Sistema Zona de Aprendizaje

I was lightning before the thunder

Offline
Nashla no comentó nada desde que vio a la kunoichi bajo los efectos de una gran timidez. Sabía que Pawa quería acercarse para alguna cosa y no la presionaría para que cumpliera su objetivo de una buena vez. Pecas llevó sus orbes azules hasta un documento que debía firmar, quizá si apartaba su mirada de la castaña se le haría más fácil el cortito recorrido desde la puerta hasta el frente de su escritorio… y así fue. Rinha pudo ver la firma de la mandataria; delicada y curvilínea. Entonces la azabache alzó su cabeza, le sonrió.

—Tú eres del clan Pawa, ¿cierto? Ganaste el torneo.
—Sí, es un honor que me recuerde, Lady Mizukage. —Nashla no solo recordaba la victoria de quien tenía en frente sino que lo que cometió su padre junto a algunos de Otogakure, también quedó tatuado en Rinha. No quería que en su rostro se denotara lo amargo de ese recuerdo, así que espantó el sentimiento.
—También te recuerdo porque en varias ocasiones fuiste de misión con Sona Noten —la de menor rango cerró los ojos antes de endurecer su facción. Lo que menos quería era escuchar ese nombre pero recordó que alguna vez la músico le contó que fue Uchiha la que le enseñara el Byakugou. Además, la mandataria desconocía los problemas internos entre ellas dos; debía evitar mostrarse enfadada. —¿Sucede algo?
—No… —respondió respecto a su situación de amistad con la de cabellera rosada, mas se retractó de inmediato—. La verdad es que quería pedirle que por favor me instruyera. Quiero aprender el Jutsu Shiki.

No era la primera vez que alguien le pedía que le enseñara el arte del Hiraishin, así que no veía motivos para negarse ante tal petición. Si algo le gustaba era ver que sus ninjas buscaran la mejor forma de mejorar siempre que tuviesen oportunidad. Yuusha aceptó e indicó que a las tres de la tarde debía encontrarse en el salón de entrenamiento que aguardaba la misma torre Suijin. Además le dijo que iría con sus bebés porque ese era su tiempo libre y no quería desperdiciar ni un solo minuto que tuviera para estar con ellos.


Hathaway Hathaway.
 

Save our souls.

Offline
Entrenamiento Jutsu-Shiki Aprendiz 2/3

La castaña esperaba ansiosa la entrada de Uchiha por aquellas formales puertas dobles. El dojo estaba solo y pacífico, cosa que le permitía leer con más concentración el pergamino de la técnica. Sus deseos parecieron ser escuchadas pues las puertas fueron abiertas y la chica subió su mirada al frente para encontrarse con una vista adorable: Lady Mizukage entraba sonriente con sus dos retornos en cada brazo, la felicidad contagió un poco a la menor quien se acercó a la mujer para ayudarla a colocar una pequeña manta y varios cojines en una zona visible y bien alumbrada del dojo.

Los bebes apenas estuvieron en el suelo comenzaron a gatear hacia la manta. ¿Cuántos años tendrías? ¿Uno, dos? Rinha pensó en preguntarle a la mujer pero cuando volteó para soltar su duda la encontró ya en el centro del dojo colocando el objeto que ayudaría con el entrenamiento.

―¿Uno de los cojines?
—Sí, ¿no te lo crees?

Yuusha realizó un sello especial en el objeto, lo deslizó por el suelo hasta parar a diez metros de distancia y luego con un sello único lo trajo de vuelta a sus pies en un instante; volvió a realizar lo mismo para que Rinha viera nuevamente la técnica en acción y ya con una segunda demostración dada empezó a explicar lo conceptual del Jutsu-Shiki, después irían a la práctica.


Bishamon Bishamon
 

I was lightning before the thunder

Offline
—No solo podrás usar objetos para realizar la habilidad básica de esta gama de técnicas, sino que las personas también pueden ser marcadas y servir de transporte —Rinha recordó ese dato gracias a haber leído el papiro que todavía sostenía—. Digamos que este sello nos puede servir para sustituir las armas, sorprender al enemigo sea con nuestra presencia inmediata o con la aparición de algún otro jutsu que podamos enviar hacia algún destino al realizar otra técnica que aprenderás más adelante —la castaña asintió; miraba casi sin parpadear a su nueva maestra—. Esto ya roza lo sentimental pero, igual sirve para proteger a seres queridos —la manga larga de su yukata, una de ellas, fue removida hasta dejar ver su muñeca. Un movimiento de cabeza bastó para pedirle a la kunoichi de menor rango que se acercara porque si no, no podría visualizar el diminuto sello que reposaba al contrario del dorso de la misma; del otro lado portaba un tatuaje distinto que posiblemente Rinha reconocía o quizá no—. Este me lo colocó Hogaku.
—¿Entonces es cierto que es su esposo? —Las dos observaron a los mellizos en sincronía y con detenimiento, como ya conocía al varón aludido, Pawa denotó los ojos rojos de los bebés. —Impresionante.
—Lo es, pero existe algo que será más impresionante para ti —la muchacha arqueó una ceja—; dominar esta técnica. Es el principio de cosas mejores, Rinha.

La Mizukage supuso que la ninja había leído lo suficiente antes de llegar al entrenamiento y en base a ese pensamiento le pidiose que marcara el cojín que ella usó, le lanzara tan lejos como pudiera para al final realizar los sellos que el papiro mencionaba. Uchiha le advirtió que no siempre sucedía en el primer intento y que lo peor que podría pasar era:

—Quedar en un limbo entre el espacio y el tiempo.


2/3 maestra. Hathaway Hathaway.
 

Save our souls.

Offline
Entrenamiento Jutsu-Shiki Aprendiz 3/3

La joven copió el sello de mano que realizó la ANBU, y con un poco de ansiedad, posó su palma sobre el cojín, concentrando chakra en la extremidad para que una marca excéntrica apareciera sobre la textura del objeto. Lo lanzó varios metros lejos de su persona, y tras darle una rápida mirada a la mayor para obtener seguridad, realizó el otro sello especial.

No sucedió absolutamente nada y Nashla entonces buscó darle una ayuda a la joven para que aumentara su confianza y seguridad mental.

―Piénsalo de esta forma, Rin: no es diferente al Hiraishin porque su funcionamiento sigue siendo el mismo… Controlar la cantidad de energía, graduarla para el transporte. Haz colocado tu energía en ese sello para poder transportarte al cojín, no es ninguna otra y por lo tanto piensa que el objeto es tu kunai transportándote gracias al Hiraishin.

El ejemplo había venido de maravilla para la chica porque al tercer intento logró moverse hasta la posición del cojín en perfecto estado, volteó a mirar alegre a su maestra pero se encontró con una mirada… ¿Un tanto insatisfecha?

―Sabes que todos los cuerpos no ocupan el mismo peso, Rin, te has logrado mover hasta algo liviano pero para asegurarnos de que has aprendido la técnica por completo tendrás que moverte ahora hasta algo más pesado.
― ¿Por qué no lo vi venir?
―Debe ser porque estabas muy emocionada celebrando tu éxito de haberte movido sin caminar hasta un cojín.
―Lady Mizukage, eso sonó gracioso y cruel al mismo tiempo. ―Soltó una risa sutil.

Antes de seguir con el entrenamiento la joven ayudó a la mujer a darle una sana merienda a los infantes. Sojiro tranquilamente podía jugar e interactuar con la castaña pero Shion se rehusó a tan solo dejarse cargar por ella, y a pesar de que la madre se lo había advertido, la de menor rango quiso intentar ser de su agrado; mala idea, algo le decía que en un futuro aquella bebé sería exigente y qué decir, la viva imagen femenina de su padre.


Bishamon Bishamon
 
Última edición:

I was lightning before the thunder

Offline
En todo momento Shion se la pasó en los brazos de su madre, tal vez se sentía más a gusto allí cuando la kunoichi de menor rango estaba cerca de su zona de confort. Luego de darles de comer y que Sojiro se dejara alimentar por Rinha, quien ya le hacía reír a montones y hasta se podía decir que le gustaba en términos infantiles, los bebés casi que en sincronía hicieron del número dos (¿?) La pequeña estaba realmente incómoda con ese cargamento extra mientras que su hermano la pasaba de lo más normal por andar embelesado y a las risas con Pawa.

—¿Puedo cambiarlo? —Nashla asintió, mostrándole los utensilios para limpiarle. —A ver, pequeñín, deja que te ponga oloroso —Sojiro hizo ademán de ir hacia los brazos de la kunoichi, pero su sentido bromista se disparó por lo que se dio la vuelta y gateó con velocidad lejos de ella mientras soltaba sonidos de emoción.
—¡Sojiro! —le llamó su madre y nada de nada. Es más, el niño se sentó aplastando sus desechos… embarrando su pompa más de lo necesario.
—Lo buscaré —la Nidaime no dijo nada, pero con su mirada detectó que a pocos centímetros de su hijo yacía el mismo cojín que usó su estudiante para realizar el sello. Para cuando regresó la vista a la castaña, ella ya no estaba ahí. Un halo de luz la hizo virar hasta Sojiro y ahí estaba Rinha sujetándolo para llevarlo a la manta caminando.
—Usaste el jutsu, esta vez más rápido que el primer intento.
—Sí, no quise desaprovechar la oportunidad —se carcajeaba con nervios; luego recostó al niño sobre la sábana para iniciar el cambio de pañal. —Eres muy travieso, ¿eh? Juguetón.
—Si sigues practicando podrás dominar la técnica en cualquier superficie —miraba cómo Pawa ponía empeño en no dejar ni un ápice de sucio en la piel del niño, quien jugaba con sus manos mientras le movían las piernas hacia arriba o hacia los lados—. Luego podrás hacer otras cosas increíbles, ya verás.
—Gracias, Lady Mizukage.
—Puedes llamarme Nashla, sin problema —Y su pupilo asintió con una sonrisa. Cuando untó la crema en Sojiro, Uchiha trató de advertirle lo que sucedería a continuación: su bebé empezó a orinar, mojando a la genjutsuka menor cual si fuese una fuente. El pequeño Uchiha se rio con ganas e incluso contagió a su hermana.
—¡No es justo!


3/3 Maestra. Hathaway Hathaway. C'est finí.
 

Save our souls.

Offline

Las risas del infante inundaban el dojo dándole un halo de calidez a la habitación para los demás presentes -algunos shinobis que solo encontraban un instante para entrenar en su hora libre u almuerzo, y para no ir muy lejos de su puesto de trabajo, lo hacían dentro de la misma torre. Rinha disfrutaba de jugar con el bebé porque le hacía salir de la rutina, olvidar por un tiempo cualquier preocupación y ocuparse de hacer feliz a una nueva criaturita en el mundo. Comenzó a alzarlo con sutileza en el aire para luego sujetarlo firmemente y nuevamente las risas del menor no se hicieron esperar, tal parecía que le gustaba la adrenalina.

Lady Mizukage entró por la puerta principal del dojo con su otra descendiente en brazos, Shion miró con algo de molestia en su hermosa carita a la jounin, ¿otra vez ella? Rinha carcajeó un poco nerviosa al admirar el gesto de la pequeña pero trató de no afectarse por el desagrado de la hermana de su encantador amigo. Cargó a Soji pero no sin antes hacerle unas cuantas cosquillas con pedorretas en su barriguita y mejillas.

—Nashla. —La castaña sonrió aún entre risas como el ojirubí, quien al ver de vuelta a su madre en la habitación con su hermana extendió sus brazos hacia su cuello para darle un abrazo a su manera infantil.
— ¿La han pasado bien? —preguntó recibiendo el cariño de su hijo y regresándolo de igual forma, Rinha sonrió al ver el momento amoroso entre madre e hijo; ella nunca había disfrutado de esos cariños pero no significaba que obsérvalos en otros no le produjeran alegría.

La chica relató un poco de la diversión que habían compartido ella y Sojiro mientras Nashla iba a terminar unos papeleos, también le compartió un poquito de su día a la Mizukage y esta viceversa, Pawa había quedaba aturdida con la cantidad de cosas que tenían que realizar los kages pero Pecas para adelantar trabajo había dejado a dos clones firmando y leyendo contratos, impuestos y demás papeleos en su sala.

— ¿Mejoraste tu maniobra con el jutsu-shiki?
—Estuve practicando hace un rato, Sojiro gatea muy rápido y al parecer le gusta que aparezca de sorpresa por todos lados. —El pequeño sonrió al escuchar su nombramiento. Rinha miró algo seria el suelo y Uchiha notó el cambio de comportamiento en su discípula pero se quedó en silencio, no es que conociera a sus ninjas al cien por ciento pero el comportamiento y la forma de ser de Pawa ya llevaba observándola desde hace mucho tiempo, y por lo tanto, sabía que cuando la castaña entraba en sus pensamientos solo había que esperar a que se tomara de valor para decir lo que quería o esperar a que saliera del trance. —Nashla… —La aludida miró con una amable sonrisa a la de menor rango para que prosiguiera a hablar. —¿Conoces más técnicas del Hiraishin para proteger a tus seres queridos?

Yuusha soltó una ligera risa al escuchar la pregunta y Rinha se sonrojó como un tomate de la pena, ¿había sonado muy cursi lo que dijo? En realidad sí…

—Por supuesto que sí, pero antes, creo tener una técnica que te gustará mucho.
— ¿Hm? ¿Cómo cuál? —La sonrisa traviesa de su mentora hizo que Rin se emocionara.
—A veces Hogaku llega de repente desde cualquier punto de Modan hasta la sala Mizukage, son sorpresas gratas y que se dan gracias a una legendaria técnica. —La ojiazul se mofó internamente al ver como mantenía en suspenso a la chica de saber el nombre del jutsu, quien al solo oír que podía ir de un punto de Modan a otro sin límites de distancia, y de paso, darle tal sorpresa a un ser querido, le brillaron los ojos. —Hoy te enseñaré el Tsute Hiraishin.


Bishamon Bishamon :959:

1/4 Aprendiz.
 
Última edición:

Sakura

Dattebayo

Registrado
22 Jun 2008
Mensajes
4,422
Offline
Judas Judas

1/3 Alumna

Byakugou no Jutsu: Būsuto

Los nervios eran algo común en Sakura desde hace semanas. Cuando se levantó de la cama y vio la carta de respuesta de Shigeki, pegó un grito tan grande que media torre Hogaku se despertó. Aquello le había pasado factura, pero nada de eso importaba, pues después de muchos años por fín podría entrenar de nuevo con el pelirrojo, su querido maestro.

Llevaba ya unos días en Kirigakure, lo cual era pertinente para llevar a cabo el entrenamiento. Ese día desyunó con rapidez, se despidió de su familia y corrió como alma que lleva al diablo; concretamente a uno de los campos de entrenamiento. Al llegar pudo visualizar que Shigeki ya se encontraba allí, de pie con sus brazos cruzados y una sonrisa en su rostro, ¿a caso una persona tenía luz propia? Para Sakura, el Shodaime la tenía.

¡Shigeki-sama! ―Minami se acercó corriendo hacia él―. Siento el retraso.
Está bien ―sonrió―, tan entusiasta como siempre.
Hace mucho que no entrenabamos juntos... ―Se sonrojó, no podía evitarlo―. Lo siento.
Jajaja, está bien, de hecho yo también estoy algo nervioso ―con delicadeza apartó el flequillo de la joven, mostrando su rombo de chakra―. Ya veo que dominaste el Byakugou.
Sí, Sona Noten me lo enseño.
De acuerdo, sigamos con el Busuto...
 

I was lightning before the thunder

Offline
A Rinha le quedaban menos dudas sobre lo relajada que era la mandataria del país como persona, por supuesto; no le importaba codearse con cualquiera, colaborar directamente con el aprendizaje de cualquiera que solicitara su ayuda, tratar a todos como iguales… hasta sentarse en el suelo sin pensar en que su vestimenta pudiera salir perjudicada. Y es que Uchiha mayor le pidió a Pawa que tomase asiento para iniciar con una breve explicación sobre el jutsu, más técnica y menos sentimental. Además de que podía poner a Shion sobre una manta para que jugara con su hermano.

—Esta técnica, usada con sabiduría y astucia, puede ser generadora de victorias seguras —la castaña miraba a la nidaime con mucha atención—, pues juega a favor del usuario pero directamente con los demás, ¿me explico? —La kunoichi de menor rango confesó estar un poquito liada pese a entender que el Tsute Hiraishin sería un buen complemento para su repertorio de jutsus. —Digamos que suceda lo siguiente —con un movimiento de mano le indicó que se pusiera de pie a la par de ella—: tengo dos kunai, a ambos les he puesto el jutsu Shiki, no obstante, ¡piensa rápido!

Pecas dio un salto hacia atrás tan rápido e imprevisible que Rinha no pudo responder de la misma manera, mas no fue incapaz de ver el lanzamiento de las dos herramientas por parte de la kage; una al aire y la otra, ¿directo a ella? La usuaria del chakra neto creyó que por la velocidad del kunai que iba hacia ella podría sujetarlo para reenviarlo o detenerlo y ya, empero cuando le agarró bastante confiada –pues sonrió con satisfacción-, su cuerpo se desvaneció. Sojiro y Shion aplaudieron bajo un ataque de risas por todos los movimientos alrededor de ellos.

Pecas sonrió por sus hijos, mas volvió a tornarse seria cuando su aprendiz apareció en el aire, justo en el lugar donde yacía el kunai que Nash lanzó hacia arriba. Rinha lanzó un grito de impresión e incluso se bloqueó unos segundos al creer que caería sobre la Nidaime, pero ésta hizo uso del Shunshin para quitarse del camino a solo centímetros del encuentro… el corazón de la de menor rango latía con mucha fuerza; por suerte aterrizó sobre una de sus rodillas. Su mirada se encontró con la figura de la Mizukage abrazando a sus retoños. El Sharingan resaltaba en sus delineados ojos.

Hathaway Hathaway. 1/4 maestra.
 
Registrado
12 Abr 2009
Mensajes
1,857
Offline
Genso Rasengan 1/3

Para Hikari no le había sido particularmente extraño encontrar una carta de la joven Taiga dirigida directamente hacia su persona, al fin y al cabo uno no solamente aprendía la primera técnica de un repertorio mucho más variado y poderoso, aunque la tardanza con la que lo había hecho si era extraña. De todos modos aceptó la solicitud como una buena excusa para escaparse un rato de sus deberes y tener un pequeño viaje. Chagakure no Sato era un excelente lugar para descansar un poco de la vida ninja y la administrativa, un pequeño paraíso donde los shinobi podían olvidar su trabajo de asesinos; había sido justo allí donde había citado a su aprendiz.

El Nidaime se encontraba relajadamente bebiendo un vaso de sake cuando la presencia de Shiba, al inicio de la calle, le obligó a voltear. Tomó el liquido restante y dejó el dinero, con una agradable propina para la mesera, antes de retirarse con tranquilidad en post a la dirección de la ahora Jounin.

—Un gusto volver a verte— exclamó el ANBU cuando se encontró con la joven y su jaguar acompañante, al cual no dudó de acariciar brevemente antes de que este pudiera arrancarle la extremidad por tal atrevimiento.

Blair Blair

 

スパークル
Supermoderador

Offline
Tarde pero seguro (?) H Hevans~
Genso Rasengan 1/3 [Alumno]

Igualmente. Te agradezco mucho que aceptaras enseñarme otra técnica relacionada con el Rasengan… Había estado queriendo contactarte, pero entre misiones y sentir que debía conseguir más nivel primero me retuve bastante. — La chica sonrió ampliamente, ante lo que recibió un gesto similar de parte del mandatario de la Hoja, Taiga quiso saber sobre la técnica que Hikari le enseñaría, puesto que lo único que sabía era que se trataría de una directamente relacionada a la rama legendaria del Rasengan. El varón entonces se acomodó en su sitio y canalizó el chakra en su mano hasta que una esfera se formó, era esa misma técnica que ella ya sabía, era uno normal; los ojos rojizos de la chica se posaron sobre su instructor con cierta curiosidad.


Lo mejor está por venir, no creas que te estoy vacilando con la misma técnica que ya te enseñé. — Se adelantó a explicar Hatsume, tras lo que la esfera se vio repentinamente influenciada por un elemento ajeno al típico viento que formaba esa técnica: fuego. El color rojizo/anaranjado se apoderó del ambiente y logró captar ciento por ciento la atención de la hiperactiva jounin, quien inmediatamente después de analizar con sus ojos lo que había ocurrido llevó la mirada hacia el de mayor rango, pidiéndole silenciosamente que le enseñara el secreto tras aquella técnica.


 
Registrado
12 Abr 2009
Mensajes
1,857
Offline
Genso Rasengan 2/3 [Maestro]

El chakra... el chakra es una energía muy noble capaz de extenderse y modificarse casi a voluntad de su poseedor, siempre que este tenga la capacidad— explicó el dorado moviendo sus dedos, mientras que entre ellos y su palma comenzaba a acumularse a energía, que luego comenzó a deformarse de acuerdo al pensamiento del ANBU— Como shinobi tenemos la capacidad de controlar tal energía y cada quien tiene su propia marca en ella, ya sea por habilidades familiares, capacidades únicas o por el simple hecho de llevar el chakra a cierto elemento. Todo esto forma parte de la base del chakra y, con un poco de experimentación, puedes lograr darle tu marca a cualquier jutsu ya existente.— en el momento que hubo terminado, la energía que se encontraba revoloteando en su palma pasó a ser un pequeño remolino, que inmediatamente cambió a una llama, luego a un conjunto de rocas, una chispa de electricidad y finalizó en una esfera de agua— El Genso Rasengan, en palabras burdas, es el Rasengan con chakra elemental inyectado. Haz el primero, luego agrega la energía elemental que quieras lentamente hasta que este formado en su totalidad por ella; lento, no queremos que se descontrole y explote.

Blair Blair
 

スパークル
Supermoderador

Offline
Genso Rasengan 2/3 [Alumno]

¿Explosiones? ¿Podía explotar? Bueno, tenía bastante sentido ya que lo pensaba lentamente, eran combinaciones de "energías distintas" por explicarlo de algún modo. Creó primero el Rasengan en su mano izquierda con bastante más fluidez que cuando recién se había acercado al ninja de la Hoja para aprenderlo, era de esperarse, llevaba un tiempo considerable de haberlo incluido a su repertorio y por lo mismo, si aún tenía problemas para utilizarlo, algo malo debería estar sucediendo(?). La joven entonces intentó primero con el chakra suiton, primero una gota de agua se vio en el interior mientras la concentración de Shiba iba en aumento pero el pequeño líquido se perdió de vista rápidamente al ser "deshecho" por la energía interna del Rasengan; la mirada rojiza de la jounin buscó a su mentor.
Desapareció.
Concéntrate, debes ir combinando el chakra de ambos, no detenerte cuando el segundo entre...
Hai. — Respiró hondo y volvió a enfocar sus ojos en el jutsu esférico que seguía sobre su palma izquierda. De nueva cuenta intentó "inyectar" el chakra suiton dentro del Rasengan como el Hokage se lo había mencionado, pensando en las palabras que él había dicho sobre la energía y manipulando lentamente el del acuático que poco a poco comenzaba a dejarse ver en el interior del "remolino" de la técnica legendaria.


H Hevans~
 

Judas

Sorry, I'm dead.

Registrado
25 Abr 2013
Mensajes
1,873
Offline
Byakugou no Jutsu: Būsuto [1/3] -creo-
Sakura Sakura
Llevaba tiempo sin ver a Sakura pero debían pasar al asunto por el que se reunían, ya tendrían tiempo de hablar luego de ser posible. Con fortuna se había hecho de un espacio libre para enseñarle aquel jutsu y es que el Kaguya disfrutaba de hacer de maestro, de alguna forma dejar una enseñanza en otros shinobis le alegraba, era como dejar su huella en quienes podían convertirse en excelentes ninja a futuro y eso le daba algo de que enorgullecerse.

Zogumo estaba a un lado dándoles la espalda, muy ocupado haciendo una telaraña quien sabe para que, cuando Sakura le saludó apenas levantó una de esas patas en forma de brazo en forma de saludo pero sin decir una palabra. A la kunoichi esto se le hizo extraño pero el pelirrojo la calmó llevándose un dedo sobre los labios en señal de silencio.

Rara vez está tan concentrado y callado, dejémoslo ser –le dijo en voz baja a lo que aprovechaba y se sentaba sobre el lomo de Zogumo, su cola era lo suficientemente amplia para que varias personas se subieran sobre él así que era común que el Shodaime se aprovechara de ello- Así que el Būsuto …esto puede resultarte aburrido, pero no hay de otra.

¿Por qué lo dice? –cuestionó la rubia expectante, con ojos curiosos pero atentos.

Solo debes reunir chakra, aquí –le indicó dando unos ligeros golpecitos casi imperceptibles sobre la frente de la Minami- concentrala y llévala hasta ese punto, espera un tiempo y luego vuelve a reunir más.

¿Por cuánto tiempo? –ella se llevó una mano a la frente para cubrir aquel diamante en cuanto Shigeki apartó la mano, con algo de vergüenza.

Lo más que puedas, varias veces –entonces el mayor se cruzó de brazos- el Būsuto funciona como una especie de batería, recurres a una gran cantidad de chakra que has almacenado previamente para usarla en algún momento de la batalla pero esta no tiene conexión alguna con tu almacenaje de chakra normal, es decir, es como si no fuera tuya en lo absoluto al menos hasta que decides usarla…Pero tienes que aprender a almacenarla allí rápido, en caso de que debas reponerla para estar lista para otra batalla…aunque claro, su uso continuo es difícil.

Tal como pensó, el ANBU intentaba darle indicaciones de uso práctico, no diría algo como “Si ya aprendiste a almacenarlo, terminamos aquí” pensaba en las posibilidades, en lo que podía ocurrirle a largo plazo y en los distintos usos que podía dar al jutsu, aunque eso significaba más tiempo de entrenamiento y seguramente, un largo rato de meditar para reunir chakra y luego tener que gastarlo en jutsus al azar para volver a repetir la acción.


Una eternidad para responder, soy un pésimo maestro :333:
 

Save our souls.

Offline

—Wow…

Aquello fue lo único que atinó a articular y modular la de menor rango tras el ajetreo provocado por un simple toque con el arma. Todo había sucedido tan veloz que no tuvo tiempo de responder a nada de la misma forma que podía Nashla, dejándole compararla la gran rapidez reacción que tenía y la diferenciaba de ella, le faltaba mucho por recorrer en el mundo ninja si quería alguna vez moverse y reaccionar al mismo nivel que la mandataria de la Niebla.

—¿Estás bien, no? —Preguntó la madre joven al ver aún la cara introvertida que expresaba aún Pawa metida aún entre sus pensamientos y repitiendo una y otra vez lo sucedido en su mente. —¿Rinha?
—Eh, s-sí, solo que no puedo creer lo rápido que respondiste a todo… —Se levantó del suelo a medida que rascaba un poco cohibida una de sus mejillas. —¿Qué fue lo que hiciste?

La mayor se volvió a sentar en el suelo y Rinha le siguió en acción; soltó a sus retoños y los dejó gatear por el área ahora despejada de otros shinobis, solo quedaban ellos cuatro en la habitación.

—Cómo te avisé, coloqué el jutsu-shiki en estos kunai. Las tres primeras personas que toquen este kunai —Levantó el que sujetaba en su mano diestra.—, salvo yo misma, serán teletransportados a la posición del otro kunai aún en contra de su voluntad.

La mizukage señaló ahora el que aún llevaba en su mano la castaña, Rinha siguió la mirada de su mentora y se consiguió con el arma blanca. La observó más concentrada para encontrarse en una miniatura del agarre el sello característico del jutsu-shiki.


2/4 Aprendiz.
Bishamon Bishamon
 

I was lightning before the thunder

Offline
La nueva asignación de Rinha consistía en lograr la suficiente concentración y preparación mental para hacer que uno de sus kunai espacio tiempo trabajara como transporte instantáneo que afecta únicamente a otras personas; para saber si lo estaba haciendo bien, era cuestión de que al sujetar el arma no funcionara con el Hiraishin (más bien que se bloqueara); sin embargo, en cada intento siempre ocurría lo mismo… terminaba en puntos distintos de la habitación. En una ocasión terminó quién sabe dónde (¿?) pero pudo regresar. La castaña terminó en el suelo después de enésimas prácticas.

—¿De verdad no existe otra forma de conseguir que funcione?
—Me encantaría decirte que sí pero toda la escuela requiere de que tu mente esté enfocada solo en ella —Pawa suspiró. Por unos segundos cerró sus ojos y al abrirlos se encontró con la sorpresa de que Sojiro se encontraba a su lado. La observaba con sus enormes ojos escarlata y una sonrisa que permitía el paso de una fina línea de baba. —Lo que debes hacer es trabajar tu espiritualidad. Si hay algo que te perturba ahora, sácalo de tu cabeza porque no necesitas pensar en eso en estos momentos.
—Está bien —respondió al componer su cuerpo quedando frente al pequeño Uchiha.
—Si hay algo que te relaje y quieras hacerlo ahora, dilo.


Hathaway Hathaway. 2/4
 

Sakura

Dattebayo

Registrado
22 Jun 2008
Mensajes
4,422
Offline

Sakura entendió todo a la perfección, sabía ya como acumular el chakra así que guardar un poco más no sería difícil. Con delicadeza se sentó en el suelo -de rodillas-, junto ambas manos en un sello único y comenzó a acumular más Chakra en su diamante, Shigeki sonrió al ver con la rapidez y facilidad que lo estaba haciendo la Kunoichi, pero no todo era así de fácil.

La Kunoichi estaba 100% sumergida en su acumulamiento de Chakra, pero algo le alertó, pues al abrir rápidamente sus ojos se vio como el pelirrojo arremetía contra ella con una de sus armas óseas. La médico saltó hacia atrás apoyándose en su mano diestra para luego caer de pie.

No siempre será todo tan pacífico, tienes que aprender a acumular Chakra todo el tiempo ―hizo una pausa―, incluso mientras luchas.
Pero eso...
Supongo que viste a Ruigetsu usar su modo sabio ―Sakura asintió―. Él debe concentrar mucha energía natural y por ello no puede moverse y estar tranquilo, pero tú tienes la ventaja de que no necesitas hacer eso.
Es difícil.
Nada es fácil en esta vida, Sakura.

Minami estaba decidida, lo conseguiría, acumularía el Chakra y luego lo usaría en contra del ex Mizukage, sería fácil, ¿verdad? Shigeki sonrió al ver la expresión de la rubia, estaba algo inquieta. De nuevo arremetió contra esta, la cual había agarrado un Kunai, en una pose defensiva esperaría el ataque de su ex maestro.



[2/3] Aprendiz.

Judas Judas
 

Save our souls.

Offline

Rinha sonrió con sinceridad al escuchar la última frase dicha por su maestra, quien parecía dar siempre en el clavo con sus comentarios. Pensó en qué podía mantener su espiritualidad equilibrada y dócil para la técnica, la respuesta la tenía frente a sus ojos.

Sojiro palmeó la rodilla de la castaña con una sonrisa tierna en su boquita, Rinha lo cargó y miró de arriba hacia abajo y viceversa, cuando estaba con el pequeño se sentía tranquila y buena persona; admitía que escuchar la risa del bebe le hacía feliz, saber que era la causa de que momentáneamente un alma pura riera era sensacional.

Tal vez debía imaginar, de una manera abstracta, que el pulso de felicidad que sentía por todo su cuerpo al escuchar la risa del bebe, era la energía adecuado con la cual tenía que realizar los sellos del Tsute Hiraishin, una equilibrada y concentrada para aparecer por fuerza de atracción en el lugar donde se encontraba el otro sello.

—Solo jugaré un rato con él, eso seguro me despejará la mente.

Aprendiz 3/4

Bishamon Bishamon
 
Registrado
12 Abr 2009
Mensajes
1,857
Offline
Blair Blair sorry not sorry (?) Genso Rasengan 3/3 Maestro

El Nidaime frunció el ceño mientras observaba como la técnica empleada por la de Kirigakure, aun no sabía que ya se había cambiado de casa (?), comenzaba a tomar aquella consistencia liquida; empero, regiones de chakra puro seguían siendo visibles o hasta en ocasiones superaban las zonas del suiton. Era como una batalla de dominancia en aquella técnica.—Deja de imaginar el chakra del rasengan, solo ten en tu mente el elemento que vayas a utilizar y el flujo del mismo en la esfera— comentó el ANBU mientras se alejaba paso por paso de que era su alumna.

Shiba regresó su vista al genso rasengan en un intento de no perder de vista la infusión del elemento agua que estaba agregando al contorno del rasengan, obviando de esta manera como Hikari comenzaba a realizar una serie de sellos que terminaban en la señal del tigre. Presionando su estomago con fuerza exhaló desde su interior una fina linea de fuego horizontal que comenzó a alzarse en cuestión de segundos formando un alto muro. Katon: Gouka Mekkyaku, en una versión reducida para no destruir el ambiente y meterse en problemas con las autoridades del lugar, fue traido al campo. Tal vez eso le daría un empujón en la kunoichi, a la cual no le quedaban más que segundos antes de ser consumida por el muro ígneo.
 

I was lightning before the thunder

Offline
Haber jugado con el primogénito de Yuusha y Hogaku había llevado a Rinha a despejar su mente y encontrar un poco de tranquilidad espiritual, por más mínima que fuese. Era ley de todo ninja saber manejar sus pensamientos y emociones para así poder actuar de la manera más fría posible; además de estar varios pasos más cerca de tener el éxito en lo que se hace, que el fracaso. Y para una técnica a la vista sencilla, pero compleja de ejecutar como el Tsute Hiraishin, era menester que la kunoichi del clan Pawa pudiera simplemente pensar en sus objetivos; ¡creer en ellos! Y al mismo tiempo, dominar el Hiraishin hasta con los ojos cerrados (¿?) a la par que el jutsu Shiki, aunque este era más sencillo. Por lo mismo, Nashla le pidió realizar el Hiraishin hasta que no pudiera más… sí, a través de ejercicios como: lanzando objetos a determinada distancia para que Rinha se desplazara a través de sus kunai especiales; enviando ataques proyectivos, desde bajo rango como un Endan, hasta alguno peligroso, como una senbon electrificada con algún jutsu de la escuela del Chidori (nótese que no recuerdo el nombre del jutsu que hace eso). Ambas llegaron al punto en el que Uchiha mujer usara el Shunshin para abordar repentinamente a la castaña, así enfrascándose en un mini combate donde la aprendiz simplemente se basara en el uso del Hiraishin. Al comienzo le resultó complicado: Rinha correspondía a las ofensivas usando otro tipo de tácticas ajenas a lo que Pecas le estaba exigiendo… y mientras más tardaba en usar el jutsu espacio tiempo, más intensa se ponía la kage. Poco a poco, la de menor rango fue captando lo que quería Uchiha, y cada vez le costaba menos reaccionar a tiempo usando la base del Tsute. Muy pronto podría usarlo.

Mientras todo eso pasaba, la verdadera Nashla se encontraba observándolo todo desde una distancia prudente y con sus bebés. Quien hacía la labor pesada era un clon y por ello Rinha podría destruirlo mil veces y mil veces aparecería uno nuevo hasta lograr lo que se quiere.


Hathaway Hathaway. 3/4 maestra.
 

スパークル
Supermoderador

Offline
Genso Rasengan 3/3 [Alumno]

El repentino actuar del ANBU alertó a la jounin, quien enfocó sus orbes una vez más en la esfera que tenía en su siniestra, joder, joder, respiró hondo y cerró los ojos a la par que extendía su brazo frente a sí, sosteniéndolo con ayuda de su mano derecha y mordiéndose el labio inferior. Sabía que el Kage no planeaba dañarla, simplemente era un modo de presionarla para que lograra manipular la técnica que intentaba enseñarle... Ella no tenía nada en contra del método utilizado por Hikari, pero no podía decir que aquello no le puso nerviosa por lo abrupto. Bueno, si no lo lograba de igual modo era un fracaso y debía morir (????)
Sintió el calor acariciando su cuerpo conforme la técnica ígnea se acercaba a ella y por "orgullo" abrió los ojos para afrontar lo que el del País del Fuego le había lanzado. Sostuvo su brazo izquierdo con firmeza y apretó la mandíbula a la par que el Rasengan abruptamente cambiaba de color; la técnica chocó con el muro de fuego y ante ojos de Shiba y un semi-complacido Hikari, una abertura lo suficientemente grande para que la de la Tormenta saliera ilesa se abrió en la técnica contraria. Ambos cruzaron miradas y el varón se limitó a asentir con un simple movimiento de cabeza, la chica lo había logrado.
 

22 Aniversario de Foros Dz

Arriba Pie