Película Wall-E

Soichiro

Yukino's boyfriend
Registrado
11 Dic 2005
Mensajes
7,252
Ubicación
España
Offline


En una Tierra desolada, el robot Wall-E sigue ejerciendo su mecánica labor de almacenaje de residuos. La llegada de Eva, un sofisticado ingenio cibernético, altera su rutina y le lleva a descubrir que algunos supervivientes de la raza humana siguen vagando por el espacio, a bordo de una nave espacial que les mantiene sumidos en un estéril orden infantilizado y consumista.

Con su formato de pantalla que parece evocar el esplendor de las proyecciones en 70 mm y su iluminación dura, Wall-E quiere adoptar la forma de una vieja película de ciencia-ficción de la década de 1970 y, al mismo tiempo, tiene algo de coda madura a ese discurso sobre la vida secreta de los objetos que fue el texto fundacional de Pixar, Toy story (Toy story, John Lasseter, 1995) -y que, de hecho, recorre toda la historia del cine de animación: el arte de dotar de alma al artificio-. La película de Andrew Stanton muestra un futuro desolado, en el que lo humano subsiste como mera programación emocional de un robot que es la forma apocalíptica de un cómic desamparado del cine mudo: un poco Chaplin, un poco Keaton, todo mecánica funcional.

El primer tramo de metraje de Wall-E, una película que confía plenamente en la sofisticación de su espectador, discurre sin palabras. La textura de la imagen es hiperrealista, pero el director se ha impuesto un desafío de alto calibre para todo animador: limitar la expresividad de sus personajes al mínimo elemento posible, sintetizado en una mirada elocuente que corona un cuerpo de movimientos mecanizados. El severo planteamiento es aplicado a la mayor parte de personajes de la película: desde esa cucaracha que incluso prescinde de la mirada y se diría definida en una sola línea hasta el surtido grupo de androides que dominarán la segunda mitad del relato. Los personajes de Wall-E son casi haikus animados: todas sus personalidades están diferenciadas y, en el caso del destartalado y sentimental protagonista y las seductoras formas I-Mac de Eva, puede incluso hablarse de complejas caracterizaciones. Conseguir que la historia de amor entre esos dos personajes de diseño discordante se convierta en el centro emocional del relato y muestre un gran repertorio de matices es uno de los grandes triunfos de la película.

Wall-E es, también, un gran homenaje a la iconografía del cine de ciencia-ficción e integra un buen número de referencias cinéfilas en una clave muy distinta al arsenal de guiños pop que películas como Shrek (Shrek, Andrew Adamson, 2001) establecieron como tendencia un tanto fastidiosa en el cine de animación. Cuando los personajes humanos -en forma de sociedad flotante, atrofiada y sobreprotegida en un limbo consumista- hacen su aparición en la historia, Wall-E pierde algo de su radicalidad, pero que el desenlace siga las directrices de un sentido del espectáculo más convencional es un razonable precio a pagar tras la generosa inmersión en la estética casi poshumana que abre esta desafiante propuesta.

EEUU, 2008. Título original: Wall-E. Director: Andrew Stanton. Autores: Andrew Stanton, Pete Docter. Guionistas: Andrew Stanton, Jim Reardon. Productor: Jim Morris. Productores ejecutivos: John Lasseter, Chris Montan. Música: Thomas Newman. Dibujos animados. 98 minutos.
 
Registrado
8 Feb 2015
Mensajes
963
Ubicación
México
Offline
AMO WALL-E, no hay mucho que decir. El concepto se me hizo muy acertado, aunque es una película infantil el transfondo de la historia y su contraste con la actualidad me gustó mucho, es algo que sin duda disfrutan tanto niños como grandes y deja una gran lección.

 
Registrado
11 Ago 2013
Mensajes
35
Offline
Es una de mis películas favoritas.
Me encanta el trasfondo de los diferentes temas: la contaminación, el capitalismo y la dependencia de la tecnología.
Parece paradójico que parezca una película con una marcada seña futurista, pero son problemas que realmente preocupan hoy en día.
 
Arriba Pie