+18 Colección Un Tiempo de Compañía

Les encanta las historias de shipping con temática de Lemon

  • Si, me encanta que cada shipping tenga su propia historia

    Votos: 44 93.6%
  • No, prefiero solo un shipping en especifico

    Votos: 3 6.4%

  • Total de votantes
    47

¡He regresado para una nueva ronda en el foro!
Registrado
18 May 2016
Mensajes
1,927
Ubicación
Perú
Bien gente aquí les traigo el segundo shipping del fic, el KalosKingShipping que se basa en Ash x Aria, les informo a los lectores que tendrá una dinámica diferente en la historia para ser franco me base en la historia de un compañero escritor llamado Taisei Ayasaki de su fic "Todo comenzó como un rumor". Algunos ya habrá escuchado o lo habrán leído, el autor me dio permiso de hacerlo igual a su historia aunque tendrá mis toques mágicos de mi fic, espero que lo disfruten comencemos.

Capitulo 4: Kaloskingshipping (Parte 1)

- Vamos Aria debemos escapar de los periodistas - Dije corriendo mientras tomaba su brazo mientras ambos eramos perseguido por los medios de comunicación.

- Ash, no puedes corre un poco más despacio - Dijo la joven de cabellera roja siendo jalada por el chico de cabello oscuro.

Se que muchos se preguntaran como fue que Aria y yo terminamos de esta manera tan inusual siendo perseguidos por los periodistas, bien les contare como comenzó este lió tan problemático.


Hace un año yo viaje en la región de Kalos para participar en la liga regional, tuve grandes aventuras junto con mis compañeros Clemont, Bonnie y Serena, en eso tiempo tuvimos grandes momentos en especial con Serena que empece a sentir algo especial, logre reunir las ochos medallas para participar en donde hubo momentos de tensión en cada combate pero con mucho esfuerzo de mis pokémon logre llegar hasta la final donde me enfrentaba contra Alan, la batalla fue muy difícil pero gracias al poder de Greninja logramos ganar al poderoso Charizard X. Fue así como me corone campeón de la liga Kalos todos mis amigos me felicitaron por el triunfo, tiempo después Clemont y Bonnie se despidieron diciendo que debían hacerse cargo del gimnasio de cuidad Lumiose, Serena decidió ir a la región de Hoenn ahora que se inspiro en participar en los concursos pokémon, la despedida fue triste pero le desee lo mejor así fue como me quede junto a mis pokémon defendiendo mi puesto como campeón, eso fue el inicio de que mi vida cambiara.

Ahora me encontraba recorriendo la cuidad Lumiose junto con Pikachu luego de tener al fin tiempo libre, mi puesto fue algo agotador pero al fin a cabo es mi sueño. Me convertí en una inspiración para los jóvenes entrenadores de la región y a la vez en una celebridad en especial por las chicas que a cada rato recibía varias cartas la mayoría era de amor, ese fue el caso en que vivía.

- ¡¡Miren!! Es el campeón Ash.

- Oh no, vayámonos Pikachu.

También olvide mencionar que al ser una parte importante en la región, los medios de comunicación como periodistas, paparazis, reporteros, etc. Esta parte de mi vida fue complicado, ya no podía salir tranquilo por la calle sin llamar la atención de los medios, ahora me encontraba corriendo o mejor dicho huyendo de las cámaras y teléfonos preparados para grabar o hacer unas fotos bueno para ellos eran normal por su oficio para mi era incomodo no encontrar un momento de tranquilidad.

Logre escapar de ellos escondiéndome en un callejón en el norte de la cuidad, en eso verifique que no había peligro en el área, al ver que no estaban suspire aliviado.

- Bien Pikachu, al parecer ya se han ido - Dije quitando el sudor de mi frente por el cansancio de correr.

- Pika pi - Dijo mi compañero.

- Tienes razón amigo, es el precio de la fama - Reí un poco por lo dicho mientras comenzaba a salir del callejón junto con mi compañero - Bien no hay moros por la costa, vayámonos Pika...

Al pisar la calle el despistado entrenador choco con alguien que llevaba lentes oscuros, ambos cayeron por el choque mientras Pikachu observaba la escena.

- Auch... lo siento mucho no vi que estabas pasando - Se disculpo con la persona que había caído junto con él, en eso observa los lentes en el suelo en donde los recogió de manera amable para cuando iba a entregárselo se llevo una gran sorpresa a ver de quien se trataba.

- No te preocupes estoy bien - Dijo de manera amable, en eso ver sus lentes en la mano de aquella persona pensando que le estaba dando - Ah, gracias por regresar mis lent... ¡¿Ash?!


- Ari...- Cuando iba a mencionar su nombre, ella se acerca a mi tapándome la boca y en eso la noto nerviosa.

- Ash guarda silencio, por favor - Me suplico ella, en eso entendí su situación era igual a mi tenia dificultad con los medios por ser la famosa reina de Kalos, cuando iba a decir algo una voz o mejor dicho grito, nos alerto de lo que ocurría aunque fue demasiado tarde.

- Miren ¡¡Es la famosa reina de Kalos Aria!!

- Además esta junto con el campeón Ash Ketchum.

Eran las voces de los medios que trataba de escapar pero ahora había incluido a Aria por mi culpa mientras más gente aparecía en el lugar al oír tan noticia.

Sabiendo que las cosas empeorarían tome la mano de Aria y corrimos tratando de escapar de ellos mientras Píkachu iba a nuestra lado, así fue como comenzó nuestro pequeño problema.

Había pasado diez minutos desde lo ocurrido con la gente que nos seguía.

- Ash...ya no puedo seguir corriendo estoy cansada además que me duele el brazo por tu agarre - Dijo la joven de cabello rojo cansada por la maratón que estaba haciendo.

Sabia que no podíamos seguir corriendo por más tiempo en eso se me ocurrió una gran idea para escapar de este problema.

- Pikachu usa rayo al suelo.

- Pika ¡¡Chuuuuu!!

En eso el ataque eléctrico provoco un gran polvo que detuvo el paso de la gente.

- Muy bien es nuestra oportunidad de escapar - Dicho esto ambos corrieron a esconderse en algún lugar seguro fuera de la vista de sus seguidores.

- ¿Dónde se habrán metido? - Pregunto al perder de vista a ambos.

- Se habrá marchado cuando provocaron el polvo - Dijo otro sacando la conclusión.

- Sera para la próxima, ahora hemos sacado una fantástica primicia - Luego de eso la gente de la farándula se marcharon del lugar.

- Bien se han ido, no hay gente Aria - Dijo Ash que sacaba la cabeza viendo lo sucedido.

- Menos mal... seria demasiado los problemas con mi presencia - Dijo aliviada mientras respiraba agitada por la caminata.

- Aria perdona por los problemas causados, no quería incluirte en este asunto.

- No te preocupes Ash, se muy bien tu problema por tu puesto de campeón pero... ¿Qué hacías en la calle sabiendo que había gente de los medios? - Pregunto curiosa la chica.

- Estaba tomando un descanso por mi tiempo libre - Respondió la causa de haber salido - Tú también estabas en lo mismo ¿Verdad?

- Estas en lo correcto.

- Ahora que se fueron sera mejor irnos de aquí.

- Espera un momento Ash debes ocultar tu identidad sino volverán otra vez - Le recomendó.

- Tienes razón aunque me molesta disfrazarme pero no hay opción - Ash acepto la propuesta de la reina de Kalos.

En eso Aria saco de su bolso otro par de lentes mientras lo transformaba a su modo quitando la gorra y también la camisa quedando con su polo negro pero no se quejo sabiendo de las habilidades de la chica en el ámbito del disfraz, al termina Ash estaba cambiado que parecía otra persona.

- Ya estas listo Ash - Dijo la carismática chica al acabar su obra de arte.

- ¿Enserio? No veo mucho la diferencia - Dijo no muy seguro de su cambio.

- No te preocupes la gente no te reconocerá - Ash decidió confiar en Aria, sabia que no mentía.

- Esto... gracias por todo Aria - Dijo agradecido el joven entrenador.

- ¡¡Ah!! Sobre eso...Ash cuando halla gente debes llamarme Ariana no quiero atraer la atención de la gente por eso también oculto mi nombre - Aria le explicaba su situación como reina de Kalos.

- Vaya incluso debes cambiar tu nombre, es un poco molesto...pues tu nombre es bonito tl como esta - Ash se le notaba un poco incomodo, ser alguien que se oculte por su puesto.

- Ah... gracias por el halago Ash, ahora que sabes sobre mi situación ¿Como debería llamarte cuando estemos con la gente? - La chica mostraba un pequeño rubor por la manera que opino sobre su nombre.

- Solo no digas mi nombre cuando estemos en público - Dijo de manera sencilla su situación mientras la hermosa artista lo entendía a la perfección.

- Sera mejor salir de aquí con mucho cuidado- Dijo Aria luego de acabar la conversación.

- Tienes razón debo volver al lugar donde me hospedo.

- Pika - Dijo de la firma forma el roedor eléctrico mientras Aria sonreía por la gracia y ternura del pokémon.

Ambos jóvenes junto con Pikachu fueron caminando con mucha cautela para no ser reconocido, había llegado a centro de la cuidad en donde encontraron varios puestos de comercio de ventas y utilidades para entrenadores.

- Aria no debiste ir conmigo, no quiero causarte problemas - Ash se mostraba preocupado por ella se había ofrecido ir con él hasta llegar al lugar correspondiendo como un favor por la ayuda de antes.

- No te preocupes quiero devolverte la ayuda que me hiciste - Respondió de manera alegré mientras seguían en su camino, Ash se dio cuenta de la hermosa sonrisa que poseía y se sintió aliviado.

Cuando las cosas estaban tranquilas para el grupo, en una de las tiendas cercanas se decía información de algo sorprendente por medio de la televisión en donde por curiosidad fueron a ver de que se trataba.

- Tenemos información reciente que nos fueron informados hace apenas unos minutos, se trata nada más ni nada menos de un romance en secreto entre el campeón Ash Ketchum y la famosa reina Aria, acá les dejamos con los datos - Dijo la reportera mostrando ante la pantalla lo ocurrido de hace rato dejando anonadados tanto al azabache como a la pelirroja mientras en el título decía "El amor oculto de los famosos de Kalos".

- No puede ser cierto - Dije inquieto por lo que estaba ocurriendo y no decir de Aria que estaba asombrada por lo ocurrido.

- Eso es toda la información que tenemos luego de que ambos se fueran de lugar pero con esto nos deja una muestra que sea cierto ese romance, les informaremos todo al respecto no olviden verlo en este canal los detalles de los famosos de Kalos, nos vemos - Dicho esto se termino la noticia dando paso a otro programa.

- Rayos ahora no podre regresar en el hotel de seguro me estarán esperando la prensa, ah... y yo solo buscaba un lugar para descansar por unos días, lamento todo el problema Aria - Ahora en entrenador no sabia que haría con este gran problema que se habían metido.

- No te preocupes Ash se que no fue apropósito lo que ha ocurrido - Dijo de manera amable pero a la vez preocupada, en eso tuvo una idea para el azabache - Ash si quieres puedes quedarte en mi casa, digo...ahora no tienes un lugar para dormir.

- Tienes razón pero no quiero incomodarte en tu casa.

- No hay problema con eso además que es grande para varias personas - Respondió Aria sin tener problema aquello que el entrenador y su pokémon descansen por una noche.

Luego de aclarar las cosas y por la sugerencia de Aria, acepto su amable oferta ahora ambos iban en un taxi que hacían servicio en la cuidad.

- Dígame ¿Adonde los llevo? - Pregunto amable el chófer mientras manejaba.

- Necesito que nos lleve por la ruta 5, por favor - Dijo "Ariana" dando la dirección del lugar.

- De acuerdo señorita.

- (Vaya lió he metido a Aria aunque es muy amable en ayudarme, ahora que lo pienso debí haberla conocido más luego de aquel baile... vaya descuido mio nunca imagine que se disfrazaba de Ariana, si que era muy despistado en ese tiempo ahora comprendo porque siempre el equipo Rocket me engañaba con sus disfraces cada vez que querían robar a Pikachu).

Luego de aquel viaje en taxi habían llegado a su destino, Ash se ofreció en pagar el viaje de manera cortés mientras el chófer se despedía con una sonrisa. Ash observo que la casa de Aria era muy grande dejándolo impresionado ni hablar de Pikachu.

- Vaya Aria esta es tu casa.

- En realidad es unas de mis casa que tengo alrededor de cada región cuando hago viajes para las presentaciones - Dijo explicando la ventaja de ser reina mientras sacaba la llave para abrir la puerta - Bien pueden pasar chicos.

Entonces el grupo entro en dicha vivienda que adentro se veía elegante y hermosa con decoraciones todo digno de una reina de Kalos.

- Es impresionante tu casa ¿Quien hizo la decoración? - Pregunto asombrado el azabache.

- Bueno...en realidad esta casa estaba en venta por su antigüedad y fue fácil comprarla además que yo misma con la ayuda de mis pokémon hicimos la decoración de esta casa, pues no me gustaba mucho que lo hiciera otra persona - Explico apenada en contar estas cosas al entrenador de Kanto, pues sentía que el chico pensada que no se comportada como una reina.

- Es admirable que lo hicieras por tu cuenta Aria, ya que a mi también me encanta hacerlo a mi modo - Dijo Ash con una sonrisa por lo genial que era en hacerlo por su cuenta.

La chica al escucharlo se sintió maravillada de encontrar a una persona que la comprendiera y no solo lo dijera por su fama por primera vez podría ser ella misma sin estar disfrazada como Ariana, en eso ella escucho los gruñidos que eran proveniente tanto del chico como su pokémon que se sentía avergonzados por no haber comido en toda la tarde, aquella escena le pareció muy tierno.

- Bueno seguro deben tener hambre luego de tanto correr este día, les puedo dar algo de comer - Dijo la joven artista con su característica sonrisa acompañado de un guiño en el ojo mientras veía como ambos invitados estaban felices por la invitación.


En eso la dulce chica preparo una deliciosa comida mientras Ash y Pikachu probaban lo delicioso que estaba todo lucia tranquilo luego del problema generado, dejando un momento de paz tanto para el campeón como a la reina.

Aria luego de acabar de comer se dio cuenta que su cuerpo estaba sudoroso producto de la corrida que había hecho esta tarde así que decidió bañarse para dormir limpia y presentable mañana.

- Chicos si me disculpan me retiro, disfruten de la comida luego vuelvo.

- No te preocupes Aria, estaremos bien y gracias por la comida, estuvo delicioso sabes cocinar muy bien - Dijo de manera amable el azabache mientras Aria se retiraba del lugar.

Luego de dejar a los chicos comiendo, Aria fue directo baño principal para tomar una baño al llegar a la puerta le puso cerrojo mientras empezaba a desvestirse por completo, mostrando el motivo por el cual era la reina de Kalos no solo en grandes presentaciones sino también en la belleza.

En eso entra adentro del recipiente mientras abría la ducha cayendo las primeras gotas relajándose al sentir el contacto frió del agua todo su cuerpo.

- Vaya día tan ajetreado he tenido - Se dijo siguiendo lavándose su cuerpo en eso recordó lo amable que era el entrenador por la ayuda que hizo al escapar de los periodistas incluso hasta el momento en que el chico le agradeció - Ahora que lo conozco un poco es muy lindo - Murmuro con un ligero sonrojo.

En otro lado Ash había acabado de comer mientras lavaba su plato para no causar molestia a Aria luego veía como Pikachu aún seguía comiendo fue entonces que decidió tomar su bebida pero en un descuido se derramo en su polo marchando al instante.

- Ah se marcho...debo llevarlo a lavar Pikachu espera un momento a quitar la marcha - Dijo Ash con el polo en sus manos mientras sacaba su camisa de su mochila para luego dejar solo a su compañero mientras iba directo a la sala, en eso se hizo una pregunta inteligente - ¿Donde se encontrada el cuarto para lavado?

En eso Ash se aventuro en la casa buscando dicho cuanto se demoro unos minutos en encontrarlo hasta que al fin lo hallo, en eso dejo lavando su polo marchado en la lavadora mientras salia del lugar.

- Misión cumplida ahora debo volver con Pikachu - Dijo volviendo a caminar por el gran pasillo.

En donde ahora buscaba el lugar de regreso en eso encontró con una puerta seguro de si mismo, pensó que era la que misma que había tomado antes entonces abrió la puerta se llevo con la sorpresa que era una habitación.

- Vaya me equivoque de nuevo - Se dijo mientras observaba el interior - Sera mejor ir en otra puerta hasta encontrar de nuevo la sala.

En ese mismo momento oyó los pasos de alguien que al voltearse se quedo impactado por lo que vio.

Antes sus ojos se vio a Aria en paños menores, Ash se encontraba avergonzado al verla y ni decir de Aria que estaba sumamente roja por la presencia del chico, en eso ella no se había percatado de haber ajustado bien la toalla que llevaba puesta pero fue demasiado tarde cuando dicho objecto se soltó, revelando ante el chico el cuerpo escultural de la reina de Kalos, no podía describir lo que veía antes sus ojos, los pechos bien formados además de revelar lo más sagrado de ella, se había quedado impactado nunca en su vida había visto a una mujer desnuda ni menos con esos atributos tan bien cuidados.

- ¡¡¡¡¡Kyyyyyyyyyyyaaaaaaa!!!!! - En una acción de vergüenza Aria le dio una bofetada tan fuerte que esto ocasiono que el entrenador se desmayada luego de recibirlo.

Había pasado unas horas, Ash lograba recuperar la conciencia, en eso observo como Pikachu lo veía alegré luego de haber despertado y también se encontró con Aria ya vestida que lo estaba atendiendo.

- Me alegro que hallas despertado Ash - Dijo aliviada Aria por verlo bien al entrenador.

- ¿Que me ocurrió? ¡¡Auch!! ¿Porqué me duele tanto la mejilla? - En eso recordó el momento en que vio lo ocurrido en este cuarto se sonrojo mientras dirigía su mirada a la pelirroja - L-Lo siento mucho Aria no era mi inte...

- No te preocupes Ash - Corto la disculpa del chico mientras se le notaba un ligero sonrojo - Solo fue intencional debía haberte dicho sobre los cuartos, así no te habrías perdido en primer lugar.

- Aria...- Ash se encontraba asombrado por un momento pensó que ella estaría enfadada por aprovecharse de su gentileza incluso se le ocurrió que lo catalogaría de pervertido.

- Bueno déjame guiarte a tu habitación ya es muy tarde - Dijo Aria.

- ¡¡Eh!! ¿Cuánto tiempo me quede inconsciente? - Pregunto angustiado el azabache.

- Unas dos horas creo - Respondió pensativa la chica en el tiempo.

Luego de solucionar las cosas Aria lo llevo a la habitación para huéspedes mientras Ash y Pikachu se acomodaban en el cuarto.

- Espero que descanse muy bien, hasta mañana chicos - Dicho esto Aria se despidió cerrando la puerta mientras caminaba por el pasillo recordando aquel momento en su cuarto - (Debo ajustarme bien la toalla la próxima vez...¡¡¡Ah que vergüenza!!!).

Mientras en el cuarto Ash estaba listo para volver a "dormir" luego de su desmayo mientras Pikachu dormía al lado de la cama.

- Que descanses bien amigo - Dijo el azabache apagando la luz.

- Pika chu - Respondió de la misma manera.

Mientras dormía Ash empezó a tener un sueño muy comprometedoras con Aria pero lo curioso es que era desnuda en donde la chica lo veía de manera lujuriosa.

- Ash eres un chico muy malo, verme desnuda y tú quedándote viendo mi cuerpo - Dijo de manera provocativa mientras estaba en el suelo haciendo una pose muy sensual para Ash.


- A-Aria no es lo que piensas en realidad fue intencional - Respondió nervioso por la acusación de la chica.

- No te preocupes no es tan grave incluso quiero tu opinión - Dijo curiosa la chica.

- ¿D-De qué se trata Aria? - Dijo volteando la mirada para no verla desnuda.

- Como me veo con este sombrero, no seas malo Ash, mírame quiero saber tu opinión - Dijo suplicando.

Para cuando volteo su mirada en la chica, vio el sombrero pero no pudo quitar de vista sus grandes pechos a la vez que también observaba la rosada vagina esto lo puso muy nervioso como sonrojado.


- Y bien dime como se veo - Dijo contenta la chica.

- Te queda bien el sombrero Aria - Respondió omitiendo lo demás.

- ¿Seguro? Juraría que me veías los pechos - En eso se acerco al entrenador dando una caminata sexual moviendo a la vez su cadera - Por ser bueno en la moda te daré un premio - En eso atrapo la mano de Ash y se lo coloco en su pecho.

- A-Aria - No pudo pronuncia más al sentir el tacto del suave pecho de la chica en eso decidió tocarlo.

- Si quieres puedes manosear mi otro pecho Ash - Dijo excitada Aria al sentir como lo apretaba con suavidad.

- Es-Esta bien - Respondió tímido el entrenador mientras de manera lenta tocaba el otro pecho al sentirlo tan bien decidió apretarlo un poco más fuerte.

- ¡¡Pika!! ¡¡CHUUUU!!

- ¡¡¡AAAHHH!!! - Fue el grito del entrenador al despertar - ¿Que ocurrió?

- ¡Pika! - Dijo molesto el pokémon con el entrenador mientras se sobaba su cola.

- Lo siento Pikachu por haberte apretado la cola - Dijo arrepentido por lo ocurrido al darse cuenta del ataque del pokémon - No volverá a ocurrir otra vez, descansa amigo.

- Pika - En eso el roedor eléctrico volvió a quedar dormido.

- (No puedo creer que ver a Aria desnuda me iba a producir estos sueños pervertidos debo refrescarme para quitarme estas imágenes en mi cabeza) - En eso fue al lavado del cuarto para darse una lavada al terminar regreso a su cama para volverse a acostar pero esta vez sin soñar con Aria.

Continuará...

Bien chicos hasta aquí dejo el capitulo, sobre las edades de Ash y Aria ambos tienen 18 para los curiosos pues el autor me recomendó que sean de la misma edad, espero que lo hallan disfrutado aunque solo unos momentos sensuales de parte de Aria, he notado que varios preguntas por que puse signos de interrogación al terminar la historia del Pearlshipping es muy sencillo habrá continuación con las misma historia en donde se quedo en futuros capítulos, comenten que les pareció el capitulo Emilion se despide de ustedes lectores.
 
Última edición:

¡Voy a crear! ¡Traten de detenerme!
Registrado
3 Ago 2012
Mensajes
347
Excelente, y si, le di permiso de que usará mi historia, no me importa que alguien use una historia mía, siempre y cuando me lo pidan antes.
Y piensen en esto como una versión alternativa mas madura y mejor detallada.
Y ciertamente, me está gustando como va tomando forma, buen inicio de nueva historia de este fic, y a ver como queda, pero eso si, pinta muy bien, nos estamos leyendo, hasta otra.
 

No dire nada, porque no hay nada que decir
Registrado
13 Ago 2016
Mensajes
314
Ahora solo queda esperar a que sane mi brazo, por lo que no voy a poder terminar el origami de latias que tanto quiero; Me gusto, no, me encanto el capitulo(sobre todo por las imagenes), y el desarrollo de la trama, entonces los medios de comunicacion tienen razon con lo del romance entre el campeon y la reina, y sobre el sueño, me recordo a los "Bellabu"(si es que asi se escriben), cosa que antes era un poco comun en mi, y que espero que aqui tambien; Sin mas que decir...
NOS LEEMOS LUEGO
 

¡He regresado para una nueva ronda en el foro!
Registrado
18 May 2016
Mensajes
1,927
Ubicación
Perú
He vuelto con un nuevo capitulo de esta pareja y claro les informo que me mantendré ocupado todo diciembre por asuntos personales, espero que disfruten de la pareja tan genial que he visto en el anime. Antes que se me olvide les informo que cuando vuelva daré el último capitulo de este shipping, nada más que decir comencemos.

Capitulo 5: Kaloskingshipping (Parte 2)
Era una mañana nueva en la región de Kalos. Aria fue la primera en despertar saliendo de su cama fue a cambiarse para comenzar el nuevo día de su vida. Comenzó a peinase su cabello con mucho cuidado, cuando acabo fue a ponerse su ropa para salir. Al terminar se dirigió a la cocina para preparar el desayuno.

— Es verdad... Ash y Pikachu están en mi casa — En eso Aria se da cuenta de sus invitados — Debo preparar para ambos, les debo por la ayuda de ayer.

En la otra habitación logró levantarse con pesadez Ash por la noche tan rara que su corta vida había sentido. En el otro lado Pikachu se había despertado sin problema alguna luego que su entrenador hizo aquella noche.

— Buenos días amigo — Saludo el chico siendo respondido con un "Pika" de su compañero — Bien debemos bajar al comedor de seguro Aria nos estará esperando.

El pokémon entendió, saliendo de la puerta dejando solo al chico de Kanto.

— Ah... que día tan loco he tenido ahora la gente nos va a confundir con Aria y yo tenemos un romance oculto — Suspiro por la noticia. En eso recuerda su primera experiencia al ver el cuerpo desnudo de la reina de Kalos — Menudo problema al verla, he tenido ese sueño tan raro con Aria desnuda y demasiado "coqueta".

En eso recuerda su sueño en que la chica de cabello rojo como el fuego mostraba su sexualidad como mujer ante los ojos del chico. Este agito la cabeza tratando de olvidar pero cada momento fue inútil.

— Rayos ¿Por qué recuerdo eso? — En eso se le viene a la mente cuando sintió su pecho en su mano. Miro por curiosidad su mano mientras la movía como si algo estuviera tocando — Según recuerdo era muy suave. Un momento... ¡¡¿Qué estoy diciendo?!!.

En eso volvió a mojarse la cara para quitar aquel recuerdo indebido sobre ella.

— Sera mejor que vaya abajo. Además que debo hablar sobre nuestra problema actual — Dicho esto salio del baño para cambiarse a su ropa de ayer sin la camisa claro.

Al acabar salio de la habitación para distinguirse con los demás. Al bajar por las escaleras a la primera que encontró fue a la dulce chica que traía el desayunando, dejando en la mesa. Para ver a su compañero amarillo comiendo abajo de ambos.

— Buenos días Aria — Saludo de manera cordial.

— Buenos días Ash — Regreso el saludo la joven artista.

En eso el azabache se sienta al igual que Aria que había acabado. Ash se quedo probando la delicia de comida que preparo ella.

— Esta delicioso, Aria — Dijo fascinado probando la comida — Sabes cocinar muy bien. Para ser alguien famosa, sabes preparar deliciosas comidas.

— Te alegro que te halla gustado. Aún cuando sea famosa no quita el hecho que sea yo misma, me agrada lo que hago y claro quiero demostrar a todos mi talento — Se emociono al mencionar su puesto actual — Esta en el escenario fue un sueño que tuve desde que inicie mi viaje.

— Y eso es por que te gusta alegra a las personas con tus presentaciones ¿Verdad? — Menciono alegré.

— ¿Como lo supiste? A nadie le he contado sobre ese motivo de mis presentaciones — Pregunto sorprendida.

— Ah sobre eso... Serena me lo dijo cuando se enfrento a ti. Ella menciono que era tu factor más grande en las presentaciones — Dijo Ash terminando de comer para observa a la joven — Aún me pregunto ¿Como le ida en su viaje?

— Vaya, no pensé que Serena se diera cuenta en mi presentación — Luego de eso se acerca hacia Ash — Ahora me pregunto que será de nosotros con el chisme de ayer. Seguro que ahora los medios estarán esperándonos para hacer miles de preguntas sobre el tema.

— Lamento mucho que este involucrada en este problema que cause — Se apeno el chico viendo hacia otro lado — Ahora tu vida debe estar arruinada.

— Te equivocas Ash, mi vida como reina de Kalos fue lo que cambio de mi. Esta noticia de una supuesta relación entre nosotros, no me va afectar tanto como crees — Dijo Aria tratando de tranquilizar al azabache.

— Menos mal... aunque en mi caso seria molesto. Nunca pensé que ser campeón de una región seria muy complicado — Ash se puso a recordar todos los cambios que vivió desde aquel día.

— Solo debes acostumbrarte a esta nueva vida, al principio estaba igual que tú o mucho peor — Menciono la chica de cabello rojo.

— ¿Como lograste acostumbrarte a esta vida de fama?

— Digamos que al principio no podía salir con libertad por el temor de encontrarme a los reporteros y me hicieran un montón de preguntas. Pero aprendí a ocultarme en un disfraz para pasar desapercibida — Al decir esto, Aria se colocaba los anteojos de manera natural — Y así fue como nació Ariana. Mi otra yo con una vida normal.

— Eres increíble Aria. Vivir esto de la fama solo por tu sueño, me parece admirable de tu parte que aún sigas sin rendirte — Al escuchar sus palabras, la joven artista se sonrojo por el acto del chico.

— Te lo agradezco, Ash. Es dificil encontrar amigos sinceros con quienes hablar, sin tener problemas por mi posición — Dijo mostrando su gratitud luego de sacarse los anteojos.

— Enserio — Se mostró impresionado — Debe ser difícil para ti, hablar con otras personas sin tener que usar el disfraz. Pues siendo tú, eres una persona maravillosa y sincera.

— Debo admitir que desde que te conocí la primera vez. He notado que eras una persona muy gentil con las personas además que demuestras cariño en tus pokémon, eres una persona muy bondadosa — Alago Aria.

— Tu también eres maravillosa Aria — Dijo sin medir sus palabras. El chico comenzó a sentir la presión muy alto cuando ve los ojos de ella, algo que nunca a sentido en su vida.

La cosa no era diferente para Aria, ella se sentía alagada por el joven entrenador. Era la primera vez que hablaba de forma normal ante otra persona que no sea una chica. El corazón le empezó a latir fuerte tiñendo sus mejillas, ella misma lo noto.

— ¿Por que me siento así? — Se dijo al notar el sudor de sus manos — Acaso... no no no. No puede ser que comenzando a sentir algo por Ash.

— Oye Aria.

La chica reacciona volviendo a mirar a joven entrenador. Aún tenia el rubor en su cara pero prefirió verlo por unos momentos, quería averiguar lo que iba a decir.

— Perdón Ash. Me quede pensando algunas cosas, nada importantes — ¿Qué se te ofrece? — Respondió con una sonrisa tratando de actuar de manera normal, ocultando sus nervios ante él.

— Ah bueno, me preguntaba sobre nosotros luego de esa noticia ¿Sabes como podemos solucionarlo? — Pregunto con cierta dificultad, al explicar de manera correcta su inquietud. Sin mencionar que aún se sentía un incomodo al lado de ella.

— Ah... sobre eso. No tengo la menor idea, si tratamos de explicar la situación de manera normal los medios no nos creerán en absoluto. Es más, incluso pensaran que tenemos una relación oficial — Respondió un poco desanimada a no poder ayudar en el problema — Lamento mucho. Al no ser de gran ayuda.

— ¿Ah? Pero que dices Aria, has intentado al menos eso cuenta. No deberías menospreciar tu opinión. Eres muy inteligente, has logrado evitar a la prensa en cada momento eso cuenta mucho — Dijo Ash explicando con sus motivos lo ingeniosa que era ella.

Ash se levanto de su sitio para dejar los platos sucios al lavadero, luego de dejarlo sintió como alguien lo abrazaba por atrás. No tardo en reaccionar que se trataba de Aria.

— A-Aria... — Trato de hablar pero sus nervios aumentaban que dificultaba su hablar. No tardo en sentir los suaves pechos de la chica siendo apretado por su espalda, sentir tal cosa le produjo sudor como fuertes latidos en su ritmo cardíaco y todo por la muestra de afecto de Aria.

En cambio la misma que empezó con el abrazo se sintió extrañada pero no incomodad por la muestra de afecto que hizo al chico. Se preguntaba el motivo de su acción, en eso recordó la manera tan agradable de hablar, otra fue la manera tan caballeroso que se mostró ante ella. Pero sea cual fuese el motivo no lo detuvo al pensar, solo prefirió mostrar su amabilidad en ese abrazo a pesar que su cara estaba muy roja y su respiración se acortaba.

— (Sus pechos se siente suaves. Un momento ¿Qué estoy diciendo?) — Entro en razón Ash a tenerla de esa manera, sabia que Aria solo trataba de mostrar su agradecimiento por la charla que tuvieron. Pero su mente solo pensaba en los suaves pechos que poseía.

Para su suerte el abrazo había acabado, Ash solo se volteo a mirar a Aria aunque sus nervios estaban aún no quería demostrar que le incomodo aquel gesto.

— Lamento por el abrazo Ash. Espero no haberte incomodado pero te agradezco por su sinceridad.

— No te preocupes Aria. Sabes se me ocurrió algo interesante para arreglar este problema — Sugirió Ash al encontrar una solución — Debemos actuar de manera normal hasta que la prensa se aburra de nosotros. Creo que pensaran que solo tenemos una amistad nada más.

— Puede resultar... Aunque llevada tiempo para que suceda — Dijo Aria al escuchar su plan.

— Tienes razón. Pero vale la pena intentarlo — En eso Ash se acerca a ella. De su mano saco un papel y un lápiz, comenzó a anotar algo para luego entregarle — Te dejo mi número para que volvernos a ver algún día.

— Entiendo — Tomo el papel mientras observaba que el chico se iba hacia arriba rumbo a su cuarto — Así que se marchará.

No tomo mucho tiempo en que Ash bajo de las escaleras con su camisa limpia mientras su compañero amarillo se reunía luego de haber acabado. Aria se acerco a la puerta para despedirse no sin antes darle unos anteojos para ocultar su identidad.

— Gracias Aria, eres muy amable en haberme ayudado. Espero que algún día pueda pagarte por lo que has hecho por mi — Dijo Ash poniéndose los anteojos oscuros. Aria solo abrió la puerta para dejar que salga.

— Ash, antes que te vayas ¿Puedo pedirte algo solo como un favor? — Dijo con suma timidez a su petición.

— Claro. No hay problema — Respondió inocente.

— Me gustaría que pasemos más tiempo. Sabes es la primera vez que hablo con alguien de manera natural, sin tener que estar oculta bajo estos anteojos — Menciono lo que tenia oculto en su interior algo llamado "soledad". Aquel sentimiento fue notado por Ash, sabia que vivía sola por su seguridad y de la gente que solo busca su fama. Se sintió mal por ella pero sonrió sabiendo su respuesta.

— Te comprendo. Sabes Aria, me gustaría conocerte más, has sido una gran persona conmigo — Menciono de la manera más sincera sin llegar a ser cursi — Seria un gusto verte de nuevo.

Aquella declaración la alegro, no podía creer que tendría un amigo con quien hablar. Para Aria significo mucho la aceptación del joven azabache.

— Nos vemos Aria, cuídate.

— Claro. Espero que tengas suerte en tu puesto de ser campeón — Menciono contenta.

— Gracias. También espero que te vaya bien como reina, vamos Pikachu — Con decir esto el chico salio de la casa con destino a su habitación de su hotel.

Aria solo contemplo los pocos segundos que duro en que se marchará. Al cerrar la puerta, toco su pecho escuchando cada latido fuerte producto al hablar con el chico.

Pero no le importo aquella sensación, al fin tenia a alguien con quien hablar con tranquilidad. Miro por unos segundos el reloj que colgaba en la pared viendo que eran las 10 a.m. luego de eso se dirigió hacia su ventana para contemplar el paisaje de la cuidad.

— Al menos este incidente hizo que conociera a alguien que me comprende — En eso se le dibuja una sonrisa — Espero conocerlo más.

En otro lado Ash se encontraba caminando de manera tranquila junto con su compañero. Pero recordó los momentos agradables que paso con Aria, claro sin mencionar aquellas escenas en que la vio desnuda o sentir el tacto de su suave pecho.

Vio que ella era una persona normal como él y el resto, no se sentía superior o muy refinada como otras chicas de gran fama. Todo lo contrario noto que ella era muy humilde además de generosa. Se alegro de conocerla además de mantenerse en contacto.

Siguiendo en su camino se topa con una revista que colgaba en una bodega. Aquella noticia era sobre ambos y su "relación oculta". Omitió aquella publicidad mientras observaba las imágenes de ambos huyendo de la prensa, rió bajo al recordarlo en eso observa la mirada atónita de Aria, no se había dado cuenta que se veía hermosa en aquella imagen. recordando aquel baile donde la conoció como era aunque claro ocultando su verdadera yo por faceta como reina.


Suspiro ya que aquella ocasión le ayuda en mejorar en el baile que era su peor debilidad. Dejando de observar la revista siguió su camino hasta llegar a su hotel.

Para suerte del entrenador no hubo rastro de la prensa acechando en la zona. Sin perder tiempo fue directo a la recepción pasando por el dueño del lugar subiendo las escaleras para luego llegar a su habitación. Usando su llave, abrió la puerta pasando junto con Pikachu.

— Al fin en casa — Dijo tirándose en la cama para relajarse. Mientras Pikachu descansaba en otro lado.

En eso miro el techo tratando de analizar lo que haría luego. Estuvo un rato pensando pero nada le llego a la mente hasta que el sueño lo venció.

...
...
...

Ash se encontraba mirando el cielo pero no se encontraba sola. Al lado suyo estaba Aria que observaba de igual manera el cielo con su traje habitual a como la conoció ayer.


— Oye Ash ¿Qué te parecen las nubes? — Pregunto Aria mirando el cielo.

— Ah... yo veo que son normales o tienen figuras curiosas — Respondió.

— Ji ji ji

— ¿Ah? Dije algo raro.

— Para nada. Es solo que al observar las nubes, siento la libertad. Es algo extraño pero así lo siento — Cerro los ojos sintiendo la brisa del aire recorrer su cabello.

El chico solo contemplo su hermosa cara con el viento. Era algo agradable que no encontraba explicación alguna de seguir viéndola, solo se quedo en silencio.

— Sabes me gustaría que estar contigo observando las nubes como ahora — En eso Ash noto como su mirada cambiaba a una melancólica.

— ¿Qué sucede Aria?

— Nada importante — Aquella respuesta no se lo creyó.

— Vamos puedes confiar en mi. Somos amigos ¿No?

— Me temo que solo tendremos esta amistad de lejos — En eso ella lo mira a los ojos quedando hipnotizado por aquellos orbes rojos — Tengo responsabilidades al igual que tú. Solo será por corto tiempo nuestro encuentro.

— No debes preocuparte. Podemos comunicarnos a través de la vídeo llamada.

— Hum... tienes razón. Aunque de igual manera se sentida distinto — En eso se levanta alejándose.

— ¿Ya te vas? — Pregunto al notar.

— Antes de eso ¿Quisiera pedir un último favor? — Sin esperar respuesta alguna. Aria coloco sus labios contra los de Ash haciendo un beso simple.

Para Ash fue una sensación nueva a diferencia del resto de sus locas imaginaciones. Este era agradable y dulce que siguió hasta que durará.

Al cabo de unos minutos la chica los separo. Mientras lo miraba con una sonrisa.

— No sabes lo feliz que me hiciste. Te amo Ash — Respondió con un tono sincero y emocional.

— Yo también te...

...
...
...

Cuando iba a dar su respuesta de repente se volvió oscuro para luego sentir dolor. Al abrir los ojos se encontraba en el piso cerca de la cama, no tardo en darse cuenta que se trataba de un sueño.

— Ah... de nuevo ocurrió — En eso toca sus labios — Al menos no fue pervertido. Pero que habrá significado ese gesto de Aria.

En eso observa la hora ganándose una gran sorpresa.

— ¡¡No puede ser!! ¡¡Son las 5 p.m.!! He dormido demasiado — En eso sintió como su estomago gruñía — Debo ir por comida cuanto antes. Primero debo lavarme la cara y luego ir con Pikachu.

Sin perder el tiempo el chico se preparo para su rutina aunque aún tenia la duda de aquel sueño. Pero decidió mejor dejarlo pasar ya que no era real después de todo modos.

Aunque se le dibujaba una sonrisa por amistad que logro con la reina de Kalos, sabiendo que las cosas podrían ser agradable como lo pensaba.

Esta historia continuara...

Bien chicos hasta aquí dejo el capitulo ya que sabrán lo que vendrá luego del tercer capitulo. Este capitulo lo puse muy sentimental. Además de relacionar a los personajes aún más para mejorar la historia aunque claro mencionando las ocurrencias del caso principal de la historia original de creador, bien chicos comenten que les pareció este capitulo. Emilion se despide de ustedes lectores.
 

yo peleo solo en lo que creo
Registrado
7 Jul 2015
Mensajes
999
Muy buen capitulo la relación entre Ash y aria se hace cada vez más evidente espero la conti.

See you later
 

No dire nada, porque no hay nada que decir
Registrado
13 Ago 2016
Mensajes
314
Tipico, se va a declarar y abre los ojos.
Esto si fue un acercamiento, ya estoy esperando el siguiente capitulo(ya sabes porque); Sin mas que decir...
NOS LEEMOS LUEGO
 

Registrado
12 Nov 2016
Mensajes
12
Buen capitulo lo malo es esperar el siguiente capitulo bueno a esperar que mas queda
 

¡Voy a crear! ¡Traten de detenerme!
Registrado
3 Ago 2012
Mensajes
347
Increíble cap, algo mas tranquilo, dulce y desarrollando mas la relación de ambos, y mas que nada, que ambos, especialmente Aria, se estan dando cuenta de lo que sienten.
Se nota como esta historia se diferencia de la mia, y esta quedando muy bien, y a esperar el próximo y ver como va a terminar todo esto, nos estamos leyendo, hasta otra.
 

Izumi Sakai
Registrado
15 Sep 2014
Mensajes
1,633
Dos palabras: Sigue Así. (Inserte grito de chica que ve a su artista favorito)

¿Me encanto? La verdad tu narración es muy buena.
¿Hace falta algo? Sí, pero son pequeños detalles en cuanto a la ortografía que todos poseemos, incluyéndome.
 

¡He regresado para una nueva ronda en el foro!
Registrado
18 May 2016
Mensajes
1,927
Ubicación
Perú
Como están lectores he vuelto trayendo un nuevo capitulo y fue por el apoyo que le dieron en sus comentarios que decidí hacer la parte final de la segunda pareja de mi historia. Agradezco a todos por haber seguido hasta su tercer capitulo, como lo prometí les traigo lo que tanto han estado esperando y es claro que me refiero a las escenas lemon, antes que se me olvide al final se dará la siguiente información del próximo shipping que se estrenada en el próximo año, bueno sin más que decir comencemos.

Capitulo 6: Kaloskingshipping (Parte 3)

Había pasado días desde que nosotros hicimos la promesa de vernos de nuevo. Claro que lo cumplimos, cada momento era divertido, ambos nos conocimos cada vez más logre captar lo sensacional que era Aria.

No solo demostraba lo experta que era en los combates pokémon. También note lo cariñosa que era incluso me apruebo a decir que sabía cosas que yo mismo desconocía, pasamos buenos tiempos hablando, visitando cada lugar de la gran cuidad, admitía que los meses que nos divertirnos fueron inolvidables.

A pesar de los meses, la prensa siguió con sus molestas insistencias de averiguar sobre aquella relación que no existía. Aria lo tomaba con naturalidad en evitar hablar del asunto de manera formal y educada, en cambio a mí trataba de escapar como sea de ellos.

Las cosas fueron un poco complicadas pero supimos manejar, ahora podemos vivir de manera tranquila. Justo en este día fuimos a pasear al parque, hermosas flores de diferentes colores adornaban el paisaje. Aria observaba cada flor, en eso de sorpresa tomo mi mano para que viera junto a ella, se veía fascinada en su mirada aunque llevara aquel disfraz, no quitaba el hecho que fuera la verdadera Aria quien conocí estos meses y no Ariana.

— Oye Ash ¿Qué te parece las flores? — Pregunto sin quitar su vista a las flores, buscando mi opinión.

— Son hermosas — Fue lo único que se me ocurrió. Pero ella se le notaba muy feliz a pesar de mi respuesta no tan detallista hacia las flores.

— Verdad que sí. Estas flores son mis preferidas debería adornarlo en mi casa ¿Qué opinas?

— Me parece genial — En eso tome una flor y se lo puse en la oreja — Te queda lindo, Ariana.

Aquel gesto de mi parte avergonzó a la chica que me acompañaba tratando de evitar que lo notará siendo un poco tarde para aquello.

— Gra-Gracias — Fue lo que dijo de manera nerviosa, él se extraño por la reciente actitud de ella.

— Lo lamento Ariana — Se disculpo Ash mientras su compañera volteaba confundida — Siento mucho haberte incomodado con la flor. Pensé que te gustaría.

— Ash... — Murmuro ante el gesto tierno del muchacho. Sin temor le dio un beso en la mejilla, asombrando por ese repentino momento, cuando acabó le dijo en la oreja un "Gracias por la flor" mientras regresaba a su sitio.

Ash solo sonrió con un leve sonrojo por aquel gesto tan dulce, fueron a otros sitios para disfrutar del día. Ash se había dado cuenta del tiempo en que estuvo al lado de la joven artista. A pesar de ello sus sueños aún seguían, producían cosas distintas como verla sentimental aunque en otras ocasiones la veía puesta con un sexy bañador modelando ante él. Pero el caso venia a que le agradaba la cercanía de la chica.

— Oye Ash... — En eso el nombrado giro su vista para verla — Me gustaría invitarte esta noche a mi casa para comer.

— ¿Esta noche?

— Tienes asuntos importantes — Dijo Aria por la duda.

— Ah no, nada de eso. Claro que me encantaría comer junto a ti.

— ¡Es maravilloso! Digo, que bueno que aceptaras Ash — Se emociono por su respuesta sin medir su acción — Te espero a las 8:00 p.m.

— No hay problema.

Luego de aquella proposición, Ash fue a dejar a la hermosa dama a su hogar, no sin antes despedirse diciendo: "Nos vemos luego". Ella con una sonrisa cerró la puerta, aquella expresión del joven entrenador había logrado conmover.

Ash llego a su hotel pasando rápido a su habitación con una sonrisa, Pikachu se acerco a su entrenador saludando con un "Pika pi". Lo primero que hizo el campeón fue a bañarse luego del calor que estuvo hoy día en su paseo, se demoro apenas una media hora, traía puesto una toalla mientras se miraba en el espejo.

— Me veo genial luego de una ducha — De pronto recuerda el beso de la tarde, tocando su mejilla rodeo el área donde sintió sus labios en sus pensamientos recordaba a la joven de cabellera roja, sonriendo dulcemente.

— Aria, estos meses han sido geniales. No sé por que cuando estoy cerca de ti me produce sensaciones que desconocía — En eso se le viene a la mente sus sueños con Aria — Tal vez yo... ¿La amo? — No puede ser. Pero... si es cierto como lo tomaría ella, no quiero perder su amistad por mi declaración.

El chico se mantuvo con dudas antes este nuevo descubrimiento en su vida. Sabía que debía pensar con calma y un claro ejemplo era esa misma noche.

En el caso de Aria se encontraba en la tina de su baño, tomando un descanso. Se puso a meditar algunas cosas, uno en especial era el campeón de Kalos.

— Me pregunto si es buena idea declararme — Se dijo mientras se recostaba en la bañera — Ah... es complicado — Dio un suspiro — Al final me enamoré de él aunque trataba que no ocurriese — ¿Qué es lo que haré?

Respirando hondo para tranquilizarse quiso pensar las cosas con calma. En eso recuerda todas las veces que estuvieron juntos desde que se conocieron, sin que se lo esperaba recordó con suma vergüenza la ocasión que el joven entrenador la vio desnuda, esa vez no midió bien su fuerza.

— Vaya recuerdos... — Por extraño que fuera se sintió bien ella misma. Observo por unos momentos su cuerpo en especial sus pechos — Me pregunto... si Ash habla pensando que las tengo grandes.

— ¡Que estoy diciendo! — Se alarmo de inmediato por lo que dijo — Estoy segura que él no hubiera pensado en "eso" — Eso lo menciono para ser exactos a sus dos melones — Pero al menos... me siento feliz.

Suspiro por sus dudas pero al notar todo lo vivido hasta ahora con Ash, se armo de valor de confesarse esta misma noche.

...

...

...

Este mismo día seria algo distinto para ambos, la noche había llegado. La cuidad se encontraba iluminada por completo con sus bellas luces, no por algo la denominaban como "La cuidad brillante". Ash había llegado vestido de manera normal, no obstante tuvo que dejar a su pokémon amarillo por el simple hecho de no llamar la atención de la gente a su alrededor, caminado se acerco a la puerta.

— "Toc Toc Toc"

Al rato fue abierta siendo recibido por la dulce joven de cabellera roja. Ambos se saludaron para luego pasar adentro, el ambiente era agradable, Aria vestía con una blusa azul y pantalón corto además que su cabello lo traía suelto.

— Ash, te agradezco que hallas venido. No sabes lo feliz que me hace tu visita — La mirada de Aria reflejaba un sentimiento al tener su compañía.

— Te prometí que vendría, no te falle en eso Aria — Respondió Ash. Para su sorpresa noto la felicidad de ella, se sintió bien consigo mismo por verla feliz dando como resultado latidos en su corazón.

Aria paso los minutos más agradables al lado del campeón. Hicieron pasar aquellos momentos de soledad en diversión junto con su agradable compañía, aunque no fuera como algunos que pasan su diversión en otros lugares que no fuera en la casa. Para la reina de Kalos fue suficiente para llenar un pequeño trozo en su corazón que compartió con Ash, sabia que era el chico más humilde que ha conocido en su vida con eso en cuenta ya no tuvo dudas sobre sus sentimientos hacia él.

Como último momento para acabar la noche, ella propuso ver una película en la sala. Ash acepto gustoso en acompañarla supo que era la indicada no había duda lo que sentía por ella, logro despertar un sentimiento que jamás creyó que sucedería, no tardo tiempo en saberlo pues hace algunas semanas fue cuando lo notó por esa razón aceptaba estar el tiempo posible con Aria.

Aún se preguntaba cual fue la razón que se atrajo a ella: Belleza, amabilidad, compatibilidad o bondad con los pokémon. Cualquier manera que halla sido, no importo el hecho, lo único que podría decir es que la amaba.

Ambos se encontraban sentados viendo la película mencionada solo que esta pasaba en las horas nocturnas, paso sus momentos llenos de atención hacia la "caja tonta". En un impulso corto la joven Aria tomo de manera disimulada la mano de Ash con la suya que se encontraba apoyado bajo el gran sofá.

— ¡Ah! Esto... lo siento Ash jajaja — Rió de manera nerviosa sacando su mano de inmediato. No podía creer que un simple toque despertara una adrenalina en ella.

— No te preocupes Aria — Ash ni cuenta se había enterado del roce de sus manos por estar atento a la televisión, no era por que fuera despistado o en el mayor de los casos que se inmutada. El motivo se debió a la suave mano de la reina que no se dio cuenta a tiempo.

Ambos eran torpes en el lado romántico o inexpertos a pesar de su avanzada edad cerca de la adultez debido a la inocencia que poseían lo hacia muy difícil. Siguió su rumbo en la película tanto la reina como el campeón estaban viendo. Aria tratando de juntar valor para dar el primer paso con timidez se acerco para colocar su cabeza en el hombro del azabache. Este al sentir la cercanía, trago duro al tener contacto con la pelirroja.

— ¿Debe estar cansada? — Fue lo primero que se le vino a la mente, no podía observar su cara para saber si estaba dormida o no, esto se debió a la oscuridad en la sala. En eso acerco por curiosidad su nariz al oler su cabello — Hum... huele a baya Meloc.

Paso minutos en la misma posición incomodando al campeón. La película había acabado hace 10 minutos dando paso a otro programa.

— Aria... — Llamo en voz baja, tratando de levantar. No recibió respuesta de ella dando a entender que estaba profundamente dormida.

Lo que no sabía el entrenador de Kanto era que Aria estaba despierta, solo que la vergüenza se apodero de ella que no podía articular ninguna palabra.

Ash viendo que no podía estar así por siempre tenia que despertarla como sea. Pero se detuvo al pensar bien las cosas, podría ser una oportunidad de oro en decir lo que tenia guardado aunque solo fuera de manera indirecta.

— Aria — Respiro profundo por lo que diría — Desde que te volví a ver en aquella calle cuando huía de las prensa. No pensé que este problema nos harían más cercanos — Cada palabra que escuchaba, Aria se contemplaba con una emoción que no era fácil describir felicidad por su confesión o desesperación por solo referirse a su amistad, cada una daba tensión pero prefirió escuchar más sus palabras hasta el final.

— Fuiste muy generosa conmigo y también con Pikachu al invitarnos a tu casa, aún no pude disculparme por aquella ocasión en que te vi desnuda... pero debo admitir que eras hermosa — Esto último lo revelo en voz baja por la vergüenza, sabiendo que fue la causa principal de sus sueños eróticos — Has sabido muchas cosas de mi al igual que yo se de ti en nuestros días libres... fue muy divertido.

Aria estaba sorprendida con la respiración agitada, no sabia si era por estar alegré con su compañía o por haber mencionado "ese" incidente embarazoso. Si fuera en el comienzo se sentiría ofendida pero en cambio se alivio por saber que la veía más como una mujer que una amiga y también por la manera en que lo menciono dando a entender que tiene fantasías con ella, prefirió seguir escuchando más.

— Todos estos momentos los atesoro y quiero mantenerlo siempre en mis recuerdos junto a ti... mi reina — Ash estaba más relajado al liberar lo que tanto ocultaba desde hace semanas — Esto es difícil de decirlo, aún no encuentro las palabras correctas para comenzar con esto. Esto es debido a la poca experiencia que tengo en el romance, aún con este problema no cambia el hecho que quiero decirte... "Te amo, Aria".

— Yo también te amo, Ash — Dijo Aria que se levanto, llamando la atención del entrenador. Sin esperar su respuesta junto sus labios con los de él, sacando el deseo que guardaba desde hace semanas, olvidando la cordura pues le importo más sus sentimientos correspondidos. Al rato se separo ella viendo a su campeón.

— Aria... has escuchado todo lo que he dicho — Ella solo dijo un "si". Se mantuvo avergonzado pero no quito el hecho que se sintió correspondido por su reina.

— Ash, desde haces semanas me enamore de ti. Aún sabiendo sobre nuestra amistad que hicimos, trate de ocultarlo por...

No acabo de terminar su oración al sentir de nuevo los labios del entrenador, no sé opuso por la repentina acción en cambio disfruto de este momento, Aria acorralaba con sus manos el cuello de Ash manteniendo firma el beso.

Ash la acostó de manera lenta en el gran sofá logrando juntar sus cuerpos, siguió con aquel juego usando sus lenguas dando paso por la boca del otro, al cabo de un rato el azabache comenzó a sentir los pechos de Aria que olvidando la vergüenza coloco su mano sobre el pecho derecho sintiendo la suavidad al tocarlo que era mucho mejor que sus sueños que había tenido luego del incidente.

Aria al sentirlo una nueva sensación surgió que jamás experimento en su corta vida, no supo como describirlo solo quería disfrutar del momento. Pero la pasión hizo liberar un gemido audible por toda la sala luego de sentir como su pecho fue apretado aumentando la chispa en Aria.

— Lo siento Aria — Se disculpo por lo ocurrido, creyendo haberla lastimado fue todo lo contrario lo que ella sintió.

— No te preocupes, no me dolió. En realidad me encanto demasiado por el deseo que tienes hacia mi — Tomando su mano lo coloco de nuevo en su pecho liberando un leve gemido al sentirlo — Ahora que lo recuerdo. Te encanto demasiado mis pechos, ¿Verdad Ash?

— Bue-Bueno si, me fascina mucho tus pechos — Se sintió relajado de no haberlo arruinado pero a la vez feliz de sentir de nuevo aquel atributo de la chica.

— Ven conmigo Ash. Vamos a un lugar más cómodo — Tomando su mano, ambos fueron hacia la habitación de la chica para mayor conmovida en su juego de caricias.

Al llegar a la habitación comenzaron a desvestirse solo la parte de arriba, Aria quedo acostada en su cama con su sostén rojo al descubierto mientras Ash la besaba en todo su cuerpo, primero fue en el cuello liberando leves gemidos en ella que acariciaba con sus manos la espalda desnuda del entrenador que este disfrutaba también de sus caricias.

Aria se levanto un poco con eso lo beso continuando con su turno en darle sensaciones a su pareja con sus labios. Ash decidió continuar más con sus acciones, así que usando sus manos se dirigió a la parte del seguro del sostén para liberar aquella carga innecesaria en la joven artista, logrando su objetivo dejo aquella prenda en el suelo al separarse, noto la preciosidad de Aria solo que lo tenia tapado con sus manos.

— Lo siento Ash. Me da pena que alguien me vea desnuda — Confeso avergonzada tapando sus pechos creyendo haber arruinado el momento de ambos.

— No debes tener pena, Aria. Eres hermosa — Menciono quitando sus manos, ella se dejo al escuchar sus palabras mostrando la perfección de sus atributos ante Ash.

Sin perder tiempo Ash comenzó a tocar los pechos de Aria con sumo cuidado por aquella ocasión que no se controlo, podía sentir la suavidad y a la vez lo natural que era ahora que no tenia su sostén incluso fue mucho mejor a como lo soñaba, no pudiendo aguantar coloco su boca en el pecho izquierdo mientras usaba su mano para el derecho.

Al sentir un nuevo placer en su cuerpo no pudo ocultar el gemido agudo que lanzó, era tan placentero pero no acabo ahí. Ash usando su lengua rodeo su pezón, saboreando la zona que había atrapado en su boca provocando gemidos en ella, supo que lo disfrutaba por lo cual continuo con aquella acción por un corto tiempo, en cambio Aria por las caricias del azabache comenzó a sentir hormigueos en la zona de abajo.

Pasaron minutos el calor se hizo presente en ambos, la lujuria se apodero de ellos pasando al siguiente nivel quitándose las prendas de abajo lograron estar desnudos siendo vito por la luz que pasaba por la ventana del cuarto.

— Eres hermosa Aria, igual que aquella vez — Dijo Ash contemplando su cuerpo desnudo.

— Ash... — Menciono su nombre agitada en su respiración con un leve sonrojo para pasar a acostarse en la cama mientras separaba sus piernas, invitando a continuar.

Sin perder el momento más importante de sus vidas se recostó entre las piernas de la pelirroja posando su miembro en su entrada que se encontraba lista luego de las sesiones anteriores pero reacciono ante la situación sabiendo lo que ocurriría después.

— Aria estas segura de continuar, no habrá marcha atrás — Advirtió sabiendo de las consecuencias — Te amo y podemos esperar, hasta llegar a este momento.

— Te amo Ash. Por eso estoy segura de darte mi virginidad — Dijo Aria besando al azabache con ternura.

Sabiendo la decisión de su pareja, introdujo de manera lenta en la entrada de Aria que se quejo por el dolor de su primera vez, así que Ash decidió esperar hasta que lograda acostumbrarse a su falo luego de un tiempo Aria dio señales para continuar.

En eso Ash comenzó a moverse dando los primeros movimientos, ambos gimieron ante la delicia del placer sexual, Aria no paraba de gemir nombrando a cada rato el nombre del campeón. Siguió moviéndose más rápido dentro de ella sintiendo cada vez el éxtasis, la entrada de la reina de Kalos sacaba sus fluidos apretando el miembro por la sensación de llegar a su primer orgasmo.

— Ah... sigue así Ash ¡Ah! — Aria estaba sumida al placer al sentir el miembro de Ash cada vez más dentro, voltio las cosas quedando arriba de Ash sin perder su unión.

— Aria.

— Es mi turno de complacerte, seria injusto de mi parte que no disfrutadas de este hermoso momento entre nosotros — Dicho esto movió sus caderas de arriba hacia abajo dando placer a su compañero.

— Aria se siente increíble tu interior — Añadió entre suspiro de satisfacción sintiendo el choque de ambos miembros.

Sintiéndose contenta de complacerlo, Aria siguió con su labor sujetando sus manos en el pecho de Ash mientras movía con rapidez sus caderas, dio un gemido fuerte al sentir el momento de su clímax.

— Aria ahora es mi turno. Debes estar agotada por el esfuerzo que haces con tus caderas — En eso voltio a la chica quedando arriba para moverse rápido ya sintiendo cerca su limite, no aguantando sus ganas uso sus manos para tocar sus senos mientras los movía con suma delicadeza — Tus pechos son fantásticos ah... estoy llegando a mi limite.

— Ash ¡Ah! Estoy cerca... — Sin poder aguantar termino primera, derramando sus fluidos de su entrada por la sensación de su clímax.

— ¡Aria! — Al mismo instante también acabo dentro de Aria derramando su esencia. Al acabar retiro su miembro pero al sentirse cansado, cayo sobre ella siendo recostado en sus pechos para luego sentir como la abrazaba.

— Eso... fue fantástico — Detallo Aria estando agitada.

— También lo fue para mi. Lamento estar encima de ti — Dijo Ash apenado por estar acomodado sobre ella.

— No importa, me encanta que estés a mi lado. Además como dijiste anteriormente te encanta estar junto a mis pechos por eso no me incomoda que lo uses como almohadas.

— Ahora ¿Qué sera de nosotros, Aria? — Pregunto sabiendo la chica a que se refería — Nosotros hemos tratado de ocultar esto. Pero ahora con lo que hicimos esta noche, no sé que ocurrida en nuestra posición actual.

— Sabremos solucionarlo, si la prensa sospecho de nuestra supuesta relación. Es mejor darle lo que quieren aclarando que somos una pareja oficial, bueno si tu quieres.

— Me encantaría ah... bueno debemos descansar. Con lo que hicimos anoche me encuentro sin energías — Aclaro en tono burlón cerrando los ojos acomodándose en los suaves pechos de su pareja — Buenas noches mi reina.

— Tienes razón, descansa campeón — Detallo con ternura para luego bostezar cansada pero antes de dormir, miro a Ash y acaricio su cabeza con una sonrisa adornando su cara — Todo comenzó como un rumor. Y fue ese mismo rumor lo que nos unió, mi querido Ash.

¿Fin?

Con esto acabamos por ahora con el shipping de AshxAria, ahora como avise el próximo capitulo saldrá el 2017 a esperar se a dicho, nuevas cosas y nuevas historias vienen.


Les informo un par de curiosidades respecto a la historia:

— El primer capitulo del Kaloskingshipping es igual a la historia original del creador original Taisei Ayasaki, pues trate de comparar la igualdad de los personajes por que se me hizo interesante el comienzo.

— Cuando leí la historia original, en la escena en donde Ash ve desnuda a Aria fue uno de los mejores momentos que he visto aunque ea un clásico en las historias de los fanfics.

— Al principio creí que la relación de Ash y Aria llegaría al siguiente nivel osea las escenas lemon cuando comenzó la segunda temporada pero el autor informo que no habría escenas de ese tipo ese fue el motivo por el cual cree la historia en mi fic.

— Aunque suene increíble y a la vez un poco loco cuando puse la escena del beso en este capitulo casi iba a poner que fue "El primer beso de ambos". Cuando en realidad es falso ya que el primer beso de Ash fue con Serena y no lo digo por el anime mis queridos lectores, sino por la historia original del creador pues en el comienzo de la historia Ash y Serena habían tenido una relación amorosa pero debido a que Serena quiso cumplir su nuevo reto en los concursos termino con Ash para luego irse a Hoenn mientras este se quedaba en Kalos aunque suene tonto trate de respetar la historia original.

— Por último el motivo del por que puse al final ¿Fin? al igual que ocurrió con el Pearlshipping es sencillo. El creador aún sigue en la actualidad en su historia por ese motivo habrá continuación de la pareja hasta nuevo aviso.


Bien lectores antes de irme, les dejo la información de la próxima pareja de mi fic y es...

El Pokesilvershipping conformado por Ash y Lyra. Esta pareja fue otra que me encanto en la temporada de Diamante y Perla por la manera de la castaña en tratar de enamorar al despistado entrenador de Kanto uno de mis favoritos de aquella temporada, el próximo capitulo tendrá una historia alterna osea que no tratada del anime por motivos muy buenos espero que lo disfruten cuando lo estrene.


Espero que hallan disfrutado del capitulo comenten que les pareció. Emilion se despide de ustedes lectores, hasta la próxima.
 

No dire nada, porque no hay nada que decir
Registrado
13 Ago 2016
Mensajes
314
Alfin llego, ya lo estaba esperando, ya esperaba que funcionara una compu xdxd.
Respecto al capitulo, no se que decir, me encanto, aunque lo vi un poco tipico, la pareja ve una pelicula, se declaran y el lemon, pero igual me encanto, y sobre el pokesilvershipping, no se nada de Lyra, vere de la temporada 10 a la 13 del anime para ver en donde sale y como actua la chica, hasta entonces a esperar...; Sin mas que decir...
NOS LEEMOS LUEGO
 

¡Voy a crear! ¡Traten de detenerme!
Registrado
3 Ago 2012
Mensajes
347
Que puedo decir, la historia de este ship me ha encantado, me gusta verlo como si fuese una version alternativa del mio, un desarrollo un poco diferente, mas maduro en cuanto a contenido, me gusto mucho como ha quedado, hasta ahora, mi historia favorita dentro de esta historia con muchas historias, y vaya que dije historia mas de cuatro veces, jajaja.
Sigue Lyra, a ver como resulta su historia, aunque esperé hasta el próximo año, estaré esperando. Nos estamos leyendo, hasta otra.
 

¡He regresado para una nueva ronda en el foro!
Registrado
18 May 2016
Mensajes
1,927
Ubicación
Perú
Alola a todos los lectores que leen este fanfic de shipping, ante de comenzar con la pareja de Ash y Lyra, les traigo un capítulo especial de una pareja muy inusual que se trata de Ash y Valerie. Esto fue por un pedido de un lector en Fanfiction, así que cumpliendo con su deseo le traigo a su pareja favorita, sin decir nada más, comencemos.

Capítulo 7: Ash x Valerie (Especial)


Era un mes de Febrero en cuidad Romantis, en donde los pobladores de dicha cuidad celebraban una festividad muy especial que era llamado "El día del árbol sagrado". Dicho mes era por su nacimiento y su longevidad de 100 años de vida siendo un monumento muy especial, además que había una clásica leyenda que mencionaba la unión de parejas tanto de humanos como de pokémon, esto fue debido a la unión de un amor prohibido entre los hijos de dos familias que se odiaban a muerte que por el deseo de aquella pareja hacia el árbol hizo que un milagro surgiera en donde sus familiares se unieron en son de paz. Aquella leyenda era muy popular entre los pobladores que bautizaron a la cuidad con el nombre de Romantis, un nombre que representaba el amor puro e inocente.

Nos ubicamos en un gran edificio conocido como la fábrica de la moda, ese nombre fue dado por las creaciones de trajes elegantes y muy refinados, hechos por la gran diseñadora Valerie. Adentro del establecimiento era un día lleno de labores a pesar del día festivo, un joven trabajador se encargaba de la limpieza del área, aunque el trabajo no fuera muy profesional tenía una labor muy importante que era mantener el orden para que los demás siguieran en sus labores podría decirse que era fundamental.

— ¡Ash te falta limpiar la zona de tejidos! — Reclamo una joven mujer de cabello largo oscuro además vestía un kimono muy elegante.

— Esta bien señorita Valerie. Me encargaré de limpiar esa zona — Dijo el chico de nombre Ash de manera positiva, yendo al lugar mencionado.

"Una hora después"

— ¡Ash debes limpiar la sala de producción!

— Enseguida voy señorita Valerie.

Así de manera continua era la vida de Ash en sus días de trabajos junto a su jefa, no obstante, estaba acostumbrado a recibir ese trato.

Había llegado la tarde y con ello la finalización del trabajo. El personal se retiraba a descansar por su labor, Ash estando ya vestido con su ropa normal estaba a punto de salir por la puerta de salida se encuentra con su jefa.

— Que descanse bien en este día, señorita Valerie — Dijo Ash de manera cordial.

— Espero que mantenga ese ánimo el día de mañana. Ya que tendrá aún más trabajo en las diferentes áreas — Dijo de manera cortante para retirarse del lugar.

Ash se quedó viendo como aquella mujer se perdía en el camino, en eso nota la presencia de cuatro mujeres que habían escuchado su conversación.

— De nuevo te está obligando a hacer más trabajo de lo usual, Ash — Dijo una joven de cabello anaranjado.

— No es para tanto Kasumi — Aclaro — Mi deber como limpiador es importante en la empresa. La señorita Valeria puede ser alguna a veces estricta, pero es parte de su trabajo como dueña.

— Ash tiene mucha razón — Dijo una chica de cabello castaño — Su labor como limpiador es importante en el trabajo.

— Aunque ese fuera el caso. ¿No crees que la jefa es muy dura con él? — Pregunto una chica de cabello azulado.

— No se preocupen Haruka y Hikari. No me incómoda tener muchas ordenes de la señorita Valeria. Es gracias a ella que tengo un lugar para vivir.

— En eso tiene razón Ash — Habló una joven de piel morena — La jefa Valerie lo contrato cuando estaba trabajando como lustrador de zapatos en la calle.

— No debías mencionar de mi antiguo trabajo, Airisu — Ash se encontraba un poco avergonzado de hablar de su vieja vida — Les agradezco por su ayuda chicas, pero me siento bien trabajando al lado de la señorita Valerie.

— Hum... Con que ese era el motivo — Hablo Kasumi con una mirada picada — Te gusta la jefa Valerie, ¿eh?

— E-Esperen no es lo que piensan — Ash nervioso agito sus manos negando tal hecho, pero fue en vano ante la astucia de las chicas.

— No debes ocultarlo Ash, se nota mucho tu interés por la jefa — Dijo Hikari juntando sus manos para hacer un corazón — Que bonito es el amour.

— ¿Has intentado confesarte, Ash? — Pregunto Haruka muy interesada.

— Ah... es en vano que revele mis sentimientos a la señorita Valerie — Suspiro desanimado — Ella es hermosa y elegante, en cambio yo solo soy un simple trabajador.

— ¡Oye Ash! — Grito Kasumi molesta por esa comparación — ¡No deberías menospreciarse! ¡Eres una persona amable y confiable!

— Es verdad. Siempre nos has ayudado en nuestros problemas desde que comenzaste a trabajar — Dijo Hikari recordando aquellos momentos — Además que eres muy guapo.

— Chicas... — Ash se sintió conmovido por sus palabras — Gracias por su apoyo. Pero he decidido guardar mis sentimientos ante la señorita Valerie, es lo mejor.

Sin decir nada más, Ash se despidió de las chicas, yendo por el camino donde se encontraba su casa. En cambio sus compañeras de trabajo se sintieron mal por el chico, así cada una fue en diferente rumbo hacia su hogar.

Airisu caminaba por las calles de la cuidad de manera tranquila, hasta llegar a toparse en el lugar donde se hacían homenajes al árbol sagrado. Si bien a ella no le interesaba encontrar aún a su pareja ideal, decidió hacerlo por Ash. Se dirigió directo hacia la entrada principal, agradeció que no hubiera muchas personas en la zona luego de haber celebrado toda la mañana, logrando llegar se topó con algo inesperado.

— ¡¿Eh?! ¿No es acaso la jefa Valerie? — Airisu se ocultó por detrás de un árbol, para luego confirmar que se trataba de la misma — ¿Qué estará haciendo en este lugar?

Por curiosidad decidió acercarse a donde se encontraba ella tratando de escuchar lo que hablaba, con sigilo se acercó lo más cerca posible. En eso logró escuchar unas cuantas palabras que lograron asombrarla demasiado.

— Como quisiera que él se fijará en mí...

Aquellas palabras fueron algo único y raro de oír, Airisu nunca se había imaginado que la amargada y estricta de su jefa estuviera interesada en alguien de manera romántica. Tratando de no sacar conclusiones de manera apresurada, decidió seguir escuchando.

— Siempre que te veo hablando con otras chicas. Siento deseos de que me prestarás más atención en cada momento pero solo lo consigo si te doy ordenes de manera injusta — Valerie miro por última vez el árbol mientras se marchaba — Deseo que te enamoradas de mí, Ash.

Aquel nombre fue como un balde fría para Airisu, nunca se imaginó que Valerie la mujer más seria y gruñona de la empresa fuera a sentir algo por un simple trabajador. Pero por otro lado quedaba claro que su jefa buscaba la atención del muchacho usando la excusa de la limpieza.

— Se me ha ocurrido una gran idea para que ambos logren corresponder a sus sentimientos.

"Al día siguiente"

Era un nuevo día en la empresa, pasando a horas de descanso, Airisu le contaba lo sucedido ayer en la plaza del árbol sagrado.

— ¡¿Qué?! —Era el grito de las tres chicas luego de enterarse de tal secreto.

— No deberían hacer tanto escándalo. Acaso quieren que otros se enteren y le cuente a la jefa — Dijo Airisu en voz baja.

— Lo sentimos. Pero nunca pensé que nuestra jefa sintiera lo mismo que Ash — Dijo Haruka aún impresionada — Eso le llamo "amor correspondido".

— No creo que se así, Haruka. Recuerda que ambos no están enterados de su sentir por el otro — Menciono Hikari — Además, dudo que ambos se confiesen.

— ¿Acaso creen que no supe de ese pequeño detalle? — En eso Airisu sacaba de su bolsillo dos boletos.

— ¿Para qué son esos boletos? — Pregunto Kasumi intrigada.

— Son pases privados para estar hoy en la noche en las aguas termales — Dijo en tono triunfante — Con esto. Haremos que ambos logren confesarse.

— ¡Guau! Es una idea estupenda Airisu — Halago Hikari — Pero... ¿cómo haremos para que ambos vayan sin sospechar del otro?

— No te preocupes lo tengo todo planeado desde la noche. Además que me encargue de reservar estos pases, por ese motivo no debemos fallar.

Las chicas decidieron cumplir con el plan de su amiga a la perfección, así que Haruka y kasumi fueron en busca de Ash que se encontraba comiendo tranquilo en una mesa.

— ¡Al fin te encontramos Ash! — Dijo Kasumi de manera rápida y a la vez agitada por correr.

— ¿Para qué están buscándome tan de repente, chicas? No me digan que el área de trabajo está sucio — Se alarmo el chico de pensar tan descuido.

— Tranquilo Ash no tiene nada que ver con el trabajo — Tal respuesta lo alivio — En realidad, hemos venido a entregarte este pase para las aguas termales que será está noche.

— ¿Por qué me entregan un pase que debió costar muy caro? — Se preguntó el chico al tenerlo en sus manos.

— Es un regalo de las cuatro. Esto es por el tiempo de ayuda que has pasado con nosotras — Respondió Kasumi haciendo que el chico aceptará.

— Muchas gracias chicas. Acepto su regalo con mucho gusto.

— Te aseguro que no te vas a arrepentir — Haruka mostraba una sonrisa pícara sabiendo la verdadera intención de los pases.

En el otro lado, Hikari y Airisu estaban en la oficina de la gerente de la empresa, comenzando con su plan, ambas tocarón la puerta.

— ¿Quién es? —Pregunto Valerie sin muchas ganas.

— Airisu, estás segura que será una buena idea — Hikari se notaba insegura por lo que iban a hacer ahora — No quiero que me despida por hacer estos favores.

— No te preocupes Hikari. Si todo sale bien, no debemos preocuparnos por ese detalle — Habló segura de sus palabras haciendo que su compañera tuviera valor — Es momento de comenzar con el plan.

Así ambas entraron a la oficina de su jefa que se encontraba sentada leyendo unos documentos, al verlas dejó de leer para atender a sus empleadas.

— ¿Qué se les ofrece chicas? Hablen rápido. Ahora me encuentro ocupada con unos encargos para otras regiones.

Hikari chocó su brazo con la de su compañera esperando que ella diga sobre el asunto, Airisu con mucho valor se acercó al escritorio para mostrarle un pase.

— ¿Qué significa esto? — Arqueó la ceja.

— Bueno jefa... esto es un pase para que vaya está noche a las aguas termales — Respondió de manera tranquila a pesar que sudaba su frente.

— Entiendo. ¿Pero por qué motivo me lo dan? — Aún Valerie no entendía aquel gesto amable de parte de ellas.

— Es un regalo, pues hemos visto que se ha esforzado mucho está última semana. Por ese motivo le damos este pase para que vaya a relajarse — Habló Hikari tratando que su jefa se creyera tal motivo y para su suerte ella tomó el pase.

— Esta bien, voy a aceptar este pase — Aunque se notada su amargura en el fondo necesitaba quitar su estrés, para cuando las chicas se fueron de su oficina. Valerie se quedó viendo aquel pase — No sería tan malo probar las aguas termales.

Luego que el plan había dado resultados buenos, había llegado la noche y con ello la finalización del trabajo, Ash se encargó de guardar sus cosas en su casillero, listo para irse.

— Ash estás listo para irte a las aguas termales — En eso apareció Kasumi junto al resto de las chicas que lo esperaban en la puerta de salida.

— Por supuesto chicas — Sostuvo su pase — Les agradezco por este gesto tan gentil de ustedes. Necesitaba relajarme luego de una intensa labor.

— Es lo menos que podemos hacer por ti — Dijo Hikari — Has sido muy lindo con nosotros, es lo mínimo que podemos hacer.

— Gracias Hikari. Será mejor que me vaya ahora, nos vemos hasta mañana — Salió de prisa para disfrutar de su pase.

— ¿Crees que resulte nuestro plan? — Pregunto Haruka aún con dudas — Cuando Ash se encuentre con la jefa en las aguas termales. Habrá problemas para nosotras y un claro ejemplo son nuestros salarios o mucho peor, seremos despedidas.

— Que bonito apoyo nos das amiga — Dijo Airisu con sarcasmo — Este plan debe resultar o sino debemos alistar nuestras cosas para mañana — Esto último lo dijo nerviosa — Ash espero que logres abrir el corazón de Valerie. Nuestras vidas dependen de ti.

Al llegar a dicho establecimiento, Ash mostró su pase al encargado logrando entrar en una habitación privada, después de eso fue a los vestidores a cambiarse, demoro unos cinco minutos estando ahora en paños menores se dirigió hasta la zona donde se encontraba las relajantes aguas termales, pero algo inusual ocurrió, al entrar por la puerta se había encontrado a Valerie en paños menores estando solo con una toalla alrededor de todo su cuerpo.

— ¡Ash! ¡¿Qué haces aquí?! — Aquella mujer en vez de enojarse más sintió la vergüenza por la presencia del chico que amaba haciendo lo posible en tapar su cuerpo.

— S-Señorita Valerie — Ash se encontraba impactado luego de admirar tal escena que protagonizo su jefa.

— Te hice una pregunta, Ash. ¿Qué haces en está habitación? — Volvió a repetir la pregunta.

— En realidad, he venido aquí para descansar de mi cansancio del trabajo. Incluso tengo un pase para entrar con el número de la habitación — Mostró dicho pase — Me lo entregaron las chicas como un regalo por mi esfuerzo en el trabajo.

Valerie al escuchar las explicaciones del chico de ojos marrones, logró percatarse de la situación y mostró una mirada perspicaz.

— Así que ellas se encargaron de organizar todo esto... ¿Acaso se habrá enterado que mi amor por él? — Se quedó pensativa por un rato — Ahora lo entiendo todo; el pase, las aguas termales y Ash. Ellas han planeado una velada privada con el propósito de confesarme.

— ¿Señorita Valerie? — Llamó el chico de las zetas luego de notar su silencio, en cambio ella, solo sonrió pícara mente ante la situación que se ha formado.

— No te preocupes Ash. He logrado entender que esto no es tu culpa — Habló Valerie compresiva con el chico que se sintió aliviado — En cambio para ellas, mañana las voy a despedir por lo que hicieron. Como se atreven a engañarnos de esa forma.

— Por favor, señorita Valerie. No lo haga — Suplico el chico por sus amigas — Ellas solo lo hicieron por... — Se detuvo en ese momento, casi iba a delatar sus sentimientos hacia su jefa. Valerie se quedó esperando en que el chico continuara, aunque le daba rabia que pensará en ella primero como si fuera algo muy valioso para él.

— Estoy esperando tu explicación del por qué no las debo despedir, Ash — Se cruzó de brazos impaciente.

— No tengo nada que explicar sobre lo que hicieron — De pronto Ash se arrodillo ante una sorprendida Valerie que no se esperó tal humillación de su parte — Haré lo que sea; limpiaré todas las zonas, trabajaré los Domingos e incluso vendré más temprano de lo usual. Pero le pido que no las despida, señorita Valerie.

Valerie se sintió conmovida luego de escuchar aquellas palabras del chico, pero luego pensó en lo que dijo ¿Así que hará lo que sea? De solo pensar aquello, hubo una clase de oportunidad para interactuar con él, tomando en cuenta aquello decidió usarlo en su beneficio.

— De acuerdo, Ash. Tomaré tu palabra y las voy a perdonar pero con una sola condición... — Alzo su dedo mientras hablaba — Pasa el resto de la noche obedeciendo lo que te diga, ¿has entendido?

— Está bien. Lo cumpliré señorita Valerie — Acepto su petición, sin chistar.

Luego de ese acuerdo, ambos estaban adentro de las aguas termales aunque tapados por la toalla, Ash estaba en un colapso nervioso por la situación en que se había metido, al contrario que fuera algo malo, le resulto más beneficio estar en la misma habitación con la mujer que amaba, a cada segundo le echaba un vistazo a su compañía notando su piel blanca como la nieve, su cabello oscuro como la noche y sus ojos brillantes como la Luna.

Valerie se había percatado que el chico la espiaba a cada momento, sonrío internamente al saber que le gustaba lo que miraba. "Así que te gusta ver mi cuerpo, ¿eh?" decía ella con un tono burlón. Entonces moviéndose un poco, hizo que en un instante su toalla se desprendiera mostrando su torso desnudo.

Ash no podía creer lo que veía sus ojos, el cuerpo desnudo de su jefa lo había dejado avergonzado como nervioso, era la primera vez que la observaba de diferente manera trató de quitar su vista para que ella no se diera cuenta, pero le fue difícil no recordar sus pechos rosados y medianos logrando que se excitada teniendo una erección en su parte baja.

— Ash, ¿podrías darme un masaje en la espalda? — Le ordeno aun estando semi-desnuda.

El chico del cabello oscuro debía acatar su orden, aunque le era complicado caminar con su amigo que estaba animado. Comenzó con los masajes sintiendo con sus manos el cuerpo sexual de aquella mujer, Valerie le ordenaba que bajada cada vez más, el chico moría por dentro luego que sus manos bajaban, casi llegando a su parte delantera, no aguantaba su curiosidad, paso su vista un poco hacia abajo notando la retaguardia de la chica pero el detonante de su excitación fue cuando observo la raya central de su nalga haciendo que su pene llegará a su máxima distancia.

Por Arceus, la señorita Valerie tiene una genial delantera. ¡Rayos! Si me descubre que estoy erecto, seré hombre muerto — Ash se encontraba nervioso tratando que su amigo volviera a la normalidad para evitar un problema con su jefa.

Valerie no se quedó atrás, había deducido muy bien sus cálculos en dicho acto luego de haberle pedido que la masajeada. Lo que realmente quería era incomodar al chico de ojos marrones con su cuerpo, así que siguió con la siguiente parte de su plan.

— Te agradezco por tu ayuda, necesitaba relajarme luego de recibir tanto estrés cada día. Ahora déjame ayudarte con tu "pequeño" problema — El chico no supo que responder cuando Valerie se volteó para luego quitarle su toalla con sus manos mostrando su erecto pene — Al parecer te has excitado demasiado con mirar mi hermoso cuerpo Ash.

— Lo siento mucho señorita Valerie. No es lo que parece yo puedo expli- — No pudo continuar al sentir las suaves manos de la mujer en su miembro provocando que su voz sonada ronca — S-Señorita Valerie ¡Ah...! ¿Qué está haciendo?

— Que bonito gemido das Ash hasta me resulta muy adorable — La mujer continuaba masturbando al chico mientras usaba su otra mano para estimular sus testículos haciendo que soltada gemidos cada vez más fuertes, no perdió el tiempo luego que usará su lengua para comenzar a dar lamidas alrededor de su miembro haciendo que Ash cayera al suelo dando el paso libre a Valerie — Al parecer, Ash nunca se ha masturbado en su vida. Está puede ser una gran oportunidad para mí y no voy a desperdiciarlo.

Por otro lado, Ash se encontraba en el cielo, nunca había experimentado aquella dulce sensación que le daba su adorable jefa a su miembro. Pero aquella experiencia placentera no iba a acabar aún, luego que Valerie introdujera su boca en su pene comenzando a hacerle sexo oral.

¡Nunca pensé que la señorita Valerie lo hiciera! ¡Hmm! ¡Es increíble, siento como mi pene se derrite estando en su maravillosa boca! — La mente de Ash se nublaba por completo, no pensaba otra cosa que no fuera la bella imagen de Valerie introduciendo su pene en su boca y sentir como lo envolvía con su lengua — ¡Creó que estoy en mi límite! ¡Ah! ¡Me vengo!

Se había corrido mucho en la boca de Valerie, ella solo cerró los ojos mientras usaba su mano para estimular el miembro del chico haciendo que soltará todo, saboreaba aquella esencia con su lengua hasta quedar seco. Al cabo de unos minutos lo sacó de su boca comenzando a respirar agitada, Ash aún estaba en el suelo con una sonrisa, nunca había creído que esto estuviera sucediendo.

— Es la primera vez que le hago una mamada a un chico. ¿Te gusto, Ash? — Respondió directa la mujer que relamía los restos de semen que quedaba en su mejilla.

Se sintió afortunado de ser el primero en experimentar la boca de su maravillosa jefa, se levantó de inmediato del suelo, luego fue a tomar los brazos de la mujer e impulsarlo hacia él para plantarle un beso desesperado.

¡Oh, no! Que acabo de hacer — De inmediato se separó de sus labios mientras observaba como Valerie lo miraba asombrada — Lo lamento señorita Valerie. No quise aprovecharme de usted, solo me dejé llevar por mis impulsos.

— No tienes que disculparte. Yo inicié esto desde el principio era imposible que te aguantadas en besarme — Valerie comenzó a acariciar la mejilla del chico mientras le sonreía — Veo que aún quieres continuar, ¿no?

Ash se percató que su miembro viril había vuelto a crecer luego de haberse venido hace algunos minutos.

Veo que tiene mucha energía al ser virgen. ¡Diablos! Estoy tan mojada luego de chupársela todo el rato con mi boca —Valerie sin perder tiempo, arrastro a Ash adentro de la habitación tirándolo en la cama mientras volvía a masturbar su pene — Oye Ash, ¿quieres experimentar el sexo conmigo?

— Lo está diciendo enserio, señorita Valerie.

— No te confundas. Solo es sexo, nada más — Le aclaró las cosas — Me siento sola. Así que usaré tu cuerpo para relajarme toda la noche.

— Lo comprendo — Por un momento creyó que ella sentía algo por él, sin darse cuenta como ella se mordía su labio luego de decirlo — Entonces me encargaré de hacerla disfrutar de la noche. Entiendo que usted se sienta sola, sin la compañía de alguien que deba amar — Valerie abrió los ojos en sorpresa, nunca pensó que Ash lo tomada de esa manera — No se preocupe. Yo haré que borre su soledad usando mi cuerpo.

Ahora comprendo por qué me siento tan atraída a ti. Y pensar que lo había contratado solo por pena — Tomando la palabra del chico, ella le dio un beso al estilo Kalos entrelazando sus lenguas en la boca del otro, luego de acabar se alejó un poco — Si quieres hacerme disfrutar en esta noche... — En eso mostró una mirada seria — Tendrás que esforzarte mucho. Hasta que me hagas llegar a mi clímax.

Se encontraban echados en la cama, ambos se acomodaron de tal manera de que hicieran la posición 69 en donde contemplaban sus intimidades, Valerie fue la primera en tomar aquel miembro y lamerlo con su lengua, comenzando primero con el tronco para luego chupar la punta. Ash no se quedó atrás y empezó a lamer su vagina con su lengua, entrando en su interior probando su dulce fluido, Valerie gemía constante, nunca había experimentado que un hombre lamiera su intimidad de esa manera.

— ¡Ya basta! — Lo detuvo al sentir como iba a correrse. Valerie lo acostó mientras se colocaba encima para colocar su vagina dentro del pene de Ash que gemía al sentir la calidez de su entrada — Ya quieres que lo meta adentro, ¿no?

— Sí. Quiero tenerlo adentro de ti — Ash estaba en las nubes, solo veían con detenimiento la vagina rosada de la mujer que amaba.

Oyendo su petición, ella adentro aquel miembro en su interior con manera lenta. Gemía al sentir la intensidad en su cuerpo llegando hasta el fondo. Valerie observo con una sonrisa burlona luego de mirar la cada complacida del chico en su primera vez.

— Y bien... ¿Qué te parece sentir la vagina de una mujer?

— Yo... — Ash no podía responder debido al placer que recorría en su cuerpo, sintió por primera vez la suavidad y lo estrecho que era el cuerpo de la mujer.

— Si esto te encanto... — En eso comenzó a mover sus caderas mientras sostenía sus manos en el pecho de Ash — Ahora viene lo mejor.

Ash se dejaba complacer sintiendo como su pene se movía en sus paredes vaginales, no aguantaba en sentir solo eso. Por impulso sujeto sus nalgas para empezar a penetrar más profundo su interior logrando escuchar los gemidos de Valerie.

Está muy adentro de mí. ¡Se siente increíble su pene! — Ella disfrutaba en ser penetrada por Ash, ayudando en su causa, movía sus caderas al compás de su penetración — ¡Qué rico! ¡Nunca me había sentido excitada de esa manera!

Ash noto su mirada complacida al sentir como su pene la llenaba por completo.

— Lo estás disfrutando señorita Valerie.

— Me encanta que me cojas de esa manera. ¡AH! ¡No te detengas!

Luego de escuchar el pedido de la dulce mujer de cabello oscuro, seguía embistiendo con más fuerza a la vez que ella gritaba de placer al sentir como su pene entraba y salía de su interior con tanta velocidad. Comenzó a mover sus caderas para que el pene de Ash pudiera entrar más adentro, logrando disfrutar aún más mientras sus cuerpos chocaban. Ash solo se limitaba gruñir por lo estrecho que era la vagina de su amada mientras estaba cerca de su rostro, no podía evitar besarla en sus labios siendo correspondido por ella que seguía gimiendo. Valerie disfrutaba en complacer al chico con su cuerpo notando su vigor además que era excitante lo placentero que podría ser en el futuro.

Ambos sentía el llegar de su clímax mientras aumentaban el ritmo más rápido hasta que sucedió, Ash descargo su esencia dentro de la intimidad de Valerie mientras ella trataba de recuperar el aliento por el esfuerzo dado.

— La amo señorita Valerie — Ash hizo un último esfuerzo en salir de su interior, sin percatarse de lo que dijo.

Valerie se quedó asombrada no podía creerlo que había dicho, por un momento se sintió alegré de saber que sus sentimientos fueran mutuos.

— Ash — Le llamó con una voz neutra — ¿Me amas?

¡Oh, no! ¡Por qué dije eso! — Ash comenzaba a arrepentirse de haber confesado sin querer sus sentimientos — Y-Yo...

— ¡Dímelo! ¡¿Me amas o no?! — Más que un enojo fue en realidad una súplica.

Ash suspiro para luego agachar su cabeza.

— Yo la amo señorita Valerie, me enamore de usted desde que me contrato. Me conmovió su manera responsable, generosa y amable — Logró expresar a ella lo que tanto ocultaba en su corazón — Comprendo que seamos de diferentes rangos en la sociedad. Incluso sabiendo que usted me va a rechazar...

En eso Ash sintió la cálida mano de Valerie haciendo que levantada la mirada.

— Tienes razón. Somos de diferentes sociedades y además eres solo mi empleado. Pero... — Acerco sus labios con los de Ash, dando un beso tierno — No me importa lo que piensen los demás e incluso lo que digan al respecto sobre nosotros. Yo también te amo Ash.

— Señorita Valer... — Se detuvo al sentir los dedos de ella en sus labios.

— Solo dime Valerie.

"Al día siguiente"

Era un día normal en la famosa empresa de ropa en la cuidad, aún era temprano. Las primeras en llegar fueron aquellas cuatros que hicieron aquel plan. Para su sorpresa observaron en la entrada tanto a Valerie como a Ash.

— Con ustedes quería hablar — Dijo Valerie con firmeza, provocando los nervios en ellas.

— Podemos explicarlo jefa — Habló Airisu en defensa de las demás — Solo queríamos hacer que se confiesen de una vez por eso le entregamos los pases de las aguas termales. Si tiene a alguien que despedir que sea solo a mí.

— Así que usted inició todo esto. Pues déjeme decirle que le agradezco por abrirme los ojos — Se expresó sonriente mientras tomaba la mano de Ash.

— ¡¿Ah?! — Fue la reacción de las cuatro.

— Chicas les agradezco por su ayuda. Logré declarar mis sentimientos a Valerie y ahora somos una pareja — Ash les dedico una sonrisa — Aunque ahora las cosas seas diferentes, no cambiará nuestra amistad en el trabajo.

— Me alegro por ti Ash. Espero que ustedes sean felices — Sonrió Hikari por su amigo.

— Eso significa que podemos seguir trabajando, ¿verdad? — Habló Haruka.

— Pues claro que ustedes seguirán en esta empresa — Dijo Valerie de manera autoritaria — Pero no crean que seré blanda solo por qué ahora este con Ash, ¿eh?

— Claro jefa — Dijo Haruka entendiendo el asunto.

En eso ambos se adentraron en la empresa mientras ellas se veían sonrientes de que su plan fuera un éxito después de todo.

— Uffs de lo que nos salvamos — Suspiro aliviada Kasumi — Al parecer se cumplió el deseo de ambos.

— Pues claro que se cumplió — Airisu mostró una mirada confiada — Después de todo. El árbol sagrado siempre cumple con el amor mutuo de las personas.

Las cuatros se sonrieron entre sí mientras entraban para empezar con el trabajo, sabiendo que las cosas habrían salido bien para su amigo de cabello azabache.

Fin.

Les encanto está nueva temática que estoy probando lectores, bueno para comenzar he creado un fanfic para el deleite de todos, antes de comentar sobre el capítulo, pongan el nombre de su shipping favorito incluso puede ser sin la participación de Ash, ya que pondré en mi perfil de Fanfiction una lista de las próximas parejas de Pokémon. Puede ser entre dos, tres o hasta cuatro e incluso yuri, ojo no hago nada yaoi para su información, comenten que les pareció el capítulo. Emilion se despide de ustedes lectores, hasta la próxima.

Psodata: Les aviso que no acepto estás dos parejas; Contestshipping (Drew y May) y Geekchicshipping (Clemont y Serena).
 
Arriba Pie