Oneshot Una noche de verano

Darknesswolf88

Vamos a jugar
Registrado
23 Feb 2012
Mensajes
1,381
Ubicación
mexico
Offline
Una noche de verano

Jeremy un joven lobo de 17 años de edad y Aarón un joven zorro de 15 años de edad, estaban jugando con el Xbox del lupino unos partidos de gears of war, por más que trataba Jeremy no podía darle caza al zorrito y siempre terminaba siendo asesinado por su amigo, al terminar la partida, Aarón fue el claro ganador.

“Amigo, apestas y es tu juego” dijo Aarón con una sonrisa

“Claro, yo si vivo mi vida, no como otros” gruñó Jeremy

Aarón sonrió. La mala deportividad de su amigo solo hacía que la victoria fuera más dulce.

"¡Solo lo jugué una vez antes!" dijo Aarón

"Suerte entonces” dijo Jeremy golpeó fuertemente a Aarón en el brazo

El canino más joven dejó caer su control y agarró su hombro.

“Jeremy, ¿por qué haces eso?” se quejó Aarón

"Porque estabas regodeándote" respondió Jeremy

"No me regodeaba, estaba celebrando” dijo Aarón

“Sí claro” dijo Jeremy viendo el reloj "Será mejor que durmamos un poco, es tarde"

Ante la mera mención del sueño, Aarón bostezo.

"Sí, estoy algo cansado ahora. Debe ser todo lo que gane " dijo Aarón

Jeremy levantó su puño para darle a su amigo otro golpe y Aarón se apartó de él con los brazos en alto. Jeremy golpeo el hombro de su amigo más suave esta vez y Aarón sonrió, ese era un gesto de amistad no de rencor.

Jeremy salió de su habitación y regresó dos minutos después.

"¿Necesitas usar el baño?" preguntó Jeremy

"Nah. No bebí mucho y me lavé los dientes antes " respondió Aarón

Jeremy cerró la puerta de su habitación. Aarón abrió su mochila y sacó un par de pantalones de pijama. Se quitó los pantalones cortos y se volvió hacia Jeremy. Jeremy estaba desnudo. El zorrito frunció el ceño.

"¿Qué te pondrás para dormir?” preguntó Aarón

"No iba a ponerme nada, hace demasiado calor” respondió Jeremy

"Si pero…" dijo Aarón

El joven zorro no quería decir que sería extraño si uno de ellos estaba desnudo mientras dormían en la misma cama, no quería insultar a su amigo, para el zorrito, el lupino era como un hermano mayor y la epítome de la genialidad y lo admiraba mucho.

Jeremy vio la vacilación de Aarón

"¿Por qué, qué vas a ponerte?" preguntó Jeremy

Aarón levantó sus pantalones de pijama de color azul.

“Puedes usarlos, si eres tímido” dijo Jeremy

“No soy tímido" dijo Aarón

“Solo estoy bromeando, puedes ponértelos si gustas. No hace ninguna diferencia para mí” dijo Jeremy

Aarón miró a su amigo, completamente cómodo de estar desnudo. Él quería tener esa confianza. Se bajó los calzoncillos y los lanzó junto con su pijama encima de su mochila quedando desnudo igual que el lobo.

"No te importa si no dormimos debajo de las sábanas, ¿verdad Aarón? Hace demasiado calor" preguntó Jeremy

"No, para nada" respondió Aarón

“Genial” dijo Jeremy

Jeremy se subió a su cama, Aarón observó, esperando que Jeremy se posicionara antes de unirse a él. Finalmente el canino más joven se subió a la cama, con cuidado de no permitir que ninguna parte de su cuerpo tocara ninguna parte del lupino, y luego se tendió de espaldas junto a su amigo.

"¡Si te mueves un poco más, te vas a caer!" se burló Jeremy

Aarón lo miró con una sonrisa nerviosa.

"Vamos, acércate” dijo Jeremy

Aarón se acercó un poco más a Jeremy

"¿Todo bien?" preguntó Jeremy

“Sip” respondió Aarón

Jeremy apagó la luz de la pared detrás de ellos y se acomodó en la cama, deliberadamente dejando que sus brazos y piernas tocasen los de Aarón. Se quedaron en silencio por un minuto.

"Esto se siente muy extraño" dijo Aarón

“¿Qué cosa?” preguntó Jeremy

“Estar acostado desnudo con un amigo” respondió Aarón

"Te acostumbrarás” dijo Jeremy

Aarón trató de ponerse cómodo. Él usualmente no dormía de espaldas. Rodó sobre su costado derecho de espaldas a Jeremy, y levantó sus piernas en posición fetal, pero por más que trataba no podía ponerse cómodo.

¿Cuál es el problema, no estas cómodo?” preguntó Jeremy

“Nunca duermo muy bien cuando no estoy en mi propia cama. Y solo se siente, ya sabes... " respondió Aarón

"¿Extraño?" preguntó Jeremy

“Sí" admitió Aarón

"Hace mucho calor también. Eso no está ayudando” dijo Jeremy

Ambos comenzaron a hablar de la escuela, deportes, sus planes para las vacaciones, antes de caer en el silencio otra vez.

“Amigo, tengo una erección" dijo Jeremy

“¿Qué diablos se supone que voy a decir a algo así?” pensó Aarón

Aarón miró hacia abajo en la oscuridad y pudo ver la silueta de la polla de su amigo afuera de su funda. Apartó la mirada temeroso, incluso en la oscuridad de ser sorprendido mirando.

"¿Qué hizo que sucediera?" preguntó Aarón

"No sé. Simplemente paso. Dame tu mano” respondió Jeremy

"¡¿Qué?! ¿Por qué?" preguntó Aarón

“Para que sientas lo dura que esta” respondió Jeremy

Aarón no sabía qué hacer. ¿Era esta una nueva etapa de apertura en su amistad? ¿Era así como los chicos más geniales se comportaban uno alrededor del otro? Tan cómodos que hablaron sobre sexo e incluso se tocaban sus pollas erectas. Tímidamente extendió su mano y Jeremy a agarró y la guió hacia su propia polla. Aarón permitió que la parte posterior de sus dedos tocara la erección de su amigo.

"No, no así, sujetala. Eso es todo, ahora apriétala. ¿Ves lo dura que es?” dijo Jeremy

La mente de Aarón estaba sumida en la confusión, pero también estaba totalmente asombrado del miembro de su amigo. Fue increíblemente grueso.

"¿Ves lo que quiero decir?" preguntó Jeremy

"Sí" respondió Aarón

Aarón sostuvo la polla de su amigo en su puño. No podía tocar su pulgar y su dedo medio juntos.

"¡Es enorme!" dijo Aarón

"Gracias. Sí, es bastante grande” dijo Jeremy con orgullo

Aarón siguió tocando la polla de su amigo, absorto en lo grande que era el miembro del lupino y lo duro que se sentía.

"Ahora tienes una erección" dijo Jeremy

Eso sacó a Aarón de su ensoñación. Soltó el miembro del lupino y se alejó de Jeremy para ocultar su erección.

"¿Por qué te pones tan tímido? Es solo una erección" dijo Jeremy

Aarón no respondió.

Jeremy rodó de costado para hablar con él. Se incorporó apoyándose en el codo y se inclinó para mirar el rostro de Aarón en lugar de la parte posterior de su cabeza.

"¿Estás avergonzado porque tienes una erección?" preguntó Jeremy

Aarón podía sentir la inmensa polla de Martin presionando contra su trasero

"Sí" susurró Aarón

"No es nada de lo que avergonzarse". Es solo una parte de tu cuerpo. Vamos, vuelve a acostarte” dijo Jeremy

Jeremy tiró del hombro de Aarón para ponerlo sobre su espalda Aarón se resistió al principio, pero cuanto más tiraba Jeremy, más golpeaba su enorme miembro contra las nalgas de Aarón. Eventualmente se convirtió en el menor de los dos males, y se permitió regresar a su posición original. Cubrió su erección con ambas manos.

"¿Estas muy duro?" preguntó Jeremy

"Supongo que sí” respondió Aarón

"Sentémonos" dijo Jeremy

Antes de que Aarón pudiera decir que no, Jeremy empujaba sus manos a un lado y agarraba su polla entre su dedo índice y su pulgar y comenzaba a mover su mano arriba y abajo masturbándolo.

"¿Qué estás haciendo?" preguntó Aarón, sabiendo la respuesta

"¿Se siente bien?" preguntó Jeremy

Aarón no respondió. Jeremy podía sentir la polla del vulpino temblando en su puño, ansioso por más atención. Él continuó masturbando a su amigo.

Los pensamientos de Aarón eran confusos. Siempre había pensado en sí mismo como heterosexual. Todavía no tenía novia, pero supuso que su interés se desarrollaría a tiempo. Pero ahora, mientras sentía a Jeremy masturbándolo, se dio cuenta de que su interés en el niño mayor siempre había ido más allá de la mera amistad. Que alguna parte de él siempre había querido ver a Jeremy desnudo.

Pero también tenía miedo. ¿Y si esto lo alejara de Jeremy? No se atrevió a mostrar su verdadero rostro; sus verdaderos sentimientos, así que, en cambio, se quedó quieto a la luz de la luna mientras su amigo; su modelo a seguir; su héroe lentamente lo masturbaba.

"Vamos Aarón, no te quedes allí tumbado. Te ves muerto de miedo. Masturbémonos juntos. Será genial” dijo Jeremy

Aarón miró hacia el contorno de la polla de Jeremy. Sin darse cuenta de ello, Aarón siempre había intentado vislumbrar la polla de Martin. Le vino a la mente una imagen del momento en que nadaban. Aarón pudo ver el contorno claro de la polla de su amigo. Aarón tenía 12 años entonces y Jeremy tenía 14. La vista lo entusiasmó de maneras que ni siquiera entendía en ese momento. Sin darse se puso duro, Jeremy lo vio con una sonrisa, pero incluso en su edad más malcriada, fue demasiado amable para mencionarlo.

Pero ahora, mirando la erección de Jeremy, era más de lo que posiblemente había soñado. No había imaginado que alguien pudiera tener miembros tan grandes. Era tan grande que se sintió intimidado en su presencia.

Sin embargo, Jeremy todavía lo estaba masturbándolo, haciéndole sentir bien, empujándolo hacia una inevitable singularidad de placer. Él quería hacer lo mismo por su amigo. Él aprovechó la oportunidad y se sumergió.

Agarró la polla de Martin. Cada diferencia se destacó en ese solo agarre. Jeremy era fornido, seguro de sí mismo, mayor, más maduro y con un gran y grueso miembro. Aarón era delgado, más joven, cauteloso con los amigos de Jeremy, y por supuesto, con su polla más chica. Pero su amigo lo estaba masturbando

Aarón comenzó a mover su propia mano arriba y abajo a lo largo de la polla de Jeremy saboreando la suavidad de la misma. Decidió concentrarse más en el nudo de su amigo, como lo hacía cuando se masturbaba.

A Jeremy se le ocurrió de repente que Aarón estaba revelando la técnica que usaba él mismo. Le hacía sentir aún más cachondo.

"¿Está bien?" Preguntó Aarón, tímido e inseguro de una manera que Jeremy nunca había visto antes

"Aww, sí Aarón, eso es genial". ¡Lo estás haciendo genial! " respondió Jeremy

Jeremy no estaba dispuesto a quedarse atrás, apretó con más fuerza su puño, mirando a Aarón en busca de señales de que su agarre era demasiado apretado, pero Aarón no dio tal indicación. Jeremy movió su mano más rápido y Aarón tomó una respiración profunda en respuesta.

"¿Estás bien?" preguntó Jeremy

Aarón asintió y soltó el aliento en un jadeo tembloroso. El joven vulpino se quedó acostadoo un momento, sin masturbar a Jeremy. Abrumado por la fuerza de la respuesta de su cuerpo a la mano cálida del lupino. Sintió la polla gruesa de Jeremy en su mano, y se sumó a su placer, pero carecía de las facultades mentales para llamarle la atención.

Por su parte, Jeremy estaba dispuesto a renunciar a su propio placer inmediato para poder trabajar en hacer que su amigo se sintiera bien. Aarón se sentí algo culpable por su egoismo

El joven lobo escupió en los dedos de su mano izquierda y comenzó a frotar la punta del miembro de Aarón con sus dedos viscosos. Al mismo tiempo, continuó haciendo pequeños movimientos de bombeo con el puño derecho, usando menos presión ahora.

Aarón gimió con una larga voz gutural, todos los sentimientos de culpa alejados por el placer de su cuerpo. Jeremy miró su cara para comprobar si su amigo estaba bien. Los ojos de Aarón estaban cerrados y él se retorcía y giraba su delgado cuerpo, sonrió y continuó masturbándolo

De repente, Aarón estaba arqueando las caderas hacia arriba como un luchador tratando de vencer a un oponente, colocándose sobre sus hombros y pies. Jeremy apartó rápidamente su mano izquierda de la punta del miembro del vulpino. Quería ver a su amigo eyacular. Él bombeó con golpes rápidos usando su mano derecha y Aarón disparó un chorro desemen tan largo que era casi como si estuviera orinando. Se elevó bastante en una delgada cinta intacta de semen acuoso, antes de caerse hacia la derecha, y sobre el piso. Fue perseguido por siete chorros más poderosos, cada uno siguiendo al primero en el piso. Aarón se retorció y gimió, su cuerpo no remotamente bajo su control mientras sus sentidos se quemaban bajo oleadas de éxtasis.

El joven zorro dejó de retorcerse lentamente, agotado temporalmente por su orgasmo, y yació inmóvil sobre su espalda, respirando pesadamente. Jeremy se limitó a mirarlo sonriendo suavemente por el placer que le había dado.

Finalmente, los ojos de Aarón se abrieron. Miró al techo mientras sus sentidos regresaban. Había una pregunta que tenía que preguntar. Tenía miedo de saber la respuesta, pero TENÍA que saber.

“¿Por qué hiciste eso?” preguntó Aarón

Jeremy se inclinó sobre él y lo besó suavemente en los labios.

Los pensamientos de Aarón entraron en un frenesí. De repente, todo fue diferente, emocionante, perfecto. Amaba a Jeremy , ¡pero Jeremy también se preocupaba por él! Enfrentó sentimientos que ni siquiera se había atrevido a admitir. Estaba eufórico, tan feliz que quería llorar de alegría, pero no quería venir como una reina llorosa y quisquillosa. Él sonrió, agarró la parte posterior de la cabeza de Jermey y lo acercó más, luego devolvió el beso. Era la primera vez que cualquiera de ellos se besaba apasionadamente. Eran ineptos; Sus narices chocaron, no se unieron bien, y ninguno estaba seguro de qué hacer con sus labios, pero seguía siendo un beso que duró casi dos minutos

Eventualmente Aarón dejó ir a Jeremy, y lo empujó suavemente sobre su espalda y el lupino permitió que lo guiaran, el maestro ahora se volvió sumiso. El vulpino se puso de rodillas junto a la cintura de Jeremy. Quería hacer que Jeremy se sintiera tan bien como su amigo lo había hecho sentir. Bajó la cabeza hasta la polla de su amigo y agarró su miembro con su mano derecha. Sacó la lengua tentativamente y comenzó a lamer. Al principio, sintió como si lamiera una piruleta gigante. Jeremy claramente disfrutaba la aspereza de su lengua en su miembro, pero Aarón quería hacer más. Pensó en lo que lo haría sentir bien. Comenzó a masturbarlo mientras lamía la punta.

Jeremy respondió de inmediato, arqueando la espalda.

"Oh sí Aarón, eso se siente increíble" gimió Jeremy

Aarón continuó por un minuto o dos, pero se sintió obligado a agregar variedad a su actuación. Agregó un movimiento giratorio a su mano, como si tratara de desenroscar la tapa de un frasco.

"Sí, sí" jadeó Jeremy en voz baja

De repente, Jeremy se apartó de Aarón. Aarón lo miró perplejo, su expresión apenas visible a la luz de la luna.

"¿Hice algo mal?" Preguntó Aarón

Jeremy extendió la mano y prendió la luz

"Quiero verte" respondió Jeremy

Aarón le sonrió. Jeremy pensó que era la sonrisa más dulce que jamás había visto. Feliz, aliviado, amoroso, inocente. Jeremy devolvió la sonrisa.

Él comenzó a trepar hacia el pie de la cama.

"De pies a cabeza” explicó Jeremy

Aarón estaba momentáneamente confundido, entonces el significado se volvió claro. Se acostó de lado y miró a Jeremy. Había dos pollas tiesas entre ellos. La suya era la mitad de largo y un tercio del ancho de la de Jeremy pero no importaba porque Jeremy lo quería; lo quería!

Aarón agarró la polla de Martin y reanudó su trabajo

Ahora que había luz, Aarón podía ver que se había formado una gota de preseminal en la hendidura del glande de Jeremy. No lo había visto antes, excepto en el porno, pero sabía lo que significaba. Lo lamió, metiendo la punta de su lengua en la hendidura para seguirlo. Para su sorpresa, sabía dulce. Jeremyn se retorció cuando la lengua de Aarón le sondeó la uretra. Aarón notó la respuesta y continuó lamiendo la abertura.

“¡Oh joder!” Jeremy gimió en voz baja

Aarón conocía el sentimiento, y estaba decidido a llevar a Jeremy aún más alto. Él movió su lengua dentro y fuera, como una serpiente saboreando el aire.

"Santo dios Aarón, ¿qué me estás haciendo?" preguntó Jeremy

Aarón se detuvo y miró hacia abajo, momentáneamente inseguro.

"¿No te gusta?" preguntó Aarón

"No pares, ¡Dios! ¡¡¡Me encanta! "respondió Jeremy

Aarón sonrió y continuó, apretando el nudo del lupino mientras hacía su mamada.

Jeremy se puso de su lado, aceptando el regalo de Aarón unos minutos más antes de decidir que era hora de devolverle el favor. Todo el tiempo que Aarón lo había estado masturbando y lamiendo, la polla del vulpino flotaba frente a la cara de Jeremy, su erección no había disminuido, manteniéndose rígida por la emoción de complacerlo. Jeremy extendió la mano y la empujó suavemente hacia las rodillas de Aarón y lo acerco hacia él

Jeremy sostuvo la polla de Aarón y ajustó su ángulo hacia su hocico. Sacó la lengua y copió el movimiento que Aarón le estaba haciendo. Aarón alejó su ingle.

"¿Estás bien?" preguntó Jeremy

"¡Sensible!" respondió Aarón apartando su hocico del miembro de Jeremy

Con cautela movió su ingle hacia la cara de Jeremy, y Jeremy lo intentó de nuevo. Aarón se obligó a sí mismo a no alejarse. Es posible que no haya perdido su erección, pero todavía estaba dentro de su período refractario. La lengua de Jeremy era un delicioso tormento. Poco a poco, la incomodidad disminuyó, dejando solo el placer.

Aarón abrió sus mandíbulas de par en par y deslizó su boca sobre el glande de Jeremy.

"¡Oww mierda!" gimió Jeremy

Aarón movió su cabeza hacia atrás inmediatamente y miró hacia abajo otra vez.

"Cuidado con los dientes” dijo Jeremy

"Lo siento" dijo Aarón con una sonrisa tímida.

"No hay problema, amigo. Los dos mejoraremos con la práctica” dijo Jeremy

Las emociones de Aarón se dispararon ante la afirmación casual de Jeremy de que esto era algo que esperaba que repitieran. Se cubrió los dientes con los labios y lo intentó de nuevo. ¡No sentía que pudiera abrir tanto la boca esta vez, pero al menos Martin no se quejó esta vez

El miembro de Jeremy era tan grueso que casi parecía asfixiar a Aarón. Sin embargo, el canino más joven se movió de un lado a otro, rodeando todo y chupando la punta del miembro del canino de 17 años.

Jeremy jadeó de placer al sentirlo. Abrió su boca y la deslizó por la polla de Aarón y comenzó a balancear su cabeza.

Aarón gimió, su cara empalada en el miembro de Jeremy, y no pudo evitar unir sus rodillas en la intensidad del placer que Jeremy estaba creando en su polla y sus bolas.

Chupó la polla de Jeremy y, a cambio, Jeremy chupó la suya, doblándose al mismo tiempo lamiendo la punta. Aarón quería hacer que Jeremy llegara al orgasmo primero. Sin embargo, todo lo que hacía, parecía que Jeremy lo hacía mejor. Aarón sintió que se acercaba, y quería desesperadamente empujar a Jeremy al límite, pero todo lo que intentaba, Jeremy lo devolvía con interés. Aarón casi tenía miedo de probar algo nuevo porque sabía que su propia polla no podía soportar mucha más estimulación. Entonces el zorrito sintió un dedo deslizarse en su trasero. Eso fue todo, estaba acabado. Él jadeó y comenzó a disparar chorros de semen. Martin chupó y lamió la polla de Aarón con sed, drenándolo. Sus labios se apretaron fuertemente alrededor de la punta mientras su lengua se balanceaba de lado a lado sobre su superficie. Aarón no sentía que estuviera eyaculando, sino como si le estuvieran succionando el semen. Trató de liberarse de la boca de Jeremy, pero eso solo lo empaló más profundamente en el dedo del canino mayor, y luego se alejó del dedo, sacando hasta la última gota de semen. Jeremy se tragó todo lo que Aarón tuvo que dar, que no era mucho, ya que era su segundo orgasmo en cinco minutos.

Cuando Aarón gimió ante el poder de su orgasmo, la vibración de sus gemidos tropezó con el interruptor de Jeremy. Jeremy de repente metió su miembro profundamente en la garganta de Aarón. Esto tomó al vulpinno por sorpresa, y él se atragantó, ahogándose cuando la carne de Jeremy se hundió en la parte posterior de su garganta. Se apartó, justo a tiempo para sentir a Jeremy inundándole la boca con semen caliente. Aarón estaba decidido a tragarse todo; una muestra de gratitud por lo de antes y un signo de su afecto, pero había mucho de eso, y no tenía el sabor ligeramente dulce del preseminal. Aarón inmediatamente abandonó su plan y sacó su boca directamente de la polla de Martin, todavía lamiendo y bombeando con su puño.

Instintivamente, Jeremy follaba la boca de su amigo, y ahora que su polla estaba completamente fuera de la boca de Aarón, su semen brotaba por todo el rostro del canino más joven, sofocándole la boca, la nariz y el cuello con un brillante liquido blanco

Jeremy continuó eyaculando hasta que él también estaba seco, luego dejó de moverse y se acostó al lado de Aarón, saciado.

Ambos caninos permanecieron inmóviles durante un minuto, luego Aarón fue el primero en moverse. Se levantó y se volvió para mirar a Jeremy

"¡Oh, mierda, lo siento amigo!" dijo Jeremy

Aarón lo miró avergonzado.

"Creo que debería haber tratado más duro de tragarlo como tú lo hiciste" dijo Aarón

"No sé. No te culpo. Nunca he eyaculado tanto en mi vida " dijo Jeremy

"Yo tampoco" dijo Aarón

Aarón se levantó y caminó hacia su pijama.

"También podría usarlos para algo" dijo Aarón

Se limpió la cara con los pantalones y luego los dejó caer sobre su mochila. Regresó con Jeremy, su polla finalmente estaba escondida en su funda. Jeremy abrió su brazo para recibirlo yAarón se acurrucó junto a su amigo.

"Eso fue lo mejor" admitió Aarón

"Sí” dijo Jeremy

Aarón rodó sobre Martin y se tumbó para quedar cara a cara, vientre contra vientre. Miró a los ojos de su amigo. Quería decir algo. Abrió la boca varias veces para intentarlo, pero no encontró nada que le pareciera adecuado.J eremy sonrió.

"Si lo sé” dijo Jeremy

Jeremy extendió la mano y tiró de la cara de Aarón hacia la suya. Él abrió la boca para besarse. Esta vez lo hicieron de forma más natural.

Cuando Jeremy apagó la luz por segunda vez, Aarón pensó que nunca podría estar más cómodo o feliz.

A la mañana siguiente, la puerta se abrió en silencio cuando el padre de Jeremy, Lucian, vino a despertar a los niños. Ambos estaban profundamente dormidos, descansando sobre las sábanas. Miró sus cuerpos desnudos. Estaban tumbados de costado y su hijo tenía un brazo holgado alrededor de la esbelta cintura de su amigo. La pierna de Jeremy estaba sobre la de Aarón y su noto la polla dura de su hijo los muslos del canino más joven. Lucian se preguntó si acaso el miembro de su hijo estaba en dentro del zorro.

Lucian miró a los dos jóvenes caninos durante más de un minuto. Ambos respiraban profundo y lento, claramente felices y cómodos juntos. Se había preguntado si alguna vez llegarían a actuar sobre sus sentimientos obvios el uno para el otro. Su esposa habría sido feliz por ellos. Lucian sintió que su propia polla se endurecía. La imagen frente a él lo llevó de vuelta a los ardientes días de verano cuando tenía 15 años con su mejor amigo. Él sonrió y salió de la habitación, dejando a su hijo y Aarón a dormir en una paz feliz y desnuda durante una o dos horas más.


 
Arriba Pie