Gimnasio Tyler Hakins vs Erika Polestar

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Moderador
Registrado
22 Jul 2012
Mensajes
8,019
Ubicación
Vagando por ahí
La sala permanecía en completa penumbra.
Caminaste con excesivo cuidado, en verdad que no podías ver absolutamente nada más allá de tu nariz. Ahí también reinaba el silencio absoluto, tan solo el ruido de tu respiración era percibido por tus oídos.

Una luz te cegó.
Un foco desde el techo iluminaba la figura de una juvenil chica de cabellos negros.
Sonreía alegremente.

―Bienvenido, soy Erika, líder del gimnasio de ciudad Central.

Extendió su mano al aire y, como por arte de magia, cientos de luces multicolores fueron encendiéndose desde todas partes, paredes, suelo y techo. Aquél espectáculo te dejó boquiabierto, tantos colores bañando al lugar. Pero no duro mucho, las luces cambiaron a un tono blanquecino neutral, siendo solo algunas luces del techo las que conservaron su tono multicolor.
Frente a la chica una arena de batalla se encontraba. Era totalmente plana, sin presentar obstáculos que presentasen algún tipo de ventaja o desventaja.
Luces de neón en el suelo remarcaban los límites de la zona de batalla y formaban una pokéball en el centro, como era costumbre en las arenas oficiales de batalla.

―Mi especialidad son los pokémon del tipo fantasma, un tipo bastante curioso y lleno de misterios. Muchas personas los juzgan sin pensar, se atemorizan por sus formas, pero yo he decidido darles una oportunidad, ¿y sabes algo? ―sonrió―. Nunca me han defraudado.

Tomó una de sus pokéballs, presionando su botón central y haciendo que el diámetro de esta aumentase.

―Quiero que me des todo lo que tengas, porque yo no pienso contenerme ―te guiñó un ojo, lanzando la pokéball al aire―. ¡¡Comencemos de una buena vez!!

Ficha de Erika:
Erika Polestar
Ficha del retador:
[Tyler Hakins]

Pokémon #1 (Siguiendo las reglas del Gym offline)
Mismagius

Habilidad: Levitación
Stats:
- PS: 300
- Ataque: 280
- Defensa: 280
- At. Especial: 280
- Def. Especial: 250
- Velocidad: 230
Movimientos:
-Llama embrujada
-Hoja Mágica
-Divide dolor
-Protección
-Energibola
-Pulso umbrío
-Psíquico
-Bola sombra
-Contoneo
-Viento hielo
-Psicoonda
-Gruñido
-Rencor

Reglas de la segunda etapa:
-Mínimo de post: 5. No es necesario que éstos tengan una gran extensión. La trama del combate debe incluir los tres pokémon del líder para ser aceptado como finalizado.
-El usuario solo puede emplear 4 pokémon para su combate contra el líder.
-Se pueden usar items curativos (pociones, antídotos, etc) más queda terminantemente prohibido utilizar el ítem revivir.
-El líder de gimnasio no cambia de pokémon en medio de las batallas, para poder lograrlo necesitará ver derrotado al actual. Solo tendrá la oportunidad de cambiar si realiza movimientos que lo efectúen (Volt Switch por ejemplo).
-Es posible debilitar al pokémon oponente en un rol propio, sin embargo, no se permite al usuario seleccionar el pokémon del líder en caso de hacerlo.
-Está prohibido debilitar al último pokémon del líder en el último post del usuario.
-Luego de cada post se debe nombrar al GM para recibir pase de continuación. Éste tiene plena libertad para colocar dificultades in rol de ser necesarias.

Jull Jull adelante puedes comenzar. Se hace el recordatorio de que una porción de este gimnasio se hizo siguiendo la modalidad "offline" que se ofreció durante la caída de Dz.
 

Whom lives by Hope, will die by Despair.
Moderador
Registrado
21 Dic 2011
Mensajes
5,785

Todo estaba oscuro en aquel gimnasio pokémon, cómo si intentase justificar lo “darks” que eran los tipo fantasma al negarse a pagar el recibo de luz. Tyler se acercó a la plataforma de los retadores subiendo unos escalones delineados con luces fluorescentes, no estaba seguro de ello, pero podía percibir los murmullos de varias personas más allá de donde la penumbra le permitía observar. ¿Tal vez aquel era un auditorio? Sabía que la líder de gimnasio era algo así como una estrella pop o lo que fuese, pero no podía convertir su reto en un espectáculo…

Entonces los reflectores se encendieron, y Hakins pudo contemplar cuan equivocado estaba. Aquella sí era una plataforma para batallas pokémon, pero alrededor de ellos habían muchas filas de asientos abarrotados de fanáticos.

—Oh, así que mi fama me precede— se dijo a sí mismo el pelirrojo, convencido de que aquellos sujetos estaban ahí por él.

—Yo diría que están aquí por mí— se escuchó una voz al otro lado de la plataforma, llamando la atención del pelirrojo —¿O qué dicen ustedes, chicos?— clamó Erika con una mano en alto, y la multitud enloqueció.

—¡ERIKA! ¡ERIKA! ¡ERIKA!

Los muchos fans de la idol, todos ellos hombres, parecían amar a su estrella con pasión religiosa. Tyler solo silbó con asombro ante la imagen.

—Así que tú eres mi siguiente retador— musitó la fémina —no pareces ofrecer mucho a simple vista— agregó con sinceridad.

—Qué mi atractiva apariencia no te engañe— dijo el pelirrojo sonriendo retador —soy mucho más que dulce para la vista.

“¿Cómo se atreve? ¡Descarado!” fueron los comentarios de algunos de los fans en la primera fila.

—Muy confiados en nosotros mismos, ¿eh?— Erika sonrió igualmente. No le importaban las bromas del retador, de cualquier forma iba a comprobar por sí misma si lo que decía era cierto —Bien, ¡no hagamos esperar a nuestro público!

La líder de gimnasio lanzó una pokeball y de ella emergió una fantasmagoría figura con un sombrero de bruja y un cuerpo que flotaba en el aire.

—Magiuuuus— Mismagius parecía ansiosa de salir al combate, sonriendo malvadamente mientras penetraba con la mirada el alma de Hakins.

—Mismagius, ¿eh?— el pelirrojo conocía aquella especie de pokémon, incluso contaba con su pre-evolución entre sus filas —¡Vamos allá, Aron!

El pelirrojo imitó a la fémina y lanzó la pokeball de Aron hacia el campo de batalla. El tipo acero se materializó en un rayo de luz rojiza y, una vez en tierra, comenzó a investigar sus alrededores con interés. Aron parecía algo despistado al comienzo, por lo que no fue difícil para Mismagius acercarse a decir hola. Aron, que se encontraba viendo hacia las gradas en aquel momento, sintió como repentinamente alguien invadía su espacio personal. Cuando miró hacia el frente se topó con la sonriente cara de Mismagius a escasos centímetros de la suya.

—¡Aaaaar!— el tipo acero emprendió la retirada sin siquiera dar la vuelta, simplemente saltando hacia atrás. Aquella bruja del 71 lo había asustado.

—Empecemos con esto, ¿te parece?— comandó Polestar —¡Hoja mágica, Mismagius!

—¡Esquívalo, Aron!— indicó el pelirrojo. Aron obedeció y se hizo a un lado, esquivando el impacto inicial de aquellas extrañas hojas, pero éstas no siguieron una trayectoria recta, sino que giraron en mitad del aire para golpear a Aron por la espalda.

—Roon…— el tipo acero se sacudió el dolor, algo sorprendido por lo que acaba de presenciar, para luego contraatacar con Chirrido —¡Roooon!— el pequeño tipo acero emitió un agudo y molesto chirrido desde su boca. Las ondas sonoras viajaron veloces por el aire y alcanzaron la pokehumanidad de Mismagius, bajado su defensa bastante.

—Adelante, Mismagius, no le des oportunidad de afectarte aún más.

—Magiiiii…— la fantasma rió como villana de Disney mientras cargaba una bola de energía en su boca. Energibola salió disparada directamente contra Aron, el cual pareció sumamente nervioso ante el inminente golpe, mirando hacia todos lados no sabiendo exactamente qué hacer.

—¡Usa Protección!— exclamó Tyler justo antes de que la esfera de energía impactara a Aron.

Una cortina de humo se elevó en el campo de tierra batida, ocultando temporalmente la visión de los espectadores, hasta que el polvo se asentó y pudieron ver al tipo acero dentro de una barrera verduzca.

—A… ¿Aron?— el tipo acero se había vuelto un ovillo aún dentro de su propia barrera, cómo si el movimiento lo hubiese realizado a las prisas. En realidad, Aron era un pokémon bastante nervioso y Tyler lo sabía, pero suponía que una batalla de gimnasio sería una buena experiencia para ganar algo de confianza en sí mismo.

—¡Muy bien hecho, Aron!— exclamó el fan de los Bidoof con un puño en alto.

¡Buuuuu! ¡Cobarde! ¡Tú puedes lograrlo, Erika! ¡ERIKA! ¡ERIKA! ¡ERIKA!

—Por poco, pero no esperes que ocultándote lograrás mucho contra Mismagius, ella disfruta de jugar con sus oponentes.

—¿Y eso debería asustarnos?— replicó el pelirrojo emocionado con el reto —¡Ve, Aron, usa Testarazo!

—¡Roon!— el tipo acero corrió contra Mismagius, cubriendo su cabeza de una energía azulina mientras se lanzaba por el aire, pero Mismagius logró esquivarlo al tiempo que contraatacaba con Viento Hielo —¡Aronnn!

—Mis mis mis…— la tipo fantasma sonrió al ver como su oponente trastabillaba, justo antes de rematar con Psicoonda.

—Resiste ahí, Aron— pidió el pelirrojo mientras trataba de encontrar alguna forma de darle vuelta a la batalla. Tenía algo en mente, pero era una jugada demasiado azarosa, tendría que ingeniárselas de alguna otra forma —Usa excavar, ocultate bajo tierra— comandó mientras estiraba la mano hacia un lado.

—¡Ron!— el tipo obedeció, no queriendo ver el rostro pérfido de la fantasma otro segundo.

Por un momento Mismagius se quedó flotando sobre el campo de batalla, viendo hacia un lado y el otro, expectante de lo que pudiera pasar a continuación.

—Alguien parece tener miedo, ¿acaso no es lindo?— musitó la idol en una pose que, sin quererlo, enloqueció a los fans presentes. La fémina estaba algo decepcionada, al parecer aquel retador no era del todo consiente de la habilidad de Mismagius y de cómo ésta la volvía inmune a los ataques de tierra como Excavar. Pronto lo aprendería.

—Ahora, Aron— el pelirrojo se estaba preparando para lo que vendría, esperando que los nervios de su amigo no le jugaran en contra —¡Emerge y usa garra umbría!— la tierra repentinamente comenzó a sacudirse bajo Mismagius, emergiendo de este un pequeño Aron que usaba garras oscuras para salir a la superficie.

—¿Mis?— el tipo fantasma no pudo esquivar el repentino ataque del tipo acero, quien le arrojó contra el suelo de un golpe.

—Usaste garra umbría mientras aún estabas bajo tierra…— analizó la líder de gimnasio —No está mal, pero no bastará para derrotar a Mismagius.

—¡Magius!— la fantasma se reincorporó mientras Aron volvía una vez más a ocultarse bajo tierra.

—¿Otra vez, no crees que es muy aburrido repetir la misma estrategia?— cuestionó la idol —Bien, entenderás si elegimos no volver a caer en la misma treta.

—No aburre si sigue funcionando— respondió Tyler —¡Ahora, Aron!

Como la vez anterior Aron emergió de la tierra con sus garras imbuidas de energía oscura, pero en aquella ocasión Mismagius estaba preparada. En el momento que la tierra comenzó a agitarse a su derecha, la fantasma se apartó de su sitio; Aron emergió de la tierra pero Mismagius giró para golpearle en un costado y lanzarle a al suelo.

—¿Por qué no le muestras tu contoneo, Mismagius? — Pidió la líder de gimnasio y su compañera obedeció encantada.

Mismagius se meció de un lado a otro mientras provocaba a Aron, disgustándole por encima de los nervios que el acero sentía. Aron había ganado más ataque, pero no parecía coordinarse bien: estaba confundido.

—¡Mismagius!— la fantasma aprovechó el estado en que había dejado a su oponente y atacó con un pulso umbrío, hiriendo severamente al acero y lanzándolo al suelo.

—¡Aron, no!— Tyler observó cómo su compañero luchaba por ponerse en pie. Finalmente Erika lo había llevado a un punto en que debía apostarlo todo —Aron, usa Descanso, ¡ahora!

—Ron… Arooon…— sabiendo lo que planeaba su compañero, Aron obedeció a la solicitud de Tyler y empezó a relajarse, quedando profundamente dormido en un instante. En aquel estado toda la fatiga, la confusión y las heridas de Aron desaparecieron; dejándolo como nuevo, pero completamente vulnerable.

—Lo envías a dormir para sanar sus heridas— determinó Erika, quien siendo ella quien era ya conocía todo de aquel movimiento —¡Has ganado tiempo inútilmente!— exclamó mientras elevaba una mano —Mismagius, usa Bola Sombra.

—¡Agius!— la fantasma, molesta con el hecho de que su compañero de juegos se había quedado dormido cuando aquello se ponía mejor, junto fuerzas y preparó una poderosa Bola Sombra.

—Ahora, Aron, ¡usa sonámbulo!— ordenó a su compañero inconsciente.

¿Qué habrá estado pasando por la mente de Aron? ¿Seguiría soñando que estaba en batalla con Mismagius? O tal vez soñaba con que entrenaba con Tyler en un hermoso terreno verde. De cualquier forma, el tipo acero empleó un movimiento al Azar de su repertorio, mientras Mismagius le atacaba con bola sombra.

La esfera oscura de Mismagius impactó de lleno al pequeño acero, lanzándole hacia atrás. Pero mientras Aron rodaba por el campo de batalla, púas salieron dispersas por todas partes. El movimiento que Aron había usado fue Trampa Rocas, el cual lamentablemente no tenía ningún efecto para repeler el ataque de Mismagius.

—Así que esa era tu estrategia…— Erika sonreía levemente —algo desesperada, pero interesante— se llevó una mano a la cintura —Sin embargo, esto se acabó, ¡Mismagius!

—Miiiiismagi…— la fantasma reunió más energía oscura para lanzar un último ataque y rematar de una vez por toda a su oponente.

—Aún no ha terminado— Tyler apretó fuertemente el puño, aún tenían una última oportunidad. Mismagius ya estaba notablemente agotado luego de la última garra umbría que recibió, solo necesitaban dar un golpe final —¡Tú puedes hacerlo, Aron!

El tipo acero, en medio de sus ensoñaciones, recibió la orden de su entrenador. Caminando como un sonámbulo, Aron se lanzó contra Msimagius cuando esta lanzaba su bola sombra. En ese momento la cabeza del tipo acero se cubrió de una energía azulina: Era un Testarazo. El ataque de Mismagius chocó contra Aron demasiado cerca de la fantasma, hubo un estallido que se propagó por el campo de batalla. La velocidad en que viajaba el acero era muy alta como para ser detenido lo suficientemente pronto. Y cuando el humo se disipó fue claro que ambos pokémon estaban debilitados.

everyday everyday el pase a la segunda batalla por favor D:


 

Moderador
Registrado
22 Jul 2012
Mensajes
8,019
Ubicación
Vagando por ahí
Pokemón #2

Aegislash


Habilidad: Cambio táctico
Stats:
- PS: 320
- Ataque: 300
- Defensa: 250
- At. Especial: 1
- Def. Especial: 250
- Velocidad: 250
Movimientos:
-Sombra vil
-Corte furia
-Protección
-Cuchillada
-Cabeza de hierro
-Escudo real
-Espada santa
-Garra umbría
-Doble equipo

Jull Jull adelante, puedes continuar
 

Whom lives by Hope, will die by Despair.
Moderador
Registrado
21 Dic 2011
Mensajes
5,785

El pequeño dragón de Tyler parecía emocionado. Tal vez demasiado emocionado para su propio bien. Deino corrió de un lado a otro del campo de batalla como si fuese un campo de juegos y, tal vez para él, lo fuera. Pero Erika no estaba ahí para jugar: la segunda ronda del combate inició con la líder arrojando a su Aegislash para enfrentar al Deino de Tyler. Aquel inusual pokémon tenía un escudo en su mano izquierda y su mano derecha actuaba como una espada. El acero/fantasma fue herido por la Trampa Rocas que Aron había dejado en el campo anteriormente, y Tyler decidió aprovechar aquello.

—Adelante Deino, ¡usa Buena Baza!— pidió el pelirrojo favorito de PNA a su amigo, seguro de poder propinarle un buen golpe al escudo para comenzar.

—¡Deiiiiii…!— el dragón melenudo corrió como poseso hacia donde se encontraba Aegislash.

—Yo creo que no— musitó Erika al tiempo que daba una señal a Aegislash —Escudo Real, Aegislash.

Erika ni siquiera tuvo que elevar su voz para que Aegislash acatara su orden. La espada tenía como sagrado deber obedecerla, o al menos eso pensaba el tipo acero. El pokémon de la líder llevó su escudo al centro y recubrió su cuerpo de una energía similar a la de Protección, frenando en seco el ataque de Deino y disminuyendo el poder físico del dragón siniestro.

—Tsk— Tyler sabía de antemano que aquel movimiento de Aegislash sería un problema —Retrocede, Deino.

—¡No, no lo hará!

—¡Lash!— la espada viviente cortó distancia hacia Deino mientras el dragón retrocedía. Tal vez fuera por su condición de objeto viviente, pero Aegislash no exhibía expresión alguna. Aún en medio del combate no denotaba emoción. Comparada con la desbordada malicia de Mismagius, Aegislash era frío… incluso para una espada.

—Espada santa, Aegislash.

—¡Usa protección, Deino!

—¡Ino!— el melenudo rodó hacia atrás sin mucha gracilidad antes de prepararse.

Ambos pokémon obedecieron las ordenes de sus entrenadores, resultando en un empate de fuerzas. La Espada Santa de, valga la redundancia, la espada no pudo penetrar la Protección de Deino. Luego de ello el dragón creó varias copias suyas bajo la orden de Hakins.

—Bien hecho, Deino— le felicitó el pelirrojo.

Deino lo estaba haciendo bien, muy a pesar de que sus copias parecían dispersas haciendo lo que fuera que se le antojase al dragón. Volteando una roca, mostrándole la lengua a una indiferente Aegislash, extasiado mirando hacia donde creía se encontraba el público o echado sobre su costado posando como chica francesa. Mientras todo ello ocurría, el ojo de Aegislash era lo único que se movía en éste.

—Espera por él— indicó Erika a su aliado.

—Lash, Aegislash— el tipo acero se colocó en guardia, con su escudo al frente y la espada de su otra mano lista para atacar.


—¡Ahora, Deino, usa onda trueno!— una de las imagenes de Deino se lanzó de frente contra el tipo fantasma.

—¡Aegis!— la espada viviente lanzó un tajo preciso hacia el frente, pero la imagen que alcanzó se deshizo en un instante.

—¡Nooooo!— como heróe de shonen, Deino se lanzó desde atrás envuelto en chispas. A esa corta distancia, Deino no podía fallar su Onda Trueno.

Un pisporroteo recorrió el cuerpo de Aegislash al mismo tiempo que Deino se alejaba nuevamente dentro de sus copias.

—Esa energética bola de pelos es bastante impredecible, ¿no te parece?— sonrió desafiante y serena la líder del gimnasio fantasma y sus fans enloquecieron una vez más.

—Lash…— la estoica espada asintió con cortesía para con su entrenadora, ello sin bajar la guardia o distraerse con los gritos de los fanáticos.

¡¡¡ERIKA ERES LA MEJOR!!!
¡ERIKA-DONO KAWAIIII~!

—Una vez más, Deino, ahora con colmillo ígneo!— Hakins estaba emocionado por llevar la ventaja luego de aquel mal comienzo.

—¡Noooooo!— exclamó el pequeño dragón, que a pesar de lo que pareciera en realidad estaba diciendo que “sí”.

Una vez más, una copia de Deino se lanzó contra Aegislash. En aquella ocasión la espada viviente aguardó a que la imagen estuviera cerca y al repelió con su escudo. Deino apareció por un costado de Aegislash con sus colmillos envueltos en llamas, pero el fleco que cubría sus ojos le impidió atinar bien su ataque, fallando en conectarlo y quedando abierto a una contraataque de su oponente.

—¡Aegislash!— la espada en la mano de Aegislash se iluminó de un color blanco mientras descendía sobre la pokehumanidad de Deino, propinándole una fuerte Cuchillada que hizo rodar por el suelo al dragón.

—¡No, Deino!— exclamó el tipo dragón, resintiendo el golpe cuando finalmente se detuvo. Para ese momento ya las copias de su Doble Equipo habían desaparecido.

—Bien, ¿qué te parece si ahora le mostramos cómo se hace, Aegislash?— indicó la líder de gimnasio elevando su mano, como un gesto que indicaba al fantasma lo que debía hacer.

—Aegis, Aegislash— el tipo acero empleó entonces Doble Equipo, creando numerosas copias por el campo de batalla. Las copias entonces se dirigieron todas alrededor de Deino, girando alrededor suyo en perfecta sincronía mientras el melenudo miraba hacia todas direcciones. Aegislash ataca a Deino desde atrás y el dragón salta hacia adelante en un intento de esquivarlo, sólo para ser golpeado en el rostro por el verdadero tipo acero.

—Para una líder de gimnasio tan extravagante esperaba algo más original— se mofó Hakins para luego apretar la mandíbula, no reparando en los abucheos de los fans. De cualquier forma, no es como si no hubiese pensado en contramedidas si llegaba a enfrentarse al mismo movimiento que había empleado antes —¡Deino, usa Acua Cola contra el suelo!

El confundido dragón se vio completamente rodeado por Aegislash, las múltiples copias del fantasma alzaron sus manos como espadas en un círculo alrededor de Deino al mismo tiempo que éste acataba la orden de su entrenador. Un flujo de agua impactó contra el suelo bajo Deino creando una onda de agua que salpicó en todas direcciones, desvaneciendo las copias y revelando al verdadero Aegislash. Pero era muy tarde, la estoica espada fantasma empleó Corte Furia para herir al dragón siniestro.

—¡Deiiii!— el pequeño dragón fue azotado contra el suelo, pero se las arregló para hacerse a un lado antes de que Aegislash conectase un nuevo golpe.

—No es un mal uso del movimiento, ¿se te ocurrió a ti solito?— sonrió la líder de gimnasio, contrastando con la apática mirada de su pokémon.

—Y lo tengo patentado, ¿eh?— respondió el pelirrojo —¿Te encuentras bien, Deino?

—Dei… deino— el tipo dragón se incorporó lo mejor que pudo, proclamando su nombre mientras sonreía lo mejor que podía para su entrenador. —¡Deino!

—Eso es lo que me gusta oír, ¡usa Colmillo Ígneo!

—¡Deiiiiiii!— el pequeño arremetió contra Aegislash a toda velocidad, moviéndose en zigzag mientras abría su boca con destellos rojizos en el proceso. Su fleco no le dejaba ver bien, por lo que debía acercarse más.

—Escudo Real— indicó Erika sin demora.

—¡Lash!

El tipo fantasma se puso en posición defensiva, pero una corriente eléctrica recorrió su cuerpo: Los efectos de onda trueno. Aegislash adoptó su forma escudo, pero no logró efectuar el movimiento que le protegería del daño. Deino abrió su boca y las llamas de ésta adoptaron la forma de colmillos. Aquel fue un golpe directo que causo considerable daño al tipo acero.

—Eso es, Deino— le felicitó su entrenador, haciendo que el dragón saltara de alegría —¡Ahora usa Triturar!

—Inoooo— el pokémon del retador abrió su boca con la intención de clavar sus colmillos en cualquier parte descubierta por el escudo que pudiera.

—¡Islash!— el acero aún no había acatado la última orden de su entrenadora, y eso era inaceptable. Aegislash elevó una barrera alrededor suyo y su Escudo Real lo protegió de todo daño.

—Excelente, lo haces de maravilla— exclamó la líder de gimnasio, siendo seguida de las ovaciones de sus fans. Erika había estudiado la batalla cuidadosamente: Sabía que Deino no conocía ningún movimiento especial, no uno que hubiese usado hasta el momento; y con el uso repetido de Escudo Real, el ataque del pokémon retador debía estar ya muy deteriorado. La balanza de la batalla se inclinaría cada vez más a su favor a partir de ese momento.

—Ahora, Deino, usa Más Psique

—¿… qué?— Erika tenía dificultad para creer que Deino conociera aquel movimiento, pero ahí estaba frente a sus ojos. El dragoncillo era envuelto por un aura blanquecina que imitaba todos los cambios en las estadísticas de Aegislash. Tal vez su pokémon no tuviera ningún cambio positivo en sus cualidades, pero eso era mejor que tener un ataque por los suelos. La líder de gimnasio sonrió, había sido una gran coincidencia, o aquel entrenador estaba mejor preparado de lo que parecía —Supongo que no tiene objeto alargar más la batalla— concluyó —¿Te si acabamos con esto, Aegislash?— preguntó a su leal pokémon.

—¡Lash!— el acero fantasma cruzó su espada que tenía por mano frente a su pecho.

—Me parece perfecto, ¡Deino!

—¡Dein!

El tipo acero se desplazó rápidamente hacia el centro del campo de batalla, siendo imitado por Deino. Aegislash usó espada santa mientras que Deino contraatacó con Triturar. La espada chocó contra los colmillos imbuidos en energía oscura, ambos salieron heridos de aquel violento intercambio de golpes. Pero ninguno de los pokémon iba a retroceder. Deino imbuyó sus colmillos de fuego para atacar con Colmillo Ígneo mientras Aegislash usó Espada Santa nuevamente. Lamentablemente para el dragón, su ataque no fue lo bastante poderoso como para debilitar de inmediato a su oponente, muy al contrario de la Espada Santa del acero. Deino calló debilitado, mientras que Aegislash apenas y podía sostenerse.

—Lo hiciste bien, amigo— dijo el retador mientras tomaba la pokeball de su cinturón para regresarlo a ella —te mereces un buen descanso.

—Nada mal— reconoció la líder de gimnasio —Pocos entrenadores han llevado a Aegislash al límite.


everyday everyday eliminé la última parte donde sacaba un Gengar, pokémon que de momento no poseo. No recuerdo bien como funcionaba cuando la batalla con el líder terminaba con mi pokémon debilitado y el del líder seguía en pie(?) ¿Tú lanzas el tercer pokémon y luego yo hago lo mismo?

Así que dejo el post hasta ahí hasta que lo confirme Dx



 

Moderador
Registrado
22 Jul 2012
Mensajes
8,019
Ubicación
Vagando por ahí
Pokémon #3

Golurk

Habilidad: Puño Férreo
- PS: 580
- Ataque: 450
- Defensa: 500
- At. Especial: 385
- Def. Especial: 500
- Velocidad: 500
Total:
Movimientos:
-Golpe fantasma
-Puño certero
-Puño sombra
-Puño hielo
-Puño drenaje
-Terremoto
-Sonámbulo
-Protección
-Trampa rocas
-Doble equipo
-Contoneo
-Desenrollar

Jull Jull debes colocar qué Poke usarás como tu tercero, entonces actualizo los stats de Golurk y puedes continuar.
 
Última edición:

Whom lives by Hope, will die by Despair.
Moderador
Registrado
21 Dic 2011
Mensajes
5,785

—Esto apenas comienza— sonrió el retador, tomando otra pokeball y haciéndola crecer en su mano—es hora de sacar la artillería pesada— agregó mientras lanzaba el esférico al campo de batalla. Del rayo de energía rojizo emergió Gwen, la Goodra, estremeciendo la tierra al aterrizar.

—¡Gooooo!

Gwen, quien era gentil por naturaleza, hacía su mejor intento de una cara de mala. Claro, Tyler ya le había mencionado de antemano que enfrentarían otro combate de gimnasio ese día. Bien, ahora era su turno de dar lo mejor de sí por el resto de su equipo.

—Un Goodra— Erika conocía de la fuerza de aquellos pokémon y su particular estilo de combate. Aegislash no aguantaría otro golpe, pero debía asegurarse de sacarle provecho a ese último intercambio de golpes —Garra umbría, Aegislash.

—Lash…— la espada, que seguía manteniéndose estoica a pesar de encontrarse en tan mal estado, se desplazó hacia donde se encontraba Gwen, aunque a una velocidad mucho más baja que al comienzo. La parálisis dificultaba su movimiento.

—¡Dragoaliento!— ordenó el pelirrojo con un dedo extendido hacia el frente.

—¡Draaa!

Goodra abrió su boca cuando la espada estaba a tan solo unos pasos adelante. Aegislash tenía su mano-espata en alto, listo para propinar aquel golpe, pero las llamas azules de Gwen lo envolvieron con tal fuerza que aquello nunca se concretó. De un momento a otro el tipo acero-fantasma yacía en el suelo, inconsciente.

“No, ¿cómo se atreve?”
“Erika-chan! Ore wa mamoru!”

Los gritos y exclamaciones de los fans no se hicieron esperar, algunos inclusive comentaban sobre el pegajoso cuerpo de la babosa, pero ésta no reparó en ellos. La atención de Gwen estaba en el Aegislash debilitado frente a ella, a quien observaba con curiosidad pensando que tal vez se había excedido en su ataque.

—Bien hecho, Güinevere— le felicitó el pelirrojo, dando un pequeño salto de emoción. Sabía que su amiga era fuerte, pero hacía tiempo que no luchaba junto a ella en un combate de aquel nivel.

—Lo reconozco, Goodra es un pokémon poderoso— musitó la líder mientras regresaba a Aegislash a su pokeball, dedicándole una sonrisa a su compañero caído —Pero estás ene lo cierto, ¡esto apenas está comenzando!

La líder de gimnasio lanzó una nueva pokeball y una enorme figura se formó en el aire antes de caer al suelo; provocando un temblor incluso mayor que Gwen.

—Luuurk— el golen se incorporó tras haber aterrizado. Lento pero imponente, Golurk robó muy justificadas exclamaciones de asombro de parte del público; más aún cuando adoptó una pose que no podía ser de otra cosa que no fuera un Power Ranger. Al parecer ese pokémeon tenía cierto complejo de Hawlucha.

—Goo…— Gwen frunció el ceño, aunque su expresión de chica mala no engañaba a nadie. Se miraba casi como un Dragonite haciendo pucheros.

—¡Hora de poner el campo a nuestro favor, Gwen!

—¡Draaa!— la dragona elevó sus manos al cielo y de inmediato unas nubes de lluvia se formaron en aquel espacio cerrado. Una primera gota de agua cayó sobre el campo de batalla, y de inmediato una fuerte llovizna empezó. Algunos fans, furiosos, vieron como sus cartulinas de “I <3 Erika” se estropearon en un santiamén.

—¡Puño hielo, Golurk!— ordenó la líder de gimnasio, no perdiendo un instante en comenzar la batalla.

—¡Go go golurklurk!— el autoproclamado héroe de la justicia pokémon corrió a una velocidad inesperada para un pokémon de su talla. Imbuyendo su puño en una energía fría, Golurk propinó un golpe a Gwen una vez la tuvoa su alcance; éste la la hizo rodar hacia un lado, pero no pasó mucho antes de que la babosa contraatacara. Gwen se giró en el suelo sobre su costado intacto, cubriendo su cola con agua y respondiendo al golem con una Acua Cola que dio de lleno contra la pokehumanidad de éste.

—¡Gooooa!— Gwene exclamó sus nombre, en lo que sería el equivalente pokémon a un “Toma eso”.

—¡Muy bien hecho!

Pero la euforia de babosa y retador duró muy poco, pues pronto vieron como el ataque de Gwen, aún siendo muy efectivo, no había causado un daño tan significativo en el golen.

—¡Una vez más, Golurk, aplasta a tu oponente con el puño de la justicia!— Erika animó a su compañero a seguir atacando, motivándole a no dar tregua en su lucha. Golurk respondía bien a ello desde que era tan sólo un Golett con sueños de ser un superhéroe.

—¡Esquívalo y usa armadura ácida!— Goodra se agachó y deslizó hacia un lado, creando algo de distancia para luego cubrir su cuerpo con una capa protectora.

—¡Terremoto!
—¡Goooluuuu!

El fantasma de tierra elevó sus puños al aire mientras la lluvia no paraba de caer sobre el campo de batalla, estrellándolos contra el suelo y desatando una onda de choque que cuarteó la tierra bajo sus pies. El ataque se propagó en todas direcciones, haciendo imposible que Gwen lo esquivase.

—¡Gruaa!— la babosa resintió el ataque, pero no se quedó sin hacer nada, lanzando un pulso dragón desde su boca. El golen recibió el ataque cubriéndose con sus brazos en forma de “X”, forzándolo a retroceder aún con los pies firmemente clavados en la tierra.

Goodra corrió hacia su oponente mientras éste aún se cubría con sus brazos. Iluminando su cola de un tono rosáceo mientras preparaba uno de los ataques de tipo planta más poderosos. Erika, al ver aquello, ordenó a Golurk responder con puño hielo. Ambos ataques chocaron con fuerza y la tierra mojada reaccionó como si una piedra hubiese caído en un estanque. Sin embargo, en aquel momento fue Gwen quien se impuso, obligando a Golurk a retroceder.Gwen retrocedió tan pronto como como tocó el suelo, mientras Golurk se reincorporaba.

—¡Usa terremoto una vez más!— si le permitía a Goodra el usar ataques a distancia estarían en desventaja. No le daría tiempo a aquel retador de ganar ventaja sobre ellos, ni un centímetro. El golen obedeció y una vez más azotó la tierra con aquella onda expansiva de destrucción. Goodra era fuerte, pero Golurk lo era más; Erika estaba segura de ello.

—¡Danza lluvia, una vez más, Gwen!
—¿Cómo? — la líder de gimnasio no comprendía lo que aquel sujeto pretendía. Observó como el ataque de Golurk dañaba a la dragona; pero lejos de contraatacar o defenderse, ésta invocaba a nuevas nubes de tormenta que intensificaban aún más la lluvia. Si aquello continuaba terminarían por inundar el gimnasio —¿Acaso…?

Erika lo comprendió muy rápido, pero para ese momento ya era tarde. El campo de batalla, agrietado y dañado por todos los combates previos y el uso reciente de terremoto; finalmente se había convertido en una piscina de lodo y tierra mojada. Cuando Golurk se incorporó para continuar con el combate, se vio imposibilitado de moverse con la misma libertad que lo hacía al principio del combate. Los pies del pesado pokémon se hundían en la tierra batida y, a pesar de que podía moverse de cualquier forma gracias a su colosal fuerza, su agilidad se había visto disminuída.

—Nada mal—musitó Hakins con una sonrisa soberbia —Ha salido mejor de lo que esperaba, si me permites decirlo yo mismo— los ojos esmeralda de Hakins se iluminaron desafiantes. Los fans abuchearon, Gwen sonreía orgullosa de haberlo hecho bien, Golurk se sacudía molesto tratandod e salir del fango y Erika… ¿Erika también sonreía?

—Te encuentras muy confiado— exclamó con una amplia sonrisa, de esas que dan las lolis tiernas en lo animes antes de partirte las piernas —¡Permíteme tú a mí cambiar eso! ¡Golurk!

—¡Gooooooooooluuuu!— el tipo fantasma se encontraba lastimado luego de haber recibido el último Latigazo de Gwen, pero su poder y deseo de pelear no había disminuido ni un poco. Un aura oscura rodeó el cuepro del golen y de un momento a otro se desvaneció en el aire.

—¡¿Doodraa?!

—…No— Hakins conocía aquel movimiento posiblemente mejor que cualquier otra persona en Aleria, era similar al Golpe Umbrío que usaba cuando adoptaba su forma de Giratina —¡Usa armadura ácida ahora, Gwen!

—¿Dra? ¡Goodr…!

Pero Tyler había demorado demasiado en reaccionar. Golurk apareció antes de que Gwen pudiera terminar de preparar su defensa y atacó de forma rápida y certera. La dragona gritó al tiempo que rodó por el campo de batalla ahora convertido en lodo. Mientras, Golurk aterrizó pesadamente, salpicando de tierra mojada a su alrededor.

—Guenivere, ¿te encuentras bien?— preguntó su entrenador, constatando que ésta estuviera en condiciones de poder continuar luchando.

—¡Gooo..Raaarh!— la dragona se irguió con dificultad, estaba herida pero podía seguir luchando. No se rendiría, no cuando sus compañeros dependían de ella, no cuando Tyler contaba con ella. Debía seguir. ¡Ella ganaría esa pelea por sus amigos!

—¡Terminemos con esto, Golurk!
—¡Luuurk!

El tipo fantasma elevó sus brazos al aire y emitió un grito de guerra antes de desaparecer una vez más de la vista de todos.

—¡Preparate, Gwen, es ahora o nunca!— Tyler aguardó un momento, contando los segundos antes de que el enorme fantasma comenzara a materializarse de vuelta en aquella dimensión —¡Latigazo!

—¡DRAAAAA!
—¡LUURK!

Ambos titanes chocaron sus ataques con un poderoso estruendo. La tierra se sacudió alrededor de ellos y ambos salieron disparados en direcciones opuestas, deslizándose violentamente por el lodo hasta que finalmente se detuvieron. Ambos, Gwen y Golurk lucharon con todas sus fuerzas por ponerse de pie nuevamente; una lo hacía por sus amigos, el otro por su sentido de héroe de la justicia. Pero, al final, ambos pokémon cayeron victimas del cansancio. La tercera ronda de aquel combate había terminado en un empate.

everyday everyday último poke por favor.
También, me gustaría aclarar cual sería mi equipo para este gym. Las primeras dos rondas las realicé con la modalidad offline, pero las últimas dos usaré pokes de mi equipo. Con cuatro rondas, tengo chance de tener dos huevos en el equipo para que ganen contadores: Huevo de Feebas y Eeevee.


 

Moderador
Registrado
22 Jul 2012
Mensajes
8,019
Ubicación
Vagando por ahí
Pokémon #4

Gengar
>>>

Habilidad: Cuerpo Maldito / Sombra Trampa (Mega Gengar)
Objeto: Gengarita
- PS: 700 (+20%)
- Ataque: 1
- Defensa: 438
- At. Especial: 890 (+30%)
- Def. Especial: 448 (+50%)
- Velocidad: 700
Movimientos:
-Bola sombra
-Viento aciago
-Hipnosis
-Pesadilla
-Rayo confuso
-Pulso umbrío
-Rayo
-Onda tóxica
-Mofa
-Mismo destino
-Bomba lodo
-Protección
-Anulación
-Divide dolor
-Tóxico

Jull Jull puedes continuar
 

Whom lives by Hope, will die by Despair.
Moderador
Registrado
21 Dic 2011
Mensajes
5,785

—Lo has hecho muy bien, Gwen— Hakins se encontraba orgulloso de su amiga, había demostrado lo fuerte que era y dio todo de sí por el equipo —Te mereces un descanso— agregó guardando la pokéball en su cinturón.

—Lástima que tú no lo tendrás— dijo en voz alta la líder de gimnasio, el clima lluvioso no había menguado todavía a pesar de que Goodra ya no estaba presente —Reconozco qué has sido un digno oponente, ¡pero tres rondas es lo más lejos que llegarás!

Dicho aquello último, Erika lanzó una pokeball de la cual emergió un Gengar de tamaño considerable. El fantasma tenía una cara afable… tan amable que llamaba la atención ni bien entraba en escena, esto hasta que fijó sus ojos penetrantes en Hakins. Fue cuando una amplía y perversa sonrisa se dibujó en sus labios.

—Y yo pensando que el Golurk con complejo de power ranger iba a ser lo más raro del día— se sonrió el retador, rehusándose a demostrar debilidad o temor —Está será la última batalla del día— agregó antes de lanzar su siguiente pokeball —¡Vamos por el oro, Emrys!

—Kazaam…— en el campo de batalla se materializó Alakazam, analizando rápidamente la situación en la que se encontraba. Su ponente era un fantasma, probablemente sería un enemigo difícil de derrotar; llovía, así que Güenivere seguramente le había precedido; el campo de batalla estaba hecho un desastre de barro y rocas sueltas, pero incluso eso podía volverse a su favor. Todo ello lo analizó en fracciones de segundo con su gran inteligencia, a pesar de que Erika no demoró mucho en retomar la lucha.

—¡Bola sombra, Claudina!

Y Claudina, que así se llamaba la Gengar bipolar, no dudó un segundo en obedecer la orden de su entrenadora. La esfera de energía voló a gran velocidad, pero vio su trayectoria interrumpida por una pared de lodo y rocas que Emrys elevó con su movimiento Psíquico. El Alakazam usó entonces Paz Mental para prepararse para el duro combate que tenía por delante, mientras dejaba caer lentamente su defensa improvisada. La lluvia seguía fuerte alrededor de ellos y debido al muro de lodo frente a él, Emrys no pudo ver ni oír como Gengar se acercó desde un punto ciego. Hasta que fue muy tarde.

—Gaaaaaar— los ojos de Gengar penetraron el alma de Emrys, invadiendo la mente del psíquico con una irresistible sensación de cansancio. Alakazam resistió unos instantes apenas, antes de que sus parpados fueran demasiado pasados y quedase profundamente dormido.

—Esto es malo— masculló el pelirrojo favorito de los lectores mientras apretaba fuertemente la mandíbula.

—Gar gar gar— la fantasma se acercó para ver de cerca a Emrys. Parecía un viejito con esos largos bigotes y ello la hizo sonreír de forma divertida. Al principio era una risa inocente, hasta que recibió la siguiente orden de su entrenadora.

—¡Sumérgelo en su pesadilla más oscura, Claudina!— ordenó la líder de gimnasio con una mano extendida. Gengar danzó una vez alrededor de Emrys mientras le dejaba caer una gran cantidad de energía negativa. Emrys arrugó el semblante aún en sueños, parecía ser que estaba teniendo un mal sueño, pero no daba señales de estar recibiendo daño alguno —¿Qué pasa…?— Erika no tardó en percatarse de aquello —¿Por qué no parece resentir la pesadilla de Claudina? — los fans de la Idol parecían tan desconcertados como ella. Claudina empleó una vez más aquel movimiento, esta vez con más ímpetu, pero seguía sin funcionar. Se debía a la habilidad de Alakazam: Muro Mágico, que si bien no le protegía del sueño, sí podía hacerlo de los efectos negativos de Pesadilla.

—Hasta dormido sigues estando un paso delante, ¿eh, Emrys?— Tyler sabía que tan solo habían ganado tiempo con aquel golpe de suerte. En cuanto Emrys despertase debían contraatacar y sabía cómo hacerlo. En el zarcillo de la oreja izquierda de Hakins una piedra brillaba.

—¡Da igual el motivo, usa rayo umbrío, Claudina!— Erika no iba a perder más tiempo, aquel Alakazam despertaría en cualquier momento, así que debían ganar tanta ventaja como pudieran.

—¡Gengaaar!— Claudina disparó de sus ojos un rayo de energía oscura. Aquel ataque era sumamente efectivo contra un psíquico como Alakazam, por lo que causó un daño severo que eterminó por despertarle.

—¡Alaaak!— “eso dolió” se escuchó resonar en la mente de Hakins. Pero no era una de aquellas voces que solía escuchar de vez en cuando, esas que le incitaban a hacer cosas divertidas y le narraban lo que pasaba a su alrededor como si fuese el personaje de un cuento. Era la voz de Emrys hablándole mentalmente “Parece el momento perfecto, ¿no?”.

—Sí, supongo que es hora de un épico “Power Up”— respondió Tyler mientras llevaba su mano derecha al zarcillo de su oreja contraria. En aquel punto del cuerpo de Hakins se originó una corriente de energía multicolor, al igual que pasó en el cuerpo de Emrys; los rayos de energía de entrenador y pokémon se interconectaron y algo sorprendente ocurrió. Mega-Alakazam emergió de un resplandor que iluminó la penumbra de aquel gimnasio. Las exclamaciones de asombro no se hicieron esperar, tanto por aquellos que nunca habían visto la megaevolución en acción, como por aquellos que conociéndola no creían que aquel retador la pudiese usar —¡Recuperación, Emrys!

—Kazam— el psíquico extendió sus manos a los lados de su cuerpo y, sin abandonar la posición de loto en la que ahora flotaba, atrajo hacia sí toda la energía disponible en la habitación para sanar sus heridas. Pronto había recuperado una buena parte de su salud, miró entonces a Gengar con una expresión severa.

—Pensar que la anciana compartiría sus conocimientos con cualquiera estos días— dijo para sí la líder de gimnasio, recordando como Yuba la hizo atravesar un maldito pantano cuyo nombre literalmente significaba muerte al revés —Pero no importa. ¡No en lo más mínimo!— extendiendo su mano Erika activó su propia piedra activadora, para sorpresa de su retador.

—Tiene que estar jodiéndome— gruñó el pelirrojo al observar como Gengar mega-evolucionaba, prácticamente metiendo parte de su cuerpo en la tierra.

—Gen gen, gengaaaar— Claudina se burlaba descaradamente de Emrys, sus carcajadas resonaban casi histéricas en aquel lugar cerrado, pero ellas no perturbaron en nada al psíquico. Emrys sabía que caer en las provocaciones de su oponente no era algo que pudiera permitirse.

—¡Rayo umbrío!
—¡Esquívalo y usa paz mental una vez más!

El ataque de Claudina cortó la distancia que la separaba de Emrys a una velocidad pasmosa, pero no era ni de cerca tan rápido como la teletransportación del psíquico. En un instante Emrys se encontraba en otro punto del campo de batalla, elevando aún más su ataque y defensa especiales.

—No permitas que continúe con esto— ordenó Erika a su compañera. Gengar se acercó una vez más a Emrys, esta vez sin separarse del suelo.

—Gaaar— los ojos de Gengar brillaron con intensidad mientras intentaba hacer que Emrys cayera una vez más en un profundo sueño. Pero Gengar no pudo concretar su ataque, pues Alakazam levitó un trozo de lodo desde el suelo hacia la cara de Gengar usando psíquico.

—Zam zam zam— Emrys movía su dedo en señal de negativa hacia Claudina, al tiempo que su penetrante mirada se clavaba en la fantasma. Emrys había usado Anulación, desactivando la hipnosis de su oponente.

—¡GEN!— Gengar, molesta por ver su movimiento anulado, contraataca con más enojo. Siguiendo las órdenes de Erika, Claudina lanza otra bola sombra, esta vez dando en el blanco.

—¡Alakazam!— el psíquico resintió el golpe, pero no por ello dejó de ejecutar Paz Mental una vez más. La defensa especial y el ataque especial de Emrys habían subido mucho mediante el uso repetido de aquel movimiento. Finalmente era hora de tomar la ofensiva. Haciendo girar las cucharas que flotaban a su alrededor, Emrys invocó una energía mística que cubrió todo su cuerpo antes de salir disparada al cielo, perdiéndose entre las nubes de lluvia que apenas aún permanecían en el techo del gimnasio. Había usado Premonición.

—Bomba lodo, Claudina— ordenó la líder de gimnasio, siendo obedecida por su compañera. El primer disparo no logró conectar con su objetivo, pero no desistió, Gengar continuó deslizándose por el dañado y desigual campo de batalla en un intercambio de ataques hasta que finalmente logró golpear a Alakazam —¡Muy bien hecho, continúa!— fiel a su estilo de combate, Erika no iba a dar chance de que su oponente pudiera contraatacar. Ya muy malo era que ahora fuera más difícil dañarle o que pudiera curar sus heridas.

—Alaka… kazam— sin embargo, Emrys era listo y tenía acceso a una comunicación rápida de una vía con su entrenador.

—¡Ahora, Emrys, no te contengas!— el pelirrojo estiró su mano y la piedra activadora en su zarcillo se balanceó con aquel gesto —¡Muéstrales de lo que estás hecho!—

—Alakazam— “Por supuesto” fue la respuesta mental del aludido. En un gesto con los brazos a ambos lados de su cuerpo, Emrys hizo girar las cucharas a su alrededor y luego las detuvo en seco. Fue cuando el campo de batalla se volvió un caos.

La tierra suelta, el lodo, las rocas e incluso la lluvia se movieron con violencia en contra de Claudina. El lodo se esparció uniforme por el suelo, como si de una calle recién pavimentada se tratase, justo antes de intentar rodear y cubrir a Gengar. La fantasma evitó quedar atrapada en el fango al moverse constantemente, pero las rocas que volaban en su dirección y la lluvia que se arremolinaba por todo el campo de batalla le causaron severo daño.

—¿Piensas que este espectáculo te ayudará?— Erika se cubrió el rostro con el dorso de su mano para proteger su vista de la lluvia. Si su oponente iba a usar el campo a su favor, ella lo haría mejor —¡Usa rayo, Claudina!

—¡Gen!— la fantasma sonrió al tiempo que liberaba una descarga eléctrica desde su cuerpo en una trayectoria parabólica contra el psíquico.

—Alaaaa— Alakazam usó psíquico una vez más para elevar una columna de tierra y lodo que le protegiese del ataque que venía de arriba. Pero eso era justo lo que Erika esperaba.

—¡Bomba lodo!— al dividir su concentración entre la defensa contra el ataque eléctrico y el control del campo de batalla, Emrys había quedado expuesto a un ataque, tal como lo había planeado Erika. El psíquico cayó de espaldas en medio del fortísimo ataque siniestro. Parecía que todo había terminado cuando una fuerza psíquica descomunal descendió del cielo para golpear a Genegar. La premonición que Alakazam había lanzado momentos antes en el combate había alcanzado su objetivo. Pero… ¿Quién se alzaría victorioso? Si es que alguno de los dos lograba ponerse de pie tras aquel último intercambio de golpes



everyday everyday terminado. Luego en estos próximos días pongo colores y eso x__x


 

Moderador
Registrado
22 Jul 2012
Mensajes
8,019
Ubicación
Vagando por ahí
Desarrollo:
Cuidaste bastante cada uno de los enfrentamientos, ninguno se sintió apresurado ni forzado a terminar antes de cuando era necesario, al mismo tiempo veo que aprovechaste tanto como pudiste las escenas para divertirte mostrando alguna cualidad de tu Pokémon, como en el caso de Aron siendo asustado por Mismagius, Bagon reflejando su gusto por entrar en batalla o incluso Goodra, que aunque es el miembro del equipo más pacifico también se lució a su manera. Así mismo las intervenciones del narrador estuvieron siempre presentes y fueron claras para explicar con detalle lo que sucedía, a veces con comentarios graciosos para despabilar al lector y sacarle una sonrisa.

25/25

Narrativa:
No voy a detenerme mucho aquí, te he leído y evaluado muchas veces de modo que este punto ya solo se vuelve repetitivo, eso sí, quiero decir que el escrito en sí me pareció muy divertido de leer, probablemente por las descripciones tan peculiares que realizas, incluso a la hora de ejecutar movimientos. Si bien encontré un par de errores, principalmente en el primer post, estos fueron sutiles y no volvieron a repetirse.

25/25

Interpretación:
Sin lugar a dudas este fue el mejor apartado de todo el escrito, no solo porque te esforzaste en que tus Pokémon siempre estuvieran reflejando su personalidad, sino porque también hiciste lo mismo con los Pokémon de tu rival, al mismo tiempo no descuidaste ni a Tyler ni a Erika haciendo que ambos participarán activamente en el combate y aportaran a su manera al desarrollo de la trama, aunque me hubiera más pensamientos internos de Tyler, o que hubieses indagado un poco más en su mente mientras estaba en combate, pero eso solo son gustos propios y nunca sentí que hiciera falta para el desarrollo del escrito; por supuesto, los admiradores de la idol fueron un extra bien recibido. Sobre todo me gustó la interacción de Mismagius con Aron y el Golurk con complejo de Power Ranger.

25/25


Realismo:
Muy bien, debo decir que la coreografía de todas las batallas fue interesante, intensa y con un buen escalado en cuando acción se refiere. Erika no se vio como una novata que recién sale de su pueblo inicial y Tyler tampoco se quedó atrás, dejando en claro que ya posee bastante experiencia tras su larga jornada, conseguir un equilibrio en cuanto a estrategias a veces puede ser un dolor de cabeza, aquí se pudo observarse que tanto un entrenador como el otro tenía el potencial para dar vuelta a la batalla, pues tanto el pelirrojo como la idol realizaron algunos plot twist interesantes y que no me esperaba.

25/25

¡¡FELICIDADES HAS OBTENIDO LA MEDALLA ESPECTRO DE MANOS DE ERIKA!!

Total: 100 /100
Paga: 3000pks

Pokémon:
Pokémon a elección #1: +12 niveles, +1 PA
Pokémon a elección #2: +12 niveles, +1 PA
Goodra: +11 niveles, +396 puntos de stats, +1 PA
Alakazam: +10 niveles, +100 puntos de stats, +1 PA

Los niveles libres a entregar son por la modalidad offline que se ofreció durante la caída del foro.
Las pagas ya están aplicando el x2 en pks y niveles de la promoción por la caída del foro.
Jull Jull felicidades por tu quinta medalla, puedes venir aquí a repartir los puntos ganados.
 
Última edición:

Whom lives by Hope, will die by Despair.
Moderador
Registrado
21 Dic 2011
Mensajes
5,785
+10 niveles para Alakazam
Alakazam lvl 90 > 100
PS (+2): 669 + 60 + 20 = 749
Ataque: 1
Defensa: 408 + 50 = 458
At. Especial (+2): 866 + 80 + 20 = 966
Def. Especial: 418 + 50 = 468
Velocidad (+2): 686 + 60 + 20 = 766
Puntos de Amistad: 2/10 > 4/10

+11 niveles para Goodra
Goodra lvl 89 > 100
PS (+2): 551 + 66 + 22(M) = 639
Ataque: 425 + 77 = 502
Defensa (+2):476 + 55 + 22(M) = 553
At. Especial: 355 + 55 = 410
Def. Especial: 485 + 88 = 573
Velocidad (+2): 498 + 55 + 22(M) = 575
Puntos de Amistad: 5/10 > 7/10

+12 niveles para Luxray
Luxray 88 > 100
PS: 323 + 48 = 371
Ataque (+2): 718 + 84 + 24 = 826
Defensa: 368 + 60 = 428
At. Especial (+2): 527 + 60 + 24 = 611
Def. Especial: 309 + 48 = 357
Velocidad (+2): 546 + 60 + 24 = 630
Puntos de Amistad: 5/10 > 7/10

+12 niveles para Absol/Galahad
Absol lvl 40 > 52
PS: 160 + 48 = 208
Ataque (+2): 316 + 60 + 24(M) + 24(Brazal) = 424
Defensa: 160 + 48 = 208
At. Especial (+2): 238 + 48 + 24(M) = 310
Def. Especial: 160 + 48 = 208
Velocidad (+2): 238 + 48 + 24(M) = 310
Puntos de Amistad: 0/10 > 2/10
Movimientos:
- Golpe Bajo
- Viento Cortante

Los gyms dan 3 contadores de huevo a cada huevo en el equipo. x2 de evento serían 6 en cada huevo.

    Eevee Feebas


    • [tab=Eevee]
      Pokémon: Eevee

      Nivel: 1
      Personalidad: Pendiente de darsela.
      Género: Hembra
      Habilidad: Adaptable
      Apodo: Bianca
      Stats: 19
      Stats por nivel: 19
      - PS: 4
      - Ataque: 3
      - Defensa: 3
      - At. Especial: 4
      - Def. Especial: 3
      - Velocidad: 2
      Puntos de Amistad: 0/10
      Objeto: -
      - Antojo (MH)
      - Antojo.
      - Gruñido.
      - Refuerzo.
      - Látigo.
      - Placaje.

    • Pokémon: Feebas
      Nivel: 1
      Personalidad: Pendiente de darsela.
      Género: Hembra
      Habilidad: Nado Rápido
      Apodo: Bianca
      Stats: 12
      Stats por nivel: 19
      - PS: 7
      - Ataque: 1
      - Defensa: 1
      - At. Especial: 1
      - Def. Especial: 1
      - Velocidad: 1
      Puntos de Amistad: 0/10
      Objeto: -
      - Salmuera [MH]
      - Hipnosis [MH]
      -Chapoteo Lodo [MH]
      - Manto Espejo [MH]
      - Pulso Dragón [MH]


Pks y shards asignados.

No te asigné tu paga porque no sabía a cual pj quieres darsela.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie