Fanfic Un aura llameante (REBIRTH)

Retornando de las cenizas
Registrado
24 Mar 2012
Mensajes
39
Hola a todos, para aquellos que ya conozcan mi anterior fic, por favor leer esto:

Les aclaro que este es el mismo fic, pero con ligeros cambios en la historia, como por ejemplo que Ash, JAMÁS ganó la liga de Unova/Teselia, entre otras cosas, pero es esencialmente lo mismo, con los mismos personajes y el mismo idiota azabache de siempre XD

Como sea, espero que les agrade el cambio

Sin más retrasos, aquí esta el prologo, espero que les guste

Prologo: "Un nuevo comienzo"

Un pequeño barco se acercaba a una pequeña isla perdida, cerca de los mares en la región Johto, mientras era cubierta por una espesa niebla. Adentro de ella, se encontraba el joven entrenador Ash Ketchum, junto a él se encontraba su inseparable amigo, Pikachu quien siempre lo acompaña a cada una de sus aventuras sin precedentes.

-¿Me pregunto quién me mandó esta carta?- (preguntó el azabache mirando al pokemon, quien estaba tan confundido como su entrenador)

- pika pi- (respondió el pokemon bajando sus orejas, mientras su entrenador le acariciaba la cabeza)

- no te preocupes, no creo que pase nada malo- (susurró el entrenador tratando de calmar a su compañero, mientras su mirada se posaba sobre la silueta de la isla, a la cual ambos se dirigían)

Días antes, luego de haber regresado de la región Teselia, el había recibido una carta desafiándolo a una batalla, en un isla perdida en el mar de Johto. Claro, a pesar de que la carta contenía direcciones para llegar a la isla, en realidad tuvo muchos problemas para conseguir a alguien que le ayudara a llegar ahí, pero tras un tiempo y con un poco de suerte alguien le ayudó.

- oye, chico- (dijo el capitán del barco llamando al entrenador) –dentro de unos 5 minutos llegaremos a la costa, de ahí en adelante tendrás que arreglártelas solo-

- de acuerdo- (contestó el morocho, mientras su pikachu se subía a su hombro) –bien pikachu, dentro de poco sabremos de que se trata todo esto-

-¡Pika!- (respondió el pokemon entusiasmado, causando que le azabache estallada en risas)

Cuando el barco logró desembarcar en un pequeño puerto en las costas de la isla, el morocho se bajó de él. Tras alistarse se encaminó hacia el interior de la isla, gracias a un sendero, que poco a poco lo alejaba del puerto.

El siguió el sendero, caminando a través el espeso bosque que cubría gran parte de la isla, haciendo que el camino fuera accidentado y oscuro. La tensión y el ambiente seguía siendo un gran problema para el joven, y la espesa niebla que envolvía toda la isla no ayudaba mucho.

- creo que de un momento a otro, algo me atacará desde la espalda, ¿no es así, Pikachu?- (comentó el azabache, mirando ligeramente hacia atrás por encima del hombro)

- pika…- (murmuró el pequeño pokemon, quien estaba en las mismas condiciones que su entrenador)

Ambos siguieron caminado, hasta que luego de unos 20 minutos de caminata por fin lograron salir del bosque, encontrándose con un gran lago, bastante iluminado en comparación al resto de la isla.

- vaya… que hermoso- (murmuró el azabache mirando el lago y todo a su alrededor) –no creí encontrar esto, en una isla como esta-

-¡Pika!- (gritó el pokemon, alarmando al azabache de la presencia de alguien)

-¿¡Quién esta ahí!?- (gritó Ash, tomando una sus pokeball, como precaución)

- eres idéntico a él…- (dijo una voz de un hombre, a espaldas del joven)

La voz provenía de un hombre que estaba sentado sobre una roca de unos 3 metros, a varios metros a la distancia. Estaba sentado con una cómoda postura, mientras una capucha le cubría totalmente tanto el cuerpo como el rostro.

El hombre se levantó mientras tomaba una pokeball de sus ropas. Y a pesar de que la capucha le cubría el rostro, el azabache logró observar un par de ojos con una fuerza increíble, que logró intimidarlo un poco.

-¿Tú fuiste, quien me mandó esta carta?- (preguntó el azabache, alzando la carta y mostrándosela al hombre)

- si, así es… yo te escribí esa carta- (respondió el hombre, bajando de la roca, mostrando su increíble altura, fácilmente llegaba a los 2 metros)

-¿Por qué quieres luchar conmigo?- (preguntó el azabache intrigado)

- dime, Ash Ketchum…- (dijo el hombre quitándose la capucha) -¿Tú sabes lo que es el aura?-

3 años después

Han pasado 3 años desde los sucesos ocurridos con el azabache. Desde entonces, han pasado muchas cosas el mundo, causando grandes cambios en el mundo.

Una de ellas, fue la destrucción total del Team Rocket, por parte de un grupo desconocido.

Todo el mundo tembló de júbilo tras la destrucción de uno de los pilares del crimen, sin embargo, no por ello dejaron de aparecer grupos dedicados a usar y lastimar a los pokemon, para conseguir sus fines egoístas.

Lo siguiente, fue la unión de distintos grupos de entrenadores profesionales, formando así la "Unión de Entrenadores".

La organización internacional fue fundada con el fin de luchar contra los grupos que siguen los mismos pasos del Team Rocket, y así asegurar el bienestar del mundo. Para esto, cientos, sino miles de entrenadores de todos los niveles, se unieron para formarla. Su poder e influencia creció a un ritmo alarmante, tanto así, que incluso los campeones debieron tomarlos en cuenta.

Lo último, pero no lo menos importante, es el Torneo Fire Soul, el torneo organizado por los campeones de las regiones Kanto y Johto, Hoenn, Sinnoh, y Teselia. Tras una larga discusión y un pequeño sorteo, Meseta Añil fue el elegida la sede para llevar a cabo el torneo.

Un torneo que busca atraer a los entrenadores más poderosos del planeta, para hacerlos combatir entre ellos con el fin de descubrir al entrenador más poderoso de todos. Claro que ellos también participarían, no había manera en que los campeones no desearan dicho título.

El torneo seria dentro de poco más de 1 mes, y ya que los cupos para este estaban ocupados.

.

..

...

Meseta Añil, Kanto.

Dentro de la Meseta Añil, se podían apreciar a 5 personas las cuales estaban sentadas alrededor de una mesa de negocios, mientras hablaban animadamente sobre los proyectos y planes del torneo.

- bien, con esto hemos terminado- (dijo un hombre pelirrojo, ordenando unos documentos y guardándolos) -debemos prepararnos para el torneo, seria una deshonra que nosotros perdamos contra cualquiera… especialmente, siendo los organizadores del torneo-

- tienes razón, Lance- (comentó una mujer rubia, apoyando la idea del pelirrojo) –no hay que menospreciar a los entrenadores que participaran, ya que si lo hacemos, nos espera una terrible derrota-

- eso es cierto- (apoyó un peli plateado, levantándose para poder estirarse) -los entrenadores han aumentado enormemente su nivel en estos últimos años, sin embargo, tuvimos que elegir a solo 20 entrenadores de cada una de las 5 regiones, han sido elegidos para participar en el torneo... son 100 en total, son los mejores y más poderosos de cada una de ellas-

- he, que pasa Steven, ¿acaso tienes miedo?- (preguntó un hombre peli celeste, burlándose del peli plateado, quien se enfado por lo dicho) –los novatos parecen prometedores, pero aun les falta para poder competir conmigo... aunque me enfrentara a ellos, los vencería con un solo pokemon-

- no deberías burlarte, recuerda a quien, casi apalearon esos novatos en la última batalla por tu título- (dijo un hombre, de clara mayor edad que el resto, aunque él mismo no lo admita)

- Mirto tiene razón, los entrenadores que han sido elegidos, claramente pueden ocupar nuestros puestos un día de estos- (comentó Lance, para luego girarse a ver a la rubia) –Cynthia, ¿pudiste encontrar a ese mocoso problemático?-

-¿Paul?- (preguntó la rubia, con una mirada divertida) –al parecer si estará en el torneo, pero creo que se entrenará en secreto-

- ya veo- (respondió el pelirrojo mientras suspiraba) –ese mocoso, no puedo creer que ya es un profesional, pero aun se sigue comportando como un mocoso-

-¿Sigues molesto porque te llamó abuelo?- (preguntó Steven incrédulo por la actitud del campeón) –pensé que lo superarías-

-¡Ja, Ja, Ja!, ese mocoso se parece a Trip, ¡Ambos mocosos son unos idiotas engreídos!- (exclamó Mirto riéndose a carcajadas, mientas ocultaba una ira asesina)

-¿Sigue molesto porque Paul le dijo que Cynthia jamás se interesaría en él?- (preguntó Wallace a Lance lo más bajo posible)

- bueno, Paul además lo llamó fósil viviente… esas cosas no se perdonan fácilmente– (respondió Lance de la misma manera que el otro campeón)

- por cierto Mirto, ¿es cierto que pronto vas a retirarte?- (preguntó la campeona, cambiando el tema con bastante interés)

- oh, cierto, yo también he oído esos rumores- (comentó Steven, mostrándose )

- bueno, no quería que se convirtiera en un rumor, pero es verdad… le daré mi puesto a Iris, ¿la recuerdan?- (respondió el mayor de lo presentes)

-¿Iris?- (preguntó Lance mientras palidecía) –por favor, dime que no es la misma chica que casi me asfixia, la vez que me conoció-

- si, es ella misma- (respondió Mirto con una sonrisa, mientras Lance se golpeaba en la mesa)

- vamos, que no es tan malo…- (murmuró Steven, sintiendo lastima y pena por su amigo, quién se comportaba de forma infantil, pese a su edad)

- si eres mi amigo, cállate, tú no tienes que lidiar con fanáticos- (susurró Lance con una mirada de odio)

- bien, creo que es mejor que terminemos esta reunión…- (comentó Wallace, tratando de cambiar la conversación)

- si, es lo mejor- (murmuró Lance mientras se levantaba, junto al resto de los campeones) -¡De ahora en adelante seremos rivales!, ¡Sin embargo, por nuestro título, no permitan que nos humillen, ni demuestren una batalla vergonzosa!, ¡Nos vemos en el torneo!-

-¡Claro!- (Contestaron los demás campeones con una sonrisa en el rostro)

.

..

...

Mientras tanto en ciudad Carmín, un par de coordinadoras avanzaban por las calles aquella ciudad. El crucero que las trajo ya había partido hace tiempo, así que se tomaron el tiempo hacer turismo en la ciudad.

- ahh, que calor…- (murmuró la chica castaña mientras comía un helado)

-¿Qué esperabas?, estamos en pleno verano- (comentó la otra chica peli azul, quien también comía un helado)

- no molestes, si no fuera por el torneo, no vendría a Kanto en esta fecha- (se defendió la castaña, mientras se sentaba en una banca)

-¿Eh?, ¿No venias a ver a Ash?- (preguntó la peli azul, haciendo que la castaña se atorara con el helado)

-¡Claro que no, Dawn!- (gritó la castaña bastante sonrojada, mientras miraba hacia un lado y su mirada se volvía melancólica) –además, no hemos sabido nada de Ash desde hace 3 años...-

- si, lo sé… la mamá de Ash tampoco sabe nada, y no creo que sepa algo nuevo, desde el mes pasado cuando llamé a su casa- (murmuró la peli azul, llamando la atención de la castaña)

-¿Y yo era la que estaba preocupada por Ash?- (preguntó la castaña con una sonrisa burlesca)

- n-no es lo crees… yo solo estaba buscando el numero del profesor Oak, es todo- (respondió la peli azul, desviando la vista sonrojada)

-¡May, Dawn!- (gritó una joven pelirroja, llamando a ambas coordinadoras)

-¡Misty!- (gritaron las chicas alegremente, mientras se acercaban a la chica) –llegas tarde-

- perdón, pero la culpa de Brock, el muy idiota ahora es un doctor pokemon, pero es igual de pervertido que antes- (dijo la líder de gimnasio mientras suspiraba) - en el camino invitó a 17 chicas a salir, 8 a una cita y a 3 les propuso matrimonio... -

- y-ya veo...- (comentaron ambas coordinadoras con una gota cayéndoles por la nuca)

- bueno, suficiente de él, vamos- (dijo Misty llevándose a las 2 coordinadoras con ella)

En Pueblo Paleta, en cambio las cosas no habían cambiando mucho, la ciudad seguía siendo tal cual como varios años atrás, siendo así en un oasis para la gente aburrida del progreso y las grandes ciudades. Si hay una excepción al respecto, serían los grandes logros del nieto del profesor Oak, Gary.

Sus logros en el campo de la investigación de fósiles, lo han convertido en toda un eminencia del mundo pokemon, siguiendo los mismos pasos que su abuelo, el Prof. Oak.

Dejando eso de lado, todo era igual que siempre... excepto ese día.

-¡Abuelo!, ¿Donde están los informes que estaba revisando?- (preguntó el castaño llamando a su abuelo)

-¡Pregúntale a Tracey!- (contestó el Prof. Oak desde adentro de la casa)

-¡Tracey!- (gritó Gary llamando al asistente)

-¿Buscaste en la mesa?- (preguntó Tracey apareciendo con 2 sacos de comida pokemon, mientras que los mismos le seguían impacientes) -podrías ayudarme, ¿no lo crees?-

- entre mi trabajo y el torneo, no tengo tiempo- (dijo Gary mientras buscaba los informes en la mesa)

- claro, solo es una excusa para no ayudarme– (susurró el asistente, mientras suspiraba y se marchaba)

El nieto del profesor simplemente ignoró lo que dijo Tracey, no era la primera vez que reñían y seguramente no seria última, aun así, su relación es más parecida a parientes.

Él se acercó a la mesa que estaba en el laboratorio buscando sus informes, pero mientras buscaba entre los tantos papeles, un sobre rojo se cayo de la mesa, llamando la atención de del castaño.

-¿Qué es esto?- (preguntó Gary, abriendo el sobre y viendo el contenido de este) - esto es… ¡Abuelo!- (agregó mientras iba a buscar a su abuelo rápidamente)

-¿Qué pasa muchacho?- (preguntó profesor, viendo a su nieto llevar un sobre en sus manos) -¿Qué es eso?-

- es… ¡Es Ash!- (respondió el castaño sonriendo, mientras su abuelo se sorprendía)

-¿Qué has dicho?- (preguntó el Prof. Oak, mientras Gary le pasaba el sobre)

Hola, soy yo.

Lamento avisar de esta manera, pero regresaré a Kanto y quisiera que alguien me recoja, además, hace 3 años que no veo a mis pokemon y a mi mamá, y quisiera verlos, claro que a ustedes también. Llegaré la próxima semana, en el ferry de Ciudad Carmín.

Ash Ketchum.


-¡Tracey!- (gritaron ambos hombres yendo a buscar al asistente)

En ese momento, Tracey se encontraba dándole comida a los pokemon del Ash. Desde que el Azabache desapareció, ellos no le hacían caso a nadie, incluso el Bulbasaur de Ash, se negaba a obedecer al asistente… al parecer, la desaparición del azabache, los afectó más a ellos que al resto.

- chicos, si no comen no tendrán fuerza- (comentó Tracey, en un vano esfuerzo de que los pokemon coman) –ahh, esto no funciona-

-¡Tracey!- (gritaron los Oak llegando junto al asistente, que no comprendía la causa de la alteración de ambos) -¿¡Cuando llegó esta carta!?- (mostrándole la carta al joven)

-¿Esa?, creo que la semana pasada… ¿Por qué?- (preguntó Tracey, mientras que Gary y el Prof. Oak, se aguantaban las ganas de estrangularlo)

-¡Ash regresaba hoy!- (gritaron ambos Oak, sorprendiendo al asistente y llamando la atención de los pokemon de Ash) -¿¡Por qué no nos la entregaste antes!?-

-¿Cómo iba a saber que la carta era de él?- (preguntó el asistente, algo nervioso)

-¡Abuelo, no tenemos tiempo!- (gritó Gary corriendo a su auto) -¡Traeré a Ash!, ¡Tú avísale a todo el mundo!-

-¡Te acompaño!- (gritó el profesor corriendo tras su nieto) -¡Tracey, todo es tu culpa, así que tú le avisarás a todo el mundo!-

-¿¡Qué!?- (preguntó el asistente preocupado, no sin antes ser golpeado por los pokemon de Ash, quienes después del castigo al asistente, siguieron a los Oak)

De vuelta a Ciudad Carmín, un ferry llegaba al puerto de la ciudad desde la región Johto, y en él, desembarcaba un joven azabache, junto a su Pikachu

- vaya… ha pasado mucho tiempo desde que estuvimos en Kanto- (murmuró el joven azabache, a su pokemon)

- pika- (respondió la rata amarilla con una sonrisa, para luego mirar a su entrenador) –pika pi pika-

- si, es cierto… no venimos a descansar- (dijo serio el azabache, cambiando su expresión) –debemos encontrar los rastros la joya aural-

CONTINUARA…



¿Y bien, que tal ha quedado?
Se aceptan críticas a menos que sean asesinas o totalmente ofensivas
 
Última edición:

Registrado
14 Feb 2013
Mensajes
15
Interesante tu fic... ¿Qué habrá hecho Ash en esos 3 años? (espero que haya mejorado xD), y el torneo que se viene va estar de lo mejor por lo que veo.
Esperando el próximo capítulo :D
 

Registrado
3 Dic 2012
Mensajes
0
hola, ¿Que tal?
Un fic nuevo interesante... un advance por lo que parece. De alguna manera, siempre eso de las auras trae ideas muy originales (un poco fantásticas, pero originales). Me agrada que no le cambies la esencia al idiota, si bien es así veremos si tres años le ayudan en algo.

Me agrado el nuevo Paul mas irreverente, y para finalizar a quien no le interesa saber quien es el entrenador mas fuerte del mundo jajaja.

Saludos y avisas las continuaciones (si es posible).
 

Registrado
21 Nov 2008
Mensajes
340
A esperar para leer que pasará ahora y ¿con quién se quedará ash?
 

Retornando de las cenizas
Registrado
24 Mar 2012
Mensajes
39
Gracias por el apoyo al fic y sin más retrasos, aquí esta el cap

Capitulo 1: “Las huellas de un entrenador legendario”

Ya han pasado 2 horas desde la llegada del azabache a la Ciudad Carmín. Este se decepcionó mucho al ver que nadie le esperaba a su llegada, pese a haber avisado previamente al Prof. Oak, por lo que decidió hacer un tour por la ciudad, considerando los varios años que ha pasado lejos de su región.

No había estado en Kanto desde hace más de 3 años, desde que volvió de la región Teselia y partió a esa isla a sus 14 años.

El joven entrenador había cambiado mucho en estos 3 años, habiendo dejado atrás su apariencia infantil y su casi nulo crecimiento de estatura. Ahora el joven mostraba una altura de casi 178 cm, junto con un crecimiento muscular notable pero manteniendo una apariencia ágil, así mismo su mirada mostraba rasgos más maduros y serios, pero sus ojos aun mostraban una pequeña chispa de una energética juventud.

El joven vestía una camiseta negra, junto con una chaqueta roja que combinaba con su pantalón negro y zapatillas blancas. A su espalda, una gran mochila llena de cosas de distinto uso.

El joven miraba a su alrededor, mientras recordaba como la ciudad había cambiado. Su compañero pokemon, Pikachu, se asomó en su hombro, mientras miraba a su entrenador refunfuñando en voz baja.

- la envié una semana antes... y aún así, terminé de esta manera- (murmuró Ash mientras compraba 2 helados, para él y su compañero)

- pika pika pi- (comentó Pikachu, mientras aceptaba y lamía el helado)

- si, si, ya se que deben estar ocupados- (respondió el entrenador, caminado con el pokemon en el hombro y comiendo un helado) – pero créeme, si no fuera por la joya aural, habría mandado todo al diablo, ya hace tiempo-

- pikaa...- (respondió la rata con un gota cayendo por su nuca, para luego mirar a un grupo de personas, reunidas alrededor de una televisión de gran tamaño, que estaba frente a un edificio) -¡Pika!-

- ¿Hm?, ¿Qué es eso?- (preguntó el azabache acercándose al grupo de personas)

-/La TV/-

La TV mostraba la transmisión de una batalla pokemon entre 2 jóvenes entrenadores, quienes luchaban sin descanso para derrotar a su rival. Uno de los entrenadores golpeó el pokemon del otro, dejándole solamente un pokemon.


El azabache miraba la tv, reconociendo a uno de los 2 entrenadores de inmediato.

-¡El entrenador Ritchie ha elegido a su último pokemon, su Raichu, Sparky!- (gritó el comentarista con emoción) -aunque su contrincante, aún conserva 2 de sus pokemon, ¿será que todo se ha acabado para el joven entrenador?-

- vaya, pero si es Ritchie- (comentó el azabache con una sonrisa, mientras cerraba los ojos) -ha crecido, pero... su guarda ropa sigue siendo la misma... que mal estilo -

- pika- (dijo el pokemon apoyando a su entrenador)

-Wow, ante todo en contra, Ritchie, ha logrando acabar con el pokemon de su contrincante, ¡Ahora solo le queda uno!- (dijo el comentarista, haciendo gritar al publico de la televisión)

-¿Qué?- (dijo el entrenador volviendo su vista al televisor) –diablos, me lo perdí-

El último pokemon que ocupó el contrincante de Ritchie, no era más que un Tyranitar, que hacia ver al pokemon de Ritchie como una hormiga. El Tyranitar, haciendo uso de su gran tamaño, atacó al Raichu de Ritchie, lanzándolo violentamente contra la pared que rodeaba el estadio, ante la expectante mirada del público presente.

Inesperadamente, el pokemon logró recuperarse del golpe, gracias a los llamados de su entrenador. Luego usó el ataque Trueno contra el suelo, lanzando los escombros sobre el contrincante, quien no logró esquivarlos a tiempo debido a la poca movilidad que le otorgaba su cuerpo, para luego ser golpeado en la cabeza, por el ataque Cola de Hierro de Sparky, derrotándolo

-¡Damas y Señores!, ¡El entrenador Ritchie ha derrotado a su oponente y se ha hecho con uno de los cupos para el Torneo Fire Soul!- (dijo el comentarista, al instante que la trasmisión se acababa y mostraban a los 20 representantes de la región Kanto)

- vaya, creo que el torneo no será sencillo- (comentó el azabache alejándose del lugar, con una gran sonrisa en el rostro)

No muy lejos de ahí, las 3 ex-compañeras del azabache descansaban en un parque, mirando como varios jóvenes entrenadores corrían felices junto a sus pokemon. Todas miraron la escena con una sonrisa en su rostro, disfrutando la alegría que emanaban, recordando a cierto joven igual de inquieto y animado.

- ...así que ustedes tampoco han sabido nada de Ash- (murmuró Misty, quién se había sentado en la banca junto a ambas coordinadoras)

- le he preguntado a todos mis conocidos, pero ninguno tiene alguna pista sobre el- (susurró la castaña mientras suspiraba)

- Ash, ha participado en varios torneos, no es un entrenador desconocido... es raro que nadie tenga alguna pista de su paradero- (comentó la peli azul mirando el cielo)

- si, la primera vez que me lo contaron, pensé que era algo normal- (dijo Misty mientras observaba como el viento movía la copa de los arboles) -Ash nunca ha estado quieto en un lugar por mucho tiempo, pero... no creí que no le vería por tanto tiempo-

- si, lo sé- (susurró la peli azul mirando sus pies) –me pregunto... ¿Dónde estará ahora?-

-¡Chicas!- (gritó alguien a espaldas de las chicas)

-¡Brock!- (gritaron las jóvenes acercándose al moreno, que traía una bolsas colgando)

-¿Cómo han estado chicas?- (preguntó el moreno observando cada detalle de las 2 coordinadoras) –mmm... han crecido, bastante bien- (agregó el moreno cargando su voz en la palabra bastante)

- oh Brock, déjanos recordarte que la oficial Jenny, ya te puso cargos por acoso y por perturbar el orden en ese pueblo al sur de Hoenn- (le advirtieron las jóvenes, mientras miraban al moreno de forma asesina) –y si intentas algo, no dudaremos en castrarte-

- je, je, je fue una broma chicas - (respondió un nervioso moreno, mientras se retiraba unos pocos pasos)

- será mejor que controles tus bromas, Brock, sino deberé aplicar medidas extremas- (dijo un mocoso sabelotodo detrás del moreno)

-¿¡Max!?- (gritó May en pánico, mirando como el nombrado sonreía) -¿¡Qué diablos haces aquí!?-

-¿Qué más?, intentar proteger a mi querida hermana de idiotas que solo la buscan para jugar con ella, especialmente si tienen pelo verde y son coordinadores- (respondió el menor con una pose heroica, los presentes, por otro lado, se limitaron a pasar de él)

- Hey Brock, supe que lograste obtener uno de los cupos de Kanto, ¿Pero no te traerá problemas?- (preguntó Dawn mirando confusa al moreno) –recuerda que ahora eres un doctor pokemon-

- bueno, me dieron vacaciones en lo que dura el torneo, luego tendré que reponerlo con algunas horas extra- (respondió con tranquilidad el moreno) –pero May y tú no lo han hecho nada mal tampoco, supe ambas lograron obtener uno de 20 cupos disponibles de su respectiva región-

- es cierto, yo tuve suerte de que Lance, dejara participar a los lideres de gimnasio en el torneo - (murmuró Misty mientras suspiraba) –pero me fue muy fácil conseguir mi cupo acá en Kanto... los entrenadores actuales dejan mucho que desear, me preocupa que el nivel siga cayendo...-

- yo también conseguí un cupo en el torneo- (comentó Max con orgullo, pero nuevamente volvió a ser ignorado)

- oh, si, ¿Creen que Ash haya entrado en el torneo?- (preguntó el moreno mirando a las chicas, quienes se tensaron al escuchar la mención del joven)

- eso espero... ya que fue por él que entré en este estúpido torneo- (respondió Misty susurrando lo último)

- pienso lo mismo... si no se aparece por el torneo, juró que lo mataré- (dijo Dawn, igualmente susurrando lo último)

- Ash, ama los retos, de seguro ya tiene uno de los cupos... de lo contrario, la próxima vez que lo vea, lo ataré a su maldita cama y le diré a su madre que no le deje viajar en mucho tiempo- (comentó May susurrando lo último)

- esperemos que él haya conseguido el cupo, todo depende donde concurso- (dijo un preocupado moreno, sin notar las oscuras intenciones de las jóvenes)

.

..

...

En la Meseta Añil, cierto pelirrojo entrenaba arduamente a sus pokemon, quienes practicaban entre ellos usando todas sus fuerzas para pelear, ante la mirada del resto de los campeones. Ellos miraban la practica con mucho interés, dado que era raro poder mirar el entrenamiento de otro de ellos.

- Lance, deberías dejar que tus pokemon descansen- (sugirió Cintia mirando el estado de los pokemon) - aun queda tiempo, no deberías forzarlos más de lo que pueden dar -

- no podemos bajar el ritmo, Cintia... a esta paso no lograremos ganar el Torneo- (respondió Lance mientras seguía con el entrenamiento, antes de pararse en seco y girarse hacia los otros con una mirada fulminante) –pero, por otro lado...¿¡Qué hacen ustedes todavía aquí!?-

- nuestro vuelo sale mañana, así que por ahora solo podemos relajarnos- (comentó Steven, con una camisa hawaiana y unos anteojos negros, mientras tomaba un jugo)

-¿Steven, de donde sacaste esas cosas?, ¿Te metiste en mi armario?, ¡Oye, mírame cuando hablo! - (preguntó el pelirrojo interrogando al campeón fuertemente, mientras la persona en cuestión evitaba su mirada)

- chico, deja descansar a tus pokemon, entiendo que quieras ganar el torneo, pero hacerlos entrenar hasta el cansancio, no traerá los resultados que deseas- (dijo Mirto regañando al pelirrojo, quien logró quitarle los anteojos al peli gris)

- yo... lo sé... chicos, descansen- (ordenó Lance a regañadientes, dejando descansar a sus pokemon, quienes se quedaron mirando a su entrenador)

- es raro verte en este estado, dudo que entrenes a tus pokemon sobre exigiéndolos- (comentó Wallace mientras los otros campeones le apoyaban)

- bueno, no puedo evitarlo... después de todo, él participará- (murmuró Lance, confundiendo a los demás campeones)

-¿Quién?- (preguntó Steven mirando con duda a su amigo)

-¿Recuerdan el rumor que ha estado circulando últimamente?- (preguntó Lance mientras miraba el cielo)

-¿Rumor?- (preguntó Mirto con interés)

-¿Acaso hablas de Red?- (preguntó Steven, llamando la atención del resto de los campeones, con excepción de Lance)

- Red, The Fire Dragon- (murmuró Lance mientras cerraba los ojos) –ese famoso entrenador pokemon misterioso, quien se dice fue el principal responsable de la destrucción del Team Rocket, y que se dice es el más poderoso de todos-

-¿El misterioso entrenador, más poderoso de todos?- (preguntó Cintia con asombro)

- espera, nos estas diciendo, que hay un misterioso entrenador circulando por ahí y que es más poderoso que nosotros... ¿Estas bromeando?- (murmuró Wallace con burla) -¿En serio crees en esos estúpidos rumores, Lance?-

- ¿Rumor?, ja.... no es solo un rumor- (sentenció Lance dejando a todos impresionados) –hay personas que se han encontrado con él... solitario, fuerte y orgulloso, así ellos lo describen-

- también hay otros rumores que lo describen como todo lo contrario- (susurró Steven llamando la atención de los campeones) –amable, divertido y sociable... hay muchas versiones de como es su personalidad, pero... todos concuerdan en una cosa-

-¿Qué cosa?- (preguntó un divertido Mirto bastante metido en la historia)

- Es Fuerte- (dijeron ambos campeones, que se dedicaron a relatar el rumor, de una manera bastante seria) –tan poderosamente fuerte, que nadie le ha vencido-

- pero es solo un rumor, ¿no?, incluso puede que ni siquiera exista- (preguntó Cintia, algo nerviosa por el relato y la rara expresión de ambos campeones)

- bueno, no hay nada que pruebe que él existe... pero quien sabe, quizás realmente existe y no nos damos cuenta- (comentó Steven con una sonrisa, mientras el resto de los campeones se relajaban, con excepción del pelirrojo)

- existe, y es tan poderoso como dicen- (murmuró Lance llamando la atención de los campeones)

-¿Cómo lo sabes?, ni que te hubieras enfrentado a él, ¿no es cierto?- (preguntó Wallace mirando al pelirrojo)

- de hecho, yo SI me enfrenté a él- (respondió Lance haciendo palidecer a los campeones)

-¿Cómo?, ¿Cuándo?, ¿Dónde?- (preguntó Mirto, haciéndole un interrogatorio al pelirrojo)

- bueno... fue hace poco menos de medio año... lo encontré en el Monte Silver, mientras exploraba la zona, a modo de reconocimiento- (contestó Lance mirando fijamente al cielo, cerrando sus ojos mientras su memoria fluía)

_Flash Back_

Han pasado más de 6 meses, desde que la base central del Team Rocket había sido destruida. Tras el incidente, salieron a la luz, las muchas atrocidades hechas por estos, lo que llevo a que la policía y miles de entrenadores, cazaran a los miembros restantes del Team Rocket.

Giovanni, el líder de Team Rocket, logró escapar usando a sus muchos subordinados como carnada. La persecución de estos acabo con un total de más de 1000 miembros de este Team atrapados, junto así, con varios de los ejecutivos de mayor rango del grupo criminal. Pese a que el líder del Team Rocket escapó, todo apuntaba a que sería imposible que este grupo pudiera volver a levantarse tras este devastador golpe.

Poco se sabe sobre eso, pero muchos rumores dicen que un joven entrenador solitario, fue el verdadero responsable de la destrucción de la base central del Team Rocket, y de dar a conocer la información de sus muchas fechorías a las autoridades, sin embargo, nadie tuvo una prueba concreta de su existencia.

La gente le llamó dragón, los rumores dicen que esto pasó, por la silueta de un dragón que la gente creyó ver junto a la del entrenador, en ese momento. Describieron su figura tapada en una capucha, mientras mostraba unos ojos tan rojos como la sangre. Ese día nació, la Leyenda del entrenador pokemon, más poderoso de todos.

Red, The Fire Dragón.

Esos rumores llevaron a Lance, hacia el monte Silver, lugar donde unos aldeanos aseguraron ver al entrenador legendario, escalar aquel monte, que era bastante conocido por lo peligroso que era escalarlo.

Originalmente, el campeón no tenía interés en dichos rumores, sin embargo, era alarmante la noticia de la escalada del monte. Pocos entendían lo peligroso que era aquel lugar, no solo el nivel de los pokemon era alarmante, sino que el propio terreno del lugar funcionaba como una trampa natural.

Heridas o huesos rotos será la menor de sus preocupaciones.

- genial, no pudo encontrar un mejor lugar, para venir a aparecer, "mr. entrenador legendario"- (murmuró Lance, mientras encontraba la salida de las muchas cuevas del Mt. Silver, encontrándose con una fuerte tormenta de nieve) –juró, que si la información que me dieron esos jodidos aldeanos es falsa, los haré la comida de mi Dragonite-

La ventisca golpeaba fuertemente al campeón, quien lograba protegerse de ella, con un abrigo de la Liga pokemon. Cada paso era una verdadera tortura, pero gracias a sus pokemon logró llegar a la cumbre del Mt. Silver

- ahh, ahh... maldito entrenador legendario, ¿porque no te fuiste a unas jodidas islas paradisíacas?- (se preguntó el campeón mientras veía el paisaje desde la cumbre del Mt. Silver) – bueno, la vista no es mala-

- si, es maravillosa, pero deberías ver los atardeceres... créeme que darán una paliza a tus queridas islas paradisíacas- (comentó una voz joven a espaldas del campeón, quién se quedo paralizado al no sentir en lo absoluto la presencia del joven detrás de él)


red-jpg.62039

Ahí fue cuando Lance conoció al, tan mencionado, entrenador legendario. Era bastante joven, no podía ser mayor a unos 16 o 17 años. Vestía una camisa y unos pantalones de color negro, una chaqueta sin mangas de color rojo, junto a una gorra roja, que ocultaba su rostro, pero aún así logró divisar un par de ojos rojos, profundos como la sangre. En su hombro derecho, logró ver a un pequeño Pikachu, que le miraba con interés.

Le recordaba a alguien, pero no logró recordar a quien.

-¿Qué, has visto un fantasma?- (preguntó el entrenador mirando con burla al campeón, quién seguía mirándolo con una expresión perpleja)

- quiero... no... debo hacerte unas preguntas- (respondió el pelirrojo mirando seriamente al entrenador)

-¿Y si yo no quiero contestarlas?- (preguntó el entrenador desafiando al campeón, a la vez que sacaba casualmente una pokeball)

- te haré responderlas, aún si es por la fuerza- (respondió el campeón aceptando el desafío, mientras se sacaba su abrigo, dejando su capa flamear, y tomaba una pokeball)

Ambos entrenadores, llamaron a sus pokemon, enfrentándose en una épica batalla entre ambos. La batalla duró varias horas, sin que ningunos de los 2 se diera por vencido. Al final la batalla concluyó, con la derrota del campeón, a manos del entrenador legendario

-¿C-Como... como ha pasado esto?- (murmuró Lance, cayendo de rodillas mientras el frió viento de la cumbre llenaba sus pulmones)

- ...te has hecho débil, Lance- (comentó el entrenador, mirando al hombre con poco interés, mientras suspiraba y se retiraba hacia el interior de Mt. Silver)

-¡Alto, espera!- (gritó Lance, deteniendo al entrenador a nos pocos metros de la entrada de la cueva) – en medio año... celebraremos un torneo, un torneo para decidir quien es el mejor entrenador entre Kanto, Johto, Hoenn y Sinoh... será un torneo como nunca antes se ha visto-

- ¿Oh?, ¿Y qué quieres que haga?- (preguntó el entrenador volteándose a ver al campeón)

- participa... quiero, mi revancha- (respondió Lance, mirando fijamente al joven)

- je, como quieras... pero, si le revelas a alguien mi ubicación, olvídate de tener tu revancha, "campeón"- (comentó el entrenador, quien desaparecía dentro de a las cuevas del Mt. Silver)

.

..

...


_Fin Flash Back_


-¿P-Perdiste contra...EL ENTRENADOR LEGENDARIO?- (gritaron los campeones, mirando impresionado al pelirrojo)

- así es, pero no se preocupen, pienso obtener mi venganza en este torneo- (respondió el pelirrojo apuntando su puño al cielo) - hace medio año fui incapaz de mantenerme a su nivel, no crean que he perdido mi tiempo hasta ahora -

.

..

...


De regreso a Ciudad Carmín, el azabache caminaba tranquilamente por las calles de la ciudad, deteniéndose ocasionalmente en alguna tienda, mientras conversaba amigablemente con su pokemon. El joven no pudo notar como alguien le observaba a lo lejos, a través de unos binoculares, en lo alto de un edificio.

- vaya, vaya... te encontré, mi querido Red- (susurró la persona misteriosa, mientras se lamía su labio inferior)



CONTINUARA…
 
Última edición:

Registrado
21 Nov 2008
Mensajes
340
¿Será blue o yelow? ¿O acaso será sabrina? Joder desde que vi que ella se encuentra con red en el monte plateado en el manga me salido ideas de un one donde sabrina y anabel salen en cita con ash gran capítulo amigo espero leer que sigue pero como dicen por las calles todo a su tiempo
 

Registrado
29 Dic 2012
Mensajes
13
:musica: Oye me gusto el capitulo, espero la continuación salu2.
 

Retornando de las cenizas
Registrado
24 Mar 2012
Mensajes
39
Capitulo 2: “¿Esto es destino o una mala jugada de la vida?”

El ocaso, es un momento de gran aprecio por los habitantes de la Ciudad Carmín, no importaba la edad, ni las cargas y obligaciones, todo el mundo era feliz, apreciando aquél espectáculo. O eso es lo que todos desean creer…

Cierto azabache miraba el ocaso, sentado en una banca frente al puerto, con una mirada llena de ira

- llegué antes del mediodía… y nadie hiso el jodido esfuerzo de venir a buscarme- (susurró el azabache, mirando al cielo con la mirada perdida)

- pika- (murmuró el pokemon, en el mismo estado que su entrenador)

- vámonos pikachu, luego pensaré en como vengarme de Gary y Tracey…- (murmuró Ash, con la misma mirada diabólica anterior)

El azabache se levantó de aquella banca y se encaminó al Centro Pokemon. En el camino, pudo ver como las personas vivían en armonía con los pokemon, a los jóvenes entrenadores peleando entre si, con grandes sueños, metas y objetivos

- parece como si hubieran pasado miles de años, desde que inicie mi viaje pokemon…- (susurró el azabache, mirando a los jóvenes entrenadores, con nostalgia)

_Flash Back_

Hace 3 años


Ash estaba enfrente de aquel hombre, que anteriormente vestía una capucha, su cabello peli plateado y su mirada fulminante habían logrado intimidar al entrenador. Pero su anterior pregunta había logrado que el azabache, despertara de su mundo

- perdona, pero… ¿Qué dijiste?- (preguntó el azabache mirando curioso al peli plateado)

-¿Sabes lo que es el aura, mocoso?- (repitió el hombre, sin cambiar su expresión)

- el aura… es como se le llama al poder, que se encuentra dentro de todos los seres vivos, ¿no?- (respondió el azabache)

- je, así que si conoces un poco, sobre el tema… por cierto soy Steel- (comentó el hombre, lanzando una pokeball, de la cual salió un Aggron gigantesco) -¿Qué te parece si comenzamos nuestro encuentro, mocoso?-

-¡Soy Ash Ketchum, de Pueblo Paleta!, ¡Jamás he rechazado un reto!- (gritó el azabache, mientras Pikachu bajaba de su hombro y se ponía frente a él)

- bien dicho… ¡Aggron, usa Garra de Acero!- (dijo el hombre, mientras su pokemon atacaba a Pikachu, con sus poderosas garras)

-¡Pikachu, esquivalo!- (ordenó el azabache)

El pokemon amarillo logró esquivar el ataque de Aggron, pero debido a la devastadora fuerza del ataque, no pudo evitar que los escombros le golpearan, mandándolo directamente al suelo

-¡Pikachu!- (gritó el azabache corriendo a ver a su compañero) -¿Cómo estas, amigo?-

- pikaa- (murmuró Pikachu débilmente, cayendo debilitado en los brazos de su entrenador)

-¿Eso es todo lo que tienes?- (preguntó Steel mirando fríamente, al azabache)
-¡Maldición!, ¡No perderé!- (contestó Ash, tomando otra de sus pokeball)

-¡CHAARRRR!- (rugió un pokemon con forma de dragón, escupiendo llamas en medio del campo de batalla)

-¿¡Charizard, eres tú!?- (gritó el azabache feliz, siendo recibido por un lanzallamas, del mismo pokemon) –si… no hay duda… eres tú, amigo-

-¿Es tuyo?- (preguntó el peli plateado, con un sonrisa) –pensé que eras el tipo de entrenador, que aún teniendo pokemon con un excelente potencial, no los hacías evolucionar, o que teniendo pokemon increíblemente poderosos, los dejas a un lado o en el peor de los casos… los liberas o regalas-

- Charizard, vamos a patearle el trasero a este anciano- (ordenó el azabache, con una mirada llena de odio)

- creo que adiviné- (susurró el peli plateado, cruzando sus brazos) -¡Aggron, usa lanza rocas!-

-¡Charizard, esquivalo y usa Lanzallamas!- (gritó Ash)

Charizard voló, esquivando fácilmente el ataque de su contrincante y contraatacó con su lanzallamas, mandando a Aggron contra unas rocas, destruyéndolas en el acto. Pero a pesar de haber conectado el ataque, el pokemon se levantó, sin ningún rasguño

-¿Ya terminaste?- (preguntó el peli plateado, con una mirada de aburrimiento)

-¡Charizard, vuelve a atacarlo con tu lanzallamas!- (ordenó el azabache)

-¡CHAARRR!- (gritó Charizard, atacando a su oponente con un potente lanzallamas, que lo lanzó directamente al lago)

-¿Qué te pareció eso?- (preguntó Ash, con una sonrisa en el rostro, mientras Charizard se colocaba a su lado)

-¿Eso es todo lo que puedes hacer?- (preguntó serio Steel) -¡Aggron, ya basta de jugar!-

El suelo comenzó a temblar, mientras que el agua del lago se movía violentamente, liberando a un Aggron completamente intacto y sin ningún rasguño

-¿Bromeas?- (preguntó el azabache, completamente impresionado)

-¡Aggron, usa Hiperrayo!- (ordenó Steel)

El Hiperrayo era tan poderoso, que destruyó todo lo que estaba a su paso hasta impactar en Charizard, que se estrelló con los arboles cercanos, derribándolos y destrozándolos

-¡Charizard!- (gritó el azabache yendo a ayudar a su compañero, que estaba bajo los arboles y no podía moverse) -¡Diablos, no tengo tu pokeball!-

-¿Ese es tu nivel, mocoso?- (murmuró Steel, mientras se retiraba junto a su pokemon) –si es así, entonces creo que te subestimé-

-¡Alto!- (gritó Ash tomando otra de sus pokeball) -¡No me rendiré tan fácilmente!-

- no eres un rival para mí, todavía eres muy débil- (murmuró el peli plateado) –si tu deseo, es seguir poniendo en peligro a tu pokemon… intenta derrotarme-

-¡Maldición!- (susurró Ash, mientras abrazaba a Pikachu cayendo de rodillas)

- no… no quiero…- (dijo un voz, que el azabache no pudo reconocer)

-¿Quién esta ahí?- (preguntó el azabache, buscando al dueño de esa voz)

- no quiero… ¡No quiero perder, contra este tipo!- (rugió Charizard, levantándose a pesar de las heridas, recibidas)

-¿Charizard?... espera, no puedes seguir peleando- (dijo el azabache, tratando de detener a su compañero)

-¡Se esta burlando de nosotros, no se lo perdonaré!- (rugió el pokemon, lanzando un lanzallamas hacia el cielo) – ¡Ash, pelea conmigo!-

-¿Pero… como?- (preguntó el azabache)

- juntos… pelemos juntos- (murmuró otra voz, proveniente de los brazos del azabache)

- Pikachu…- (susurró el azabache, dándose un fuerte puñetazo) -¡Es cierto, démosle una paliza a ese engreído anciano!- (agregó corriendo detrás del peli plateado) -¡STEEL!-

-¿Qué quieres ahora?- (preguntó el hombre, volteándose a ver al azabache)

-¡Te patearé el trasero!- (gritó el azabache con Pikachu y Charizard, a su lado)

- aún si son 2 contra 1, jamás me derrotaras- (respondió el peli plateado) –mejor regresa a casa, niño-

-¿Quieres apostar?- (murmuró el azabache, con una sonrisa) -¡Chicos!-

Tanto Charizard como Pikachu, se acercaron rápidamente al Aggron de Steel, golpeándolo con los ataques de lanzallamas y trueno, que lo hicieron retroceder

Aggron se levantó, pero recibió de lleno el ataque de cola de hierro, de pikachu, mientras que Charizard se elevó en el cielo, a toda velocidad. Aggron se volvió a levantar, lanzando su ataque de garras de acero contra Pikachu, quien esquivó el ataque perfectamente

- vaya, se ese Pikachu mejoró…- (susurró Steel, mirando al Pikachu de Ash, que se aprovechaba de su tamaño y agilidad, para lanzar poderosos ataques a su Aggron, mientras le esquivaba) -¿Me pregunto, que hará el otro?-

-¡Charizard, es tu turno!- (gritó el azabache llamando al pokemon)

Charizard cayó en picada, desde el cielo, girando sobre si mismo mientras lanzaba su lanzallamas, lo que causó que las llamas le rodearan, creando un efecto parecido al Envite Ingenio

-¿Acaso crees que te dejaré ganar tan fácilmente?- (comentó Steel, con una sonrisa en el rostro)

-¡Pikachu, usa ataque rápido!- (gritó el azabache)

El pokemon se acercó rápidamente a su contrincante, golpeándolo directamente, y retirándose para evitar los ataques de su contrincante

- ese ataque, no le hará ni un rasguño a mi compañero- (murmuró el peli plateado) – ¡Aggron, usa Hiperrayo!-

- arghhh…- (chilló el pokemon sin poder moverse, mientras unas chispas le rodeaban)

-¿Electricidad Estática?- (preguntó el peli plateado, sorprendido)

- lo siento, esa es la habilidad especial de mi compañero- (respondió el azabache con su Pikachu, en el hombro) -¡Charizard, hazlo ahora!-

-¡No derrotaras a mi pokemon, tan fácilmente, mocoso!- (gritó Steel, logrando que su Aggron se recupere de la parálisis) –ahora, esquivalo!-

El Aggron logró recuperarse de la parálisis, y dio un salto hacia atrás esquivando, el próximo ataque de Charizard

-¡Charizard acabaló, usa golpe aéreo!- (gritó el azabache, sorprendiendo al peli plateado)

El pokemon logró elevarse, antes de estrellarse en el suelo, encestando el golpe llameante en Aggron, quien se estrelló con una roca cercana, destruyéndola y quedando debilitado

- lo hicimos… ¡Si, lo hicimos!- (gritó el entrenador yendo a abrazar a sus pokemon)

- lo hiciste bien, ahora descansa- (murmuró Steel mirando con cariño a su pokemon, mientras lo metía a su pokeball) –bien, mocoso… me derrotaste, tu estrategia funcionó-

- te equivocas- (respondió el azabache, sorprendiendo al peli plateado) –yo no hice esa estrategia, fueron mis pokemon-

-¿Tus pokemon?- (preguntó Steel, mientras una sonrisa aparecía en su rostro)
- si, ellos me dijeron lo que debía hacer- (contestó el azabache acariciando a su Pikachu)

- así que, pudiste oír lo que los pokemon te decían- (comentó Steel, sorprendiendo al azabache)

-¿Cómo lo sabes?- (preguntó Ash, mirando con duda al peli plateado)

- claro que lo sé… ya que esa es una de las habilidades, de los Guardianes del Aura- (respondió el peli plateado, sorprendiendo al entrenador) –por cierto, esta batalla, aún no termina…

-¿De que hablas?- (preguntó el entrenador, junto a sus pokemon)

- te mostraré la evolución, que supera todos los limites…- (dijo Steel, mientras su puño empezaba a brillar) – el modo aural…-

_Fin Flash Back_


- Ash… ¡despierta Ash!- (dijo Pikachu mirando a preocupado a su entrenador)

-¿Qué pasa Pikachu?- (preguntó el azabache, mirando a su pokemon)

- te quedaste mirando hacia la nada, como un idiota- (respondió el pokemon)

- sabes que soy tu entrenador, así que respétame un poco- (dijo el entrenador mirando enfadado, a su pokemon)

- lo haría, si no lo hubieras hecho… ¡Durante 20 minutos!- (contestó el pokemon amarillo)

Mientras tanto, no muy lejos de ahí, una chica peli castaña, corría a toda velocidad, a través de las calles de la ciudad, persiguiendo un pequeño Minccino. La persecución llegó hasta el parque, donde el azabache discutía con Pikachu

-¡Vuelve aquí!- (gritó un chica peli castaña, corriendo detrás del pokemon)

-¡Min minci!- (gritó el pokemon acercándose al azabache)

-¿Qué es eso?- (preguntó el pokemon amarillo, viendo la persecución)

- vaya, parece no puede controlar a su pokemon- (respondió el azabache, mirando con pena a la entrenadora)

-¡Minccino, regresa!- (gritó la chica tratando de atrapar a su pokemon, que la esquivaba sin mayor dificultad)

-¡Ja, ja, ja, no me atraparas!- (dijo el pokemon burlándose de la chica, mientras saltaba por encima de la chica y corría en dirección del azabache)

- Pikachu- (murmuró el entrenador)

- si, lo sé- (respondió el pokemon, bajando del hombro de su entrenador e interponiéndose en el camino del Minccino) –hey, ¿no crees que ya te divertiste bastante, a costa de tu entrenadora?-

-¿Y quien me detendrá, tú?- (preguntó el pokemon) –pareces el tipo de pokemon, que reinicia su poder en cada región que toca-

- Ash… ¿puedo asesinarlo?- (preguntó el pokemon amarillo)

-¡Minccino, ven aquí!- (gritó la chica lanzándose sobre el pokemon, pero este rápidamente se escapó, haciendo que ella chocara con el azabache, cayendo ambos al suelo)

Ambos pokemon miraban la curiosa escena, la chica desconocida estaba sobre el entrenador, ambos mirándose a los ojos y con sus rostros, muy cerca el uno del otro. La escena siguió, hasta que las personas que estaban en el parque, comenzaron a aplaudirles y silbar, creyendo que eran una pareja

Ambos jóvenes se alejaron lo más rápido posible del lugar, seguidos de sus 2 pokemon, quienes no podían evitar ver a los jóvenes con burla

- rayos, que he hecho yo para merecer esto…- (susurró el azabache, mirando a la chica) –hey, ¿no tienes algo que decirme?-

- no saldré contigo, si es lo que piensas- (respondió la chica, alejándose unos metros del entrenador)

-¡Me debes una disculpa!- (gritó el azabache sonrojando) -¿De quien fue la culpa, de que todas esas personas creyeran que somos una pareja?-

- es tu culpa, por no poder atrapar delicada a una chica- (respondió la castaña, mirando acusadoramente a la chica)

-¿Así que una delicada chica, eh?... pues preséntamela, porque no la veo por ningún lado- (contestó el azabache, con una diabólica sonrisa)

- así que además de débil, eres ciego- (comentó la chica, con una sonrisa tan diabólica como la del azabache)

- ya bésense- (dijeron ambos pokemon, haciendo sonrojar al entrenador)

- cállense- (susurró el azabache, mirando fríamente a ambos pokemon)

-¡Ahí esta!- (gritaron un grupo de 6 hombres, apuntando a la castaña)

-¿conocidos tuyos?- (preguntó el azabache, mirando a la castaña)

- por accidente destruí sus motocicletas, cuando perseguía a Minccino- (respondió la chica mientras suspiraba) –

- me gustaría saber, la forma de destruir motocicletas mientras persigues un pokemon…- (murmuró el azabache, mirando con pena a los hombres) -¿Por cuánto tiempo has perseguido a ese Minccino?-

- desde la mañana- (respondió la chica, bajando la cabeza) –y eso que pensaba ver la ciudad…-

-¡Mocosa, pagarás mi motocicleta!- (gritó uno de los tipos, acercándose a ambos jóvenes)

- fue un accidente, ya te pedí perdón, ¿no?- (dijo la chica defendiéndose)

-¡No me importa una mierda, tus excusas!- (gritó nuevamente el tipo, tomando fuertemente el brazo de la chica)

-¡Hey, suéltame, me haces daño!- (gritó la chica, tratando de soltarse del hombre)

-¡Cállate!- (gritó el hombre, alzando su mando para golpearla, pero siendo detenido por el azabache, quien lo tomó de su muñeca)

- suéltala- (ordenó el entrenador, con una mirada asesina)

-¡Suéltame mocoso!- (gritó el hombre, soltando a la chica, para golpear al azabache)

- idiota- (dijo Ash, esquivando fácilmente el golpe y dándole un puñetazo en la cara, que lo lanzó varios metros lejos) –aprende a elegir a tus oponentes-

-¡Maldito bastardo!- (gritaron los hombres, sacando sus pokeball y liberando a sus pokemon: 2 Mightyena, 1 Muk y 2 Raticate)

- no tengo tiempo para esto, ¡Pikachu, usa ataque rápido!- (gritó el azabache)

Pikachu se puso frente a los pokemon enemigos, desapareciendo al instante y apareciendo detrás de los entrenadores de estos, mientras todos los pokemon enemigos caían derrotados

-¿C-Como lo has…?- (susurraron los hombres, completamente asustados)

- largo de aquí no quiero verlos cerca de chica, otra vez- (murmuró el azabache mientras sus ojos adquirían un color rojo) – y si llegan a acercarse a nosotros otra vez, no pienso dejarlos salir ilesos-

-¡M-Maldito!- (gritaron los hombres, alejándose lo más rápido posible del lugar, junto a sus pokemon)

- idiotas- (susurró el entrenador, para luego mirar a la chica) -¿Cómo estas?-

-¿eh?... ¡ah!, yo estoy bien, no te preocupes- (respondió la chica rápidamente, mientras se sonrojaba)

- ya veo… por cierto, yo soy Ash Ketchum- (comentó el azabache, con una sonrisa) -¿Y cuál es tu nombre?-

-¡Yo soy White, la campeona de la Liga pokemon de Teselia, del año pasado!- (contestó la chica con una sonrisa, haciendo palidecer al azabache)

-¿Qué dijiste?- (susurró el entrenador, completamente congelado)

CONTINUARA…
 

Registrado
21 Nov 2008
Mensajes
340
no se si estar sorprenddido o decilucionado de ash por que no beso a la chica
 
N

Nova

Invitado
Me gusto este capitulo quisiera saber pa que fecha saldra el suguienta capitulo lo espero chao
 

Registrado
28 Oct 2012
Mensajes
0
Exelente historia espero el siguiente capitulo. Saludos
 

Retornando de las cenizas
Registrado
24 Mar 2012
Mensajes
39
Capitulo 3: “Reencuentros”

Ash estaba frente a la chica, que anteriormente había salvado del grupo de idiotas. Ella era peli castaña y lo llevaba recogido en una coleta, tenia ojos azules. Estaba vestida con una camisa blanca, un chaleco negro, unos shorts azules y botas negras, y al igual que él, ella usaba una gorra de color blanco con rosa

-¿Campeona de la liga Teselia?- (preguntó el azabache, con la voz apagada)

- así es, yo soy la ganadora de la liga que se realizó en Teselia, el año pasado, White- (contestó la chica con orgullo)

- eso quiere decir… que podías defenderte de esos tipos, ¿no?- (preguntó Ash, cada vez más pálido)

- claro, ellos no son nada para mi y mis pokemon- (respondió la castaña, con una sonrisa) –aunque… a veces, es agradable que un chico te defienda- (agregó, susurrando lo ultimo, mientras se sonrojaba)

- maldición- (susurró el azabache, golpeándose la cara con la mano) –lo único, que no necesito en este momento, es tener más enemigos…-

-¿Dijiste algo?- (preguntó la chica, mirando curiosa al azabache)

- nada, olvídalo…- (contestó el azabache, retirándose del lugar, seguido de Pikachu)

-¡Espera!, ¿Adonde vas?- (preguntó la chica, persiguiendo al entrenador, junto a su pokemon)

-¿Cómo que a donde?... voy al Centro Pokemon- (contestó el azabache)

-¿Al Centro Pokemon?- (preguntó la chica, mirando al entrenador con duda)

- claro, pasaré la noche aquí y necesito un lugar para dormir- (contestó el azabache, caminando en dirección al CP) - aunque no tenia intenciones de quedarme en la ciudad, pero ya no hay nada que pueda hacer… mañana en la mañana, partiré a Pueblo Paleta-

-¿Pueblo Paleta?- (preguntó la chica, mientras dejaba de caminar y empezaba a meditar) -¿Dónde he escuchado ese nombre?... mmm… ¡Claro!, ¡Es el hogar del Prof. Oak!-

-¿Conoces al Prof. Oak?- (preguntó el azabache, mirando a la chica, quien asentía positivamente)

- El es uno de los investigadores, más prestigiosos del mundo pokemon, no hay nadie en el mundo, que no le conozca- (contestó la chica con emoción, mientras le aparecían unos corazones en sus ojos) –pero su nieto, ¡Es mucho más sexy!-

-¿Te gusta Gary?... lastima, y yo que pensaba que eras agradable- (murmuró el azabache, alejándose de ella)

-¿¡Qué quieres decir con eso!?- (gritó la chica, claramente molesta)

- sabes que Gary tiene una demanda en contra de sus antiguas porristas, quienes le robaron su primer auto y le mandaron una demanda por paternidad- (respondió el azabache, dejando a la chica, completamente pálida)

-¡Tú solo estas celoso de él!- (gritó la chica, yendo tras el azabache)

- si, si, lo que digas- (murmuró el azabache, sin darle importancia)

Ambos entrenadores, entraron al Centro Pokemon. Encontrándose con la típica enfermera Joy, que los saludó al verlos, con una dulce sonrisa

- buenas noches, ¿Qué desean?- (preguntó la enfermera, con una sonrisa)

- quiero una habitación- (respondió el azabache, excluyendo claramente a la chica)

-¡Yo también quiero una!- (exclamó la chica, golpeando la el mesón de la recepción, haciendo suspirar al azabache)

- bueno… lo que pasa, es que ya solo me queda una habitación- (explicó la enfermera Joy, mostrando la llave de la única habitación disponible, que de inmediato tomó el entrenador)

- bueno, gracias por la habitación- (comentó el azabache, dándole una cálida sonrisa a la enfermera, la cual no pudo evitar el sonrojarse)

- n-no fue… n-nada- (murmuró la sonrojada enfermera, viendo como el azabache, subía las escaleras para ir al 2° piso)

-¡Hey, regresa aquí!- (gritó la chica, persiguiendo al entrenador)

-¿Qué quieres?- (le preguntó el azabache, frente a una habitación)

-¡Esa habitación es mía!- (gritó la castaña)

-¿Quién lo dice?- (preguntó el azabache, abriendo la puerta de la habitación)

-¡Prácticamente, me quitaste la llave de mis manos!- (gritó la chica, entrando a la habitación con Ash y cerrándola, detrás de ella)

La habitación constaba de una cama matrimonial, un pequeño sofá y un armario, además de un pequeño balcón, que apuntaba directamente al mar. La habitación parecía bastante acogedora, para ser solo un Centro Pokemon

- te equivocas, se las quité a la enfermera Joy- (contestó el azabache, quitándose la chaqueta) –sabes, estoy cansado… si eres tan amable, ¿Puedes salir de mi habitación?-

-¡Ni lo creas!- (gritó la chica, sentándose en la cama, sin intenciones de moverse) –no me moveré, hasta que devuelvas mi habitación-

- no- (respondió el azabache, quitándose la gorra y las zapatillas, pasándoselas a Pikachu) –ahora sal de aquí-

-¡Olvídalo!- (gritó la chica, quitándose el chaleco, la gorra y las botas, mientras se metía rápidamente a la cama) –esta cama es mía-

- se me está acabando la paciencia…- (susurró el azabache, mirando de mala manera a la chica)

- Ash- (dijo el pokemon amarillo, subiéndose a su hombro mientras llamaba a su entrenador) -¿Qué tal si haces esto?- (agregó el pokemon, mientras le hablaba a su entrenador en el oído)

- mmm… ¿Tú lo crees?- (murmuró el azabache, luego de oír lo que le dijo su pokemon)

-¡Pika!- (respondió el pokemon, alzando el pulgar)

-¿Qué haces?- (susurró la chica, mirando al azabache, quien la miraba sin ninguna emoción en el rostro)

- me iré a dormir- (respondió el azabache, acostándose en la cama, mientras hacia sonrojar a la castaña) –si quieres salir, aquí tienes la llave- (agregó, mostrando la llave de la habitación)

-¿¡Qué!?-(gritó la chica, saliendo inmediatamente de la cama) -¡E-Eres un pervertido!-

- en primer lugar, fuiste tú, la que se metió en mí cama… y yo jamás te obligué, ni te permití a entrar a ella- (murmuró el chico, haciendo sonrojar a la castaña)

-¿P-Pero… donde dormiré?- (preguntó la chica mientras miraba el suelo)

- puedes dormir en ese sofá- (respondió el entrenador apuntando al sofá, que estaba en una esquina de la habitación)

- pero… se ve muy incomodo- (susurró la chica)

- ese no es mi problema- (contestó el azabache, apagando la luz de la habitación)

A pesar de las negativas de la chica, ella optó por dormir en el incomodo sofá, que a pesar de su aspecto, era mejor que dormir en el pasillo o a la intemperie con ese aire veraniego. Pikachu y Minccino, por otro lado, lograron meterse en la cama, sin ningún problema

Ya habían pasado unas 2 horas, desde que la castaña se durmió, pero a diferencia de ella, el azabache no lograba conciliar el sueño. Podía ver como la castaña se quejaba, cada vez, que trataba de dormir en el ese sofá, él realmente no podía seguir con aquella situación

-¡Maldición!- (murmuró el azabache, levantándose a ver a la castaña, quien trataba de acomodarse en aquel sofá, sin tener mucho excito)

La luz de la luna, iluminaba la habitación que entraban a través del balcón, logrando que la chica se viera realmente hermosa, a los ojos del entrenador. Él maldijo una ultima vez, antes de cargar suavemente a la chica hacia la cama

- vaya, que molestia- (susurró el chico, vistiéndose nuevamente y saliendo de la habitación, dejando a sus pokemon en ella)

El azabache salió del CP, caminando en dirección al puerto, realmente necesitaba sentir la brisa marina en ese momento. Al llegar el camino hacia la costa, sintiendo toda la brisa del mar en su cara

- 3 años…- (susurró el azabache, mirando las olas) –han pasado 3 años…-

- vaya, esto si que es raro… no todos los días, puedes ver al legendario entrenador, Red, en ese estado- (murmuró una chica, detrás del azabache)

-¿¡Quién esta ahí!?- (gritó el azabache, encarando a la dueña de la voz, quien estaba vestida con una capucha de color azul)

- me ofendes, mi querido Red- (respondió la chica, quitándose la capucha, mostrando a una chica castaña, vestida con un vestido de noche, de color negro, un par de guantes y botas de color blanco y con unos ojos azules, como el cielo) -¿No me digas, que no me reconoces?-

blue-png.62040

- Blue…- (murmuró el azabache, mirando asombrado a la chica)

- cuanto tiempo sin verte, líder- (comentó la chica, burlándose de la cara, asombrada del azabache)

-¿Hasta cuando vas a parar eso?- (murmuró el azabache, sentándose en la arena) –jamás fui líder de nada, y tampoco quiero que me traten así por lo ocurrido hace un año-

- si lo quieres así- (dijo la chica, sentándose al lado del azabache) –ese día… no regresaste…-

- lo sé- (murmuró el entrenador, mirando la brillante luz de la luna) –lo siento-

- te buscamos por varios meses, sin encontrar rastro de ti- (susurró la chica, abrazando al entrenador, por la espalda) –eres un idiota-

- lo siento- (repitió el azabache) -¿Cómo están los demás?-

- están bien… pero les afectó tu desaparición- (respondió la chica, con una sonrisa)

-¿Y tú?- (preguntó el azabache, volteándose a verla) – ¿No te preocupó mi desaparición?-

- Red, ¿Por quien me tomas?- (respondió la chica, levantándose para ir a la playa) – tú sabes muy bien, que jamás podría preocuparme por ti-

- así que, sigues jugando con el corazón de la gente, ¿no?- (murmuró el chico, mientras suspiraba pesadamente) –espero que no te hayas aprovechado del resto, mientras no estuve-

- todos nosotros, sabíamos que estabas vivo, nadie es capaz de matarte- (dijo la chica, mirando al azabache con una sonrisa) –después de todo, tú fuiste la persona que le declaró la guerra al mundo-

- Blue- (dijo Ash, llamando a la chica) –yo, quiero volver a la Luz…- (agregó, sorprendiendo a la chica)

- ya… veo…- (contestó la castaña, viéndolo con un triste mirada, que ocultó rápidamente del chico) –entonces, supongo que esta es la despedida, ¿no?-

-¿De que hablas?- (preguntó el entrenador, mirando con duda a la chica)

- sabes bien, que la gran mayoría de nosotros no podemos darnos el lujo de hacer, lo que tú harás…- (respondió la chica, alejándose del lugar) –nosotros, no tenemos un lugar, al cual regresar…-

-¡No digas eso!- (gritó el azabache, tomando a la chica del brazo) –no digas, que no tienes un lugar al cual regresar… jamás, entiendes-

-¡Yo no tengo una familia!, ¡No soy como tu, Red!- (gritó la chica, soltándose del agarre del chico) –no… debería decir, Ash… ¿no?-

- yo fui quien los llevó por este camino, Blue… no los dejaré solos- (murmuró el entrenador, tomando a la chica por los hombros)

-¿Entonces que piensas hacer, Red?- (preguntó la chica, bajando su mirada)

- ven conmigo- (respondió el azabache, sorprendiendo a la chica, mientras le regalaba una cálida sonrisa)

-¿D-De que hablas?- (preguntó la sonrojada chica, que miraba al azabache sin entender)

- eras originaria de Pueblo Paleta, ¿no?- (preguntó el chico, mientras la chica afirmaba con la cabeza) –entonces, te vendrás a vivir conmigo-

-¿¡Qué!?- (gritó la castaña, mirando al azabache como si estuviera loco, mientras que este solo le sonreía) –ahh… olvídalo- (agregó la chica, mientras se alejaba)

-¿A dónde vas?- (preguntó el azabache)

- le diré al resto que sigues vivo- (respondió la chica, sacando una pokeball) –esos 11 idiotas, han estado bastante preocupados por ti-

-¡Blue!- (gritó el azabache, antes de que lo segara una ráfaga de viento, que provocó el Flygon de Blue) -¿Desde cuando tiene un Flygon?-

- nos vemos, Red- (dijo la chica, alejándose rápidamente del lugar)

El entrenador esperó en el lugar, hasta que la silueta de Blue se alejó, lo más posible de ahí. Pero su sonrisa desapareció, al mismo momento que este dejó de verla

- lo siento, Blue… no puedo dejar que ni tú, ni los otros, vuelvan a adentrarse en mi mundo- (murmuró el azabache, mirando la dirección hacia donde había ido la castaña) - el enemigo en esta ocasión, es demasiado poderoso… incluso yo, no saldré ileso de esto-

El amanecer llegó antes de lo esperado, y White recién despertaba en la cama, de la habitación. Con pereza se levantó, sin notar que había dormido en la cama del azabache

- mmm… ¿Ash?- (preguntó la chica, buscando al azabache en la habitación) -¿Cómo llegué a la cama?-

- chiaaa- (gimió Pikachu despertando, notando la presencia de la chica) -¿Pika pi?-

- buenos días Pikachu- (dijo la chica, sonriéndole al pokemon)

-¡Pika!- (respondió el pokemon, saludando a la chica con la pata)

La chica se duchó y se vistió, arreglándose para salir y buscar al azabache, a quien no vio, en toda la mañana

- mincci…- (gimió el Minccino despertando pesadamente, para luego ver a la castaña y a Pikachu, quienes lo miraban con una gotita de en la frente)

- hasta que despertaste, Minccino- (murmuró la chica) –ven, ya nos vamos-

- pika- (murmuró el pokemon amarillo, subiéndose al hombro de la chica, juntó a Minccino)

La chica salió de la habitación y le preguntó a la enfermera Joy, si había visto al azabache, pero no pudo obtener ninguna pista. Decidió buscarlo afuera del CP, pero a la entrada se encontró con un peculiar grupo

-¡Brock, por favor, era una niña!- (gritaba Misty, jalándole la oreja al moreno)

-¡Solo la ayudé a buscar a su madre, lo juro!- (gritaba el moreno, en un intento de defenderse)

- si claro, como si te fuéramos a creer eso- (dijo Dawn, caminando separada del los 2 primeros, por un par de metros) – eres un pervertido, incluso ya vas a por niñas-

- de seguro es porque las mayores, siempre lo ignoran- (comentó May, que caminaba al lado de la peli azul) –por cierto, más te vale mantenerte lejos de nosotras, sabes que con solo una llamada, te mandamos directo a la cárcel-

-¡Por que nadie me cree!- (gritó el moreno, cayendo al suelo, con una pose dramática)

White había estado mirando, toda la escena y viendo al grupo como unos dementes… o actores mal pagados, pudo notar un cierto nerviosismo en el Pikachu de Ash, pero no le tomó importancia. Al salir, pudo notar al azabache acercarse, sumido en sus pensamientos, así que hiso lo que cualquier otra persona haría

-¡Ash!- (gritó la chica bastante molesta, causando que las mirandas del grupo se centraran en ella) -¿¡Donde rayos estabas!?-

- deja las preguntas, no pienso responderte- (murmuró el azabache, mirando a la chica con una mirada aburrida)

-¿Qué has dicho?- (susurró la chica, con una vena en la frente)

- deberías agradecerme, te dejé dormir en mi cama- (respondió el entrenador, para luego ver a Pikachu, quien estaba bastante nervioso) -¿Qué sucede amigo?-

-¡Ash, esto es grave, debemos irnos ahora!- (gritó el pokemon, saltando a la cabeza de su entrenador)

-¿Irnos, por qué?- (preguntó el azabache, preocupado)

-¡Ash Ketchum!- (gritó el grupo, llamando la atención de los jóvenes, mientras el azabache palidecía) -¿¡En donde demonios has estado en estos 3 años!?-

-¿C-Chicos?- (murmuró el entrenador, totalmente en blanco)

CONTINUARA…
 
Última edición:

Registrado
21 Nov 2008
Mensajes
340
lo querrán castrar o matar sus amigos espero salga bien del problema en el que se metió ash y blue es como la recuerdo del manga bueno un poco me imagino quienes son los otros 11 mmm dawn y may puede que vean a sus gemelas
 
N

Nova

Invitado
interesante creo que ash no va salir iloso de la ira de las chicas
 

Si hay amor ¡¡Pelea!!
Registrado
2 Feb 2010
Mensajes
861
Que fic tan interesante, vaya problema en el que se va a meter Ash por desaparecer por tanto tiempo.

Suerte!!
 

Registrado
17 Abr 2011
Mensajes
0
veo que iniciaste de nuevo esta buena historia pero con cambios bien definidos, ahora como saldrá Ash de la masacre delas chicas, eso se lo tiene merecido el idiota por desaparecer tanto tiempo, pero bueno esperando como seguirás esta buena historia, avísame mi amigo la continuación
 

Registrado
28 Ene 2013
Mensajes
2
oye amigo te digo continuarla por favor la otra la dejaste esta haz mas capitulos :raziel::raziel::sonrisota::firefox:
 

Retornando de las cenizas
Registrado
24 Mar 2012
Mensajes
39
Capitulo 4: “Cazando a la leyenda”

Ash estaba totalmente en blanco, la impresión de volver a ver a sus antiguos amigos, logró que su férrea defensa se fuera al diablo. Por otro lado las 3 compañeras del azabache, miraban curiosamente a White, quien no comprendía en la situación en la que estaba metida

- adivinare, ¿una nueva compañera de viaje?- (murmuró Misty lanzándoles una mirada asesina al azabache y a la castaña)

- tal parece, que no basta que desaparezcas durante 3 años… sino que llegas como si nada, llevando contigo a otra chica- (susurró Dawn asustando cada vez al azabache) –¿Y que edad tiene esta vez?-

- Ash, ¿tan poco te importamos?- (murmuró May, mirando al azabache tan terriblemente como Misty)

- c-chicas no es lo que parece… a ella solo la conocí ayer- (dijo el azabache, tratando de calmar un poco a las chicas)

- y luego de protegerme de unos idiotas, dormimos juntos- (contestó White, con un inocente sonrisa, haciendo palidecer completamente al azabache)

_5 minutos después_

Ash corría desesperadamente a través de las calles de la ciudad, llevando consigo a una desorientada White, que era seguida de cerca por Pikachu y Minccino. Atrás de ellos, los seguían una serie de explosiones causadas por unas iracundas May, Dawn y Misty, que habían liberado sus más poderosos pokemon, para atacarlo

-¡Vuelve aquí Ash Ketchum!- (gritaron las 3 chicas, atacando al azabache con sus respectivos pokemon, el Gyarados de Misty, el Blaziken de May y el Empoleon de Dawn)

-¡Les juro que no es lo que piensan!- (gritó el azabache corriendo aún más rápido, intentado no ser alcanzado por ningún ataque) -¡Las personas de las ciudad no tienen nada que ver, no es necesario que destruyan la cuidad!-

-¡Entonces déjanos matarte!- (gritaron las chicas, persiguiendo al azabache)

La persecución siguió por varios minutos, hasta que el azabache logró perder a las chicas, que no lograron seguirlo sin destruir la ciudad de paso. Ahora Ash, se encontraba descansando con White y sus pokemon, en un tranquilo parque en las afueras de la ciudad

- rayos, no pensé que fueran tan persistentes- (murmuró el azabache, sentándose en el césped y mirando la ciudad) –no creo que sea muy seguro volver a la ciudad en estos momentos-

- ahh… no es justo, quería seguir visitando la ciudad- (susurró White, con lagrimas en los ojos, para luego girarse y lanzarle una mirada asesina al Ketchum) -¡Todo es tu culpa!-

-¿¡Mi culpa!?, ¿¡Explícame como demonios les dices a ellas que dormimos juntos!?- (gritó el azabache, tomando su gorra de las patas de Pikachu)

- b-bueno eso paso… ¿no?- (contestó la chica, desviando su mirada)

-¡Claro que no!- (gritó el azabache, para luego calmarse y ponerse la gorra, suspirando un poco fastidiado) –ya basta, no tiene sentido que peleemos por esto-

-¿Y que se supone que haremos?- (preguntó la chica, mirando molesta al entrenador)

- bueno, ya estamos fuera de la cuidad… ¿Qué te parece ir a la Cuidad Azafrán?- (preguntó el azabache, viendo como a la chica se le iluminaban los ojos) -¿Y bien, que dices?-

-¡Acepto!- (gritó la chica, tomando al azabache del brazo para levantarlo) -¡Vamos, tenemos que llegar antes de que anochezca!-

- recuerda que recién ha empezado el día, White- (susurró el azabache, dándole una cálida sonrisa a la chica, cosa que la hizo sonrojar)

- pero Ash, recuerda que “ella” esta en esa ciudad- (dijo Pikachu, mirando preocupado a su entrenador)

- Pikachu todavía tienes mucho que aprender…- (murmuró el azabache, mientras otra explosión hacia temblar la Cuidad Carmín) –prefiero mil veces enfrentarme a “ella”, que volver a la cuidad en estos momentos-

- pero, ¿que tal si son terroristas o algo así?- (comentó el pokemon amarillo nuevamente)

- Pikachu, seamos realistas- (respondió el azabache, caminando hacia la castaña)

- pikaa…- (gimió el pokemon antes de seguir a su entrenador)

De regreso a la Ciudad Carmín, un Dragonite aterrizaba en el Centro Pokemon de la ciudad, bajando de él 2 personas bastantes conocidas en el mundo pokemon

- Abuelo, ¿crees que Ash este aquí?- (preguntó Gary, mirando a su abuelo con una seria expresión)

- no lo sé, pero gracias a sus pokemon tardamos bastante en llegar- (contestó el mayor de los Oak)

- cierto, capturarlos y enviarlos de vuelta al laboratorio fue mucho trabajo para nosotros- (murmuró el castaño mientras suspiraba)

- no te preocupes Gary, ahora que Ash ha vuelto, podremos saber donde estuvo todo este tiempo- (comentó el mayor) –además, conociendo a ese chico, debió haberse hecho muy fuerte-

- je, pero no se compara a mi, yo me he hecho muy fuerte gracias a ti- (dijo el joven Oak, con orgullo)

- no te confíes tanto Gary, ya que a pesar de tener el nivel de un miembro de la Élite 4, todavía sigues siendo más débil que el cualquier campeón- (comentó el mayor de los Oak)

- lo siento…- (murmuró el castaño, para luego mirar a cierto grupo acercarse)
-¡No puedo creer que los perdiéramos!- (gritó Dawn bastante furiosa)

-¡No puedo perdonarlo, ¿Cómo pudo hacernos eso?!- (gritó May en el mismo estado que la peliazul)

- lo mato, lo mato, lo mato…- (murmuraba Misty, mirando con unos ojos homicidas a todo aquel que intentara acercársele)

- vamos chicas, tal vez Ash tiene razón y no durmió con esa chica- (comentó Brock, tratando de tranquilizar a las 3 chicas) -ya saben que él es demasiado idiota para aprovecharse de cualquier chica-

-¡¿Entonces, por qué cada vez que nos lo encontramos sale con otra chica, y cada vez más joven?!- (gritaron las chicas, con un aura homicida detrás de ellas)

-¿Chicos que están haciendo aquí?- (preguntó el menor de los Oak, llamando la atención de los jóvenes)

-¡Gary, Prof. Oak!- (respondieron los jóvenes alegremente, mientras se acercaban al par)

-¿Cómo han estado chicos?- (preguntó el Prof. Oak, con una sonrisa el rostro)

- pues bien, pero… ¿Qué hacen ustedes aquí?- (preguntaron los jóvenes, mirando curiosos a los Oak)

- nosotros vinimos a buscar a Ash, ¿ustedes no lo han visto?- (preguntó Gary, que sin saberlo, encendió nuevamente la furia de las chicas)

-¡Ese idiota infiel, se escapó!- (gritaron las chicas, hechas unas furias)

-¿Escapó?- (preguntó el menor de los Oak, mirando al moreno)

- una nueva compañera, y al parecer durmió con ella- (respondió Brock con mucha tranquilidad, causando que el castaño se golpeara la frente con su mano)

- ese inmaduro no es capaz de ponerle una mano encima a un pokemon legendario, ¿realmente crees que él le haga algo a una chica?- (preguntó el castaño, con un gesto aburrido)

- no lo creo… pero si que ha crecido, ahora es tan alto como tú o yo- (dijo el moreno, sorprendiendo al joven Oak)

-¿Ha crecido?, eso quiero verlo- (comentó el menor de los Oak)

- un joven, huyendo de un trío de chicas con un alto potencial homicida… no es posible que siga en la ciudad- (susurró el Prof. Oak, subiéndose a su Dragonite, para dirigirse a la salida de la ciudad) -¡Gary, ve directamente al laboratorio!-

-¡Espera abuelo, ¿A dónde vas?!- (preguntó el castaño, mirando dudoso a su abuelo)

- iré a buscar a Ash, ya tengo una idea de donde puede estar- (gritó el mayor de los Oak, alejándose del grupo de jóvenes y su nieto, a una gran velocidad)

-¡Abuelo!- (gritó el joven Oak, sin comprender a su abuelo) -¿Qué quiso decir con eso?-

- así que ya sabes donde esta Ash, ¿cierto G-A-R-Y?- (murmuraron las chicas tétricamente detrás del castaño)

-¡Abuelo regresa!- (gritó el castaño, totalmente asustado)

- y este día no termina…- (murmuró Brock, suspirando profundamente)

Mientras tanto en cierto aeropuerto de Kanto, una chica morena con un gran peinado de color morado, bajaba de un gran avión. Ella era seguida de cerca de cierto chico peliverde, que parecía el mayordomo de esta… o un burro de carga

- Iris, no es necesario que lleves tanto equipaje- (murmuró el peliverde, cargando una gran cantidad de maletas consigo)

- cállate, es tu culpa por perder la apuesta, Cilan- (susurró la pelimorada, que vestía un gran vestido color rosa con blanco, y llevaba su pelo recogido en una larga coleta) –además creo que ya es hora que me trates un poco mejor, que no dentro de mucho, me convertiré en la nueva campeona de Teselia-

- aún no puedo entender, como fue que Mirto te eligió como su sucesora- (dijo Cilan, suspirando resignado)

- pues él pudo ver mi gran potencial, ¿no lo crees?- (comentó la chica con orgullo) –además soy mucho mejor, que ese mocoso de Trip o cualquier otro líder de gimnasio-

- de seguro le hiciste algo, ¿no?- (dijo el peliverde, mientras la miraba acusadoramente)

- bueno al igual que tú, me debía bastante dinero, ¡Pero no por eso me eligió!- (gritó la chica, mirando furiosa al peliverde)

- si, claro…- (murmuró el chico, para luego cambiar drásticamente su expresión) -¿Y bien, crees que esa información es correcta?-

- el mismo Mirto, me lo ha confirmado… no hay duda- (comentó Iris, con una mirada seria) –él estará aquí, en este torneo-

- no puedo creer que ese rumor sea verdadero… este torneo será realmente difícil- (susurró el chico, causando que la chica riera desesperadamente) -¿Qué te pasa?-

- je, je, je… lo siento, es muy raro verte serio, eso es todo- (murmuró la chica adelantándose y dejando atrás a un confundido peliverde)

La chica salió del aeropuerto, viendo el inmenso territorio que abarcaba la región de Kanto, respirando el fresco y limpio aire de aquella región

- Ash…- (susurró la chica mirando hacia el horizonte)

Regresando con el azabache, este se encontraba de camino a la ciudad Azafrán y junto a él, iban White y Pikachu, el Minccino de White, ya había entrado a su pokeball. Apenas llevaban poco más de 1 hora caminando, y ya llevaban más de la mitad del camino recorrido, cosa que dejó bastante mal al entrenador

-¿Éramos tan lentos… o nos perdíamos todo el tiempo?- (murmuró el entrenador, recordando su primer viaje por su región) -¿Cómo tardábamos tanto?-

-¡Ash apúrate!- (gritó la chica, llamando la atención del entrenador) -¡Se nos hará de noche a este paso!-

- ya voy, no te alteres- (respondió el azabache, suspirando profundamente, mientras alcanzaba a la castaña) – por cierto, dijiste que eras la campeona de la liga pokemon de Teselia, ¿no es así?-

- así es, ya te lo dije- (comentó la chica, un poco molesta)

-¿Y conociste a Iris?- (preguntó Ash, mirando fijamente a la castaña)

-¿Iris?... ¡Ah!, ¿te refieres a la sucesora de Mirto?- (preguntó la chica, sorprendiendo al azabache)

-¿¡La sucesora de Mirto!?- (gritó el entrenador, bastante impresionado)

-¿Qué, no lo sabias?- (preguntó la chica)

-¡Claro que no!- (gritó Ash, bastante molesto)

- como sea… ¿Por qué me preguntaste por ella?- (preguntó la chica, bastante curiosa)

- bueno, porque ella es una amiga mía y no la he visto en mucho tiempo…- (respondió azabache, causando que la chica lo mirara molesta) -¿Qué sucede?-

-¡Nada!- (respondió la chica, apartando la vista del azabache)

-¿Qué le pasa?- (le preguntó Ash, a su compañero, que se había subido al hombro de su entrenador)

- vaya, eres más idiota de lo que imaginaba- (respondió Pikachu, mirando a su entrenador y luego a la chica)

-¿Qué has dicho?- (susurró Ash, apretando las mejillas de su pokemon, pero sin ser electrocutado por ello)

-¡Odio tus malditos guantes de goma!- (gritó el pokemon, tratando de alejarse de su entrenador)

-¡Ash mira, ya llegamos!- (gritó la chica, llamando la atención del azabache y el pokemon)

- bien Pikachu, ya es hora- (murmuró el azabache, mirando molesto a la ciudad)

- no saldremos vivos de esto, ¿no?- (preguntó el pokemon mirando a su entrenador)

- ya lo veremos Pikachu, ya lo veremos- (respondió Ash, mirando preocupado a su compañero)

Ya habían pasado 3 horas desde que los 2 jóvenes y el pokemon habían llegado a la ciudad. Desde entonces White había arrastrado al azabache por toda la cuidad, pero no paso mucho tiempo para que el entrenador acabara escapándose de White

-¡Ash Ketchum, regresa!- (gritó la castaña corriendo detrás del entrenador, cargando varias bolsas con ella)

-¡No pienso cargar con tus compras!- (gritó el azabache, corriendo aún más rápido)

- eres bueno para ser perseguido por chicas- (murmuró Pikachu, burlándose de su entrenador)

-¡Cállate, no tengo tiempo para esto!- (gritó Ash, doblando rápidamente en una esquina)

En lo alto de un edificio, cierta castaña observaba divertida la persecución del par de entrenadores, por medio de unos binoculares. Miraba atentamente a Ash, quien simplemente corría a toda velocidad para escapar de White

- Vaya Red, al parecer sigues metiéndote en un sinfín de problemas- (murmuró Blue, mirando al entrenador con pena)

Regresando a la persecución, Ash ya llevaba corriendo bastante tiempo, sin conseguir perder a la castaña

-¡Vuelve aquí Ash!- (gritó White, sacando una pokeball de su bolso) -¡Ve Serperior!-

-¡Ya déjame en paz!- (gritó Ash, entrando en un callejón sin salida) -¡Diablos!-

-¿Y que harás ahora?- (preguntó Pikachu, mirando a su entrenador)

- bueno, pues…- (susurró el azabache, mirando hacia todos lado, sin saber que hacer, hasta que cierto pokemon le dio una respuesta un tanto torcida) -¿Un Abra?-

- espera Ash, este Abra… se me hace conocido- (murmuró Pikachu palideciendo)

- abra…- (murmuró el pokemon, juntando sus manos y creando un brillante luz, cosa que aterró al entrenador y a la rata)

-¡Ese movimiento es…!- (gritó el azabache, antes de desaparecer del lugar, junto a Pikachu y el Abra)

-¡Ash, ya te tengo!- (gritó White, entrando en el callejón, pero no encontró ningún rastro del azabache) -¿Ash…?-

El azabache se encontraba dentro de una habitación oscura, además estaba sentado en una silla y encadenado de pies y manos, y como si no fuera poco, no encontraba rastro alguno de Pikachu, realmente estaba una mala situación

- Vaya, me recuerda a la vez que Steel me llevó a unas de sus “misiones secretas”- (murmuró el azabache, tratando de sacarse las cadenas) –pero estas cadenas son de mejor calidad-

- será mejor que no intentes nada, Red- (murmuró una voz, cercana al azabache)

- ya sabia que ese era tu Abra, solo tu eres capaz de hacer esto, ¿no es cierto, Sabrina?- (comentó el entrenador, mientras las luces se prendían, dejando ver a una hermosa mujer, con el cabello largo y de un color morado oscuro, de unos 20 años, la cual sonreía divertida al ver al azabache)

-¿Cómo has estado Red, o debería llamarte Ash?- (dijo la chica acercándose al azabache)

- Ash, si no es mucha molestia… ¿Y bien, que vas a hacer ahora?, porque tengo cosas que hacer, ¿sabes?- (respondió el entrenador, forzando una sonrisa, mientras seguía intentando romper las cadenas)

- pues esperaba disfrutar de nuestro encuentro… luego de un 1 año sin vernos- (contestó la mujer, sentándose en las piernas del entrenador y besándolo en el cuello)

- vamos Sabrina… ¿Por qué no me dices donde esta Pikachu, dejas ir y luego hablamos?- (preguntó el entrenador, tratando de resistir las caricias de la chica)

- no lo haré- (respondió secamente la mujer, para luego mirarlo directamente a los ojos) - no hasta que me digas…¿¡Donde demonios has estado todo este tiempo!?-

CONTINUARA…
 

Registrado
17 Abr 2011
Mensajes
0
un nuevo capítulo y este idiota igual metiendose en problemas de faldas pero bueno que se le hace, vamos a ver cuando comenzara la verdadera acción
 
Arriba Pie