+18 Original Fic Oneshot M/M Un Nuevo Contendiente

Wolf Darkfeeling

I'm not what you want, but I'm what you need

Registrado
18 Jul 2021
Mensajes
2
Offline
Bienvenido una vez más nwn vengo a publicar una de las primeras historias que hice para un amigo, y quería compartirla por acá. Por favor 🙏 si he cometido algún error o algo no se entiende, sentiros libre de criticar para poder mejorar.


Un Nuevo Contendiente

Desde los vestuarios se podía escuchar el bramar del publico ansioso por que empezara el combate, vitoreando el nombre de Smiling Demon el campeón indiscutido de los últimos años. Estaba sentado en unos de los bancos haciendo abdominales esperando que se le dirá la entrada a la jaula de combate, una especie de reptil totalmente rojo con el pelo negro alborotado y despeinado dejando dos cuernos blancos marfil saliendo de la parte de arriba de su cráneo con una leve curvatura hacia atrás dejando la punta a la altura del par de orejas más parecidas a alas de murciélago que tenía en su cabeza, recorriendo su bien formado cuerpo, fuerte, vigoroso y recubierto de sudor que resbalaba por las hendiduras de su marcados músculos, se podía ver en el pecho un tatuaje en forma de tribal que llevaba a su omoplato derecho a conjunto con otro tatuaje que lleva en su costado izquierdo, negro en contraste con su piel de rojiza ahora brillante por las gotas de sudor que resbalaban por su torso. Un short de color negro con líneas azules era lo único que cubría su miembro el cual se marcaba como un enorme bulto alargado y grueso solo dejando ver solo un poco de su oscuro vello púbico que ahora totalmente húmedo por su sobre esfuerzo, las abdominales llegaban una detrás de otra, sin parar, mientras que respiraba por la nariz soltando de vez en cuando suaves gruñidos casi como los de una gran bestia preparándose para salir hoy de cacería.- Tengo curiosidad de quien será el pobre desgraciado que saldrá al ring conmigo.- Declaro en voz alta entre jadeados y gruñidos del esfuerzo.



Termino de hacer sus repeticiones sentándose de nuevo en el banco, dejando que el sudor resbalara y callera contra el suelo en grandes gotas, su cuerpo soltaba un intenso vaho por el calor que ahora mismo desprendía mientras que el aire de los vestuarios estaba totalmente viciado por el intenso hedor a hombre que desprendía ahora mismo, aun así Zaphiroth inhalaba profundamente ese viciado aire embriagándose de ese olor tan fuerte que solo un macho podía exudar, su mano derecha agarraba su gran pene sacudiéndolo por encima del taparrabos mientras su característica sonrisa lleva de afilados dientes se dibujaba en su rostro, él amaba este tipo de combate, ya que traían el alma de un pobre desgraciado, ya fuera mortal o no para hacer una intensa pela en el ring el premio si ganaba el pobre ser que se enfrentaba a él era la libertad y poder hacer lo que quisiera con el sonriente demonio rojo cosa que no había pasado nunca en mucho tiempo, eso sí, si el demonio ganaba el alma en pena se volvería su putita toda la eternidad, aunque es cierto que no era tanto tiempo, solía acabar liberándolos antes por aburrimiento, era entretenido tener un esclavo para hacer con él lo que le dirá la gana pero, se volvía monótono y aburrido a la larga. Soltó un tosco suspiro por la nariz, nunca había sido desafiado por un luchador que pudiera complacerle como es debido, siempre se rendía antes de que se pudiera empezar, gimiendo y gritando como perras en celo cuando la cosa se ponía divertida.



-Y ahora lo que todos venían esperando, nuestro campeón favorito, salido de las simas del infierno, nuestro campeón, el número uno...- Esa era su señal de su salida, así que se levantado y se dirigió a la puerta de entrada, quedándose parado en la puerta esperando a que su nombre fuera dicho, dio unos saltos leves de arriba abajo mientras que movía su cuello y brazos en círculos para aunque no le hiciera falta calentar un poco más para el eventito de esta noche.- Bueno, llego el momento de lucirte de nuevo.- Se dijo a si mismo cuando el comentarista grito su nombre, saliendo por la puerta de los vestuarios hasta la pasarela que llevaba al ring, una grandes enorme donde había criaturas, seres infernales donde alcazaba la vista vitoreando a Zaphiroth al ritmo de la canción Highway to Hell de AC/DC para darle la bienvenida a su campeón. El reptil rojo a la luz de los fulgurantes focos saludaba a su público mientras se dirigía al ring haciendo que sus escamas impregnadas de sudor se mostraran mucho más brillantes y llamativas.



Cuando nuestro sonriente demonio llego al cuadrilátero de lona blanca, con cuatro cuerdas amarradas a un poste de color negro. Zaphiroth se subía al poste inferior derecho apoyando en la cuerdas más baja con los pies para empezar a acercarse una de las garras a sus oídos y haciendo aspavientos con la mano indicando a su público que subieran la voz mientras una sonrisa maliciosa estaba dibujada en su rostro, a la vez que poco a poco la jaula ya estaba bajando, dio un pequeño salto de las cuerdas a la lona de nuevo haciendo que esta temblara por su peso se giró hacia el poste opuesto, el superior izquierdo para ver a su rival aunque algo le sorprendió.

Por lo general solía haber dos clases de criaturas en estos ring, o demonios gallitos que daban espectáculo, pero venían a ser sometidos por el demonio rojo o pobres almas que lloraban y suplicaban clemencia, pero estaba vez era algo extraño, Zaphiroth pudo ver sentado en la lona un dragón. Su pecho era de un color rojo apagado a diferencia del sonriente demonio, que cubría toda la parte delantera de su pecho, llegando ese apagado rojo por debajo de su cola hasta la punta, la cual estaba apoyada en el suelo y no se movía ni un ápice, su mandíbula inferior también era de color rojo hasta su cuello juntándose con su pecho mientras que de mandíbula superior para arriba era de color negro azabache, su hocico puntiagudo dejaba ver como sus escamas laminadas se extendía por la parte de arriba de su rostro hasta que a mitad de la cabeza se separaban de su cuerpo haciendo como grandes espinas redondeadas bajando por su columna vertebral hasta la parte de delantera de su cola la cual las volvía a aplanar, su cuerpo no es que fuera muy entrenado pero era más o menos como el del de demonio solo que de complexión algo más atlética en vez de con los hombros tan anchos, parecía que tenían incluso la misma altura.



Sus costados y brazos eran también del oscuro color de su cabeza con unas grandes garras amenazantes decoradas por unas grandes uñas marfil a conjunto con un par de cuernos que salían de su cabeza hacia atrás más grandes de los del demonio rojo lisos y que incluso sobresalían de su cabeza haciendo una ligera curvatura hacia abajo, las grandes alas que decoraban sus espalda negras y de membrana gris estaban atadas y amarradas para que evitara salir volando, un método preventivo para que no pudiera huir. Su pecho estaba lleno de cicatrices y cortes, por todo su tórax incluso en su corazón parecía tener una especie de cicatriz de marca pasos, por muchas partes de su pecho, brazos y piernas parecía que tenía escamas rotas, cortes, golpes de todo tipo, podría parecer un guerrero ya curtido o alguien que había sido brutalmente torturado, en sus labios tenía un cigarrillo de liar del cual inhalaba de vez en cuando dejando que la tenue brasa del tabaco iluminara su rostro para después dejar salir el humo por la comisura de sus labios, sus ojos de color ámbar estaban, apagados, vacíos como los de un cadáver sin alma ya.

-Que pasa ¿Te comió la lengua el gato lagartija? No tienes algunas palabras para nuestro público, putita. - Dijo el demonio rojo a su adversario con arrogancia en la voz la verdad es que era raro ver a alguien como ese dragón por estos lares, después de mucho tiempo Zaphiroth tenía esperanzas de pasarlo bien en el ring. El con dos dedos el índice y el pulgar agarro el cigarro, abriendo la boca para soltar todo el humo condesado en sus pulmones, sacando un poco la lengua para acto seguro apagarlo este en ella, tirándolo acto después fuera del ring.- Envidio tu libertad diablillo, por disfrutar de estos combates de forma genuina con fanfarrones y almas desgraciadas que no tienen oportunidad de salir, si en verdad es que si ganándote me da la oportunidad de escapar, puede que estuviera entusiasmado pero da igual el resultado, después de esto yo volveré a mi celda y tu tendrás tu premio vacío.- El demonio miro con duda al joven dragón, "¿Qué coño le pasa a este pavo?" ya que no vio a alguien tan desencantado nunca, el dragón se incorporó mientras el demonio lo miraba aun con duda, podía ver como unos short de color verde oscuro con líneas negras decoraban su entre pierna dejando un gran bulto que no tenía nada que envidiar al joven demonio su anchura era de 8 cm al menos, con una larga marca que recorría la parte izquierda de su cintura de unos 20 cm de largo parecía que estaba ya empalmado.

El dragón dio dos grandes pasos, se quedó enfrente del demonio, mirándolo a él con esos ojos vacíos sin casi expresividad directamente. - Entonces que va a pasar lagartija, vas a poner el culo y dejarte follar para que seas mi putita por un tiempo, ya que todo es inútil. - Una carcajada salió de la boca de Zaphiroth mientras sostenía la mira del dragón desafiante esperando que este contestara a su desafío mientras que el rostro de este se dibujaba una media sonrisa. El olor de ambos se mezclaba viciando el aire de su alrededor con un hediendo aroma a sudor masculino, este hedor se colaba por la nariz de ambos participantes sintiendo ese aroma acre e intenso a sudor. El dragón arrugaba la nariz cuando sentía ese intenso olor no pudiendo evitar aclararse la garganta cuando este llegaba hasta ella dejando un sabor amargo en su boca, su bulto comenzaba a saltar debajo del short poniéndose algo duro y gordo. Por su parte en el tela que cubría el miembro del demonio se empezaba a marcar un bulto mostrando que su miembro empezaba a estar también algo erecto, su lengua humedeció su labios, ese intenso olor que salía del dragón mezclándose con suyo colándose e impregnando su garganta dejando un sabor agrio.- No, lo siento pero mi orgullo no me deja poner el culo sin más, saco de pus.- Dijo el dragón mientras se aclaraba la garganta para que sin previo aviso lanzar un fuerte golpe llegara a la boca del estómago del demonio, un buen derechazo pillo por sorpresa a Zaphiroth cortando unos instantes su respiración haciendo que su torso se curvara un poco hacia delante, para que acto después un uppercut intentara impactar en la mandíbula inferior del demonio la cual consiguió esquivar echando su cuerpo hacia atrás.



El demonio gruño cuando sintió el golpe del dragón cuadrándose levantado la guardia, una media sonrisa se dibujaba en el rostro del dragón lanzándose de nuevo por el demonio propinando dos derechazos a su costados para volver a doblarlo de nuevo, Zaphiroth esquivo de nuevo fintando por la izquierda del dragón para acto después propinarle un sucesión de golpes contra su abdomen el cual este endureció para absorber el impacto, la respiración de este se cortó por unos instantes mientras sin pesarlo mucho saco sus garras con dos rápidos movimientos rasgar el estómago del demonio, aunque este con volvió a fintar dando un salto hacia atrás para conseguir salir de su alcance, aunque ese movimiento fue suficiente para que consiguiera rasgar los short del demonio rojo dejando solo una prenda rota e inservible la cual se desprendía poco a poco del cuerpo del demonio dejando libre su erecto miembro, un pene de aproximadamente 20 o 22 cm con un grosor de 6 el cual palpitaba con cierta intensidad mientras que unas prominentes venas se marcaban en lo largo de su tronco y un glande negro azabache descubierto , aun así Zaphiroth parece que no se dio cuenta lanzándose de nuevo por del dragón propinándole un derechazo contra su rostro, el reptil levantaba su guardia para que sus brazos absorbieran el golpe, para después soltar de nuevo un golpe contra el costado izquierdo del demonio, este lo recibió sintiendo como el fuerte impacto le doblaba para ese lado soltando un suave quejido por sus labios, el dragón volvió a lanzar un uppercut contra su mandíbula pero el demonio fue más rápido volviendo a lanzar un sucesión de puñetazos contra el abdomen del reptil haciendo que este quedara sin respiración por unos momentos, en ese momento el demonio sonrió agarrando la goma del short del dragón para conseguir quitárselo y bajarlo, dejando libre su pene un miembro totalmente rojo con el glande morado, el cual se podían ver venas prominentes de este mismo color que recorrían todo el tronco con una anchura de 6 cm y unos 20 de largo, el prepucio cubría parte del glande el cual ya soltaba finos hilos de pre semen.

Un derechazo en las costillas del dragón haciendo que este se doblara soltando un fuerte gruñido por el súbito impacto, para que acto después el demonio fintara por la derecha del dragón poniéndose a su espalda poniendo su brazo derecho contra su garganta cerrando el candado con su otro brazo para hacerle una mata leones, el miembro erecto ya del demonio se frotaba contras el culo del dragón, que se quedó entre ambas nalgas del reptil haciendo presión en su ano queriendo entrar.- ¡Maldita puta, ahora te voy a hacer que supliques por mi polla y gimas como la pedazo perra que eres!- Dijo el demonio sin duda ya totalmente metido en la pelea preparado para cobrarse de nuevo otra víctima, la respiración de dragón comenzaba a acelerarse y el aire le empezaba a faltar mientras que sus ojos se comenzaba a enrojecer por la falta de oxígeno, mientras que el demonio con un intenso empujón consiguió meter el glande sintiendo el ano apretado y cálido del dragón envolviendo un suave jadeo salió de la boca del Zaphiroth sintiendo el calor de su aliento sobre el rostro del dragón mientras que dio un fuerte movimiento de pelvis haciendo que toda la extensión de su miembro entrara dentro del reptil. Un gruñido salió de boca del dragón mientras sentía la extensiones del miembro del demonio como palpitaba, caliente, mientras que las embestidas llegaron sin previo aviso notando como el miembro del demonio machaba la próstata del reptil.- ¡Joder que buen culo tienes pedazo de puta!- Dijo el demonio entre jadeos mientras que el dragón intentaba zafarse de su presa.- Eres... un desgraciado...- Replicó el dragón mientras que el aire se acaba de sus pulmones poco a poco intentado aguantar también los gemidos por el placer a que estaba siendo sometido mientras que el pene de este ya totalmente duro comenzaba a echar finos hilos de presemen espeso.

El dragón no pudo evitar disfrutar del momento del calor intenso del cuerpo del demonio y el sudor caliente de este rozando su espalda mientras, no solo le asfixiaba con sus fuertes brazos sino con el olor que salía de él, masculino y fuerte, mientras que de ambos un intenso vaho comenzaba a salir sus cuerpos por el esfuerzo actual sintiendo los golpes secos que daba contras sus nalgas con la pelvis, chocando las bolas de ambos rítmicamente haciendo esos excitantes ruidos de palmas, pero aun así el dragón se negaba a gemir, empezó a revolverse de la presa mientras que daba codazos directos a la costillas del demonio para que este de soltar mientras que su cola se posicionaba en el cuello del demonio para atarse fuertemente contra su gaznate tirándole hacia detrás para poder soltarse, después de un rato de forcejeo el demonio tubo que soltar al joven dragón no aguantando los golpes dando la oportunidad de este de agarrarle del brazo y poniendo la zancadilla tirarle contra el suelo, sin perder tiempo agarraba su cintura para que el culo de este quedara levantado dejando el pene de este erecto, húmedo goteando de pre semen la lona. En esa posición el dragón piso con sus patas derechas la cabeza del Zaphiroth sintiendo las garras afiladas de este contra su tez y viendo desde esa posición como le pisa solo con la parte delantera como las patas de un animal. Pudo oler el intenso olor que emanaba de su pata cayendo sudor de esta en la boca pudiendo degustar el salado e intenso sabor acre, es en ese momento cuando sintió como su ano era llenado por un trozo de carne cálido palpitante, la pelvis den dragón comenzó a golpear fuertemente las nalgas del demonio, un gruñido salió de su hocico mirando con los ojos enrojecidos mientras ensañaba los dietes al dragón mientras que no podía evitar sentir como el pene de este machaba su próstata sin compasión el pene de Zaphiroth palpitaba y saltaba echando más presemen de lo normal mientras se su mente se nublaba poco a poco inversa en el placer del momento aunque su orgullo no le dejaba darle el gusto al dragón de oírle gemir.- ¡Maldita perra!... Voy a masacrarte...- Dijo el demonio entre jadeos con la respiración agitada totalmente. - ¡Cállate de una puta vez!¡Estamos luchando o teniendo una conversación desgraciado! - Dijo el dragón entre gruñidos por como sentía el ano suave y carnoso de Zaphiroth apretando la anchura del pene de este. Moviendo su cola el demonio agarraba la pata izquierda del reptil por el tobillo para con un fuerte tirón desequilibrarlo y tirarlo contra el suelo, el golpe dejo al dragón aturdido unos segundos dándola la oportunidad al demonio de lanzarse contra el echando su cuerpo boca abajo encima y abrazando su cabeza con uno de sus brazos dejando está metida en su axila mientras que con la garra restante agarraba con fuerza el pene del dragón comenzando a masturbarlo rápidamente haciendo que su prepucio dejaba descubierto su glande una y otra vez, llenándose la garra de fluidos pre seminales que cubrían el miembro.

El olor penetrante, acido, que salía de la axila del demonio era demasiado la boca del dragón se abría dejando que un notable vaho saliera de sus fauces mientras intentaba aclarase la garganta, el aroma era intenso, excitante haciendo que su pene comenzara a tener fuertes contracciones en la garra del demonio, miro a este desafiante con los ojos rasgados como los de un animal de presa mientras que el demonio sonreía con malicia. - ¡Parece que te gusta lagartija! Que ganas de tener atado en mi cama como una animal con el culo lleno siempre de mi semen, serás un gran contenedor de mi esperma perra, ahora dejada de resistirte y acepta tu destino.- EL dragón puso los ojos en blanco ante la afirmación del demonio cansado de que no se callara ni por un momento.- ¡Te quieres callar de una puta vez!- Replico el dragón empezando con el brazo que podía mover a darle golpes intensos en la cara del demonio para que este lo acabara soltando, pero en este momento el demonio aguantaba la presa dejando pocas opciones al reptil. Pocas opciones le quedaban al dragón pareciendo que el demonio conseguirá dejarle K.O de una vez, su cola se retorcía, pero el demonio enrosco la suya contra la del dragón para que no pudiera moverla, ya era suyo podía degustar esa ansiada victoria, pero el dragón con un último esfuerzo dio un golpe seco en las costillas del demonio lo suficiente para que este se resintiera aflojando así el candado dando tiempo al dragón para poder forcejear con él, lanzando a un lado del ring boca arriba mientras que el tomo unos segundos para poder recuperarse. Sin perder tiempo se lanzó con fuerza contra el demonio agarrándolo de los tobillos levantándole las patas para dejar expuesto su ano dilatado, húmedo por la anterior penetración, su cola se ató a sus muñecas dejándolas atadas la una contra la otra por encima de su cabeza y sin meditarlo mucho su pene se clavó contra el ano del demonio el cual se le apago su maliciosa sonrisa tornando de nuevo esa mirada iracunda, arrugando la nariz en un profundo gruñido.

El pene del dragón se volvía a clavar con fuerza en lo más profundo del ano de Zaphiroth haciendo que el reptil le clavara sus ojos ámbar intensos y rasgados con una expresión de vehemencia por cómo estaba a punto de dejarle repleto al joven demonio de su semilla comenzando a embestir de nuevo con ritmo, fluidez escuchando esos sexuales sonidos húmedos por como las embestidas del dragón llegaban ininterrumpidas, Zaphiroth podía sentir las contracciones y palpitaciones del miembro de su rival, teniendo que aguantar prácticamente la respiración para evitar gemir mientras que su cuerpo se retorcía y su espalda se arqueaba para intentar librarse aunque sumido en placer del momento. Se veía encerrado no podía moverse bien, como machaba su próstata continuamente no ayudaba a que su cuerpo respondiera como él quería "joder" pensó. "Me está ganando este puto reptil me cago en mi vida eso no puedo pasar" replicaba en su cabeza, aunque sin duda lo que también disfrutaba era el momento el dragón lo estaba dando todo y estaba siendo un rival más que digno, pero no se iba a dejar dominar por una sabandija como esa. El demonio soltó un último suspiro sintiendo las fuertes palpitaciones que tenía su ano acompasadas con el miembro del dragón indicando que ya sería el momento, con un último alarde de fuerza consiguió librar una pierna del agarra del reptil propinándole una fuerte patada en la cara haciendo que este callera de rodillas en el suelo, bastante aturdido por el fuerte golpe, entre leve temblores el demonio se levantada su pene estaba chorreante y duro con prominentes venas marcadas en todo el tronco indicando que estaba a punto de eyacular y sabia claramente donde hacerlo. Con su cola ataba el cuello del dragón empezando a estrangularlo de nuevo separaba su piernas y agarro fuerte la cola de este pisándolo la cabeza del reptil con su pata derecha como había hecho este antes con el dando una potente embestida en su también ya dilatado ano que se contraía hacia afuera con las fuertes embestidas el demonio, el dragón no pudo aguantar más y gritos intensos de placer salieron de su boca mientras el demonio golpeaba su pelvis haciendo que los ruidos húmedos y golpes se mezclaran cada vez intensos. Las bolas del dragón y el demonio chocaban empapadas ambas en sudor cada más rápido e intenso, el dragón mordía su lengua con fuerza mientras su respiración era cada vez más agitada por la falta de aire, y la brutal penetración que estaba sufriendo, el hedor de las patas de Zaphiroth era lo único que podía captar su nariz mientras que sus cuerpos no paraban de echar un intenso vaho los muscos de ambos se tensaron mientras que con un fuerte gruñido mezclado como si de dos animales reproduciéndose de tratase acabo con una fuerte embestida dejando clavado todo el pene de Zaphiroth en el ano del dragón dejando una gran corrida, el esperma se resbalaba por donde podía del ano del reptil, caliente y espeso chorreando desde su ano hasta sus bolas y por ultimo a la lona mientras este humeaba.

El demonio soltó un último suspiro mirando si el dragón se había corrido con él para que se mostrara el colofón de ese combate en el cual había salido victorioso pero orgulloso hasta el final el dragón no había llegado a culminar su miembro saltaba contra su abdomen con fuerza dejando las venas prominentemente marcadas por todo el tronco mientras este miraba de reojo al demonio con una clara fatiga y con de nuevo esa mirada vacía, aun así el demonio sonrió satisfecho no solo por haber marcado al dragón como suyo si no por la excitante palea pero cuando fue a mofarse del reptil sintió como una voz siseante, fría, distorsionada como si de un oscuro cantico pagano se tratara le adormilaba sus músculos se relajaron, intentado luchar contra esa extraña voz intento retener ese sueño tan primario que estaba teniendo dio dos pasos hacia atrás saliendo del ano del dragón dejando que todo el esperma saliera de el en gran cantidad poniendo perdido no solo sus nalgas sino también su muslos. Cuando Zaphiroth se quiso dar cuenta estaba desplomado en la lona no escuchaba al público solo unos grandes pasos acercándose al ring mientras que la celda de este se levanta de nuevo en el aire. - ¿Y por esto has venido aquí pedazo de carne repugnante? Me fastidia mucho que te escapes y contraríes cuando te da la gana asqueroso pedazo de pus, la próxima vez que vengas a este deplorable circo que llaman infierno créeme cuando te digo que te are mi nuevo felpudo de entrada a mi fortaleza, asqueroso mortal.- Dijo esa sombría voz mientras que el dragón se levantaba de la lona totalmente agotado hincando al poco la rodilla y bajando la cabeza.- Lo siento mi señor, pero estaba cansado de su retorcidos divertimentos también me gusta lo mundano, lamento haber escapado pero pensaba que después de la última alma me lo había ganado.- Replico el reptil con una voz algo temblorosa pero firme al dirigirse a lo que parecía su dueño.- Recibirás un castigo por esto, y estaba vez me pondré creativo con ello, ahora larguémonos de este infecto lugar me da nauseas que me comparas con estas simples criaturas estúpidas.- Dijo esa extraña y retorcida voz mientras que el dragón solo asintió y se acercaba a las crueldad del ring.

Zaphiroth callo por fin dormido no pudiendo ver a donde había ido el dragón y esa... cosa, al poco despertó de golpe como si hubiera tenido una pesadilla despertando de un salto y poniéndose de pie en el cuadrilátero miro a su alrededor pero no había nadie en el lugar, solo él, su agitada respiración y un silencio sepulcral, bajo del cuadrilátero aun confuso y adormilado para ir a las duchas de los vestuarios, reflexionando, quien eran esos tipo, a que se refería el dragón ser prisionero, y donde se habían metido.


* * *¿FIN? * * *
 
Arriba Pie