Misión E Un invitado especial | Akamaru inuzuka

Let's play a fun game!
Registrado
9 Oct 2017
Mensajes
777
Ubicación
Paradise island~
Nombre de la Tarea: Un invitado especial (E)

La clase tiene un pequeño y muy especial invitado: una mascota. Se ha asignado a alguien o a un grupillo encargarse de cuidarle por todo un fin de semana, lo que se traduce a alimentarlo, entretenerle, protegerlo, etc. Ver las notas. Eso sí, el animalito debe regresar en buen estado a la Academia.

Objetivos:
-Velar por el bienestar de la mascota en todos los sentidos.

Datos Extras:
-Ustedes no lo saben pero la mascota es una invocación que puede hablar. Se les fue entregada a modo de prueba discreta y cualquier cosa malintencionada o un descuido importante, ella no dudará en contárselo a los sensei.
-Ustedes eligen qué tipo de animal es, tomando en cuenta que debe ser pequeño y terrestre.

Participantes: Akamaru inuzuka (@
Lian wolf 16 )
¿Te gustaría que uno de los dos sensei interviniese en ella?: Niet
 

Let's play a fun game!
Registrado
9 Oct 2017
Mensajes
777
Ubicación
Paradise island~
[Sábado]

—así que... La mascota de la clase es... — dijo Nishiki, observando a la criatura recién sacada de su jaula.

—un... Zorro... — respondió Akamaru, estirando sus manos para tomar al Zorro y sostenerlo en el aire frente a él. El vulpino era de un pelaje anaranjado sobre el lomo y blanco en el vientre y llevaba un pañuelo celeste amarrado al cuello. —es bastante mono a decir verdad—

En respuesta Nishiki emitió un bufido y se fue a acostar sobre la cama de Akamaru, cerrando sus ojos fingiendo dormir.
—como sea... —

—awww vamos, tu también eres bastante mono — el estudiante rió suavemente al ver la actitud de su compañero, así que aferrando al vulpino con una mano se sentó a un lado de su ninken, acariciando su cabeza suavemente a la par que hacía lo mismo con el zorro. —tenemos que cuidarlo un par de días, no puede ser tan difícil no? —


Horas después, el inuzuka descubrió que si era difícil cuidar a un zorro, ya que estos poseen unos altos niveles de energía y ya con las primeras horas de estar en el cuarto de Akamaru, ya se había aburrido y comenzando a mover frenéticamente por todos lados. Así que el ninja había decidido salir a dar un paseo para ayudarlo a liberar energía, lo que se tradujo en tener que perseguirlo por toda la escuela para no perderlo de vista hasta que finalmente lograron darle captura.
—ufff... Puff... No tenia idea.... De que... Ahhh... Los zorros eran tan... Energéticos— jadeaba Akamaru sosteniendo al Zorro cuidadosamente entre sus brazos, el cual parecía sonreírle de forma alegre.

—ahhh ahhh... Y que lo digas... Tengo sed ahora, volvemos al cuarto? Quizás tenga hambre eh.... No se como se llama —

—oh Claro, se llama Tai— respondió akamaru dandole ligeras caricias al vulpino. —y si, quizás tenga sed... Y hambre... Por suerte, puede comer lo mismo que tu, así que al menos con el tema alimenticio estamos preparados.—
Y así el dúo de inuzukas y Tai volvieron al cuarto.
Una vez ahí, Akamaru sirvió en dos platos una cantidad generosa de pienso dejando en medio un plato más hondo con agua. —provecho... — murmuró tras terminar, dejándose caer sobre la cama cerrando brevemente sus ojos.
Segundos después sintió un peso instalarse sobre su pecho, seguido del caer de algo en el mismo lugar.
—uh? — al abrir los ojos, pudo ver a Tai sentado en su abdomen, observadolo de forma alegre a la vez que con una pata movía una pelota pequeña de hule.

—hey! Eso es mio! — saltó Nishiko al ver de pronto al zorro con el juguete, así que tras subirse a la cama lo tomó entre sus dientes y se lo llevó al otro lado de la habitación, donde se puso a morderla lentamente, dejando al zorro "sin palabras".

Claramente Tai no se hizo de rogar y volvió a observar atentamente al estudiante, con la palabra "juguemos?" escrita en cada gesto.
—uff... Jaja ok Esta bien esta bien... Dejame buscar otra pelota... — murmuró Akamaru incorporándose, haciendo que Tai saltase al suelo junto a él.
Estirando su mano bajo la cama sacó de una caja una pelota de plástico, algo más pequeña que una de tenis pero igual de elástica que esta.
—esta te parece bien? — dijo mostrándole la esfera. Tai emitió un gemido de alegría, dando un par de rápidas vueltas alrededor de Akamaru a modo de respuesta. —jajaja ok, tomaré eso como un si, aquí va! — y así lanzó la pelota suavemente, alcanzado a rebotar una vez antes de que un haz anaranjado la atrapara rapidamente con su hocico y volviera a un lado del estudiante, depositando la bola a sus pies. —wow... Es rápido, no quieres jugar Nishiki? —

—no— fue la escueta respuesta del ninken, el cual seguía mordiendo y jugando con su bola en un rincón.

—okay entonces... — encogiendose de hombros tiro el brazo hacia atrás y lanzó la bola nuevamente, esta vez con más fuerza.

Y así durante un tiempo, akamaru lanzó bola tras bola hasta que la noche cayó sobre ellos...


________________
Bishamon Bishamon aún falta el domingo ^^
 

Let's play a fun game!
Registrado
9 Oct 2017
Mensajes
777
Ubicación
Paradise island~
[Domingo]

—mmmm.... — gruñó akamaru al oír aquellos gemidos, siendo acompañados de un tirón a sus sabanas y posteriormente una sensación de frio sobre su cuerpo, la cual terminó por despertarlo.
—uhg... — tallando sus ojos, se incorporó, viendo enseguida una bola de pelos naranja devolviéndole la mirada con su sabana entre los dientes. —mmmgggg.... Buenos días Tai... —

El zorro en respuesta movió su cola de un lado a otro, sin apartar la mirada del inuzuka.
—quieres jugar?...o comer?— preguntó mientras miraba la hora en un reloj de la pared. —son... Las 6 de la mañana... — gruñó akamaru, colocándose de pie.
Actualmente bestia su pijama, que consistía en una polera blanca que le quedaba algo grande y unos shorts sueltos.
Somnoliento como estaba, se dirigió hacia el baño con el zorro a la siga. Una vez ahí, junto agua entre sus manos y se lavó la cara, contemplando como su reflejo le devolvía la mirada con gotas de agua decorando su rostro.
Posteriormente y tras secarse, el estudiante salió del baño y fue hasta un cajón en su escritorio, del cual sacó una caja de comida para canes y unos juguetes para perros, colocándolos en el suelo frente al zorro. —bien Tai... Quieres... Ñam... Jugar? O comer? —

El zorro contempló ambas opciones durante unos segundos, decidiendose finalmente por la caja de alimento, la cual tocó con una de sus patas. —vale... Comida será — murmuró el estudiante , tomando la caja para luego servir una generosa porción en el plato destinado para el vulpino.
Rápidamente Tai se puso a comer de su plato de forma ansiosa, demostrando el hambre que tenía. —te traeré agua — dijo akamaru tomando el plato vacío de agua llendo hacia el baño, regresando con el plato lleno dejándolo a un lado del zorro quien seguía comiendo ansiosamente. —hombre... Debías estar hambriento eh? Lo lamento pequeño, pero usualmente Nishiki... — señaló al can que estaba durmiendo a los pies de la cama de Akamaru. —come conmigo más tarde — dijo dándole un par de suaves caricias en la cabeza a Tai, ganándose un tierno gemido por parte del zorro.
—jeje... Que tierno—

Una vez saciado su apetito, Tai se encaramo sobre akamaru el cual estaba sentado en su escritorio leyendo un libro sobre medicina básica. —uh? Pasa algo? — comentó al ver al vulpino sobre sus piernas.
En respuesta el zorro simplemente se acostó y giro sobre las piernas de akamaru, exponiendo su vientre blanco al menor. —eh... Quieres... Caricias en la panza? — dijo con una risita, llevando una de sus manos al vientre del vulpino para comenzar a acariciarlo suavemente, haciendo que Tai cerrase sus ojos y "sonriera" ligeramente. Logrando esto, el estudiante volvió a enfocarse en su libro, esperando la hora de poder ir a desayunar.


Tiempo más tarde el trío compuesto por akamaru, Nishiki y Tai, los cuales iban uno en cada hombro del inuzuka, llegaron hasta un parque con abundantes árboles donde se detuvieron para disfrutar el día.
—así que... Jugamos a algo? — propuso el varón a la vez que ambos animales se bajaban de sus hombros.

—a buscar la pelota! — exclamó nishiki moviendo su cola emocionado. Pese a su constante acto de "frío y serio" seguía siendo un cachorro cuando estaban ellos dos a solas.
Tai también movió un poco su cola, mostrando aprobación ante aquella idea.

—jajaja, está bien, a buscar la pelota será — sentenció sacando de su bolso una pelota roja, no más grande que una pelota de tenis. —listos o no... — agarrando con fuerza la esfera de hule, comenzó a hechar su brazo hacia atrás para luego tirarlo hacia adelante con todas sus fuerzas. —Aqui voy!!! — y enseguida ambos canes salieron disparados hacia la dirección de la pelota, en un haz de color naranja y negro.


Durante la tarde se mantuvieron jugando en aquel parque, hasta que llegó la hora de almuerzo, donde los tres comieron unas brochetas de carne de un local cercano y luego se dedicaron a recorrer la aldea, haciendo pausas para hidratar a los canes.

Finalmente al caer la noche, el trío volvió al cuarto del estudiante, portando todos una mueca agotada.
Sin perder tiempo akamaru se colocó su pijama e introdujo a la cama, solo que está vez metió a nishiki y Tai consigo, dejando a ambos canes descansando su cabeza en su pecho. —buenas... Ñam... Noches nishinki... Buenas noches Tai... — se despidió antes de caer dormido, con una mal sobre cada can...



[lunes]

Y así, el último día había llegado.

Akamaru se encontraba algo nervioso en la oficina de uno de sus sensei, con la jaula a un costado suyo y Tai sentado en el escritorio frente al profesor.
—así que... Algún problema con el cuidado de Tai? — preguntó el mayor observando al estudiante.

—ninguno sensei! — se apresuró en responder el menor. —me asegure de alimentarlo bien, darle agua, cuidarlo y jugar con el... Aunque... — rascando su cabeza el estudiante prosiguió con cierta vergüenza. —no contaba con que los zorros eran tan... Uh... Enérgicos... Pero creo que lo hice bien! —

El profesor asintió para luego mirar al zorro, el cual se volteó ligeramente para observar a akamaru desde el escritorio.
—es cierto — habló de pronto Tai. —pero el niño lo hizo bien, me divertí jugando con ambos—

—ahhh?!?! Puedes hablar?!! — exclamó Akamaru ante la súbita habla del vulpino.

—Asi es~, soy una invocación jeje— dijo el zorro sacando la lengua y guiñandole un ojo al muchacho de forma juguetona.

—era parte de una prueba Akamaru, para saber si eras capaz de cuidar a una mascota... —

—sensei... Soy un inuzuka, vivo con perros desde que tengo memoria —

—Ahem! S-si claro, pero los ninken son distintos a un animal doméstico común —

—bueno.... Entonces... Pasé la prueba? —



______________
Bishamon Bishamon todo listo. Me vi muchos videos sobre zorros para saber como se comportaban XD
 
Arriba Pie