga Kalos sólo encontré a 3 personas que tienen lo necesario para tener el enorme honor de ser sus esclavos.

—Nuestra primera aspirante es una chica llamada Astrid, ella quedó entre los 8 mejores en la última Liga Kalos, posee en su equipo a un Pyroar, una Meowstic y un Absol, el cual es capaz de usar la Megaevolución. Además encontrará que se trata de una chica bastante sexy —comentó la pelinegra mientras señalaba la foto del archivo, en donde se mostraba a una hermosa rubia de ojos color violeta que usaba un vestido a juego con sus ojos.



—Tienes razón, con el impulso adecuado será una excelente esclava, de hecho ya tenía bastante tiempo pensado en la idea de incluir chicas dentro de los Royal Knights y sin duda alguna ella será una de nuestros próximos objetivos— aprobó Palermo.

—El siguiente candidato es Alain, el actual Campeón de Liga. Posee un Unfezant, un Weavile, un Tyranitar, un Bisharp, un Metagross y un Charizard, el cual podía megaevolucionar a su forma X. En el pasado trabajo para el Team Flare como el guardia personal de Lysson y actualmente es el asistente del Profesor Sycamore.



—Sin duda es muy poderoso, lo envuelve un aura de misterio, ademas de que es una conexión directa con Sycamore, eso sin dejar de lado que esa inusual combinación de cabello gris azulado y ojos azules lo hacen bastante atractivo. Sin duda el será uno de mis Royal Knights —afirmó Palermo con lujuria al ver la foto del chico.

—Y finalmente está el Subcampeón de la Liga, Ash Ketchum, él ha participado en las ligas regionales de Kanto, Johto, Hoenn, Sinnoh y Unova, y en todas sus participaciones ha estado entre los 16 mejores lugares —menciono la chica mientras le mostraba la fotografía del entrenador de Kanto.



—Admito de que es muy guapo y al parecer es un entrenador veterano, pero no estoy del todo segura de si quiero que alguien con una racha de derrotas tan grande este dentro de mis Royal Knights —dijo con duda la productora.

—Yo pensé lo mismo, así que decidíinvestigarlo más a fondo y descubrí que es el Campeón de la Liga Naranja y es el único entrenador que ha logrado superar la Batalla de la Frontera en Kanto, eso sin contar que ha hecho amigos muy interesantes en todas las regiones que ha visitado.

—¿A que amigos te refieres Isabelle? —pregunto la productora interesada en aquella información.

—El ha viajado con la líder de gimnasio de Ciudad Celeste, y con 2 talentosas coordinadoras de Hoenn y Sinnoh —respondió la pelinegra mientras le mostraba las fotografías de Misty, May y Dawn —Sin embargo ellas son sólo la punta del iceberg, al parecer el señor Ketchum esta bastante bien relacionado con varias líderes de gimnasio, las Cerebros de la Frontera y con la Campeona de la región Sinnoh, eso sin contar la gran coincidencia de que el fue quien acompañó a Serena durante su viaje por Kalos, según nuestras fuentes el ahora se encuentra en la región de Alola.

—¡¿El conoce a Cynthia?! —pregunto Palermo sumamente sorprendida, lo cual no era muy habitual, mientras la idea de dominar a la hermosa Campeona de Sinnoh rondaba por su mente

—Vaya, vaya. Esa si fue una interesante y agradable sorpresa, al parecer el señor Ketchum es mucho más interesante de lo que yo creí.

—Admito que en un principio lo subestime demasiado y creí que su importancia solo radicaba en ser el poseedor del Fenómeno Vínculo y el chico que enamoro a Serena, pero ahora entiendo que las interesantes relaciones que el joven Ash tiene en las demás regiones bien lo convierten en la herramienta que tanto he buscado. El será una excelente e importante adición a mis Royal Knights, además de que podría divertirme bastante jugando con él y con Serena —concluyo la productora con una sonrisa.

—Isabelle, has hecho un espléndido trabajo, todos los candidatos que me presentaste me han convencido— dijo la mujer.

—Muchas gracias, mi Ama. Usted sabe que lo que más deseo en esta vida es complacerla, pero con lo de las negociaciones y entretenimiento de las nuevas reclutas debe de estar agotada.

—Lo estoy, pero sabes que es necesario que yo esté presente durante las primeras semanas del adiestramiento para que las chicas vean a quien deben servir, después de eso ya podré dejar que tú y Malamar se encarguen. Por otra parte no me esperaba que todas las chicas del nuevo grupo fueran vírgenes, sin duda eso hará que nos dejen mucho dinero —concluyó la mujer quién volvió a acostarse para conciliar el sueño con una sonrisa triunfante, ya que dentro de muy poco tiempo Kalos estaría totalmente bajo su poder.

Continuará...
 

¡He regresado para una nueva ronda en el foro!
Registrado
18 May 2016
Mensajes
1,924
Ubicación
Perú
¡¡Hi!! Luego de tener algo de tiempo libre por las vacaciones me he visto este corto capítulo, en serio muy corto, pues me esperaba algo más largo como ocurrió con los anteriores. Ahora me ahorro mis quejas y voy directo al capítulo. Veo que Palermo ya comenzó con sus movidas para apoderarse de toda Kalos, y escogió a los entrenadores más destacados de la reciente Liga Pokémon (además de la campeona Diantha). Un dato curioso son los Royal Knights, ellos también se encuentran bajo la influencia de la mujer o la obedecen por mera devoción... Espero que puedan responderme esa pequeña duda. Y, antes que me olvide. Me siento honrada que colocarán mis diálogos en su capítulo 6, pues solo lo coloque por aburrimiento además que tenía algunos errores debido que lo escribí de forma rápida.

Tal parece que Anthony se juega bien sus cartas porque su tía aún no descubre al responsable del arresto de Max, aunque también es demasiado arriesgado puesto que quien la arresto fue la oficial Jenny de Hoenn, un error grave ya que ella tiene un vestuario distinto al igual que su cabellera, este detalle nunca se me escapa por mi fanatismo a Pokémon. Ahora si Palermo la descubre, lo más seguro es que tomé medidas drásticas en contra de su sobrino, además que me resulta extraño que ella no llamada a su sobrino para saber si ya capturó a Serena. Me sentí algo inquieta con la mención de Ash, no sé, me pareció algo tonto porque el entrenador se encuentra en la región donde actúa como un niño de 10 años junto con expresiones locas y exageradas, espero que esto no ocurra ya que no leo mucho fanfic de Ash que no sea Poké o Aurelia (Si... al igual que a Emilion, me gusta demasiado esta pareja).

Aún tengo mis sospechas sobre Aria, me pregunto si traicionará a Palermo por su amor hacia Anthony, ya que esa idea del enamoramiento fue mía y lo dije por decirlo, pues la pobre se encuentra hipnotizada y necesito fundamentos claros para explicar ¿cómo pudo enamorarse, aun cuando tiene la orden de servir fielmente a su dueña?

Ya finalizando con mi comentario "corto", en serio corto como este capítulo, ahora espero verme que hará Anthony al respecto, ¿Acaso hipnotizada al grupo de chicas que fueron poseídas por su tía? ¿O tendrá su momento candente con Malva? Tengo varias teorías, pero me destaco en estás principalmente. Ahora me despido hasta la próxima actualización. ¡¡Bye Bye!!

 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
636
Un dato curioso son los Royal Knights, ellos también se encuentran bajo la influencia de la mujer o la obedecen por mera devoción...
Esa y otras respuestas en próximos episodios sea paciente.


Esperamos contar con su presencia en las próximas entregas donde lentamente se irán develando sus misterios.
 

Registrado
5 Feb 2017
Mensajes
14
Hola en primer lugar muchas gracias por tus amables comentarios, me temo que aun no puedo contestar varias de tus preguntas ya que te estaría dando demasiados spoilers, aunque si puedo aclarar algunas cosas.

aunque también es demasiado arriesgado puesto que quien la arresto fue la oficial Jenny de Hoenn, un error grave ya que ella tiene un vestuario distinto al igual que su cabellera, este detalle nunca se me escapa por mi fanatismo a Pokémon.
En efecto las oficiales Jenny de Kalos y las de Hoenn tienen diferentes vestimentas y apariencias, por eso Anthony la hizo viajar primero y su primera parada fue el hogar de Fybelle, para que al momento de entrar en acción pasara inadvertida.

demás que me resulta extraño que ella no llamada a su sobrino para saber si ya capturó a Serena
No te preocupes por eso, esa llamada se aproxima, hasta cierto punto ella le da libertad a sus cazadores.

Me sentí algo inquieta con la mención de Ash, no sé, me pareció algo tonto porque el entrenador se encuentra en la región donde actúa como un niño de 10 años junto con expresiones locas y exageradas
Con respecto a Ash su mención se debe a que forma parte de los planes a largo plazo de la productora ya que primero debe capturar a Diantha, y como un ligero spoiler créeme cuando te digo que Palermo posee lo necesario para convertir a cualquier persona en lo que desea, sin importar que tan idiota o reseteada este.

Sobre Aria solo te diré que pronto tendrá más relevancia en la serie y veras en donde se encuentra realmente su lealtad.

Esperamos que continúes siguiendo la serie, ya que tus dudas se irán resolviendo poco a poco.
 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
636
Buenos días lectores aquí tenemos otra vez un nuevo episodio de esta serie si nos hemos atrasado es por causas de fuerza mayor.

En otros asuntos estamos cerca del inicio del ultimo arco argumental pronto mas detalles al respecto.

Sin embargo aun falta más por conocer de esra historia y esperamos sus críticas y sugerencias.

(Amourshipers abstenerse de esta historia, es por su bien.)

Capítulo 13. Estancia en Pueblo Vaniville: El Dúo Incestuoso de Sexys Sirvientas.

Anteriormente se ha descubierto que Palermo hizo un acuerdo con una importante empresa en el cual tendrá la oportunidad de hipnotizar a Diantha, la hermosa Campeona de Kalos, y con ello viene la inminente posibilidad de cumplir uno de sus más grandes objetivos, razón por que la productora se prepara para ejecutar su gran plan.

En uno de los caminos secundarios de la Senda del Gran Valle, la cual unía Pueblo Couriway y Ciudad Snowbelle, bastante cerca del amanecer un joven rubio bajaba del lomo de su orgulloso Honchkrow y lo devolvía a su pokebola para que descansará.

En cuanto salió del Centro de Entrenamiento de Performers Grenuele había recibido un mensaje de parte de Alphonse, quién lo citaba en un prado de la Ruta 19. En situaciones normales el Royal Knight hubiera esperado hasta la mañana para responder al llamado de su superior, pero como su Ama le ordenó contactarlo de inmediato no tuvo más opción que partir.

Después de caminar por unos minutos el rubio llegó a las coordenadas indicadas en aquel mensaje en donde logró reconocer la silueta de su compañero recostado en árbol y se acercó a él, debido a la niebla matutina el Royal Knight no se dió cuenta de que su líder estaba atado y amordazado hasta que era demasiado tarde y sintió como un brutal Lanzallamas impactaba contra su espalda haciéndolo caer al suelo antes de ser noqueado por el Rayo de Confusión de un Chandelure alcanzando a ver la silueta de una mujer antes de caer inconsciente.

Unas horas más tarde, al otro extremo de Kalos en Pueblo Vaniville, Anthony y Serena se recostaban de nuevo en la cama después de disfrutar un muy inusual y sensual desayuno.

—Sin duda tus desayunos son los mejores mamá, en verdad extrañaba este sabor de hogar —comentó Serena al acurrucarse en los fuertes brazos de su novio.

—Serena tiene razón, querida suegra, además el sabor de tu sudor le dió un toque único —contestó abrazando a su amada con un brazo e indicándole a la mujer que se acercará con un dedo.

—Muchas gracias Amos, es un honor estar a su servicio —agradeció Grace inclinando su cabeza sumisamente, para quitarse el mandil, subir a la cama y acostarse a un lado del chico, quién la abrazo con su brazo libre y comenzó a acariciar la espalda desnuda de ambas mujeres sin ningún descaro y a ellas les encantaba.

—Grace... Sobre lo que te dije ayer... No te dije lo más importante —comento el chico ganándose la atención de ambas mujeres —Imagino que con lo que oíste pensaste que solo quería llevarme a Serena a la cama, pero la realidad es que yo me enamoré, amo a Serena y mucho.

—En verdad me da gusto escuchar eso y tiene razón Amo, pensé que su intención era sólo la de tener sexo con mi hija, después de todo es una chica preciosa a la que cualquiera quisiera tener en su cama.

—Mamá, Anthony tiene razón, el me ama tanto como yo lo amo a él, la única razón por la que soy su esclava es por que yo se lo pedí.

—Serena ¿entonces tú...? —preguntó Grace sorprendida.

—Si, mamá. Yo fui quien le suplicó a Anthony que me dejara demostrarle mi amor de esa manera, yo lo amo tanto que deseo complacerlo en todo y para siempre. ¡Acéptalo por favor, mamá!

—Como tu madre lo que más deseo es verte feliz, y si complacer a Anthony es tu felicidad, no sólo lo aceptaré también te ayudaré. Desde hoy complacere a tu Amo, a nuestro Amo —declaro la mujer antes de besar a su hija.

—Gracias mamá, te quiero tanto —contestó correspondiendo el gesto de su progenitora con mucho cariño para adoptar una sonrisa cómplice en cuanto se separaron

—Ahora las 2 somos tus más fieles y obedientes esclavas ¿Que deseas que hagamos Amo? —preguntaron madre e hija con ilusión esperando órdenes del chico.

—Muy bien preciosas, en verdad me encantaría seguir con la diversión, pero tengo algunos asuntos que atender primero y en lo que regresó pienso que deberían de arreglar todo el desorden que hicimos anoche, además sería muy bueno que prepararán algo delicioso para comer ¿No les parece?.

—Por supuesto cariño. Ya se lo que te gusta —dijo Serena seductoramente dándole un beso en la mejilla antes de levantarse de la cama al igual que su madre.

—Gracias, amor. Pero antes de que se vayan hay algo que quiero darles —comento para levantarse de la cama y sacar de su mochila 2 cajas y le entregó una a cada una —Abranlas y ponganselos.

Madre e hija de inmediato abrieron las cajas que se le dieron, encontrándose con unos sexys disfraces de sirvientas, los cuales consistían en unas finas medias negras de malla, un delicado vestido de un transparente color negro con adornos de encaje blanco que simulaban un delantal, además de muñequeras, un adorno para el cuello y una cofia para el cabello, todos de color blanco, y una tanga de color negro.

Antes de ponerselos Grace fue a su armario y saco 2 pares de zapatillas de tacón, por su parte Serena tomó un poco del listón rojo que Anthony le obsequió y lo añadió al adorno del cuello, para después ponerse los eróticos disfraces junto con los zapatillas y posar un poco para su dueño.

—Amo ¿Le gusta como se ven sus sensuales sirvientas? —pregunto Grace con picardía, las 2 se veían en extremo deseables, aunque en el caso de la mujer al tener más busto que su hija el vestido le quedó más corto.

—S-se ven fabulosas —contesto él impactado por como se veían las mujeres frente a sus ojos, teniendo que recurrir a todo su autocontrol para no follarlas en ese momento, dicho esto les dio un suave beso en los labios a cada una y salió de la casa.

El chico al ser de Kalos, también conocía Pueblo Vaniville y sus alrededores por lo que se dirigió hacia el bosque para hacer una llamada importante.

—Jenny capturó al más joven ¿Como vas tú?.

—El líder ha caído al igual que el segundo al mando, aunque admito que para ser “cazadores de élite” capturarlos resultó ser bastante sencillo y aburrido —comento Malva.

—¿Y ahora que están en tus manos que planeas hacer con ellos?

—Primero les sacaré toda la información posible y dependiendo de lo útil que sea decidirme que hacer con ellos —comento la Alto Mando —Aunque lo mejor es que hablemos en persona para decidir nuestro siguiente movimiento.

—Estoy de acuerdo, mañana iré hacia Ciudad Santalune en donde me quedare unos cuantos dias ¿Te parece reunirnos ahí?

—No pensé que ya estuvieras en Kalos, bueno es lo mejor ¿Te parece entonces que te veo dentro de 4 días en Santalune? —preguntó la reportera recibiendo una cabezada de aprobación del chico —Bueno tengo que irme. Te veré en 4 días —termino la comunicación después de mandarle un beso.

Una vez terminada la llamada con Malva el chico tomo su Holomisor y marco otro número, después de unos pocos timbres una voz de mujer le contestó.

—Amo, es un placer escuchar su sensual voz de nuevo. He seguido fielmente sus órdenes y uno de nuestros objetivos está en prisión ¿Esta feliz, mi señor? —pregunto Jenny sin poder contener su emoción.

—Lo sé Jenny, ayer en las noticias vi el fruto de tu trabajo y en verdad estoy muy complacido, sin duda te mereces una recompensa —dijo el joven alegrando a la oficial.

—¡Muchas gracias Amo, usted es tan bueno conmigo! —agradeció Jenny eufórica.

—Pero antes de eso necesito que hagas algo más por mí —en cuando esas palabras salieron de la boca del muchacho la oficial volvió a ponerle toda su atención

—Tengo entendido que sigues en Ciudad Lumiose ¿Verdad? —la mujer asintió —Muy bien, necesito que contactes al líder de gimnasio, su nombre es Clemont y hay algo que necesitamos de él.

Tras algunos minutos Anthony terminó su plática con Jenny y saco a sus pokémon para entrenar con ellos, por lo que tardó unas cuantas horas en volver a la casa de Serena, en donde de inmediato fue recibido por sus hermosas sirvientas.

—Mi amor, bienvenido a casa —lo recibió Serena, quién se lanzó a sus brazos y empezó a besarlo con pasión.

—Es una linda manera de ser recibido, mi amor —respondió con un sonrojo, cerrando la puerta para continuar besándola —Eres tan adorable y linda sin olvidar que eres increíblemente sexy, Serena, como podría no estar enamorado de ti.

—Sea bienvenido, Amo. La comida ya está en la mesa —saludo Grace, quién recién salía de la cocina, con una respetuosa inclinación de cabeza.

—Muchas gracias Grace, en un momento vamos —respondió y le extendió su mano a Serena, quién la tomó con gusto, aunque estaba un poco molesta con su madre por interrumpir su momento privado con Anthony.

Después de una deliciosa comida, el chico decidió descansar un poco mientras Serena recogía la mesa y Grace lavaba los trastes, las 2 se veían muy sexys usando aquellos atuendos, que remarcaban y dejaban a la vista todos sus atributos con cada movimiento, ellas lo sabían y no podían estar más complacidas por ello.

Una vez que terminaron sus deberes ambas salieron de la cocina y se sentaron a su lado, las felicito por su buen trabajo, sabía cuál era la recompensa que sus esclavas querían, aunque quería descansar unos momentos más para responderles con todo su vigor.

—Chicas quiero que me hagan un striptease, sexy y lento, ayudense un poco y pórtense como la linda familia que son.

En ese instante Grace desabrochó el ligero vestido que usaba para comenzar a deslizarlo por detrás de su espalda, las 2 movían su cuerpo contoneando lentamente sus caderas al ritmo de la tranquila música que el chico puso, Serena por su parte jugaba con los tirantes de su vestido; deslizando sus manos por sus pechos hasta llegar a su cadera que seguía moviéndose, y levantarse el vestido dejando al descubierto sus hermosos pechos y su tanga negra.

A Grace el disfraz le quedaba bastante justo, por lo que su hija se arrodilló frente a ella para ayudarle a quitárselo, aprovechando la ocasión para oler el ardiente sexo de su madre. En esa misma posición aprovechó para desabrochar las zapatillas que llevaba, la mujer apoyándose en su hija se dejó quitar por esta su calzado para poder quitarse el vestido sin dificultad.

Acto seguido Serena comenzó a jugar con su tanga al ritmo de la música, bajandola poco a poco dejando al descubierto su ardiente coño y dándose una sensual vuelta para que el chico pudiera apreciar su trasero a la perfección, y al agacharse para deshacerse de aquella prenda y de sus propias zapatillas tanto su vagina como su ano quedaron totalmente visibles..

Justo cuando Serena le lanzo al chico su tanga, quién la atrapó y se la llevó a la nariz para oler la excitante esencia de su novia, Grace se colocó detrás de ella para acariciarla con sus manos por delante, moviéndose madre e hija al mismo tiempo al ritmo de la canción y fusionando sus labios y lenguas en un húmedo beso lésbico filial. Mientras la menor con una mano acariciaba el cabello de su madre, la mujer acariciaba el pecho de su hija con pasión, mientras la chica con su otra mano acariciaba la vulva de su progenitora sin el menor descaro por debajo de su tanga.

Serena saco su mano de la intimidad de su madre y la llevó hacia sus pechos, acariciando sus pezones y de un movimiento los subía hasta su boca para que ella misma se los chupara, sorprendiendo al jóven que estaba sentado en el sofá contemplando el espectáculo. Grace se dobló para quitarse su tanga y dejar al descubierto su húmeda concha, que brillaba por la cantidad de líquido lubricante que había estado destilando durante el baile y con las caricias de su hija.

Así ambas mujeres quedaron completamente desnudas, abrazadas una a la otra pues ya desnuda Grace se dio la vuelta sin romper el abrazo de su hija, para enseñarle su hermoso y redondo culo a su Amo; mientras Serena se divertía dándole nalgadas y apretando sus nalgas, mientras que respondía acariciando su espalda y bajabando sus manos para meter uno o dos dedos entre las carnosas nalgas de su hija y hacer lo mismo que ella, darle nalgadas. Las dos se miraban a los ojos como retándose una a la otra con pícaras sonrisas en sus labios.

—Excelente preciosas, ahora quiero que se porten como unas buenas chicas y amantes lesbianas y se hagan el amor entre ustedes, sean tiernas una con la otra, quiero ver como se acarician y se lamen entre las dos —ordenó el chico, quién ya se había deshecho de su ropa.

De inmediato e impulsadas por la orden de su Amo ambas mujeres se fundieron en un apasionado beso, donde sus labios se unían a los de la otra y con las bocas abiertas sus lenguas luchaban por entrar en la boca de la otra, mientras se acariciaban entre ellas, llenado de saliva ajena la cavidad oral de cada una. Los pechos de ambas se apretaban unos contra los otros, sus pezones se perdían en las carnosas tetas de ambas, mientras la saliva caía de sus bocas empapando sus pechos.

Poco a poco se fueron agachando hasta quedar de rodillas en la alfombra de la sala, en esa posición ambas seguían besándose y acariciándose. Lentamente madre e hija fueron a recorriendo sus cuerpos, besando cada parte de la piel de la otra que recorrían, para finalmente acomodarse Serena sobre Grace y las dos metiendo sus caras entre las piernas de la otra, para acomodarse en la posición del 69, listas para estimular cada una con su lengua lamiendo el clítoris y perforando la vagina de la otra. Los sonidos de humedad eran intensos, mezclados con los quejidos de placer que cada una emitía, además de cuando en cuando se escuchaba el sonido de las nalgadas que se daban una a la otra, para separar las nalgas carnosas de su hermana, y empezar a explorar con su lengua el ano de la otra.

Grace tenía un poco más de experiencia por lo que Serena sentía la lengua de su madre moverse con delicadeza pero con firmeza en su vulva, incluso le daba ligeras mordidas a su clítoris apenas perceptibles que la hacían temblar y lanzar gemidos; mientras que ella lamía con fuerza el clítoris de su madre, y la penetraba violentamente con su lengua en su vagina, haciéndola estremecerse y suspirar de sorpresa y sin mucho cuidado chupaba también su clítoris, pero recorría delicadamente los labios de Grace.

Esa escena tenía a Anthony totalmente en éxtasis, especialmente porque ambas eran madre e hija, y las 2 lo obedecían en todo. Ellas por su parte, estaban contorsionándose de placer, las dos se habían regalado algunos orgasmos seguidos con sus lenguas, y cada una saboreaba en sus bocas el sabor del néctar orgásmico de la otra. Ambas temblaban de placer recostadas de espaldas en la alfombra de la sala, el cabello de cada una estaba revuelto, sus pieles brillaban de manera exquisita por el sudor y sus coños aún estaban húmedos y lustrosos de sus líquidos, cada una acariciaba sus pechos y con su mano seguían estimulando sus propias vulvas y con los ojos cerrados se mordían los labios.

Después de dejar que ambas descansaran unos minutos para recuperar energías, el saco una bolsa de su mochila y se acercó a Serena —Mi amor, tal vez te guste usar este juguete con tu mami. Algo me dice que se divertirán como nunca —comentó el con una sonrisa pícara sacando de la bolsa un largo consolador negro con arnés, quién lo miro con asombro.

Grace por su parte entendía mejor las intenciones de su Amo y de inmediato se puso a un lado de la mesa, recargando sus brazos y dejando a la vista tanto su coño como su ano —Mételo en donde desees cariño, los 2 son tuyos.

—Si, pero es mi primera vez, no se que hacer —respondió Serena un poco avergonzada mientras se acercaba con timidez y comenzaba a meter la punta del juguete dentro del orificio anal de su madre, quién de inmediato hizo una mueca de dolor y placer acompañada

“Ha pasado tanto tiempo desde de la última vez que usaron mi ano que había olvidado lo rico que se sentía” pensó mientras que su hija metía el resto dentro de su interior. —Serena, intenta moverte... No lo saques y muévete despacio.

—Te recuerdo que aquí las órdenes las doy yo, tu solo eres una esclava caliente que me obedece —indico su hija antes de comenzar a moverse, al principio lo hacía del modo lento que su madre le indicó por temor a lastimarla, pero al poco tiempo el placer comenzó a dominarla haciendo que sus embestidas fueran cada vez más salvajes.

—Ahhh... Se siente increíble... Ahhh... hija... —gimió la mujer, ella también lo disfrutaba aunque las lágrimas que salían de sus ojos eran evidencia de que aún sentía dolor.

—Se siente bien ¿Verdad mami? —preguntó aferrándose al trasero de su madre con fuerza.

—Ahhh... Sí, mi amor... Ahhh... Se si-siente... Ahhh... Muy rico... Ahhh... Házlo más rápido —suplico entre gemidos de dolor y placer.

—Tienes razón... Mamá... Ahhh... Se siente muy bien... Se siente muy bien... ¡Estas tan apretada! ¡Que me volveré loca! — exclamó la chica embistiendo cada vez con mayor intensidad.

—No eres... Ahhh... la única... Amor... ¡Yo también... Me estoy... volviendo loca! ¡Eres muy buena! — después de unos placenteros minutos y de una fuerte estocada final, ambas mujeres llegaron al ansiado orgasmo, soltando una gran cantidad de fluidos.

—No se como resistí tanto tiempo sin sexo... No recordaba lo rico que siente que te lo metan por atrás, me haré adicta a esto — murmuró Grace antes de arrodillarse frente a su hija, tomar el consolador con una mano y empezar a darle unas suaves lamidas al glande.

—Mamá, estás lamiendo lo que estuvo en tu año ¡Se siente tan rico y pervertido! —comento ella, mientras que su madre comenzaba a meter el juguete en su boca, cada vez el juguete entraba más y más en la húmeda boca de la mujer.

—¡Eres una zorra pervertida, mamá! ¡Pero se siente tan rico! —la excitación de ver a su madre en una posición tan comprometedora era tanta que comenzó a tocar sus propios pechos.

Grace continuaba metiendo el consolador en su boca hasta que el juguete estuvo totalmente adentro y podía tocar la entrepierna de Serena con su nariz, dejando el aparato completamente limpio y enseñándole a su hija como debía de dar una buena mamada.

—Sigueme mi Serenita —dijo cuando se levantó y puso una mano sobre la excitada intimidad de su hija para guiarla al sillón en donde se sentó y abrió sus piernas —¡Metemela por aquí, bebé, así todos mis agujeros serán tuyos! —imploro mostrándole su ardiente coño.

Su hija no tardó en comenzar a meter el aparato en el interior de su madre, sintiendo lo apretado que estaba —Que rico se siente, ¡Tu coño se siente fantástico mamá!

—Gracias mi niña, estoy tan feliz de que hayas vuelto al lugar donde naciste —dijo ella para recibir un dulce beso de parte de su hija y en cuanto sus labios se separaron la mujer sonrió con lujuria —Ahora es tu turno de darle placer a nuestro Amo.

Y Grace no mentía ya que Anthony, quién hasta el momento sólo había sido un observador de aquel hermoso y sensual espectáculo, decidió finalmente unirse a la diversión metiendo de golpe su excitado pene en la ardiente vagina de Serena.

La chica no se esperaba para nada esa acción de parte de su novio y soltó un gemido de sorpresa y placer y su cabeza caía sobre los enormes pechos de su madre, los 3 amantes se sonrieron mutuamente y sin necesidad de alguna indicación comenzaron a moverse.

—An-anthony... Se siente tan... Ahhh... rico cuando me... Ahhh... me la metes así... Ahhh... Y el interior... Ahhh... de mamá se siente... Ahhh... magnífico —exclamó la excitada chica, quién jamás había experimentado nada parecido en su vida.

—Así es mi cielo, tu estas siento lo mismo que el Amo al penetrarme, y tu coño está sintiendo lo mismo que el mío —explico Grace y a partir de ese momento se terminaron las palabras y lo único que salía de la boca de ambas mujeres eran fuertes gemidos de placer.

Los 3 se movían con desesperación y cada vez con mayor rapidez y fuerza, Serena apretaba con fuerza las grandes tetas de su madre y Anthony hacia lo mismo con el delicioso y firme trasero de ella, durante unos gloriosos minutos los excitantes gemidos de madre e hija junto con los obscenos sonidos que hacían los cuerpos del trío de amantes al chocar inundaron la habitación en una excitante orquesta de lujuria y placer.

Cuando los 3 llegaron al orgasmo, Anthony se dió cuenta de que ninguna de las 2 tenía fuerza para continuar, así que tomó a Serena en sus brazos y la llevó a la cama para que descansará y de inmediato hizo lo mismo con Grace, las mujeres estaban tan cansadas que se quedaron dormidas de inmediato, sus hermosos rostros estaban tan llenos de paz que el no se atrevió a despertarlas para acostarse en la cama y se recostó en el sillón para dormir, después de todo mañana sería un gran día y tenía que estar bien descansado.

Continuará...
 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
636
Buenas tardes lectores tras un problema con el Internet finalmente público la siguiente parte de este trabajo realizado en conjunto por Black cignus y su servidor sombrero loco.

(Amourshipers abstenerse de leer esta historia)

Capítulo 14. Amor de hermanas: Una captura de fotografía.

La noche finalmente había caído en Pueblo Vaniville y en la recamara principal de una de las casas de la pintoresca localidad de Kalos se puede ver como Grace y a su hija Serena están compartiendo la misma cama, ambas mujeres se encontraban profundamente dormidas mientras que en el sofá de la habitación se encontraba un joven pelinegro observando a las mujeres dormir.

Cualquiera pensaría que Anthony estaría deleitando su vista con los esculturales cuerpos desnudos de ambas mujeres, los cuales podían notarse a pesar de estar cubiertos por una sábana, pero lo que en verdad veía era el rostro de Serena. Al chico le encantaba ver aquella dulce expresión de paz y tranquilidad en sus hermosas facciones de su novia, tanto o incluso más que verla dominada por el placer y la lujuria.

Fue antes de ir a dormir cuando tomo su celular para enviar un mensaje de texto y darle un último vistazo al rostro de su amada, antes de sonreír como un completo enamorado para finalmente quedarse dormido.

Mientras tanto en una de las habitaciones del Gimnasio de Santalune una linda mujer de cabello castaño estaba organizando su material de trabajo a lo largo de la habitación.

—Ya le he dicho a Viola tantas veces que no me gusta esta habitación —murmuró Alexa un poco molesta, a ambas hermanas les gustaba dormir hasta tarde, pero la ubicación de la habitación de la castaña no le permitía hacerlo por que siempre recibía los rayos del sol.

Ya eran pasadas de la medianoche y la reportera un poco molesta se disponía a dormir cuando un mensaje llegó a su celular “Vamos hacia allá, te veo mañana por la tarde” al leerlo no pudo evitar que una sonrisa boba y un sonrojo aparecieran en su rostro, su adorado Amo por fin venía en camino y en ese instante recordó cual fue el asunto que el chico le encargo.

Unas horas antes de tomar el vuelo que los llevaría de vuelta a Kalos los chicos estaban descansando en el departamento después de terminar de empacar. Ella estaba revisando su celular mientras que Serena y Shauna hacían el desayuno, el fondo de pantalla de su celular era una fotografía de ella misma en compañía de una hermosa mujer de cabello rubio y ojos verdes donde las 2 le sonreían alegres a la cámara.

—¿Quien es ella? —pregunto Anthony con curiosidad al aparecer justamente detrás de ella y comenzar a masajear sus pechos con descaro.

—Ella es Viola, es mi hermana menor y la líder del gimnasio Santalune, Amo —contesto Alexa cerrando sus ojos y con una dulce sonrisa en su rostro en señal de que le gustaba mucho lo que el pelinegro hacía.

—Y si no mal recuerdo su especialidad son los pokémon tipo bicho ¿No es así?

—Así es, mi Amo.

“Eso es muy interesante, no solo es una hermosa presa que capturar, su conocimiento y su poder como líder de gimnasio me pueden ser muy útiles. Después de todo los tipo Bicho tienen una gran ventaja sobre los tipo Psíquico y Siniestro, los cuales son los tipos favoritos de Palermo" pensó el chico con una sonrisa.

—Alexa, hay algo que quiero que hagas por mi —mientras dejaba de tocar los pechos de la reportera y se colocaba enfrente de ella.

—Lo que sea mi Amo, solo dígame que es lo que desea que haga y lo haré —respondió abriendo los ojos y viendolo con una mirada de adoración.

—Quiero que me ayudes a capturar a tu hermana y convertirla en una de mis esclavas ¿Lo harás? —preguntó antes de tomar suavemente su mentón y devolverle la mirada.

—Por supuesto que lo haré Amo, yo soy su fiel esclava y obedecere todas sus órdenes. Le juro que mi hermana Viola sera su nueva esclava, solo dígame que es lo que debo de hacer —contesto la castaña sin dudarlo ni un segundo.

—Bien dicho, Alexa —dijo el chico tomando una de sus pokebolas y liberando a su Gengar —Amigo, ella es Alexa y vas a quedarte algunos días con ella porque necesito que hagan un trabajo juntos, no hagas demasiadas travesuras y has lo que ella te diga ¿De acuerdo? —comento el chico acariciando la cabeza del tipo Fantasma/Veneno, quién sonrió feliz y volvio a su pokebola

—Úsalo en cuanto te avise de nuestra llegada y para evitar que algún retador nos estorbe, quiero que convenzas a tu sexy hermana de cerrar el gimnasio y pasar el día juntas ¿Entendiste?

—A la perfección, mi Amo —contesto Alexa recibiendo la pokebola seguida de un beso en los labios de parte del chico.

De vuelta al presente la reportera de inmediato se despojo de su ropa, quedando completamente desnuda, y comenzó a tocar su concha y sus pechos pensando en aquel atractivo chico que no sólo le había dado el mejor sexo de toda su vida también le había dado un nuevo propósito, y le encantaba.

Los gemidos amortiguados de Alexa inundaban la habitación, a quién ya no le importaba en lo más mínimo si el Sol le despertaba temprano, incluso era lo mejor ya que mañana debía preparar muchas cosas para cumplir con su misión. Su preciosa hermanita menor, quién dormía en la habitación contigua, pronto sería igual que ella: una sensual esclava al servicio de Anthony y con esa idea en su mente por fin alcanzó el orgasmo y se dispuso a dormir.

A la mañana siguiente Anthony se despertó temprano, rápidamente se vistió y fue a la cocina en donde preparó café, corto un poco de fruta y sirvió unos vasos de jugo, puso todo en una bandeja y la subio a la habitación, para encontrarse con que ambas ya estaban despiertas y compartiendo un cariñoso beso de buenos días en los labios

—Buenos días preciosas, traje el desayuno, espero que no les moleste que solo sea fruta y jugo, la cocina no es lo mío —comento el chico apenado, depositando la bandeja en el mueble junto a la cama y haciendo que ambas se separarán.

—Amo, usted no tenía porque molestarse. Hacer el desayuno es la obligación de sus esclavas... —trato de decir Grace pero Anthony puso un dedo sobre sus labios.

—¡Buenos días, mi amor! Eres tan lindo y atento con nosotras —respondió Serena feliz antes de unir sus labios con los de su novio y al separarse se dirigió a su progenitora —Mamá, no te preocupes por eso, ya tendremos más ocasiones para obedecer a mi amado Anthony.

—Serena tiene razón Grace, además las 2 se veían tan lindas durmiendo juntas que no quise despertarlas —contesto ganándose varios besos de ambas y antes de que la situación subiera de tono dijo —Pero ahora hay que desayunar, debemos salir y hay algunas cosas que necesito que hagan por mi.

Ninguna de las 2 necesito oír la indicación de nuevo ya que de inmediato se sentaron en la cama para comenzar a comer y en cuestión de 30 minutos madre e hija ya están en la sala de la casa totalmente vestidas y arregladas, listas para lo que lo que Anthony les pidiera hacer.

Unos minutos más tarde y después de una breve llamada telefónica con Shauna, los 3 fueron a la plaza del pueblo. Los novios tomaron el autobús que los llevaría a su siguiente destino: Ciudad Santalune.

Mientras que Grace los veía partir con una sonrisa en el rostro, aunque también se sentía un poco celosa de su hija, antes de tomar un autobús con dirección a Ciudad Luminalia en donde se reuniría con la amiga de su hija. Cerca de las 2 de tarde la pareja ya estaba frente a la famosa Fuente Roselia en Ciudad Santalune.

Mientras tanto en la sala de estar del gimnasio de la ciudad Alexa y Viola habían estado charlando después del desayuno. A la castaña no le costó mucho trabajo convencer a su hermana de no abrir el gimnasio con el pretexto de pasar un tranquilo día en casa, debido a que la rubia estaba un poco agobiada de su rutina diaria, además de que no estaba mal pasar un buen tiempo de calidad con su hermana antes de su siguiente viaje.

—¿Y como fue tu viaje en Hoenn? —pregunto Viola, después de contarle a su hermana acerca de su rutina en el gimnasio y de sus ya escasas visitas al Bastión Batalla.

—Fue muy bueno, de hecho... Hmmm, como explicártelo, digamos que cambio mi vida para siempre —respondió la reportera con una sonrisa que su hermana no supo descifrar y le causaba mucha intriga.

—¿Acaso conociste a alguien especial, hermanita? —pregunto la rubia con un tono pícaro.

—Así es, el me enseñó muchas cosas, de hecho podría mostrarte algunas que estoy segura de que te encantarán —dijo la reportera mientras se levantaba de su asiento causando que su hermana se tensará en su asiento y la viera extrañada.

—¡Tonta! ¡Yo estoy hablando de masajes para disminuir el estrés! —respondió Alexa “molesta” mientras su hermana reía antes de arrojarle un cojín dando inicio a una pelea de cojines entre ambas hermanas, justo como cuando eran niñas.

—Ven y siéntate en el sofá— pidio la castaña, después de unos minutos y tras acomodar todos los cojines en su lugar, y Viola así lo hizo acomodándose un poco y echando su largo cabello dorado hacia atrás.

Alexa se acercó hacia ella por detrás y cuando su hermana no la podía ver liberó a Gengar, quién de inmediato se volvió invisible, antes de empezar a susurrarle —Bien, te daré un masaje hermanita, así que ponte cómoda y tranquila. Confía en mí y relájate —dijo antes de comenzar a deslizar sus manos en círculos sobre los hombros de su hermana.

—Sí, sabes que confío en ti —respondió Viola haciendo lo que su hermana le dijo.

—Muy bien, siente como mis manos se mueven suavemente en tus hombros y en tu cuello, siente cómo te relajan poco a poco —Alexa hacia los movimientos con suavidad —Ahora te sientes mejor ¿Verdad, Viola?

—Si ¡Eres muy buena en esto! —contesto la líder de gimnasio comenzando a perderse en aquel momento de relax que tanto necesitaba, podía sentir como la tensión desaparecía de los músculos de sus hombros y su cuello.

—Gracias hermanita, tuve un excelente Maestro —le murmuró al oído mientras veía complacida como su víctima se relajaba más y más, durante varios minutos continuo así hasta que finalmente decidió entrar en acción.

—Siente como todos tus problemas se van junto con la tensión en tus músculos, como te sientes más y más relajada. Te sientes muy bien ahora que estás en mis manos

—Sí, me siento muy bien —dijo Viola en voz baja, totalmente perdida en la agradable sensación que su hermana le estaba haciendo sentir.

—Así es hermanita, deseas sentirte así todo el tiempo, deseas estar en manos siempre.

—Sí, lo deseo —murmuro la líder totalmente relajada, mientras que una pervertida sonrisa de triunfo aparecía en el rostro de su hermana, fue entonces cuando el pokémon sombra apareció frente al rostro de Viola.

—Mira fijamente a los ojos de Gengar hermanita, míralos para que te sientas mejor todavía, míralos con atención mientras sientes como mis dedos se deslizan libremente sobre tus hombros, cada vez te sientes mejor, cada vez más relajada, cada vez más plácida.

—Sí, me siento mejor —respondió Viola mientras que Gengar movía sus brazos y liberando unas ondas oscuras que iban poniendo a la mujer en trance.

—Así es Viola, deja que Gengar te envuelva con su mirada, deja que tus pensamientos desaparezcan por completo y que tu mente se quede totalmente en blanco, deja que mi voluntad sustituya a la tuya poco a poco y así te sentirás cada vez mejor, mucho mejor.

—Sí, cada vez mejor...

—Eso es hermanita, eso es. Ya no puedes pensar, ya no hay nada en tu mente, ya no puedes hacer nada por ti misma. Cada vez te sientes más y más relajada, más a gusto. Y te sentirás aún mejor si te entregas por completo a este trance, tu sabes que estás profundamente hipnotizada y que necesitas obedecerme, sabes que lo mejor para ti es entregarme tu voluntad y obedecerme ciegamente.

—Sí, debo entregarte mi voluntad, debo obedecer... —respondió Viola con un tono monótono, sus ojos verdes ya habían perdido toda vida, señal de que ya estaba profundamente hipnotizada.

—Así es, cae totalmente bajo mi control mi pequeña hermana y deja que yo me encargaré de todo a partir de ahora ¿De acuerdo? —pregunto y cuando su hermana asintió no pudo evitar excitarse un poco.

—Escúchame Viola ¿Te sientes muy bien así, verdad?—la aludida asintió nuevamente —Muy bien, de ahora en adelante, cada vez que te mire a los ojos y toque tus pechos volverás a este trance hipnótico y harás todo cuanto te diga ¿Entiendes?

—Sí, entiendo...

—Ahora te besare y conforme nos vayamos besando te irás despertando, pero cuando estés despierta te sentirás totalmente dominada por mí y sólo recordarás que estuvimos charlando sobre cosas comunes y en eso nos acordamos de una apuesta que hicimos de niñas, en donde perdiste conmigo y tú castigo era ser mi esclava, lo cuál aceptaste aceptaste con gusto ¿Has entendido, Viola?

—Sí entiendo, hermana —Alexa se acercó a ella y puso su mano derecha sobre su cabello y la otra en su cintura para unir sus labios a los suyos, era un beso tierno y suave, pero acompañado con las caricias de ambas hermanas.

Mientras tanto Viola comenzaba a despertar del trance sin percatarse de ello y en su mente se dibujaba la escena en que Alexa le dijo y aceptando cumplir su castigo. Terminado dicho beso ambas hermanas se miraron y sonrieron suavemente.

—No recordaba que hubiéramos apostado por algo tan tonto —dijo la rubia jugando con un mechón de su cabello.

—Yo tampoco, pero ahora tendrás que cumplir tu castigo y ser mi esclava personal hermanita —respondió Alexa triunfante.

—Ya lo sé ¿Y que deseas que haga ahora hermana?

—Por ahora ve a tu habitación y ponte la ropa más sensual y provocativa que tengas y vuelve aquí —menciono la reportera para la sorpresa de Viola.

—No se que pretendas hacer Alexa, pero como tú mandas y yo obedezco, lo haré —dijo la rubia antes de salir de sala e ir a su habitación, mientras que la reportera se quedó quieta en su lugar, estaba eufórica porque su plan había funcionado a la perfección

—Gengar lo hiciste muy bien, ahora regresa —menciono tomando la pokebola y regresando al tipo fantasma antes de comenzar a desnudarse.

Unos minutos después Viola entró de nuevo a la sala usando una bulsa blanca y sin mangas con un gran volado en el cuello, un vestido verde azulado y unos zapatos de tacón a juego con su vestido, su cabello estaba suelto aunque con una coleta en la parte de atrás.




—Bien Alexa ya hice lo que me pediste, pero no entiendo para qué me vestí así... —hablo la líder de gimnasio, pero se calló de golpe al ver a su hermana en el centro de la sala usando un sensual conjunto de lencería negra que consistía de un brasier de media copa, ropa interior de encaje y unas medias de nylon a juego.

Viola se quedó embobada al ver lo hermosa que se veía su hermana mayor con aquella vestimenta y cuando se repuso de la impresión se dispuso a preguntar que pasaba, pero sonó el timbre de la puerta.

—Espérame aquí en lo que abro la puerta— indicó Alexa mientras se daba la vuelta y se dirigía al exhibidor, por su parte Viola estaba totalmente sorprendida de que su hermana no se hubiera puesto algo encima para cubrirse y su sorpresa creció aún más al notar que la prenda intima que usaba era una tanga de hilo que dejaba su trasero totalmente al descubierto.

Ella suponía que su hermana mayor utilizaría el parlante de la entrada para decirle a quien hubiera tocado la puerta que el gimnasio estaba cerrado por el día de hoy y que volviera mañana, por lo que se sorprendió bastante cuando ella volvió a la sala en compañía de Serena y de un desconocido pero atractivo joven de cabello negro y ojos azules.

—Hermana el es Anthony, es el novio de Serena y un buen amigo que hice en Hoenn, los 2 me ayudaron mucho con mi investigación. Y Anthony te presento a mi hermana menor, Viola, ella es una excelente fotógrafa y también es la líder del gimnasio de la ciudad —menciono Alexa haciendo las presentaciones.

—¡Serena, cuanto tiempo sin verte! ¡Te has puesto muy guapa! —saludo muy alegre a la chica —Y mucho gusto en conocerte Anthony —respondió la líder y le extendió la mano, aunque aún estaba muy sorprendida por todo lo que estaba pasando.

—Es un verdadero placer poder finalmente poder conocerla, señorita Viola. Alexa me contó bastante sobre usted —respondió haciendo una ligera reverencia antes de besar su mano, dejando sorprendida a la líder de gimnasio —Imagino que ya hiciste lo que te encargue ¿Verdad Alexa?

—Por supuesto, ella está lista para ser tuya —respondió la reportera con alegría.

Al escuchar esa frase Viola tardó unos breves segundos en asimilar lo que implicaba, pero esos valiosos segundos le costaron la oportunidad de escapar ya que Alexa se había puesto detras de ella y la sujetaba con fuerza.

—¿Alexa, por que estás haciendo esto? ¡Déjenme ir... !— trato de gritar la rubia, pero su hermana lo impidió al taparle la boca con una mano.

—¿Recuerdas que te dije que mi viaje por Hoenn cambio mi vida para siempre, hermanita? Pues ahora es el turno de que el Amo cambie tu vida para siempre y te conviertas en una fiel esclava a su servicio —le susurró la reportera en su oído y lamió su lóbulo, haciendo que a la fotógrafa temblara de miedo y placer.

Viola cuidadosamente comenzó a retroceder hacia el estante en donde había puesto a sus pokémon, pero al llegar al lugar notó que sus pokebolas ya no estaban.

—¿Buscabas esto? —pregunto Serena, quién también estaba a su lado, mientras le mostraba las pokebolas de Surskit y Vivillon antes de ir a entregárselas al chico y besarlo.

Viola sabía qué no tenía sentido gritar en la sala ya que nadie la escucharía, pero si lograba llegar al campo de batalla o al recibidor entonces podría pedir ayuda, con Serena y Anthony demasiado distraídos y con su hermana como único obstáculo ese era el momento oportuno para escapar y sin pensarlo 2 veces mordió con fuerza la mano que la sujetaba.

Alexa soltó a su hermana, quien salió corriendo en dirección a la salida de la sala, pero ni siquiera pudo llegar cerca de la puerta, ya que su cuerpo se detuvo en cuanto escuchó a su hermana ordenarle que se detuviera.

—Veo que olvidaste que eres mi esclava y que debes obedecerme —dijo Alexa acercándose a ella para darle una bofetada —¡Vuelve al centro de la sala y espera mis instrucciones!— ordenó molesta y la rubia no tuvo más opción que obedecer.

—Hiciste un buen trabajo Alexa, sin duda te mereces una recompensa —menciono Anthony antes de darle un beso en los labios

—Y en cuanto a ti Viola, debo decir que me agrado lo que ví, aún en situaciones desesperadas puedes conservar el valor y la frialdad suficiente para pensar en cual es la mejor solución, eso es algo totalmente digno en una líder de gimnasio, lo cual junto a tu habilidad y maestría con los tipo Bicho te hacen justamente lo que necesito para cumplir mis planes, eso sin mencionar de qué tu belleza también te hace digna de pertenecer a mi harem.

La líder de gimnasio veía con furia al chico, pero su hermana se acercó a ella y suavemente levantó su mentón con su mano derecha, sus miradas se cruzaron mientras la mano izquierda de Alexa recorría sus pechos con descaro, al sentir ese contacto y ver los hermosos ojos verdes de su hermana Viola cayó nuevamente en un profundo trance.

—Hermanita, escúchame con mucha atención: A partir de ahora tu eres una esclava que obedecerá todas las órdenes de Anthony sin dudar, el es tu Amo y Señor, tú cuerpo y tu alma le pertenecen por completo a Anthony y tú estás feliz de ser una fiel y obediente esclava a su servicio. Repitelo.

—Si, hermana. Yo soy una esclava a las órdenes de Anthony, el es mi Amo y Señor, mi cuerpo y mi alma son suyas y yo estoy feliz de servirlo.

—Muy bien ahora despierta como la ardiente y leal esclava que eres en realidad, mi querida hermana ¡Y sirvamos juntas a nuestro Amo! —dijo Alexa antes de besarla con pasión, Viola comenzaba a corresponder hasta que despertó y miro a su hermana con una sonrisa cómplice.

—Amo, estoy lista para comenzar a servirlo, seré su más fiel esclava —dijo la rubia una vez que se separó de su hermana y se puso de rodillas en el suelo.

—Me agrada oír eso Viola y bienvenida a mi harem y a tú nueva familia ¿Que te parece si te quitas esa bonita ropa y nos dejas ver tu cuerpo? —pregunto el jóven y ella no necesito que se lo repitiera ya que empezó a moverse sensualmente y a desabrochar su blusa dejando ver su delicada piel de porcelana y sus impresionantes pechos cubiertos por un sujetador igual al de su hermana, pero en color blanco, antes de continuar con su vestido, el cual resbaló siguiendo sus torneadas y blancas piernas hasta caer al suelo y que envió lejos de patada, se dió una vuelta para mostrarle su trasero, apenas cubierto por una tanga también blanca, a todos los presentes y se inclinó para quitársela, luego subió sus manos por su espalda hasta el encontrar el broche de su sujetador, el cual dejó caer al suelo y se volteó de nuevo para mostrar sus hermosos pechos talla 100.

—Eso fue excelente Viola ¿Y que tal si le das las gracias a tu linda hermana? Después de todo ella fue quien te enseño cual es tú verdadero propósito—menciono Anthony sentándose en el sofá principal para observar el espectáculo y con Serena sentada en sus piernas

—Tiene razón Amo, tengo que darles las gracias a Alexa ya que gracias a ella estoy a su servicio —respondía la rubia antes de ponerse de rodillas, sus manos subían por las piernas de su hermana y comenzó a bajarle la tanga, hasta que la prenda intima cayó al suelo y unos segundos después separo sus piernas y comenzó a acercar su boca a la intimidad de la reportera, usando su lengua y pasándola por encima de su concha hasta llegar a la punta de su clítoris.

Alexa estaba disfrutando la increíble sensación de que su propia hermana menor estuviera lamiendo su intimidad, cuando Viola comenzó a darle un beso francés a sus labios vaginales, la estaba besando como si de otra boca se tratara. Ella soltó un gran gemido y se aferró de la pared mientras la rubia chupaba con cariño y devoción, introduciendo su lengua cada vez más y más dentro, lamiéndola con una pasión que nunca había imaginado ni en sus más ardientes fantasías.

La emoción de tener a su ardiente hermana menor chupandole su concha, lamiéndole su clítoris y penetrándola con su lengua la excitó hasta el punto de tenerla al borde del orgasmo.

—Tomate mis líquidos hermanita —ordenó al sentir que estaba a punto de llegar a su clímax y se corrió en su boca, Alexa sentía como sus líquidos corrían por su interior y bajaban por su vagina hacia la boca y garganta de su hermana, quien se bebió todos sus fluidos tal y como se le ordenó y los saboreaba con lujuria.

—Levántate —pidio la reportera con la voz entrecortada y una vez que Viola se puso de pie se acerco a sus enormes pechos y comenzó a besarlos y a chupar sus erectos pezones, eran firmes y suaves como siempre se los había imaginado, sus pezones eran oscuros y muy sensibles al tacto, ella se detuvo a contemplarlos un momento y se deleito con su esplendor mientras jugueteaba con ellos.

Por su parte Viola acariciaba la espalda de su hermana buscando el broche de su brasier y tras encontrarlo rápidamente envió lejos la prenda y comenzó a chupar los pechos de su hermana mayor como si fuera una bebé, la satisfacción que la rubia le estaba dando era algo que ella jamás había podido imaginar.

Alexa estaba tan excitada y satisfecha que pensó que era justo que su hermana también disfrutara algo, así que dió una vuelta y la empujó contra la pared, sus manos se apretaban contra sus pechos y cuando ella la besó con pasión su lengua comenzó a serpentear en la boca de Viola, entrelazando sus lenguas pudo sentir el sabor de sus propios fluidos en la boca de su hermana, poco a poco la boca de la castaña iba bajando hacia su ardiente coño, mientras la besaba en su cuello, en sus pechos y siguió con su vientre y su ombligo, hasta que llego a su premio dorado.

La intimidad de Viola estaba cubierta por una hermosa y frondosa mata de pelos dorados que Alexa comenzó a acariciar y acerco su rostro para oler y besar su concha, pasando ansiosamente se lengua por sus labios hasta que dio con el clítoris de su hermana, al cual comenzó a darle intensos lengüetazos como su fuera un dulce, lo chupo hasta que comenzó a sentir que la rubia se estaba corriendo en su cara y le ordeno que no se corriera hasta que ella se lo ordenara, chupando los fluidos que le salían de su coño con un inmenso placer e intentó repetir el tratamiento que la fotógrafa le dió.

Los gemidos de Viola crecieron más y más, lo que excitaba a Alexa y la animaban a continuar con su tarea con más intensidad. Sus labios se encargaban de su concha, sin dejar de empujar su lengua dentro y fuera de su vagina hasta que la rubia llegó al orgasmo, el cual fue como una ola de placer que recorrió todo el cuerpo de Viola, causando que ella gritara del placer.

—Lo hicieron muy bien lindas, Alexa ve con Serena para que te de la recompensa que te mereces mientras yo me encargo de la iniciación de Viola —dijo Anthony con calma, mientras su novia se levantaba y besaba a la reportera, desabrochando su pantalón y acercándose a la líder de gimnasio, quien se recargo sobre el sillón y le mostraba su trasero.

—¡Si, Amo! ¡Venga y use a esta esclava! ¡Meta su gran polla dentro de mi!—suplico la rubia al ver el tamaño del miembro del chico, el cual ya había alcanzado su tamaño máximo gracias al bello espectáculo de las hermanas y a las caricias que le dio Serena durante este, quien de una sola y rápida estocada lo introdujo dentro del lubricado coño de Viola y comenzó a embestirla con fuerza.

—¡Que rico, Amo! ¡Sin duda eres el mejor! ¡Por favor deme más... duro... más... rico! —suplico la mujer entre gemidos que excitaban al chico y lo hacían seguir con mayor velocidad y fuerza, por su parte Alexa estaba desvistiendo a Serena mientras besaba con cariño su delicado cuello y le sacaba varios suspiros a la joven de cabellos miel, quién correspondía metiendo sus dedos en la húmeda intimidad de la castaña.

—¡Amo! ¡ME CORRO!—fue el grito de placer que Viola soltó después de unos placenteros minutos, justo cuando el chico finalmente se corrió dentro de su vagina y la lleno por completo de su semen, de manera simultánea Alexa se desplomaba en el suelo al llegar nuevamente al orgasmo.

Mientras tanto en Ciudad Luminalia Shauna iba caminando en compañía de Grace, ambas cargaban varias bolsas en las manos por lo que cualquiera que las viera pasar por la calle pensaría que sólo se trataba de una madre y su hija saliendo de compras, aunque la morena no podía dejar de mirar a la atractiva mujer que la acompañaba, ya que por más que lo negara la belleza junto con el porte seguro y ligeramente altivo de la madre de Serena la habían impresionado.

—Shauna ¿Pasa algo o tienes tengo algo malo? —pregunto dulcemente la ex-corredora Rhyhorn, quien se detuvo al notar que la amiga de su hija la miraba con insistencia, haciendo sonrojar a la joven por verse descubierta.

—N-no, Señora Grace no pa-pasa nada —respondió de inmediato, pero al ver que la mujer no le creía decidió decir la verdad —No es nada malo señora, lo que sucede es que... usted es preciosa y al verla comprendo a la perfección el por qué Serena es tan hermosa —dijo la chica mientras un leve sonrojo cubría su rostro.

Por su parte la mujer se inclinó un poco para quedar a la altura de la chica —Muchas gracias Shauna, eres una chica muy dulce —contesto con dulzura y un ligero rubor, antes de darle un beso en la mejilla y susurrarle —Ven a mi hotel y pasa la noche conmigo.

Al escuchar eso el rostro de la morena se tornó totalmente rojo, lo cual hizo sonreír a la ex-corredora Rhyhorn, quién de nuevo le susurró —Se que lo deseas, además en algún momento lo haremos ¿No lo crees?

Tras pensarlo unos breves segundos la chica llamó a sus padres para avisarles que se quedaría en un Centro Pokémon y tomo nuevamente las bolsas para acompañar a Grace, cuando finalmente llegaron a su habitación en el hotel Shauna puso las diferentes bolsas en el suelo y al voltear se encontró con la excitante imagen de ver a la mujer usando un llamativo sostén rojo y una tanga a juego, jugando con sus zapatos y sentada a la orilla de la cama.

—Antes de empezar con la diversión, me encuentro un poco cansada y en verdad me gustaría que me dieras un masaje ¿Ya que imagino que nuestra Ama Serena no estará muy contenta contigo si se entera de que no trataste bien a su madre? —soltó con una sonrisa traviesa.

—Lo sé, pero no hay necesidad de decirme eso señora Grace, después de todo lo único que quiero hacer en esta noche es complacer a la sexy madre de mi adorada Ama —contestó la morena mientras le guiñaba un ojo y se quitaba su blusa, antes de arrodillarse ante ella y quitarle sus zapatos con suma delicadeza para ponerlos en el suelo.

Y con aun más delicadeza tomo los suaves y sudados pies de la mujer entre sus manos y comenzó a masajearlos con dedicación, aplicando presión sobre las plantas y los talones y siendo más suave con el área de los dedos, sacándole varios gemidos de satisfacción a Grace que junto con el erótico aroma que provenía de sus pies, estaban haciendo que la intimidad de Shauna se humedeciera rápidamente.

—Es suficiente, mi pequeña. Ahora es mi turno de darte el cariño que una chica tan dulce merece —menciono la madre de Serena al tomar el mentón de la morena y unir sus labios.

De vuelta al gimnasio de Ciudad Santalune a pesar de que ambas hermanas estaban totalmente agotadas, tanto Serena como Anthony querían más, ambos amantes se miraron mutuamente y acercaron sus rostros hasta unir sus labios y dar inicio a una frenética y erótica danza de placer.

Cuando llegaron al sillón Serena se sentó en el abriendo sus piernas mientras que él las levantó y las puso sobre sus hombros antes de comenzar a penetrar a su adorada novia, quien besaba su rostro con pasión y le daba ligeras mordidas a los lóbulos de sus orejas, mientras que sus manos recorrían los firmes pechos de la chica y ella hacia lo mismo con su fuerte pecho. La noche todavía era joven y aún faltaba mucha más diversión.

Continuará...
 

nunca sabes que tendré en mi sombrero
Registrado
10 Jun 2017
Mensajes
636
Buenos días nuestros lectores, como verán y avisamos con anterioridad damos inicio al arco final de esta serie esperando contar con sus votos para poder dar un final a esta historia.

Recordamos que una vez tomada la decisión no habrá marcha atrás con los eventos que desencadenarán el final de esta serie, así que voten por su opción favorita.

(Cómo es costumbre Amourshipers abstenerse de ésta historia, es por su bien).

Capítulo 15. La Condesa en Jaque: El último Royal Knight.

En el capítulo anterior Anthony con la ayuda de Alexa logró poner a la hermosa Viola, la líder del gimnasio de Ciudad Santalune, bajo su control y convertirla en una miembro más de su harem. Mientras que en una habitación de hotel en Ciudad Lumiose Shauna y Grace dormían tranquilamente en la misma cama después de una apasionada sesión de besos y caricias, todos descansaban sin estar conscientes de que muy pronto estaba a punto de ocurrir algo que estremecería totalmente a Kalos.

En el último año la región había sido asediada por una gran cantidad de eventos que perturbaban la armonía y la seguridad de sus pobladores, siendo los más importantes causados por el Team Flare, quienes interrumpieron la Final de la Liga Kalos y usaron el poder del pokémon legendario Zygarde para destruir Ciudad Lumiose y aunque después de que la asociación criminal fuera derrotada por un valiente grupo de entrenadores se iniciaron las obras para la reconstrucción de la orgullosa “capital” de la región, poco a poco la gente regresaba a sus actividades cotidianas y las cosas parecían haber vuelto a la normalidad, pero una serie de nuevos y extraños incidentes venían a alterar la paz e instaurar el miedo en sus habitantes.

El primer incidente fue la captura de un depravado que utilizaba las habilidades de sus pokémon para hipnotizar a algunas chicas y cometer todo tipo de depravados actividades sexuales con ellas hace unos pocos días, que respondía al nombre de Max Hagen, la cual se realizó cuando estaba a punto de abusar de un par de hermanas.

Los delitos de carácter sexual no eran algo que sucediera con frecuencia, pero en este caso había varios factores que desconcertaban a las autoridades. En primer lugar estaba la edad del detenido, la cual no podía ser mayor a los 20, además de que el móvil no concordaba con el de un principiante, aquel chico ya tenía un método establecido y eso significaba que no era la primera vez que realizaba esa acción.

Al tomar la declaración de ambas hermanas, ninguna de las 2 recordaba el incidente siendo su último recuerdo claro el perseguir por la calle al pequeño Pichu que les pertenecía a ambas y cuando se les mostró la fotografía del chico ninguna logró reconocerlo, así que las dejaron ir.

Durante el interrogatorio el detenido permaneció en un completo silencio, pero gracias a las pruebas presentadas por la oficial que realizó el arresto el jurado lo encontró culpable y lo condenó a más de 60 años de prisión por los cargos de hostigamiento, uso indebido de las habilidades pokémon, abuso y acoso sexual.

Al amanecer, poco después de la salida del Sol, fue cuando unos entrenadores recorrían la ruta 20, también conocida como el Bosque Errante, en dirección a la Villa Pokemon. Nada parecía fuera de lo común, pero de pronto se dieron cuenta de que había una concentración muy inusual de pokémon y cuando se acercaron para averiguar el motivo descubrieron algo que los impacto.

El suelo del bosque se encontraban los cuerpos de un hombre moreno y alto y el de otro joven de tez pálida y estatura promedio, ambos estaban llenos de quemaduras y en sus rostros estaban grabadas auténticas expresiones de terror y sufrimiento, pero lo más sorprendente es que ambos estaban acomodados de tal manera que formaban una “Y”.

De inmediato los entrenadores llamaron a las autoridades, quién en cuestión de minutos llegaron al lugar. Después de tomar varias fotografías de la escena del crimen los cuerpos de inmediato fueron trasladados a Ciudad Snowbelle para realizar la autopsia y comenzar con las investigaciones pertinentes.

Los rumores del evento de inmediato se propagaron por la región, especialmente en Ciudad Snowbelle al ser la localidad más cercana, sin duda ese era un acontecimiento en extremo raro, aunque absolutamente nadie dudaba que se tratara de una asesinato por la forma en que los cuerpos fueron encontrados.

Pero había algo más que producía una sensación de miedo y amenaza no vista desde el incidente del Team Flare, se trataba de un importante detalle que tal vez en cualquier otra región eso no sería tan relevante, pero que en este caso afectaba la psique de la región.

Cualquiera que viviera en Kalos sabía que la “Y” tenía un significado especial, no era sólo una letra era la representación del mayor miedo de su gente: Era el símbolo que representaba a Yveltal, el pokémon legendario de la destrucción.

3 días después los resultados de la autopsia confirmaron que ambos individuos habían sido asesinados, pero también reveló que no habían muerto en el lugar en donde se encontraron los cuerpos y que ambos habían sido torturados antes de morir, aunque datos fueron ocultados al público.

Sin embargo se emitió un boletín de emergencia en el cual se le pedía a los entrenadores que no pasarán solos por aquella ruta, y en caso de tener que hacerlo que fuera con extremo cuidado y estar atentos a cualquier actividad sospechosa.

Mientras tanto en ese tiempo Grace y Shauna se dirigieron a Santalune para entregarle a Anthony los artículos que les ordenó conseguir antes de volver a sus hogares en la espera de más órdenes, por su parte el chico había tomado nota de todos los pokémon de los que disponía su harem.

Por otro lado el día del encuentro del chico con Malva finalmente había llegado y por motivos de seguridad acordaron realizarlo dentro del hogar de Alexa y Viola, mientras la rubia cumplía sus obligaciones como líder de gimnasio y su hermana paseaba por la ciudad con Serena.

—Es un placer volverte a ver Malva —saludo el pelinegro haciendo una leve reverencia para besar la mano de la Alto Mando.

—A mi también me alegra verte mi querido socio, pero lamentablemente no tengo mucho tiempo así que tendremos que ir al grano —respondió la Alto Mando ligeramente complacida por el saludo del joven, aunque recupero la compostura de inmediato y se sentó junto al chico en el sillón.

—De acuerdo. Gracias a las noticias pude ver que hablabas en serio, mis únicos competidores están muertos, pero en nuestra última conversación me mencionaste que había cierta información confidencial que sólo podías decirme en persona ¿Cual es?

—Se trata de ésto —dijo ella mientras sacaba una hoja de papel y se la entregaba al joven, quién la abrió para ver que en ella sólo estaban escritas varias palabras que en apariencia no tenían ningún sentido entre ellas.

—¿Recuerdas que me mencionaste que había un rumor acerca de que el líder de los Royal Knights tenía bajo su control a varias oficiales Jenny a lo largo de Kalos? —pregunto ella al notar el desconcierto de su socio, quién asintió.

—En cuanto capture a Alphonse decidí corroborar ese rumor y descubrí que era cierto, el tenía bajo su control a más de la mitad de las oficiales Jenny y las Enfermeras Joy que existen en Kalos. En ese papel están escritas todas las palabras que sirven para colocarlas en trance y delante de ellas se encuentra escrito el lugar en donde laboran.

—Esto es muy interesante, entonces el golpe que acabamos de darle a las Siervas de Xerneas es más importante de lo que creímos, aunque imagino que mi tía debe de conocer estas palabras —comento Anthony un poco desilusionado.

—En eso te equivocas mi querido socio, al parecer el control que Palermo tenía sobre los Royal Knights era tanto que ella no temía que usarán ese recurso en su contra, además como ellos no querían abrumar a su dueña con esa información y se encargaban de ese asunto por si mismos.

—Entonces esa es una excelente noticia —exclamo eufórico antes de recuperar la compostura —¿Y me imagino que todo el numerito del Bosque Errante fue para garantizar que la noticia llegará a los oídos de mi tía?

—Exactamente, de esa forma sabrá que todos sus sirvientes se han ido y no tendrá más remedio que llamarte a tí y hablando de ese tema imagino que esa Mandibuzz no debe tardar en contactarte y lo menos conveniente es que nos vea juntos —menciono la Alto Mando antes de levantarse del sofá.

—Confio en que éstas consciente de la importancia de que Diantha caiga bajo nuestro poder y de que te prepares de la manera adecuada para cumplir con esta importante misión, pero sólo en caso de que la Campeona te de demasiados problemas ya sabes que puedes comunicarte conmigo por el canal habitual —comento Malva

—Espero tener buenas noticias pronto para empezar a planear la caída de tu tía, hasta entonces seguimos en contacto —se despidió la mujer.

Unas horas más tarde cerca de Ciudad Glorio

—¡MALDICIÓN! ¡ESTO NO ME PUEDE ESTAR PASANDO! ¡¡¡NO AHORA!!! —fue el grito de ira y frustración que resonó en la oficina principal del Centro de Entrenamiento de Performers. Palermo miraba con furia el televisor mientras que la noticia del incidente ocurrido en el Bosque Errante se sintonizaba en el aparato, a pesar de que en todo Kalos no se habia hablado de otra cosa en los últimos 3 dias, aquella noticia no era del interés de la productora hasta que vio una imagen que llamó su atención.

La imagen en cuestión era la que mostraba los cuerpos de las víctimas formando una "Y", pero lo que en verdad la impacto no era la crueldad de la acción, sino que el hecho de que ella conocía a las víctimas a la perfección: ¡Eran sus desaparecidos Royal Knights!

Unos días atrás fue cuando la productora decidió poner en marcha su gran plan y le pidió a Aria y a Isabelle que mandaran a llamar a sus más fieles y eficientes servidores, acostumbrada a que sus órdenes eran completamente obedeciadas en cuestión de minutos la productora se sorprendió demasiado al ver que sus cazadores no acudían ante un mandato urgente, para ella no era comprensible que sus mascotas favoritas la hicieran esperar y ahora ya tenía la respuesta.

“Primero Max es arrestado y ahora Alphonse y Grenuele están muertos, sin duda son demasiadas casualidades para pensar que todo es una simple coincidencia” penso la productora con calma tras haberse permitido aquel momento para liberar su ira.

Y esa era una conclusión lógica, las Siervas de Xerneas eran una organización tan exclusiva que sólo un selecto grupo de personas a lo largo del mundo conocían su existencia y precisamente esa estricta confidencialidad era lo que les había permitido actuar con casi total impunidad y libertad durante varios años.

Casi... Ya que desde su aparición las Siervas de Xerneas sólo tuvieron un obstáculo en su camino, uno que impidió que se apoderara de la Liga Pokémon hace mucho tiempo y que también limito bastante su expansión a las demás regiones, un obstáculo que parecía haber desaparecido para siempre, pero que en vista de los acontecimientos actuales podría haber vuelto desde las cenizas para impedír nuevamente que tomará todo lo que le pertenecía por derecho.

“No, eso imposible. Lysson fue destruido junto con el Megalito por Zygarde y los comandantes de su Equipo Científico están en prisión gracias a Serena y sus amigos. En definitiva el Team Flare ha dejado de existir" penso la mujer en un intento de tranquilizarse, pero no podía.

El hecho de que los cadáveres de sus “queridos niños” estuvieran acomodados en forma de “Y” era un mensaje sólo para ella, aún más que eso: era un desafío. Quien fuera que hubiera liquidado a sus Royal Knights no solo sabía a la perfección quiénes eran, también sabia a la perfección para quien trabajaban y por esa razón tomo a Yveltal, el enemigo mortal de Xerneas, como su símbolo.

Palermo estaba tomando consciencia de que estaba a punto de enfrentar a su amenaza más grande y justo en el momento más inoportuno posible, no sólo estaba indefensa también tenía el compromiso de capturar a su más grande presa y no podía ascender a Royal Knights a un montón de cazadores débiles y sin experiencia y menos aún enviarlos a capturar a Diantha... Ella sólo podía hacer una cosa.

—¡Maldita sea! ¡De todas las personas en este mundo tengo que recurrir a él! ¡¡¡PRECISAMENTE A Él!!! —exclamo la productora aún más molesta que antes, detestaba en lo más profundo de su ser depender de él, pero no tenía otra opción. El único con la fuerza y la experiencia suficiente para salir de esa desesperada situación era su sobrino Anthony.

—Ama Palermo ¿Se encuentra usted bien? —dijo Isabelle en un tono preocupado al irrumpir en la habitación junto con su Delphox, su Leafeon y su Golduck, todos los pokémon se encontraban en posición ofensiva.

—Tranquila Isabelle, estoy bien —respondió la productora en un tono frío —Pero necesito que hagas algo por mi en este instante.

—Lo que sea por usted, mi Ama, sabe que existo únicamente para servirla ¿Que es lo que necesita? —pregunto la pelinegra regresando a sus pokémon e inclinando su cabeza de manera sumisa.

—Contacta a Anthony ahora, no me importa en lo más mínimo lo que sea lo que este haciendo ¡Pero necesito hablar con el en este instante! —ordeno la mujer con una voz fría que no era capaz de ocultar la furia que sentía lo cual sorprendió bastante a Isabelle, ya que en los 4 años en que había estado al servicio de la productora jamás la había visto de ese modo, por lo que de inmediato se dirigió al videófono para contactar al chico.

Mientras tanto un joven de cabello negro estaba apoyado en la terraza del gimnasio de Ciudad Santalune disfrutando la vista del atardecer cuando un sonido lo distrajo era su Holomisor.

Tomo el aparato y contestó con calma, el chico esperaba recibir una enorme sarta de gritos e insultos de su tía, pero en lugar de eso del aparato surgió la imagen de una hermosa mujer.

—Isabelle, es un placer verdadero placer verte, pero si te soy honesto me sorprende bastante. ¿Cual es el motivo de tu llamada? ¿Es que acaso además de Aria te gustó a tí también? —replico Anthony sacándole una sonrisa a la chica.

—Veo que sigues igual que siempre Anthony, pero me temo que tendré que romper tu corazón y decirte que eres mi tipo, guapo —bromeo un poco la ex-Reina de Kalos guiñendole un ojo de manera coqueta antes de retomar una expresión seria.

—Pero dejando los juegos aún lado, el motivo de mi llamada es que la señorita Palermo quiere hablar urgentemente contigo y al parecer está bastante molesta, así que te recomiendo no hacer ninguna broma en estos momentos —dijo antes de salir en busca de la productora.

Momentos más tarde la mirada fría de los ojos grises de Palermo lo veía fijamente, la mayoría de las personas solían retroceder o desviar la mirada cuando la mujer los miraba con esa intensidad, pero Anthony le sostenía la mirada con toda la calma del mundo.

—Señora Palermo ¿A que le debo el motivo de su llamada?

—Anthony necesito que estés el Centro de Entrenamiento mañana a primera hora.

—¿Y que sucederá con la misión de Serena? —pregunto con el tono más indiferente que pudo.

—Sucedió un imprevisto y tendre que asignarte una misión de emergencia, hasta entonces Serena tendrá que esperar. Te espero mañana a primera hora sin falta, sino despídete de tu trabajo —afirmo Palermo antes de cortar la llamada, mientras una sonrisa de triunfo y satisfacción se dibujaba en el rostro del chico.

Tras detener la comunicación la productora volvió a su oficina en donde se encontró a su hermosa esclava con una expresión aterrada y sus manos cubriendo su boca mientras veía el televisor

—Al-alphonse... Gre-grenuele... —balbuceo la joven.

—Si, están muertos. Nuestros Royal Knights, mis queridos niños han caído, pero por ahora tenemos que contener nuestra ira. La captura de Diantha es nuestra máxima prioridad en estos momentos —respondió la mujer aún con un tono serio.

—¿Por eso llamo a Anthony, verdad?

—Desgraciadamente sí, en este momento es el único hombre a mi disposición que tiene lo necesario para cumplir esta misión con éxito.

—Se que Anthony no le agrada mucho Ama, pero es excelente en su trabajo, incluso ellos lo reconocían. Por ahora sólo nos queda esperar pacientemente a que lo logré.

—Eso lo sé, pero te equivocas en algo mi linda Isabelle, si hay algo que podemos hacer en lo que esperamos: ¡Llama a Aria y dile que venga de inmediato, necesito que las 2 hagan algo por mí!

—Como usted lo ordené, mi Ama —contesto la pelinegra antes de tomar su Holomisor y llamar a su “hermana”, mientras que Palermo dejo escapar una ligera sonrisa, el momento del triunfo que siempre soñó estaba muy cerca y ella estaba decidida a hacer lo que fuera para conseguirlo: La conquista de Kalos estaba a punto de comenzar.

Continuará...
 
Arriba Pie