Sistema Zona de Aprendizaje

Save our souls.

Offline
La del sello maldito pidió un break a su maestra para recuperar el aliento y parte del chakra. Ahora en delante podía presumir a cualquiera que era una experta con el uso del Hiraishin gracias a lo exigente y tenaz que era Yuusha.

Tomó agua mientras la mandataria iba y venía unos momentos por algunos informes importantes que era mejor revisar por sí misma y no a través de clones, aunque de todas formas tuvo que dejar uno para su hija quien se negó como por enésima vez a tener contacto físico con la castaña.

Una vez regresado en un intervalo no mayor al de cinco minutos, Uchiha mujer sorprendió a su alumna con un ataque frontal que fue eficazmente evadido en base del jutsu espacio-tiempo y Rinha sonrió satisfecha al comprender que ya su subconsciente pensaba directo en realizar los pulsos de chakra para trasladarse a otro punto y no en enfrascarse en una serie de pasos como: pensar en utilizar la técnica, hacer sellos de manos, plantear la energía necesaria y efectuarla.


Aprendiz 4/4

Bishamon Bishamon terminaleeeeee​
 

I was lightning before the thunder

Offline
«Nada mal», inició la kage luego de haber sido evitada de manera eficaz. Se sentía algo satisfecha por el rápido progreso de la castaña, quien le demostró que con trabajo duro e intenso acataba muy bien la esencia de las “clases”. Y como Rinha había entendido el poder, alcance y utilidad del Hiraishin, era hora de verificar si sucedería lo mismo con el Tsute. Para añadir más presión, todavía, Nashla le dijo que sería ella su sujeto de prueba… y sí, la Pecas real. Pawa tragó en seco un par de veces pero pensó en que si su maestra la estaba llevando hasta el límite con total confianza y seguridad, era porque la Mizukage creía en sus capacidades, por lo que ella misma debía creer también (mucho más, a decir verdad). Miró la sonrisa cálida y serena de Nash, recordó el mismo gesto en el lindo rostro de Sojiro e inevitablemente sonrió también; respiró hondo y extrajo dos kunai espacio-tiempo. El primero lo lanzó hacia algún punto del campo de entrenamiento y el segundo, con el sello Shiki puesto, fue colocado en el suelo frente a la mandataria. La de menor rango quedó al menos un minuto tocando la cuchilla, como si hiciera una oración a su dios para que funcionara (¿?) Cuando sintió que todo estaba en orden, permitió a Pecas hacer su parte y como no tenía nada que perder, la Nidaime sujetó el kunai rápidamente y así mismo, Uchiha desapareció de la vista de la futura líder de Arashi. Rinha miró en dirección a la otra cuchilla… Nashla no estaba allí; ¿la habría dejado en el limbo? Y segundos más tarde, la “desaparecida” kage comenzó a reír gracias a la cara asustadiza de su pupila… la ANBU había hecho un genjutsu antes de desaparecer, lo que afectó la percepción de Rinha al no ver a la madre de Sojiro, pues la ilusión la dotaba de “invisibilidad”. ¡Qué cruel! «Tsute Hiraishin, aprendido», Pawa celebró tras la declaración de su sensei. «Continúa practicándolo cada que puedas». Y la kunoichi menor hizo una corta reverencia a modo de gratitud.

4/4 maestra. Hathaway Hathaway. corre como el viento, Tiro al Blanco (?)
 
Registrado
5 Sep 2015
Mensajes
3,297
Offline

Shinta tragó algo de saliva; estaba sumamente nervioso por el hecho de tener que solicitarle a la mandataria de la Tormenta algo así. El muchacho veía el agua de la aldea, mientras que viajaba en una de aquellos vaporettos que recorrían toda la villa para movilizar a sus habitantes. Pensaba en todas las posibles reacciones de Rinha tras su solicitud, algunas buenas y otras malas, pero a fin de cuentas no sabía lo que ocurriría con certeza. Shun no se encontraba ni un poco concentrado en el camino, razón por la cual se asustó al escuchar repentinamente el sonar de una campana. Tras un leve brinco, el muchacho se centró en su ubicación, solo para ver que había llegado hasta su destino; se levantó y corrió velozmente hasta la salida.

Kasumi lo observó, delante de él se encontraba el hogar de las féminas fundadoras, la Torre del Consejo, uno de los edificios más importantes de todo Arashigakure, y el de más relevancia para un Shinobi. Respiró para tranquilizarse un poco, no quería que la ojimiel le notara nervioso, tal vez aquello ocasionaría un rechazo o algo por el estilo. Tras ello, decidió entrar a la edificación para preguntar por la mujer. Justo al abrir la puerta, pudo ver a la secretaria de las chicas, tomando un café y un tanto aburrida, parecía que en aquel día no hubo mucho movimiento.

Buenas, ¿podría contactarme con Yang? —Preguntó el joven azabache, mientras que su voz se agitaba un poco, sus palabras se entrecortaban de vez en cuando. El chico trataba de mantener bajo control su nerviosismo, su cuerpo no temblaba tanto como lo haría en otras situaciones, este se encontraba un poco firme. La secretario tomó algo de su bebida, miró a los ojos al Chuunin, solo para señalar detrás del mismo —¿Qué pasa? —Giró su cuerpo, para tratar de ver lo que la trabajadora quería indicarle, vaya sorpresa se llevó cuando vio a la solicitada delante de él. No debería ser necesario acotar que pegó un salto por el susto.


¿Me buscabas, Shinta? —Pawa se presentó en la escena al escuchar su nombramiento, quería saber para qué el recién llegado a la aldea solicitaba su presencia; no recordaba haberlo llamado para ninguna misión nueva. En la mano de Rinha se encontraba un sándwich, bastante apetitoso, al cual le dio una gran mordida para saciar algo de su hambre. En el cuello de la mandataria, como una bufanda, se encontraba su querida mascota, Koda, un tanto adormilado; se quedó allí, sin siquiera levantar la cabeza, solo deseaba seguir durmiendo. Los ojos de la castaña estaban fijos en los del antiguo Ojo de Iwa.


Yo quería saber —Tragó algo de saliva, para luego bajar su mirada hasta el suelo, estaba no ser respondido de mala manera, era lo peor que le podría pasar. Suspiró. No podía quedarse allí tan temeroso, deseaba recuperar a su madre, debía hacerse más fuerte y decidido, eso estaba bien claro. Se puso firme y llevó sus ojos hasta que estos señalaron directamente hasta la cabeza de la fundadora de la Tormenta —¿Puedes enseñarme esa técnica con la que nos teletransportaste a Sayuri y a mí hace dias? —Hablaba de una situación reciente, vivencia que ocurrió en Iwagakure antes de mudarse a Arashi. Veía conveniente aquel Jutsu, ya que con él sería capaz de tomar a Kami sin siquiera tocar a su farsante padre.


No veo por qué no —Una vez más, mordisqueó el aperitivo que poseía en sus manos. Giró su cuerpo y empezó a caminar con tranquilidad; Shinta, por su parte, le siguió. Para sorpresa del Chuunin, la fémina le llevó hasta un gran comedor, lugar donde la ojimiel se sentó plácidamente y se dispuso a esperar. El muchacho miró de un lado a otro, ¿acaso ese sería el lugar donde daría inicio el entrenamiento? Parecía una locura —Oh, ¿te refería a enseñártelo hoy? Con razón me llevas siguiendo desde hace rato… Bueno, de acuerdo, pero primero quiero comer un poco más; puedes acompañarme, si gustas.


De acuerdo —El azabache se sentó; vio como un hombre empezó a llevar varias bandejas con comida, variadas, para que la mandataria decidiera cuál quería. La fémina señaló sin dudarlo, y dejó al nuevo integrante de su aldea decidir algo también, claro que el varón decidió una lasaña de carne, algo que sin duda le encantaba. Empezaron a comer tranquilamente, ninguno de los dos se dirigía la palabra, solo disfrutaban de los manjares que yacían en sus respectivos platillos.


Eso sí, la técnica que quieres aprender no es sencilla, primero debo enseñarte un par de cosas; técnicas del Hiraishin —El muchacho giró su cabeza, haciéndole notar a Yang que éste no tenía ni la más mínima noción de lo que hablaba. Pawa suspiró. Parece que aquel entrenamiento no sería nada sencillo, ya que en primer lugar tendría que darle la teoría sobre la escuela legendaria, aunque bueno, tampoco es que tenía nada mejor que hacer; tan solo tenía planeado acicalar a Koda en su habitación. Sí, esperaba matar el aburrimiento con ello.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hathaway Hathaway. Yaya, love you [?
[1/3]
 

スパークル
Supermoderador

Offline
Pacto con las aves Nivel 3
Alumno [1/2]


Apenas el día anterior se había llevado a cabo la reunión de los dirigentes de las aldeas ninja y ahora, por más poco que fuera, todos gozaban de algo de tiempo libre que sería utilizado a saber en qué, casa quien tenía libertad de utilizarlo como se le diera la gana. La jounin de la Tormenta no había dudado en salir de donde se hospedaba para buscar a alguien en específico que había llamado su atención, conocía al Tsuchikage por nombre y fama, pero era la primera vez que lo veía en persona y encima de todo, el modo en el que había llegado el día anterior le había hecho recordar un entrenamiento que bien había dejado botado por meses.
Risho Mikazuki ─ la menor hizo una ligera reverencia a modo de saludo y respeto, alzando la vista luego y cruzándola directamente con la del Kage firmemente a la par que enderezaba su cuerpo por completo ─, espero no sea demasiado atrevido, sé que nos acabamos de conocer y no es en las condiciones más adecuadas. Pero ¿podría enseñarme los últimos dos niveles del pacto con las aves? Conozco los primeros dos, pero dejé el entrenamiento de lado y creo que sería muy útil para mí poder completarlo y tener la capacidad de invocar aves más poderosas, además sería un honor que fuera bajo la supervisión de alguien con su nivel. ─ Shiba no era del tipo de andar con rodeos ni penas, por lo que su petición había sido tan directa y clara como su persona se lo permitía. Nunca dejó de mirar al ANBU directamente a los ojos.

 

NoirExor

"Albino-master"
Moderador

Registrado
28 Ene 2010
Mensajes
1,487
Offline

Se podría decir que en una situación como aquella el dirigente de la roca sentía una curiosa mezcla de asombro y pena, el albino se encontraba en ese momento en un área verde ubicada en la zona externa de la aldea del té con la intención de practicar sus habilidades cuerpo a cuerpo, pero ciertamente no esperaba que Taiga Shiba se acercase a él en un día de relajación al azar como lo era este. Ahora que lo pensaba, el varón no veía inconveniente alguno en cuanto a enseñar algún jutsu en particular pero no se consideraba un maestro pertinente; de cualquier forma no pensaba negarse a la petición de la fémina siendo que ambos tenían tiempo libre de sobra por el momento hasta que la verdadera acción en el país del rayo diera inicio. Tras intercambiar miradas un par de segundos, lo que cabellos azabaches interpretó como indecisión, acabó con un asentimiento de parte del ANBU y una leve sonrisa que se hizo presente en sus facciones.

─ Claro, creo que yo podría enseñarte si así lo quieres. ─ contestó Genkishi llevándose la punta de su dedo índice debajo del mentón conforme miraba hacia arriba pensando. ─ Lo bueno es que no debemos buscar un espacio abierto, este es de por si un buen lugar. Lo que traerás tendrá un tamaño considerable.
─ Madam, no creo que esto le sea muy complicado ya que conoce dos niveles del pacto. ─
comentó el ave vestida de gala, Talon, quien estaba en ese momento sobre el hombro de su dueño.
─ De hecho. Pero todo se aprende. ─ La de cabellos azabache observaba ahora al cuervo por unos instantes para luego enfocar su atención en el shinobi de la roca que al parecer estaba meditando en como comenzar. ─ ¿Qué debería hacer a continuación?
─ Primero que nada este jutsu requiere de una masa de chakra más elevada, considerando tu experiencia, deberías requerir de una cantidad cercana al doble de la necesaria para una invocación de 2do nivel. Prueba el controlar el flujo de chakra y detenerlo en el momento justo. ─
indicó el albino señalando su propio sello de invocación que representaba el pacto con los pájaros y que estaba ubicado en su caso justo en el antebrazo izquierdo. ─ También puede ser de ayuda el invocar un pájaro de nivel 2 o 1 cuya especie te guste más o con la que estés más familiarizada. De esa forma ningún detalle escapará a tu mente. Cuando te sientas segura con la invocación de ese tipo de ave, puedes probar con otro tipo.

Dijo así el mandatario de la roca intentando explicarse lo mejor que podía, esperaba que su consejo diera frutos en este corto entrenamiento a la Shiba, asi mismo sentía curiosidad de cual sería el resultado en su intento al realizar el jutsu.


[Pacto con las aves nivel 3]
[Maestro: 1/2]

Blair Blair
 

スパークル
Supermoderador

Offline
Pacto con las aves Nivel 3
Alumno [2/2]



Taiga se llevó la mano al mentón casi al instante para meditar lo que el líder de la Roca le había dicho, realmente no era del tipo de detenerse a pensar exactamente cuánta cantidad de chakra empleaba en algún jutsu en específico, salvo en una cantidad muy limitada de técnicas que requerían algo de concentración o moldeo muy específico para hacerlas... como el Rasengan. Arrugó un poco el entrecejo ¿cuánto chakra gastaba en las invocaciones?
¿Pasa algo? ─ Risho miró a su aprendiz temporal, quien mantenía un gesto de pura concentración sin hacer nada en específico.
No sé cuánto chakra uso en las invocaciones. ─ Sinceró sin quitar su mirada pensativa.
¿No?
No, solo lo hago, a menos que sepa de antemano que necesito mantener el chakra bajo control... Como con el Rasengan, si uso demasiado chakra o revuelvo cosas podría explotar... O eso me dijo Hikari... ─ Entrecerró los ojos y antes de si quiera permitir al de mayor rango decir algo más para intentar guiarla, la chica procedió con los pasos normales para efectuar una invocación; la nube de humo delató la llegada de una criatura, pero cuando ésta se dispersó se encontraron con un ave de la mitad del tamaño que debería haber invocado.
Creo que te limitaste mucho.
Eso parece. ─ Shiba observó al ave con atención, luego dirigió su mirada al Tsuchikage.
Te faltó más chakra para poder invocar un ave más grande, vuelve a intentarlo. ─ La azabache asintió ante las observaciones de Mikazuki y se preparó para repetir la invocación que había llevado a cabo, esperando que los resultados en ésta ocasión fueran los esperados.


NoirExor NoirExor
 

NoirExor

"Albino-master"
Moderador

Registrado
28 Ene 2010
Mensajes
1,487
Offline


El albino esta vez no tenía mucho que añadir en cuanto a la tarea que la de cabellos azabache debía de realizar frente a sus ojos, se lleva ambas manos a la cintura conforme rememoraba, si bien en ninjutsu de invocación era clasificado como uno del tipo espacio-temporal aun así era de los más básicos en esta clasificación y sus únicas condiciones eran el haber firmado el pacto correspondiente con los animales a invocar y además tener un chakra lo suficientemente fuerte siendo capaz de amasar una cantidad adecuada al ejecutar el jutsu. El primer paso estaba hecho y ahora era solo cuestión de tiempo para que la fémina obtuviera resultados satisfactorios a razón de prueba y error. Había otro detalle bastante obvio que el Mikazuki pensaba mencionarle a la Shiba incluso cuando de seguro ella ya lo sabría, debía reconocer que personas talentosas como de seguro lo era ella no necesitaban de demasiada instrucción pues aprendían las cosas de manera intuitiva y con gran rapidez.

─ Debo decirte que quizás luego de unas cuatro o más invocaciones podrías sentirte cansada más rápidamente de lo que deberías. ─ informó la sombra de la tierra sentándose un rato en el césped y observando como la jounin estaba a punto de liberar su chakra, se le veía muy concentrada.
─ Lo sé, es normal siendo que no sé aun cuanto chakra debo liberar con exactitud. ─ contestó ella sin quitar la mirada del suelo hasta que finalmente tras realizar los sellos de manos expulsó la energía necesaria en forma de bóveda que crecía velozmente en tamaño.

Al finalizar el proceso, el ave resultante parecía tener buenas características, talones firmes, un plumaje prolijo y unas alas que al extenderlas no hacían más que evidenciar su prominente tamaño. Solo dos intentos fue todo lo que Taiga había necesitado para ejecutar la técnica a la perfección y ahora solo hacía falta confirmar un último detalle que estaba a punto de emerger por sí solo.

─ Taiga Shiba, he respondido a tu llamado. ─ articuló el pájaro de colores rojizos a su invocadora quien asintió con la cabeza, al parecer estaba satisfecha con su logro. Se observaba también que la invocación llevaba una banda protectora con el símbolo de ame no kuni amarrada en uno de sus talones.

Risho se acercó entonces a la jounin y con cierto entusiasmo le ofreció ahora que acababa de conseguir lo que quería, el que ambos dieran un pequeño vuelo en sus respectivos rapaces por los alrededores del poblado. Ya podría enseñarle el siguiente nivel del pacto luego de ello, y ademas era la oportunidad idónea para que recupere un poco de chakra, ya que la practica de una invocación del máximo nivel podría llegar a ser mas desafiante. Ademas, ¿Porque no dejar que la criatura le demuestre a la kunoichi de todo lo que eran capaces las aves de su nivel? A futuro el varón también deseaba el saber con cual especie de pájaro era mas afín la líder de la tormenta, pero eso se vería quizás en el siguiente entrenamiento.

[Pacto con las aves - Nivel 3]
[Maestro: 2/2]


Blair Blair
Yeah! Y así es como termina esta historia(?) :D
 

スパークル
Supermoderador

Offline
Pacto con las aves nivel 4
Alumno [1/3]


El viaje encima de la invocación de tercer nivel fue algo que liberó al instante el lado extremadamente alegre de la jounin, le encantaba ese tipo de sensaciones que hacían "vibrar" su cuerpo por completo y de algún modo apaciguaban su hiperactividad gracias a la adrenalina que sentía. La sonrisa se dibujó en su rostro casi al instante cuando el ave aumentó la velocidad, permitiendo que el Tsuchikage observara el "cambio" en la actitud de su aprendiz temporal, su rostro ya no se mostraba tan serio ni concentrado, estaba dejando relucir su forma normal de ser.
Asombroso... ─ Susurró la joven entre su entusiasmo, acariciando la parte alta de la cabeza del ave que se desplazaba por el cielo como si fuera parte del mismo, aquello se sentía diferente a cuando montaba a Yoichi, claro que lo sería, un tigre corriendo a alta velocidad no igualaba la vista que estaba consiguiendo al volar encima de aquel ave, aunque ambas experiencias le agradaban por igual. Extendió uno de sus brazos en dirección al de mayor rango y sonrió nuevamente, de manera amplia y sincera. ─ ¡Enséñeme el siguiente nivel, por favor!
Disfruta este momento y descansa un poco antes. ─ Replicó con calma, volando muy cerca de la dirigente de Arashigakure.
Hai hai, pero aprenderé el siguiente nivel hoy mismo. ─ Aseguró cerrando su mano en un puño, su rostro demostraba a leguas que sus palabras iban en serio, no se andaba con rodeos ni dudaba de su propia capacidad para absorber ese conocimiento que ansiaba y demostrarlo en cuestión de minutos o, en el peor de los casos, horas.



NoirExor NoirExor :D

 

NoirExor

"Albino-master"
Moderador

Registrado
28 Ene 2010
Mensajes
1,487
Offline

Los jóvenes dirigentes se hallaban sobrevolando aún el vasto territorio que suponía el país del té, hasta hace poco habían estado realizando un entrenamiento en un área verde ubicada en las afueras del poblado, no obstante en cuanto el albino decidió que ya era tiempo de empezar con la segunda fase obviamente supuso que iban a necesitar un espacio más vasto. Por este motivo el vuelo de ambos pájaros de tercer nivel les llevó un par de kilómetros hacia el sur donde se podía ubicar un gran claro en medio de un bosque, dicho lugar era atravesado por un riachuelo y proporcionaba un lugar ideal para el siguiente paso en el aprendizaje de la kunoichi de la tormenta. El varón fue el primero en descender seguido de la fémina, aunque el supuesto maestro temporal no pudo evitar el tirarse de espaldas en el césped corto y respirar un poco de aire, su compañera le observó un par de segundos antes de sentarse tranquilamente cerca suyo. Más allá de su postura relajada, sus ojos estaban abiertos y contemplando el azul del cielo que para esos momentos había cambiado a una tonalidad anaranjada y rosada debido a la puesta de sol; solo dios sabe en que estaba pensando el albino hasta que giró su vista en dirección a la de cabellos azabaches al tiempo que se levantaba.

─ Bien, perdona por haberte hecho esperar de esa forma. Vamos a pasar al siguiente nivel. ─ Le dijo el kage a su aprendiz temporal esbozando una sonrisa entusiasta, se sentía no solo contento de que su entrenamiento anterior hubiese sido de ayuda sino que poco a poco se sentía cómodo con la presencia de la Shiba. ─ el principio es exactamente el mismo que en los pájaros de nivel 3.
─ Entonces, ¿Debo iniciar nuevamente con el moldeo de chakra y moderar la cantidad que empleo al invocar? ─
La tormentosa se cruzó de brazos y una línea negra enredada se manifestó sobre su cabeza en señal de que este forma de invocar era engorrosa, pero ella ya había comunicado anteriormente que al entrenar el Rasengan había tenido que pasar por algo similar.
─ De hecho, el tamaño de esta invocación es colosal. Recuerda que la cantidad de chakra que imprimes es proporcional al tamaño. Será más sencillo el que te agotes con múltiples intentos. ─ continuó así la sombra de la tierra quien procedía a explicar las particularidades del pacto de las aves, en este caso, su gran diversidad de formas. ─ Te sugiero que pruebes invocar diferentes especies, puede serte más fácil con determinados tipos.
─ Comprendo… ─
Taiga observó la palma de su mano para luego cerrarla en un puño, estaba determinada a lograr un dominio perfecto de este pacto. Por otra parte una duda un tanto curiosa vino a su mente por lo cual fijo su mirada en los orbes de su maestro quien le devolvió una mirada simpática. ─ Solo por curiosidad… ¿Cuál es el ave que más te cuesta invocar?
─ … ─
El albino guardó silencio, a lo mejor cual si no quisiera responder esa pregunta, pero luego sonrió al recordar aquel animal que le había salido con sobrepeso y un tamaño mucho menor al normal. ─ Pues, no soy bueno invocando palomas. ─ dijo al final riendo un poco. ─ Pero de seguro tu no pasaras por eso, lo presiento.

[Pacto con las aves - Nivel 4]
[Maestro: 1/3]

Blair Sphinx :06
 

スパークル
Supermoderador

Offline
Pacto con las aves nivel 4
Alumno [2/3]


Nuevamente la jounin pasó a una actitud mucho más concentrada que la que hubo demostrado mientras volaban sobre las aves de tercer nivel. Cerró los ojos, respiró hondo y comenzó el típico proceso que se llevaba a cabo para invocar algo; por accidente recordó el cuervo que, meses atrás, las había sacado a Rinha y a ella de la isla Anuar e inconscientemente intentó invocarlo, o quizá a uno similar. Llevó la mano al suelo y una inmensa nube de humo se extendió a lo largo del campo donde se encontraban en esos instantes, obviando el hecho de que la invocación era de grandes proporciones.
Tiene que ser una broma... ─ Una corta risa se escuchó detrás, no se había burlado de la criatura que había aparecido, sino de la reacción de la chica que casi se había tumbado al suelo con una nube negra sobre su cabeza(?). Taiga miraba con incredulidad aquel supuesto cuervo, el cual tenía plumas negras, grises y blancas sobre todo su cuerpo; una de sus alas era más grande que la otra y su cuerpo era exageradamente delgado, al grado que parecía que se había estado matando de hambre por meses.
Parece que los cuervos no son lo tuyo. ─ Comentó el líder de Iwagakure desde su espalda, la chica asintió apenada y se mordió el labio inferior, ¿con qué clase de ave debería intentar entonces? Respiró nuevamente y siguió dando vueltas a las ideas en su cabeza, algo debería pasar por su mente en algún momento que fuera útil para aquel entrenamiento, tenía muchas ganas de aprender ese pacto lo más pronto posible.



NoirExor NoirExor
 

NoirExor

"Albino-master"
Moderador

Registrado
28 Ene 2010
Mensajes
1,487
Offline

Se diría que esta propiedad de las aves en cuanto a tener miles y miles de tipos diferentes iba a representar un obstáculo para la líder de la tormenta, lo bueno de todo el asunto era que un shinobi no necesariamente era afín a una sola especie de pájaros, por lo que tenían un buen montón para escoger. La de cabellos azabaches se hallaba meditando en cuál iba a ser su siguiente intento, anteriormente había probado con un ave que ya había visto y que de hecho le había transportado a ella y su compañera, ¿pero y si probaba con alguna variedad aún más común? El Mikazuki en tanto observaba desde detrás de la Shiba conforme extraía de entre sus ropas una libreta y un trozo de grafito, mientras hacía algunos bosquejos advirtió como la kunoichi deshizo la invocación anterior y apoyando su mano en el suelo volvió a intentar con algo completamente diferente. La reacción de la sombra de la tierra fue observar con sorpresa y sonreír debido a lo entretenido que debía ser el montar uno de esos animales en su tamaño gigante, no obstante la mandataria de seguro no la estaba pasando bien.

─ Definitivamente… esto no me va. ─ dijo la fémina quien ahora prendida del lomo de un gigantesco gorrión debía de lidiar con el rápido movimiento del ave y sus constantes saltos que empleaba para desplazarse, provocando cada tanto un pequeño temblor.
─ Es un avance, al menos sabemos que tu problema al parecer radica solo en los cuervos ─ contestó el kage aproximándose conforme su aprendiz temporal bajaba de un salto del lomo de aquel pájaro hiperactivo y saltarín. ─ Yo personalmente no he intentado muchas de las opciones disponibles a la hora de invocar aves. Por eso pienso que podrías probar algo más… ─ Risho continuo en su camino a la fémina que conforme escuchaba lo que el ANBU tenía para decirle deshacía su anterior invocación solo para voltearse y encontrarse con el rostro del albino cerca suyo. ─ …¿Desafiante? Esa expresión era de genuino entusiasmo, el Mikazuki simplemente creía que la jounin iba a poder con lo siguiente y rápidamente colocó un cuaderno con un dibujo recién hecho en sus manos.
─ Esto es un ave negra en un fondo nuboso y tormentoso. ─ describió la kunoichi conforme su tutor guardaba distancia dejando a la mandataria a solas con el bosquejo. ¿Entonces lo que Genkishi pretendía era que ella intentase invocar algo no salido de sus experiencias sino de su imaginación? ─ Antes que nada debo preguntar… ¿Esto existe siquiera?
─ No lo sé, el thunderbird es un mito, originado de supuestos avistamientos de un ave negra de gran envergadura. ─
informó el kage recuperando su dibujo de manos de la kunoichi.

Si dicha invocación fuese a tener éxito, poco sabían de las capacidades del ave y su conducta.

[Pacto con las aves - Nivel 4]
[Maestro: 2/3]

Blair Sphinx
 

スパークル
Supermoderador

Offline
Pacto con las aves nivel 4
Alumno [3/3]


La menor se concentró todavía más en lo que había visto, el ave era negra como la noche y tenía un intenso aura de poder, o así lo percibió ella en el dibujo hecho por el Kage. Se llevó la mano al mentón, tratando de imaginar sus características con el mayor detalle posible, además de tomar a consideración el tamaño de la invocación y la cantidad de poder que, en teoría, debería tener; ¿podría lograrlo? El único modo de averiguarlo era intentándolo, era un verdadero reto. Ahora comprendía por qué su maestro temporal había hecho tanto énfasis a la palabra desafiante. ¿El ave existiría?

Bien, solo lo descubriré si aparece. ─ Soltó en voz alta, sonsacándole una ligera sonrisa a su acompañante; en definitiva, Risho se acostumbraba ya a la presencia de Taiga y a ella no parecía molestarle la de él en lo absoluto. La kunoichi cerró una de sus manos en un puño y lo apretó con fuerza sin dejar de mirarlo, respiró hondo y finalmente abrió su mano, como si la respuesta a todas sus dudas estuviera allí en la palma de su mano izquierda. Soltó el aire que había mantenido en sus pulmones por unos segundos y cuando por fin volvió a inspirar profundamente, comenzó el proceso típico para la invocación; su mente no dejaba de imaginar el ave sugerida por el de mayor rango, desde su tamaño hasta su forma y especialmente su nombre: Thunderbird.

Una inmensa nube blanca se extendió por aquel sitio donde ambos dirigentes se encontraban, aunque en esta ocasión no tuvieron que esperar mucho para que el humo se dispersara; unas alas de gran tamaño se extendieron y al batirse, la nube que impedía un tanto la visibilidad se dispersó al instante. Su pelaje era una combinación de blanco y dorado, dándole un aspecto majestuoso que dejó embobada a la líder de la Tormenta. El ave emprendió el vuelo apenas unos metros sobre sus cabezas, dando círculos en el aire con extrema libertad y permitiendo a la vez que tanto Risho como Shiba pudiesen ver su inmensa figura dorada.


¡Risho! ─ La jounin se giró para ver a su maestro unos instantes, se notaba la emoción en su rostro e inconscientemente buscaba confirmación de parte de su maestro temporal. ¿Lo habría hecho bien? El ave se veía en perfectas condiciones, ¿era un Thunderbird?


NoirExor NoirExor finish it~
 

NoirExor

"Albino-master"
Moderador

Registrado
28 Ene 2010
Mensajes
1,487
Offline

El albino reaccionó al llamado de la jounin adoptando sus facciones una expresión de asombro que luego se transformó en una de emoción y satisfacción, ¿Era este el sentimiento que los maestros sentían cuando un alumno aprendía algo a una velocidad tan destacable como esta? Quizás si, además el propio ANBU jamás había visto un pájaro como este, sus características no eran para nada similares a las de otro que hubiese contemplado con anterioridad, no solo el tamaño era ligeramente más grande que el estándar para las aves de su nivel sino que poseía una cola anormalmente larga y más de dos alas que de seguro le brindaban una potencia de vuelo considerable. El plumaje dorado en cierta forma le recordaba a un pajarraco mitológico del que había leído en un libro importado de occidente llamado Garuda. Sin dudas ahí fuera existían todo tipo de especies diferentes y al menos la nueva invocación de la Shiba aparentaba ser de comportamiento amable y respetuoso, de seguro Talon podría encontrar un buen amigo en él/ella si se conocieran un poco. Pero ahora el Mikazuki tenía más planes, algo que solo serviría como un ejemplo final de las capacidades del máximo desarrollo de estos animales y haría más gratificante este momento.

─ Lo sé, sin dudas un impresionante espécimen. ─ contestó el de mayor rango observando de talones a cabeza al dorado pájaro para finalmente ladear la cabeza. No sabía a ciencia cierta que tipo de ave era esta, esa era la verdad. ─ No sé si esta sea un thunderbird del mito, pero quien sabe, probablemente lo sea si la evidencia que se tiene sobre esa supuesta especie es casi nula y vaga.
─ ¿Crees que pueda volar en medio de una tormenta real? ─
preguntó la fémina observando las elegantes alas de su invocación y luego volteando a ver a su maestro temporal. ─ Aunque esa banda shinobi en una de sus garras parece ser la respuesta.
─ De hecho. Si está afiliada a los ninjas de esa región tan lluviosa, debe de estar acostumbrada a ese clima difícil. ─
Entonces el albino se llevó una mano al mentón en señal de pensamiento, por desgracia no contaban con algo tan extremo para poner a prueba a los animalotes.

Fue entonces que el pájaro dorado fijo su vista en el animal acompañante del ANBU y luego en su invocadora. Al parecer tenía algo que decir al respecto y no era de extrañar, la inteligencia de estos seres era también algo que destacar.

─ Lamento el que no haya una tormenta en las cercanías, pero si hay algunos riscos elevados hacía el sur. ─ Informó el ave a todos los presentes quienes sonrieron, era algo sencillo el contemplar objetos lejanos con una vista tan aguda como la de estas criaturas.
─ Espero me disculpen mis estimadas damas y queridos caballeros, pero pienso participar en ese pequeño vuelo de habilidad que planean hacer, es hora de batir alas ─ dijo así el propio cuervo galante del ANBU dirigiendo una mirada al enorme ovíparo dorado.

Al parecer ambos pajaros estaban complacidos de hacer un vuelo nocturno y remontar el viento para asi demostrar a sus dueños lo que podían hacer, estos últimos de paso se entretenían un poco antes de volver a la ciudad. Esquivar algunos riscos volando a baja altitud y probar el elevarse por encima de las nubes sonaba divertido y excitante, no obstante esto marcaría el final del entrenamiento, Risho por su parte se sentía complacido de haber transmitido con éxito aquel conocimiento sobre el pacto de aves a alguien tan capaz, sin mencionar que ahora ya no eran maestro y aprendiz temporales, sino dos compañeros shinobi.

[Pacto con las aves - Nivel 4]
[Maestro: 3/3]

Blair Sphinx
Done! :51:
 

スパークル
Supermoderador

Offline
Sennin Modo
Alumno [1/4]


Aprovechando que aún no se iban todos los dirigentes del País del Té, Taiga se apresuró a buscar a quien una vez hubo sido su superior. Honestamente sentía que le debía una explicación, aunque posiblemente (y como era costumbre) Nashla no se la pediría, quizá ni siquiera la esperaba; la jounin siguió los múltiples murmullos, además de preguntar un par de veces por indicaciones, hasta que vio a la Kage caminando con calma quién sabe hacia dónde. Se sintió nerviosa de pronto, no tenía idea de por qué, mucho menos quería detenerse a descubrirlo en ese momento; trotó casi al instante para darle alcance a su ex-líder y en cuestión de un par de minutos ya estaba a pasos de ella.
Nashla. ─ Llamó con calma, mirando con cierta concentración masiva a la de cabellos negros quien se detuvo tras escuchar su nombre y además reconocer la voz de quien le hablaba. Se giró para ver de frente a Tasmania, la de la Tormenta hizo una ligera reverencia casi al instante a modo de disculpa. ─ Debí haber dicho algo luego de irme, al menos avisarte que no volvería. Lo siento, muchas cosas pasaron y me fue imposible regresar a Kirigakure, quiero que sepas que no tengo malas intenciones con tu aldea y mucho menos me fui como para traicionar a la Bruma, fue algo más... personal. ─ Apretó sus puños y se irguió nuevamente para ver de frente a la dirigente, Pecas simplemente la miraba tranquilamente, emociones completamente contradictorias a las que Yin sentía consigo misma en esos instantes. Bajo otras circunstancias no habría abandonado la aldea de la Niebla, respetaba a Nashla y sabía que había muchas cosas que podría aprender de ella, pero la historia era una distinta.


Bishamon Bishamon leggo~
 

I was lightning before the thunder

Offline
Uchiha escuchó con atención las palabras de la morocha sin saber qué hacer o decir, exactamente. En medio de la situación que la llevara a visitar el país del Té y no para hacer turismo, lo que menos pudiese haber visto venir era que Shiba se acercara a ella para pedir disculpas por algo que tenía el derecho de hacer, pues para la mandataria del Agua no era un misterio el historial de su antigua subordinada; si ni siquiera usaba disfraces ya, como antes. Agarrándose de ese detalle, Nashla extendió su mano para que Taiga correspondiera; ésta no entendió la razón del gesto pero no vaciló en el acto y secundó. Por ridículo que fuere, le impresionó la calidez que emanaba de la mano de la Mizukage.

—Te ves diferente —Tasmania se fijó en que la otra fémina había curveado sus labios—. No nos pudimos saludar propiamente por la urgencia de la reunión; lamento si parecí un poco ruda al cuestionar sobre la existencia y lo que podrían hacer a futuro los ninjas de Otogakure. —El corazón de Shiba pegó un salto que por suerte no la hizo demostrar el respingo; ¿cómo conocía aquel nombre? Fue lo que se preguntó la de orbes rojos inmediatamente, porque cuando Uchiha lanzó la hipotética pregunta sobre la mesa de debate, no dijo ninguno.
—Fue una pregunta legal —no se le ocurrió otra cosa—. Todos estaban muy intensos allí adentro.
—Sí; no es algo agradable saber que los samuráis están intentándolo otra vez… —la mejor amiga de Tego notó que la kage había bajado sus hombros y abrazado ligeramente, pero así como sus ánimos descendieron unos puntos así volvieron a incrementar.
—Lo lograremos —hizo la señal de fuerza con su brazo dominante—. Vi que te dirigías hacia algún lado cuando me acerqué, ¿te interrumpí en algo importante? Porque quisiera pedirte un favor.


Blair Sphinx 1/4
 

スパークル
Supermoderador

Offline

Sennin Modo
Alumno [2/4]


¿Un favor? La mandataria de la Bruma miró directamente a la de la Tormenta y guardó silencio, como esperando a que la misma Taiga explicara de una vez lo que quería pedirle, evidentemente no iba a ningún sitio con urgencia y le daba oportunidad a la azabache de escucharle. Shiba entonces hizo una ligera reverencia, una completamente honesta que emanaba respeto, a Tasmania no le daba pena demostrar abiertamente que ella seguía viendo a Nashla de ese modo, independientemente de que nunca se hubiese acostumbrado a hablarle de "usted".
¿Puedes ayudarme a aprender una técnica? Conozco la base — ocultó el hecho de que, gracias a Noah, aprender la primera técnica de esa escuela legendaria había sido relativamente más sencillo —, pero quisiera conocer el siguiente nivel y creo que tú lo sabes. — Se irguió nuevamente, mirando a Uchiha directamente a los ojos, para Pecas no era extraña la actitud directa de Taiga y el hecho de que le pidiera las cosas de ese modo.
¿Qué técnica es?
Sennin Modo. — Vaya, eso sí que tomó por sorpresa a la ANBU considerando lo hiperactiva que era su antigua subordinada.


Bishamon Bishamon
 

I was lightning before the thunder

Offline
Lo primero que hizo Uchiha fue mirar a cada costado como si quisiese darse cuenta de algo o encontrar alguna cosa, tal vez alguien. La verdad era que no lo hacía por ninguna de esas razones, más bien fue para decirle indirectamente a la co-fundadora de Arashi que aquel lugar no era el más apropiado. Taiga no lo captó así que Nashla se lo explicó de forma resumida; añadió que lo mejor era que descansara aquel día y que a primera hora de mañana podrían iniciar el entrenamiento. Confiaba en que la mejor amiga de Tego pudiese aprender lo imprescindible antes de que su barco partiera hacia su país.

—Nos encontraremos ahí —ya le había indicado el lugar y Shiba lo conocía. Antes de despedirse volvió a agradecerle a la kage por su tiempo y por tomarla en cuenta para algo que no tenía necesidad de hacer de no querer. Pecas también se despidió con simpatía y marchose a su hospedaje.

El sol todavía no salía cuando Tasmania yacía en el lugar indicado a la espera de su, ¿asesora? Porque no era conocimiento de nadie que la azabache de la Tormenta pudiera ver a la Mizukage como maestra. Media hora después, apenas con los rayos del sol iluminando parte del cielo, apareció la mandataria del Agua; fue un poco raro verla con un atuendo más informal que formal, pensó y sintió Taiga, pero se concentró en lo que Uchiha tendría para decirle.

—Creo que me puedo saltar la parte protocolar donde te explico de qué va el jutsu, ¿cierto?
—Lo dejo a tu discreción. No me molesta si me lo repites…
—Si es a mi discreción —Pecas se paró frente a Taiga después de caminar de lado hacia el otro bajo la mirada rojiza de la otra fémina, quien yacía en el suelo con sus piernas en forma de mariposa—, seamos prácticas. Cuando realices el Shizen Enerugi no solo vas a contener lo que te brinde la naturaleza como préstamo, necesitarás volverte una con ella y para eso requerirás la ayuda de algún pacto, sobre todo del líder de tu pacto a elegir.
—¿Exactamente qué quieres decir?
—Tu contrato irá más allá; necesitas visitar al líder de tu elección y establecer acuerdos, demostrarle que eres digna de representarlos entre las personas porque una vez que aceptas el Modo Sabio, aceptas ser una imagen para el animal que escojas.
—No me parecía que fuese tan complicado; he visto a muy poca gente haciendo este jutsu… ¿podrías mostrarme? —Inclinó su cabeza para apoyar sus palabras.

Nashla se sentó en el suelo con la misma postura de su homóloga en liderazgo, a nivel de aldea; respiró hondo y exhaló con suavidad por la boca. La energía natural empezó a fluir a su alrededor y poco a poco su piel fue cambiando de tonalidad; comenzó a descascararse como les pasaba a las serpientes hasta tornarse un tanto escamosa. De la comisura de sus ojos, tanto dentro como afuera, surgieron líneas de un color brillante que abarcaban parte de su nariz y casi sus pómulos. De su trasero surgió una cola, algo que hizo que Tasmania abriera los ojos un poco más; la misma se acomodó hacia un lado ya que la azabache de la Bruma yacía sentada. Cuando la transformación terminó, la pecosa abrió los ojos para que su aprendiz admirara sus pupilas… estaban rasgadas.

—Dragones…
—¿Me estás jodiendo? —Rápidamente se retractó por haber dicho lo que dijo de esa forma pero eso le sacó una risilla a la usuaria del Sharingan. —Tus dientes también mutaron.
—Ya te lo dije. El Modo Sabio es la oportunidad que tienen los Kuchiyose para que un humano les represente… y para ello necesitan vernos y que nos vean iguales a ellos. —Taiga no cabía en su asombro. —En mi caso puedo hacerlo con dos; te he mostrado el modo sabio de las serpientes, un dragón. Ahora debes elegir y cuando consigas el contrato finito regresas y continuamos.
—¡Claro!
—Tienes tres horas para lograrlo.


Blair Sphinx 2/4 maestra.
 

スパークル
Supermoderador

Offline
Sennin Modo
Alumno [3/4]


Tres horas, vale, eso no era nada de presión para la chica que intentaba aprender una técnica de alto nivel; asintió rápidamente, en realidad le gustaban los retos, aunque sabía que Nashla no lo decía por ponerla a prueba, seguramente debería de ir a algún lado, justo como ella misma, que tenía que regresar a Arashigakure en algún momento cercano.
¿Tienes duda de algo? — Uchiha miró directamente a la de cabellos oscuros, quien negó con la cabeza. Se acomodó en su sitio, cerró los ojos y respiró tan hondo como le fue posible en un esfuerzo silencioso por calmarse luego de la ligera sorpresa recibida por el tiempo límite que tenía para aprender la técnica legendaria; poco a poco aplacó su ser entero, siendo considerablemente complicado debido a su hiperactividad, sí que eso era un problema para un jutsu que requería calma exagerada a la hora de recolectar la energía del entorno. Otra audible inhalación, sus músculos comenzaron a relajarse y su postura se volvió menos rígida, luego recordó algo e hizo sellos de mano sin salir de ese momento de calma masiva y un felino de nivel tres apareció detrás de ella, tras lo que Tasmania desapareció en una nube blanca.

¿Qué necesitas? — Yoichi se agachó para ver más de cerca a la kunoichi con quien tenía un pacto y la cual él había invocado en esa ocasión luego de percibir que ella lo deseaba a través de una técnica. El inmenso tigre inspeccionó a la líder de la Tormenta, no estaba herida, por lo que no había utilizado el jutsu para escapar de alguna situación de alto riesgo.
Permiso para representarlos en el modo sabio.
Antes ya lo habías hecho, ¿no es así?
Pero en la técnica definitiva. Además — miró al dientes de sable y le acarició el pelaje —, no había pedido permiso anteriormente y Nashla me hizo darme cuenta que debía hacerlo, por respeto. Ya que los estoy representando y bueno... — Sonrió, el felino asintió con un movimiento de cabeza.
Una buena persona para representarnos — habló con la calma de siempre, Shiba y Yoichi ya tenían una relación estrecha y de confianza, la chica tendía a invocarlo a él siempre que necesitaba ayuda o consejo, sentía un gran respeto por el tigre —. Adelante, solo ten cuidado con los colmillos. — Taiga soltó una ligera risa, luego asintió. La invocación previamente llamada al campo donde se encontraba Nashla trajo de vuelta a la azabache, quien miró a su instructora antes de permitir al felino volver a su tierra espiritual; ya tenía el permiso, ahora solo tocaría la parte complicada: recolectar la energía y activar el sennin modo. Volvió a sentarse en el suelo, cerca de Uchiha, tras lo que repitió el proceso de calmarse a sí misma.

¿Hay algo que deba saber?
¿Conseguiste el permiso? — Shiba movió la cabeza de forma afirmativa.


Bishamon Bishamon
 

I was lightning before the thunder

Offline
—Lo que sigue a continuación es que empieces a recolectar energía natural —Taiga la observó con un poco de duda, lo que no pasó desapercibido por la mandataria del Agua—. Como en el Shizen Enerugi.
—Entendido.

La kunoichi alumna, de momento, tomó asiento en el suelo y colocó sus piernas en forma de mariposa. Irguió su torso y cerró sus ojos para ganar mayor concentración, con eso de que hasta el ruido de una mosca pudiera espabilarla. El problema fue que subestimó solo las distracciones ocasionales, sin tomar en cuenta que no había nada peor que los pensamientos intrusivos de último minuto. Había recibido el mensaje sobre un ataque definitivo, enterado de que su maestro/amante pertenecía a una aldea indiscutiblemente odiada; todo el salseo en la reunión sobre qué hacer, tantas inquietudes, tantas dudas, tantos dimes y diretes… no solo eso; su historia personal también la golpeó.

Sus ojos se abrieron de golpe, encontrándose con los azules de Pecas. Había sido la mandataria quien le hiciere salir de su transe porque según ella “cuando cerraste los ojos te agitaste, como si estuvieras en una pesadilla”. Shiba inhaló profundo. Debía encontrar paz espiritual antes de entablar contacto con la naturaleza en su estado más puro… posiblemente tendría que recurrir a las enseñanzas de Noah.

Blair Sphinx 3/4 Sorry D:
 

スパークル
Supermoderador

Offline
Sennin Modo
Alumno [4/4]


La azabache comenzó a respirar tan profundo como le fuera posible, recordando (esta vez a propósito) todas esas cosas que le habían atormentado hacía unos instantes mientras continuaba con sus ejercicios de respiración sin cerrar los ojos de nuevo, su mente poco a poco se calmó, aunque le costó una cantidad considerable de minutos no perder el hilo de lo que estaba haciendo. De vez en vez su mente le jugaba una mala, haciéndole perder el progreso de lo que había logrado y nuevamente tenía que tomar las riendas del asunto, arrugando el entrecejo con una clara molestia antes de conseguir que su respiración volviese a normalizarse a la par de las cosas que pasaban en su cabeza. Cerró los ojos cuando se sintió lista, agradeciendo internamente a la tortura (?) que había pasado con Fujimori antes de lograr dominar esa lección en particular, estúpido Noah, incluso en momentos tan íntimos como ese se las había arreglado para enseñarle algo que, en ese momento, le estaba cayendo como anillo al dedo para poder controlarse a sí misma y así sentirse suficientemente en confianza con su propia persona para intentar de nuevo la técnica legendaria.
Siguió respirando con los ojos cerrados, sin decir una palabra, solo concentrándose en el procedimiento que usualmente usaba para el Shizen Enerugi, pero esta vez absorbiendo una cantidad mayor de energía, esa técnica lo exigía. Soltó el aire lentamente, luego volvió a atraparlo en sus pulmones, relajó su postura y hasta el gesto de su rostro antes de volver a soltar el oxígeno; repentinamente sintió algo intenso frente a sí, abriendo los ojos de golpe solo para encontrarse con una apacible Nashla a unos metros de su persona.

¿Pasa algo? — Su mirada se clavó en los ojos rasgados de la jounin.
Sentí una energía muy intensa... — Explicó Shiba, Uchiha mujer le sonrió.
Puedes sentir el chakra de otros cuando usas el Sennin Modo. — Se apuntó a sí misma, como la fuente de aquella energía que Taiga sentía en esos momentos.


Bishamon Bishamon
 

22 Aniversario de Foros Dz

Arriba Pie