+18 Colección Un Tiempo de Compañía

Les encanta las historias de shipping con temática de Lemon

  • Si, me encanta que cada shipping tenga su propia historia

    Votos: 44 93.6%
  • No, prefiero solo un shipping en especifico

    Votos: 3 6.4%

  • Total de votantes
    47

xonwa2010

A huevo, triunfo el mal >:3
Registrado
29 May 2016
Mensajes
117
Offline
No estaria mal una AbilityShipping o MorpheusShipping, ya que no son muy conocidas (sobretodo la segunda)
 
Última edición:

Plushy Berry

Pokéwritter
Registrado
9 Jun 2007
Mensajes
1,005
Ubicación
FanficsLandia
Offline
No haré peticion de las mugres que nomás a mi me gustan pero por puro reto y salir de la zona de confort, estaría interesante que intentaras chutarte un Rocket, después de todo en español hay muy poco contenido y se extraña leer esas clásicas historias donde se quedaban los dos atorados en una trampa y como nadie llego rápido a sacarlos pues... xD
 

oswaldo prime

No dire nada, porque no hay nada que decir
Registrado
13 Ago 2016
Mensajes
314
Offline
1.-Seria amour pero quiero probar o mas bien ver algo diferente
2.-Pearl, ya esta hecho
3.-En tercer lugar me gusta el advance
 

Emilion

¡He regresado para una nueva ronda en el foro!
Registrado
18 May 2016
Mensajes
1,927
Ubicación
Perú
Offline
¡Alola a todos mis lectores!

He vuelto trayendo un nuevo One-shot de Pokémon. Pero antes de leerlo tengo que explicar que la historia como las parejas viene de otro autor que se encuentra en "Foros DZ", el motivo por el cual decidí escribir sobre este shipping, se debe porque me encanto demasiado en especial por el tema de un amor prohibido además que hubo un lector que me sugería colocar a estos tres personajes muy interesantes. Ahora que logré explicar mis motivos, espero que lo disfruten todos y en especial para el autor original.

Antes de comenzar para los lectores que esperaban el shipping de Ash y Lyra, decidí ponerlo más adelante en futuros capítulos por la inesperada inspiración que he tenido en escribir sobre este trío tan genial que es hasta ahora original en los fanfics de Pokémon.


Aclaración: Pokémon no me pertenece es de "Satoshi Tajiri y Pokémon Company". Solo me encargo de crear la historia de mi fanfic, sin lucros comerciales.

Capítulo 08: Sun x Moon x Lillie (Incesto y Yuri)


El sol salía entre dos montañas empezando a iluminar el cielo y a toda la región conocida como Alola, nuestra historia comienza en una casa normal de dos pisos exactos con una familia muy normal.

Adentro del domicilio de una habitación en particular se levantaba un joven de cabello azabache, este traía puesto solo su bóxer mostrando su torso desnudo, dio un ligero bostezo para luego dirigirse hacia las cortinas con el propósito de levantarlas.

— Moon es momento de levantarse. Recuerda que tenemos clases hoy día —Aviso el chico haciendo que las sabanas se movieran de repente. Una bella dama del mismo color de cabello que el joven, comenzaba a abrir los ojos lentamente haciendo que la sabana cayera, ante el chico se mostró aquellos pechos de copa "C" provocando un leve sonrojo.

— Alola hermanito —Saludo de manera inocente.

— A-Alola Moon —Devolvió el saludo a la vez que volteaba hacia otro lado. Ante tal situación ella dio una pequeña risita llamando la atención de su hermano mayor.

— ¿Qué es lo gracioso, Moon?

— Ay hermanito. Aún sientes vergüenza de verme desnuda todas las mañanas a pesar de que tenemos sexo cada noche —Si bien la joven no se sentía avergonzada de mostrar su afecto ante el chico. En el caso de Sun era todo lo contrario, este caso curioso se debía a que el cuerpo de su bella hermana cada vez estaba más hermoso que la anterior.

— Son cosas de chicos Moon, jamás lo comprenderías. Además de eso, hay que darnos prisa o llegaremos tarde a la escuela —Tras decir esto, Sun le entregó su ropa mientras este aprovechaba en cambiarse dentro de su armario.

— Enserio hermanito, nunca voy a entender sobre tus sentimientos hacia mí —Al acabar de cambiarse, Luna decidió lavarse la cara en el baño que estaba dentro del cuarto, al terminar ella observó a Sun que se colocaba su gorra como última prenda en ponerse— ¡Guau! Estás hecho un galán hermanito. Solo procura no coquetear con otras chicas, ¿eh? —Esto último lo dijo con una voz sombría y con un aura oscura.

— Enserio Moon. Desde que somos novios, siempre buscas una excusa por verme tan elegante —Sin que la joven azabache se lo esperará, Sun le dio un beso fugaz para luego colocarle su gorra roja— Te vez linda cuando te pones celosa, ¿lo sabías?

Moon solo infló sus mofletes por su comentario y por el beso repentino.

— Solo tratas de burlarte de mí, Sun. Pero... estoy contenta que digas que soy linda —Dijo con un ligero sonrojo mientras abría la puerta— Eso me recuerda que debemos vernos con los demás en la escuela, en especial con Lillie.

Al escuchar el nombre de la joven de ojos esmeraldas, El azabache recordó los momentos vividos en semanas anteriores cuando tuvo relaciones sexuales con ella junto con su hermana, algo sumamente increíble y mágico.

— ¿Oye hermanito, me escuchas? —Sun volvió en sí luego de notar la mirada curiosa de su hermana. En cambió ella solo deducía que se quedó en la "Luna" al escuchar el nombre de su amiga, así que decidió jugar una broma— Oye Sun, ¿tengo una duda?

— ¿Cuál es tu duda, Moon?

— Me preguntaba, ¿quién tiene los pechos más grandes, Lillie o yo? —Ante tal pregunta, el joven tuvo una imaginación loca de ambas chicas estando desnudas, provocando que su cara se pusiera colorada por aquel pensamiento pervertido.

— Sera mejor irnos a desayunar. De seguro mamá ya término de prepararlo —Con esa excusa algo pobre, salió apurado hacia la salida mientras Moon reía en su interior por lograr su cometido.

— Ah, mi amado hermanito también ama a Lillie. Es cierto que dije que no puede mirar a otras mujeres, pero eso excluye a mi mejor amiga... —En eso Moon fue hacia la misma dirección que su novio/hermano, bajando por la escalera sonriente. Entonces recordó un detalle importante que olvido— Es verdad, casi me olvido de mi mamá.

Luego de bajar, ambos hermanos se encontraron con su progenitora bebiendo café junto con unos panes con mermelada.

— Alola mis queridos hijos.

— ¡Alola mamá! —Dijeron ambos peli-negros al unísono para luego sentarse.

— Se demoraron diez minutos en bajar a desayunar. No me digan que otra vez se divirtieron en el baño —Ante tal comentario, Sun escupió de su vaso mientras Moon miraba hacia otro lado con un ligero sonrojo.

— ¡C-Claro que no lo hicimos en el baño! —Respondió un poco ofendido por su desconfianza, en cambió la mujer rió bajo por la situación.

— Si no hicieron sus "cositas", ¿por qué demoraron en bajar? —Volvió a insistir.

— Solo tuvimos una demora en cambiarnos, eso es todo —En tanto acabó de responder volvió a comer sus alimentos tratando de evitar otras preguntas vergonzosas.

— Ah, si eso ocurrió, no hay motivo de interrogar —La mujer de treinta años volvió a continuar con su desayuno mientras prendía la televisión.

Es un alivio que no preguntará nada más. Desde que mi mamá se unió a la diversión con nosotros, las cosas han ido de maravilla en nuestra familia —Pensó Moon a la vez que desayunaba sus alimentos, siguiendo con su rutina diaria en su casa.

Pasando media hora, ambos hermanos habían llegado a la entrada de la institución, dando unos cuantos pasos de aquella puerta notaron con suma alegría al encontrarse con ciertas personas conocidas por ellos.

— Alola Sun —Saludo una sonriente joven de cabello verde y largo.

— Ustedes llegan un poco tarde de lo usual, ¿algo ha ocurrido? —Se acercó un joven de piel morena hacia ambos— ¿Acaso tuvieron problemas en el camino?

— Para nada Kiawe, solo tuve un pequeño retraso en mi casa, nada más —Respondió Sun que se rascaba su cabeza nervioso evitando el verdadero motivo.

— ¡Alola Mallow! —Saludo animada la peli-negra mientras se acercaba a la nombrada— Veo que ustedes anda muy juntos hoy, aunque es obvio ya que son novios. Sabes Mallow, deberíamos ir los cuatro a comer en el restaurante de la cuidad, algún día.

— Tal vez algún día —Mencionó apenada.

— ¡Oigan! ¡No se olviden de nosotros! —Se quejó un muchacho que se acercaba al grupo junto con los demás restantes.

— Vaya, has llegado temprano Hau —Respondió Sun sorprendido haciendo que el mencionado se sintiera ofendido por sus palabras— Ah, alola Chris.

— Alola Sun —Respondió el joven robusto, sin decir añadir más a la conversación.

— Por fin estamos reunidos, chicos —Habló nostálgica una joven hacia el grupo.

— Tampoco exageres, solo fue el fin de semana —Regaño otra joven.

— Es bueno verlas, Zarala y Rika —Luego de decir sus nombres respectivamente, Moon corrió a abrazarlas— Estoy feliz de verlas, amigas.

— Moon, ¿y nosotras qué? —Dijo una hermosa joven de cabellera rubia.

— Es cierto, ¿te olvidas de tus amigas de hace años? —Reclamo de igual manera una muchacha de cabello azul corto.

— Lo lamento mucho, chicas —Al disculparse fue a la dirección de ambas para también darles un fuerte abrazo siendo correspondido— Es bueno verte Lillie, y claro que somos amigas, Lana.

— Por eso gesto te perdono, Moon —Dijo sonriente la loli azul.

— Igual yo —Respondió Lillie para cambiar de inmediato su vista hacia Sun, que dando pasos temerosos se acercó hacia él— Alola Sun.

En el instante en que sus ojos se cruzaron, hubo un choque nervioso recorriendo sus cuerpos. Para Sun era agradable verla reluciente con esa sonrisa, su piel era tan blanca como la nieve, ella se acercó a unos centímetros del chico.

— Alola Lillie —Devolvió el saludo con una sonrisa al verla— ¿Cómo has estado en este fin de semana?

— Ah, normal como siempre —Contesto enseguida. Entonces Sun se percató como la oji-verde le entregaba algo en su mano de manera disimulada— Oh, ya casi es la hora.

— Es cierto —Respondió Mallow al notar el reloj que se encontraba al centro de la institución, solo cinco minutos faltaba para las clases— Después hablaremos, tenemos que llegar antes que toque el timbre.

Con pasos apresurados aquel grupo de diez se dirigió hacia la entrada para luego separarse, siendo Moon, Lana, Lillie, Zarala y Rika que se fueron a sus aulas respectivas mientras el resto fueron juntos. Las clases iniciaron una vez más, en donde los alumnos volvían a ser prisioneros de los libros y aprendizaje de cada mañana. Trascurrido ese tiempo, había llegado el merecido descanso o como era llamado recreo. Los alumnos corrían apurados por los pasillos de la escuela para entretenerse con algo, Sun salía de manera normal mientras sostenía un papel en su mano, aquel papel se lo entregó Lillie antes de entrar y entonces decidió leerlo "Nos vemos en la azotea", decía la nota llamando la curiosidad del azabache que sin dudar se dirigió hacia dicho lugar.

Al terminar de subir por las escaleras llegó a la puerta del techo, y para sorpresa del chico se encontraba abierta, algo que le extraño debido a que los encargados lo tenían cerrado para los demás. Al entrar miro por todos lados buscando la presencia de la joven de cabellera rubia, pero de improvisto alguien le tapo sus ojos.

— ¿Adivina quién soy? —Con esa clásico juego, aquella persona se expresó con un risita traviesa. En cambió a Sun le agradaba esa clase de juegos de parte de la chica, tal como ocurrió aquel día en donde lo durmió con un polvo extraño para solo tener sexo con él.

— Ah, déjame adivinar... Eres tu Silvia.

— No, intenta otra vez —Bufó un poco enojada por el nombre de aquella.

— Entonces, eres Emilia o Asuna —Así el peli-negro dio cada nombre erróneo logrando llegar hasta el límite en la paciencia de la joven de ojos esmeraldas.

— ¡¿Quiénes son esas?! ¡Espero que no estés viendo a otras! —Su voz delataba que estaba furiosa, pero entonces oyó la risa del chico, abriendo los ojos por aquella expresión— ¿Qué es lo gracioso, Sun?

— Al parecer, logré ponerte celosa Lillie. ¡Je! Eres igual a Moon, con eso de que no me fije en otras chicas, aunque admito que es divertido provocar celos a mis dos queridas novias —Al dejar libre sus ojos, el chico observo divertido como la reacción de la joven que inflaba sus mofletes por la broma de antes, volteando avergonzada por la escena de celos que hizo apropósito.

— Eres muy malo, Sun —Su expresión resultaba de una niña pequeña haciendo un reclamo, pero no quito su manera cariñosa hacia el chico, por instinto abrazo uno de sus brazos, sorprendiéndolo— Oye Sun... ¿me amas mucho?

— Claro que te amo mucho, igual como también amo a Moon —Con voz firme y clara, la joven quedando contenta con su respuesta, guió su mano hacia la entrepierna del chico para apretarlo suavemente provocando que se excitada— Ah... tienes las manos muy suaves. Lillie eres una niña muy traviesa.

— Sí, soy una niña muy traviesa que necesita un castigo apropiado, ¿no? —Siguiendo con el juego, ella bajó el cierre de su pantalón metiendo su mano adentro. Lo sacó mostrando su miembro casi erecto, ella podía sentirlo duro y caliente mientras crecía en cada segundo— Ya estás muy animado amor. Al parecer tu amiguito necesita un poco de atención —Bajando su cuerpo hasta que sus rodillas quedaron al suelo, acerco su rostro hasta llegar a la glande, relamiendo sus labios, saco su lengua para dar suaves lamidas hacia la punta del pene. Sun soltó un ronco gruñido luego de sentir la fría saliva de la oji-verde.

— ¡Ah! L-Lillie... no podemos hacerlo aquí... alguien podría venir —Aunque le encantaba disfrutar de la suave boca de su novia, su mente le advirtió sobre el peligro de exponer su acto indecente estando en la escuela.

— Tranquilo Sun, nadie vendrá acá. Solo a los representantes se les tiene permitido tener una llave para eventos escolares, ningún alumno puede entrar sin permiso alguno, así que solo debes relajarte y disfrutar de nuestro momento íntimo —Al terminar de explicar, continuo con su labor dándole sexo oral. Entonces Sun relajo su cuerpo sintiendo el movimiento de su boca, yendo hacia adelante y luego atrás, y así continuaba hasta que sintió el apoyo de las manos del chico sobre su cabeza, ella se percató que su amado azabache estaba llegando a su orgasmo, pues de igual forma sucedía con ella.

— Hmm... Estoy a punto... ¡Ah...! —Estando al tope de su clímax, movió sus manos con mayor rapidez mientras Lillie apoyaba sus manos sobre las piernas del chico. Soltando un ronco quejido, Sun había llegado a su orgasmo derramando su esencia en la boca de su amada, ella misma disfrutaba del sabor para luego tragarlo. Al terminar, Lillie lo retiro de su boca mientras buscaba aire fresco, ambos respiraban agitados por el cansancio de tal acto placentero. Pero a Sun no le basto con aquello, y con suma agilidad rodeo sus manos bajo su falda, con una mirada llena de lujuria, sonrió al sentir como su ropa interior estaba húmeda— Vaya, vaya. Al parecer te mojaste demasiado Lillie, tanto te gusta el sexo oral.

— No digas eso Sun... ¡AH! —Su bello rostro se teñía de rojo por el choque eléctrico que sentía por las manos del muchacho. Sun aprovechó en bajar su prenda deslizándola hacia abajo, quedo maravillado al observar su vagina rosada, metiendo uno de sus dedos sintió la humedad de adentro— ¡Ah! Se siente genial... Por favor ya mételo.

Sin responder, el azabache sentó el cuerpo de Lillie en su regazo para luego frotar sus sexos con suma lujuria, la joven liberaba gemidos muy audibles en la zona mientras aferraba sus manos en el cuello de su novio. Luego de tener lubricado su pene por los fluidos de la rubia, apretó fuerte sus nalgas usando sus manos mientras entraba en su delicado cuerpo, un quejido agudo se oyó de parte de Lillie, Sun apretó los dientes por volver a sentir el interior de ella, él no podía describir la experiencia de poseer tan cuerpo puro y angelical, a pesar de la primera vez que lo hicieron en su casa. Entonces el chico inició dando los primeros embistes contra su cuerpo femenino siendo apoyado por sus manos en su retaguardia.

— ¿Cómo se siente Lillie? ¿Te encanta sentir de nuevo mi pene? —Siguiendo penetrando con más fuerza, no tomaron límites en sus actos, pues los gemidos de Lillie cada vez eran más fuertes. En cambió ella maldecía al chico por sus tontas preguntas mientras tenían sexo, por instinto su cuerpo se aferró hasta quedar juntos logrando sentir la penetración más profunda llegando hasta su útero que lo golpeaba sin cesar. Pero el chico volvió a insistir con su causa— ¡Vamos, responde! Ya veo, ¿quieres que lo saque?

— ¡NO! —Respondió al instante, sonando enojada en su voz mientras colocaba sus piernas sobre la cadera del joven con el propósito de no separarse— ¡Ni se te ocurra dejarme de esta manera, Sun! ¡Es tu culpa por haberme excitada, ahora hazte responsable de tus actos!

— Como quieres Lillie —Sonriendo en su interior, el chico prosiguió dando sus embates cada vez más seguidos dentro de ella. Para Sun, provocar aquella reacción en Lillie le daba más ganas de poseerla, ese era el motivo por el cual jugaba con ella. Lillie estaba avergonzada por expresarse de esa manera no habitual en ella, pero el placer recorriendo por sus entrañas le daba una personalidad que desconocía, aprisionó más su cuerpo sobre él sintiendo sus golpes firmes en sus paredes vaginales. Sun en cambió dio un gruñido leve al sentir aquel apretón en su pene, no tardó mucho en llegar a su orgasmo, y una prueba de ello fue la velocidad en sus embestidas moviendo con brusquedad su cuerpo— Lillie, estoy por venirme... ¡Ya casi...!

— ¡Vamos! ¡Córrete en mi vagina! ¡Hazme llegar también a mi orgasmo! —Con esa propuesta tentadora, Sun penetró con más intensidad en su interior mientras Lillie besaba con pasión su cuello. Hasta que el orgasmo de ambos llegó, Lillie sintió varios golpes dentro de su útero mientras Sun se corría con fuerza, dejando salir todos sus deseos eróticos. Al terminar la pasión, el azabache sacó su miembro de su intimidad para luego sujetar el cuerpo débil de la muchacha que respiraba muy agitada— I-Increíble. Te corriste mucho dentro de mí, que hasta no siento mis piernas.

— Es lo normal luego de disfrutar de tal placer, Moon también tuvo ese problema incluso peor, recuerdo que no podía mover todo su cuerpo luego de haberme corrido tres veces en su interior.

— Eso significa que tengo más resistencia que ella, ¿no? —Con mucho cariño la oji-verde lo abrazó mientras unía sus labios con los de él.

— Hum, podría ser... —El chico no supo responder, pues las amaba por igual. Aquel pensamiento se fue con el gruñido de su estómago— Lo siento.

— No te preocupes, es normal tener hambre después de haber tenido sexo —Respondió avergonzada, pues su estómago no tardó en hacer esos sonidos indecentes.

— Vayamos a comer en la cafetería, aún tenemos quince minutos antes que acabé el receso —Vistiéndose adecuadamente, ambos salieron de la azotea.

Había transcurrido algunas horas, el dichoso timbre sonó por toda la escuela dando el maravilloso aviso de que las clases habían finalizado. El grupo de Sun salía con tranquilidad y como era costumbre ellos planeaban algunas salidas por la cuidad.

Las nubes cambiaban a un color anaranjado dando señal que era tarde, Sun andaba solo por el sendero hasta su hogar, al llegar, su madre lo recibió de buena manera junto con la Rotom dex llamada Romy, él los saludo con energía para luego dirigirse a su cuarto. Subiendo con normalidad por las escaleras, cuando estaba a unos pasos de llegar a su cuarto, unas voces llamaron su atención.

— ¿Conozco esas voces? —Se decía al asomar su oreja sobre la puerta, pero el joven fue descuidado luego de que la puerta se abriera casualmente— ¡Ouch!

— ¿Hermanito? —El mencionado abrió los ojos notando a su adorable hermana sorprendida mientras a su lado se encontraba su otra amada. Entonces Moon pregunto con una mirada enojada— ¿Qué hacías espiando en mi puerta?

— Ah... yo... estaba por ahí... —Sus nervios le jugaron una mala pasada, el chico mostraba cierto temor en que ella pensada cosas erróneas a su persona— Yo solo estaba pasando por mi cuarto para dejar mis cosas, y escuche voces en tu cuarto... —Entonces Sun se levantó enseguida a la vez que infló su pecho ante la mirada atónita de ambas chicas—...entonces como buen hermano escuché por la puerta, pensando que algo malo le ocurría a mi adorable hermanita. Ese es el motivo por el cual me caí de la puerta.

¿Quién creería en esa historia tan tonta y fuera de lógica? —Pensó la de cabellera rubia por la pobre excusa del chico.

— Ahh... soy tan afortunada en tener un hermano tan protector, ¿no lo crees Lillie? —Moon se aferró a su hermano dando un abrazo cariñoso, siendo visto ante una sorprendida Lillie.

¡Enserio se lo creyó! No cabe duda que Moon aún sigue siendo una niña —Fue la única respuesta razonable que encontró la oji-verde— C-Claro, Sun es un gran hermano.

Luego de aquella rara conversación entre los hermanos, Sun se despidió cerrando la puerta mientras ambas chicas volvieron a seguir en su charla interrumpida.

— Oye Moon, ¿crees que Sun haya escuchado? —Susurro bajo su amiga.

— No lo creó. Además si lo oyera, no sería nada grave, pues solo me hablabas de tu aventura con mi hermano en la azotea.

— No lo digas tan alto —Dijo Lillie muy nerviosa— Es muy vergonzoso.

— ¿Vergonzoso, dices? —Moon solo soltó algunas risitas— Si fuiste tú la que empezó a seducir a mi hermano con tu cuerpo de porcelana. Ay Lillie, nadie creería que esa cara llena de inocencia y pureza se convertiría en alguien que tiene deseos por lo prohibido.

— Mira quien lo dice, la chica que ama a su hermano mayor con mucha lujuria —De la misma forma atacó la de cabellera rubia.

— Te equivocas no es lujuria, lo que siento por mi hermanito es un amor puro y verdadero —Al decir esto, ambas chicas comenzaron a reír— Ha sido demasiado ataque contra nosotras, ¿no lo crees?

— Digo lo mismo. Cambiando de tema... —De pronto el semblante de Lillie cambió a uno serio— ¿Cómo haremos esta noche con Sun?

— Hum... —Se quedó pensado hasta que chasqueo los dedos— ¡Ya lo tengo! Escucha Lillie, mi hermanito no sabe que hoy te quedarás en mi casa.

— ¿Y eso que tiene que ver? —Ella no entendía el plan de la peli-negra, o más bien no la entendía a ella— Ah, podrías ser más específica.

— Esta bien, lo quiero decirte es... —Moon explicaba con sumo detalle a través de la oreja de su amiga, en un instante a Lillie se le coloreo sus mejillas— Es un buen plan, ¿no?

— Si tuviera que decir algo razonable, solo diría... ¡MOON ERES TODA UNA PERVERTIDA! —Respondió un poco alterada.

— Exageras mucho Lillie —Soltó un suspiro mientras pensaba— Si supieras que acá en la casa, la mayor pervertida con mi hermanito es mi propia madre —Entonces sacudió su cabeza, para luego observarla— Bien, ¿qué dices Lillie? ¿Lo hacemos o no?

— Esta bien —Aceptó con voz baja mientras la peli-negra se le dibujaba una sonrisa.

— Entonces esta dicho. Esta misma noche tendremos diversión con mi hermanito.

Con el acuerdo dado incluso firmando en un papel, ambas chicas se prepararon para lo que sería la segunda noche que compartirían al joven Sun.

Y así el tiempo pasó volando en la región igual como alguien que se queda jugando por varias horas en el online. La noche era oscura, solo los postes alumbraban el camino de las personas, pero en la casa de los hermanos la única luz que había era producto de la "Luna".

En el cuarto de la "inocente" Moon, ella junto con Lillie salió despacio por la puerta para luego caminar en puntitas por el simple hecho de no despertar a los pokémon y a la progenitora de los peli-negros. Entonces ambas habían llegado a su destino, y con sumo cuidado abrieron la puerta y luego cerrarla de la misma forma. El corazón de Lillie latía con mucha rapidez por la sensación extrema de invadir un cuarto sin permiso, y de igual manera ocurrió con Moon, solo que de ella era excitación luego de notar que su hermano dormía sin taparse con sus sabanas mostrando sus bóxer con su playera puesta, y todo gracias a la ayuda de la luz lunar que trasmitía por la ventana.

Es tan lindo cuando duerme... —Pensaba Lillie con una mirada llena de ternura, no obstante, observo como la peli-negra se acercaba peligrosamente a la entrepierna del chico. Alarmando a la oji-verde, se acercó a ella susurrando algunas palabras— ¿Qué haces Moon?

— ¿Qué hago? No es obvio Lillie, voy a quitarle su bóxer—Respondió sin pudor alguno.

— P-Pero... ¿y qué ocurriría si se despierta?

— No hay problema Lillie. Mi hermanito tiene el sueño pesado, ¿cómo crees que resulto mi plan, cuando te deje a solas con él para que tuvieran sexo? —Acercando sus manos hacia dicha prenda, lo quitó en un rápido movimiento tirando la prenda al suelo. Moon observo como el miembro del chico estaba erecto llamando su curiosidad en tocarlo— Guau, ya está muy grande y duro. De seguro está soñando algo pervertido para tenerlo así.

— ¿Moon qué estas haci...? I-Increíble es enorme —Lillie estuvo hipnotizada por aquel miembro, que sin darse cuenta ya estaba tocándolo junto con Moon.

— Oye Lillie, ¿quieres probarlo? —Pregunto con una sonrisa pervertida.

— No —Aquella respuesta nunca se lo espero la peli-negra— Es mucho mejor hacerlo juntas, ¿no Moon?

— Ya entiendo. Uff, casi me asustas amiga—Moon se alivió para luego dar marcha a su plan.

Moon comenzó a masturbar el miembro de su hermano mientras Lillie daba caricias en sus testículos, Sun se movía ligeramente por la sensación que le daba estando dormido. Al cabo de unos minutos, ambas acercaron sus rostros en la punta del pene dando ligeras lamidas con sus lenguas a la vez que se turnaban para introducir sus bocas en su miembro haciéndole sexo oral. El calor se hizo presente en el cuarto haciendo que ellas se quitaran sus ropas estando solo con sus prendas íntimas de abajo, el chico abrió lentamente sus ojos notando con sorpresa a Moon y Lillie desnudas, o eso creía.

De nuevo ellas están haciendo sus juegos cuando duermo. ¡Rayos es sensacional! Creó que las dejaré hacer "eso" por un momento—Se decía el azabache haciéndose el dormido.

Ambas lamían la glande con mucha devoción, no tardaron en darse cuenta que estaba por venirse, Moon comenzó a mover su mano con mayor velocidad mientras Lillie chupaba la punta. Entonces sucedió, el chico se había corrido haciendo que su semen entrará por la boca de la rubia, ella solo cerró sus ojos mientras lo saboreaba. Lillie quitó su boca teniendo pequeños rastros de la esencia, Moon se acercó a ella, lamiendo las zonas manchadas de su cara para al final darse un beso de lengua. El dormido Sun observo con lujo aquel momento lésbico de sus amadas, que él mismo no se quiso quedar atrás, se levantó de sorpresa para abrazar sus cuerpos llenos de sudor.

— Así que ya estabas despierto, hermanito —Moon solo sonrió pícaramente mientras sentía su mano manoseando su pecho izquierdo.

— Eso significa que podemos hacer un trío esta noche, ¿no querido? —Del mismo modo respondió Lillie mientras su pecho derecho era manoseado.

— Ustedes son terribles, chicas. Pero me agrada la idea de hacerlo esta noche— Sin perder tiempo, Sun las tumbo en la cama teniendo a su disposición sus cuerpos, primero chupo el pecho derecho de su hermana dando ligeros mordiscos en su pezón provocando que soltada un fuerte gemido, para luego continuar con Lillie haciendo que ella se mordiera su dedo logrando reprimir su gemido. Sun no tardo en bajarles sus bragas, tirándolas al suelo para al final quitarse su playera, y luego estimularlas introduciendo sus dedos en sus vaginas sintiendo que ya estaban listas para el acto principal— Ha llegado el momento de hacerlas gritar, chicas.

— ¡Que estas esperas hermanito! ¡Hazlo ya! —Respondió Moon muy deseosa en sentirlo adentro, Sun.

— ¡Eres tan vigoroso, Sun! ¡Métemelo de una vez! —Reclamo ansiosa Lillie.

Sun no respondió, y decidió cumplir con los deseos de sus novias. Primero entró en su hermana dando suaves estocadas que luego se volvieron salvajes mientras complacía a la rubia colocando dos dedos en su interior. Entonces Lillie se corrió enseguida liberando sus fluidos para luego respirar agitada haciendo que sus pechos se movieran, Sun decidió retirar sus dedos para dejarla recuperar energía y ahora continuar con su hermana que aún no llevaba a su clímax. El azabache teniendo sus manos libres alzó el cuerpo de Moon haciendo que se recostada en su pecho, para luego colocarlo en sus muslos. La joven sabiendo lo que pasaría coloco sus manos en su cuello mientras aferraba sus piernas. Entonces Sun embistió con mayor profundidad a su hermana, ella no pudo impedir en soltar un gemido fuerte por la nueva sensación, y en respuesta sus paredes vaginales apretaron el miembro haciendo que la penetración fuera lenta pero firme.

— Moon me aprietas demasiado... Estoy a punto... —Dijo el joven apretando los dientes.

— Yo también... ¡Terminemos juntos! —Moon ayudo en la causa moviendo sus caderas, por el cosquilleo de su orgasmo. Entonces llegó aquel momento— ¡Ah...!

— ¡Moon! —Dando una profunda estocada, Sun corrió demasiado en el útero de su hermana mientras la abrazaba con fuerza, sintiendo la respiración del otro. Luego terminar en correrse, retiro su miembro aún erecto del interior de su hermana— Ahora es tu turno mi adorable rubia de ojos esmeraldas.

— Oh, te amo Sun —Se acercó a su rostro para besarlo con pasión mientras dejaban rastro de saliva al terminar. Entonces se le ocurrió una buena idea— Sabes amor, esta vez quiero ser yo la dominante, ¿puedo?

— Esta bien Lillie. Soy todo tuyo —Sun se dejó guiar por la oji-verde que le indico que se recostada en la cama, luego de eso él pudo notar el cuerpo desnudo de su amada que se sentaba en su cuerpo. Lillie sonrió para chocar sus sexos haciendo que ligeras ondas eléctricas recorrieran sus cuerpos.

— ¿Te gusta? —Pregunto.

— Me fascina lo que haces con tu vagina —Respondió sinceramente.

— Prepárate, porque la mejor parte comienza —Levantando su cuerpo, Lillie alineo el pene del chico en su entrada para dejarse penetrar. Sun pudo sentir la presión entre sus sexos que fue el agrado de ambos. Lillie comenzó a mover sus caderas a la vez que hundía sus manos en el torso del azabache, sus movimientos eran tranquilos y se encargaba de profundizar el miembro en su interior, para sorpresa de ella las manos de Sun se posaron en sus nalgas llamando su atención— ¿Sun?

— Sería injusto que tú sola te encargues de todo mientras solo me encargo de mirar, así que decidí dar mi parte también —Al instante Sun la embistió con fuerza entrando más en su interior que la misma Lillie desconocía que llegaría. Ambos compartieron sus respectivos roles moviendo sus cuerpos sincronizada mente. No obstante, Moon que había observado tal espectáculo comenzó a manosear los senos de su amiga mientras colocaba su vagina en la cara de su hermano.

— ¡Oigan, no me dejen a un lado! Después de todo, estamos haciendo un trío, ¿no? —Reprocho de manera infantil mientras acercaba su rostro con el de Lillie provocando que ambas se besaran. Sun captó la intención de su hermana, así que se encargó de complacerla en su zona intima lamiendo su clítoris con su lengua— ¡AH! ¡A eso me refería con hacer un trío! ¡Los amo tanto!

— Moon está muy mojada aquí abajo. ¿No me digas que te estaba masturbando?

— ¡Ah, es que...! ¡Al verte penetrando tan duramente a Lillie, me dio ganas de sentir lo mismo! —Habló entrecortadamente la peli-negra mientras sentía como la lengua de su hermano entraba en su interior provocando que gimiera enseguida.

— Veo que necesito complacerlas al mismo tiempo —Al decir esto, Lillie se salió de su unión a la vez que Moon se reunía con ella. Entonces Sun observaba como ambas chicas frotaban con mayor intensidad su pene, los tres sintieron el mayor placer recorrer por sus cuerpos.

La intensidad del calor en la habitación era tanta que parecía un horno, tanto Lillie como Moon se encontraban unidas en un abrazo haciendo que sus pechos se apretaran entre sí mientras usaban sus piernas para elevarlas provocando que el miembro de Sun llegará pronto a su máxima excitación.

— ¡VAMOS HERMANITO! ¡CORRETE! ¡YO ESTOY...!

— ¡Sun! ¡Ah! ¡Sun! ¡Tú pene es tan duro! ¡Ah! ¡M-Me vengo!

Ambas chicas lanzaron un grito en la habitación al llegar a su orgasmo, Sun de igual forma se corrió soltando su caliente esperma al aire cayendo en los cuerpos de sus dos amantes. Los tres se echaron agotados en la gran cama con una sonrisa adornada en sus rostros.

— Fue maravilloso... —Dijo Moon que miraba el techo usando el brazo de su hermano como almohada— Debemos repetirlo en otro día.

— Estoy de acuerdo, Moon. Tener la compañía de dos hermosas chicas es el sueño de cualquier hombre soltero —Sun cerraba los ojos mientras las juntaba más a su lado— Pero, ha sido mucha diversión por hoy, mañana tenemos que ir a la escuela.

— Es verdad —Lillie usando las sabanas se cubrió junto con los dos hermanos. En eso dio un pequeño bostezo— Ha llegado la hora de dormir, buenas noches.

— Buenas noches Lillie —Dijeron ambos al unísono para luego cerrar sus ojos, y caer en los brazos de Morfeo.

Pasado aquella noche lujuriosa, un nuevo día inició para aquella pareja de tres. Luego de desayunar las primeras en salir fueron Moon y Lillie que esperaban la salida del azabache y pareja de ambas, Sun terminando sus alimentos se dirigió hacia la puerta, no obstante, su madre lo esperaba ahí.

— Espero que tengas un día en la escuela hijo —Dijo la mujer mayor dando los ánimos de siempre a su primer hijo.

— Claro mamá —Sonrió él para luego retirarse, pero no contó que su madre lo abrazada de manera cariñosa.

— Espero que esta noche me hagas gozar como nunca. Tal como lo hiciste con ambas, que gritaron por toda casa como locas —Menciono bajo en el oído del chico, para luego terminar con el abrazo y sonreírle tiernamente.

— No te preocupes mamá. Siempre me encanta probar el cuerpo maduro de un adulto —Dicho esto, Sun se dirigió con sus amadas novias para tener buenos recuerdos en sus vidas.

Fin.

Notas del autor:

Para serles franco chicos, este One-shot resulto ser el más largo que he escrito en mi vida que hasta yo mismo me impresiono. Hablando de otras cosas, estas ideas se me vinieron por la cabeza luego de examinar las circunstancias de los personajes por el autor original.

De alguna manera me sintió aliviado de terminarlo e incluso se podría llamar continuación del fic original, pero como es costumbre en mí, he logrado cumplir con el pedido del lector aunque añadiendo a Lillie. Les aviso a todos los lectores que las próximas parejas de mi fanfic están en mi perfil de Fanfiction con el nombre de "xEmilionx".

Invoco a los lectores del fanfic en que me inspire hasta el autor original:

W WITHYOU

Sato1383

marceloxbsd

Rodri 1234

¡Comenten que les pareció el capítulo, y pongan sugerencias de su shipping favorito!

Emilion se despide de ustedes lectores, hasta la próxima.

Psodata:

Se que el nombre original del personaje en el fanfic del autor es Luna, pero me agrada más tal como se dice en el manga.
 
Arriba Pie